Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
1
“El cielo en la tierra,
La tierra en el cielo”.
Juan Alonso Flores
Alejandro Flores
2
Introducción:
No escribo para decir algo, no escribo por la simple necesidad de
expresar. Hoy escribo para ordenarme, te...
3
que ellas resuenen en tu corazón por reconocerlas verdaderas, y
puedas ponerlas en práctica en tu vida.
Quiero dejar cla...
4
simplemente repetía “yo no discuto”, y buscaba cambiar el tema por un
tema que no permitiera enfrentamientos, de a poco ...
5
latido que de a poco se apago. Fue como si parte de él se hubiese
quedado esperando mi llegada, después cerré sus ojos, ...
6
otras experiencias, todas importantes, todas parte del recorrido que
aun sigo transitando, pero la más fuerte la que me ...
7
Llamé a mi viejo que estaba de viaje por trabajo y por teléfono me
despedí de él, igual que del resto de mi familia, a e...
8
como sintió él estar en ese lugar, pude sentir como él vivió esa experiencia
que nunca había vivido. Di las gracias a la...
9
buscar, el llamado no pudo ser más justo ya que minutos después no
la encontraría, le explique lo que me pasaba y me pid...
10
Tal es así que esto lo estoy escribiendo hoy, 31 de diciembre a las
20:50, pero es un texto que sirve para cualquier mo...
11
Publique ese texto en las redes sociales esa misma noche, y supe que
no era el único que estaba transitando ese proceso...
12
En estas letras que dejo ahora expreso este proceso, este inicio que
me reconforta como toda iniciación espiritual, sé ...
13
Habrá quien diga “deja a los muertos en paz”, y tiene razón, pero lo
que estoy proponiendo no es llenarlos de cargas o ...
14
Estas palabras no las escribo solo, es más, ni siquiera soy yo quien las
escribe, son palabras que nacen en la luz de l...
15
No nos llores, nos duele verte tristes, nos da impotencia no poder
secar tus lagrimas, darte un abrazo, ofrecerte un be...
16
Y vos, pones en mi boca palabras, y en mis dedos las letras, que
quedan en los textos que son mi paso por la tierra.
Qu...
17
La energía la absorben los arboles, la tierra, queda en el aire que
liberamos al respirar, en el suelo que pisamos, en ...
18
¿Sabes?, a mi me pasa lo mismo que a vos, estoy en paz, pero me
siento atado por que no puedo poner mi mano sobre tu ho...
19
Me doy cuenta que el llamado lo estaba sintiendo desde hace algún
tiempo, que había signos que me demostraban que llega...
20
Te amo, te acompaño, gracias por haberme brindado tanta felicidad
durante mi última encarnación, ya nos reencontraremos...
21
Porque alguien encontrara estas palabras cuando ya mi cuerpo haya
partido, porque aunque nadie las encuentre mi energía...
22
No esperes a que me vaya para llorar en mi tumba. Porque yo no me
iré nunca, si mi amor has aceptado, viviré en tu eter...
23
Ale Flores
22 de Marzo de 2015
4 Parte:
El desapego:
Una de las tareas más difíciles que tenemos los seres humanos es e...
24
Todo se trasforma.
La luz es eterna.
Tu luz es eterna.
No hay formas tangibles de corroborar esto, ya que hasta las
her...
25
Es un deber, ya que los lazos etéricos que nos unen así lo requieren,
de lo contrario sufrimos en nuestros cuerpos el d...
26
Esa tarea es la de colaborar en la elevación de las almas, una tarea
que solo requiere de la voluntad, y del pensamient...
27
Aunque pase por el más oscuro de los valles,
no temeré peligro alguno,
porque tú, Señor, estás conmigo;
tu vara y tu ba...
28
Es un texto para quienes están en el camino de comprender que la
muerte no existe, que la vida es eterna y siempre vivi...
29
Han venido porque estas tomando conciencia de la verdad, tomas
conciencia que tus pensamientos los iluminan, tus pensam...
30
Gracias
Gracias por haber aceptado esta verdad.
Gracias por aceptar mi misión.
La misión de unir el cielo en la tierra,...
31
"Las despedidas son sólo para aquellos que aman con
sus ojos. Porque para aquellos que aman con el corazón
y el alma no...
32
Ayer termine un libro, un libro que sentía desde hacía tiempo que
debía escribir, fue madurando, como madura un fruto q...
33
Flores, Alejandro Dario
El cielo en la tierra, la tierra en el cielo / Alejandro Dario Flores. - 1a ed. . - General
Rod...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El cielo en la tierra, la tierra en el cielo.

92,954 views

Published on

Un libro que intenta eliminar la separación mental que existe entre eso que conocemos como vida, y eso que llamamos muerte.

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

El cielo en la tierra, la tierra en el cielo.

