Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Disimulado cautiverio la utopía jesuítica del paraguay

1,186 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Disimulado cautiverio la utopía jesuítica del paraguay

  1. 1. UNED Ávila, julio de 2013Juan A. Granados Loureda“Disimulado cautiverio”, la teocracia jesuítica del Paraguay(1609-1750); realidad y ficción en la “Tierra sin mal”
  2. 2. “Los guaraníes contemporáneos nada saben, nadarecuerdan de aquel reino, de aquel “disimulado cautiverio”,en el que fueron perdiendo su ser natural mientras se iban“humanando”, según clamó uno de sus chamanesdisidentes. Pasan ante las ruinas sin verlas. Ningún mito,ninguna leyenda, quedó entre los guaraníescontemporáneos de los chamanes blancos, de aquellos“hechiceros de Dios” que les habían prometido conducirloshasta la verdadera “Tierra sin males” por otros derroterosque por los anunciados en la profecía inmemorial”. (Augusto Roa Bastos: Entre lo temporal y lo eterno, prólogo a la obra: Tentación de la utopía: las misiones jesuíticas del Paraguay, de Jean-Paul Duviols y Rubén Barreiro)
  3. 3. 1- Un poco de “historia jesuítica”-La América hispánica: “Reducción” vs “Encomienda”-En  el  Paraguay  las  primeras  reducciones  fueron  cosa  de franciscanos,  luego  desarrolladas  por  los  ignacianos  bajo  la  idea misional de San Francisco Javier:•La movilidad apostólica: cuarto voto de obediencia al Papa en lo que se refiere a las misiones específicas a las que éste les pueda destinar. •La adaptación misionera (inculturación). San Ignacio pidió a los jesuitas adaptarse a las personas y pueblos evangelizados con dos actitudes: la captación  piscológica  de  los  destinatarios  del  mensaje  cristiano  y  la inculturación,  es  decir,  el  conocimiento,  la  estima  y  aceptación  de  los valores  culturales  (tradiciones,  lenguas  y  costumbres)  de  los  pueblos evangelizados. •La promoción humana: oficios artesanos y progresos técnicos. 
  4. 4. Desde que el Prepósito General de los jesuitas, Claudio Mateo Acquaviva crease el 9 de febrero de 1604 la Provincia Jesuítica del Paraguay, cientos de jóvenes padres, algunos casi niños, navegaron  desde  todas  partes  de  Europa  a  lo  largo  de  tres largos meses para alcanzar el Río de la Plata y las anheladas Reducciones, creando con su ánimo inquebrantable un mundo “fuera  del  mundo”  más  firme  y  duradero  que  cualquier  otra experiencia social que de cerca o de lejos se pueda calificar de utópica. En 1609 los Padres Marcial de Lorenzana y Francisco de San Martín fundan la primera reducción: San Ignacio Guazú. Hacia el 1700, la provincia jesuítica del Paraguay constaba de una  treintena  de  florecientes  reducciones  en  las  que  vivían cerca de 100.000 guaraníes atendidos por 250 padres. 
  5. 5. Ante la presión paulista, en 1631 el padre Ruíz de Montoya dirige el “granéxodo” hacia los valles del Paraguay. En  1638,  Ruiz  de  Montoya,  entonces  Superior  General  de  las Reducciones,  viajó  a  Madrid  para  pedir  al  Rey  que  suspendiera  la legislación  que  prohibía  a los  indígenas poseer armas de  fuego  y logró convencer a la Corte para dotar a las Reducciones de armas de fuego y adiestrar a los nativos en su uso. En marzo de 1641, en la confluencia del Río Uruguay y del Río Mbororé, un ejército de 4.000 guaraníes aniquiló a una expedición de 3.000 paulistas. El área de las reducciones queda así configurada en torno a los caudales del Paraná y el Uruguay. 
  6. 6. Mapa general de las misiones en su momento de máxima expansión, a caballo entre los actuales Paraguay, Brasil y Argentina
  7. 7. Una organización cartesiana, uniforme y sin fisuras•Los Padres eran la máxima autoridad civil y religiosa de la Reducción. En cada una debía haber, al menos, dos Padres: el párroco, responsable de la economía, la construcción y la administración y el Padre menor, responsable de la catequesis, del cuidado de los enfermos y de los servicios religiosos. •El gobierno de la Reducción correspondía al Cabildo, un concejo formado por indígenas, con autoridad sobre la población. Al frente del Cabildo estaba el Corregidor, encargado de la justicia y dos Alcaldes, encargados de velar por las buenas costumbres, castigar a los holgazanes y los vagabundos y cuidar de que todos cumplieran sus obligaciones. También había alguaciles, un mayordomo o ecónomo, un portero y un sacristán. •En las Reducciones existía un sistema judicial y una organización de policía, con un contenido esencialmente preventivo. No existía la pena de muerte. Los delitos eran castigados normalmente con la pena de azotes en la plaza y en presencia de uno de los Padres. 
