Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Algunas diferencias culturales

651 views

Published on

kkkkkk

Published in: Data & Analytics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Algunas diferencias culturales

  1. 1. E EsTuoios SosHE COMUNICACIÓN No VERBAL Indianapolis, Bobbs-Merril Co. , 1975. Dodd, C. H., Cross-cultural communication, Dubuque, Kendall-Hunt, 1977. Harms, L. S., International communication, New York, Harper & Row, 1973. Kim, Y. , “Toward and interactive theory of communication acculturatíon", Mass Communication Yearbook 3, New Brunswick, Transaction Books, 1979. Kluclcholm, C, , “Values and value orientations in the theory of action“, Toward a general theory of action, Cambridge, Harvard University Press, 1951, p. 86. _, “Culture and behavior", en G. Linzey (ed. ), Handbook ofsocialpsycho- logy II, Cambridge, Addison-Wesley, 1954, p. 923. Kroeber, A. L. y Kluckholm, C. , Culture: A critical view ofconcepts and defi- nitions, Peabody Museum of America Archeology and Ethnology, 1952. Poyatos, Ft, “Sistemas comunicativos de una cultura”, Yelmo, 1 (1971), pp. 23-27. _, “El culturema, unidad para el estudio de una cultura”, Yelmo, 3 (1972), pp. 27-32. 4_, “The communication system of Speaker-actor and his culture", Linguistics, 83 (1972) pp. 64-87. _, “Cultura, comunicación e interacción: hacia el contexto total de los estu- dios hispánícos", Yelmo, 20 (1974), pp. 23-26. _, “Cultura, comunicación e interacción: hacia el contexto total del len- guaje y el hombre hispánicos”, Yelmo, 22 (1975), pp. 14-16. _, “Cultura, comunicación e interacción: hacia el contexto total de los estu- dios hispánicos”, Yelmo, 21 (1975), pp. 33-35. 4, “Ampliación interdisciplinar de los estudios hispánicos: temas y pers- pectivas”, Hispania, 61.2 (1978), pp. 254-269. __, “New perspectlves for an integrative research of nonverbal system”, en Mary Ritchie Key (ed), Nonverbal communication today, Berlin, Mouton Publishers, 1982, pp. 121-138, _, , New perspectivas‘ in nonverbal communication, Oxford, Pergamon Press, 1983. _, La comunicación no verbal. Cultural, lenguaje y conversación, Madrid, Istmo, 1994. _, La comunicación no verbal. Paralenguaje, kinésica e interacción, Madrid, Itsmo, 1994. Rosengren, KE, “Media linkages between culture and other societal sys- tems", Mass Communication Yearbook 9, Beverly Hills, 1986, Useem, J. , Useem, R. , y Donoghue, J. , “Men in the middle of the third cul- tore”, Human organization, Fall, 1963, p. 179. COMUNICAC| ÓN No VERBAL: ALGUNAS DIFERENCIAS CULTURALES ENTRE HUNGRÍA Y ESPAÑA‘ M“ VEGA DE LA FUENTE MARTÍNEZ Universidad de Alcalá ‘s 1.- EL MODELO DE ANÁLISIS DE UNA CULTURA: LOS CULTUREMAS Son cada vez más los estudios que se están realizando en el ámbito de la cul- tura y la comunicación y poco a poco se va afianzando su importancia a la hora de entender la comunicación intercultural. Gracias a la influencia cultural la gente aprende a comunicarse y conforma el contexto social, La similitud en la percepción de las cosas hace más fácil compartir significados. Las formas en que organizamos el discurso, las circunstancias en las que se produce, el estilo, nues- tros comportamientos no verbales, etc, son principalmente una respuesta a nues- tra cultura. Por ello, hemos intentado realizar un estudio comparativo de dos cul- turas, en este caso la española y la húngara, y hemos seguido la propuesta de aná- lisis que presenta Femando Poyatos con su Teoría de los culturemasz, porque consideramos que permite un estudio progresivo, descriptivo, que facilita el tra- bajo de campo. Debido ala gran envergadura de esta clase de investigaciones, la hemos ejernplificado en dos contextos (supermercado y calle) que nos dan una idea del entorno espacial y del componente psíquico-personal. Está demostrado lo poco que se puede conseguir con una gran fluidez lin- güística en otra lengua si no hemos conseguido, al mismo tiempo, una fluidez cultural, pero también tenemos que conocer los hábitos, ya que no todos son cul- rurales, y de esta manera y, siguiendo a Poyatos, podemos diferenciar entre’: Hábitos genéticos, que no se convierten en culturales si no son adoptados por una comunidad, aparecen en un sólo individuo y deberían ser aprendidos de esta ‘Artículo extraído dc: Fuente Martínez, M“ Vega, “Cultura y Comunicación: algunas diferen- cias inlerculturales entre España y Hungria", Memoria dc Máster inédita, Alcalá de Henares, Universidad de Alcalá, 1996. lPoyatos, F. , La comunicación no verbal l. Cultura, lenguaje y conversación, Madrid, Istmo, 1994. ‘Poyalos, F. , 1994, ob. ciL, p. 29.