  1. 1. 1 “El cielo en la tierra, La tierra en el cielo”. Juan Alonso Flores Alejandro Flores
  2. 2. 2 Introducción: No escribo para decir algo, no escribo por la simple necesidad de expresar. Hoy escribo para ordenarme, tengo muchas cosas en la cabeza, muchas ideas dando vueltas, frases que llegan, tareas que siento que debo realizar, todo tiene que ver con mi misión, misión que por estos días siento que está tomando un nuevo rumbo, en realidad es como entrar a una nueva parte del camino, siento que mi misión se va recaratulizando, si es que tiene sentido ponerle caratula a una misión, pero de ser así sería como acercar la tierra al cielo, y el cielo a la tierra. Hace tiempo que estoy sintiendo que llega el momento de escribir algo, de dejar algo, no me refiero a un texto, hable de algo mas, de un libro, de un nuevo libro. Sentí lo mismo cada vez que escribí uno, era como que algo estaba naciendo dentro de mi ser, un cumulo de energías que desde hacia tiempo llegaban habían madurado y necesitaban salir, eso es lo que estoy sintiendo ahora, cada vez con más certeza, cada vez con más fuerza, cada vez como una necesidad mas irrefrenable, y por eso escribo, para ordenarme y dejar salir lo que debe salir. Es raro, no sé si empezar por el principio o el final, aunque en verdad esto no tiene ni principio ni final, es como un continuo renacer. No es importante por donde comienzo, lo importante es hacerlo y comenzar a revelar lo que tengo que expresar. Antes de continuar, quiero decir que lo que voy a expresar a continuación no es el fruto de la experiencia de poner en práctica una determinada técnica, es, según creo, el resultado de toda la preparación que fui recibiendo de la vida desde que tengo uso de razón, seguramente, incluso, vengo elaborando esto desde otras vidas, pero para ser concreto, ya que lo que voy a expresar requiere que lo sea, voy a referirme a experiencias vividas en esta encarnación, tratare de dejar lo mas tangiblemente posibles las experiencias para que quien las reciba las reciba y las tome como propias, no es mi función establecer una separación entre mi ser y el de quien lee, todo lo contrario, lo que pretendo es que sientas en tu piel mis palabras,
  3. 3. 3 que ellas resuenen en tu corazón por reconocerlas verdaderas, y puedas ponerlas en práctica en tu vida. Quiero dejar claro que no escribí solo este texto, lo escribo con la colaboración de mi viejo, y se trata de una tarea que realizamos juntos, una tarea para la cual ambos nos preparamos durante mucho tiempo, una preparación que fue inconsciente, que la puedo comprender recién ahora cuando veo con claridad hacia atrás y uniendo puntos veo necesarios acontecimientos dolorosos de nuestras vidas, acontecimientos sucedidos en etapas en las que ambos no nos aceptábamos, ya que para llegar a realizar la tarea que estamos realizando y que intentare plasmar aquí, fue necesaria nuestra mutua aceptación, aceptación que nació en el perdón que nos otorgamos tras habernos lastimado, aceptación que sin saberlo, nos unió en una misión. 1 Parte: Durante muchos años me lleve muy mal con mi viejo, chocábamos mucho, no nos aceptábamos, nos lastimábamos mutuamente, siento ahora su sufrimiento por no poder llegar a mi, y veo mi soberbia juvenil impidiéndome aceptarlo. La aceptación comenzó a llegar después de tomar mi primer nivel de Reiki, aunque debo reconocer que lo comencé a entender cuando fui padre, el día que nació mi hija estábamos peleados, ni nos hablábamos, él me llevo en su auto hasta mi casa y no nos hablamos en todo el viaje, al llegar a la puerta del edificio en el que yo vivía solo me dijo “ahora vas a entender que no es lo mismo ser hijo que ser padre”, esa frase resonó en mi, de tal modo que siempre la recuerdo, y la escucho en mi mente cada vez que mi hija preadolescente no acepta alguna de mis posturas de padre. Decía que la aceptación llego tras mi primer nivel de Reiki, ya que en determinado momento decidí dejar de discutir, en esa época era prácticamente imposible que termináramos un almuerzo familiar en paz, siempre discutíamos por algo e interrumpíamos los almuerzos dominicales, o terminábamos tragando tanta bronca que los ravioles de mi vieja parecían piedras que deterioraban mi hígado. Así que un día decidí dejar de discutir, y ante cada principio de conflicto
  4. 4. 4 simplemente repetía “yo no discuto”, y buscaba cambiar el tema por un tema que no permitiera enfrentamientos, de a poco se fue dando y dejamos de discutir, aparecieron las risas y comenzamos a disfrutar de buenos momentos, es probable que yo haya desistido en mi idea de cambiarlo y simplemente acepte aceptar quien era él, y por ende él me acepto a mi, fue viendo mis cambios, cambios que se manifestaron en toda mi vida, cambios internos que se reflejaban en lo externo, y creo que comenzó a escucharme sin prejuicios, prejuicios que al ser abandonados por mi quedaron en el pasado. Nos aceptamos, fue un acuerdo mutuo que no necesito siquiera pactarlo, se dio solo. Por aquellos años se comenzó a complicar una enfermedad que lo venia acompañando hacía varios años, empezó a manifestarse más y más por lo que tome conciencia que el cuerpo de mi viejo tenia fecha de vencimiento, con lo cual ya no había tiempo de discusiones, había que aprovechar el que quedaba para disfrutar y disfrutarnos, y así fue, eso hicimos, desde ese momento no recuerdo discusiones, si muchas risas, abrazos eternos, besos amorosos, miradas inolvidables, palabras, silencios, experiencias. Aprendí mucho de él, y supongo que algo mío le habrá quedado, estábamos empezando a transitar algo que recién ahora comprendo, algo que intentaré explicar. 2 Parte: Inmediatamente después del fallecimiento de mi viejo sentí la conexión con él, esa mañana, la del 15 de Octubre de 2010 yo estaba en viaje a verlo, me había quedado hasta tarde la noche anterior en la clínica, esa tarde fue mágica, no voy a entrar en detalles, pero uno de los últimos pedidos que me hizo fue que le de paz, me pidió que apoye mi pecho sobre el suyo, cosa que hice recostándome desde el costado de su camilla, eso le dio paz, entiendo que estábamos estableciendo una conexión de corazón a corazón que es la que nos mantiene unidos. Decía que esa mañana llegando a la clínica uno de mis hermanos me aviso por teléfono que ya había fallecido, estaba cerca, muy cerca y me apure en llegar, al entrar a la habitación estaban mi mamá y mi hermano Mariano, los abrace y me senté al lado de mi viejo, puse mi mano sobre su pecho, ya no respiraba, hacía rato que los médicos habían constatado su muerte, sin embargo sentí en mi mano un leve
