Hugo Chávez: La lucha contra la hegemonía del imperio cultural y
sus transnacionales
Texto: Lcdo. Ronald Marrero*
Este art...
todo el mundo a través de los procesos de globalización.
Ante esta realidad se halla la Revolución Bolivariana en el momen...
contenidos que les interesan por medio de las industrias culturales, y éstas a su
vez globalizan los contenidos por medio ...
internacionales existentes, especialmente la ONU, y el
Derecho Internacional, sean dotados de un poder coactivo
que les pe...
políticas en todos los ámbitos, inclusive en la sede de la Organización de
Naciones Unidas (ONU), la cual apoya esta visió...
americano, y que esa brecha sólo puede ser acortada facilitando el acceso de los
países de la región al mercado mundial.
E...
desempleo se estimaba en un 15%. Estas cifras aumentaron
dramáticamente para el año 2003. Por otra parte el 70% de
la pobl...
organizativo dentro de nuestras comunidades.
Refiriéndose a este punto, Carlos Heredia, Coordinador del Distrito Capital
d...
podemos ver grandes eventos culturales en el país, como lo son la Feria
Internacional del Libro, los Festivales Mundiales ...
Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, que se recuperaron los
símbolos patrios en nuestro país, que ahora nuestro...
Marrero, R.: (2010). La hegemonía cultural de las transnacionales de la
comunicación versus las Políticas Socioculturales ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Hugo chávez: la lucha contra la hegemonía del imperio cultural y sus transnacionales

347 views

Published on

Artículo de colaboración para la edición 35 de la revista Ámbito Cívico Militar, que habla sobre las políticas culturales del Gobierno del Presidente Chávez y su lucha contra la hegemonía cultural.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
347
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Hugo chávez: la lucha contra la hegemonía del imperio cultural y sus transnacionales

  1. 1. Hugo Chávez: La lucha contra la hegemonía del imperio cultural y sus transnacionales Texto: Lcdo. Ronald Marrero* Este artículo da a conocer las políticas llevadas a cabo por el Presidente Hugo Chávez, para llevar al país a una lucha consciente en contra de los procesos de neocolonialismo impulsado por las grandes transnacionales de la comunicación y su industria cultural. También documenta a través de testimonios recogidos en varias entrevistas, cómo las políticas sociales y culturales del Gobierno Bolivariano han generado una serie de cambios positivos en el país, con especial énfasis en las comunidades populares, y cómo esas políticas de inclusión no sólo han dado calidad de vida a los venezolanos, sino que han servido para rescatar los valores culturales, patrios y tradicionales de nuestro pueblo. Hegemonía Cultural y Neocolonialismo Cuando se inicia el proceso de la Revolución Bolivariana encabezada por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, Venezuela estaba sumida en lo más profundo de una crisis económica, social y de valores, pero sobre todo en una aguda crisis en el ámbito cultural, dado que los medios de comunicación social y la industria cultural (cine, teatro, música, literatura, publicidad, televisión, la moda, etc.) estaban en manos de las grandes transnacionales culturales y sus socios nacionales, los cuales a través de sus contenidos, fueron influyendo y minando sobre la idiosincrasia del venezolano. Fue un trabajo sutil que les llevó años, pero que inexorablemente fue cumpliendo su cometido, hasta el punto de que Venezuela llegó a ser parte de una hegemonía cultural impuesta por las transnacionales, cuyo suave dominio no sólo atentó y atenta contra nuestros valores y tradiciones, sino que ha venido imponiendo nuevos valores y nuevas visiones del mundo, a través de los contenidos, situación que ya no se refleja sólo a nivel nacional sino que engloba a
  2. 2. todo el mundo a través de los procesos de globalización. Ante esta realidad se halla la Revolución Bolivariana en el momento de asumir el poder, a través de los votos al final de la década de 1990. Se encuentra con una juventud que desconoce los símbolos patrios, su historia, su himno nacional y sus tradiciones culturales, pero más grave aún es que este mismo pueblo, desconoce en ese momento histórico la esencia de lo que es ser venezolano; reconoce y acepta de buena lid la moda, los contravalores y la idiosincrasia impuestos desde los grandes medios y la industria cultural, lo que deja patente el nivel de neocolonialismo que sufre nuestro país. Para este artículo asumimos el siguiente concepto de neocolonialismo: «Es la práctica política