  2. 2. i. y ESTUDIOS Sosne COMUNICACIÓN No Venom. persona y propagados para ser culturales. Son gestos, posturas, tics nerviosos, maneras de caminar, de reír, etc. Hábitos aprendidos, los que realmente constituyen una cultura y hay que enseñar, por ejemplo sacar un pañuelo blanco en acontecimientos populares, transferido del mundo taurino (se saca un pañuelo blanco para indicar que le cor- ten la oreja al toro); también del mundo de los toros, gritar la expresión tan espa- ñola “torero” a cantantes, artistas en general, deportistas, etc. para dar a entender que son muy buenos; o la costumbre húngara de marcar una unidad con el dedo pulgar de la mano, en lugar del índice que utilizamos en España. Estos hábitos han sido aprendidos consciente o inconscientemente y transmitidos de genera- ción en generación, hasta formar parte del repertorio de esa comunidad o cultu- ra. Aunque también hay que tener en cuenta que en un periodo determinado de años, ciertos hábitos aparecen, se desarrollan e incluso desaparecen. Al empezar a estudiar al hablante-actor de una cultura, observando sus hábi- tos y diferenciando lo universal, lo cultural y lo individual, Poyatos‘ pensó en una unidad, el culturema, que le permitiera analizar la conducta de los individuos de forma sistemática y que defmió como: Cualquier porción significativa de actividad o no actividad cultural percibi- da a través de signos sensibles e inteligibles con valor simbólico y susceptible de ser dividida en unidades menores o amalgamada en otras mayores. Continúa diciendo que el conocimiento exhaustivo de una cultura consiste en un análisis progresivo desde una primera fase de primeras impresiones hasta un minucioso análisis de conductas sociales y elementos culturales activos o estáti- cos. Entonces habla de diferentes tipos de culturemas: culturemas básicos, pri- marios, secundarios, terciarios y derivados. ’ A continuación ejemplificamos los diferentes tipos de culturemas con la cul- tura húngara’. Culturemas básicos Podríamos poner como ejemplos en Hungría, la abundancia de perros, que hace que tengan un tratamiento especial y sean considerados como un miembro más de la familia; los hombres y las mujeres con bolsas de plástico a todas horas; gran cantidad de personas con abrigos y ropas blancas o muy claras a pesar del ‘Poyatos, F. , 1994, ob. cit. . p. 37. ‘Para una aclaración y profundización de la Teoría de los culturemas remito al trabajo de inves- tigución de Cristina Blanco que aparece en este mismo libro, COMUNICACIÓN No VERBALZ ALGUNAS DlFERENClAS CULTURALES Es‘? ?? intenso frío en invierno; los hallo (saludo coloquial) de los jóvenes; el ceder siempre y sin excepción el asiento a las personas mayores o a mujeres embara- zadas o con niños pequeños; la gran cantidad de gente en los transportes públi- cos; utilización del bocsánat (perdón) por cualquier cosa; la presencia de muje- res procedentes de Transilvania que van vestidas con el traje típico (pañuelo rojo en la cabeza, chaqueta de cuero y falda roja o negra plisada y con muchas ena- guas) y que están a la salida del metro y en las paradas de los transportes públi- cos, en cualquier época del año, vendiendo paños, sábanas y tejidos típicos de la región; el aspecto gris de las grandes ciudades que se contagia a las personas; en Budapest, las grandes avenidas herencia de la ciudad imperial que fue; en invier- no nadie anda por la calle a partir de las cinco de la tarde. Culturemas primarios “Cultura urbana interior comportamental en Hungría”, donde incluiríamos la costumbre de descalzarse siempre que se entra en alguna casa, ya sea la propia o la de otras personas. Esto se hace porque hay maqueta y alfombras por toda la casa, incluso enla cocina. En verano también se hace. “Cultura urbana interior comportamental en Hungrí ", gran afluencia de gente en los restaurantes o establecimientos de comida entre las 12,30 y las 14 horas. “Cultura rural interior comportamental en Hungría“, sería la costumbre de sacar a los niños muy pequeños a dormir a los patios de las casas, en pleno invier- no, para que se vayan acostumbrando a las bajas temperaturas, en las ciudades se les pone a dormir con las ventanas abiertas. “Cultura urbana/ rural exterior comportamental en Hungría”, típico baño los sábados y domingos por la mañana en las piscinas públicas de aguas termales (piscinas sin cubrir, al aire libre) sobre todo en invierno. En el exterior puede haber -lO°C (o menos), pero la temperatura del agua oscila entre 36°C! 38°C, por lo que dentro no se siente ningún