  5. 5. 5 latido que de a poco se apago. Fue como si parte de él se hubiese quedado esperando mi llegada, después cerré sus ojos, y quedo ahí hasta que lo llevaron, unas horas antes de que eso sucediera, sentado a los pies de su cama me llegaron estas palabras que luego de escribirlas se las leí a mis hermanos y a mi mamá: El paso da miedo, pero es por la seguridad que buscamos en la tierra quienes somos inseguros en vida, nos enseñan a temer, a creer en la carencia, por eso buscamos seguridad, creemos que un buen empleo lo es, después que lo es el techo propio, luego poder tener ahorros por cualquier cosa, si sobra algo darse un gustito como un coche o unas vacaciones, pero el temor nos acompaña desde que nacemos, la sensación de desprotección que sentimos al salir del vientre materno es la primera falta de seguridad que sentimos, la ultima es cuando nos damos cuenta que partimos, ese paso da miedo, dejar la materia no es fácil, como tampoco lo es desprenderse de los seres queridos, sobretodo porque sabemos que nuestra partida conlleva una profunda tristeza en ustedes, los que nos amaron. Pero la partida es en paz, llega un momento en el que la luz se encarga de todo y ese sentimiento es tan profundo que no deja dudas, vas, dejas que sea y vas dejando atrás en cuerpo pesado, cansado, herido para reencontrarte con los que te esperan allá, del otro lado, del lado donde no se siente la inseguridad, donde ya no hay miedo. Los veo, claro que los veo, a ustedes y a ellos, los veo llorar a los que me despiden y sonreír a quienes me reciben, están todos, todos los que ame, todos los que amamos, todos los que amaron, estoy en paz, estén tranquilos, yo estoy bien y sé que ustedes también, vivimos una buena vida juntos y eso es lo importante, nos amamos, nos cuidamos hasta el último segundo, hasta la última inhalación, y ese amor nunca muere, ya que a partir de hoy viviré en sus corazones. Los amo como siempre. Papa En ningún momento dude de la veracidad de sus dichos, no que ellos provenían de su energía, siempre estuve convencido que fue así, que lo había canalizado, y esa fue la primera vez que sucedió, luego viví
  6. 6. 6 otras experiencias, todas importantes, todas parte del recorrido que aun sigo transitando, pero la más fuerte la que me empezó a marcar el camino hacia lo que estoy haciendo sucedió el 31 de diciembre de 2014. Cuando falleció mi viejo sentí la necesidad de expresar y escribí un libro sobre su vida, no tenía demasiadas pretensiones, solo compilar alguna información que tenía como para armar algo que sirviera a sus nietos para conocer un poco más a quien fue su abuelo, para obtener esa información compartí el material con mis tíos, mi abuela, mi mamá y muchos de quienes fueron amigos de él, el resultado fue maravilloso, ya que todos se sintieron plenamente identificados en mis escrituras, mencionado que lo logrado constituye un claro registro de su paso por la tierra. Esa tarea me ayudo a hacer la necesaria catarsis ante una perdida tan fuerte como esta, pero siempre supe que no lo escribí solo, me llegaban imágenes que describía en palabras sobre su barrio, sus sentimientos, sus emociones, cuestiones que claramente no podría haber escrito solo, siempre supe que era él quien me soplaba al oído las palabras que debía colocar en cada texto, quien me guio a escribir su historia y quien a partir de ahí estaría presente en muchos de mis textos, ya sea como protagonista de mis recuerdos, o como co- escritor. Lo viví y lo vivo hasta como un juego, hasta sintiendo que puedo ponerle el cuerpo para que viva experiencias terrenales como la de escribir un texto o dar un mensaje, de hecho, meses después de su partida física pude llevar a mi familia a conocer Venezuela, país donde vivi todo un año en 1998, durante ese viaje pude prestarle el cuerpo para que su espiritu sintiera el mar Caribe, mar que no pudo conocer durante los 66 años de su paso por la tierra, esa experiencia la deje escrita en el libro en el que cuento ese viaje, el cual contiene entre otros estos textos: “¿Y quién entendería este momento, si no es de nadie más que mío?, estoy a punto de llegar en Caracas, en el mismo horario que un 15 de Febrero de 1998 aterrizaba. Por aquel entonces sólo tenía 25 años y un desafío laboral, un posible crecimiento me motivaba a hacerlo, a tomar el compromiso de abandonar la casa de mis viejos para instalarme un año en Venezuela.
  7. 7. 7 Llamé a mi viejo que estaba de viaje por trabajo y por teléfono me despedí de él, igual que del resto de mi familia, a enfrentarme con mis miedos, mis angustias, mis adicciones de aquel entonces. Hoy regreso a Caracas, escribiendo esto mientras el capitán anuncia el aterrizaje. Recordando a mi viejo que tanto me dio, que tanto me enseñó, que tanto marcó mi rumbo. Cuando pisé esta ciudad por primera vez tenía un viejo, alguien a quien extrañaba abrazar, hoy, 12 años después, ya no puedo abrazarlo, aunque sé que su presencia es tan inmensa como el cielo, y que su abrazo es el celeste del firmamento que me cubre como un manto divino. Hoy vuelvo a pisar estas tierras que tanto me ayudaron, que hicieron de mí quien soy y que con sus brazos extendidos me recibe, como me recibía mi viejo cada vez que nos reencontrábamos.” Ale La experiencia de prestarle el cuerpo a mi viejo la describí de la siguiente manera: Al rato volví a nadar, fui recorriendo los corales, seguía disfrutando de las especies, en esos lugares, en esos momentos dos ojos parecen pocos, el campo visual que ofrece la vista humana parece escaso porque para donde miramos hay maravillas, eso fue lo que sentí en un momento que decidí girar para nadar un poco y alejarme de un coral que quería ver de lejos, al hacerlo, para mi sorpresa, me di cuenta que era escoltado por un cardumen de peces que seguía mis brazadas, eran como mis custodios del mar. Hasta ese momento parte de mi pensamiento estaba en Serena y Julieta, pero ellos me hicieron sentir seguro en el lugar; sabiendo que éramos custodiados por el universo, por la creación, me distendí mucho más y pude disfrutar más aún de esa maravilla; en ese momento sentí la presencia de mi viejo, sentí que podía dedicarle un momento para su vivencia y le ofrecí mi cuerpo como canal, en ese marco, escoltado por peces de colores claros, con tonos dorados y celestes, con brillos y miradas seguras entré en el amor donde habita mi viejo y mis ojos fueron sus ojos, mi piel fue su piel, pude sentir
  8. 8. 8 como sintió él estar en ese lugar, pude sentir como él vivió esa experiencia que nunca había vivido. Di las gracias a la luz por esa oportunidad mientras paseaba por la piscina sintiendo la presencia de mi viejo y la escolta de los maestros encarnados en los peces, les agradecí y les ofrecí un poco más de pan que con gusto aprovecharon, nuevamente viví esa experiencia, pero esta vez sentía estar compartiendo ese momento con mi viejo. En definitiva, vengo experimentando desde hace casi 5 años estas conexiones de las que siempre estuve absolutamente convencido, pero como todo humano siempre me falta algo, una demostración más concreta. ¿Pero cual? ¿Cómo? ¿Cómo hacer para creer que esa conexión es real? ¿Quién podría decírmelo o demostrármelo de una manera tan clara que convenza a mi ego?. Como siempre, las respuestas llegan, y esas también llegaron. ¿Cuándo? El 31 de diciembre de 2014…. 3 Parte: Pasamos navidad en mi casa, nos reunimos con la familia, eramos varios y la pasamos muy bien, comimos, como se come en navidad, pero sin excesos, sin embargo cerca del 31 me empece a sentir muy mal, mal del hígado, como hacia muchos años no me sentía. Solia experimentar ese malestar tras las discusiones con mi viejo que conte antes, pero desde que resolvimos nuestras diferencias no me había vuelto a pasar, a pesar de varios excesos en los que había caído mi hígado estaba perfecto, pero esos días no, estaba terrible, hice todo lo que estaba a mi alcance, use todas mis herramientas, pero no fueron suficientes, horas antes de año nuevo estaba a punto de pedir medico, no lo hacia por no molestar a un medico, “casualmente” no habíamos arreglado con nadie, por ende pasábamos el año nuevo en mi casa solos mi hija, mi mujer, las perras y yo. No sabía qué hacer, hasta que me vino a la mente Angélica. Angélica, es como su nombre lo indica, un Ángel, un ser Angelical, que conocí cuando tome el primer nivel de Reiki, con ella nos hicimos amigos, muchas veces me ayuda y me ayudo con diferentes problemas físicos, emocionales, y espirituales, la llame por teléfono suponiendo que estaría por salir de su casa para pasar el año nuevo con su hija, y así fue, cuando la llame esperaba que la pasaran a
