Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Cuento1

  • Be the first to comment

Cuento1

  1. 1. Mi visitaal Dentista 1
  2. 2. Un día soleado, Caroline le dijo a su mamá Carmen: – Mami, mami. ¡Vamos al parque a jugar! Como el día estaba hermoso, doña Carmen la llevó. En el parque se encontraron a Beatriz, una amiga de la familia. Caroline, jugaba con su osito Pipo y disfrutaba de aquel día cuando un dientito le empezó a doler.2
  3. 3. 3
  4. 4. Beatriz le recomendó a la mamá de Caroline que la llevara a la Clínica de la Centeno Güel, para que le revisaran el dientito. Doña Carmen la llevó de inmediato. En la clínica las recibió la asistente dental: – ¿Cómo te llamas? - preguntó la asistente. – Caroline. – dijo la niña – ¿Y el osito? – dijo la asistente. – Pipo – respondió Caroline.4
  5. 5. 5
  6. 6. La asistente las invitó a entrar a una salita en donde estaba la doctora de los dientitos. – Aquí se llama cepillera – les dijo la dentista – Y voy a enseñarte cómo lavarse bien esos dientitos. Entonces lavaron uno por uno los dientitos de Caroline, limpiaron la lengua y hasta hilo dental usaron. Caroline sentía como si su boca fuera de menta y el aire que entraba era frío, frío.6
  7. 7. 7
  8. 8. Pero las sorpresas no terminaban ahí, ahora iban a entrar a un lugar muy especial, “consultorio” le llamaron, pero para ella era la cápsula de una nave espacial y en el centro una gran silla con controles. La silla subía y bajaba, tenia aire y agua, y cuando despegaban encendía una luz que la hacía cerrar sus ojitos. – Que divertido es esto - pensó.8
  9. 9. 9
  10. 10. Caroline abrazó a su osito y se preparó para despegar. – Antes de despegar vamos a revisar la boca de Pipo, porque me contaron que no se siente muy bien- dijo la doctora. – A ver Pipo abre bien grande la boca - agregó. Caroline miraba con los ojitos muy abiertos a la doctora mientras revisaba a Pipo y sentía mucha curiosidad, ella también quería que la revisaran y poder despegar a la luna en esa silla espacial. – Ahora yo, ahora yo – dijo Caroline.10
  11. 11. 11
  12. 12. Al fin llegó el turno de Caroline. La doctora le pidió que abriera grande la boca, igual como Pipo lo había hecho, ella muy obediente lo hizo. La doctora comenzó a contar; uno, dos, tres, cuatro y fue tocando cada uno de sus dientes. – 19 dientes muy sanos y fuertes, muy bien Caroline – dijo. – A ver, ¿y este? – Mmm este diente, no se siente bien, creo que está un poco enfermito, ¿tú qué piensas? - dijo la doctora ¡Si! - dijo Caroline - no se siente bien, algo le duele, como cuando a mí me duele la pancita.12
  13. 13. 13
  14. 14. – Muy bien, entonces lo vamos a curar. Tu dientito tiene un agujerito y le pondremos una linda estrellita plateada. Será como traer a la luna y las estrellas a tu boquita y te dejará de doler- dijo la doctora. La asistente, una muchacha muy divertida, le puso una servilleta grande y un poco pesada y le dijo: – Es para tomarte una foto de astronauta, es muy especial porque podremos ver dentro de tu dientito.14
  15. 15. 15
  16. 16. Después de tomarle la foto, la doctora sacó un cepillito muy gracioso y le dijo: – Vamos a limpiarte todos los bichitos que pueden meterse en los dientes de los niños, si no se lavan bien. Así que con el cepillo y agua fueron limpiando el diente. Caroline quería reírse, pero no podía porque su boca estaba bien abierta para que la doctora pudiera trabajar, y traer una linda estrella a sus dientes. Además había un tubito que se tomaba toda el agüita de la boca.16
  17. 17. 17
  18. 18. El tiempo se le pasó volando y de pronto la doctora dijo: – ¡Listo! Eres toda una astronauta, ahora tienes una estrellita en tu boca. Manténlos limpios y brillantes para que los bichitos no vuelvan a hacer huequitos ni te den dolor. Has sido una niña muy valiente Caroline.18
  19. 19. 19
  20. 20. Caroline le sonrió a Pipo, él y ella se habían portado como chicos grandes. Por eso la linda asistente le mostró una cajita de premios. – Quiero éste - dijo Caroline. La asistente se lo dio. Era una hermosa calcomanía que pegó en su camiseta.20
  21. 21. 21
  22. 22. – Qué gran día - pensó Caroline. Mientras caminaba de la mano de su mamá y sonreía con sus bellos, limpios y sanos dientitos Fin.22
  23. 23. 23
  24. 24. Historia: Carolina Cerdas Paninsky Bernal Chavarria Rodríguez Angie Sequeira Acuña Laura Pacheco Aguero Saray Mora Calvo Fotografía: Cherild Barrantes Díaz Diseño y Diagramación: Saray Mora Calvo. Agradecimientos especiales a: Dra. Gabriela Chavarria Fonseca (Doctora) Caroline Moya Vega (Niña) Maria Ester Vega (Madre) Carolina Cerdas Paninsky (Asistente) Dr. Joseph Ulate (Ogranizador)24

    Be the first to comment

    Login to see the comments

  • GabrielaChavarria2

    Nov. 25, 2016

Views

Total views

467

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

66

Actions

Downloads

4

Shares

0

Comments

0

Likes

1

×