Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
[[$Ilr1||[$rUnaLrchdenque pocoshdnosddoJvolL-rcrdrsq
d€s.ubrad verdad€roenemgo.
iln[fifftfl$
INDICE
Prólo8o,.............
PublicadoDo¡
fd::ij"J.i*'-
De&choResc¡vados@I98g
ISBN0_945?92-04_2
!"oduclo No. 4m239
#f":Hif...
Dedicatoria
A mi esporo,Frar¡cisco,y a mishijos,Santiago
y David,quicne.stuvieronquerenunciara muchas
horasdeatencióndemi ...
PROLOGO
S¡tarásuliliza ñáscaraspamdisft?zarsuprcs€n-
gia,A lo largode losúltimoscuatroaños,Diosle
h¡ permitidoa Rita ident...
DESENM^scA&{xro
$,:;*1;'"'-15,f-¡ffixtffi
*iffii'p'a'**t'.lr*,+jt"ü$",:
fr¡:t,'fffitfi.fsffilfti*,r;¡{
# m:u:l*rff$l'iilT¿...
rO DESENMASCAIIADO
acontecDiento..hetenidomásoponunidadesdepo_
nerenprácl¡calo aprendidoenel campodelalibe_
racróny puedoa...
l¿ nrsF.NMtrs¿-^r
^l|f)
Tambiényo mehe sornetidoál tralañienro deli-
beracióndescritoenestelibro.Enmi casosólofue
Decesari...
r. DESENMÁSCARADO
Creemosquela mejor forúa desacarel m¡íximo
provechodeesrefasc¡nanrel¡bro,esacercándosea
el con.lamenteab...
16 DESENMASCÁRAI'O
l¡s clérigostierienquedarleel t¡atamientoa los
queaellosacuden,peroenestaépocacasinadiere-
lacionala en...
'fodoslosnomb¡esy datosquepudieraniden
tiflcaralaspersoMscuyoscasoshansidomen
cionadosenestel¡bro,hansidomodificados.
Laun...
I
r,ugenn
-Necesi¡o contadeaalguienes'hsco6as- mede-
of¡ la joven temerosa.
-No tengonadiemása quiendecírselas.Ni si-
quia...
22 DEsEltyAst^R^Do
En el transcursode la conversac¡ónfui identifi_
candolos.problemaspsico¡dgicosde Eugenia.Ha_
DlaStOo!|(...
24 DESENVASCARADO
é1.Eraesañ¡erza¡aquelo odiaba.M¡cuerpo sefue
encimadel pastory comencea pega¡ley a despei-
narlo.Yo trat...
2ó DESENMscaR Do EügG r 27
quehablad¡choel demonio.t¡ di¡eguesi. El me
hablódelanecesidaddeperdonarioáas la.soerso_
nas..E...
2
-;.No seráquepor falt¡ deconm¡mientops'co-
brió estagenteciasincamal estoscáso-s?¿Noes
i¡itii" qu"-"tto" l"no..nos lenSs...
DESDN[4{SCAn¡ItO
espf¡itú.¡Quéhor¡or!iYo no sabíaqueunopodía
oirlo hablando!
De inmediatoseinterpusode nuevorni mentali-
d...
J2 DESEIIN4{SCARADO
esposode Adela y lo e¡fermo.
-No telo permito.Tevasdirectoal abrsmo.en
el nomb¡ede Jesú$-
-¡Ay! Ya mel...
3' DESENMASCAXADO
lapueÍa,Iaempujéy measomé.El pastormeinvi-
tó apasa¡.Dinorahyaestaboahly ellosestabancon-
versando.Una v...
J6 DESEITMASCARADO
-Están Depresióny Magda-respondió la voz
p¡ovenien¡ede Dinomh.
-¿Quién es Magda?-hdsgó el pas¡or.
-UrE ...
DESENMASCARADO Dborah
-¿Quién eres?-denandó el paslornuevamente.
-¿Cuánto tiempollevasahfl
-Veinte años.
- ¿Cómoentraste?
...
-
DESENMASCAAADO
ustedlosignora, Iesda la oportuDidadde trabajar
a su anroJo.
Estonadiemelo habíaenseñadoy esoqueten-
80 a...
DESENMASCAR^DO Ahora le toca ¡ üsted, Rii¡
lo dijo. En lodocaso,estoyconve¡cidad€queme
Io hizo_por inspiraciónd¡vina.porqu...
5
EI ernDujó¡ de Di6
El empujónde Dios
Dios no fue muy benignoconmigo. Decidió'_echarmeal agua"muchoantesdequi yo siatiera...
ao Df,sEw^scan^nñ
-Nervios, SoyNe¡vios.pero no estoysolo. So_
mos muchosy tenemosmuch¡ fuerz¡.
-¿Córno entrasle,Nervios?
-...
Inicio de Ministerio
Inic¡ode Dt ministar¡o .9
L,€pedl¡ unamujerdelgrupoquemeacompola-
r¡ ala casadela cliente,quienpament...
DESE{Mr{SC¡¡áX|O
cliente sin l¡aberleexplicadonadaa ella. Estosse
hsbia¡manif€stadoviolen¡arnentey la muje¡lesgri_
raoarue...
52 DESE|'I|IASCA¡ADO
_Al
internrmpirlasvisilas¡ es¡egrupo,conrrnué
A:l1@".d:p"o9* queprecrúa¿nh tibera-clon€sp¡ntu¡|.Descu...
.,
Maruja
PocodespuésmebuscóMaruja, unamujer qu€
seh¡bh sometidoa liberaciónconel pasiorqueyo
conocfa.El lahabiaayudadomuc...
!6 DESF.NMASCA|IADo
biosenelestilod€vida.Deotromodo.el resultrdo
no rD¿¿ s€rduradero.
EIa elabfl aqdiendodoDdedosperso¡.as...
53 DESENM^SCa&ADO
Al€ieDdro: Obs€s¡Yocotnpukivo 5e
-En el nombredeJest¡s,ordenoqueIa represión
searota y quelos recuerdoso...
IEEENM SC¡aDO Ahiandro: Obsesivocompolsivq !!
l¿cionadoconsust¡aumaspsirlógicc. Es¡osr€cr¡e.-
oosconcargaemocionaldestruct...
Cecili¡: ü¡¡ r¡iia de ¡u9velñoÉ
9 Caailia cameozóa tlorar.
-Yo quie-roaúi papá.Yo séq!¡eél €sm¡lo coD
mamáy
'por
esom pode...
Cecilia:una tr¡úade nuev€años 6s
-A mi tambiénmehanpasadocos¿¡sra¡as.Una
nochee6l,¡basolaenlacasa.De¡epentetoca¡onfue¡-
te...
óó DESENMTCA¡r{DO
zón. Es¡ábravoco¡migo, Dic€ quepor quélo dejé
ent¡a¡,
-Ju¡¡ pretendlaser ¡u amigo, peaoen redidad
querfa...
DESENMASCARADO
-Bueno, ustedes l¡ que sabe,-d¡o ella. Yo
quiero que sevaya lodo lo malo que hay en ml.
Paracomenza¡,pedíla...
DESENMASCARADO
tal del SeguroSocial,me i[yectaron ca¡tid¿d€saI-
tlsimasalefármacosy aunaslnopudierondo¡mlrme.
-Me llevaron...
72 DEsENvAscARADo
tiene¡paramí.Medicer quevayasolaalasmonta-
ñas,quemepongaunabatablancay quemededi-
quea medilar.D¡cenque...
I'ESENMASCAR¡XIO L¡ oferaa
yo h¡bfsastadoÍ¿tardo deencádcr mi g¡abado¡a,
perono esii¡bsfi¡ncioDa¡do.En la sesión¿¡te¡io¡,
...
76 DESENVASC¡ADO l¡ oferl¡
-Sólo Diospu€dedümeLs cos¡squeyodeseo'
-respondl.Ademástt¡m er€srey.Tl¡ fuisleech¡-
dodelCiclop...
?I DESENMASC{R{DO
-¡No! ¡No puedehace.mceso! yo la riec€sito.
¿Cómopucderesistis€ tantoun simDleserhuma-
no?Auncus¡doDiosn...
I1
CoDYersión: Psicólogddemonio
-¿QuiéD er€s?
-¿Er nodbre de quiénpr€gunt¡s?
-En nomb¡ede la ciencia,
El demoniorió.
-Noso...
82 DESETU{SCARADO
-El mundoesrállenodelmaly por ¡aspoquibs
cosasquehaydelbienDopodránprevalecersobre
nosouos.
-No esdeseab...
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Rita cabezas-desenmascarado
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×
Upcoming SlideShare
8 posesion demoniaca
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