frío. Es un lugar de reunión y de encuentro sobre todo para las personas de mediana edad, incluso dentro de las piscinas hay soportes con tableros de ajedrez para contribuir al entretenimiento de la reunión: las personas se juntan, conversan, pasan el rato y a1 mismo tiempo es una ayuda para la salud, yaque las aguas termales húngaras tienen fama por sus propieda- des terapéuticas. Los jóvenes y los niños también acuden, pero ellos suelen uti- lizar otras piscinas con el agua a una temperatura un poco más baja (30°C) que les permite practicar el deporte de la natación también en piscinas al aire libre. “Cultura urbana exterior comportamental en Hungría", presencia, a primeras
  3. 3. la EsTuolos SOBRE COMUNICACIÓN No VERBAL horas dela mañana, en determinadas plazas, de un número considerable de hom- bres jóvenes y de mediana edad, que esperan para ser contratados en algún tra- bajo temporal (un dia, unas horas). “Cultura urbana exterior comportamental en Hungría”, en Budapest, gran cantidad de gente joven en el metro amarillo“, con los patines al hombro, diri- giéndose a la pista de patinaje sobre hielo al aire libre, que hay en el casco arrti- guo de la ciudad. “Cultura urbana interior comportamental en Hungría”, reunión de profesores a media mañana, en una especie de cocina que hay al lado de los departamentos, para tomar un té y algo de comida. Culturemas secundarios En un airálisis del culturema vivienda ‘medio ambiente urbano interior’ hay que tener en cuenta la funcionalidad de los espacios, por ejemplo, la escasez de espacio en muchos pisos húngaros obliga a que una misma habitación tenga dis» tintas funciones, también obliga a una determinada disposición de muebles o electrodomésticos, como tener el frigorífico en el pasillo. Otro ejemplo de ‘medio ambiente urbano interior’ puede ser el de determina- dos establecimientos en Hungría. Encontramos establecimientos en los que se puede comer un bollo o beber un café o un refresco; tienen unas mesas redondas y muy altas, colocadas a la altura de una persona de pie y sin sillas, para que la gente pueda tomarse las cosas rápidamente, sin sentarse, y asi pasen más clien- tes. En los locales “de copas" para los jóvenes, siempre hay mesas para cuatro o seis personas y un pequeño espacio para que algún grupo musical pueda tocar en directo, por muy pequeño que sea el local siempre habrá un lugar reservado para esto. La existencia de mesas en estos establecimientos se debe a que por el día se suele servir comida. Existen locales comerciales, bares, negocios varios, situados en los sótanos de los edificios, puede ser un edificio antiguo, y también en los nuevos bloques de pisos. Y, por último, podemos señalar que, en la parte vieja de las ciudades húngaras, el acceso a las Viviendas se realiza a través de un túnel pequeño que da a un patio interior alrededor del cual están dispuestas las casas (tambien los pisos), En algunos casos hay que atravesar un túnel, luego un patio, otro túnel y luego otro patio o más para llegar a las viviendas. “En Budapest sólo hay dos líneas de metro fundamentales, que se identifican por los colores, roja y azul, y que recorren toda la ciudad, y luego una pequeña linea de metro de color amari- llo, que solo cuenta con unas cuantas paradas y que es la reconstrucción de la primera línea de metro que existió. COMUNICACIÓN No VERBALZ ALGUNAS DIFERENCIAS CULTURALES Por otro lado, un ejemplo de ‘medio ambiente rural interior’ sería el típico bar de pueblo húngaro, que se caracteriza por una atmósfera unjfuncional, es dccir, la presencia exclusiva de hombres que se encuentran allí sólo para beber. Un ejemplo de ‘medio ambiente urbano exterior’ es que, en Hungría, muchas de las principales ciudades están atravesadas por un río y en las orillas podemos encontrar grandes paseos con bancos y sillas, donde la gente acude para pasear y, cuando hace buen tiempo, para tomar el sol. Culturemas terciarios “Culturema urbano interior ambiental visual: mercado de comestibles en Hungría”, suelo y puestos de venta muy limpios. Y llaman la atención los colo- res tan vivos (azules y blancos) en las baldosas, en las paredes y cn los mismos puestos; el orden en la disposición de las mercancías, etc, “Culturema urbano exterior ambiental visual: tendido eléctrico en Hungría”, compleja red eléctrica desde un edificio a otro, para los tranvías y trolebuses; además los semáforos están suspendidos de estos tendidos eléctricos. “Culturema urbano interior ambiental olfativo: subterráneos de metro en Hungría", a primeras horas de la mañana huele a fritura por los numerosos pues- tos de comida. “Culturema urbano exterior ambiental acústico: carrito de comida rápida en Hungría”, se pasea por todos los barrios y a cualquier hora del día, anunciando comida rápida y emite una sintonía musical característica. Culturemas derivados Ser-Ian culturemas derivados, por ejemplo: ‘comportamiento cronémíco hún» garo: trabajo y relaciones personales’, ‘comportamiento kinésico en la mesa: comer y beber en Hungría’, ‘forma de vestir en las personas de nivel socioeco« nómico medio’, ‘comportamiento proxémico del profesor extranjero en Hungría’, ‘proxémica en el interior de las casas húngaras’, etc. 2.