Training Fútbol 205

1,620 views

Published on

Published in: Sports

Training Fútbol 205

  1. 1. Prohibido cualquier tipo de reproducción total o parcial de los textos sin la autorización expresa y escrita del editor. 3 EDITA: JECUPI MAQUETACIÓN: TRAINING FÚTBOL PUBLICIDAD: TRAINING FÚTBOL, departamento propio DEP. LEGAL: VA - 94/1996 ISSN 1577-7480 MARCA REGISTRADA Dirección Jorge Guillén, 8 47400 - Medina del Campo VALLADOLID • Telf. 983 81 13 41 Página Web: http://www.trainingfutbol.com E-mail revista: revista@trainingfutbol.com E-mail director: jecupi@trainingfutbol.com DIRECTOR JESÐS CUADRADO PINO COMITÉ TÉCNICO V¸CTOR FERN˘NDEZ BRAULIO BENITO FLORO SANZ JUAN MANUEL LILLO D¸EZ FERNANDO V˘ZQUEZ PENA JORGE D´ALESSANDRO DI NINNO MIKEL ETXARRI SASIAIN JESÐS CUADRADO PINO FERNANDO NAVARRO VALDIVIELSO ANTONIO RAYA PUGNAIRE MANUEL FERN˘NDEZ POMBO JUAN JOSÉ GARC¸A LAVERA ANTONIO GALINDO RINCŁN MANUEL LŁPEZ LŁPEZ JOSÉ CARRASCOSA OLTRA Dr. PEDRO GUILLÉN GARC¸A Dr. RICARDO JIMÉNEZ MANGAS JESÐS OREJUELA RODR¸GUEZ ALFONSO M. VARAS GARC¸A TRADUCTOR-INTÉRPRETE FRANCISCO JAVIER YEPES GONZ˘LEZ N ú m e r o 2 0 5 - M a r z o 2 0 1 3
  2. 2. 4Marzo-2013 nº 205 Trata todos los temas relacionados con la metodología del entrenamiento en el Fútbol: Preparación Física Preparación Técnica Preparación Táctica Preparación Psicológica Metodología y Organización Tests de Evaluación del Entrenamiento Biomecánica Aprendizaje Motor Pedagogía Aplicada Fisiología del Esfuerzo Físico Medicina Deportiva Dietética… En cada uno de los números presentamos artículos actualizados de prestigiosos técnicos relacionados directamente con los temas a tratar, tanto nacionales como extranjeros. Nuestra pretensión es servir de "vehículo de apoyo" en el reciclaje técnico para entrenadores, preparadores físicos, médicos del deporte, técnicos de fútbol en general, estudiantes de los diversos niveles para entrenadores, futbolistas y aquellos aficionados que sientan la belleza de este deporte y que quieran comprenderle mejor. INFORMACIÓN PARA SUSCRIPCIÓN: En la última página encontrará el boletín de suscripción. PUBLICACIÓN DE EXCLUSIVO CARÁCTER TÉCNICO QUE SE EDITA CON PERIODICIDAD MENSUAL
  3. 3. SU M A R I OSU M A R I O Número 205 Marzo 2013 8 7Editorial Hablamos de fútbol con… Eusebio Sacristán. Conceptos para el desarrollo del juego. Diez pensamientos sobre el entrenamiento de la táctica en fútbol. Jesús Cuadrado Pino. 16 Los porqués del actual periodismo deportivo. Isaac Ramos. 26 Firma invitada. 43 Tarea de entrenamiento: “Tres porterías contra tres porterías” 50 Contenido de nuestro próximo número. 52 Captación de jugadores por su capacidad táctica y técnica. Gorka Otaegi Bengoetxea. 32 Curso de especialista en táctica y dirección de equipos de fútbol. 44
  4. 4. 6Marzo-2013 nº 205
  5. 5. Jesús Cuadrado Pino DIRECTOR Entrenador Nacional de Fútbol (Nivel III). Máster Profesional en Fútbol. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL). Especialista en Alto Rendimiento Deportivo por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en A. R. D. por el C. O. E. Técnico Deportivo Superior. Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol para Entrenadores Nacionales (CESFÚTBOL). Conocemos el significado de táctica como las acciones colectivas que se desarrollan con el objetivo de neutralizar y superar al adversario. En fútbol, táctica es lucha colectiva frente a oposición colectiva. Hace mucho que añadí un concepto esencial indicando que la verdadera táctica es la capacidad del jugador para tomar decisiones durante el partido. El argumento más importante, sin duda, son los jugadores; lo cual no disminuye la importancia de la labor del entrenador, sino que la realza. Es importante quien maneja lo importante. Hace tiempo clasifiqué las diez funciones del entrenador de fútbol: atender a los componentes del modelo de competición, aplicar una metodología eficaz, buscar una mejora integral de sus futbolistas, plasmar los principios fundamentales del juego, escoger y utilizar bien las variantes tácticas, desarrollar