2

Share

Download to read offline

Rita cabezas-desenmascarado

Download to read offline

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Rita cabezas-desenmascarado

  1. 1. [[$Ilr1||[$rUnaLrchdenque pocoshdnosddoJvolL-rcrdrsq d€s.ubrad verdad€roenemgo. iln[fifftfl$
  2. 2. INDICE Prólo8o,............. PublicadoDo¡ fd::ij"J.i*'- De&choResc¡vados@I98g ISBN0_945?92-04_2 !"oduclo No. 4m239 #f":Hiffi'#"fiiÍ;"??d,s,i'i]iíiitr i"fi':q"lHF'tfll]il"';fÍrilrrfiiii'*v,you iocrc(tjdcsB¡.hli(.rsU||i(LN.r¡.rdrconpcrmño. iüT3#tiLfrÍii^ric¡r MdiN lsDN0-945792-l14_2 rftxtrch)No.49r)239 Prefacio..........--......................-...........15 1. Eugenia-...-...............................,,,.2l 2. El pastorconel ministeriode liberación 28 3. Dinorah ........... 33 4. Ahorale tocaa usted,Rita.....-..........41 5. El empujónd€ Dios.............-..-........44 6. Iniciodemi ministerio....,.................48 7. Maruja .......................,..,..............54 8. Afejandro:Obsesivocompulsivo.......... 57 9. Celil¡a:unaniñade nueveaños.-..-..... 62 10. La oferta .......... 69 I l Conversación:Psicólogo/demon¡o-....... 80 12. GeanCarlo....,,..-..-........................87 13. Sandy:Personalidadmútiple..............109 14. Ps¡cologíay demonios,....-..-..-..-....... 1l8 15. Consejosprácticosparael queministra liberaoión.....,..,...........,........-..-.....152 16. Cdstianosendemoniados.........-.........159 17. Opinióncon fundamento................... 167
  3. 3. Dedicatoria A mi esporo,Frar¡cisco,y a mishijos,Santiago y David,quicne.stuvieronquerenunciara muchas horasdeatencióndemi parteconelfin depermitir cuemeconvirtieraen escfitota. ' ¡Graciaspor sucomprensi(iny paciencial
  4. 4. PROLOGO S¡tarásuliliza ñáscaraspamdisft?zarsuprcs€n- gia,A lo largode losúltimoscuatroaños,Diosle h¡ permitidoa Rita identificar muchasde aquellas qucserelacionanco¡rsucámpoprofesional.En el pfesentelibro ellacompattesusexperienciasenuna ¡venturai¡sóli(a quela hallevadoa estarca¡aaca- ra con el maligr¡oen unabotallaespiritualtremen- damentepoderosa.Esunaluchaenla quepocoshan osadoinvolucrarsetatr abie¡tamente. Pocoapoco,Ritahaidoab¡iendopuertasqu€por sigloshablanpennanecidocenadasparamuchoscris- tianos. Encontró que la llave p¿¡a abri¡las es el NombredeJesús,nombresobretodonombrey an- te el cual tod¿rodilla ha de dobla¡se. Comopsicóloga,Rita ha sabidohtegrar suscc nocimientoscientfficos con la investigaciónen el csmpodemoníaco,un c¿unpoque parecieraintan- gible,peroqueala v€z€smuypalpablep6raaquelos quelo hemosexperimentado.El enfoquepsicológi- co queella ha podidoaportara la p¡ácticade la li- beraciónespiritualsehacíanecesarioparaarrojar luzsob¡ela relacióntancomplejay pococompren- dida entre el mundopsicológicoy el espiritual. Sin duda, constituyeésteuDtrabajopionero,ya quepenetraterrenovirgen desdeel puntode vista del estudiode la conductahuma¡ra.Hastaahorala psicologíahabiaestadorenueDteaadentrArseenes- tadimensióndesconocidaqueinnegablementeafec- ta al ámbitodel comport¡mieÍto del hombre. 7
  5. 5. DESENM^scA&{xro $,:;*1;'"'-15,f-¡ffixtffi *iffii'p'a'**t'.lr*,+jt"ü$",: fr¡:t,'fffitfi.fsffilfti*,r;¡{ # m:u:l*rff$l'iilT¿,T.'lH'""; G:,orqe J Gqyle Weiaan¿ " r"d;i'8[fi:i"',"¿li*:; hlogo s -:NF La terapiade libe¡aciór presentaü en es¡elibro h¡ dadomuy bueriosresultados.Uno de los casos mls impresionaÍ€sparamífueeldeú niñodedoce üllos. Ur dfa cua¡do estabao¡a¡do por é1,un de- moniocomenzóa hablarmepor subocasin queyo hubie¡ame¡cionadonadasobr€demonios.Yo ni si quierasabíaqueen él habíademonios.cuandole pr€guntésunombrernerespordió:''Rúo. " l, eché €nel NombredeJe¡úsy luegos€manifestóoiro que seilentificó como"Fuga." Ambossalieron.Me pa- r@equeel niño ni siqüieraestuvoconscientede lo sucedido,ys que al final abrió 106ojos y me pre- guritó si ya habíatemiúdo de ora! por é1,como si ¡sda extrao¡dinariohubierasucedido. Deesaexperienciahaceyadosaño6.Antesdeque estosuc€diemel niño robabay sefugabafrec¡¡ente- mente.El último robobabía¿scerididoa cincuenta mil colones.Hablaenteradoel dineroy losobjetos robadosenloslerrenosdela institucióndondeesta- ba intemado,conla ide¿defuga¡seaPananlí. Sin emborgo,el personalde la institucióndescubriósu plan y enoontróel dinero. Desdeel díaen queocurrió la liberaciónno pla neada,nohavueltoalugarseni a robar.Lasperso Ías quelaboraneneseplantelpuedenconfi¡mares te hecho. EsaÍi¡e mi primer:aexperiericiaenestecampoy, comodije, no ñ¡ealgoqueyo teníape¡sadohacer. Simplemenlesurgióenesemomento.DesF¡ésdees€ ,,*{iry*+tr*ffi
  6. 6. rO DESENMASCAIIADO acontecDiento..hetenidomásoponunidadesdepo_ nerenprácl¡calo aprendidoenel campodelalibe_ racróny puedoafirrnarque€sefeativ;en laelimi_ nactondes¡nromasquela psicologíaconsiderane_ l¡mentepsicológicls.peroqueyo. po,estasexpe- íenctas.cons¡dcromásbiendecarácteresp¡r¡tual. .Heestadopresenteenhuchassesionesde¡ibera_ crondrr¡gtdaspor Rjta.lns sucesosqueseoanen estret¡pode F-atarn¡entosedesbordande b psicoló_ glco a lo espi¡itual,pero amtas dimensionesestán pres€ntes.Last¡ansformacionesdepersonalidadre- peflr¡r¿rsconcamb¡osde conduc(a.geslos,toooy trmbredevoz.usodelengr¡ajey moJim¡entoscor_ porares.quesedanduranle¡afasedemanifes¡ación, sonnotonasp¡ra cualquiemquelasobservay ha_ cenpensarenloscasosdcpersonalidadm,íltiple.Sin emb"argo.comopsicólogac¡¡stiana.considéroque lor renomenos-queallf hepresenciado.no pueden expttcarsesat¡sfactoriarnentedentrodeunm¡rcopu_ ramentepsicológ¡co.Estoyconvencidad€ queel mundoespirilualex¡sley quelospsicólogos.en la conrflDuctonquepretendemoshacefa ¡asaludin_ legraldelaspersonasqueatendernos.tenemosque Inctutr.enel lratamicnlo.sudimensiónesDiritual. -:q%s Margarita Alvarado Egresadade Psicolosfa Universidadde Cost¿Rica Apdo.?966,Sa¡José Teléfono30-3090 En dive¡sasocasioneshe particiPadocon Ritaen cxDcrionciasdeliberaciónespiriual.SoytestiSode qu; da resultadosque perduran.Ufi) de los casos onouee.tuueinvolucradafr¡eel de un¿mujerque lurn'abaochenucigarrillosdiarios A trarésde un Drocesoalesanidadin¡erior y liberación, ell¿ dejó ¡omDlet¡mentede fumar. Le he dadoseguimrento s cstecasoy hevistoquedespuésdecasidosaños l¡ conductaeliminadano ha regresado. Pa¡ticipelambiénenla liberacióndeunapsic¡5lo- gsqüen.debidoa losacontecimientosqueseesta- Éan'dandoensuvida.parechtenerdospersonali- d¿des.Sin€mbargo,porlo quesucedióen la libe- r¡ción, $ehizo etidente que esaotra pcrsonalidad destructoraquehabfaen ella, no erasuya' sinode uÍ demonio.El cambioques€produjoen eslamu- ier a rafzdelastressesionesde liberaciónalasque ;e sometió,fue nolable.De esohaceun añoy me_ dio y su est¡dopoicológicoy esPiritu¡l permanece estable.Aunquelaspersonasqueserelaclonancon €lla a diario de¡conocenel hechode quepasÓpor unaliberación, han notadoy exPresadoel cambio ouehr¡boen ella.Yo la conozcopersonalmenley dov fe de quesu transformaciónesevidenley ha oeimane¡ido.
  7. 7. l¿ nrsF.NMtrs¿-^r ^l|f) Tambiényo mehe sornetidoál tralañienro deli- beracióndescritoenestelibro.Enmi casosólofue Decesariauna esión de dos horas. Varias ¡ireas probl€r&íticasderni vidafueron¡esuelt¡senesaoca- sióny desdeentoncesno hanvueltoa esto.barme. Quieroaclamrqucestañaneradecura¡nopuede ser aplicadapor un terapeutano cristiano, ya que elpoderqueefectúala liberaciónro vienedela per- sonaqued4 el tr¡tamiento, sinod€ Dios. Estosig- nifica queúnicarnenteunaperconaquehayahecho eDtrcgapersorialde suvida a Dios€sla quepuede servir decanaldeesepoder.Porestosostengoque untratamientodcestaúturaleza sólopuedeserefec- tuadopor una personacristian¿. Celíta Ulate Psicó¡oga Universidadde CostaRica Apdo.2961,SanJosé Próloso 13 .<átri=:- Tcoemosevidenciascl¡ras e irrefutablesde la .ir-üi'J¿1-r"opi""ion¿esatanásenIavidadelos "ii"iiir"., "* l" u "ida deaquelloshijosdeDios mlssinc¿rosvdedicados['o sabemcepor,experrcn- "ii-o".*n"r. f r "n"rnigo enmascaradodelcristiaÍo .'ñ'ii"* J"*. *úsgosenl¿viday familiadel i,iiiri¿-u-í uáino" qu. ú desenmasca¡ado'atado' ,oiuti"i-ü"*t y .ipulsadoenelNombredecrislo i;;., ";;,r" ;ó" ;-da ahac€r 'le ¿cuerdoal'as Escrirur¡s Dioshadadodonesasulglesiaque-deb€nserusa_ d#;;;'t",,0. ;.'ttsterto,t*lllT::^ll* rf : ffifi*ñ""riá"'a"r"i""t'Il"-ti:l-"1:,':":.:l:tiñ"i"" "tiuiiu''ot ,o.itán realmenieenserioestea!- i*r*i:,::titrilll:ll:"ffit!?ñill:tx. RADO es¡ustamenteesa:queel relato(F sus€xpe- ,i""iü,1iG"u¿io ¿"tr¡sionclusiones'alalu¿de i^ iiiiii"'.i¡."- *.o puntodepanida.aaquellos "".-óioi *r¿ ffu-un¿rlededic¿r¡usvidasaéste ti¡ necesa¡ioaspecrodel minisler¡ocníÉno
  8. 8. r. DESENMÁSCARADO Creemosquela mejor forúa desacarel m¡íximo provechodeesrefasc¡nanrel¡bro,esacercándosea el con.lamenteabienay el cora¿ónd¡spuestoa lo que u|os quterdestarleenserñandoal lectot. RotfiónCíménez Doctoradoen Miniúte¡io _ Fu er Theolog¡calSemina¡y M¡nis(roOrdenadotgtesiapresbieriana{USAt Consejeromarrimonialy familiar. kn¿ra Giménca Maestríaen Teolosía Fuller TheologicalSemin;ry Conseje¡ajuveriil Prefacío Muchosconsideranquela realización.delib€ra- clónc¡e"piritualesestribajo exclusivodeclérigos "'r¡rionir*. parami es laborde todocrisriano iomo¡ometidoJesúsenvióasusdiscfpulosa sanar onfcimosY lillertarcautivos. !,osprofesionalesde la saludlienenla responsa- bllidu¿'dec"ooce, a fondolasm¡isca¡ascientíficas utllk¡dasporel diablo,yaqueesa ellosá qurcnes iiu.ln ln" p".*n^ utrmentadaspordemonios¿A rluiénsinoa ,¡nmédico.psicólogoo-psiqr¡iatra'se iiiv¡rl¡ ttov "o ora.uottombrecomoelendennniado lraarerrcda"tiro .n "t tib¡od€Matcos'capltulocin- co. vefsículosunoal velnlea i{¡biendodemoniosde enfermedad'dolor' ce- {ucfs.sofdera,mudez.qíncer,gula'asma'¡06'ePl 't"p*i",."nooaio V vicio. ¿noeslógicoquesesel iniOico.ristiunoq,¡i¿nlosdetecteensuspacientes? Existiendoespfritusque causannervloslsmo'an sicdad.angusiia,depresión'desdnimo,.locura'ce los.uutodesprecio.inseguridad.sulcldloy (emor' ¿quiénsinopsiquiatras.psicólogos5 con5eierosde- benidentificarlos? Somosnosotros (como psicólogacristiana me incluyo)losqueF)demosdescubrirla maneratan astutáquesaünáahaideadoparavestirsecontraJe ¿eeriq,i"tu "ienti¡c^. la versiónmodemadelmile- natioingela. tur. y .laro, enla-er¿delcientificis mo ¿quémejordisfrazqueé$el l5
  9. 9. 16 DESENMASCÁRAI'O l¡s clérigostierienquedarleel t¡atamientoa los queaellosacuden,peroenestaépocacasinadiere- lacionala enfermed¿dffsicao psicológicacon el mundoespiritual.lastimosamenteni aunloscléri- gos,ensumayoría!satrenreconocery Iib€rara los cautivos.Tambiénelloshancafdoenla tramDaocl c¡enrilicismo.remiliendoa loi mencionados;rofe- sionaleslosp(ros ¡ncautoquehantenidolá "en- cillez" y la ocurrenci¡de pensarquesu malera. quizás,de géneroespiritual. Es¡el¡broesmi IlamadoalosprofesionalesdeIa saludcristia¡o{adearrollarsudondedicernimientu espiritu¡i.Si nolo tienen,pídanloa Diosquienda a todosabundan(emente.El estáansiosodeouese dispon8ana recibirlo. No Fxxlemoscvitarel tenercontacloconlosde- mo¡ios,Losest¿nosOpandoa diarioen nuestros consultorios,sóloquenorÍrdlmcntedisFazados.Me- Jorser¡aquesupiéramosquiénessonlos verdade- ros causantcsdc tantosintomatologíaobstinaday reaciaa cxlinguirse.Esqueni Iosfárrnacos,ni las canisasclcfucr¿a,n¡ loselectrochoquesvana ex- pulsara k)sdcnt()nios.Estos{jb lo lograráel cr¡s- l¡anoqucIo (''tlrunlccn el n¡'mbredc Jesú. ,o ¡nChmenuntai.n,)quieroqueintcrprelenqL¡c alrrmoquedctrásdetod stnton)ahayunoo vario demon¡o.Esoscnaunerrorgarrafal.perorí crco queseescondentrasfiuchos;íntonasrenuemesa oesaparecer. Heencontradoquecstosca-sosenlosque¡acien- c¡ahafracasadoy hasucumbidoa laetiquetadc ..in- curable"o "desluuciado,"encuentrancurac¡ónen Jesús. Hacecuatroaño.cuandocomencé¿descubrirque llll¡rnlsseescondíatrasmuchossíntomasfísicosy Drlcoló8ico6.loméla dec¡siónde ayudara desen_ irr¡r¡c¡rirlo.demostr¿¡rloquees:unespfrit!destn¡c- tor con legionesde defironiosa su servicio' g8l¡rndoa solasle informéquemevestiríaconla { n¡duraqueDioshaprovistoa sushijosy lucha- rlüconlra¿lporel liempoqueDiosmedierav¡da' ||oconarmaahuman¿s,si¡o "con el poderdeDios ([Dozde destruirfortalezas.'' 'B¡stóquetomaraestadecisiónpalaqueloscasos dcpcrsonasendemoniadsscomen¿arana llegarme' l)io$seencargódelraérmelos.no luenecesarlosa- llr abusca¡loJ.Fue.Lrmaneradeconfirnarmeque nrc lcePtabaen su trabajo. Poramí, la luchaapenishacomenado sobrela rrürchaestoyaPrendiendomucho,pero# quemás rt|crestapor compfendef,quelo queactualmente conozco.He tenidóquel¡brar al8lnas batallasper_ ${)nalescoútrael Reydel¿sTinieblas.Otrasvendr¡in dcsplús.PeroheexperimentadoencamePropiaque "Dlos esnuestroamparoy fortaleza,nuestropron- to auxilioenlastribulaciones"(SalrÍo 46:I) I-ápro- mesabfblicade queel diablohui.á de aquelquese someteaDiosy ló resiste,esveraz,alpiedelalera Y(Jlo he vivido' t-ni tiro " pon..t" , prueba.a solicilarle¡ Dios k)sinitrumenlosrequeridosparadcsct¡ttrrrlo "¡El quctieneoídós,oigakr queel Espíritud¡ce u lai iglásias!"(Apocalipsis3:13) Si lo qüeaquíhe exPuestopuedese ir de guía uotrosquedeseenseguirestecamitro,medoy por i"ii"tectia. I-o queaÑerdad contenganestaspági naslo at¡ibuyoa Dios. Los errorescofrenPormr cuenta. PYef¡c¡o
  10. 10. 'fodoslosnomb¡esy datosquepudieraniden tiflcaralaspersoMscuyoscasoshansidomen cionadosenestel¡bro,hansidomodificados. LaunicaecepcionesladeCeanCarlolcani tulodoce),quien,pamglorürdeDios,estádls- puestoa ser identi{'icado