  9. 9. 9 buscar, el llamado no pudo ser más justo ya que minutos después no la encontraría, le explique lo que me pasaba y me pidió unos minutos para “verme”, siempre es así, cuando le pido algo ella me “ve”, se conecta con mi energía y sus guías la guían en la sanación, lo que hace siempre funciona, tengo una fe ciega a su maestría. Me quede esperando que se me pase, totalmente confiado que ella me curaría, esperando, al llamarla que me dijera que estaba empachado, ojeado, o algo así, pero su respuesta me sorprendió y me emociono muchísimo. Me dijo “es tu papá, busco la forma de comunicarse con vos, necesita que le hagas una oración, yo ya le hice una, pero necesita que se la hagas vos, hacele una oración, el padre nuestro, ave maría, la que quieras, mentalízalo y hacele una oración, él está bien, pero necesita eso, enseguida te vas a sentir bien.” Inmediatamente la hice, me conecte con mi viejo y le ofrecí mis oraciones, instantáneamente me empecé a sentir mejor, la llame a mi mamá y le pedí que hiciera lo mismo, le conté lo sucedido y ella también le dedico una oración, les compartí la experiencia a mis hermanos, ninguno de los tres respondió. La llame a mi hija, le conté lo sucedido, rezamos juntos, después sucedió lo mismo con mi mujer, esa noche cenamos tranquilos, me sentí perfecto no volví a tener más molestias, supe que por algo aparecen nuestros seres queridos desencarnados en nuestras mentes, se nos cruzan sus imágenes, o casualmente encontramos objetos de ellos o algo que nos los recuerda, esos son llamados de ellos, debemos responder a eso estímulos con un pensamiento amoroso, pidiéndole a su alma que se eleve, dándoles en ofrenda una oración, la que sea, la que surja de nuestros corazones. Como resultado de esa experiencia, ese mismo día escribí: Todos somos uno, nuestra energía también es una Acabo de recibir un mensaje que necesito transmitir, como saben los mensajes que recibo en primer lugar son para mi, pero después debo transmitirlos para que sean útiles a quienes los necesitan.
  10. 10. 10 Tal es así que esto lo estoy escribiendo hoy, 31 de diciembre a las 20:50, pero es un texto que sirve para cualquier momento en el que así lo sientan y cuando sea estará bien. Así como nosotros extrañamos en estas fechas a nuestros seres queridos desencarnados, lo mismo sucede con ellos (como es arriba es abajo), por eso les voy a pedir que les hagan una oración a ellos, a sus seres queridos desencarnados. Que sientan sus presencias cerca de ustedes, y que les irradien luz a sus almas, la forma es la que ustedes sienta, pero si les sirve de ayuda les envío una oración que recibí de mi maestra Angélica, que es quien me guió en esta enseñanza. "En el nombre del Dios, en el nombre de Jesús, en el nombre de todos los santos, de todos los maestros de la luz, de todos los ángeles, los arcángeles, los serafines, los querubines y toda entidad de la luz le envió luz, amor y paz a todos mis seres queridos desencarnados (aquí podemos mencionar a todos los que nos vengan a la mente y visualizarlos a medida que lo hacemos), que esta luz sea ahora en sus almas para que su descanso sea en paz y puedan así evolucionar de acuerdo al plan divino, bajo la gracia y de manera perfecta. Gracias padre que me has oído." Repitan esta oración las veces que sientan necesarias, y tengan la presente cuando algún ser aparezca en sus sueños. Eso es todo, les deseo muchas felicidades, mucha luz, paz y amor a ustedes y sus familias tanto del cielo como de la tierra. Todos somos uno, nuestra energía también es una. Luz, amor y paz para todos. Ale Flores 31 de Diciembre de 2014 La Merecida
  11. 11. 11 Publique ese texto en las redes sociales esa misma noche, y supe que no era el único que estaba transitando ese proceso, que muchas personas estaban mal y que la experiencia ayudaba a que estuvieran mejor, entendí que mi viejo no me buscaba por él, me buscaba para iniciar una misión juntos, la de unir la tierra y el cielo y el cielo con la tierra, y lo exprese así: Que la armonía sea en la tierra y en el cielo Conjuntamente con el comienzo de este año se produjo en mi el comienzo de una obra que hasta entonces me era desconocida. Hasta hace solo unos días yo era consciente de la capacidad que todo ser tiene de ayudar a otro ser, pero esta capacidad se veía limitada únicamente a seres encarnados. Faltando apenas horas para que finalice el 2014 supe que los seres desencarnados nos buscan para que los ayudemos, para que los recordemos ya que su paso por la tierra está presente en nuestros pensamientos, las estatuas, los recuerdos, solo nos sirven para traerlos a nuestras mentes, pero de nada sirve si inmediatamente después los olvidamos. Comprendí que cuando un ser desencarnado aparece, sea cual sea la forma en la que aparezca (sueño, recuerdo, pensamiento, estatua, foto, etc.). está buscando nuestra oración para que su alma se eleve, para que su espiritu permanezca en las huellas que dejo grabadas en la tierra. Ese mismo día escribí un texto que sentí en la obligación de compartir y así fue. (En referencia a Todos somos uno, nuestra energía también es una). Les hice llegar esa experiencia a las personas que sentí que debía hacérselas llegar, y cada una hizo de ellas lo que debió hacer.
  12. 12. 12 En estas letras que dejo ahora expreso este proceso, este inicio que me reconforta como toda iniciación espiritual, sé que es un crecimiento en mi camino, y por eso lo comparto, porque si me sirve a mi, puede que sea útil para alguien más. Sean felices y eleven la felicidad, la luz y el amor a todos los seres encarnados y desencarnados. Que la armonía sea en la tierra y en el cielo. Que la siembra sea en la tierra y en el cielo, y la cosecha será. Bendiciones para todos. Luz y amor. Ale Flores 6 de Enero de 2015 De ahí en más me llegaron una serie de textos en esta línea inspirados por él, textos que comparto aquí: Gracias padre que me has oído Mientras estuvieron vivos, nuestros seres queridos respondieron a nuestros llamados lo antes que pudieron. Atravesaron distancias para llegar hasta nosotros utilizando diferentes medios, pero ahora, los que ya no tienen cuerpo acuden a nuestros llamados de forma inmediata, su energía viaja a la velocidad de la luz, porque ahora son luz. Esto es tan así que con solo pensar en un ser querido desencarnado este se manifiesta cerca nuestro y nos contempla con amor, nos asiste, nos resguarda, nos guía. Ellos ya son nuestros guías en el cielo, y es lógico, lo fueron en la tierra y como es abajo es arriba. Comprendiendo esto nunca más podemos sentirnos solos, ya que la presencia de ellos siempre está a un pensamiento de distancia.