  8. 8. “Ciudades de Dios” en la “Tierra sin mal”“Se elige con mucho cuidado el lugar donde se ha de establecer una misión,cuidando que se trate de un lugar despejado y saludable, en lo alto, sobre algunacolina o loma retirada de pantanos y aguas estancadas. Todos los pueblos seorganizan en cuadro de 150 varas de lado, rodeando la gran plaza principal; en tresde sus costados se disponen las viviendas de los guaraníes y en el frente principal laIglesia, con el cementerio a su lado izquierdo y la casa de los padres, los tallerescomunales, graneros y almacenes al derecho. Existe también junto a la tapia delcementerio una casa para mujeres viudas o de vida dificultosa que le dicen de“recogidas”. Este esquema principal, no se altera jamás. Impresionan las iglesias,algunas tan capaces como una catedral española. Son al estilo jesuita, de tres naves,una principal y dos con capillas laterales como es ordinario en sus iglesias matrices.La única excepción es su iglesia principal de Candelaria que es de cinco naves.Tienen las iglesias de largo 60, 80 o más varas, de ancho entre 26 y 30. Usanindistintamente el sillar y la mampostería, según para la parte que se necesite elaparejo, siempre utilizando la roja y dúctil piedra arenisca del país. El techo estriba engruesos pilares de madera de un árbol poderoso y altísimo que llaman Tajivo oLapacho, cuya madera nada tiene que envidiar a los mejores robles nuestros.”
  9. 9. “Las calles se trazan derechas a cordel y tienen de ancho 16 o 18 varas. A su largo, sedisponen corridas las casas de indios, todas con soportales de tres varas de ancho omás, para evitar el enojo de la lluvia diaria. Las casas son también iguales, fabricadas enpiedra o adobe, con cubierta de teja. Tal es su uniformidad, que no hay una más alta queotra. Cada una consiste en un sencillo aposento de siete varas en cuadro, que englobaalcoba, cocina y retrete, separadas por esteras cuando se precisa. Las puertas son demadera y para tapar las ventanas no usan cristal, difícil de conseguir aquí, sino un cuerode vaca bien tenso que ampara de la intemperie y permite el paso de la luz. Cada casaacoge a una familia y, muy a menudo, al hijo mozo con su mujer. Todos duermen encómodas hamacas fabricadas en red de algodón, apenas usan sillas y cuando lasconstruyen son muy bajas, como de niño, pues prefieren conversar desde la hamaca osimplemente sentándose sobre las esteras que cubren el suelo terrero. Admira el ingenioque han mostrado los padres a la hora de buscar un recebo sustituto de la cal, pues aquíno hay más que esa roja piedra ferruginosa que no sirve para tal menester. Me hancontado que para blanquear las construcciones calientan caracoles a fin de quitarles todolo que no sea concha, muelen luego ésta y la mezclan con agua de cola de cueros blancosy con este singular producto lucen y blanquean las paredes a plena satisfacción”.
