Espiritualidad laical teatina . II parte ( P. Juan Carlos Di Camillo. C.R.)

500 views

Published on

Materiales para un encuentro con la familia seglar teatina. P. Juan Carlos Di Camillo.

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
500
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Espiritualidad laical teatina . II parte ( P. Juan Carlos Di Camillo. C.R.)

  1. 1. 1 Espiritualidad Laical Teatina Primero, el Reino de Dios y su Parte IIª Justicia…Q.P.R.D.
  2. 2. Un carisma para compartir…2 “Nunca hemos de olvidar que los carismas, como los talentos evangélicos, no están para esconderlos en un pañuelo y guardarlos en lugar seguro, y así no correr el riesgo de su deterioro. Al contrario, si no se comparten, se “parten”, si no se propagan se “apagan”. Lo propio del carisma es que no concluye ni se pasa con el tiempo. Se fortalece y concreta con la ayuda del Espíritu según las circunstancias de la Iglesia y del mundo. Y es expansivo y contagioso, sobre todo cuando se vive de verdad como Dios quiere y manda. El nuestro siempre lo ha sido. Es más, lo teatino nació fundamentalmente para expandirse. Sino lo hace, no es “teatino”.” (R.P. Arteaga en Duc in Altum, 14/VIII/2008)
  3. 3. 3 Haciendo memoria… Primero, el Reino de Dios y su Justicia…Q.P.R.D.
  4. 4. Un carisma para compartir…4 Hasta ahora hemos estado revisando lo esencial de nuestra espiritualidad teatina… Pero es preciso recordar que los que somos ahora consagrados, en un momento no muy lejano, pertenecimos al grupo de los laicos que, de alguna manera o de otra, recibimos el testimonio directo de alguien que nos inició en este camino de “teatinidad”. De igual modo, los laicos que han acompañado las distintas obras apostólicas de la Orden en diferentes generaciones, tienen su visión y su recuerdo sobre quién o quiénes los “ enamoraron” del carisma de San Cayetano…
  5. 5. Un carisma para compartir…5 Memoria compartida …
  6. 6. Un carisma para compartir…6 Memoria compartida … En este momento se trata de compartir libremente nuestra vivencia del carisma Teatino. Abrimos el diálogo, para que laicos y religioso podamos abordar las siguientes cuestiones… ¿ Quién fue el instrumento que Dios puso para que yo conociera más esta forma e vivir el Evangelio al estilo de Cayetano de Thiene? ¿ Qué rasgos de esa persona hicieron más nítido lo TEATINO hasta tal punto que me motivara a adoptarlo como forma de vida cristiana - o consagrada- al servicio de la Iglesia?
  7. 7. Un carisma para compartir…7 “Los grupismos y capillismos están prohibidos por nuestro carisma. La teología y la espiritualidad que dimanan del carisma teatino no se avienen en absoluto con los protagonismos de tipo individual y excluyente...“ (R.P. Arteaga en Duc in Altum, 14/VIII/2008)
  8. 8. Un carisma para compartir…8  MEMORIA EN LA MISIÓN Una de las características de la era posmoderna es la fragmentación y la sacralización del instante… Poco espacio hay para la memoria y para detenernos a contemplar quién o quiénes han construido los cimientos sobre los que se asienta lo que somos y poseemos. Por eso, y porque muchas veces Se corre el riesgo de caer en protagonismos estériles, pensando que la “ pastoral” comenzó con nosotros… o que nuestro grupo es el mejor de la historia de una parroquia, colegio, misión… cabe cuestionarnos por nuestras raíces…
  9. 9. Un carisma para compartir…9 Memoria en la Misión… ¿ Conoces la obra de las personas que te precedieron en el servicio que hoy prestas a tus hermanos, como laico o religioso en las obras apostólicas de la Familia Teatina? ¿ Sabes cuáles fueron los comienzos de las obras en las que hoy evangelizas?
  10. 10. 10 Haciendo camino al andar… Primero, el Reino de Dios y su Justicia…Q.P.R.D.
  11. 11. Un carisma para compartir…11 Como Cayetano… “Hubo un tiempo, como sabemos, en que la gente llamaba “teatino” a toda persona que era piadosa y de Iglesia o tenía caridad y provocaba la atención por su manera de ser. El carisma teatino se salió enseguida del molde. No se quedó en ningún “compartimiento” estrecho ni al seguro detrás de vallas que dificulten el ingreso...
  12. 12. Un carisma para compartir…12 Como Cayetano… “Lo teatino es un carisma ancho de Iglesia. Nacimos para “ser” Iglesia. Y “reedificarla” y “embellecerla”. Y “sentirla” y “vivirla” en nuestras comunidades y nuestro corazón como la presencia continua y resucitada del Señor Jesús a lo largo de la historia en firma de fraternidad…” (R.P. Arteaga en Duc in Altum, 14/VIII/2008)
  13. 13. Un carisma para compartir…13  De todos los rasgos de la espiritualidad teatina, hasta el momento expuestos…  ¿ cuál es el que se hace más visible en tu vida de laico, es decir, en lo cotidiano de tu vida familiar, laboral, de estudiante…?  ¿Qué rasgo evangélico específico aporta a tu vida laical el “apellido” TEATINO?
  14. 14. 14 Primero, el Reino de Dios y su Justicia…Q.P.R.D.

×