  11. 11. I r,ugenn -Necesi¡o contadeaalguienes'hsco6as- mede- of¡ la joven temerosa. -No tengonadiemása quiendecírselas.Ni si- quiarasési ustedme va a creero no! pero por lo mcnosconflo en usted. -Me interesaayuda¡te- le respondí,üatandode ¡lcnta¡la aquecontinua¡a-. Cuéntameto¿loIo que quiera$y luegoaráli'aremos juntas el asunto. -Todas laspersonasqueentmnami cuartosien- tonun escalofrfomüy ra¡o -irdicó , tambiénun olor muy extraño.Con frecuenciatengosueños horribles,pesadillasquepareoiemncomosirealmen- tcostuvieransucediendo.AnocheestabaacostadÁy mi camasecomenzóa moversola.De rbpe¡tees- cuchédosvocespeleando.Hablabanen un idioma dosconocidoparamí, pe¡oyo entendíqlleerandos l¡erzaspelendo por mí. Me asustémucbo. Sentí quee¡anDiosy Sata¡xísdiscutiendoacercadequién lra ñi dueño. Eugeniaera,enaquelentonces,unamuchachade dlecisieteaños,unaestudiante.Senotabapreocu- p¡dadequequizásyo ibaa pensarqueellaestaba "loca." Sinembargo,ba¡tabaverlay otla paladarse ouéntadequenoesfabademente.I-o quesi eraque cStabamuyasustadaa raízdeunaseriedeexp€rien- ciassob¡enaturalesque habfaestadoüviendo.
  12. 12. 22 DEsEltyAst^R^Do En el transcursode la conversac¡ónfui identifi_ candolos.problemaspsico¡dgicosde Eugenia.Ha_ DlaStOo!|(t¿d¿a losCuatroañosdeedadporunttb, La ramttrahabfatra¡adude iBnorarcstehe(ho) lo n¿D¡aconvefltdoenter¡¿tabú.Nadiejamás¡ehabld a ¿ugenra.oeh,ocurr¡do.SuF,ngoquee imagina_ oanqoeal estartanFrequeñano habú¡tomadocon_ c¡enc¡arealde¡hechoy quee leolvidaríaalcrecer. Esleabus,osexua¡quehabíasufridoatanremDra- naedad.estabamostrandoahorasecuelas.Lasolas jovenc¡rasdesuülasetenian)a ur prinlerosami gosy rnv|osmFnlrasqu( e¡lacxperimenkbaunfuer tebtoquü)cmft.ionalantelosjó!enedelse)uopues to. vano muchachossebabíanintefesadoDorella y a ellatambiénlegustaban.perocadavezoueal gunoratabadeacercarsedenusiado.¡ntentan¿opo nerleel brazosobreel hombroo tomarladela ma no.ella scntiauname¿clade tem,r y repu¡sióny ponialln inmediatoa la relacirin.Euqeniárer.ono (ía queesru.nocranormaly anhelirbipodrrsupe. rar cs¡eDroblenu. Unad; Iaspesadillasqueserepetíaconciefa f¡e cuencraentresussueños,la mostrabaa ellaconun muchachoqueerasunovio.Cu¿¡doél la ibaa be_ sar.€llaabrÉloso.,osy veíaquelacaradesunovto sehabíatra¡sformadoenunacarademujerquese carcajeaba.burlonamen¡edeellaporelengaño.Éuge_ nrasolradespertarempapadaen sudory sinl¡endo esamtsmañezclaClercmory repulsiónqueexperi_ mentaDaantelos hombres l-e ofrecíaEugeniaquela F)díaayud¿¡.enelcam_ poemocional-pero.alave/. lejndiquéquenotenÍa eper¡enctaattunaenel áfe¿de fenómenossobre_ natura.lescomolosquemehablafi¡encionadoa]Drin- olplode nuesÍaconve¡sación.I¡ dije quetendría qU!consegufuayudaporotroladoparaesafasees- lslfica de su problema. l¿joven indicó,entonces,queunparientecerca, n0de ellahabír tenidoexperienciasextrafiascomo lü $uyasy despuésdesometers€aunexorcismoc¡on Unpastorevangélico,hablacambiadomuchísimo. Bu8cniatomóladecisióndebusca¡al mismopastor Ínra ayudarlaen esteaspecloespiritual. A la semaDasiguiente.mecomunicóqueya ha- blatenidounasesiónde treshorascones€pá5ror y qucahfsehabranidentific¡docuatrodemoniósque h¡bfansa.lidode ella. Yo estabamuy interesaoaen qUCmecontaraestaexperienciaendet¿lle,puesto- do estoera total¡nentenuevoDaramí. -El pas¡ormefuemosüandocienospasajesblbl! cos-dijo Eugenia-, decomoJesúshabíavenido ¡ latierm paradeshacerlasobrasdeldiabloy libra¡- nosdesuinfluencia,Tambiénmed¡o quelodaper- ionaquecreeenJesúscomoHijo deDiostienepo- dcr parahacerfrenlea SalMásy a lo5demonios. Hizou¡a oracióny despuéscome¡zóaordenaralos demo¡iosqueestabanenmí quedieransusnombres. Aunqueera mi bocala que semovia, yo rx) tenía ningúnco¡trol sobrelo quedecía. Yo estabaper- fc€tamen¡econscientedelo queestabapasandope, ro nopodlaintervenir.Eracomosi yo fueraunaes- pectadorad€Dtrode mi propio cuerpo. -En va¡iasocasiones,-co¡tinuó Eugenia-, traté dedeciralgoperono pudep.orquehabíaot¡aperso- ulidad hablado pormi boca.Recuerdoqueencieato ¡tromer¡tosetrlídentro de mi una rabia Úem€nda co¡t¡a el pas¡or.¡Querfadesped¿zarlo!Pe¡ono era yo, fruerfioteníaningúnmotivoparaestarbravaco¡
  13. 13. 24 DESENVASCARADO é1.Eraesañ¡erza¡aquelo odiaba.M¡cuerpo sefue encimadel pastory comencea pega¡ley a despei- narlo.Yo tratabadeno hacerlo.Me ñoría dever- güerzamn el pastorperonopodíacontrolarme.El sostuvomi manoy leordenóal demonioquesecaF ma¡ay queyo mesentara.Y esofuelo quehizo. Yo podíasentira la vez mis propios sentimientos y los deldemonio. -Cuando el demoniohablaba,sereferíaam¡co- mounapersonaapate a é1.Dijo queél meprodu- cíalaspesadillasdecontenidorecurrente.Cuando el pastorle preguntócómoy cuándohablaentrado enmí,eIdemoniore$pondióquehabías¡docuando esehomb¡ehabíaabusadodemí. Explicóquehabía aprovecnaooesetraumaparaentrar€nmí y cáusa¡_ meaversióna loshombres.Exclamóqueél quería arru¡narmela vida,queno ibaadejarqueyo fuera lelrzconnrnSúnhombrey queibaa bloquearcual- qu¡errelac¡óncon los hombres. El pasrorordenóquealierademí,quesefuera. El demoniogrir bxquenoseirÍaperoóontainsis- tenciadcl paskrryo p,odíasentircómoel demonio seibadebili¡ando.En c¡ertomomentoel demo¡io comenzda rogarquen()loechara,queleperm¡riera segu¡ralli pueslc gust¿bavivir en mi. El mstorle voivióa ordedarquesal¡eray de prontoseDtíque unvientosaliódemí. Inmediatamenteocuüi sulu- gar otra fuerzacon unapersonalidaddife;enrc- -Comencé a sentirrhecomounaniñaasustaday lemblabade miedo.Todoestoyo lo se¡tíadentro dr mi peroesfabaconscientedequenoerayo. yo srmplementeexperimentabalo quesentíael demo- nioq¡e eslabaenmí. E$tedemoniocontóexDerren- ciasde mredoqueyo habiavivido. Confome las Eugeni! tnprrcion¿bayo iba recordándolasy sifliendo el micdoquehabíaexp€rimentadoen el momentoen quclashabíavivido. El paslorcitó un pasajebfbli- coquedice: "el perfectoarnorechafue¡aeIfemor." (I Ju¿n4:lE). CuaDdod¡joeso,el demonioseesre- m€ció.Yo pudeperc¡b¡rcómoél mismosentíate- mof anteesa¡palabras, -El pas¡orinsistiór"Cristo, elperfectoamoa,te Gchafuera,Temor. Vete en el nombrede Jesús." Mi cuerpotemblabay lasláSrimasmec'om'anpor hs mejillas.Porfin sentfqueesetambiénsehabla ldoy le dí graciasa Dios, en mi esplritu. -De nuevosentíel cambiodentrodemí, al ma- nifestarseun te¡ceresplrituquien seidentificó co- mo"Odio." Düo queél meinyeatabaodio por las personas,especialmentepof lasquemehabía¡da- fi¡do.Odiopor el río quemevioló. Odiopor mis psdaesporm prot€germe.odio poru¡a maest¡aque Í¡e pegóenla escuela.Odio por unaprofesoaaqüe no meayudaba. -Bn esemome¡toyo sentlaquetodomi serdes- tilabaodio, comoqueel odio personificadoestaba enmJy mepermeaba.El paíor dijo: Diosnoquiere queEugeniaodie." -Sl -respondió el demoniodeodio- pe¡oyo la obligo a odiar y ella quiereodiar. -¿Por quédiceseso?-preguntó el pa¡tor. -Ell¡ nohaperdonadoaesaspersonasquelape.- judica¡on y por eso¡rome tengoque ir. ¡De aqul no $algo! -Entonces el pastor le ordenó devolvermeel controlparapode¡habla¡conrnigo.En ftacaiónde s€gundosvolví a 6eryo mismay pudehabl¿f. -El pastormepreguntósi yo habíaescuchadolo
  14. 14. 2ó DESENMscaR Do EügG r 27 quehablad¡choel demonio.t¡ di¡eguesi. El me hablódelanecesidaddeperdonarioáas la.soerso_ nas..Explicóqueesafalradeperdónservíapü que esedemon¡oestuvierafue¡tede¡tro demí. ilijo que yo tenfaqueperdonarparaqueesedemoniodi odio se luefa. , -Ledüequeyo e$tabadispuestaa p€rdonarcon ta¡Oequese tuera,peroquesentí¡muchacólera cuandorecordabaesascosas.El mea¡egu¡ódeque Diot mc quieríacsesentimientosi yo;bedecíasu m¡ndatode perdonar.Me guióen unaoració¡de perdónqr¡eyo repetítrasél_Me se¡tímuyt¡anquil¿, comoaliviada, -Entonces el pastorsedir¡gió denuevoal demo_ nrc,ordenán&lcirse,yaquesuraízhabíasidoquit¿_ da,.y el dcmoniosc fucinmediatarnenresinfroer resistencia. -El cuanodemon¡oquehablódiio queél era "Culpa. ' D¡joqucél hacíaquemeiintiera sucra y culpablcpor b qucmchabíanhecho.Et seercar_ gabadeestarIrayendoimágen€sami ñentcpdr¿re_ cordarmelo quehabíapasadoy Í¡e hacíasetrti¡me sucia,h¡tciéndomepensardequeningúnhombrepo_ draquerermedespuésde eso, _-El pastorcitóv¿riospaajesbíblicossobrEel per- dóndeDiosy sobreIapromesadelimpiarnosdetoda sucied¡d.Sentlcómoeslaspalabrashacfansufrir al demonio. El se sentfaderrotadoal escucbarlas. -El pa$to.düo: "Estás vencido,CulDa.Reconó- celoy vete." Culpadijo queno querli úse.Cada vezqueel pastorledabalaorden.él senrgaba.S¡n emba¡8o,sentfcórnoseibadebiliq¡do hasti<¡ueoo¡ nn dijo:_"iBüenomc voyporahora,perodispüés voyavolver!" El paslorledijoquele-proh¡blavol- vars mí. Luegooró, pidiéndoleaDios quemep¡o- l!¡lcra y sentfqueesafuer¿apocoapocosedesva- no¡fsy yo fui recobral¡dolassensacionesnormales do mi cuerpo. -Todo fuede lo másircreible -comentó Euge- nl¡-. Cuandotodoterminómesenticomoagaro- lula perocon muy buenánimo. Me he s€ntidode lo másbien. Ya sequitaronlas cosasr¡¡lasen mr lu8rto y me sientobien estandoalli. Yo mehablalimitadoaescuclErlaconmuchaaten- clón.Me impaclósurelsto.Algodenlrodemí me d{joqueyo énh queaveriguarmássobreesto.Le o;dl ¿t númerotelefón¡codees€pastorparahabtar ¡on é1.Torné18de¡isiónahl mismode investigar lo queél hacfay de hablarcon otrasPersonasque hubie¡anlenido experienciesen esletiPo de fenó- mcms€spirituale's,pesea quetodoestomeprodu- cf¡ un temor ind€scriPtible
  15. 15. 2 -;.No seráquepor falt¡ deconm¡mientops'co- brió estagenteciasincamal estoscáso-s?¿Noes i¡itii" qu"-"tto" l"no..nos lenSsnsudi¿8nóslico ciJn,tf|co'yqu" .t,o. pasloresy ministros.senc¡lla- mcntelo ignoranl¿Yquési resultase¡cienoque lot demoniospuedenenlraren alEunaspersonasy rL"i.lut u iu unto¡o?¿Noserfaresponsabilidad ñh ór"o ps¡c¡loeÉi .ristian¡ averiSuarlo?¿Node- bcla estarrüíse¡teradadeestosfenórrenosparapG iii-i*ntifica¡os si ttegana mi consultoriodisfta- i¡dos deenferme¡¿dmental?¿.Cómosepuededis iin"uit " un endemoniado(si esqueexiste)de un pricóticoo será¡la misna cosa?¿Cuálessonlasca' frcterísticasde un endemonnoo''- Ñguno *u. pt g*ta measaltabaNo Podíadc- cner Íaavalanchadei¡terogant€s ques€mevenn cEima, Me sentfscomosiestuvieraapuntocleaDrtf l¡ caiade Pandora.perola indecisióny el temor luchabanPor litnarme El pastoracordóavisamecuándopodíallegara ¡u oficinaen la iSlesiaparaobservarla liberación d€üra D€rsdraelüemoni¿da.Meofrecióque'mrcn- trrs t¿¡io. Dodlapasarasnoficina aretirar unagra- b¡ción .te úra sesiónparaquemefam¡lianzamcon cipto.es^' ¡tto po¿l¿'cree;to abielo queél estaba eiendoconmigo! Esamismatardepasépor suofrcinapíÚarecoger cl casse¡te.En la nócheio escuchéEraunagraba- cióndedoshorasde duraciónLa escuchédosve- casseeuidas,mi atencióncementadaenella Cuan- áo e"c-ucneü. p.ime,"s palabrasdichaspor el su' ii"-,,o ¿iáonio, .. ." "rizó todoel cuerpoMedi' ie a mi misma: '- lE.toy es"uchnndopor primeravezla vozdeun El Pastor con el Ministerío de Liberación Al dfa siguientellaméal pastor.l¡ preguntépor lo quehabíasucedidoenla sesióndeEugeday me hablómuy abienamentesobreeI asunto.Luegome aventuréa pregu arle algoII|,ís: -¿Permitfuía u6- led queyo lo observaratrabajandoen alglín caso? Hubounocsegudoadesilencioy luegorcspo¡dió: -Creo queno habríaproblemaen arregla¡€so. Alguna! delaspersonascoDlascual€sestoytraba- ja¡do da¡íansuconseritimientodequeestüvierapre- s€ntesi yo les explico que ustedes psiqiloga. Casibrincodealegrfa.aunquedeboconfesarqüe tambiénhabíaen mf unag¡a¡ dosisde miedo.Me preguntabasi estalfaprepa¡adapa¡averesascosas, si me af€ct¿ría¡€¡ alguDafo¡ma. Yo h¡bíasidoformadaeDla fecrisüan¿.E$alsu- n¿socasioneshablaescuchado.enlaiglesia.losi- latosdemisionerosquehabíanestadoenHaití,Brazil y Colombia.Contabardesusluchasespiritualesen casosdeposesióndemoníaca.¡Susexpe¡iencraseran escalofiia¡tes!Comencéadudardequeyo estuviera lisla paraestarcaraaca¡aconurrc¡sodeestos;pe- ro mi determinaciónde averiguarmásdelodo esto me impulsóhaciaadelante. Mi entrenamientopsicológicocomenzóainte¡venir en el a¡¡unlo, 2a
  16. 16. DESDN[4{SCAn¡ItO espf¡itú.¡Quéhor¡or!iYo no sabíaqueunopodía oirlo hablando! De inmediatoseinterpusode nuevorni mentali- dadcientífica. -iEsto esterrible!A estapob¡emujerla tiene¡ quehabe¡su8estionadoparacreerqueestáposeída y estamaneradeexpfesafseessimplementeu|rsín- lomadesuenfermedad.Sufrededelirios. EstácoD- vencidadequeel diabloestáenellay por esoacfiía ast, Peroseguí¡escuclú¡dolagrabación.Cadavezme asombrabamásde lo quedecíael supuestodemo- nio. h violenciay el odio qu€destilaba¡suspa- labrasmeaterraban,La forúa enquesereferla¡ a la mujer como la dueñadel cuerpoqueellos esta- banocuga¡do,meparecí¡taDextraña.Si ellaestu- vie¡ahiprotizaday fuerasui¡conscienteel quees- tuvierahabla¡rdo,debe¡íaestarhablandoenprime- ¡a persona,pero no Io hacfa.Sereferlana sí mis- mo6como "trosotros" y a la mujer como "ella." -¿Se¡á unc¡sodepersonalidadmúlriplecomoel r€latoen "I¡s tresc¿rasde Eva" o el de "Sybil"? -me pregunt¿ba.Pero.¿porquéd¡censerespíri tusenlugardepresentarsecomootraspersonalida- des,cadacual coDsu nombrepropio?¿Porquéla vozdice: "Sorirosuri¿legiónsat¡inic¿"€n luga¡de decir"soy urladeva¡iaspersonalidadesdistintas"? Cuan¡omásescuchaba,mayore¡arni mnfusió¡, No lemcontréunaexplicaciónracionala lo queoía. Sinembargo,contiouéescuchandoel relatodel su- puestodemonio. -Su abuelitale poníar¡nassemillitasen la blusa paraproregerlade las fuerz¿smalignas.Ahl entré yo. AdelatenJaci¡co aios. ¡Queidiot¡ esavieja! Crah que Ia estabaprotegiendocon sussupersti_ oloncs.'EsoestácontraDios. Esofuelo quemeper_ mhióentrarenla niña.Y megustaestaraquí Me ¡urta hacerla sufrir. ¡Yo la atorñento' y eso lo dirfruto! -Pero yatu rrabajoseacaM- replicabael pas_ |or, Crislovbo a liberarla.Tienesquerñe' -Yo nomevoy¡odavla.L,oharécuardoarÍume tló la ganay no cuandotu diSas- gritabaesavoz do¡afiante. -Tú te vascuandoyo lo o¡denoporquetú cstás ¡l¡do. Soyyo quiendic€quévasa hacer'porque vo lenqola autoridaddeJesüsy n¡ sabesquet¡enes uucoba-d"""t,-respondiael pastorconfirmeza ' -iNo ouiero! -Ño tepreguntési queríashacerlo.Telo ordené Luegotód¿-esaalt¿nerhsederretíay setomaba !n súPlica -Pbr favorno me echesde aqul ¿Adóndevoy l rr?Déjameseguiraqufun pocomás Yo casino lú ñoleslo. -Véte, en el nombrede Jesús. Seofanfuertessollozos. -No quiero.Porfavol.No quierovolveralabis- lrr. Esosculo.iEshorrible!No quiemvolverahí' -Tu llanto rio me conmueve.Hashechoriucho (h¡lo, Te ordenoirte y¡ -insistía el pastor' -Es muvhrde. vámonosya A ú teestdneÁpe- rrn,lo en tú casa Ya ni esiáscansado Déjameen nt¡¿_qemíaIa vOZ. ' -Vi-te enel nombredeJesúsNo mevasa con_ vcncer.Nomevoydeaquíhaslaquesalgasdeella' No Inevasa enga.ñar. -Bueno, estábiefl.Mevoy, perofnemetoen€r