en el entrenamiento los principios y las variantes, coordinar las acciones de sus jugadores, orientar el juego durante el partido, dirigir a los ayudantes que componen su grupo de trabajo y atender a los medios de comunicación. Para desarrollar con eficacia su compleja labor, el entrenador necesita ineludiblemente tres requisitos: el formal, el personal y el técnico. El requisito formal es, simplemente, el burocrático y administrativo, le poseen todos los entrenadores por el hecho de tener un título y un contrato; es necesario por exigencias federativas pero no esencial para dirigir al grupo. El requisito personal se ejerce mediante el trato con los futbolistas, siendo justo con ellos y dirigiéndoles a través del convencimiento y no con la imposición irracional; como se ha manifestado desde diversos foros, gobernar es convencer. El requisito técnico tiene la base en la capacidad técnica y pedagógica que posea el entrenador; no basta con el título y con el buen trato a sus futbolistas, son indispensables unos conocimientos amplios, sólidos y actualizados. En todo momento, todos los jugadores de la plantilla tienen que saber que su entrenador sabe. El verdadero liderazgo del entrenador se ejerce a través de sus conocimientos del juego y de la metodología de entrenamiento. El entrenador es un gestor de recursos. Gestiona las características de los jugadores de su plantilla. Lo básico son los futbolistas, pero el entrenador es esencial para el rendimiento. Es sorprendente, y habitual, que los dirigentes no crean en la labor del entrenador, consideran que sólo basta con los jugadores. Pero sorprende más que los entrenadores caigan en tópicos ridículos y manifestaciones vacías de contenido. Cuando fichan por un equipo sueltan delante de los periodistas la ridícula frase de: “prometo trabajo, empeño y dedicación”, o recurren a la patética perorata de: “aseguro trabajo, trabajo y trabajo”. Se les contrata para trabajar, faltaría más. Pero se les debería contratar para trabajar bien, porque la obligación del entrenador es que su equipo juegue bien al fútbol con el objetivo de ganar. Partiendo de que la mejor vía para ganar es jugar bien y de que jugar bien depende de entrenar bien, respetar los principios fundamentales del juego y aplicar eficazmente las variantes tácticas. Cuestiones que son responsabilidad del entrenador. jecupi@trainingfutbol.com El verdadero liderazgo del entrenador se ejerce a través de sus conocimientos del juego y de la metodología de entrenamiento editorial 7Marzo-2013 nº 205 El entrenador
  6. 6. 8Marzo-2013 nº 205 Conversaciones sobre fútbol En la conversación de este número abordamos variados aspectos sobre situaciones que se presentan en las diferentes situaciones del juego. Extraemos opiniones de un técnico que en su dilatada carrera como jugador destacó por su talento para interpretar, dentro del terreno de juego, las situaciones que aparecían. Aparte de su magnífica calidad técnica, todos recordamos su gran aptitud para la toma de decisiones. Eusebio Sacristán conoce bien el juego y su desarrollo, por eso ahora puede ejercer una gran labor como entrenador, tanto en la formación de jugadores como en el alto rendimiento competitivo. En este diálogo mantenido con él, nos deja interesantes reflexiones. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL) Hablamos de fútbol con… Eusebio Sacristán Eusebio:“Hay que hacer la presión cuando estemos todos juntos, ejercerla preferiblemente sobre las bandas y aplicarla colectivamente ” Cuadrado:“Se juega mejor ofensivamente frente a un marcaje al hombre que frente a un marcaje por zonas ” Conceptos para el desarrollo del juego Eusebio Sacristán Entrenador Nacional de Fútbol. Entrenador del Barcelona B. Ex-Entrenador del Celta de Vigo. Jesús Cuadrado Pino Entrenador Nacional de Fútbol. Máster Profesional en Fútbol y Máster en Alto Rendimiento Deportivo. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol. Director de TRAINING FÚTBOL y de CESFÚTBOL. Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol.