- COMPARACIÓN mz ALGUNOS CULTUREMAS HÜNGAROS Y ESPAÑOLES Cuando analizamos una cultura podemos hacerlo a partir de un culturema básico de una sola cultura o con culturemas equivalentes de culturas distintas, es decir, como estudio intercultural contrastívo, teniendo en cuenta, además, que debemos hacer una división impersonal-personal, una visión de las cosas y de las personas. Esto último es lo que vamos a hacer nosotros a continuación, a modo de ejemplo, con dos culturemas representativos:
  4. 4. El? ESTUDIOS SOBRE COMUNICACIÓN No VEREAL CULTURA URBANA INTERIOR SUPERMERCADO DE BARRIo ESPAÑOL” IMPERSÜNAL Visual. Mobiliario moderno en general, cajas registradoras con cinta trans- portadora, estanterías metálicas para los alimentos, cámaras frigo- ríficas para alimentos congelados y perecederos y para bebidas. Zonas con distintas secciones de alimen- tación (carnicería, frutería, polle- ría) atendidas por personal y con la mercancía protegida del acceso del público. Ala entrada, espacio para las cestas de plástico o metálicas y carritos de transporte metálicos. Sección para depositar los bolsos, bolsas u otras mercancías. En las estanterías los alimentos están colocados por secciones y de manera ordenada. Gran variedad de productos. Además de produc- tos de alimentación, hay una zona con material de limpieza e higiene. Espacio suficiente que permite una cómoda movilidad en condiciones normales, Aspecto general aseado. SUPERMERCADO DE BARRIo HúNoARo ÍMPERSÜNAL , Visual. Mobiliario no muy moderno, estanterías metálicas o de madera para los alimentos, pocas cámaras frigoríficas para los alimentos con- gelados y perecederos, cajas regis- tradoras automáticas. En la entra- da, zona para las cestas de plástico, en algunos casos carritos, pero no es muy frecuente, Al lado de las cestas hay cajas de plástico para depositar los cascos de las bebidas, tanto de cristal como de plástico. Los alimentos están ordenados en las estanterías por secciones y de forma ordenada. La fruta está al alcance de cualquiera y el cliente mismo puede escogerla y pesarla, separado del resto sólo hay una zona para el fiambre y algunas car- nes, que están atendidas personal- mente. La zona de panadería y bcllería ocupa una parte muy importante, porque, generalmente, estos productos sólo pueden adqui- rirse en estos establecimientos, hay una gran variedad y no hay perso- nal encargado de la sección. "Tomamos como referencia en el caso español los pequeños supermercados de barrio como "Expreso”, "Ahorra más”, etc, y, en el caso húngaro, la cadena de supermercados “ABC", que serían su equivalente. Auditiva. Bastante ruido de voces, carritos, máquinas registradoras, precinta- doras y, en algunos casos, música ambiental. Olfativa. Olor característico de las secciones de alimentación donde nos encon- iremos o de la sección de limpieza e higiene. Táctil. Uso del mobiliario y de los obje- (OS. PERSONAL Visual. 1.- Vestido y tipo físico predominante. Los clientes son variados en cuan- to a la edad y el sexo y, dependien- do del día y del horario, hay unas personas u otras: por las mañanas, la mayoría son mujeres de mediana edad o mayores, nomuy arregladas en general y algún hombre mayor; por las tardes, a primera hora, la misma mayoría femenina y, algo COMUNICACIÓN No VEHBALI ALGUNAS DIFERENCIAS CULTURALES E455‘ También se vende material de lim- pieza e higiene y accesorios del hogar como platos, vasos, cubier- tos, etc. Los productos más espe- ciales están situados junto a las máquinas registradoras. Hay poco espacio entre las estanterías. En la salida hay _mesas para poner las cestas mientras se guarda la mer- caricia en bolsas. Auditiva. Poco ruido de voces. Sonido de las máquinas registradoras y de la colocación de las cestas y de las botellas. Olfativa. Olor característico de comida y de productos almacenados. Táctil. Uso del mobiliario y de los obje- tos. PERSONAL Visual. l. - Vestido y aspecto típico predomi- nante. También depende de la hora: a primera, mujeres desde cuarenta años, que después van a trabajar, y hombres (sobre todo obreros). A lo largo del día perso- nas de cualquier edad y sexo. Las mujeres maduras van arregladas de una forma muy artificial: colores muy vivos, sombra de ojos azul o