  13. 13. 13 Habrá quien diga “deja a los muertos en paz”, y tiene razón, pero lo que estoy proponiendo no es llenarlos de cargas o problemas, es tenerlos presentes para sentir su compañía y pedirles, amorosamente, que nos guíen en el camino. Eso sí, cuando los recordamos, cuando pidamos que nos guíen debemos recordar que dando es como se recibe, es por eso que aconsejo que les enviemos luz, paz y amor. Que traigamos su presencia a nuestras mentes y recordándolos felices le pidamos al universo luz, paz y amor para ese ser y para todos nuestros seres queridos desencarnados con las palabras que nazcan de nuestros corazones, aquí no hay técnicas ni doctrinas, aquí tiene que haber amor, y ese amor para que sea genuino debe ser el fruto de nuestros corazones, así que les dejo a ustedes la oración que quieran elevar, recordándoles que siempre que pedimos para uno pedimos para todos, por lo cual les aconsejo cerrar la oración diciendo: “En armonía para todo el mundo, bajo la gracia y de manera perfecta. Gracias padre que me has oído.” Gracias a ustedes que me han leído, gracias a mis guías que pusieron estas palabras aquí. Gracias a tus guías que trajeron tu ser hasta estas palabras. Gracias y mis respetos a mis seres queridos desencarnados y a todos los tuyos. Luz y amor para ellos, en armonía para todo el mundo, bajo la gracia y de manera perfecta. Gracias padre que me has oído. Ale Flores 6 de Enero de 2015 La hermandad acompaña tu misión Estas palabras no las escribo solo, ya que en este momento estoy con la hermandad. La hermandad de la luz que desde el cielo se hace presente en la tierra, la hermandad que esta donde también vos estas. Si centras tu atención serás consciente de su presencia, ellos están a tu lado.
  14. 14. 14 Estas palabras no las escribo solo, es más, ni siquiera soy yo quien las escribe, son palabras que nacen en la luz de la hermandad. No hallaras aquí otro mensaje más que la unión con los maestros, con los guías, ellos que me guiaron a escribir para que el verbo sea su carne y esté dispuesto a ser visto por vos. Muchas veces pediste ver a los guías, muchas veces buscaste ver a los maestros, están aquí frente a tus ojos, en estas palabras y son la energía que rodea a tu cuerpo, la energía que habita en tu corazón. Solo tené confianza y se consciente de esta unión, la energía es ahora en tu cuerpo y en tu vida. La hermandad acompaña tu misión. Ale Flores 10 de Enero de 2015 Me encuentro con vos No nos fuimos, estamos acá. No nos ven, pero estamos. Dejamos el cuerpo, pero no partimos. Cambiamos de estado, flotamos en el aire, vibramos en los pensamientos, habitamos en el amor. No nos fuimos, ya que la vida no muere, la vida es cambio, nuestra vida cambio, y al cambiar nosotros cambiaron los otros, algunos creen que nos fuimos, otros nos encuentran en el amor. No nos fuimos, jamás nos iremos, donde está nuestra energía habita nuestro amor, estamos siempre a un pensamiento de distancia, cuando nos busques en tu mente, estaremos en tu corazón.
  15. 15. 15 No nos llores, nos duele verte tristes, nos da impotencia no poder secar tus lagrimas, darte un abrazo, ofrecerte un beso. Viví en paz el proceso, buscanos, como buscas a Dios. Ya llegará tu momento de vivenciar este estado, aún no estás preparado, te quedan cosas por comprender. Te queda mucho amor por dejar sembrado, como el que yo te he dado, tanto, que sin decirte mi nombre, vos sabes quién soy. Me reconoce tu energía, esa es ahora mi vida, y en ella me encuentro con vos. Ale Flores 25 de Mayo de 2015 Tu vida es una en la mía Querido viejo, hoy cumplirías 71, y quiero escribirte algo, pero no puedo. No me salen las palabras. Es como si quisiera contarle algo a alguien que sabe todos lo que me pasa, que conoce cada uno de mis pensamientos, que ve lo que veo, que siente lo que siento. Es raro, se que suena raro y que muchos no lo van a entender, que les cuesta creer que seguimos estando juntos, que te encuentro si te busco, que sabes cómo conectarme. Que te encuentro, y me encontras, cuando necesitas que yo sea. Que soy tu nexo en la tierra, y vos el mío en el cielo. Que juntos podemos hacer de logros milagros, que te encomiendo las almas que hacia el cielo volaron.
  16. 16. 16 Y vos, pones en mi boca palabras, y en mis dedos las letras, que quedan en los textos que son mi paso por la tierra. Que estamos más unidos que cuando tu cuerpo aquí estaba, que se que nuestra unión es perfecta y algún día nos encontraremos, ya no añoro ese encuentro, porque siempre estas cerca. Me hiciste entender la muerte, no temerle, aceptarla. Poder inmediatamente conectarme con esas almas, que dejan sus cuerpos en el suelo, cuando a lo eterno se elevan, y ayudar a quienes sufren a comprender el paso por la tierra. Me ayudas desde al aire, como me ayudaste en la tierra, me cuidaste en el agua, en el sol siento tu presencia. No estoy triste, querido viejo, vos lo sabes, pero igual lo digo, yo se que siempre estás conmigo, y no importa quién lo crea. Te recordare hoy, tal vez un poco más que otros días, ya ningún día es especial, tu vida es una en la mía. Ale Flores 11 de Junio de 2015 Tu luz seguirá en la tierra La muerte no mata, lo que mata es el olvido. Si uno vive su vida sin la simple necesidad de satisfacer a su ego. Si uno toma conciencia de su paso por la tierra y siembra amor, la muerte no mata, porque el olvido nunca llega. No llega porque quedan obras que son el paso por la tierra, queda la misión que el espiritu pudo realizar. El cuerpo es un vehículo, un holograma del alma para vivir una experiencia terrenal. El alma es eterna, y su energía queda grabada en la eternidad que sembró, en las reliquias que dejo tras su paso.