  10. 10. No les suena a conocido?Cualquiera de las Ciudades se subdivide en cuatro Distritosiguales, cada uno de los cuales tiene en su centro una plazadonde se hallan los almacenes generales comunes a todos. Haylugares determinados donde se llevan los productos del trabajopropios de cada familia. Cada especie de alimentos se conservaen silos apropiados por cada clase.De estos almacenes cada padre de familia saca todo aquello quenecesita para sí y para los suyos, sin dinero ni nada que losustituya. ¿Por qué se le negará nada si allí hay abundancia detodo, y sin temor a que nadie pida más de lo que necesita? ¿Y quéobjeto puede tener el pedir con exceso cuando se está seguro deque no faltará nada de lo necesario? Es cosa manifiesta quecuando no hay temor de que falte lo que se necesita, cesa laambición de querer acumular aquella clase de bienes, y como estaambición no se da en Utopía, viven perfectamente tranquilos.(Tomás Moro, Utopía, 1516)
  11. 11. Una economía florecienteCada  reducción  era  una  unidad  económica  independiente  que  se relacionaba  con  las  demás  en  base  a  una  economía  de  trueque.  La propiedad de la tierra tuvo dos formas básicas: Ava mba’e, la propiedad del  indio,  que  cultivaba  una  parcela  que  no  podía  vender  y  cuyos productos servían para el sostenimiento de su familia. Y Tupa mba’e, la propiedad  de  Dios,  comunitaria,  constituida  por  tierras cuyo  producto revertía en beneficio de la comunidad. La economía se basaba fundamentalmente en la agricultura y ganadería. Por  ejemplo,  las  cosechas  del  maíz,  la  cebada,  el  trigo  y  el  arroz  se alternaban  cuatro  veces  al  año.  El  algodón  se  cultivaba  en  tres variedades diferentes. También se producía azúcar, vino y tabaco. Más importante que la agricultura fueron las grandes extensiones de terreno utilizadas para la cría del ganado o estancias 
  12. 12. Cada uno su oficioen todas las Reducciones, los jesuitas crearon forjas, carpinterías,platerías, talleres de cerámica, escultura, pintura, talleres para hacercarros, puertas y ventanas, construir canoas, así como talleres deescultura, pintura, joyería, elaboración de rosarios, bordado, etc.Todos los pobladores entre los 14 y los 50 años debían tener unaprofesión, de entre las detalladas y cada uno era libre de elegirla deacuerdo con sus inclinaciones y sus propios gustos, pero no podíacambiar de ocupación en función del capricho del momento.El Padre Labbé, en 1711, escribía: "He visto bellísimas pinturas hechascon sus propias manos, libros impresos con gran precisión, algunosescritos con mucho cuidado, órganos y todo tipo de instrumentosmusicales comunes en ese territorio. Hacen relojes de bolsillo,imprimen pequeñas guías, dibujan mapas y son excelentes en todaslas actividades manuales, siempre que tengan delante de sus ojos eloriginal o un modelo”.
  13. 13. ¿Qué hay de cierto sobre las ocultas minas de oro de los jesuitas quealimentaban la evidente prosperidad de las reducciones? La teoría delobispo Cárdenas y el fracaso de sus pesquisas.“Señor, el Reverendo Obispo del Paraguay, don Fray Bernardo de Cárdenas, se halla alpresente en esta ciudad, a donde fue llamado por órdenes del Gobierno, juzgándose pormedio conveniente para la quietud de aquellas provincias su comparecencia, en lasdisensiones grandes que entre dicho Obispo y religiosos de la Compañía de Jesús hahabido y hay en los particulares de que en otras ocasiones se ha dado cuenta a VuestraMajestad, uno de los cuales es que en las reducciones y doctrinas que están a cargo dedichos Padres hay minas de oro muy considerables, defraudándose a Vuestra Majestadde ellas y sus quintos reales …/…También ha insinuado dicho Obispo que son sinnúmerolos indios que hay en dichas reducciones y doctrinas y que no pagan tributo ninguno enque es Vuestra Majestad damnificado en grandes sumas, como también en no estarrecibida entre ellos la Bula de la Cruzada y que los religiosos curas no están presentadosconforme lo requiere el Real Patronazgo, de todo lo cual queda esta Audiencia advertida yel Fiscal de ella pedirá lo que convenga al mayor servicio de Vuestra Majestad”Guarde Dios la Católica Real Persona de Vuestra Majestad muchos años como lacristiandad ha menester, Plata y mayo veinte y nueve de 1651. Doctor don Francisco deSossa, Licenciado de Antonio de Quijano y Heredia, Doctor don Luis Joseph Merlo de LaFuente, Licenciado don Fabián de Baldez Carrillo”.