basada en control político y cultural , que ejercen algunos países desarrolladas, sobre sus antiguas colonias o sobre países subdesarrollados, que en teoría son Estados independientes y soberanos. El control económico y la explotación de las riquezas son orientadas por los intereses de las minorías pertenecientes a un país extranjero que no siempre favorecen el desarrollo agrícola e industrial de sus antiguas colonias o de los países subdesarrollados (p. 214) ».1 Este proceso de neocolonización se genera desde las transnacionales y las industrias culturales, con la intención de ir socavando y terminando con los Estados nacionales, para así poder acceder a sus recursos naturales y energéticos. Es a través de estas políticas que los grupos de poder generan los 1 J.Montero, L. Corazón (2008) Historia del Mundo Contemporáneo 1º Bachillerato. Madrid: Editex.
  3. 3. contenidos que les interesan por medio de las industrias culturales, y éstas a su vez globalizan los contenidos por medio de las transnacionales de la comunicación y sus medios asociados en los diferentes países de los cinco continentes, con la intención bien definida de crear una cultura occidentalizada y hegemónica, que lleve a la gente al consumo desmedido, a la pérdida de valores nacionales y a la universalización de los gustos, de la moda y de los criterios de las grandes masas populares, para favorecer así el consumismo, eliminar los valores patrios, culturales y familiares, e ir hacia la creación e implementación de lo que los grupos de poder aspiran: a que dentro de poco sea un gobierno global dirigido por las transnacionales. Uno de los conceptos más conocidos sobre el tema que estamos tocando, referente al gobierno mundial, plantea lo siguiente: «Consiste en suponer la abolición de todos los Estados nacionales, con sus gobiernos, leyes, ejércitos, fuerzas policíacas, etc., de modo que toda la humanidad quedara bajo una sola autoridad mundial —un gobierno mundial— con una Constitución mundial, una policía mundial, etc.; y constituyera un solo electorado mundial. Una visión evolutiva del proceso planetario señala una tendencia aglutinante en entidades cada vez mayores y más complejas, desde las ciudades-estado, las naciones-estado, las comunidades continentales de naciones... proceso que parece apuntar a la formación de una comunidad planetaria unitaria. Para equilibrar esa visión conviene señalar que esos procesos de aglutinación política siempre han sido acompañados por otros procesos de signo contrario: reclamos de autonomías locales, resurgimiento de regionalismos, etc. Un concepto algo más realista, o más realizable, del gobierno mundial consiste en suponer la posibilidad de que las organizaciones
  4. 4. internacionales existentes, especialmente la ONU, y el Derecho Internacional, sean dotados de un poder coactivo que les permita arbitrar efectivamente en los conflictos y restaurar la paz entre los Estados. Tal situación, que algunos denominan “nuevo orden internacional”, de todos modos reflejaría siempre, no la expresión de una justicia mundial sino el esquema de poder vigente en el ámbito internacional».2 Lo cierto es que para poder intentar avanzar hacia un “nuevo orden mundial”, las transnacionales económicas y sus gendarmes imperialistas deben acabar con los Estados nacionales, y para poder hacer eso deben minar y destruir las culturas nacionales y todo aquello que lleve a un país y sus habitantes a sentirse parte de una historia, de un proceso, de un gobierno, de una cultura, de un proyecto de país, dado que mientras las personas se sientan “parte de” se les hará más cuesta arriba a aquellas organizaciones poder imponer un control hegemónico sobre esos países y regiones. De allí buena parte del ataque constante contra las políticas sociales y culturales del Comandante Presidente Hugo Chávez, quien enfrentó de manera directa la visión homogeneizadora de la derecha internacional y sus cipayos. De ahí el miedo terrible de ciertos sectores de la sociedad venezolana, cuando se plantea por parte del gobierno abrir en las escuelas la Cátedra Bolivariana; cuando públicamente se hacen discusiones sobre Bolívar, los próceres y los símbolos patrios, dado que todo esto va en contra de los intereses de las transnacionales y de la necesidad de imponer una visión única de ver y entender el mundo para poder controlarlo. De hecho, desde un principio vimos al Comandante Chávez enfrentar estas 2 E. J. Arnoletto: Glosario de Conceptos Políticos Usuales, Ed. EUMEDNET, 2007. [página web el línea] Disponible: http://www.eumed.net/dices/listado.php?dic=3]. [Consulta 3 de abril del 2013.]
