Blog 1 Qué Somos Como Profesionales

160 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
160
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Blog 1 Qué Somos Como Profesionales

  1. 1. ¿Qué somos como profesionales?Bien, a riesgo de ponerme molestamente escatológico voy a comenzar partiendo de un axiomaincuestionable: “Una mierda a la que añades caviar no deja de ser mierda” Podría haber sido más fino yutilizar el término “zurullo” pero la imagen mental que tengo del “zurullo” es más rígida en cuanto a suforma. A mí para este caso me parece mejor la mierda, pensando en una con forma helicoidal en cuyoápice se puede intuir una ligera inclinación aguda propia de un estado que evoluciona hacia la viscosidad.Bueno, si acabas de almorzar, a lo mejor la imagen te ha producido alguna incomodidad. Lo siento.Bien aprovechando el significado de mi axioma de cabecera, es lógico concluir (llevado a la realidadempresarial) que un mal profesional en una gran empresa no se convierte en un buen profesional. Veocomo frunces el ceño y tu nivel colérico sube. Tranquilidad, no hay que pensar en alusiones personales (¿demomento?). Pero claro, que ocurre si escojo la mejor lata de caviar, la abro con delicadeza y le añado unpoco de residuo, por ejemplo, de un bello corderito castellano. Sí, ese que parece un conjunto deconguitos. Pues que es posible que existan personas que, como no han visto mucho el caviar, pensaran queel conjunto es una suerte de plato innovador de la nueva cocina y se liaran a bocados. En este punto tengoque decir que no sé cómo es el sabor de los conguitos ovinos. Es posible que a una temperatura muyreducida y con un buen caviar, pasaran inadvertidos y la resultante gastrointestinal no fuera nociva. Encualquier caso, si tengo que elegir, creo que me decantaría por el último experimento.Recuperando mi argumentación, entonces, es posible encontrar buenos profesionales en pequeñasempresas que no crean reacciones adversas en sus clientes y problemas añadidos a su entorno. Bastará unpoco de práctica para crear algún tratamiento que extraiga lo mejor de los conguitos ovinos. Creo queahora me estoy volviendo un poco melindroso. No son conguitos ovinos, se llaman cagarrutas de oveja.Voy a dejarme de eufemismos que no quiero que desvirtúen mi tesis.En la siguiente parte del razonamiento, es necesario, hay que introducir algún otro componenteglamuroso. Vamos a mezclar el caviar con un sorbito de un ligero pero seco champán (o cava que no esmomento de crear suspicacias). Bien, en esta coyuntura parece que tenemos un maridaje adecuado. Pero…quizás muy socorrido. Le falta originalidad. Vale, voy a tratar de adecuarlo un poco a la moda. Sustituyamosel champán por un gin tonic muy seco. Como ahora, hasta en un bar de pueblo cochambroso encuentrasuna espléndida diversificación en ginebras y tónicas con diferentes gustos, parece que sería más adecuado.Pero no basta, vamos a diferenciarnos algo (con los riesgos justos). Vamos a utilizar como complemento alcaviar un vin-tonic en su variedad cromática más atrayente. Ahora si tengo algo menos habitual. Por tantola imagen del caviar y el vin tonic resulta ser la de un profesional muy bueno en una empresa muyatrayente.Recordando un poco de algebra estaríamos ante la combinación de tres elementos tomados de dos en dos(quizás no es así, pido disculpas). Resultante, seis alternativas diferentes (dado que suponemos que elorden de los factores no altera el producto final). Tras pensar en las nuevas combinaciones no apareceninguna, que cualitativamente incorpore un genotipo nuevo. Esto es, vin tonic con mierda o con cagarrutasde oveja; o mierda con cagarrutas de oveja (esta última pudiera tener cabida en mi análisis pero no voy aser muy cruel hoy).Por tanto tenemos tres categorías, donde una de ellas se identifica como la meta deseada. El suculentocaviar aderezado con un sorbito de vin tonic. En medio tendríamos al caviar con cagarrutas de oveja. Y enel extremo opuesto el caviar con mierda. ¿Dónde estáis? Y aún más ¿Dónde estaré yo? Bien como en estose trata de mojarse voy a empezar por mí. A ver, para poder despejar mis dos incógnitas voy a ver si algunade las dos tiene visos de ser una constante con lo cual haría más fácil la respuesta. Evidencio que miempresa no es ni caviar ni vin tonic (de mi anterior etapa se cómo distinguirlo) por tanto o es mierda o escagarruta de oveja. En cualquier caso, en mi empresa el orden y la profesionalidad son de alta exigencia.Vale, si cogiera una mierda me pringaría las manos; si cogiera una cagarruta de oveja es altamente
  2. 2. probable que no me pringara (hay que escoger las cagarrutas del día anterior no las recientes). Por tantomi empresa es una cagarruta de oveja.Ahora viene lo bueno, como he descartado la combinación de mierda con cagarruta, la única alternativapara mí está clara. Soy caviar o vin tonic que trabaja en una cagarruta de oveja.Sigamos, vamos a por tu caso. Voy a empezar bien. Doy por su puesto de que eres caviar por tanto tuempresa es o una mierda, o una cagarruta o un genial vin tonic.En este momento mi respuesta podría ser que tu empresa es una mierda, pero estaría siendo injusto.Como tú empresa suele ser el destino de ingentes cantidades de clientes, donde reinará la pulcritud y laprofesionalidad; entonces es un despacho cagarruta de oveja. Ahora bien, como encima está en un edificioseñorial o innovador; entonces es una empresa vin tonic. Estás en el sitio ideal.Claro y todo este rollo para qué. ¿Para algo que era más o menos obvio? Para darnos cuenta que lo mejorde todo, los clientes puede que no estén atendidos. Valoramos a los profesionales por lo que son y dondeejercen su profesión. Pero, ¿valoramos a los profesionales teniendo en cuenta los resultados que seobtienen cuando intervienen?Planteada esta pregunta, te diré que quiero ser jamón ibérico, con queso viejo de oveja y una copa de vino.Es decir no fallar, dejar un buen sabor de boca y no dejarme guiar por ningún esnobismo.¿Tú que eres? Y sobre todo ¿qué quieres ser?

×