  14. 14. El verdadero oro de los ignacianos era el monopolio la Yerba Mate“Además de los bienes comunes de vacas, algodón, etc., hay otro muy particular ycuantioso, que es el de la yerba del Paraguay, que comúnmente llaman YERBA, sinmás ádito. Hay en los montes de aquellas Misiones, y en los de la gobernación delParaguay, por toda ella, unos árboles propios de aquel territorio, del tamaño de unnaranjo, y de hoja parecida a él, que llaman ÁRBOL DE YERBA. Cógense las ramas nograndes de este árbol: chamúscanse a la llama: pónense en unos zarzos muy altos: ypor debajo se les da humo toda una noche: después se muelen y se ensacan. Esta esla yerba tan usada en aquellas tierras entre ricos y pobres, libres y esclavos, como elpan y como el vino en España. Úsase lo mismo que el té o chá, como dicen losportugueses, tomado de los chinos. Caliéntase el agua: échase como un puñado deyerba en el MATE, que es la vasija en que se toma, y es de calabazo pintado, de figurade una canoa o pesebre, o de coco grande, que los ricos lo tienen guarnecido de plata,o de palo santo, madera muy medicinal; no de estaño, plata, ni barro: encima de layerba se echa el agua caliente templada, no hirviendo, que así hace que amargue layerba: y la gente de algún ser la echa azúcar, y aun agrio de naranja y pastillas de olor.La gente ordinaria sin cosa de estas”.(José Cardiel, Breve relación de las Misiones del Paraguay)
  15. 15. La imagen de la prosperidad“La iglesia del pueblo de San Miguel, en que trabajaron mil indios por diez años, deque ya se tocó algo, la valuó el ingeniero mayor del ejército y otros arquitectos en unmillón de pesos: y el General portugués, luego que la vio, dijo que sólo los cimientosvalían más que lo que el Rey de Castilla daba por todo el pueblo, eso es, los cuatro milpesos: y todo esto era de los indios, que lo hicieron sin jornal alguno, con grandessudores y fatigas.”(José Cardiel, Breve relación de las Misiones del Paraguay)
  16. 16. La cuestión cultural, mucha música y poco español“En este año ya logré que dominaran sus instrumentos: seis trompetistas dedistintas reducciones -cada pueblo tiene cuatro trompetistas-, tres buenostiorbistas, cuatro organistas... Este año he logrado que treinta ejecutantes dechirimía, dieciocho de trompa, diez fagotistas hicieran tan grandes progresosque todos pueden tocar y cantar mis composiciones. En mi reducción heanotado para ocho niñitos indios el famoso Laudate Pueri. Lo cantan con talgarbo, tal gracia y estilo que en Europa apenas se creería de estos pobres,desnudos, inocentes niñitos indios. Todos los misioneros están llenos dealegría y agradecen al Señor Supremo que, después de tantos años, les hayaenviado un hombre que también ponga a la música en buenas condiciones...Cuánto me honran y aman los indios, la modestia y el pudor no permitendescribirlo. Yo soy indigno de todo esto, y el mayor pecador y más inútil detodos los siervos en Cristo”(Padre Anton Sepp, “Relación de viaje a las reducciones jesuíticas”. 1696)
  17. 17. La extraordinaria música del pratense Domingo Zipoli(1688-1726)Ingresó en la Compañía de Jesús en Sevilla (España), en 1716. En1717, siendo novicio, junto con otros tres jesuitas, zarpó paraBuenos Aires, a donde llegó el 13 de julio de ese año. De 1717 a1724 terminó su noviciado y sus estudios sacerdotales, pero nopudo ordenarse por estar vacante la sede episcopal. Esconsiderado el más grande compositor de música que se interpretóen las Reducciones (1688-1726) que, curiosamente jamás pisó, yaque murió muy joven en Córdoba, Argentina, en 1726, enfermo detuberculosis. El estilo de su música es típico de la época, con elempleo del contrapunto y utilizando diversos instrumentoscaracterísticos de la música barroca. Su obra musical se extendiópor Paraguay y Perú. Compuso, entre otras piezas, tres óperas: Elrey Notario de Egipto; Los pastores en el nacimiento de Cristo; yFelipe IV, representadas en la reducción San Francisco de Borja.