  5. 5. El Esrumos SOBRE COMUNiCACIÓN No VERBAL ¡nas tarde, mujeres mas jóvenes solas o acompañadas de hombres y hombres solos jovenes o de media- na edad; adolescentes y algunos niños y niñas. Los empleados de las secciones alimenticias llevan uniformes con delantales y, en la cabeza, gorros para ocultar el pelo. En las cajas registradoras mayoría femenina, también con uniforme y muy arregladas y aseadas. Disper- sados por el local, e igualmente uniformados, hay trabajadores que comprueban la mercancía, repo- nen, colocan y se ocupan del orden general (de las cestas, de los carri- tos), ayudan a los clientes, etc. 2: Kinésica: a) Gestos variados, mucho movi- miento de manos. Frecuente- mente se tocan los productos para comprobar los precios o para observarlos mejor. b) Posturas relajadas cuando hay que esperar cola para pagar o para pedir productos específi- cos. c) Maneras: si hay cierta concen- tración de gente, se producen algunos empujones para alcan- zar la mercancía o para situarse a la espera en las colas. En el manejo de los carritos también hay ciertas incorrecciones. Se pide 1a vez personalmente para comprar en los puestos especia- les. En las cajas se ofrecen bol- sas de plástico gratuitas para lle- var los productos, que se van verde. Pocas personas ancianas. Los jóvenes visten de manera más europea. Casi siempre personas p solas, enmuy pocos casos acompa- ñadas, Todo el mundo lleva cestas, incluso para comprar un solo pro- ducto. Aspecto general no muy aseado, sobre todo los hombres. Los empleados de las cajas llevan uniformes, la mayoría son mujeres arregladas exageradamente, largas uñas de colores chilloncs. Algún empleado reponiendo y ordenan- do, estos pueden llevar bata o ir vestidos normalmente. 2.- Kinésica: a) Gestos escasos, mueven las ma- nos para coger los productos o examinar el precio. b) Posturas relajadas. c) Maneras: algunos empujones pa- ra situarse en buen sitio, golpes constantes con las cestas debido al escaso espacio disponible. En los puestos en los que hay que esperar cola, 1a gente se sitúa ordenadamente en fila, unos detrás de otros sin decir nada. Casi todo el mundo trae sus pro- pias bolsas para llevar lo que han adquirido, asi, después de pagar vuelven a poner las cosas guardando en el mismo momen- to, en un espacio reservado para ello. Los empleados saludan correctamente al cliente, cuidan las formas, con la mentalidad general de que ha)’ que aglïadaï y hacer que la gente se sienta satisfecha. Cuando hay que esperar una cola se suelen inter- cambiar impresiones o comen- tarios de lo más variado. 3.- Proxémica. Distancia de unos 30 cm aproximadamente entre los clientes. Auditiva. p l. - Se habla español coloquial bastan- te alto; hablan entre ellos y con los empleados. 2,- Se comenta la calidad de los pro- ductos y los precios, entre personas desconocidas y con algunos em- pleados e, incluso, se pueden tratar temas más personales Sl hay. sufi- ciente confianza. Si 105 01160155 van acompañados, S6 habla ¿e cualquier cosa y, B“ 312m1“ m0‘ mentos, Otras P9750?“ puede“ entrar en la conversación. Olfativn. ‘ , Mucha gente va pertumada, mas las mujeres que los hombres, pero también muchos de estos. Táctil. Se producen contactos con la mano sobre la espalda o el brazo Pa” avisar de que se necesita pasar 0 para llamar la atencion sobre algo. COMUNICACIÓN No VERBALI ALGUNAS DIFERENCIAS CULTURALES en las cestas, ya que H0 ha)’ espacio para dejarlas, y después utilizan las mesas de la salida para guardarlas en sus propias bolsas. Los empleados sólo diri- gen un pequeño saludo al clien- te y en algunos casos los exhor- tan a que se den prisa. 1. 3.- Proxérnica. Distancia de unos 50 cm aproximadamente entre los clientes. Auditiva. 1.- Se habla húngaro, en tono bastante bajo. Hablan entre ellos, s1 Van acompañados, casi nunca con otras personas y con los empleados S010 lo imprescindible para facilitar 185 compras. Los empleados hablan entre ellos a voces- 2.- Volumen no muy alto. Olfativa. _ Las mujeres suelen ir perfumadas en algunas ocasiones y los hom- bres casi nunca. Táclil. j _ El único contacto fisico es el cho- que involuntario debido a las agb‘ meraciones.