  17. 17. 17 La energía la absorben los arboles, la tierra, queda en el aire que liberamos al respirar, en el suelo que pisamos, en las paredes que guardan nuestros sueños, en las almas que tocamos. El cuerpo es como una vela que se consume, pero deja su calor en el aire. Mientras alguien recuerde tu brillo, tu luz seguirá en la tierra. Ale Flores 13 de Junio de 2015 Esto que parecía nuevo, en realidad había empezado antes, mucho antes, allá por el 2009 recibí un mensaje de una suscriptora de mi blog que me contaba muy acongojada la perdida física de una gran amiga, “la gorda” como le decía ella había partido hacia horas, leí lo que me contaba y sentí su dolor, estaba en mi oficina, sentí la necesidad de escribir, y salió esto: Yo estaré a tu lado Hola, ¿por que estas triste? Te veo llorar y se que te duele, pero deberías estar feliz. Se que pasamos momentos muy importantes, juntos, siento ganas de estar a tu lado, de abrazarte, de besarte, de decirte tantas cosas que no te dije, de contarte lo feliz que estoy por haber vivido tantas cosas con vos. Por fin encontré la paz que buscaba, esa paz que no tenia hace solo algunas horas, ahora estoy bien, ya no siento el peso del cuerpo, aunque desearía tenerlo unas horas mas para volver a tu lado y darte todo el amor que siento que no te di, para recibir todos los besos y los abrazos que sentís que no me diste, para escuchar todas las cosas que me queres contar, para que escuches todos los te quiero que no me anime a decirte.
  18. 18. 18 ¿Sabes?, a mi me pasa lo mismo que a vos, estoy en paz, pero me siento atado por que no puedo poner mi mano sobre tu hombro y decirte, “esta todo bien, todo esta en paz”. Disfruta la vida, se que será inevitable que dejes de pensar en mi, al menos durante unos días, se que por tu mente pasaran muchos recuerdo y culpas por los momentos en que no disfrutamos de nuestra compañía ahí en la tierra, pero ya esta, demos gracias por lo vivido, por habernos conocido, por habernos acompañado durante tanto tiempo. Lo se, no somos perfectos, ahora tenemos otra óptica, ahora amamos lo que antes detestábamos de nuestras personalidades, pero es así, ese es el juego, comprender, tuve que desencarnar para que dejaras de reprocharme por mis errores terrenales, tuve que desencarnar para darme cuenta lo importante que era para vos y no me daba cuenta. No me llores, ya esta. Todo esta en orden. Sabes, la muerte no es tan traumática, para nada, cuando sentí que llegaba el momento me recibieron todos mis afectos, mis familiares, mis amigos, todos, es increíble, sentí una paz, un amor, vi esa luz de la que tanto hablaban, sentí esa sensación de no tener cuerpo, de volar, por un lado estaba ahí, viendo a todos a mi alrededor sin terminar de aceptar lo que pasaba, por otro me sentía flotar comprendiendo que mi misión había terminado y que “volvía a casa”. Es así, esto es un proceso, lamentablemente no tuve el tiempo que quería para despedirme de cada uno de ustedes, pero fue como Dios quiso y que sentido tiene reprocharle algo a la voluntad de dios. Ni bien me di cuenta lo que pasaba empecé a pedirle a dios unos días mas, quería terminar algunas cosas, hablar con algunas personas, le pedi horas, minutos, pero no, debía ser así, ¿quien sabe no?, quizás era peor si me presentaba frente a vos y te decía, en 2 días desencarno, ¿que momento no?, en fin, Dios es inteligencia así que debe ser así. Yo lo acepto, espero que vos lo aceptes.
  19. 19. 19 Me doy cuenta que el llamado lo estaba sintiendo desde hace algún tiempo, que había signos que me demostraban que llegaba la hora, pero como humano que fui no quería ver, ¿Por qué nos costara tanto como humanos ver?, eso que nos dan ojos… pero así y todo no vemos. No vi todo el amor que tenias por mi, lo veo ahora que te veo sufrir, no vi que en vano fueron los momentos que nos distanciamos por pavadas, no los vi, los veo ahora, me doy cuenta ahora cuando me reencuentro con mis abuelos, con mis seres queridos y me lo dicen. Ahora comprendo muchas cosas que desde la personalidad no podía entender. Te pido un favor, es lo ultimo que te pediré, cerra los ojos, sentí mi mano en tu hombro, sentí mi beso en tu mejilla, este será mi ultimo adiós, es una concesión que le pido a dios, que le pido a los ángeles, es solo para que sientas mi presencia por ultima vez, para que sientas que nos despedimos como vos estas reclamando ahora, para que sepas que no me debes nada, que no te debo nada, que nuestras almas están en paz, dale, soy yo, jamás te haría daño, mi alma no me lo permitiría y tus guías tampoco, ellos están aquí, a mi lado, por que a partir de ahora yo sere uno de tus guías, por que a partir de ahora nunca mas estaremos separados, por que cuidare de vos como vos cuidaste de mi, por que podré darte todo el amor, toda la luz que desde la tierra no te pude dar. Yo estoy en paz, quiero que vos también lo estés. Voy, cerra los ojos, no pienses en nada, respira profundo y relaja tu cuerpo. Aquí estoy, a tu lado, siempre estaré y podrás encontrarme cuando lo necesites, solo es necesario que te relajes y pienses en mi, yo estaré aquí para asistirte. No tengas lastima, por favor, no te hace bien ni a mi ni vos, recordame con el amor que nos tuvimos en la tierra, sentí eso cuando pienses en mi, si logras sentir amor en tu corazón cuando tengas mi presencia en tu mente. Yo estaré a tu lado.
  20. 20. 20 Te amo, te acompaño, gracias por haberme brindado tanta felicidad durante mi última encarnación, ya nos reencontraremos. Disfruta la vida, no permitas que te queden “te quiero” sin decir, no te guardes ningún beso, ningún abrazo, no te enojes mas con nadie, no pelees, no discutas, no agredas, no te sacrifiques mas, no pierdas tiempo pensando en cosas que no te sirven, que solo te quitan tiempo y paz. Disfruta la vida, veras que desde aquí es maravillosa cuando desencarnes, pero te darás cuenta también que es demasiado tarde y que no se vuelve el tiempo atrás. Te amo. Gracias por haberme acompañado, gracias por todo tu amor. YO En el 2012, unas palabras que dijo el recordado Juan Alberto Badia, días antes de su partida me inspiraron a escribir esto, claramente ya estaba tomando conciencia de la trascendencia de la energía: Trascender es seguir viviendo Me despoje de mis sandalias para que mis pies toquen la tierra. Quiero esta unión, porque frente mío esta el fuego de las velas. Porque el aire fresco refresca mis pulmones, y acaricia mi cara. Porque el agua energizada con cuarzos me acompaña, y aguarda este momento en el que antes de seguir escribiendo la bebo. Y en esta perfecta unión de los elementos de la creación, sigo. Porque lo que escribo no es un cuento. Es mi paso por el tiempo. Mas allá de mis vivencias, más allá de lo que cuento, estoy escribiendo mi ser, estoy escribiendo mi eternidad, lo que quedara de mi, lo que me hará eterno.