  7. 7. 9Marzo-2013 nº 205 Cuadrado.- Lo que se conoce como sistema de juego, y que para mí es solo un ingrediente del sistema que debe denominarse formación, indudablemente tiene una influencia en los planteamientos de juego, aunque muchos digan que no significa nada. Las formaciones 4-4-2, 4-3-3, 5-3-2, 4-2-3-1, 4-4-1-1, 4-1-4-1… (con el “1” siempre del portero por delante, que no pongo porque siempre es “1” y lo hago para sintetizar, en ningún caso para desdeñar la labor del portero, que considero absolutamente esencial y determinante) marcan unas pautas de actuación y significan una referencia para las acciones de cada jugador. Eusebio.- En el planteamiento de cada partido, cuando el entrenador dibuja el sistema está indicando las intenciones generales del juego. En muchas ocasiones, la mentalidad del jugador dentro del terreno de juego es diferente en función del sistema propuesto. Con cada sistema pueden buscarse diferentes objetivos, como son, tratar de mantener la posesión del balón, presionar al rival en su propio campo, dar la iniciativa al equipo contrario para salir al contraataque tras robar el balón… Resumiendo, cada dibujo representa en cierta medida los objetivos que perseguimos en el partido. C.- Hay una extendida creencia de que los planteamientos tácticos siempre deben establecerse en función de las características de los jugadores de que se dispone en la plantilla. Yo creo que esto debe matizarse bastante porque, en gran medida, los jugadores profesionales con buenos fundamentos técnicos y con conocimiento del juego pueden, y deben, adaptarse a cualquier variante táctica. Considero que las características de los jugadores están más delimitadas por el puesto que se ocupa en el equipo que por el planteamiento táctico general. E.- Sí creo que los jugadores con buenos fundamentos técnicos y tácticos se pueden adaptar a cualquier variante táctica, pero siempre hemos de tener presente que cada jugador tiene unas condiciones y unas aptitudes que le hacen diferente a los demás jugadores. Un futbolista puede destacar en un aspecto que domina perfectamente, pero ningún futbolista es bueno en todo. Para un entrenador, lo importante es utilizar eficazmente a sus jugadores dentro de un sistema de juego en el que puedan explotar al máximo sus condiciones. Está claro que cada jugador tiene una posición y unas funciones que se adaptan mejor a sus características. Lo ideal es encontrar un sistema de juego en el que las condiciones de todos los jugadores puedan expresarse en la máxima medida. Cuadrado:“Las características de los jugadores están más delimitadas por el puesto que se ocupa en el equipo que por el planteamiento táctico general”
  8. 8. 10Marzo-2013 nº 205 C.- Hace ya mucho tiempo, un técnico me dijo que el entrenador puede planificar un juego ordenado pero que el juego brillante corresponde únicamente a los jugadores. E.- Los jugadores son los que pueden hacer un juego brillante, por eso el equipo que cuente con jugadores de calidad es más fácil que pueda desarrollar un juego bonito. Pero, por encima de esto hay una cosa clara: para que el equipo juegue bien es necesario que esté organizado, todo lo que haga debe tener un sentido. Y esta organización es responsabilidad del entrenador. Cada entrenador ha de poner las bases para que el funcionamiento del equipo sea bueno. Si además de esto se cuenta con jugadores de mucha calidad, es más fácil que el juego resulte brillante en cada partido. C.- Se habla mucho del concepto “dirigir el partido”. Sin embargo, creo que desde el banquillo se puede “orientar el juego” del equipo con ciertos recursos de los que dispone el entrenador, pero no puede dirigirse, textualmente, el partido. E.