  5. 5. políticas en todos los ámbitos, inclusive en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la cual apoya esta visión controladora y hegemónica que hacen de las transnacionales y sus industrias culturales, como se puede ver en el concepto que da la UNESCO sobre el tema: «El concepto de industrias culturales, también llamadas “industrias creativas” o industrias de contenidos, incluye la impresión, publicación, multimedia, audiovisuales, productos fonográficos y cinematográficos, así como artesanías y diseños. Para algunos países este concepto también abarca la arquitectura, las artes visuales y de performances, deportes, manufactura de instrumentos musicales, anuncios y turismo cultural. Las industrias culturales son trascendentales en la promoción y el mantenimiento de la diversidad cultural y económica, y crean un acceso democrático a la cultura. Sin embargo, no hay que olvidar que el mapa mundial de las industrias culturales revela una gran brecha entre el Norte y el Sur. Esta distancia sólo puede ser acortada reforzando las capacidades locales y facilitando el acceso de los países al mercado mundial».3 Ahora bien, con todo lo que se ha comentado anteriormente en estas líneas y conociendo que las industrias culturales están en manos de los grupos de poder, nos preguntamos entonces cómo piensa la UNESCO que las industrias culturales sirven para democratizar la cultura de los pueblos, más cuando en el mismo concepto de esta organización sobre las industrias culturales, se dice que hay una gran brecha entre los países del norte y del sur y esto no es sólo en el continente 3 UNESCO (2010): Industrias Culturales [homepage]. [Consultado el 3 de abril del 2013 de la World Wide Web http://www.lacult.org/industria/indice.php].
  6. 6. americano, y que esa brecha sólo puede ser acortada facilitando el acceso de los países de la región al mercado mundial. El cuestionamiento que hacemos es si la democratización cultural de la que habla la UNESCO es la implantación de la cultura hegemónica a través de las transnacionales; es decir, la que le interesa a los grupos de poder internacional para poder cumplir con sus planes, o habla de la democratización de la cultura, y de los saberes populares de cada uno de los países de la región, que son los que nos dan identidad y gentilicio. Es importante tener clara la postura de la UNESCO, ya que es un órgano dependiente de las Naciones Unidas y por lo tanto sigue las políticas que emanan de la institución matriz, lo cual hace dudar de que realmente estas organizaciones supranacionales estén defendiendo los intereses de la humanidad, dejando en claro más bien que están demasiado influenciadas por los intereses de los grupos de poder transnacionales y su propuesta neoliberal del mercado y el gobierno mundial. La respuesta de Chávez: Políticas socioculturales y de inclusión social El Presidente Chávez, desde el principio de su gobierno comienza a enfrentar lo ya comentado, aun cuando la realidad del país en el momento de su llegada al poder es totalmente adversa y de crisis, como lo demuestran los estudios realizados por el Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales (ILDIS), el cual pública lo siguiente: «Venezuela entra al año 1998 con problemas críticos en la situación económica de los hogares y con amplios déficit estructurales y en la protección, bienestar y seguridad social de la población. Para ese año la pobreza afectaba al 40% de la población, la inflación se encontraba en un 20% anual y el