  21. 21. 21 Porque alguien encontrara estas palabras cuando ya mi cuerpo haya partido, porque aunque nadie las encuentre mi energía quedara grabada en la tierra que piso, en el alma de Conny, mi perra, que viene relamiéndose contándome que ha comido. Estoy aquí dejando mi energía grabada en cada alma que la acepta, que la recibe. Con el poder de la intención del amor con el que las escribo. Con la humildad con que las comparto. Estoy dejando semillas para los que me acompañan en el tiempo, y son las mismas semillas que dejo para quienes habiten la tierra después que yo. Traigo conmigo la energía de mis ancestros, he compilado aquí todo lo vivido, todo lo observado, todo lo aceptado. Y sé que el amor que tengo es capaz de mover montañas, y sé que quien su intención ponga en sentir esa energía en si derribara muros con solo sonreírles. No esperes a partir para ser eterno. La eternidad será tu morada cuando no habites en un cuerpo. Sembrá amor en palabras. En miradas. En besos. Que harán que tu ser permanezca más allá del recuerdo. El olvido mata al nombre, mas la energía queda. La absorben los elementos que son los que habitan en la tierra, y hacen que sea mejor el suelo que pisamos, y sea más pura el agua con la que nuestro cuerpo limpiamos.
  22. 22. 22 No esperes a que me vaya para llorar en mi tumba. Porque yo no me iré nunca, si mi amor has aceptado, viviré en tu eternidad, y siempre estaré a tu lado. Ale Flores 30 de Junio de 2012 Parte del concepto que la energía queda en la tierra lo exprese aquí y de este modo: Los besos nunca mueren Soplo mi cara el viento, trayéndome un beso que me habían enviado. Un beso que atravesó mares, que surfeó en el aire montañas para llegar a mi. Es un beso que nació en un pensamiento, se transformó en intención, y al llegar fue bendición. Un beso que no esperaba, y fue alimento esta mañana, el pan que Dios me dio. Hay besos que nutren, caricias que sanan, abrazos reparadores. Hay mensajes en canciones, hay amor en las miradas. Hay almas que se reencuentran, y al hacerlo se reconocen. Solo muere el cuerpo, la energía es eterna, queda grabada en la tierra, y en las almas que amamos. Nos llevamos lo que dejamos, lo que no se oxida ni perece, lo que la noche no oscurece, ni afecta el paso del tiempo. Solo el amor es eterno. Los besos nunca mueren.
  23. 23. 23 Ale Flores 22 de Marzo de 2015 4 Parte: El desapego: Una de las tareas más difíciles que tenemos los seres humanos es el desapego. El desapego es la capacidad de despegarnos de las cosas materiales. De comprender que ellas no somos nosotros, que nuestra verdadera esencia no tiene cuerpo, no es material. El desapego mas difícil, sin dudas, es el del propio cuerpo, de ahí el miedo a la muerte. Cuando comprendemos que la muerte es solo física, que nuestra materia química queda tras ser absorbida por la tierra para convertirse en nuevas vidas, y que nuestra esencia espiritual se eleva y vuelve al origen, comenzamos a transitar el verdadero camino del desapego, el desapego de la propia vida. La muerte es trasformación, transformación de un cuerpo que mutre a la tierra para que la vida siga floreciendo desde sus entrañas. Transformación de su energía que flota en el aire, que llega en los rayos del sol, que habita en el brillo de la luna y de las estrellas. Muchos de nosotros despedimos a nuestros seres queridos cuando desencarnan sabiendo que los volveremos a encontrar, sin comprender aun que ellos no se fueron, solo cambiaron de estado, por lo que no serán nuestros sentidos terrenales los que nos conectaran a ellos, lo harán los sentidos espirituales. Nadie muere. Nada muere.
  24. 24. 24 Todo se trasforma. La luz es eterna. Tu luz es eterna. No hay formas tangibles de corroborar esto, ya que hasta las herramientas más sofisticadas de la ciencia son cuestionables, solo es cuestión de creer, solo es cuestión de aceptar, y es aceptando como la vida se revela, algunas veces buscamos respuestas que puedan ser captadas por nuestros sentidos terrenales, ponemos mucha energía en intentar ver o escuchar a nuestros seres desencarnados, sin darnos cuenta que el camino es sentir, el camino es confiar. Es usar la mente para trascender la mente. El tiempo para trascender el tiempo. El cuerpo para trascender el cuerpo. Aprovechar la vida para trascender la vida. Estamos de paso por la tierra, pero tenemos una energía que es eterna, y se graba en cada uno de nuestros actos, en cada alma que tocamos, en cada beso que damos. Somos eternos en el recuerdo que dejamos. Somos únicos, cuando nuestro camino transitamos. Parte 5: La tarea: Los que aún no experimentamos ese proceso en esta etapa, en esta encarnación debemos ayudarlos a elevarse.
  25. 25. 25 Es un deber, ya que los lazos etéricos que nos unen así lo requieren, de lo contrario sufrimos en nuestros cuerpos el degrado del cuerpo físico desencarnado y la angustia de quien se fue hasta que logramos unir nuestra energía a la energía eterna desprendiéndonos de su energía terrenal, aceptando su partida física tras soltar. Es un proceso que lleva su tiempo, y dura toda la vida, cada vez que reaparezca ese ser, cuando su presencia sea en nuestros sueños, en pensamientos, fotos, objetos, o cualquier cosa que los traiga a nuestra mente debemos irradiarles luz, mentalizar un pensamiento de luz, o dedicarles una oración. Tan solo con sentir que les llegó les llegó, y a medida que lo experimentamos somos más consientes de esta unión, y de nuestra capacidad de ayudarlos. Ellos, por su parte nos guían, nos protegen, nos ayudan. La energía nunca muere, la luz es eterna. Parte 6: Sembrando luz en las tinieblas: Dicen que la depresión aparece cuando la persona siente que ya no tiene más nada que hacer, que ya ha hecho todo, y que solo le aguarda esperar la muerte. Dicen que por eso es tan importante tener proyectos, metas que aunque sean pequeñas nos permitan sentir que vamos en una dirección, y no que estamos estancados en la vida. La inteligencia superior es tan sabia que nos ha dado una tarea, una gran tarea, tal vez la más elevada a todos, y que representa una obra que debemos hacer, la cual se intensifica con los años, ya que cuantos más años tenemos más pérdidas de seres queridos experimentamos.