  6. 6. “a Esruoios SOBRE COMUNlCAClÓN No VERBAL CULTURA URBANA EXTERIOR A. EN UNA CALLE ESPAÑOLA IMPERSONAL Visual. 1.- Arquitectura: edificios de vivien- das de seis plantas de media con ladrillo visto, terrazas con balaus- trada de hierro y muchas cerradas con aluminio, las ventanas tienen persianas de color beige. Depen- diendo del nivel socioeconómico del barrio aparecerá ropa tendida, o no, en las terrazas o desde una ven- tana a otra. Pocos árboles en las calles, de tamaño medio o peque- ño. En las plantas bajas de los edi- ficios, a los lados del portal —cerra- do- hay pequeños negocios: frute- ría, panadería, carnicería, estanco, papelería, etc, algunos garajes. Sistemas de portero automático en estos mismos portales. Si los edifi- cios son de oficinas hay más cristal y son más altos. No suele haber casas independientes, a no ser que se trate de una zona antigua o de las afueras. Una antena de televi- sión por bloque y algunas parabóli- cas en las terrazas. Al principio y al final de cada calle una placa con su nombre fijada en el primer piso del edificio. Si hay viviendas en los bajos, tienen rejas, al igual que los negocios, que además refuerzan la seguridad con alarmas. Macetas y jardineras con plantas y flores en bastantes terrazas. Abundantes tol- B. EN UNA CALLE HÚNGARA IMPERSÜNAL Visual. l. - Arquitectura: edificios entre seis y nuevo plantas, todos iguales, que fonnan barrios; los bloques son tan parecidos que forman auténticos laberintos; los colores de las facha- das oscilan entre el gris y el rojo oscuro, se trata de bloques de hor- migón totalmente funcionales. Muy pocos de ellos tienen terrazas y lo más parecido es una puerta interior que se abre totalmente y tiene balaustrada de hierro, pero no tiene superficie exterior. No se ve ropa tendida en el exterior porque se tiende en el interior dela casa. No suele haber persianas, aunque si’ mosquiteras, y las cortinas son todas de color amarillo o naranja, Gran número de antenas parabóli- cas. En las plantas bajas de los edi- ficios pocos negocios, normalmen- te no suele haber nada; los estable- cimientos están situados en los sótanos. Portero automático en los portales, pero que no sirve para abrir la puerta, sólo para llamar. Abundantes árboles en las aceras y pequeños jardines interiores. En las afueras hay casas independien- tes muy parecidas unas a otras, en cada puerta de las casas pone el nombre de la calle y el número y, al principio de las calles, también dos y escasos aparatos de aire acondicionado. En general, las fachadas de los edificios muestran gran diversidad. . Urbanismo: aceras en todas las ca- lles, cuyo tamaño va en funcion de la calle misma. Cables (le teléfono y de la luz que pasan de un edificio a otro, pero no hay torres de elec- tricidad en medio de las calles) en los edificios nuevos todo es inte- rior. Farolas de pie en Zonas de paseo y adosadas a los edificios de los demás barrios, algunas con las bombillas fundidas o rotas. Papele- ras de diferentes modelos, algunas veces llenas o volcadas, contene- dores de basura con tapa —o cada dos o tres portales- y de vidrio y papel para reciclar, cada mil habi- tantes. Buzones de correos de forma circular y de color amarillo, muy espaciados por la ciudad, e igualmente cabinas de teléfono para monedas y para tarjetas. El pavimento de las aceras es de cemento u hormigón en EÚSv 9°“ diferentes dibujos, sobre todo cua- drados, o de otros colores para las zonas principales de la ciudad y el de la vía de asfalto. Pasos de cebra para personas, no hay carriles para ¡as bicicjgtas, y. semáforos antes del paso para que se detengan los vehiculos «se circula por la dere- cha-, Paradas de autobús con o sin marquesina. Las aceras no siempre están preparadas para los disrninui- COMUNlCAClÓN No VEHBALI ALGUNAS DIFERENCIAS CULTURALES hay un cartel con el nombre de la calle y los números incluidos en la misma. Cristaleras en las fachadas que permiten ver el tiro de escalera desde el exterior, estos están llenos de plantas y macetas. . Urbanismo: aceras en todas las ca- lles, invadidas por los coches apar- cados, ya que ha)’ "WY P000 5m‘) para ellos; son de hormigón puro, sin baldosas ni adornos de ninguna clase. Cables de luz y telefono que pasan de un edificio a otro y com- plejos sistemas de cables para los semáforos, trolebuses y tranvias. Farolas de pie o adosadas a los edi- ficios. Contenedores de basura de aluminio muy grandes y con tapa, uno para cada bloque. Pequeños buzones de correos rectangulares y de color rojo. Gran cantidad de cabinas de telefonos, siempre de dos en dos, una para monedas y otra para tarjetas. Paradas de auto- bús, trolebús y tranvía, en muchos casos sin marquesina, pero con bancos de madera para sentarse, la gente no hace cola ya que se sube y se baja por cualquier puerta de los vehiculos, Muchos quioscos pequeños de revistas y de prensa, donde también se pueden comprar los billetes de transporte.