  7. 7. desempleo se estimaba en un 15%. Estas cifras aumentaron dramáticamente para el año 2003. Por otra parte el 70% de la población no asistía a controles de salud, ni estaba cubierta por sistemas de protección financiera para recibir atención; la mayoría de los adolescentes y jóvenes de ambos sexos desertaban del sistema educativo, el sector informal absorbía el 50% de los/las trabajadores/as, la falta de viviendas adecuadas afectaba a cerca del 60% de los hogares y el 80% de la población no contaba con la seguridad de medios de vida para la vejez».4 Es en medio de esta realidad social y al salir de un golpe de Estado ejecutado por la derecha venezolana, apoyada por los Estados Unidos y las grandes transnacionales, que Hugo Chávez lanza la iniciativa de impulsar las Misiones sociales y la ofensiva cultural, que posteriormente comienza a cambiar al país desde sus raíces y permite a su vez el rescate de nuestros valores como pueblo, nuestra idiosincrasia, tradiciones y acervo cultural. Es así como nace en pleno proceso bolivariano, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, que de la mano de Farruco Sesto y siguiendo las instrucciones del Comandante Chávez, comienza a generar una serie de políticas de deselitización y de inclusión de los sectores populares en el hecho cultural, lo que cambia de manera drástica y permanente la realidad cultural del país. Es en ese momento histórico cuando nacen los Gabinetes Estatales de Cultura, con la misión de ser los representantes de las políticas culturales en cada uno de los estados que conforman la República Bolivariana de Venezuela; además arranca “Cultura Corazón Adentro”, Misión socialista, en el estado Miranda y el Distrito Capital en un primer momento, siendo una de las Misiones sociales que más impacto han tenido en el país, en lo referente al ámbito social, cultural y 4 Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales. (2006) Las Misiones Sociales en Venezuela. Caracas: Cabezas L., D’Elia Y.
  8. 8. organizativo dentro de nuestras comunidades. Refiriéndose a este punto, Carlos Heredia, Coordinador del Distrito Capital de “Cultura Corazón Adentro”, nos comenta lo siguiente: «Cultura Corazón Adentro Misión Socialista, ha sido una de las políticas más impactantes y positivas que se han generado en el país, gracias al Comandante Presidente Hugo Chávez Frías. Gracias a esta Misión hemos llegado a las comunidades populares más excluidas de Caracas; en ellas con nuestro trabajo, hemos logrado conseguir grandes valores culturales en las diferentes disciplinas artísticas como lo son la danza, el teatro, la música, el canto y las artes plásticas. Para ponerte un ejemplo: sólo en la parroquia El Paraíso, por decir una de las 23 en las que hacemos vida, se han generado a través de la Misión más de 60 unidades artísticas de los diferentes grupos etarios, siendo los más importantes los grupos de niños y jóvenes y los de la tercera edad, llevando con esta Misión calidad de vida a nuestras comunidades. Otro punto de suma importancia, es el rescate de nuestras tradiciones y de nuestro acervo cultural a través de la Misión. Es así como ahora ves a nuestros niños y niñas bailando nuestras danzas tradicionales, recitando nuestras poesías y rescatando nuestro folclore y nuestros valores patrios, además de generar en ellos el orgullo de ser venezolanos».5 Ahora bien, lejos de terminar en este punto las políticas culturales del Estado, podemos decir que las mismas se han profundizado y multiplicado. Así 5 Comunicación personal.