  26. 26. 26 Esa tarea es la de colaborar en la elevación de las almas, una tarea que solo requiere de la voluntad, y del pensamiento de nosotros, los que aún tenemos cuerpo. Esa tarea implica que cuando alguien desencarnado aparezca en nuestra mente por el motivo que sea o se presente por medio de objetos, fotos, circunstancias o situaciones, le elevemos un pensamiento de luz, una oración, o lo que nosotros pensemos que le puede servir en su descanso en la eternidad. Siempre sentiremos lo correcto, y lo que hagamos así será. Donde hay amor no hay error. Quien no tiene metas que alcanzar en su vida puede ponerse la meta de ayudar a la elevación de las almas que desencarnan y que ya desencarnaron. Eso no solo hará que se sienta bien tanto espiritual como físicamente, también tendrá muchas almas que acompañaran su proceso cuando le llegue el momento de partir. La muerte no existe, la vida que habita en la tierra germina en nuevas formas de vida tras el velo que llamamos muerte. De nada sirve recordar con angustia y dolor, más que para sembrar angustia y dolor en el valle de los muertos. Quien siembra luz en las tinieblas nunca morirá. Salmo 23: El Señor es mi pastor; nada me falta. En verdes praderas me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce, me da nuevas fuerzas y me lleva por caminos rectos, haciendo honor a su nombre.
  27. 27. 27 Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza. Me has preparado un banquete ante los ojos de mis enemigos; has vertido perfume en mi cabeza, y has llenado mi copa a rebosar. Tu bondad y tu amor me acompañan a lo largo de mis días, y en tu casa, oh Señor, por siempre viviré. Parte 7: El cielo en la tierra, y la tierra en el cielo Más allá del sueño de la vida, esta la ilusión de la muerte. La muerte es una ilusión, ya que solo implica un cambio de estado, estamos acostumbrados a ver que alguien está en línea o no para chatear, que tiene encendido o apagado su teléfono, pero no para comprender que las almas que cambiaron de estado siguen estando, lo hacen desde otros planos, pero están. No nos preocupa ver que alguien que buscamos en el chat no está en línea, o a quien llamamos tiene el teléfono apagado, pero lamentamos no poder ver a quienes ya no tienen cuerpo. Sé que suena raro, se que este texto no es penetrará en cualquier mente. Es un texto que llegará a quien tenga que llegar, como todos. Llegará a las mentes que estén listas para comprender el mensaje, a los corazones que hayan sabido amar desde el corazón a almas que desencarnaron y sientan que ellos aun están.
  28. 28. 28 Es un texto para quienes están en el camino de comprender que la muerte no existe, que la vida es eterna y siempre vivirá. Ellos, los desencarnados se acercan a nosotros, nos buscan, nos guían, nos protegen. Buscan nuestro perdón cuando saben que no los perdonamos, ellos quieren descansar en paz, ellos merecen descansar en paz, ya que de ese modo podemos nosotros vivir plenamente. Quien condena se condena. Quien perdona se perdona. Quien acepta se acepta. Quien ama se ama. Aquí están todos. Lo creas o no están todos tus seres queridos desencarnados, aquí a tu alrededor. Te están irradiando todo su amor, toda su luz, quieren que seas feliz, que logres transitar tu camino, y saben que se reencontrarán con vos cuando sea el momento. Ven todo desde el todo, no hay árbol que les impida ver el bosque, ven el bosque, y ven los arboles. Aquí están.
  29. 29. 29 Han venido porque estas tomando conciencia de la verdad, tomas conciencia que tus pensamientos los iluminan, tus pensamientos les dan paz. Tus pensamientos ayudan a elevarlos, y con al elevación de ellos te elevas vos. Esta parte del camino también es el camino. Esta parte de la vida también es vida. Como la vida que vive en el agua, en el aire, en la tierra y en el fuego. Como la vida que nace en un pensamiento que es vibración, viaja por el aire, resuena en todo el universo y pone en marcha a la creación. Somos almas eternas. Somos seres eternos. Te dejo un instante en esta unión para que disfrutes la presencia de tus seres queridos y tomes conciencia de esta unión.
  30. 30. 30 Gracias Gracias por haber aceptado esta verdad. Gracias por aceptar mi misión. La misión de unir el cielo en la tierra, y la tierra en el cielo. Ale Flores 1 de Agosto de 2015 La Merecida Espacio Sagrado Altar de Fuego Dedico este libro a la memoria de Domingo Pedro Verón, Peter, Pedrito, el portero del edificio donde vive mi mamá, la casa de mis viejos, donde viví mis primeros 25 años, donde me crié. Pedro es un amigo de la vida, esos que solo están para ayudar. Pedro nos ayudó, nos acepto como amigos y aceptamos su amistad. Pedro que con solo 55 años en la tierra terminó su misión encarnado, ahora ayuda desde otros planos a los que recién se fueron, y espera a los que llegarán. Pedro, un alma noble que camino la tierra hasta hace nada. A la memoria de Domingo Pedro Verón.
  31. 31. 31 "Las despedidas son sólo para aquellos que aman con sus ojos. Porque para aquellos que aman con el corazón y el alma no hay tal cosa como la separación." Rumi
  32. 32. 32 Ayer termine un libro, un libro que sentía desde hacía tiempo que debía escribir, fue madurando, como madura un fruto que madura gracias a las energías de la tierra y las energías del cielo, porque es un libro que no escribí solo, lo hice con la ayuda de mis seres queridos desencarnados, lo escribí en conjunto con mi viejo, que desde el cielo me fue guiando. Sentí un placer inmenso al terminarlo, al saber que la tarea estaba realizada, lo siento como algo que dejaré en la tierra, algo que ayudará a otras almas. Más el proceso ayudo a la mía, he crecido en la unión con los que llamamos muertos, es un libro que trata de la vida, y la vida tras el velo en el que descansan ellos. Recorrerá el recorrido que le corresponda, llegará a las almas que deba llegar. Mi misión es escribirlo y publicarlo, se ocupará el universo de todo lo demás. Ayer terminé de escribir “El cielo en la tierra, y la tierra en el cielo”, le doy gracias al padre por esta oportunidad. Ale Flores 2 de Agosto de 2015 La Merecida Silla Azul Espacio Sagrado Altar de Fuego “Las Almas que se aman a través del Infinito no saben de ausencias, no conocen las distancias ni dicen adiós.” Josefa Luque
  33. 33. 33 Flores, Alejandro Dario El cielo en la tierra, la tierra en el cielo / Alejandro Dario Flores. - 1a ed. . - General Rodríguez : Soy Reiki, 2010. Libro digital, DOC Archivo Digital: descarga y online ISBN 978-987-27810-1-9 1. Autoayuda. 2. Espiritualidad. 3. Bienestar. I. Título. CDD 158.1

×