  17. 17. J2 DESEIIN4{SCARADO esposode Adela y lo e¡fermo. -No telo permito.Tevasdirectoal abrsmo.en el nomb¡ede Jesú$- -¡Ay! Ya melieneshartocones€nombre.ya me voy po¡queestoyaburrido de oírte. -Sí, ya vete. Sombacomosi Adela¡ecobrabael sentidoenese momeDtop¡re6el paslo¡ le decís: -¿Cómo sesiente,Adela? EIla ¡espondla: -Canrada,peromuybien.TengolamenteunpG co confusa.Todomeda vuellas. -Sl, es normal -i¡¡dicaba el Dastor. -Pero mesientomuyaliviada,;omomáslivia¡ra. -¿Ustéd sintió cuandosalió? _¡e preguntóel Dastor. ' ,-Sen(i undolorenel pechoy luegosemequttd. Anr tuecua¡dopudeh¡bla¡) abrir ¡osojos.Ay: gra. c¡asa Dios. ¡B€nditoseael S€ñor! - Dinorah -¿Coner üstéd¡ alguienques@ deliber¿ción? -indagó unamujer.-Creo queyo lo necesito. -Sf, precisanenteestuvehablsndoel ot¡odíacon u¡ pastorqueayudóa uoamuchachaquemnozco ¡ libe¡a¡se-le respondí. -¿Podría ustedpedi¡leunacita paramfl -pre- guntó Dinorah. -Sf. voy¿¡"6¡".¡" , uurnosjuntas.Yo quieroes- tu p¡esente.¿I-epa¡ece? -icla¡o! Me s€ntiríamejorsi ust€dfueraconm¡- go -exclamó ella. Llsmé al posfora la m¡nanasiguientey le pedf citapa¡aDinomh. El accedióaverlay ¡ queyo es- tuvie¡apresenteparaobservarsu trabajo. A pa¡tir deesaconversációnielefónica,ta maña- nasemehizo eterna,Tuve queesforzsfmemucho p¿¡alograrconcenuarñeenlaspalabmsdemispa- cientes.Ellostenfanderechoaquelesprestaratoda mi atención,perosemehacíadiflcil debidoaltorren- te depens¡mie¡tosy emocionesqueflufan en ml a r¡fz de la posibilidadde observarla ñuy espe¡ada sesióndeliberación.Porfin ibaaverpormí misma lo queocurrlae¡restossuc€sos.lba afroderevalua¡ másobjetivame¡telos hechos. El maf€s alahoraconcerl¡da,medirigí ala igle- Bia.Enlré y caÍ¡iné a la oficina del lEstor. Toque 3
  18. 18. 3' DESENMASCAXADO lapueÍa,Iaempujéy measomé.El pastormeinvi- tó apasa¡.Dinorahyaestaboahly ellosestabancon- versando.Una vez queme senté,él siguió coÍ el estudiobíblico quele estabadando.L€ pedíaa Df norahle€rciertospasajesenvo¿altay luegotradu- cir lo leído,¿suspropiaspalabras.A ellasele ha- ch un tantodiflcil entender10quelefa. Decfaque sesentíaalgonerviosay quesele nublabala vista al tratar de leer. Yo me sentéen unaesquinadel cualo mientrxs el pasio¡le hablabaaDinorahsob¡eel propósitode la venidadeJesúsa es¡emundo.lndicó querio era sóloparasalvarnosy p€rdonarnuest¡ospecadossi- no ademásparadamospoderpa¡adefendernosde los demonrosy de los alaquesde satanás Eraeviden¡equehabfadeotrodeellaunagranin- comodidadquele dif¡c1lltabalÁconcen¡ración.Sin embsrgo,conla pacienciay la comprensiórdelpas- tor, €llalograbacaptarel mens¿je. -No sépor quémesientotanasustaday por qué mecuestaconcentranne.A mi megustsmucholeer la Bib¡ia.peroahoraio queestoysintiendoescari un rechazopor leerla-comentó Dinorah. -No sepreocupe-le indic¡iel pastortranquili zá¡rdola.-Eso esnormalenestoscasos.Esainco- modidadqueestásintiendonoessuya,esmÁsbien delo queestáen usted.Eso6espíritussabenquelo queestamoshaciendovaeocontradeellosy sedan por aludidos. Firulizado el eatudiobíblico, el pasto¡dijo: -Muy bien, ahoravamosa reprender.vaños a enfrentaraesosdemonios,ot¿lenándolesqu€seva- yan.Siéntesecómoday vamosa comenzar. -Padre Celestial,te pidoquetiberesa Dinorah Dinorah deestosespf¡itusmslignosquela estánatormentan- do. T€ lo pido en el nombrede Jesús. -Y ahora.leetoy hablaridoaestosespírilusque cst¡ínocultosenestamujer. Enel nombredeJesús, lcs ordenoque se manifiesten.Quie¡ohablar con usltdes. Dinorü estabaenactituddeoración,conlosojos cerrados.En esoabriólos ojosy dijo desafiante: -¿Qué quieresde mi? ¡No me molest€sr Mi corazóndió un saltoy unescalofrlomesubió por la espdlda. -¿Quién eres?-demandóel pastor. -Yo. ¿Quiénva a ser?-respondió en sonde bu¡la. -Dame tu nombre-insistió el pastor- -Soy Nervios. -¿Qué hacesen ella? ¿Noesüísviendoquelahagotemblar?Mira co- mo tiembla. -Sí, perotú tiemblasanteel nombrede Jesús. ¿QuiéDesJesús,Nervios? -No lo conozco, -Jesús escl Hio de Dios,y tú lo conoces. -Sí, ya sé. -Entonces, ¿porquélo negast€? -No megustahablarde é1. -¿Para qué vino Jesús,Nervios? -Pa¡a molestamosa nosotros,y Dítambiénme eslís molestarido. -¿Quiér¡ es"nosofo6"? ¿Qui&rDás€sácq¡tigo? -Preg¡¡lales a ellos. Yo só¡ote digo el dombre mío. -Te ordenoten€l nombredeJesús,quemedi- gaslos nombresde los oÍos demonios.
  19. 19. J6 DESEITMASCARADO -Están Depresióny Magda-respondió la voz p¡ovenien¡ede Dinomh. -¿Quién es Magda?-hdsgó el pas¡or. -UrE brujaquelatieneatada.l-e hizoune¡¡rcrro paradestruirsu mat¡imonio. -¿Magda te m¿¡dó? -Sí, y a mi megustaaquí.La moniñco. ya casi terminémi trabajo.¿Novezcómolatengo?Corda, le¿ y tonla. No la dejo leea.Ella antesleía mücho y eramuy inteligente,pe¡oahora,cuandotmtade le€r,leenredola mente,Iaconfu¡do.ya elesDoso es¡ápensandoen dejarla.Lo tengotodolisropa¡a deshacerel matrimonio. -¿Quién le pagóa Magdafraraque hicle.a es€ trabajo? -Ls suegray la cuñada.¿No vez qüe ellas no querlanqueél secasa¡aconella? -Nervios, tú conocesla Biblia, /Jerdad? -icla¡o, mejorquetú! -Entoncessabesquela Bibliadicequerodolo queatemos€n Ia tierra qued¿¡áatadoen el Cielo y quetodolo quedesatemosenlatierra serádesatado en el Cielo.(Mareo16:19) -¡Cállate, no quierooir eso! -No ¡egusraoir la Bibliaporquee¡ Ia palabra de Diosy porquel¡ene@ei sobierl. -No me gus¡a,¿yqué?No voy a oir más. _Lasm¿nosde Dino¡ah taparonfuerteÍlente sus otoos. -No voy a oir. No oigonada. Sepusoa ca¡tarconlasmanosen los oídos, -¡Ba¡a esasrianosl-ordenó el Dastor. ¡Noquiero!-erclamci. Sinembaigo,lasnunos de Dinorahbajarona su regazo. - Diporah !? -Yo desatoa Dinorahdelpoderde la brujerla, l¡ cl nombrede Jesús. -¡No! ¡No! -gritó Ia voz. -Y a tí, MaSd¿,espírirudehechic€rla,te atoy h ordenosalir de ella, en el nombrede Jesus, l¡ ca¡¡ deDinorabsevolvkl hacialaesquinadon- dc yo estabay me señalócon el dedo. Yo estábatodolo páliday atemorizadaquepodfa ¡b¡ en€seiftstatey tuveel impulsodesalirconien. tto. Sentfpánico. -Sei¡or ---{lar¡ée¡ mi espíritu.¡Protégeme!¿Pafa quévine aqufl Yo no estoypreparadapa¡apresen- cl¡r esto. ¡Tengomuchomiedo! -No -int€rrumpiólavozdelpastor.Ellaeshüa dc Dios.No Dued¿sentraren eila. Estolo düoconmuchacal¡na,lo cualmesorpren- diósobremanera,Ptdecaptarqucaél noleaaecta- DO!¡estascosas. -¿Cóño puedealguienacos¡umbra¡seaesto?- ne Pregunt¿horrorizad¡. -Vete al abismo-continuó el pastor. -¡No! ¡Ahl no! -recla¡nó la voz. -Te vasal abismoahoramismo. e¡ el nornbre deJesús. Dinorahbo6tezófuenemen¡e.[-o hizo va¡iasve. cesmientrasel paslor inús¡úB: -Eso es.Salcompletamentedeella.Al abismo. Enel nombredeJesús.Gracias,Señor,porquees- tás liberandoa Dinorú. H¡¡bounosmomer¡tosalecalmay luegoel cuerpo deDinorahcomen2:óatemblarincontrolablemente. Laslágrimáscorríar por susmejillas.Fuertessollo- 206estrem€cíansú cuerpo. -iAy, ay! ¡Tengomiedol
  20. 20. DESENMASCARADO Dborah -¿Quién eres?-denandó el paslornuevamente. -¿Cuánto tiempollevasahfl -Veinte años. - ¿Cómoentraste? -Un perro la moraliócuardo tenlalresaños.Se asustómucho.Ahí entréyo. -¿Entraste sólo?-inquirió el pastor. -con Nervios.Trabajamosjuntos.Yo la asusto todo el tiempo,con muchascosas.Disfrutosus miedos.Mc hacenfuerte.Nerviosla hacetemblar y tenerpalpitaciones.La fiarea. Yo le digo queno salgaalacalle.Esolaasust¿mucho.Poresoyano trabajani va a nirEuna parte. -¿Quién esJesús,Miedo? -Tú ya sabe,s.¿Paraquéquieresquete diga? -¿Quién e,sm,ísfuefe, tú o él? -EI, p€royo tambiénsoyfuele. -Ya no,porqueteestoyata¡do,enel nombrede Jesfu,y te estoyquitandoel poder.¿Sientesla atadura? -iMalditol iYa ve¡áslEsperaa quenosvolva- mosa encon¡rar. -Te echofueraen el nombrede Jesús.No me a¡nenacesporquenadapuedeshacerme, -Ya me voy-Ya no aguantomás. -Sl. veteal abismo.Estis derrotado, Dinorah suspirófuertemenley sucuerpodejóde temblar.Mió al pastory le preSuntó: - iYa? -Sí, ya salió. - ¡Qüérarolodoesiol-exclanó Dinorah.Yo po- df¿ oL todolo quedecíanpero no erayo. ¿Cómo esposiblequealeverasexist¿nestascosas?Yo vine fpr insistenciade unaamiga,perono lo crefa.Me dccidísólopor lo malqueheestado,peroen reali- d¡d no cr€h que ñ¡eraposible. -¿P€ro cómopuedeserque unacristianatenga d.monios?El EspúrruSantoestáen mí y siempre nc handichoqueno puedenvivir juntos losdemo- nlosy el EspfrituSanto. -Esa greguntamela hanhechomucho-dijo el p¡s¡or.Yo mismopensabaasía¡tesdeconoceres- to8fe¡óme¡os.Perodesecuentadequeesu¡adoctri n¡ equivocad¡,Si hablana üavésde su bocay muever¡sucuerpo,esporqueestándentrode usted an alSuriaforma. Por estoes queustedno securaba,auncr¡ando lapedlaaDiosquela sanara.Esquenoeraunaen- faamedad.Era¡ demoniosquevivía¡ en ustedy la msnejaba¡dqlde !u menle.I-os demoniosse van cu¡ndour¡olosechaenel nombredeJesús.Poreso rs n€cessrialaliberación.Hastaqueellosnosalier¿¡, ustedno podfaexperimenta¡la pazde Diosen su vida. RecuerdequeIa Biblia hablade Satanáscomoel ladrónquevieneamatar,robary destluir.PeroJe- ¡rlsdijo: "Yo hevenidopa¡aquetenganvida,y pa- ra queIa tenga¡l€n abundancia."(Juan10:10) Siuncrisüarpnotienelavictoriasobrelosp.oble- ñas, noF¡€det€nervi¡laenabtmda¡cia.Qu¡eredecir quealgoo algu¡ens€la esti robando,y esealgo o ¡lguienes,muchasveces,undemonio.Poralgodi ce la Biblia: "R€sistidal diablo,y huiráde vo- soros." (Sanliago4:7) Si ustedqui€aequeSatan¡ísy los demoniosno la molesten,tienequeresistirlosen el nombrede Je- sús,ConiSnoraflosno sevatra ir. Al contrario,si
  21. 21. - DESENMASCAAADO ustedlosignora, Iesda la oportuDidadde trabajar a su anroJo. Estonadiemelo habíaenseñadoy esoqueten- 80 añosde conoc€ral Señor.¿Porquéestono lo enseñanen lasiglesias? -Pues enestaiglesiasi seenseña.peroescierto quela doctrinadeSata¡ásy de los demoniosna sl- do distorsionadaeinclusodesechadadeltodo.enal- gunasiglesias.Ya casinadiec¡eeen la existe¡cia deldiabloy de losespírirus¡nrnutrdos.EsroIo diqo refiriéndomelanroa la iglesiaevangélicacomoaia carólica.Y créamequealdiablolesirvemuchoque creanqueno ef,iste.Asi pasadesapercibidoy casi naolelo enlfentz_ La otra ideaquea Sahnásle convienetambién. esquehayquetenerlemiedo.Esoestotalmentefal- so. La Biblia riosaseguraquemrásfroderosoes€l queestáennosotfos,o se¿Dkrs,queel diablo.(l Juan4:4). No6otro6,tenemospoder sobreé1,si es quecreemosenDios. Másbienel diablonosteme a nosotrosy nosobedece,si lo enften¡amosen el nombrede Jesús. Hay gentequecreequesi ul¡orio semetecon el diablo.é¡ rio semetecon uno.Esotarnbiénes un eng¿ño.Al diablole irÍe¡esadestrui¡todoloaueDios ama.Esmás.le interesamásdest¡uiraunc;ist¡ano queaun nocristianoporqueel cristianorepresenta unaamenazapa¡aél y porqueespropiedaddeDios. El diálogosehablaterminadoaqui.Erat¿rde.Di- nor¿hsedespidióy se fue para;u c¿sa.Aquella nocheyo no habrLad( dormir. El impactode esla experienciahabúacaiadomuyhondoenhí comopara poderdesecharlade mi menreparadormi¡. Éasé muchosdlasintenta¡dodigerir todoaquellor¡ucpre- senc¡éesedí¿. 4 Ahora le toca a usted, Rita . Al fr¡ali¿aresa$esjónenla quefui unaobserva ¡¡ofamuy Inleres¿dapero.a la vez.muyasustada, t8lepastormehjzoungranfavorque.enesemo. menlo_yoe¡perünentécomotodolo conlrario.De5. puesde nabersejdo la mujera la quesele habÍa ¡recno.tatlberación.el pastorsevo¡vióhaciaml y meduo conmuchanaturalidad -Muy b¡en,Rita.ya v¡ócomosehace.Usredes cnstra¡a.Comoh¡jade Diosusredrienela m¡sma ¡utoridadque tengoyo para€chardemonios.La úrohaesctaraencu¿¡toaeso.Dicequelodoelque c_ree.enel nombredeJesúsecharáfuerademonior (Marcos16:17,.Ahoraletocaausted.ya puedese_ gürrsola.Si ¡ellegaun casodee!os.ust_edpuede e0renterlo Me ¡equedém¡rándoleperp¡eja.Al priocip¡ocref queem unabrornade malgusto.peroal erudiar suexprestónlacial,semevinoabajola esperá¡za de queasÍfuera.lHab¡abaen serió! No le contesténadaporquerealmenteno seme ocu¡rióquédecirle.Dentrodemíhabfaunatomenta emocion¿|.Es€.comenlarioerala últimoquccspe- mbaescucharde él en esemomen¡o.Obviamente no_sedabacuentade¡pavorqueeltabas¡nttendoa ralzdetoquehabhpresenciado.O qu¿¡ísmt ro6rro sl lo re¡leJat¿y fueprecisarnenlepor eo queme .ll