  9. 9. podemos ver grandes eventos culturales en el país, como lo son la Feria Internacional del Libro, los Festivales Mundiales de Poesía, la Red de Librerías del Sur, la Misión Música, los Museos, la Red de Bibliotecas Públicas, las Imprentas parroquiales y muchas más que en estos momentos se me escapan, pero que junto al proceso de inclusión que ha generado el Sistema Nacional de Culturas Populares, ha dado un vuelco total a la otrora realidad cultural que se vivía en Venezuela, lográndose con esto que la cultura sea un eje principal de lucha y de resistencia contra las pretensiones neocolonialistas del imperio. Para reforzar esta idea citaremos las palabras de Mely del Rosario González Aróstegui, de su artículo “Cultura de la resistencia: una visión desde el zapatismo”: «La cultura de la resistencia se manifiesta en todas las esferas de la vida social: en lo político, en lo económico, en las diferentes formas de la cultura artística y literaria, en la religión, etcétera, pero es en la esfera socio-política donde se profundiza más, a partir de todo el movimiento de ideas que se genera en ella, a través de corrientes, tendencias y concepciones ideológicas. Se trata en este caso de la resistencia cultural, el intento de preservar y conservar valores, tradiciones, costumbres que tienen que ver con la idiosincrasia de un pueblo, pero vista a través del prisma de un fenómeno socio-político: el rechazo a la dominación externa e interna, como una constante...».6 Para terminar, puedo decir sin temor a dudas, que es gracias al 6 Mely del Rosario González Aróstegui (2003): “Cultura de la resistencia: una visión desde el zapatismo”. [Homepage]. [Consultado el 7 de abril del 2013 de la World Wide Web http://www.accessmylibrary.com/article-1G1-160811911/cultura-de-laresistencia.html.].
  10. 10. Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, que se recuperaron los símbolos patrios en nuestro país, que ahora nuestros niños y jóvenes conocen todo el himno nacional y no sólo dos estrofas del mismo, que gracias a Chávez rescatamos a Bolívar, a Miranda, a Sucre, a Zamora y tantos otros valores venezolanos que pretendieron ser borrados de nuestra memoria. Fue gracias a Chávez, a sus políticas, a su visión nacional, a su visión integradora, que hoy decimos y sentimos con orgullo lo que es ser venezolanos, que es gracias al Comandante Presidente que lideró al pueblo venezolano en este proceso, que hoy podemos decir sin temor a dudas que tenemos patria. Por eso la historia contemporánea y cultural de nuestro país, se dividirá en antes de Chávez y después de Chávez. * rjmarrero@gmail.com Fuentes consultadas: E. J. Arnoletto: Glosario de Conceptos Políticos Usuales, Ed. EUMEDNET, 2007. [página web el línea] Disponible: http://www.eumed.net/dices/listado.php?dic=3]. [Consulta 3 de abril del 2013.] Cabezas L., D’Elia Y.: Las Misiones Sociales en Venezuela. Cuadernillo del Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales. (2006) Caracas. González A., Mely del Rosario: “Cultura de la resistencia: una visión desde el zapatismo”. (2003): “Cultura de la resistencia: una visión desde el zapatismo”. [Hompage] [Consultado el 7 de abril del 2013 de la World Wide Web http://www.accessmylibrary.com/article-1G1-160811911/cultura-de- laresistencia.html.]. Heredia, C. Entrevista grabada.
  11. 11. Marrero, R.: (2010). La hegemonía cultural de las transnacionales de la comunicación versus las Políticas Socioculturales del Gobierno Bolivariano en Venezuela. Disponible: http://es.scribd.com/doc/39412317/La-Hegemonia-cultural- de-las-Transnacionales-de-la-Comunicacion-Versus-las-Politicas-Socioculturales- del-Gobierno-Bolivariano-en-Venezuela-1 [ 7 de abril 2013] Montero J, Corazón L. Historia del Mundo Contemporáneo 1º Bachillerato. (2008) Madrid: Editex. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Oficina de la Habana Área de Acción Cultural. (2006) Industrias Culturales [Documento en línea]. Disponible: http://http://www.lacult.org/industria/indice.php [Consulta: 2013, Abril 6]

×