  18. 18. El espinoso asunto del idiomaInicialmente, la lengua guaraní fue ágrafa: no tenía escritura, pero tenía en su expresiónoral una estructura gramatical propia. En las Reducciones sólo se hablaba el guaraní ylos jesuitas, a partir de la iniciativa del P. Ruiz de Montoya escribieron y tradujeronlibros en esta lengua.Los Padres solicitaron en 1632 al Padre General de la Compañía de Jesús que enviara alas misiones a quien les enseñara el arte de la imprenta. Y, a finales del S. XVII losPadres Juan Bautista Neumann y José Serrano construyeron la primera máquina paraimprimir, utilizando maderas duras de las selvas, ayudados por los hábiles guaraníesque las labraron, tallaron los tipos o los fundieron en estaño.“En esas canoas o pequeños navíos embarcamos pues, el día 1 de Mayo de1691 en un lugar que dista cuatro millas de Buenos Aires para evitar que losindios pudiesen ir con sus canoas hasta Buenos Aires. Y es que los Padresno admiten que los indios convertidos entren en contacto con los españoles,por que los indios bautizados, que son gente buena y simple, se disgustan yentristecen cuando ven algo de mal entre los cristianos. Y los españoles nosobresalen por ser los mejores.”(Padre Anton Sepp, “Relación de viaje a las reducciones jesuíticas”1696)
  19. 19. “Los padres no usaban el hermoso nombre delCreador en presencia de los indios. Que a Dios lellamaban “Tupá” en el muy herético catecismopergeñado por Fray Luis de Bolaños, porque senegaban a emplear con sus neófitos una sola palabraen español”
  20. 20. “El sagrado experimento”, la “Tierra sin males”. Unmundo feliz, sin contacto con el exterior, nada pues,mas filosóficamente utópico.“Las promesas que Dios hizo a Abraham (a cuya descendencia sabemos quepertenecen por la divina palabra, no sólo la nación israelita según la carne, sinotambién las naciones, según la fe), se van cumpliendo exactamente, como lo hamanifestado el discurso que va haciendo la Ciudad de Dios, conforme al orden de lostiempos.”(La Ciudad de Dios. San Agustín)“When I thought of my Family, my Friends, my Countrymen, or Human Race in general,I considered them as they really were, Yahoos in Shape and Disposition.”(Gulliver’s Travels part IV. A voyage to the country of the Houyhnhnms. Jonathan Swit)“Pues tienen un funcionario encargado de velar por cada una de las virtudes. Así, hayuno al que llaman Liberalidad; otro, Magnanimidad; un tercero, Castidad. E, igualmente,existen los denominados Fortaleza, Justicia Criminal y Justicia Civil, Diligencia,Verdad, Beneficencia, Gratitud, Misericordia y otros.”(Tommaso Campanella, La ciudad del Sol.)
  21. 21. Algo en lo que mas de un contemporáneo podría haber reparado yalgún otro llegó a hacerlo…“No sólo es la libertad de pensamiento compatible con la paz del Estado, sino que suprimirlaimplica destruir dicha paz (...) Los gobiernos no deben esforzarse por convertir a los sereshumanos en bestias o peleles, sino fomentar que desarrollen sus mentes y cuerpos rodeadosde seguridad, empleando su razón sin ninguna especie de grilletes”.Baruch Spinoza“La esencia de un espartano era su obediencia a las leyes de Licurgo, y la esencia de unparaguayo ha sido hasta ahora la obediencia a las leyes de los jesuitas”(Ensayo sobre las costumbres, Voltaire)
  22. 22. Incluso de forma combativa y vehemente…“¿Con que tu ya has estado en el Paraguay? Le dixo Candido. Friolera es si he estado,replicó Cacambo; he sido pinche en el colegio de la Asunción, y conozco el gobiernode los padres lo mismo que las calles de Cádiz. Es un portento el tal gobierno. Ya tienemas de trescientas leguas de diámetro, y se divide en treinta provincias. Los padresson dueños de todo, y los pueblos no tienen nada: es la obra maestra de la razón y lajusticia. Yo pormí no veo mas divina cosa que los padres, que aquí están haciendo laguerra á los reyes de España y Portugal, y confesándolos en Europa; aquí matan á losEspañoles, y en Madrid les abren de par en par el cielo: vaya, es cosa que me encanta.Vamos apriesa, que va vm. á serel mas afortunado de los humanos. ¡Qué gusto paralos padres, quandosepan que les llega un capitán que sabe el exercicio búlgaro!”…“Ya sabe vm., querido Candido, que era muy bonitillo; creció mi hermosura con laedad, de suerte que el reverendo padre Croust, rector de la casa, me tomó muchocariño, y me dio el hábito de novicio: poco después me enviaron á Roma. El padregeneral necesitaba una leva de jesuitas alemanes mozos. Los soberanos del Paraguayadmiten los menos jesuitas españoles que pueden, y prefieren á los extranjeros”.Voltaire, Cándido.