  22. 22. DESENMASCAR^DO Ahora le toca ¡ üsted, Rii¡ lo dijo. En lodocaso,estoyconve¡cidad€queme Io hizo_por inspiraciónd¡vina.porquefuepiecisa_ mentelo queme dio el va¡orparainiciarmi viaje personalrumboa lo desconocidode estenutdo espiritual. Recorrílaslibrerlascristiüase¡ buscadelibros sobredemonologhy saten¡smo.Me losdevorabaen mis ratos¡ibresy h¿sla¡ltashorasdela noche.Se habladesencade¡sdoenml unh¡mbrc insaciablede sabercuálesemnc$asobrssdeldiabloqueCristo habíavenidoa deshacer.ll Juan3:t). Mepregunlab¡porqud, enlodoslosaios deedu_ cac¡óncr¡slianaquchablürecibidomientrasctecía. jamásmehabfancnseñarlosob¡eestascosas.L¿tel ologí¡ entomoak)$demoniosbrillabafjor su&usen- cia. Hast¿shor¿n)cpercstabade ello. Satanásde_ bíaestarmuyconlcntodcesto.peroyoestabadeci- didaa reponerel ticmpoperdidoenél menorplazo ms¡ble. _Pores¡ópo,ca,luvecontactocercanoconotro psi cólogocrisli¿no.ll prcguntésisabhalgosobreeste ca¡npo.tn rcspuc$taf¡rccontóqueunavezlo ha_ bfanllamadoa unüúas¡¡conurg;ncia.puestoque unamucnach¿cstabatrasl(rrnad¿. -El entrara ¡acssa- medijo estecolega._y ver et esbooen quc cstübaIa joven. comencda reprendeaF)r s¡ acas{}. pcrono pasónada, ¡us Fratabrasmc impactaron.Aquellomechocó ¡¡emenoa¡nente. . -¿Cómounpsicó¡ogopLredecomenzararepren_ oer"por staca5o".,-me pregun¡aba.¿euésucede sl |a personano estáerdemoniada,si estámental- menteenferrrla?(.,No¡€rh pel¡grosoestoderepren- der ta¡ a la ligera?¿NoserÍaes|osugeslionar¡aa qr¡etieneundemonioquela estácontrolando?¿No conduciríaestoa agravarsu estado? No, aquello¡o ibaconmigo. -Tiene que haberunamejor ma¡era-medité. Unamaneramáslesponsable,másorgan¡zadao' incluso,máscientífica,aunqueIapalabra"cienlffi- ca" mesonabaextrañaenesteconlexto Nunc¿ha- bla leldo unainvestigació¡científtcade esletema -Tiene oüehabefunrnétodo,un¿forna rüíscon fiable,cuyósresultadospuedanevaluarse-pensé Me Drometl a mi misma no descansarhagta descubrirla.
  23. 23. 5 EI ernDujó¡ de Di6 El empujónde Dios Dios no fue muy benignoconmigo. Decidió'_echarmeal agua"muchoantesdequi yo siatiera quees6bap¡eparadap¿r¿hacerlo.Nomediotiem_ po Oe -hacer toda! la! invest¡gac¡onesque lenraproyectadas, No obstante,conffocn¡asabiduríadeDiosalha_ cer tascosírs,El meconocíabien.Sabí¡lo coba¡de queera.Nomegustabanlosriesgos.Janátdabaun flasos¡nanlesesur seguradel¡esuhadode da¡lo. r uvoqueoarmeunempujoncito,el cualestuvele_ Josdeagradecerleenel nomenro.Todolu conú¿_ rrc. ;Le rcct¿mécomonuncalperoEI hi¿oIo que teni¿quehacer, Unanocheestabafinal¡zandolaconsult¡conu¡a mujercreyenle.ComoeramicoshrmbreconDerso_ na-squ€creenenDios.cstabacerrandolasesióncon unaoracrón.entregándolcaDiostodoloquea¡iha. ora_surg¡doy.pid¡éndolequellevarala re;api¿¿ fe, r|zre¡mtno.U¡ jmpu¡somehabfaI¡evadoatomarla oe ramanom¡enrrasorab¿porelta.Habiapercibi- oo^q.uenecesitabaLlnaFrlo especialen aque¡mo- meruo,un contactohumano_ . Ap€naihabhiniciadolaoracióny estabainerce- o-te¡OoanteDiosparaquela ayudaraa superarel ¡emory tosnerviosquelaagob¡atan.Enesor¿mu- Jerempezóairtern¡mpirme...¡eué extraño|,,pen- 4 { i sé. Entoncescaf en cuentade lo que me estaba diciendo: -Ellaes mía.Yo nomevoyair. Estoymuybien viviendoaquí.Dejade molestar.iNo s€asnecia! Un cscalofríot¡enendo mesubiópor la espalda. Mi cuerpoenleroseer¡¿ó.Abri losojos.La muFr seguíaenactituddeoraciónf,eroesavozcontinuaba ha-blándomeporsu boca.Me dÍ cuenladequeaún la teníatom¡da de la mano.No ha.llabaquéhacer. Mi p.imerimpulsofuesoltarle¡amaroy tirarlále- jos de ml. peroalgodentrode mí medetuvo. ' -Si lo haces,-me dech unavoz intema, -el demoniova a saberquele tienesmiedoy seva a aprovecharde eso.'-Pero si no lo hago-¡espondía e¡ rú interior, - voyamorirmedelsustoaquímismo.¡S¡entoco- mo quetenSola gafiadeldiabloen mi ma¡|ol -Cont¡ólate -me decíaesavozintema.Recuer- da lo quedÜoel pastor.Tú tienesla auto¡idadde Dios. iUsala! -'$ño.! -.lnmé te"onocierdoesavozdent¡ode mí. No meaba¡donesahora.Te neces¡oaquicon- miso. Dameñ¡€ü4. El esposodela mujerestabaenelcuarto El esta- ba perplejo. El demonioseguíah¡blando.Al menosyameha- brapercatadode queeraun demonro.Ers un Pri- mer paso, ¿no?Habíapodido reconocerlo -icáüate, c¿illate!-me decí4.Dejadeorarpor ella.Yo no piensomovermedeaquí.No voyade_ jar queme vengasa echara perderlascosas Me arméde todo el valor que pude(queno era mucho,por cierto),y me lancéa enfrenta¡lo. -;Oimo te tlamas?-le demandé.
  24. 24. ao Df,sEw^scan^nñ -Nervios, SoyNe¡vios.pero no estoysolo. So_ mos muchosy tenemosmuch¡ fuerz¡. -¿Córno entrasle,Nervios? -Yo vivo aquí. Estsesmi cas¿. -¡Crntésfame! ¿Cómoentras¡eeI|eü¡?-le erirí. -. '.-Por Duchascosas.Ellaesmuydébil.Esrn-uy fácil Da¡añí. -¿ar¡ráI €s tu propósitoe¡ elta? -Quercmos_destruirl¡.eueremosquesues¡roso se aburrade ella y la ab¡ndone. No meatrevia qnita¡lelosojosde encimapa¡a mrfar a sue,Jposo.se fa pavorde quela mujef se meabatanj¿¿EauDcr¡andonodabaningunas€ñalde quefue¡aa hacerlo. ,.-Puesno var¡a lograrlo,-respondf.Salgande ella,en el nombrede Jesús- -No, Dornevoy. yo soy fi¡erte. -M¡ís queyo - penséen mis adent¡os.SiDeú_ bargocoDtinué: -M¡is poderosoesel queestáen mf. -Sí, pero yo tambiénsoy muy fuerte.Vamoss ver quiéngana-dio retlndome. . Mi mentecorríaaceler¡damente.Mi esposoesla_ o¿por legar a recogerme.No habfanadiemásen er edr¡rctocomoparaabrirlela puert8, .-bs homdecortar. ¿Quéhago?_me preguoté. Me vrtroun tmpulsoy lo seguí, -Devuélvele el controldesumenreparaqueella puedairse -ordené conñrmeza,aunquepordenno lemblabade miedo En esola mujerabriólosoiosy Dresun!ó: -¿Qué pasó? Dabolaimpresltndee6tardespe¡tsrdodeun$¡eño profr.¡ndo.No sabtaquédea¡rta.Miré I suesposo y le p¡egunté: El cmDulónde D¡os -¿Ust€d s€dio cuentade lo que suc€dió? -Buem -dijo é1,of todo,pdo noé biendequé sc t¡ataba. -Yo ter¡goque irme ya. Es muy tarde. Mejor h¡blamosde estomañana-le dÜeevitaodoentrar cn uDala¡ga e¡plic¿ciónpsia la cual rio me s€ttía F€par¿da, Ellos estuvieron ale acuerdo y se mafch¡Úon. Por unoshstantesme sentlaliviadaperoen eso Dense:- -¿Y si alguo de €sosespf¡itussalió y esüípor ¿qulflotando? Conesepensamientomedesaéenuntemblor.To- ñé la Biblia demi librero y la asl fuertemefi€con ¡mbasnanos. Me abracéde ella irtentatrdos€ntir h presencia& Dios en ella. -¡Señor! -supliqué. Qr¡cmi esposoDot8¡de. Caminépor el pasillo h¡stala puertadel edificio y la abrí. ¡Nada!Aun no habfallegado, Regreséa ñi oficina abrszandomi Bibli¿. -¡Ay, señor! Po¡ favor dimequeningfu espfri- iu ñalo estÁpor aquf,ni rneva ahacernada,ni se me va a metera ml. ¡S€ntíauúmiedoespantosolEnesoescuchéla bo- cin¡ delc¿¡ro, ¡Erami espo¡o!Coarfhacialapue¡- t¡, ss|l'delediñcioy entrécnel auto,tod¿víasujen- ta¡do la Biblia. -¡Gracias a Diosl Cr¡cias por h¿c€rlollegar.
  25. 25. Inicio de Ministerio Inic¡ode Dt ministar¡o .9 L,€pedl¡ unamujerdelgrupoquemeacompola- r¡ ala casadela cliente,quienpamentor¡cesestab¿ cn c¡oa. no podfalev¿n¡arse.Solamentelb¡mos¡ or¡r porellay ainvitarlápü¡ quevlnleraalgn¡po' cuando¡rdiéra, parase. ministradaen sanidadin_ tcrior y liberación Seoiesent¡iunpmblemayaquelaheman¡ demi cücnü se¡trasódemasMoál venirpornosotr¡s Yo hsbfaeúeridllo quevenfaaIEcoBenEsencarro'pero resultóserun aütobúsParacuandollegóyaerala hora eo que yo tenfaque irme Parami casa Pa!¡ evita¡ouela hermar¡ademi clienteperdieraelvi¡je' le pedfa la señoraquemeibaa acompañar.quese fuéraconesamujerah¿blarun pococonmicliente e invita¡la a la oración, Ella accedióy partieron lun¡as.- Al díasicuiertellamé¡ mi clienteparaavengüar cómoest¡ú y cómote habh ido la nochearlerior conIa visitadelaseñora.Al hacerlo.mellevéuna lorpresamuy desagrsd¡ble- ia madredemi ilientefuelaquemecontestóel teléfonoy meinfomó quela v¡sitadeesamujerha- bfas¡dor.¡ndesastreLa señorano sehabialimit'ado av¡sit¿¡laehvitarla al 8ruposinoquehabladecidi- do loma¡ciertasiniciativascuyorcsultadoh¡bla si- do catastrófrco. Yo le h¡bía explic¡do e €slÁseñora,la cu¡l e¡a c ólic¿ c¡rismátic{, quecsafamilia queiba¡ vísi- tareraevaDgélic8.t¡ pedfevitárcualquiermención detemasco-nt¡oversiales.Sinembárgo.noh¡bls to- m¡do encuenlsmi indicación.HaMaaprove¡h¡do la ooonr¡n¡¡ladD¡ralrslal dehacerProselitirmore- liri&o, Io cual-h¡bía sido un error garrafrl' -Ademáshabl¡ enfrent¡doa los demoniosen mi 6 mt _ Variasvec€sintené volveraconversarconelpas_ lor quemeh¿bfapermiridoobserva¡l¡ ses¡óndeli- perac¡ón,peroél estab¿m un¡ épocademuchotra_ o¿Jo.Má5¡dela¡rtehabrbdedarmecuent¡de que estoera_lonofdsl pafa todapersoa que minis-tra ttoeractónesoúitual. . Luegodevirios fracasosencomr¡nicarmecoDé1, oes|sl|.tstnoenfatlempodeatendermeporla car- ialf laba-jo rsnFsadr que tenía. Estomeobt¡gó a ouscafolrosrecursos,euerlaobseÍvardeprirÍ-e_ ra manocómoeraqueotraspermnastr¡tabanestos ca¡¡os. . -U.'na amigaaIacuathabfaconocidoenu! estudto D¡Dtrcome@ntósobresupropialibe¡ación.Sure_ rarofte ¡n¡pactómuchísimo.Me indicóquea vecq eua¡ba0l Srupodorúe la habi¡nayud¡dóaliber¿¡_ sey orec¡ó llevsrmeconella. l¡ acompañévarias vecespe¡o ocurrió algo que me ahuye;6 de ahí. . Me-tr¡Dt¡llegadouaaclienteen muy malestado @ satudmental.Me contómuchasixperiencias soD¡eDaturalesquehabfavivido.porsuhiioria, me entereqüenccesit¡baIiberación,Tratédeub¡carde nu9voaIpastorcuyotrabajoconocíaperonolocon_ s€gu¡.Aslque.po¡lau¡geria delcaso,docidlsffies_ garmecor¡estegn¡po. ,a
  26. 26. DESE{Mr{SC¡¡áX|O cliente sin l¡aberleexplicadonadaa ella. Estosse hsbia¡manif€stadoviolen¡arnentey la muje¡lesgri_ raoaruenementequesal¡er¿n.Aquelloc¿u!óespenlo en |osp¿úrcn@squeeshbanpresentes.Mi clienle 8r¡hbaquesellevaranaesamujerd€ahÍperolase. ñorains¡sthenenfrentarlos.por fin,alguienledijo a É seDoraqueseret¡f¿fade la casa. Ene6emomenlore¡nabaallí unpandemonio.Mi clrenEtenl¡losdemoniosmsnifefadosy estabsmuy alborotad¡.Decid¡eronir enbuscsdeu¡rpsstorqüe; logrótranquiliz¿la.peroestaexperreniiala habla uarxnatrzadolanioqueestabafufiosaconmigopues meculpabadetodo. No queríasaberni oir nad;de ml. . la muchachalenía razónen enojarseconmtgo, Aunqueyo nohabfaplaneadoasílascosas,lodoha_ bía sidoun des¿strepor la cxtralimit¡cónde esla señoracatólicacarismática.yo mesentfateftible_ mentemal, Jamá$habíaperdidoaunclienteenfor_ rnatan desagIadable. C¡¡andoyo fui a hablarconla señoracatólicapa_ ra.pedirleexpl¡cacionesdehrquehabhheaho,¿lla rehui¿bacomprenderlo malquehabíaactuado.pa_ ra ceÍaa @n brochede om, durantenuesúacon_ versacióDme cortó la siguienteanécdota: -Un dh e.stábamosorarido por un hombre. Reprendíamosenel nombrc¡leJc¡úsperonacl¡pa- saba.En qso, unade las queestabacon dosotros exclaúó: "Dernonio, teechofueraenel nombrede M¿ría, la mad¡ede Dios." En e$oel hombreco_ menzóaconvulsiona¡y cayóal suelo.Al rhomcnro sele quitó todoy s€pani. Esoesparaque veaque M¡rír ta¡¡¡biéntienepoder. ¡Surelatomehorrorizó!Yo corx)cíNbienlaBiblia. Me sabiadc memoriapaajescomoI Timoleo2:5: iiioioue hayuo*lo Dios. y r¡¡ solomediadore re oioliios iom¡.es. lesuc;is¡ohombre" Y Mar- cosló: 17:"Y estasseñalessegub¡¡na losquecre- "i' et ftafXOV¡nf ""harán fuerademodos' sa- ü ;;;ñq* h liberació¡teníaques€ren el nombrede Jesús. Todoestomedesilusionótotalnentecooestegru- -. U"Ute "on ai "aiga sobr€loocr¡rridoy ellalam- üién seesc¡ndatizó.Me dijol -'lt¡l ouem" est¿s.onrandomeconfirmaalgoque nios me'diiomjent¡asorabahsceurrosdlas Me t¡l- i"¡ "". -:"""q". y" te liberéenesegrupo'node- uiutór"", utttp"tqi," .$aba yéfdosePormalcarru- no, Ahor¿ entiendoPorqué' "-ü" ..ttr "it," poi etasperson¿sy máslodavía -il" rnu"rt"g.né qo" acuáh abípararecibir ayu- ái. i."'t-ü.'ui* ¿it gtupoeranpersonasbien in- tencionadas,perolamentablementecon tunoamen- to blbüco equvocaqo' OuizÁshiie nral en abandonarlosantesde tener h ;Dorunidaddeexplicarlessuerror'peroenese ilJi""ü * ." .""i" conlac¿Pacidaddewedar- memás¿hl.Sólole pedia Diosquelesenvrarasu eipi.inr paraguirrtoi orcdaverdadcomopromete en su Palabra.* * Ouieroaclufarquehacefhberaclonesene¡ ¡romb¡ede M¡rl¡ no necesariamenEes ul¿ ii"ri* "o.,tn "nt," g.p* católicoccarisrtá- iicos,Conozcopersonalmeüea muchaspeÍ' sonasqueasi$enaes¡o6gn¡pos$te j8Ítasdtr lsrlan estetipo dePráct¡c¿Estoocl¡¡rlo eoun g-po tani"uta. y no pretendoSenerali¿arla observsción.
  27. 27. 52 DESE|'I|IASCA¡ADO _Al internrmpirlasvisilas¡ es¡egrupo,conrrnué A:l1@".d:p"o9* queprecrúa¿nh tibera-clon€sp¡ntu¡|.Descubrfque€¡¡ muydifkü concerta¡. ÍlT,uHlo""* tttu" tod¡ieshb¿¡sob.eca¡g¡das ,--Por algoserá,_-medüeami mism¿,l¡ deman_ g lr6¡asusserviciosdebcsermayo¡de lo que metm¡g¡¡¡ba. Esrosignifrcaquehaó falta genteCrs_pue,$¡,¿trab¡jar en estec¿mDo. _- ro¡ nn Íre df cuentade quaDios r¡teeshbafo¡_z¿r¡{t{a comeDzarporcueniapropia,No meseotia :.8rylub prepsradaparae o. pcrole habléaDiosmuy Sbcemlhenle. ,- ::Y!,:i"1o ¡n".gu.". Señor.Rsdem¡si¡dopoc¡|ae¡pe¡enc¡aqu€re4goe_nesrecampo.Sólobe.pre- ::l:,t91 *": cuant¡sliberacionesy nuncahe in_t€nl9doh¡cerlo di¡ect¡mcnte_recl;né. ^---Kec-(¡erda ¡oquepas¡icntuofici¡s laotr¿rbche-susufró en mi menle- - L-^Sl,lr¡o esoeradife¡cnle.Ahitú meempüj¡ste a^rl¡:eflo.Esmuydistintocomenz¡¡elenfren¡arn¡c¡t- ro yo m¡8fira. ^ --._N! te¡tuusties. No teDgssmiedo. yo te voy¡^ay¡¡d¡I. Te iré mosra¡do cómo hacerlo. EsAÉconalgoe¡ lodo momento.Ja¡fvísle ¿b¡noon¡ré. ^._-¡^y serior!_te reproché.t¡ qucmepidesessumsnentedificil. soy psicóloga.M¡ reputacónco_ T.-gTlorrf d:ojucgo. Todosv¡¡ ¡ crcerque _e_s111_toc¿.,¡UDa.psicólogaechandodemoniosliB¡nconccüDlelAdemásno sébiencómohacerlo. L-ff,q#fl;,ff.*;¡trFJ*fr_qj I¡icio da mt hi¡bterio y no laspuedeentender,frorqueBehandedisc€mi¡ espiritualment€." (l Corintios2: l4). Confiaenml. Yo soy tu Ma€stro. -S€ñor. tú s¡besqueno Boymuy ñ¡eneespiri- tr¡al¡nerile.¿Ysi !¡E Uegaunc¡soviolentoy nopuedo maneja¡lo?¿Ysi mehacedaño?¿Ysi Satanísataca alosmiembrosdemi f¡milia? Heoilo quealosque se metenen estecampoSataftíslos "agarra entré ojos," -Yo soyt! protec¡or,tu luga!derefugio.Yo soy tu fortaleza. -Señor. e vgcesdesconffod€ tu c¡ite¡io. Real- r¡rentenocomprendocómose¡eocurrió escogerme a ml paraun trab¡jo deestanaturalezs.Tú sabesIo miedGa quesoy. l, quetend¡ásquehaceren mf paraprcpa¡armepa¡aestegrabajono esunasimple remodelació¡. ¡Tendrásquebotar todo el edificio y constuirlo de nuevo.! -Yo no te hedadoun espfuitudecobardía,siío un aspfitu de poder,de amory de buenjuicio. Yo constIufel universo.¿Dudasdemi c¿p¡cidaddeha- cer alguDoscambioser tu est¡uctr¡¡a? -Está bien, Padre.Acepto. Mánda¡nelos casos que¡í quieras.Hqré lo me.iorque pueda,pero no te prometobuenosresultados. -Los ¡esultados106doy yo, no tr¡. Tr1scr& un cana.lde MI pode¡. -Tienes razón.Perdóname. Así h¡eque, por l¡ presióndeunarDalaexperien- cia, decidf entrar yo mismaen el ministerio d€ la liberacióDdemonlaca.GracüsaDiospor suproo¡ess d€que'"a losqueamana Dios,lodaslascosasles ayudana bi€n." (Romanos8:28).