- Lo que sí debemos tener en cuenta es que el entrenador tiene una gran importancia durante el juego. Analizar el desarrollo del juego y dar consignas adecuadas son dos de las labores principales del entrenador, además de otras muchas. Para ser un buen entrenador hay que dominar muchos aspectos y uno de ellos, muy importante, es la dirección táctica durante cada partido. Uno de los objetivos de la táctica es superar el sistema del equipo adversario, explotando sus debilidades con nuestros movimientos tácticos. Durante un partido existen variaciones tácticas que pueden aplicarse sobre la marcha para tratar de superar y contrarrestar al equipo adversario. C.- Son varias las referencias del juego para las acciones de cada jugador. Aunque siempre hay que relacionar bien todas ellas para tomar decisiones correctas, la más importante es el balón. El juego gira alrededor del balón y su posesión es la esencia del juego. E.- Es indudable que el principal protagonista es el balón, todo el juego gira en torno a él. Pero dentro del terreno de juego, es el futbolista el que tiene que hacer que el balón gire dentro de algo que debe estar bien establecido de antemano. El movimiento que tenga el balón tiene que corresponder al sentido que quiera darle el jugador. C.- Aparte de las referencias del juego, que casi todas ellas son visuales, es importante que se establezcan una serie de códigos o señales entre los jugadores para que exista una buena comunicación entre todos los componentes del equipo al objeto de realizar bien los movimientos colectivos. E.- Existen muchas formas y tipos de códigos preestablecidos para comunicarse con los compañeros durante el partido. A medida que van realizándose entrenamientos y partidos, estos códigos se van asentando más y se fomenta una buena comunicación entre todos los futbolistas del equipo. Cuando Eusebio:“Para que el equipo juegue bien es necesario que esté organizado, todo lo que haga debe tener un sentido”
  9. 9. 11Marzo-2013 nº 205 varios jugadores llevan juntos mucho tiempo en un equipo, el entendimiento de los mensajes es total, simplemente con una mirada o con un pequeño movimiento concreto ya se sabe lo que pretende uno de otro en la forma en que debe hacerse un pase o en el movimiento que debe realizarse o de qué manera hay que desarrollar la jugada. Pueden establecerse unos códigos concretos para la comunicación entre jugadores, pero se mecanizan más por el conocimiento entre los compañeros a través de llevar mucho tiempo entrenando y jugando juntos, que porque se establezcan previamente. Existe una serie de códigos estándar, pero los fundamentales son los códigos individuales que por el buen conocimiento entre los jugadores quedan bien asentados. C.- El jugador que tiene el balón debe estar a las órdenes de los compañeros que no le tienen. Los no poseedores indican al poseedor lo que debe hacer y éste ha de decidir ante las diferentes opciones que le brindan sus compañeros. Quien tiene el balón debe responder a los movimientos de sus compañeros, y éstos tienen que ofrecerle distintas alternativas. E.- En muchos casos, los que no tienen el balón, simplemente con la posición del cuerpo ya le están indicando al poseedor la forma en que quieren recibir el balón. Dependiendo de cómo orientemos el cuerpo, le estamos diciendo al compañero de que manera debe hacernos el pase. Si estamos perfilados de forma lateral sobre la portería contraria, puede pasarnos el balón en profundidad hacia la posición de salida en la que estemos orientados. En cambio, si estamos situados de espaldas a la portería contraria, estamos diciendo que nos pase el balón al pie. En realidad, la posición del cuerpo y la distancia que tengamos con el rival que nos marca son códigos o señales que están indicando al que tiene el balón qué tipo de pase debe hacer. En este aspecto es fundamental la capacidad táctica, o sea, la visión de juego del jugador que tiene el balón para interpretar todas las acciones y movimientos de los compañeros, y para hacerlo con un buen manejo del espacio y del tiempo. C.