  7. 7. ESTUDIOS Sosa: COMUNICAClÓN No VERBAL dos físicos y su altura oscila bas- tante. 3.- La publicidad se pone en grandes vallas o, de forma ilegal, en cual- quier pared libre; es anormal quc aparezcan eii algunos lugares pequeños letreros que dicen prohibido fijar carteles", Los coches son muy variados, tanto en modelos como en tamaños y colo- res, las últimas generaciones de vehículos han incorporado al mer- cado colores totalmente revolucio- narios, como el morado, el rosa, el ocre, etc, los colores del parchís y los acabados eléctricos. Muchas motos de gran cilindrada, en detri- mento de las motocicletas, que se han relegado al reparto de comida a domicilio y al uso de algunos jóvenes. Las calles, en España, no suelen estar demasiado limpias y podemos ver papeles, colillas y abundantes excrementos de perro por cualquier parte. Auditiva. Ruido de motos y de coches, del propio funcionamiento del motor y tambien de los claxones. De algu- nos establecimientos sale música. Es muy frecuente escuchar las sire- nas de las ambulancias, de los bomberos y de la policia. En zonas de construcción de edificios e infraestructura, ruidos de oficios, es decir, martillazos, sierras, tala- dradoras, etc. 3.- Grandes carteles de publicidad en las paredes de los bloques. Poca variedad de coches, la mayoría marcas rusas, y generalmente muy pequeños y de colores grises y blancos; de vez en cuando algún “¡Che deportivo y espectacular destaca de forma impactante; esca- sísimas motos y motocicletas; en las afueras gran cantidad de bici- cletas. Auditiva. Ruidos de coches, autobuses, trole- buses y, sobre todo, de tranvías —pitan cada vez que frenan o arran- can» pocos de camiones y motos. Bastantes sirenas de policía. Ruido de obras, de máquinas taladra- doras, sobre todo para el arreglo de las calles y carreteras, puesto que actualmente se COIISUUYEH POCOS edificios. Coches con megafonía publicitaria. Olfativa. Táctil. Olores a carburantes —tubos de escape—, a alcantarilla algunas veces y a comercio, por ejemplo al pasar cerca de una panadería, de una pastelería o de un bar. Como experiencia táctil, el polvo de los bancos de madera, la frial- dad del hierro en las balaustradas, la aspereza de algunas paredes al apoyarnos en ellas. PERSONAL Visual. l. - Gran cantidad de gente por la calle si se trata de capitales importantes, tanto hombres como mujeres; en determinadas franjas horarias, como en las horas punta, carriinan muy deprisa. Variedad en las for- mas de vestir, predominio de los pantalones vaqueros en los jóve- nes, que si son estudiantes llevan siempre carpetas o mochilas. A media mañana señoras con carritos de la compra y carritos de niño. En las paradas de los autobuses se res- peta el turno en general, pero no hay filas demasiado estrictas. A la hora de las entradas y salidas de los colegios, las madres van con sus hijos hasta la puerta misma del COMUNICACIÓN No VEREAL: ALGUNAS D| FERENClAS CULTURALES m Olfativa. Muchísima contaminación y olor a carburante y a gas. Olor a fritura debido a la abundancia de peque- ños establecimientos donde se vende bollería y una especie de masa frita con mucho aceite de girasol o con grasa, que se llama langas, y otras frituras derivadas de ésta que los húngaros comen a todas horas, Olor a humedad. Táctil. En inviemo, la frialdad de los ban- cos de madera en los que todo el mundo se sienta a esperar el auto- bús, aunque haga mucho frío, y, en verano, la humedad de todo el mobiliario. PERSONAL Visual. l. - En las grandes ciudades, hay mu- cha gente por la calle, tanto hom- bres como mujeres. En las horas punta, caminan muy deprisa y siempre van corriendo para coger los transportes públicos, que tienen las paradas llenas de gente mien- tras hay luz del día. En invierno, cuando empieza a anochecer (cua- tro y media de la tarde), y los fines de semana hay poca gente por las calles. La estatura de los húngaros es media, hay uniformidad en la forma de vestir de los jóvenes, muchos llevan vaqueros y todos van con mochilas, tanto los chicos como las chicas. Las mujeres vis- ten de forma particular, salvo