  28. 28. ., Maruja PocodespuésmebuscóMaruja, unamujer qu€ seh¡bh sometidoa liberaciónconel pasiorqueyo conocfa.El lahabiaayudadomucho,peroeliane- c€sitabamá.strat¡mienrode liberacióny él no tenis tiempopa¡adadeel seguimien¡ohastadentrodcu¡os mes€s.Unaamigade ellale h¿bíad¡do mi nombr€ paraversi yo e$tarfádisf,rlestaacontinuarel trabaio. No sédedóDdesaquéel valorparaacepur,aun- queen.e¡lidad si séquiénfueelquemeto dió. Fue m¡ Señor.empujándomeconcar'iñopor el c¿mi¡o queEl mismomehabhtrazado.E¡aunavenorades- conocida,p€rojamásr¡e hearrepantidodeembar- ca¡mcen es€viaje con El. L quemásme cosl¿bamaDejaral principio de este¡ninislerio, erala ansiedadquemeproducíael no sabersi los demoniosseibana ma[ifest¡r o no, perocomoyo sabfaqueel pastorya habíainiciado el caso,y quelos demoniosen Ma¡uja semanifes- tabansbiertamente.esloetimin¡ba. en gr¿r pate. ml ans¡edad- Luegode unaoración,comencéaeofienlAralos esplritus.Estosme respondieronc¿side inmediato y entablamosla lucha.CoDfo¡meava¡¡zabacl tiem- podela s€sión,mepercabbadequealSodelpoder deDos hablaenmf, puesroquelose9pírirusobede- cla¡ misdemandasdemsn¡festarsey respondfana 54 mispreguntas.E6!omefueda.|dounavalenlfah¡s- tÁentoncesdesaonocid¿Para6l No puedonegarqr.rcalgunasdelascosasqueme d;;'iñ'-;ü;*.'.' Áshban una vezr¡node etlosme diio: "' ]eiü üÉ", tn *¡et deellaperomemetoentf Mi corezóndiounbrincoaloir aquellá8r¡en3za' Aleodentrodemí m€asegurabaquetsonoerapo- sibie. pero otra fuerzame ponia¿ ouoaf' -Ni ouedeshacereso-le conlesléát€monza- da, CrisiomeProtege*-ii.-i" -a'o builonamenre,-Pero te asusté' t"3lf;"oi*r"' "*, "pisodios eranpasajerosvme hicieronfonalecermeen Dios' "'-SoiJ "u¡¡un¿o "on esu mujerPor619ú¡tiem- *'l Ért" ooú" .-*-do mejo¡ías'Perollegaíps ;";"-*p;;-.-p.tq"" tlla noisuba poniendosufi- .i*t ¿'e - paire.g"uó mt¡y fácil vmir I senlars€ ""'i"i "" iJi-t" t. ¡alallaespirilualPoretl¡' sin í.ner óue hacernadsde 5uPane'*'ñ üu r."lOn, ." *otí tor¡me efiu$reds alen- -ffi'o*-fot *i.tot espfritusquehablÁosalido ii.iil iu ""ii¿n-t"¡or es¡abo¡deouevoenella' óit*áoi"t p."gun¡¿ "t p"rquédeestasituaciónme t"lfldfiiir" * * r.*h¡€ enoiosEsdébil' Podemo;eotra¡y salirdeella¡ nuestroaniojo' ' -É ü"" ¡i- "Éc". Medlcuentaquelaconfton- uJén dedemoniostenfaqueir acompañadadecre J¡"iinto .ip¡¡¡u¡ por úedio de€studioblbüco .r"i"ir""ioí"" "a¡'"¡¿adcs degrupodetipocspiri íJ:-il;b "* Tanb¡éndescubríqu€dcbfad ir acompanaO¿deunamad'¡r¿ciónpsicológic¡yc¡o
  29. 29. !6 DESF.NMASCA|IADo biosenelestilod€vida.Deotromodo.el resultrdo no rD¿¿ s€rduradero. EIa elabfl aqdiendodoDdedosperso¡.asmáspara lecrD¡rlrberaciónconla ideede queen esaforma poolaacelerarel proceso.Es¡ocausabamuchacon- Ius|onpüesloque.yono estabaeoteradade lo que habÍaocu¡ridoenlassesionesconlasotrasdos[r_sonas.^n¡.ellos -sabfan io queestabahaciendoyo. --ror un E conhontéal respeclo.t¡ r€c¡rneodéqrE escogrcm,quedafseconunodenosolrosparasupro_ cesode liberación.señaldndolelos incónvenienles oe_contrnuaren la siruaciónactual.Le habléram_ D¡enoecÉnasaccionesqueellatenlaquerealizar par¿ayudarsea sfmisma.algunasdenaiuralezaes- p¡r¡tuaty o(rasde tipo práciico.por ejemplo,eUa necesilaba¡omarladecisióndeocupariu ticmpoen algo,ya queeshbatotalnentedesocufrad¡. Afónunadamente.unodelospasto¡eiqueesuba aconsejándolalehizolasmismassugerenciás,Iocual fa9{!o.,a comFenaerquercn¡emosrazin en loque le ú¡drcábamos.En estaformaellafueasumien'do unamayorresponsabilidadporsuvida.enluga¡de deperÉerbfalmenledeotrosparasuest¡bilidad.Esto rcpermrtróava¡usrmásr4ridaftentey orgadzárme_ JOf SUvrda. . De sucasoaprendlquela liberac¡ónnolo esto_ oo.r-omprencliquehacefalu combinarlaconcre_ cunlentoespl¡¡tua1,conocimientospricológicosy de_ crs|onesprácticasparaob¡enerresultadosáumderos. Alejandro:Obsesivo Compulsivo Tení¡ur añodeÍ"¿tarporPcicorerapiaaAlej¿¡dro, u¡¡hombe solterodecuare a años.Sufrir de lo que enpGicolograseconoceconrcunananrosisdetipooF sesivocompuls¡var.SucompulsióneraIa limpieza Vivh a vari¿shorasde la c¿piial' doodeest¡ba mi olicina. El hechode queduranteün añohabfa estadodisFresto¿viaj¡r tafio po.aacudira lasci_ tas,mc hdicaba suinterésen sana¡sey sudisposi- ción ¡ ponertodoel esfuerzorequeridopa¡alograr su saludemocional. Lossfntomasdesuproblemale tralanmucllasdi_ ficultadescon susPadresy un herma¡o.con los cualesvivía. Ato¡mentadopor la falsaide¡ de que susD¡rien¡escrandescu¡dadosen suhigieneperso_ nal, sepasab¡el día ente¡oexigiéndolgsquesela_ varanlasma.nos,etrespeci¿lcuandohablanusado el serviciosar¡itario.Ellosratabondesermñpren- sivoscou é1,Derola insistenciade pa¡tede él er¿ tanta. que a ;enudo los hacíaperderla paciencia v cnt¡¡¡ en discusionesfuertes. Alei¡ndro €stabaobsesio¡adocofievitarlaconta- minaáóo. el abrir lapuena,sacabasupañüelolim- Dioy lo DolJasobrelaper¡llaafin denotoc¿rladi- iecri¡eire r¡ te¡na muchoalosmicrobiosqueésta pudiem tener.Aun las mon€dast€Íía $rc l¡verl¡s , por es¡etemor. 57 8
  30. 30. 53 DESENM^SCa&ADO Al€ieDdro: Obs€s¡Yocotnpukivo 5e -En el nombredeJest¡s,ordenoqueIa represión searota y quelos recuerdosolvidadossurjana su menteconSciente. Enes€irstant€,el hombrecomenzóallora¡ amar_ i¡unmte. - -Me acábandevenirunosrecuerdosMe habfa olvialadocomplebmenlede est¡scosas-sollozó' Unavez,siendoyo peqr¡cño.estan<toenml cama. mi mamámelevantóderep€nlelascobijasy mevrÓ toc¡tndomeel pene.Me reganóy me dijo que€30 nosehacla,queer¡ uriacochinadaYo mesentÍaver- qonzadoy lloré mucho. - -otr¿ co6aqu€re€ordée'squemed€jabancu¡dan- do au¡as vecinitasmenoresqueyo. A unade9ll¡s vo no la Quería.Cua¡do se iban los adültosyo le irsaba múcho.Como ella era mils p€queñano se 'oúía defendery yo la ari€nazabaparaq¡¡eno con- ür¿ nada.Yo sabfaque no debfahacerlo.perono me podfacontrola¡. -También mi mamámepegabaenlamanoy me decía"caca, caca" cuardoyo ibaa tocaralgo su- cio. Cfeo queesaesunad€ lasr¿zoDeslor lasque tensotanloascoa los servicioss¡nita¡ps' dré oorélpidiéndoleaD¡osquesanarasusheri- dasv li quiura el sen¡imi€nlodeculpaquele habla oue¡aOoáraiz¿eesosi¡ridedes Taobién pedfque ü¡ara laasociacióntanñrerteentre"caca" y "su- cio." Luegole minisEéüberación' Después-deesaexpericncia.estehombresintióun craniivio. Supresiónsobrelosp¿rienlesdisminu- ió notablementiy cuandosebañaba.s€enjattonaba una solavez Estecasomeenseñóquela fuerzaqueun demo- mo puedéteDersobreslSuier estáíDtirnamentere- Seb¿ñabavariasvecesaldía y. al hacerlo.renía queenJaDonanemuchasveces,Aunasiquedabacon dudasi habrlaquedadosucroenatgunapane.Nul- ca sesenllalotalmente¡imDio, Nolomíaenrestaurantes-niencasasajenas.pues pensaoaque|aspersonasquepreparabanla comida noemnlo_suficienteorentetimpias.Eslepensarnienlo rc proquchasco, Ensupropiacasa,éllavabalosplatosy cubienos quetb¿a usarantesdesenlarsea comer,presiona- ba.consEntemmtea sumadre,pregunt¿indoles¡se naDlalav¡Oo¡asmanosantesdetocarlosal¡mentos, Losservic¡ossa¡itarioslecausabanunaincontro_ labl€s€nsaciónde¡epulsión.Te¡h quelleva¡con_ slgobolsas.plásticasparadefecareneúas,puestoque p. Trypb, la ideadesenl¡rseenun inodoroque naDtastdoocupadoporotraspersonas.E¡ suc¿sa ten¡aun cuanode bañoprivadoy lo manteniacon unatrmp¡ezaimpecab¡e. . Lapsicologlahadescub¡enoquelascompülsidnes dertmptezaseder¡bandesentim¡entosdeculpain_ conscrentesquehacenquela personasesientasu_ cla.ráraots¡raz¡restefénómenoinconsciente,sur_ gelüegoelmecanisñodeproyecciónpormediodel cuarn sucied¡dseproyectasobreolrosy aslsel¡ene ¡asensac¡ondéqu€son¡osot¡oslosqueestánsucros. . ¿rer¿cflstaDo,perosehabhalejadode la igle_ srÁ.A ttavésde nuestrasconvers¿cioneshabíato_ madoladecisiJDdereincorporarse&laiglesiay es_ lo lehabfaayudadoareducirsussentimiei¡osdecu! pa..Aunaslmuchosde sussfriromsspersis¡fan. , Und|adura¡leunadenuestrassesiones.yo eala_ baorandoconé¡cuandosentlun impulsodedecir algoy lo h¡ce.Dije conmuclEfirmeza:
  31. 31. IEEENM SC¡aDO Ahiandro: Obsesivocompolsivq !! l¿cionadoconsust¡aumaspsirlógicc. Es¡osr€cr¡e.- oosconcargaemocionaldestructivadebens€rdes- cuDteflos.Es ¡mportantequela personaromecoD- ctenctadecómounaexpefienciadesupasadosefue rra¡slotma¡dohastaconvenirseenunsínlomapsi- colog¡co.Hab¡endoenlendidoesto.sepuedeom;pa_ r¡ queUtossaneestssher¡dasemocionales.por lil_ trmo,s¡undemoniologróentraren¡apersonaa¡¡iz o€eselfauma,seránecesarioe¡pulsarlo,pero,de l:| !u: Iteobservado,_sie¡ traumano ha surgidoa ra.concrcncny nosehatra¡adoconé1,elde;onio renus¡¡f_átrsepuestoqueesetfauDa le sirvede asi- oero.tstespiriluinmundoestdfirúemeDteanclado en eserecucrdo. - Séqueen la Bibliano sebablanadasobreesto. En ¡oscasosrelat¡dosenella,seleordenabaalde- monrcsallry_éstesa.lía.¿porqué.entooces,es¡a- mosvrendo¡tgo distingohoydía?l¡ respuestato- ra¡_R ta lengo.perosi tengounateoría, ^^:11:s :remqos bfbl¡cosnosabi¡nnada$obrepsi- corogx¡.La cEncia no habíaavanzadotanto ¡ún. a¡o¡a conocemosmássobrc la conducl¡ hur¡rsna, por lo que s€lracepo6ibleaprovecha¡eseconoci_ fruento. , Yo creoqueDjostrataconcadapersonadeacuer- oo con-su,¡¡v€ldecoDocimienlo.por esoSantiago reco¡tuenoa:Henn¿nosÍ¡los. nooshagdisrnaesEos mucnos.devosouossabiendoquerecibüemosma-yorconoenacón"(Sa4i¡go3:| ,. S¡D¡osnoshaper- mr¡lqo.saberm&, ¡ambiénesperam¿isdenosoEos. ^^;r-¡^r,¡-rT: m o8dota oponun¡dadde esrudiarp6i- corcgE. Et esf,eraqueyo uselo queheapretrdido. r¡¡a lnt se¡laÍ¡ás f¡fcil quelaslibetacionesquere- arlzoruerülmmo enlostiemposbibücos;..Éuera, enelrombredeJesucristo"y eldemonioseva-Pero si aslfuera,ni lapersonaminist¡¡daniyo terdrlarnos clarocómofuequeesedemonioenttóenella. Tam- pocosabrf¿Jnoscómolomarlasmedidasnecesarias paraevitarqueeseespíriturcgresea ellao a sus descendientes, En el casodeestehombreobsesivocompulsivo, si yo no 10hubieraayudadoa comP¡endelqueeso que hizo la madrede castiSarloa los cuatroaños cuandolo e¡contró tocándoseel pene,fr¡eun Sran erro., coño tambiénIo fi¡eel programarloparale- nerleascoalasheces,á protablementeharíalo mis- mo co¡ supropiohijo, si algúndl¿llegaa tenerlo. ¿Porqué?Porquetodo6iendemosa comeier,con nuest¡os p¡opios hijos, los misÍNoseÍores que nuestrospadrescomeüeroncon ¡osot¡osra menos que alguiennossaquede nu€st¡oerror. Pero,comolos demoniosde culpay ascono sa- licron a la primeraord€nqueles dí, tuve qucPro- fundiza¡másel problemay asífue comodescubri- mo6es¡osefforesf¡ü¡Emo6.Ahorá,g¡aciasa16 de6- cubrimi€otosdelapsicologí¡y alacomprensiónque él logró de su problema,él sabeque el tocarseel penealoscuato añosnoesninSúnpecado,smoul¡a conduct¿totalñentenormalenun niñoqueesf{des- cubriendosucuerpo,y tarnbién,queno sedebeha- ce¡queun niñoasocielasPalabras"caca" y "su- cio." en la formaen quelo hizo sumadre r.- oBs€Slot'Lol'¡Pt LSol{: ldd p€€bl€nlee¡¡reí¡5libbqu€ lá conscienchno pu€d6rehazsr y qú impu¡taal i¡dMduo a dot€r¡n¡na4tac!o. aú cmtr¡ 3ü voluntedv 3u !.nl¡do cl6lo
  32. 32. Cecili¡: ü¡¡ r¡iia de ¡u9velñoÉ 9 Caailia cameozóa tlorar. -Yo quie-roaúi papá.Yo séq!¡eél €sm¡lo coD mamáy 'por esom podemosvivir cori-é1.Peroyo entiendo'eso-Noe'spor esoqueyo le diSocos¿sfe- asamarni. Yo noséporquélo hago Yo noqüiero hacerlo,-sollozó -Si vieta lo quesiento'comoquesememercer diablov meobligaa hacerlo.Me dicequele diga: "Pena'inmunda.,fara quefui an¡c¿rdeusted?Me- ior hubieranacidódeunspena." Yo noquierode- ""i.lo. oeroesavozmeobliga.nomedejalr¡nq¡ila hastaquelo haga.Yo séquee'smalo.t digoy des- DuésmepoDgoa llorarporqueúamáseponetrlsrc' ' conrinuéso¡deándobenfas á¡easM€contóque ums aíosatrifuellaterlaunamigoquesóloellavefa' Ni sutús¡lrí ni dodieúís podf¡ verto Sellarisba Juan.Pasábatrñucho tieñpo juga¡do y hrbla¡¡do Luegome díjo: -Ya Ju¡n no viene a jugar co nlSo' pero mr abuclitamuertasí.viene tme can(¿siemprelamis- macanción.Tambiéntnehablay despuésdesapare- ce.Mihemanila. Elis8.tdbién Iave.Elisasepa- sacaota¡rdoesacanciónquenoscantami abuelit¿' Tod¡se6tascosasmehic¡eronpenss¡quel¡ niña estAb¿influida por demonios.Le pedfquemegspe- ra¡¡ ¿fueramie-ntrashablabaconsum¡dre Querfa t¡st¡r esteasuntocofl la madreprimero paraobte- ne¡ su oermisode úinistrarla en liberación At i¡iorma¡le sobremi interpr€taciónde lo que le sucedfáa la niña, l¿ madres€¡brió conmigo' -Ahora queust€dmehabladeeso,nrjnr leorn_ ro álso. M¡apadreseranespiritis¡¡sEllosya mu- rieró. t¿s ninasdicenquela abuel¡seles¿par€ce' Yo séque esono es oueno. Cecilia: Una Niña de nueveaños - Porfavor,atiendaa mi hija-supücó la m6dre de Cecilia. No tenemosderechoa Iátarruentooor panedelSeguroSocialy yo nopuedopagarunpsi- corogo.La maest¡aclrcequenecesiEayudaprofe- sronalporquelene problefiasen la escuela. Le dl citay el dh indicadoapa¡eciócotrla oiñ¡. Cecüiatenlanueveaños.Cuandohabléasolascon ella me dijo quele costabamuchomncenúarsee¡¡ susclasespa¡apoocrleatencióna la mafstra. Esto le obshculiz¿basu aprendiz¿ie. Esteerael problemiquelai¡alaa mi oficina.Sin embargo,106psicólogossábemosquemuchasve- cesel mot¡voqueda el clienteparaco¡sulE¡ no s¡empreesel proble¡naprincipal.por esloestarnos entren¡d,osa ¡ndagarmásalládelo queásteindica. - Preguntésobrela sin¡aeiónfamiliir. Los paores deCeciliaestabanseparados.Supadreeraalcohó- lrcoy muyviolento.MuchasvecesCeciliahabhvisto comoél gol!,esbaa sumad¡e. I¡ preguntét¡mb¡énsobtelos sentimientoshaci¿ su madre.M€ dijo quela queríay quesellevabat¡ olen. -Tu mad¡emehadichoqueav@€sle dicesco- sasmüydu¡¡s, muy feas.¿Está!b¡avaconellaDor algo?-p¡egunté.¿Temolestaqueellanovivacon tu papá?