- En cualquier caso, quien tiene el balón debe escoger entre cuatro opciones, que son las cuatro con las que cuenta: conducir, pasar hacia atrás, pasar hacia delante o pasar lateralmente. Independientemente de la forma en que ejecute cada una de ellas. E.- Conducir el balón es algo que debe realizarse únicamente cuando no se tiene la opción de ejecutar un pase, aunque también puede emplearse para crear superioridad numérica en un momento determinado. El pase hacia atrás puede utilizarse cuando se quiere hacer un cambio de orientación, porque primero se da el pase atrás a un compañero y éste, al tener más espacio, puede hacer el cambio de juego a la banda opuesta; el pase atrás también es adecuado para mantener la posesión del balón mediante desmarques de apoyo y para temporizar colectivamente. El pase adelante hay que hacerlo casi siempre que sea posible porque significa superar líneas defensivas del equipo rival y porque jugar hacia delante debe ser el primer objetivo del juego de ataque; a medida que rebasamos a defensores rivales mediante un pase hacia delante, eliminamos líneas de oposición ante nuestra búsqueda del gol. Con respecto al pase lateral, debo decir que, según mi criterio, no se adelanta nada con él y corremos un riesgo muy grande con su ejecución, ya que si el rival intercepta el balón quedan dos jugadores nuestros
  10. 10. 12Marzo-2013 nº 205 rebasados al mismo tiempo, el que hace el pase y el compañero destinatario; aunque estando juntos varios compañeros y con los rivales alejados, no importa que se haga algún pase lateral, pero por norma general significa una jugada que no aporta ventaja alguna y puede producir mucho riesgo. C.- Lo cierto es que cuando no se tienen claras opciones de ir hacia delante para atacar, el pase atrás puede ser la primera opción porque nos permite temporizar un poco en espacio retrasado y, tras ello, iniciar otra jugada de ataque con más posibilidades. E.- Mejor que arriesgar el balón es aclarar la situación buscando otra posibilidad para iniciar la jugada. Si tienes el balón en una banda y hay mucha acumulación de jugadores ahí, lo mejor es un pase atrás para inmediatamente cambiar de lado. Siempre debe buscarse el espacio en el que podamos tener superioridad numérica o crear un uno contra uno cerca de la portería contraria. Para ello muchas veces es necesario hacer un pase atrás y a continuación iniciar otra jugada por otra zona. Pero, en todo caso, nunca hemos de olvidar que el hecho de volver atrás siempre es con la intención de ir hacia delante otra vez, tratando de quedar defendiendo con menos jugadores al equipo contrario. Nunca debemos estar tocando hacia atrás constantemente sin buscar objetivo alguno, porque si hacemos esto nos vendrán encimando los rivales y sólo nos quedará el recurso de meter un pelotazo arriba mediante un simple despeje en largo que en la mayoría de las ocasiones deja el balón en los pies de un jugador del equipo rival. C.- Creo que conviene recalcar que, teniendo espacio por delante, conducir el balón puede ser bueno para buscar superioridad numérica. Si conducimos con rapidez hacia un compañero que está marcado por un rival, podemos crear un dos contra uno a nuestro favor. E.- Cuando tiene espacio por delante, el poseedor del balón puede hacer un pase o puede iniciar una conducción, no debe darse una norma rígida para esto, aunque lo mejor es pasar el balón. En condiciones normales, lo mejor es que el balón se mueva. Moviendo el balón mediante buenos pases haremos que los rivales tengan más dificultad para marcarnos debido a que tienen que estar pendientes del balón y tendrán más problemas sobre la referencia de los atacantes. Si el balón está parado o si un jugador le conduce, los rivales tendrán fáciles referencias para el marcaje. Es mejor que el balón esté siempre en movimiento y que se realicen pases en lugar de conducciones, porque si el balón está en movimiento constante, mediante una sucesión de pases, los defensores tienen que estar pendientes de las evoluciones del balón y de los jugadores a los que deben marcar. No obstante, hay algunas circunstancias en las que debe conducirse el balón acercándose a un compañero para buscar superioridad numérica o para provocar que el rival salga a tapar al que conduce y deje libre a un compañero de éste. C.- Casi todo el mundo, afortunadamente y desde hace bastantes años, aplica el marcaje por zonas. Ya se comprende bien que estamos ante un deporte colectivo y que la forma más efectiva de marcar es hacerlo colectivamente. Actualmente se ven muy pocos marcajes al hombre, aunque en