  23. 23. ¿Felices siervos de Dios o indígenas sometidos a una perenneminoría de edad? Las claves que proporciona Cardiel“Cada cuatro semanas efectivas que trabajen, tienen bastante para lograr el sustentopara todo el año, como sucede con los más capaces y trabajadores, porque la tierra esfértil; pero generalmente es tanta la desidia del indio, que ni sometiéndoles a pena deazotes se logra que labren todo, porque el guaraní es muy amigo de poquitos por sucorto espíritu, y su vista intelectual no alcanza al fin del año. Es tiempo perdido el usarlargos discursos para convencerlos, ni razones sobre razones, lo que aprovecha esdecirles poco y mandarles mucho”.“Lo que cuesta más es que cada uno tenga su algodonal para vestirse con el debidorecato, hasta el maíz se les pierde por no guardarlo de los loros “.“No he conocido indio alguno que supiese guardar cincuenta pesos, siendo así quecualquier mulato o negro los adquiere y guarda con el trabajo de un año”
  24. 24. El asunto moral…“Dicen si y no a una misma cosa que seles pregunte, aunque creo que no es pormalicia, sino por estupidez deentendimiento”.“Antepongo la cara de una sola matronaflamenca a todas las Elenas de las Indias,son la mayor parte tan atezadas, tanasquerosas y feas, que consigo mismasse llevan la victoria de la tentación. Tieneel español por tan vil y bajo al indio, queantes se casará con una bastarda, conuna mulata, con una negra, que con unaguaraní. Pero son mujeres, y esto bastapara recatarse de ellas”.“los franceses sostienen una naturaleza inmadura de América, a la que consideran másjoven que el viejo continente. Así tratan de explicar una cierta “falta de fuerza” en lascriaturas que la pueblan. De hecho, justifican la existencia de grandes ríos y acuíferoscomo restos aún visibles del Diluvio Universal, de cuyas consecuencias, dicen, estecontinente aún no se ha recuperado totalmente. De este modo, América y en especial ladel Sur, al ser mojada, pegajosa, fangosa y enmohecida, genera seres vivos inmaduros, demenor tamaño y con un menor vigor sexual y productivo.
  25. 25. José Cardiel, (1704-1781)Alumno del Colegio jesuita de Vitoria, ingresó en la Compañía deJesús. En Villagarcía de Campos (Valladolid). Hizo la Filosofía yTeología en Medina del Campo, alumno del P. Calatayud. Destinadoa Paraguay en 1729, fue enviado a las Reducciones de El Paraguayen 1731, a los pueblos de Santiago y Jesús. En este último hizo decapellán del ejército de 4.000 guaraníes enviados a controlar lainsurrección de los comuneros que habían tomado Asunción y dadomuerte al gobernador.En 1745, por orden de Felipe V, fue a Buenos Aires para acompañaral P. Quiroga para la Patagonia y ver la posibilidad de fundar allíreducciones de indios. Fue el primer europeo en llegar a la Bahía deS. Julián en 1746. En 1747 fundó la reducción Nuestra Señora delPilar, en Mar del Plata. En 1748, con seis indios viajó a zonas del surdesconocidas por los europeos. En 1749 volvió a las ReduccionesGuaraníes. La orden de expulsión de la Compañía de Jesús lesorprendió en Concepción (Argentina). Llegó a Puerto de SantaMaría (Cádiz) en abril 1769 y de ahí a Faenza (Italia), donde escribiósu importante relación de las misiones jesuitas de Paraguay yterminó la elaboración de valiosos mapas de la región.
  26. 26. Algunas voces disidentes había…en especial los contestadoschamanes“Eso es pensamiento de vieja, nosotros no queremos un Dios que vea ysepa todo lo que nosotros hacemos. Al último “pai abaré” lo matamoscolgándolo por los pies y luego nos lo comimos. No entendemos comoellos pueden comer a Dios todos los días y no nos permiten comer a unenemigo de vez en cuando. ¿No saben que no hay nada más sabroso queroer los huesos de la manita de un niño tapuya bien tierno? Los faldaslargas son chamanes falsos; nos prohíben la chicha y el vino; pero si elvino es malo ¿porqué lo beben en misa? ¿Cómo podría no ser bueno elvino si Jesu Frito está dentro?