  8. 8. . ESTUDlOS Sosa: Comumcacrom No VsaeAL patio; los niños van vestidos con muchos colores y llevan enormes mochilas en la espalda. Muchos señores mayores llevan‘ boinas negras y van Vestidos con colores oscuros. De vez en cuando se ven mujeres de luto, muy pocas de mediana edad y en mayor número ancianas. La gente va muy aseada, En verano, un gran número de per- sonas está bronceado. Bastantes hombres llevan bigote y barba, y muchas mujeres, a partir de los treinta, llevan mechas en el pelo, También es normal ver a los niños y a algunos adolescentes comer bocadillos. A menudo hay jóvenes repartiendo publicidad con forma de cuartilla u octavilla. 2.- Kinésíca: a) Gestos: abundante repertorio de gestos de todas clases, gran movilidad. b) Posturas: personas apoyadas con la espalda en la pared mien- tras esperan. Los estudiantes lle- van las carpetas contra el pecho, y ellos con el brazo extendido a excepciones (muchos abrigos blan- cos y botas y zapatos blancos, combinados con bolsos rojos y azules, el maquillaje también muy chillón, muchos peinados de los años 70), los hombres muchos con el pelo largo, aunque ya no sean tan jóvenes, y con grandes bigotes; descuidados en su aspecto. En general llevan ropa que se usaba hace veinte o treinta años en España. Todo el mundo lleva gorros o sombreros en invierno, de lana, de tela, de piel, de cualquier color, forma, tamaño y material. Abundancia de hombres y mujeres mayores en los transportes públi- cos, siempre con bolsas de plásti- co. La gente come pasteles y pequeños bocadillos por la calle y también bebe agua o zumos. Los estudiantes, y los jóvenes en gene- ral, se saludan con un apretón de manos, cuando se encuentran y cuando se-despiden; las chicas se besan, Jóvenes repartiendo publí- cidad. En verano, mucha gente bronceada. Se ponen a tomar el sol en cualquier parte: en parques, en jardines o a la orilla del río, aunque pase por el centro de la ciudad. Kínésica: a) Gestos: el habitual de saludarse con la mano o sujetarse el abri- go por el cuello, con la mano, debido al gran frío. b) Posturas: la gente se apoya reclinada donde puede para esperar el autobús o se apoya en los bancos de madera. Los jóve- nes con mochilas esperan con COMUNICACIÓN No VEHBAL: ALGUNAS DIFERENCIAS CULTURALES 31! 1 un lado. Las amas de casa no suelen utilizar el bolso al ir a la compra, sino que llevan el mone- dero y las llaves en la mano (o en el bolsillo de sus abrigos o cha- quetas, en el caso de que tengan miedo de ser robadas) con el brazo doblado y estos apoyados a la altura del estómago. c) Maneras: muchas mujeres van cogidas del brazo cuando van andando por la calle y también llevan cogidos a sus hijos de la mano. Las parejas jóvenes se cogen de la mano, las mayores del brazo o el pasa éste por enci- ma del hombro de ella. Es nor- mal ver gente besándose, efusi- vamente los enamorados, y en las mejillas si se trata de muje- res o de personas de diferentes sexos, los hombres se dan la mano o se abrazan; todo esto siempre dependiendo del grado de confianza. Auditiva. l. - Lenguaje: se utiliza el español co- loquial normalmente, y entre los jóvenes es más frecuente. 2.- Paralenguaje: el volumen suele ser medio-alto, chillidos de mujeres llamando a otras personas o a sus hijos, silbidos para piropear —los hombres de alrededor de cincuenta años en adelante—, niños gritando mientras juegan o practican algún deporte, risas juveniles. las manos en los bolsillos o con los brazos cruzados. c) Maneras: las parejas jóvenes se cogen de la mano y las mujeres van cogidas del brazo. Los niños siempre van de la mano. Besos en las mejillas entre mujeres y personas de distinto sexo’, saludos con la mano entre los hombres. Auditiva. l. - Lenguaje: se utiliza el húngaro co- loquial. Sobre todo entre los jóve- nes; cuanto más mayores menos coloquial. Los jóvenes se dirigen a los mayores con un lenguaje bas- tante cuidado y con fórmulas de cortesía. 2.- Paralenguaje: el volumen es medio- bajo, los chicos suelen hablar más alto y también las mujeres de mediana edad. Los niños gritan y chillan mientras juegan.

×