  11. 11. 13Marzo-2013 nº 205 bastantes casos se emplean marcajes mixtos. Se va comprendiendo, por fin, que si marcamos por zonas nos distribuimos nosotros los espacios, pero si marcamos al hombre son los rivales quienes nos distribuyen los espacios. E.- El marcaje por zonas es más efectivo porque los espacios están más repartidos, cada uno tiene su función dentro del campo y el desgaste físico es mucho menor. Además, es mucho más adecuada la organización del equipo porque cada jugador está en la posición que más se adapta a sus características. En el momento en que robamos el balón al rival, estamos más colocados y cada jugador puede actuar en ataque en los espacios en los que rinde mejor. Sin embargo, con el marcaje al hombre, al robar el balón muchos jugadores pueden estar fuera de sus posiciones y descolocados para atacar; además, si volvemos a perder el balón hay que reajustar otra vez las marcas. Casi nadie emplea ya el marcaje al hombre, casi todos los equipos emplean el marcaje por zonas. Esto es lo correcto y representa en el fútbol una evolución natural, ya que tiene más sentido para el desarrollo del juego y es mucho más ordenado. C.- Dentro de mi clasificación de las variantes tácticas incluyo la posición defensiva. A su vez, dentro de la posición defensiva considero tres formas: retrasada, intermedia y adelantada. Puede optarse por iniciar la defensa más cerca o más lejos de la portería propia, en función de diversas circunstancias. E.- Dependiendo del tipo de jugadores de que se disponga, se optará por defender en una u otra zona del campo. Como concepto básico, lo ideal es defender lejos de nuestra portería, pero para esto se necesitan jugadores dinámicos y que estén decididos a ejecutar un pressing constante para impedir a los rivales enfrentar con comodidad nuestra portería. Si no contamos con este tipo de jugadores, lo mejor es que situemos al equipo más retrasado, cerca de nuestra portería, porque así tendremos cerca de nuestro portero, existirán menos espacios entre nosotros y podremos defender con más facilidad. C.- El portero, aparte de su misión en defensa de la portería, interviene en muchos aspectos del desarrollo del juego tanto en defensa como en ataque. Una de sus funciones es actuar como si fuese un “defensa libre”, tal como se utilizaba a uno de los defensas hace muchos años. E.- Sin lugar a dudas que así es y así debe ser. Con una defensa en línea que defiende lejos de la portería propia, la función de libre tiene que realizarla el portero. Tiene que estar pendiente de cualquier pase largo a la espalda de nuestros defensas que pueda hacer el contrario. De todas formas, todavía quedan algunos planteamientos tácticos en los que uno de los defensas hace la función de libre, como, por ejemplo, cuando se juega con cinco defensas y se deja a uno de ellos más retrasado. Aun así, considero que el portero, además de su misión bajo los palos, tiene un poco la función de libre, estando siempre muy pendiente ante cualquier balón largo en profundidad que puedan hacer los rivales, además, tiene que ocupar una distancia adecuada con relación a los movimientos que haga la línea de defensas. C.- El pressing es una aplicación táctica muy válida tanto para defender como para atacar, si se ejecuta colectivamente bien. Defensivamente, quitamos espacios al rival para evolucionar. Ofensivamente, nos permite robar el balón cerca de la portería contraria.