  33. 33. Cecilia:una tr¡úade nuev€años 6s -A mi tambiénmehanpasadocos¿¡sra¡as.Una nochee6l,¡basolaenlacasa.De¡epentetoca¡onfue¡- telapuerlay laabrí.No hablanadie,pe¡oalgoent¡ó y meprensócont¡alapa¡ed.Luegometüó al suelo. Casimemuerodel susto.Me quedéenel suelollo- ¡andodem¡edo.Nolecontéesoar¡adieporqueiban a cree¡queest¿baloca. Le expliquébrevementeaestamujersoblelosde- moÍios y cómoenfrenta¡los.Pedlsupe¡misopa¡a o¡a¡ por su niña y me lo dió ii[nediatamente. -Yo no 6énadadeestascosas-dijo. peroa us- tedmela hanr€comendadomucho.asiqueconfio en usaeo, La madaesalióy Cecifa entródenuevoa mi oli- cina. En palab¡asmuy sencillasle expliquéqueyo creia queesavoz queella escuchaba,quele orde- nabai¡Áultara sumadre.no venfade ellamisma, sinodealgoquequeríamolestarla.Le dije queíba- mosa averiguarsi yo tenlarazóno no. Paséaexplica¡lequeDiostenJapode¡sobrecual- quiercosaquequisiemmolestarlay quesi ellaquería contarcon la prorecc¡ónde Dios.eramuy impor- ta¡rtequele pidieraaJesúsqueent¡araen ella frara vivir en sucorazón.DesdeadentroEl podríaayu- oalla srefnpre. t,e dijel -Cecili¿, la Biblia dicequeJesúsesráala pue¡t¿ de tu cor¡zón. Estátocandoparaquetfi le abras, Inmediatamenteme ¡espondió: -Yo lo oigo.Está¡ocándoalapuerta.Ahommis- mo to estoyoyenclo. Yo me quedéasombrada. -O eslaniñatienelma g¡animaginacióno Dios realmenteestiíhacieridoalgodetrtrodeella,-pensé. -Yo no€ntiendobienlo quees!íshaciendo,-le dijeaDios.peroellapareceestarviviendoconmuch¡ natu¡alid¿dlo quele estdspermitiendovivir. Cra' ciaspor cstaal^¡oa. -¿Todavíalo oyes?-le Pregunlé -iSíl -me di'oCecilia-¡All está! -¿Quieres abrirlelapuerüdetu co¡azinpamque entre? -¡Sí! -respondióCecilia -Dícelo entonces. -Jesús.pasa.Quieroqueenlresenmicor¡r¿ón' iYa entró!-exclamó. El dicequeya entró, ' -¿Te esuíhablandoa la mente?-le pregunté maravillada. -Sf. yo lo oigo. -Muv bien.-diie, a¡oravoyapreguntarleaela vozq;te molestaquemedigacómosellama Si te llega la respuestaa Ia ñe¡te me la dices. ¿Está bien? -sí- -Bn el nombre de Jesús,estoy atandoa todo aquelloqueno vengade Dios.OrdenoqueIo que estáen Ceciliamedrgasu nombre. -Dicen quesontres,-dijo Cecilia.Unodeellos esJuan,el it¡e erami amigocuandoyo estabamás Dequeña.Otro se llama Ramóoy otro Alvaro' ' l;Adónde estánubicadosen ella?-Preguté C; ia setocóla cabezaY dijol -Aquí. Dicenqueen mi cabeza. -Muy bien.-dije asombradaPorla naluralidad de la niña enesteasuntoy por 10claro queella es- cuchabalas vocesde los espíritus. -decuerdas quién acabade enÍa¡ en tu corazón?_ -Jesús,..DiceJuaúquoélveaJesúsenñi cora-
  34. 34. óó DESENMTCA¡r{DO zón. Es¡ábravoco¡migo, Dic€ quepor quélo dejé ent¡a¡, -Ju¡¡ pretendlaser ¡u amigo, peaoen redidad querfamolestúte.Aho¡atiene¡utl amigobueDo,Je- sús-le cor est¿,Pídele¡ El que6¡quea Juany a las otrosdos.Jesúsesmásfuertequeellos. -Jesús, -dijo Cecilia, por favor sacaa Juany a R¡móny a Alvaro, p¡¡¡ queno r¡rcmolestenm¡¡j ni mehablenenmi cab€zs...iYa!Ya sefuemn.Je- sf¡slos sacó,-exclamó excitadaCecilia. -G¡acias, JestÍs,-o¡é, No pe¡mit¡squeu¡clvan a ella. Qa¡éd¡recon ella y cuidálasiemp¡É. -Cecilia. quieroexplicsnea.lgo.Esaseioraque tti vez, quete dicequeestu abuelit¿,¡eesüíenga- ñando.Esoesúu mentira.Esunespfrituquesehace p¡sár por !¡ abuelitapareconftndiñe. Tu abuelita esrárnuertay la Biblia dice quecuandoalguiense muereya no pdemos hablarlesmáspo¡quesues- plritu seva par¡ otro lugar y no puedevolver ¿ la tierra. Cuandoeseespúitu vuelvaa decine quc es tu sbuelitadile: "Tú ¡o eresmi abuelita.No ven- gasmása hablarme.En el nombrede Jesúste lo ordeno." La semanasiguiente,la madredeCeriliamecontó quelanocbedespuásdelasesión.estsba¡caminan- do porlaciudady pasa¡onfrenEaunaiglesiaevan- gélica.La niñains¡sr¡óqueenlraran.Dijo. -Yo soycristia¡ay quieroestaraquf.Terrguque aDrenderde Dios.- Mi corazóndi¡tu¡ sal¡o.Rec@ocílamanodeDios enla vidadeest¡niñ¿.El estatBllevandohs cosas muchomásalll delo queyo habíaplaneado.yo no le h¡bh dichoa la ninaquer.ní¡ queir a taiglesia. ni le mencionéla palabra"cristiana," ya quesu C€c¡l¡¡: u¡¡ tr¡ñ¡ de rüeÉ añ6 madreeracatólicay aveccsesapalabraseinte¡pre- ta equivocadamentecomo8inónimode "evaruéli- c¿." PememevidentequeCeciliatenlautrdooes- pecialparaescrrch¡rcl¿ra¡¡rntela vozdeDlt6 y que El l¡ estabaguia¡do desdeadentlo. -iAleluya! -exclamé en mi espf¡itu.Verd¿de- famentesong¡üdes y m¡¡¡villosastusobras,s€ñor. I¡ mad¡ede Ccailiamedijo quehabfsneot¡ado ala iglesia,y quealentra¡algohorriblelehabfapa- sado.EIla. la mad¡e.habfacomerizadoaactuarco- mou¡ütpe¡so¡lát¡sstomad¡,Selehabfadesat¡douna fu¡ia iriconuolablequela habfaoblig¡do a!oma!las bancasde la iglesiay a lanza¡laspo¡ el salón, Unaspersonashicieronr¡¡ cfrculoalrededordeella pa¡aora¡.Comen¿óadBvedi¡sey agritar.Tuviero[ quesosle¡e¡laentreochopersomsmientras¡epre¡!- dfan a los der¡roniosen ella, hastaque se habí¡ calmado. -Ellos me dleron quelos espfitus hablansali- do, p€royo creoqueno, porquetodaví¡ estoysi¡- tiendo cosasrá¡gs, -dijo la s€ñora. -¿Quiere quele hagaliberációr?-le pregunté. -Sí quiero,perotengomiedo.Ustd estáaqulsola y en la iglesi, rio mepodfa¡ sostererbi€n ni entre ocho persoDas.¿Quéposs si hc pongo igüal de incontrolable? Poresono gepreocupe-repliqué. -Eso pasó porqueustedestah enu¡v¡¡glesiay a losdemonios le6gustabacerexhibiciónde sufuer¿¿en106cullos pa¡ainterümpir y par¿asustar.Si en lugaade ha- cerlen¡eday reprcnderentretodos,la hubieranlle- vadoauncuanoapaíe y lehubiera¡ordeDadoa los demoniosquequita¡anesamadfest¡ción violenta, es probableqüe esarcacciónhubieracesado.
  35. 35. DESENMASCARADO -Bueno, ustedes l¡ que sabe,-d¡o ella. Yo quiero que sevaya lodo lo malo que hay en ml. Paracomenza¡,pedíla protecciónde Dios sobre nosot¡asy o¡dehéalosespl¡itusmanifestarseenfor- maconholada,sinreaccionesviolentas.Asi lo hi- cieron.Losdemoniosseñanifestaronverbalmen- te, pero no Ia ¿fectaronen ningunaforma, Aún estaba¡todosen ella. Había¡ engañadoa la gentedela iglesiahaciétrdolescrcerquehabíansa- lido. Lo úlico quehabí¡nhechoeraquitarla mani- festacióny escondersedenuevoenella, Estafuesu maneJadelog¡ar queesaspersonasdejarande re- prcnoerios. El espíritumásfuertequehabíaenella erael de temor.Habíatomadofue¡zaenellaaraízdelasoa- lizasquele habladadosuesposo.Le ordenésalir por un bostezo,ya queestomehabí¡ dadoresulta- dosarteriormenie.Sin embargo,el espírituseguía ma¡¡festadoy despuésde un ratomedijo: -No puedosa.liren esaforma. -¿Cómo püedessalirentonces?-p¡egunté. - Invocandoal Señor fue la respuest¿. -Muy bien. ¡Hazlo! ordené. -¡Jeslis! -gritó confuerza,y alhacerloseestre- meciótodo el cuerpodq estamujer. De repentetodoquedí en calma. Le preguntéa ellasi crelaqueel demoniohablate¡minadodesalfu. -Sí, a¡ora sf -resDondió. Yo se¡tl cuanuosa- lió. Me sientotranquila. Porestecasoy porotrosqueatgndldespués,apren- df quenotodoslosdemoniossalenenIamismafor- ma. Algunossalenpor trostezo,otrospor vómito o hemorragias.Tambiénpuedensalir por tos, orma, lemblor,sudor.lágrimas,losoldosy ¿unsinmaoi- festaciónfísicaalguna. 10 La Oferta Aua llegó á mi consulto¡iocuandosu h¡o tenía sieteañosy suhÜatres. Estabacu$andoel último añode la universidad. -Toda mi vida hetenidop¡oblemasserios-me compafió desanimada.Mi madrepadeciólos mis- mos síntomasy sufrió muchoal ver que yo había heredadoiodos susmales. -No escatimóesfuerzoDidineroparaobtenermi cura. Me llevó dondemédicos,sacerdo¡esy hásta brujos con t¡l de buscarmi sánidad.Pobrecita,no tuvo éxitoy esole partióel corazón.Nadiepudocu- ra¡mey ellamurió sabiendoqueyo seguíaigualde mal. -Yo puedocomprendersu suftiñiento porque ahoraestoyviviendolo mismoqueella. Mi hijo es- tá presenta¡dolos mismossíntomas,lo quesignifi- caqueademásdecargarconmispropiosmales,es- toy afligidapor verlo sufrir aé1.Escomounamal- dición familiar, algoquesevienepasandodegene- raciónen generación. -No sépor dóndecomenzar-me dijo A¡a. Son tantaslascosasquemehanpasado.La mayoríade la geDteno creelascosasquelescuento.Creenque estoyloca. l-06psiquiatrasnohanpodidodarpieenbolac¡n- migo. La última vezquemeiniernaronenel hospi- 6t
  36. 36. DESENMASCARADO tal del SeguroSocial,me i[yectaron ca¡tid¿d€saI- tlsimasalefármacosy aunaslnopudierondo¡mlrme. -Me llevaronaun cuartopa¡auDajuntamédica. Comenza¡onahacennetodaclasedepregunhs.D€s- puésdeunratoyocomencéaburlamedeellos.ügo "yo" aunqueséque no era yo. E¡a algo que est¿í en mf. peroesapaflede mí. No sébiencómoex- plicarlo. -Esa personalidadlehablabealosmédicosensus propiostérminostécnicos,mofándosede susdiag- nósticos. Declapalabrasqueyo no conocía.Yo era la másasombradade oir lo oue salíade mi boca. :Los médicosestabanmut sorprendidoscuando vie¡on esecaribio en mí, Dteron queera un caso depersonalidadmúltiple. Queían ¡enermeinterna- damástiempoparaestudiarmi caso,peroyo le pe dí a mi esposoqueme sacarade ahl. -Los médicosmedijeronquemi hatamientoera muy largo y queeI hospitalno podlaasumirloade- cuadamente.Me sugirieronquebusca&tratamien- to p¡ivado, perode unavezme advirtieronquese- rramuycosloso.Comoyonoteníadinem.nisiquiem ind¿guésobrequiénpod¡la Íatarme. -Oigo voc€s, Veo cosas.Experimentosensa- cionesextlañas.En ciertosmomentostengopode- resespeciales.Sinquerer,medesdoblo,abandono mi cuerpo. -[,e ruegoconstantementea Dios que me libre detodoesto,quemeguieala personaquerealmen- te puedaayudarme.La maestrade mi hüo medió su nombrey aquíestoypara ver qué puedehacer ustedpor mí. -Un amigoqueÍabaja en la úisr¡¡a institución queyo esparapsicólogo.Habléconél ace¡cademis l¿ oferta síntomas.El meofreció ayuda.ComeDcéa ir don- deél hastaquemedi cuentaquelo queél estabaha- ciendoconmigoemespiritismo.Sésuficientedeesas cosascomopamdiferencia¡lasdelo queesrealnente de Dios. -Yo sé que Dios condenael espi¡itismoy no quierotenernadaquever con eso.Eseamigome irisistiómuchotrata¡dodeconvencerme.Me dijoque yotenlapoderesespecialesy queno¿lebíase¡egoíeta, quedebíausa¡losparaayudara la gente.Diio que é1me podlaenüenar,pero yo me negué.Todavía meinsisle.Hast¿mellegaa molestareDsueñospe- ro yo renusocooperarcon eso. -¿Qué tedicenesasvocesquete tlablan?-pre- gu e. -En resumen,lo quequierenesquecomienceuna secta,unasectafalsa.Quierenusarmispoderespa- ra confuÍdir ala gente,paraalejarlosdela verdad. Yo clarnoa Dios y le pido queme p.oteja. No lo voy a hacer.Yo amoa Dios. -Ahora estánusandoa mi niño parapresronar- me. Lo estiínmolestandoy asustando.No lo dejan concenfarseensusestuaLos.Eslamaneraquetienen ellos de quebrantarme.Me dicenque si no acepto lo van a dañara é1. -¿Quién quierequecomiencesunasecta?¿Quié- nesson"ellos"? -E5 uDgrupodemae$rosepirituales.Asísere- fie¡ena símisr¡qs-Yo los puedover. Llevanpues- tasunasvestidurasblancas,Separa¡ enun círculo y mellamanpsraqueentreen el cLculo mn ellos. Yo rehusoy clamoa Dios- Ellos seponenfuriosos cuandohagoeso. -Me trata¡ detentarcontándomelos planesque
  37. 37. 72 DEsENvAscARADo tiene¡paramí.Medicer quevayasolaalasmonta- ñas,quemepongaunabatablancay quemededi- quea medilar.D¡cenquei yo lo hago.ellos¡lega- ranahíy comeruar¿inaenrenarme,OfrecenpreDa- rafme) enseñafmetodoloquetengoquehacer.i4e otrecencosasqueyo quierao necesite,paraconven- ceffn€. -Algr¡ie¡l me llevó dondeun pastorprotestante quem€ayudómucho.Mejorémuchlsimoperodejé deir dondeé1.Ul¡imamenrehees¡adoyendodonde un pastorpentecostal.El tambiénmeha ayudado mucho.Haoradovariasvecespormi hüoy pormi. Yo le ag¡adezcomuchosuayuda.Lo quáporae, queriomegustanlasreunionesensuiglesia.Hacen demasiadabullaparami gusto.NecesitobuscaroÚa iglesia. A raízdeestecoment¿riola invitéala idesiadon- demecongregabayo. Le expliquéqueeráunaigle- siacarismáticaevangélicadondelosmiembrosco- nocírnacercadelosespír¡tusfialos y decómocom- batirlos.Le dijequetambiónconocíandelosdones espiritualesqueellatenta-v¡sióny revelacicin.) que raa¡aDan¿anoemecandalosa,Derosi muvbonita. ¿||amoslrornteresy ouo queña a llegat, UnasemanadespuésAnav¡¡odenuevoamicon- sultorio.Me comunicólo siguientej -El domiDgopasadomesucedióalgomuyextra- ño. Me alistépam ir a su iglesiay en el momento enquemeparédela sillaparair, mi cuerposecon- geló.No podíamoverme.Estabatotalmenteoarali- ¿ada.Mi esposoüatóde senta¡me(h nuevóen la silla, peropor Ia posiciónenquehablaquedadomi cuerpo,nopudo.Le pedíquemeacostaraenel suelo y ahfmequedépor treshoras.justoel tiempr_rque hubierapasadoen la ¡glesia. L¡ oferta -Mient¡as estabaahfenelsuelo,mepusea luchar comoustedme enseñó,en el nombrede Jesús,y usandolos pasajesblblicos queme enseñó.lr or' denéa los espíritusque se fueran. -Mi esposoquerfalleva¡meal hospital,peroyo no lo dejé.I-edüequeJesúsmesacaríadees€est¿- do. Porfitr comené asentime mejor.Pudemover- me. Pocoapocofui recobrandola movilidad, pero durédosdíasen poderregreraral rrabajo. Paséla siguientehoraenseñ¡índolemássoblecó- mousarla autoridaddeJesúsparadefendersedelos esplritus.Todo el ra¡omientrashablábamosdees- to, sucuerpotemblaba,Hubomomentoser queno podlaenfocarsusojospamleerlaspartesdelaBiblia que yo le iba most¡ando.Se ma¡eabay se sentfa extraña,pero igual s€guimoscon el estudio. I¡fino$ sobre la lucha espiritual en Efesios 6: lGl8. Ella cornprerdiótodo.Porñn est¡ába¡noslislas DaracomenzarIa sesiónde liberación._ Le pedía Dios queros protegierade unaform¿ especial,yaqueyo ibaatrabajarsola.Luegoledüe: -Ato atodoslos esplrlus inmundosenestamu- jer y les ordenomanifestarsecalñada¡nentg. En el momentoen quepronunciéestaspalabras, susmuñecassejuotarondegolpe,comosi algoin- visiblelashubieraa¡n¡rrado.U¡ esplritucomenzóa hablar: -Soy Sarai.Soy pane dol grupo. -¿Tienes asiderosenclla? -le pregunté.¿Algo oue te dé fue¡zadentrode ella? -Sl, -respondió,Suañigoelparapsicólogo.El la usacomomédiumaunsiDqueella sedécuenta. -Rompo supoderparahace¡lo,enel nombrede Jesús.Cortot¡mbiéntodaatadurademoníacacene-