  27. 27. El final de un largo sueño, el tratado de Madrid entre España y Portugal de1750La crisis definitiva llegó con el tratado sancionado en Madrid en 1750,seguramente inspirado ante Carvajal por el inquieto embajador inglésMr. Keene. En su virtud las coronas de España y Portugal acordaban untrueque de posesiones, Portugal cedía a España la Colonia delSacramento y el rey católico el territorio de reducciones jesuíticasllamado de los siete pueblos situado al sur del río Uruguay. De estamanera, las misiones orientales (S. Borja, S. Nicolás, S. Luís, S. Lorenzo,S. Miguel, S. Juan y Santo Ángel) pasarían a Portugal una vez que unacomisión delimitadora formada por españoles y portugueses, trazase lanueva frontera. Por parte de España se decidió que mandase laexpedición el Marqués de Valdelirios, mientras que los portuguesesnombraron a Gómes Freire de Andrade, futuro conde de Bobadela.
  28. 28. “Mientras no searranquen los pueblosa esos santos padres,como los indios losllaman, no se lograráotro resultado querebeliones,insolencias ydesprecios”(Gomes Freire aValdelirios)
  29. 29. la firma del Tratado de Madrid y el nombramiento de la comisión hispano-lusa de límites supuso el principio del fin. Cuando el marqués de Valdeliriosse hartó de escuchar los requerimientos de los jesuitas y sus guaraníes yasignó a los indios tierras estériles, negándose a conceder a los padres mástiempo para organizar aquel verdadero éxodo, comenzó la guerraguaranítica. Con apoyo de los jesuitas o sin él, los caciques Sepee Tiarayú yRafael Paracatú ya habían decido defender su patria y lo hicieron con arrojoy maestría, tal como les habían enseñado, resistiendo simultáneamente a losejércitos expedicionarios español (Andoanegui) y portugués (Gomes Freire)durante dos largos años (1754-1756). Sepee Tiarayú, corregidor y alférez realde San Miguel y cacique general, falleció ese mismo año de 1756, al igualque el célebre corregidor de Concepción, Nicolás Ñanguirú, su sucesor en elcomando general de la guerra, muerto en la decisiva batalla de Caybaté. Elúltimo combate tuvo lugar en la misión de San Miguel Arcángel el 8 de juniode 1756. Acto seguido, el general José de Andoanegui inició la evacuaciónforzosa de los indios hacia el occidente del río Uruguay.
  30. 30. Mapa con la líneade demarcacióndel tratado deMadrid, trazadopor el padreCardiel
  31. 31. Es sabido que, casi paradójicamente, el Tratado de Límites jamás se llevó atérmino. En 1761, y en medio de la guerra de los Siete Años, Carlos III lo dejósin efecto. No obstante, las reducciones no se recuperaron jamás. En 1758 elmarqués de Pombal expulsó a los jesuitas del territorio portugués y en 1767Carlos III dictaba la misma disposición para el conjunto de la MonarquíaHispánica, el sueño de los ignacianos en el Nuevo Mundo había terminadodefinitivamente. Hoy hermosas ruinas dispersas por el basto territorio quecomparten Argentina, Brasil y Paraguay, muchas consideradas por la UNESCOpatrimonio de la humanidad como San Ignacio Miní, Santa Ana, Nuestra Señorade Loreto, Santa María la Mayor (Argentina), y São Miguel das Missões (Brasil),representan poéticamente todo el recuerdo que nos queda de aquella esforzaday sorprendente epopeya.
  32. 32. 2-Traslatio Imperii, una ficción punto utópica en el ParaguaySartine y la guerra delos guaraníesEdhasa, 2010
  33. 33. La profecía de Ezequiel, el Templo de Salomón y El EscorialBenito Arias Montano, Fray José deSigüenza…la honestidad intelectualy una birria de templo…
  34. 34. El jesuíta Juan Bautista Villalpando o el exceso que llevó a la tumbaa Jerónimo de Prado
  35. 35. Dios arquitecto
  36. 36. Juan Caramuel, su “Architectura civil recta y oblicua,considerada y dibuxada en el Templo de Jerusalem promovidaa suma perfeccion en el templo y palacio de S. Lorenço el Realdel Escurial que inventó el rey D. Philippe II”. Y un célebrepalíndromo
  37. 37. San Lorenzo del Escorial, el templo del nuevo Salomón
  38. 38. La sinagoga de Ámsterdam, el tesoro de los nestorianos, elsantuario de Manquiri en el Potosí y otros elementos de“arquitectura divina”
  39. 39. Y, naturalmente, un Templo selvático ad maiorem gloria Dei
  40. 40. En tanto Nicolás Sartine trata de poner ciertas cosas enclaro…
  41. 41. Gracias por su atención

×