  12. 12. 14Marzo-2013 nº 205 E.- Se trata de un aspecto que tiene un tratamiento muy amplio. Resumiendo, podríamos decir que para presionar es indispensable que todo el equipo esté muy junto, que los delanteros vengan atrás en repliegue o que los defensas se adelanten y apoyen a los delanteros. Pero todas las líneas del equipo tienen que estar juntas para ejercer la presión. Si un jugador va a presionar, tiene que estar respaldado por todo el equipo. No se puede presionar aisladamente. Cuando un jugador va, todos los demás jugadores del equipo tienen que respaldarle. La presión es siempre un concepto colectivo. Preferiblemente, el pressing debemos hacerlo en las bandas para provocar que los rivales tengan menos espacio; si presionamos sobre una banda es más difícil que puedan maniobrar. Hay que hacer la presión cuando estemos todos juntos, ejercerla preferiblemente sobre las bandas y aplicarla colectivamente. C.- Suele argumentarse que el pressing desgasta mucho y produce una excesiva fatiga en los jugadores. Sin embargo, yo pienso lo contrario, siempre que se haga bien. Lo que produce excesiva fatiga en los futbolistas son los desplazamientos largos y descoordinados para marcar y perseguir a los rivales. Presionando todos juntos, con las líneas del equipo juntas y con ayudas cercanas entre todos los compañeros del equipo, los desplazamientos serán muy cortos y los esfuerzos menores. E.- La mejor forma de recuperar el balón es a través del pressing. Pero se requiere un alto sacrificio de todos los jugadores, porque si un jugador no es generoso en el trabajo defensivo no podremos realizar bien la presión. El buen equipo tiene que saber elegir los momentos idóneos, ya sea para hacer pressing o ya sea para esperar bien colocados a que el equipo rival pierda el balón y éste pase a nuestro poder. En los entrenamientos tenemos que hacer este trabajo para que los jugadores sepan tomar la decisión de cuándo presionar y cuándo esperar. También debe haber un jugador dentro del campo que indique en cada instante cuando se inicia la presión. C.- Cada situación del juego nos indica señales para iniciar, o no, la presión. Por ejemplo, debe presionarse sobre un rival en el instante en que va a recibir el balón, justo antes de que lo reciba. Generalmente es preferible hacerlo así que ir a presionarle cuando ya tiene el balón controlado. También debe valorarse la posición del rival. E.- Mejor presionar al rival antes de que reciba el balón. Aunque también se le puede presionar cuando tiene el balón, pero en este caso es más difícil porque tiene una distancia y puede mirar; en esta situación lo mejor que se puede hacer es cerrar el espacio al rival lo máximo que se pueda, y los demás compañeros presionar a los otros rivales para tratar de evitar que reciban el pase. C.- Tras hacer pressing y robar el balón, generalmente el que roba debe dar un pase fácil a un compañero para que éste inicie la situación de ataque. Normalmente, exceptuando casos muy concretos, el que inicia el ataque no debe ser el que roba sino el que recibe del que ha robado el balón. “Una roba y otro juega”, podría decirse. De esta forma se puede iniciar el ataque con eficacia.