  38. 38. I'ESENMASCAR¡XIO L¡ oferaa yo h¡bfsastadoÍ¿tardo deencádcr mi g¡abado¡a, perono esii¡bsfi¡ncioDa¡do.En la sesión¿¡te¡io¡, Ans mebsbí¡ c¡meúado quecl páslorpeniecostal que l¡ hsbls minisüado, h¡bb hcchot¡es útc¡tos de gr¡bo¡ lassesioDe,g,Fro enc¿dsu¡ladeell¿sal- gohablafallado.A pesa¡deeso,yo Dohablaest¿do anticipandoproblemasenla g"abación,porquesiem- prehabfatcnidoé¡ito en graba¡mis sesiones.Esta vez, sin embargo,la grabadorano eslabarespon- diendo. EnesorecDrdéque¡enlabateria¡nuevasenmi ca¡- te¡a. Las busquéy las coloquéen la Srabadora, -Quizás est¿bú baj¡s las baterf¡s, -pensé. PaoMde nuevopero au¡ no fuociooab¡. -S€ñor -le dije ¡ Dio6 en mi meD¡e,no sépor quéestáfalaDdo mi grabadora,quiero$ab¿¡ esta sesió¡. Por favor bazloposibl€. Fueeotonc€sq¡¡erDié de{€¡tllsmetrteel cassclte y vf quela cintae,staboal final. Yo sabfamuy bien que ls habf¡ cotocadoal principio, corio s¡e6pre, po¡quedelotro ladohabí¡ gr¡badootra co6¡. ¿Có- moh¿bhr podidoadelantarmela cinta sintoca¡mi grabadora?Eso es algo que nunc¡ sabté, pero el hechoesquelo hicierony graciasa Dios pudeper- catannedelo quepasabay r9t¡ocederelcasseiehasta est¡r de nuevoal principio. Até atodoe,spí¡ituqueestuvierainterfiriendocon lag¡abacióny deahlenadela¡tenotuvcmásproble- maspa¡aglabar. -Ssta¡ás, --dije ñ¡ert€n¡er¡e,Dotocar¡¡smásmi grabador¡.Voy a 8r¿barestasesiótrte Susteo no tc gulte. Te lo ord€¡o eo el Dombrede Jes¡ls. -Te odkr-gruñó r¿biado. Temaldigoünay mil veces.Te vov a desEüú. ¡acionelqueyie¡r€pasatrdocnsuñfiilia d€geh€ra- ción engenemción,tantod€llado& ru pad¡ecomo de su ú¡dre. -¡No! -8ritó Samidascsperad¡.¡No lo hagas! No tieDeside¡ d€lo dr¡mquehemostrabajado.Eso a¡rui¡aríNr¡uestropode¡.Hemo6est¡dotrabaja¡do por varias generaciones.Nos ha llévado mucho tiempo. -Ya lo hice, Sarai-contestó, Tu poderha sido cort¡loo. -Pero tenemosun lfder, un lJde¡poderuso-re- ' ¿QuiéÍ es tu lfder? -preguné. -S¡tfn. ¿Es[i aquí¡üor¡? I-a que respondiófr.Eot¡a voz, unamásronca: -Cla¡o que estoyaquf. Yo soy su lller. -Sata¡ás, h€¡tado¡¡s podc¡es,No tepe¡mitouna manifestaciónviolenta, -le dije, I-o hicem.íspa¡acombatümi popio miedoy daf- Íi€ ánimoa r¡¡i mism¡, que por recordá$eloa é1. Desdequeestabaencsteripo detrabajo,jamásha- blatenidoqueenfrentara S¿ta¡rás.Lasotrasluchas hablansidomn domonios,ntmcaconha$.¡jefe.Solía pfegunt4rmesi estarl¡ lista pa¡abatallarcontraé1. Estaerala pn¡eb¿defuego.Diosmeest¿b¡ponrcn- do car¿a caraconé1,y no h¡bf¡ ningünaotra pe¡- so0acotÍügo. Satanás,-me dirigf a é1.¿Quiénest¡d¡fierfi- derdo con mi grabadon? U¡a risa grot€scacrplotó de lo¡ l¡bios de A¡a. Estoesd€m¡sirdo importa¡te, -¡espoDdió. No te voy a deja¡grabo¡lo.TciEÍr¡osqu€protegemos. Desd€qr losespfritusbabñ¡ cún€nzadoabablar,
  39. 39. 76 DESENVASC¡ADO l¡ oferl¡ -Sólo Diospu€dedümeLs cos¡squeyodeseo' -respondl.Ademástt¡m er€srey.Tl¡ fuisleech¡- dodelCiclopor¡fifln¡¡ esoa¡let¡onnente'¿note acuerdas?Pues¡horae¡esech¡dodee'st¡mujerpor cl misño peaado.Ttl comoquenuncaaPrendes, ;verdad? - -Yo sirvoal Reydereycs-le dije.¡l señorde señores.Tu ofertanorie tienh er¡lo ¡bsolt¡to.A El sfmeconvienes€rvirlo. -¡Hija dep...! ¡Esutpid¡ltlmbécillDesdtamepora poderpele¡r.Déj¡mesAnay ¡ suhijo. Yolosne- crsito;¡ra ertendermi reino.Notc losentregaré ¡sonófos! -Y¡ no6onoyos. Amttoslediero! susvialas¡ C¡isloenmipreseDcia.Je.súspagóel PreciocoDsu sangre.AhorasoDpropied¡dprivad¡deEl. --¡Ay! No mencioneseso. -¿Qué? ¿l¡ s8¡¡gredeC¡islo? -isll Esunrb quemc8Pl¡rta. -Hay pod€¡€t esasa¡gro,-le dije. -¿Por quéluchase¡ mi contr¡?-ñe preSuotó s¡ta¡a6. -Dios meenvió.Yo sirvos Dios.Esorelo dije h¡ccunpardc¡ño9.Tedacla¡él¡ gueri¡envozal- t¿. ¿Noaeacuerdasdeeso? -¡No! Nomeié ¿PorquétieneDiosquet¡aer centecoño ellaa estemundo?¿Porquéüeneque áa¡b doneso¡ fuertes?iYo quierousa¡los! -Dios sclosdiópo¡¡queellalo glorifiqueaEl' por¡ servira otros-raPliqué,- -Sl, peroelquelosv¡ aus¡¡soyyo. voy ahs_ ceroueella fu¡demi s€41¡. -Ño, m lo h¡rás-te ¡s€guré.Ellav¡ a s€Fir ¡ Dios.A¡a utilira¡l susdonasentu cont¡¡. -l¡ PalabradeDiosdi€€enlsahs 44:25i ..yo, qlE desl|¡golasseñ¡lesdelosadivim6.y enloquezco a losaSoreos;quéhagovolveratrása lossabios, y desva¡ezcosusabiduflo." Rompoel poderde tu mald¡ciónsobreml. én el nombrede Jesús.No t€ temo_,Sat¡ná$,Dios e¡üí aquf. El úe estáprole- grcdo. -¡Desátame! -griró el diablo. El poderestáen lasmanos.Quie¡odemost¡atemi Doder.peleemos en l¡s mismascondiciones. -No necesitoqucrneens€ñe{tu poder,Sat¡nás. Veoclai¡mentequesoyYO quiéntierc podersobre lí. Todolo quetuvequedecirfue: ..Te atoer el nomblede¡er¡fs." Si€¡oñ¡esuficie@paraa¡rarrar- [e y qu¡l¡rtc iu podcr sobremf, no m€ impresiona mlrho tu podcr. -Yo, Satár, oril€no s todoslos Doderesdcl in- fierno y a losprincipadosqueagarrenaestahija de p., y l¡ hag¡r crll¡¡. ¡Suéltane!L¡s orde¡o que rc nat8n. -No F¡edcr, Sarml"s-r€pliqué. Eüostambién estánatados. -¡M¿ldit¡! ¡Degcner¡da! ComeDcéa cantar¿laba¡z¡s¿ m¡ Dioc par¿ro pr€starateDcióna los iisuhos quem€gritaba. L¡l eDvozslt¿el Salmo83,utilizándolocomomi ora- ción persoral, pidiéndolea Dios la d4trucción de mi6erErnigos.Satanlse3labafuaioso.Est¡baluch¡n- do desespcr¡d¡mentepor solta¡lelasma¡o6a An¡, pe¡oe3t3spema¡ccfa¡ ¡tad¡s por lasmuiecas.Se- 8uí¡ ¡n¿ldiciéídomeI voz ed cr¡ello. Fueen csc momcnloque cambiósu úcric¡. -Te pucdod¡¡ todo lo que qui€ras:poder, ¡i- queza,c-r¡¡lquie¡co6¡, porqueyo soyel aey.plCa- me lo quequiera! y lo recibirá¡.
  40. 40. ?I DESENMASC{R{DO -¡No! ¡No puedehace.mceso! yo la riec€sito. ¿Cómopucderesistis€ tantoun simDleserhuma- no?Auncus¡doDiosnoestabaeneü;, rheresisrfa. ¿Porquées I¡n fi¡erte? -¡Ya bosta,S¡tanás!¡Cállatey salde e[a! _le ordené. -Yo, Sat¡nás,leso¡denoalos priocipadosy los pooe¡es,vayaÍ y busquenfror todoel muDdo.E¡_ cuenlfeD¿¿.lguien.Busqueneúre 106niñosquees- tár nacicodohoy. Necesitoa alguienparaúévara caoorlü plan,algurcDque¡eng¿losdonesde ella. -No Satanás-interrumpf. No vasabusca¡aot¡¡ vfctima.Ter¡u¡do s tí y atodosn¡sde¡noniosalabis- mo. Jesft decid¡rÁqu€ h¿cercon usledes. -¡No! ¡A esoshuecosno! No quieroir ahí. -¡Ob€d€ce Sa¡snás!Te lo ordeo; en el nomb¡e de Jesús. -Sf, mei¡é, perote lo advierto,nosencont¡-ar€- moootravez.Espe¡a.Mev¿saver.Tehonorizár¿¡s. -- -M¡s ojosveránsólolo queDb6 quieraquevean. No te veréporqueno quieroverte. El cuerpodeAn¡ comenzóatemblarfuenemen- te. l-a sortuvepüa queno sec¡yera. -¡No ñe toques!-g¡itó Sat¡rás. ¡euíramelas mafiosde e¡¡cirir! -¡Vcte Sat¡nlsl Llévatecontigoa todostusde_ mo¡ros. -Espfrilu Santo,- oré,usamismánoscomoins_ Erúnertosdeü¡poder.VensobreAra y llbrala.Libra susdonesparaquefuncionensóloparaDios. Toma controldesuÍ¡€nte,desucuerpoy desuespi.iru. Obligaa Sar¡nása salirdeellay ocupatú, ei lugar queel esl¡|ocupa¡do. A¡a tosióñrenemente.De subocasalióunababa esDesa, L¡ oferta 79 -¡Ay! -gritó A¡a. ¡QuéhediondezlNo sopono el olor. Veo cadáve¡es,Me da náusea. -¡Se estányendo!¡Rita,seestá¡¡yendo!Yo los veo. Estánhuyendo.Todostrat{r de escapa¡,Son crütur¡s horribles. ¡Ay, g¡aciasaDios! Ya sevan. Enesosesolta¡onsusma¡rosy ellalaslevantóhs- cia Dios. Co¡nenzóI al¡barlo. -Veo aJesús--dijo A¡a. Sien¡oalgotibio, suáve. ¡qué luz másb¡illa¡c! Me eivuelv€ por todo$la- dos.Seestáacerca¡do¿rní. Me estáponie¡douna copsa los labiospa¡aqueyo tome. Ahorameestá ¡egandoel llquido e! la cabeza.Puedosentircoño entra en mi cuerpo. ¡Queric¡! -Sl, Señor-cotrti¡uó Atra.Te s€rvié sóloa tí. Yo noentie¡dorodoestoquec,qdposa¡tdo,perc¿ho- ra séqueestáscotrmigo.Haé lo quetl quierasque h¡ga. t¡ qucs€a.¡Gloriaa Dos! Gr¡cias,Jast¡s. Ane abriólos ojos. -Se fuemn -Íre dijo. Me sientomuy cansada, peroyapasó.No F¡edoirmeparael trabajoasf.Es- toy dem¿siadodébil. Nec€sitoir a dormir. Voy a irmep¡ra la css¿.¡C!¿cias! L¿ luchahabfaduradosólo unahora, pero esos fueronloss€s€ntaminutosdrís ht€nsosdemi vkls. Reposandod€spuésla ofertaquemehablahecho el diablo me sentfmuy hoffada. -Satanás meofreció Io mismoquea I -le dije a Jesús.Me ofteaiópodery riqueza.Me pidió ser- virle a é1.Esun hoDorhoberpasadopor la misma tentaciónquet¡t. l-o ra¡oesqueno sentíel rrás mí- nimo deseode aceptarsu oferta. esome confirma quetú re¡lñente co¡trolasmi vida. Gracias,¡Jesús! ¡Glori¡ seaa tu no6bre!
  41. 41. I1 CoDYersión: Psicólogddemonio -¿QuiéD er€s? -¿Er nodbre de quiénpr€gunt¡s? -En nomb¡ede la ciencia, El demoniorió. -Nosot¡os nonosdamosaconocerpor mediode la ciencia.No lienesningrinpodcrsobremí. -Puedo dudarde tu existericia.Si no existesno puedesatormentara lnés. -Si existo.Soyreal,peroenlo espiritual,noen elmundomaterial. Puedespregunt¿rloquequieras, -¿Cómo sé6i €xisteesemundoespiritual? -Yo estoyaquí,tengoun riomb{e,mella¡¡¡oTo¡- mento,y entrée¡ clla, en$¡ mente,paraoprimirla, simpley sencillamenteporque€ll¡ eshijadeeseque ll¡¡DanDios.Nuest¡oobjetivoprincipalesatoúie¡tar aesm.No se¡oeF¡edenir dela6fnano6.sonnuesl¡o obj.tivo. -¿Paia quéqui€res¡tormentarla? -Hay dospodere,s,el nuestro,nosotros,losprin_ cipados,las potest¿des,los quevcnimosde los i¡- fiemosy tenetrcscabidaenlasperronas...y elbicn. Pe¡o nosotrod,yo, estoyinte¡€sadoen destruir,en atormen!¡¡lap¿úaqu€ellanoore, nobusqueaD.os, se epartey seacomo los demás. -¿Qué ganasconeso? -Burlarme, porqueentoncesvoy anteDios y le digo: 'Mira, üil¡Ilfé sobrela queTú ll¿¡n¿bestu hi- ja. Ella desistió...Ellos,todoslos quedect¿n¡o creer.no h¿¡ creao porquedesistieron.no itsis- tierori. Aqul estoyyo tod¿vfa,No hanpodido. -¿Para quéquieru triunfar? -Porque esun l¡iunfo del mal sobreel bien. -¿Pá¡a qué? El demoniorió de nuevo. Conversación: Psicólogo/Demonio Estuvecompartiendomisexperienciasenetcam_ po.demoniácoconun psicólogono cristiano.Al fi_ narde |a conversació¡le diie: -S¡ alSunaveztienesl¡ obnunidad de es¡a¡en unasesñnde liberacióD,aDrovéchala. -Invítane -dijo é1.yo irl¡. . -Muy bien-te ¡espondf.Tepmme|oquecuan_ p,1"" u".Su"un ca¡n que valgala penaobservar, le llam¡re- .. Algunos_mesesdespuéss€dió laopor[rntd¡d. l,o rnr¡l€y lo tnvlté.AI dlasiguientesepresentóenmi otrcha parael guceSo, EI obs€rvólosacontecimienlosquesedieronen u¡¡ sesióndeliber¡ción. E¡ lasegutrdaocasión,ro- :Tl: rye¡ €ntrevistara Ia mujer desdesu prop@ puntode vtstá,y ellaaccedió.por unosqui¡ie mi_ lljos-le presuntólodoIo quequisoy ellaie respon- oro.En.taúe¡cc¡as€sión,ocurr¡óalgomuy in¡ere- s¿nre.lria vezqu€el deñonio estaboD¿trifeshdo, rn€ vorv¡ a mr.colegano crisrianoy le pregunté: -¿VureresD¡bla¡conel dcmonio? -Sl, -respoodió interes¡do. Asf queFrmitl quc sosoviem utracmve¡sación conrl.demo¡io, h¡biét¡doloatsdoprevia.mentea ls vcrÍrsr. Et(lrólogocx*b t-a¡jcu¡rió deesraff¡aE¡¡: t)
  42. 42. 82 DESETU{SCARADO -El mundoesrállenodelmaly por ¡aspoquibs cosasquehaydelbienDopodránprevalecersobre nosouos. -No esdeseableel máI. -ES deseable. -¿Qué puedoyo des€á¡del mal? -¿Tti? No sé.El malestiíentí. Vive en rly v¡ve enlaspersoDas.cornoyo üvo aquí.pemyo soyTor- men¡o.ro alormento@nel mal,conladestrucción, co¡ lo feo, co¡ lo cor¡ompido,paradestruir nada más,pa¡adesh¡c¿r.Estí d€ntrodeti, enlo máspro- fundo,peroyo estoyentamentedeella, noddaro de ellasinoen la mente. -¿Es la mismapersonala queesttádentrodeñÍ y denüode ella? -No. Los de ella somosdifercntesa los quees_ ¡á¡ EN tí. Hay muclus cosas. -¿Tt1 puedesver lo5entesqueestánen mf¡ -sl, -¿Quiénesson? -Bueno, hÁyMenti¡a, mientes,eresün incrédu- lo. Haydentrodetí Blasfemia.No confírs, nocrees n¿da,ni nocreesenesequellamanDios,nocrees enEl. HayEgoísmoy Ambic¡ón.Eresunapersona muy amb¡ciosa.Dentrode ti e,státodoesoy ni si- quierate hasdadocueota.Ni te interesasabersi te s¡rveo no, pero,estdaquí,sí. Tú noercspropiedad quele inter€seal Santo,fr€roést¿ señal¿an mu- jer porlacualh¡blaba.-es propiedadqueSl le in- teresaal Sento- -¿Cuál Santo? -Al SeñorDios. -h¡€des decir su riombre. -st. -¿No te duele? Conversaciór:Psicólogddemonio 83 -No, rotalyarengoquerme, en¡oncesyaDome duele.El esel princ¡pal.AnteEl nostendremosque doblartodosaunquenoqueramos.SiEl ordena¡quí yo y quiense¿,nostendremosquelr aunqües€aun principe poderoso._ -¡Áh! ¿Enon"esestása punlode marchare? -Sf, teogoqüeirme,peroPrccura¡emosqued¡l'_ nos.El quiere,81... -¿Quién qu¡ere? -Hav un nombrequeeslésobretoclonomlrre.y e¡ el cúalnosot¡osnó podemosnegarnos.Eserma vsz nosvelrcó enü!a cruz.Nosvefrciéatodos Nos Disoteó.Teníarnoselmudo. Er¡¡riospod€mso6'pe- io él nosvenció.Ahora El esAquel. Hay unoque seoúedóaqul.queviveenella EselEspíriNSan- to. Y nosotiosluchartmosy hemosluch¡do.Esla- mc bmvísimos.Tenemoselñu¡do' lo ¡e!€fl|os,pe- ro nolate¡emos¡ ella, ni aososquesellamarihijos deEl. A ellano la podernosdominar.Hemosesta- do aqul por afus, pero rio hemospodidohacerlo' Aurnue Gnsaoos todo€l mundo.no ioteresa No meinteresasní, yaperren€clsal MaligDo.Me inte- resaella.Nosinletesanellay eüa,-dijo señalando a doscristlaraspresentes.Pof esoestamostodavfa aquí,noséhastacuándo,por cuá¡totiempo.Según lo que seo¡dene. -¿Qu¡én lo ordena? -t o ordenaJesús. -¿Y El te estÁordenandoquete quedeso quete vayas? -El e'ltáordenando.. no puedo'no es¡oy,auto- riz¿doparadecir eso.sólo él sabehrsta quépuoto p€rm¡nezcaÍios¡quf y qüiéncs,pelo soflcos¡slini- camentede El. Yo no.
  • ernestosanchez76

    Oct. 22, 2020
  • RUTHI2

    Mar. 26, 2019

Views

Total views

812

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

3

Actions

Downloads

40

Shares

0

Comments

0

Likes

2

×