  13. 13. 15Marzo-2013 nº 205 E.- En todo caso, depende de las circunstancias y evoluciones del juego, también de la zona del campo en la que robemos el balón y de la situación momentánea del partido. Si robamos el balón cerca de la portería contraria, está claro que la mejor jugada es la que nos permita un remate lo más directo posible. De igual forma, robando cerca de nuestro campo y con el equipo contrario descolocado, lo más eficaz es buscar la portería contraria de forma directa; si están bien colocados tendremos que temporizar con el balón mediante desmarques de apoyo hasta conseguir el mejor momento para buscar la portería contraria. C.- Como indicábamos anteriormente, estamos ante un deporte colectivo y la forma más efectiva de marcar es hacerlo colectivamente. El marcaje por zonas es el más eficaz, y es el que, afortunadamente, casi todos aplican desde hace bastantes años. De esto se deriva que se juega mejor ofensivamente frente a un marcaje al hombre que frente a un marcaje por zonas. E.- Me siento más a gusto cuando a mi equipo le marcan al hombre; porque en el uno contra uno, si te vas de tu rival llegas muy fácil a la portería contraria. Considero que se juega mejor contra un marcaje de hombre a hombre. Si te marcan por zonas lo tienes más complicado porque el equipo rival tiene ocupadas y bien escalonadas todas las zonas defensivas. C.- Y también, lógicamente, por tratarse de un deporte de equipo, se desborda mejor por ayudas colectivas que por habilidad individual. E.- En términos generales, resulta más fácil desbordar por superioridad numérica. Es evidente que un dos contra uno es mucho más ventajoso que un uno contra uno. Si logramos llegar a zona de finalización con superioridad numérica, el defensor rival normalmente irá a tapar al que tiene el balón, y si éste hace un pase al compañero, le quedará en una clara situación de gol. Uno dos contra uno resulta muy difícil de defender. Mientras que en un uno contra uno, aunque se trate de un delantero rápido y con buen manejo, tendrá que desbordar él solo al defensor. C.- En general, en los entrenamientos se trabajan más los movimientos defensivos que los ofensivos. Se entrena poco la situación de ataque, lo cual me sorprende porque hay más variedad de acciones colectivas en ataque que en defensa. La jugada de gol debe prepararse con movimientos colectivos que sirvan de referencia. El pase de gol aparece, pero aparecerá más y mejor si se tienen entrenados buenos movimientos para llegar a zona de finalización. E.- Deben ensayarse todas las jugadas, también, por supuesto, la jugada de gol. No obstante, a la hora de la verdad, sobre el terreno de juego, dependemos del tipo de oposición que nos haga el contrario ante cada situación que se produzca. Siempre hemos de tener jugadas preparadas para tratar de engañar a los rivales y para que pueda llegar la jugada de gol. Debemos ensayar y desarrollar movimientos que nos permitan llegar a la jugada final, aunque durante cada partido de competición la oposición del contrario te obligará a improvisar ante las diversas e imprevistas circunstancias que se produzcan. Pero son muy convenientes los movimientos de ataque preparados porque los jugadores saben que con ellos se pueden crear en el rival momentos de duda que podemos aprovechar.
  14. 14. Introducción E n el mi artículo del número anterior traté sobre el entrenamiento del juego en fútbol, en éste describo aspectos sobre el entrenamiento de la táctica en nuestro deporte. Igual que en el artículo del pasado mes, el objetivo que busco es generar reflexiones sobre el entrenamiento específico, antes sobre los principios inalterables del juego y ahora sobre las variantes que cada uno puede escoger para orientar la dinámica de juego de su equipo. Vuelvo a enfocar el trabajo en base a diez conceptos, incluyendo en cada uno de ellos un texto explicativo y un gráfico esquemático. Los diez conceptos que presento les titulo con las frases siguientes: La táctica no se entrena por imitación, modelo de juego (sistema), variantes tácticas, la formación, la posición defensiva, el tipo de ataque, conducta defensiva y dinámica de ataque, entrenamiento de las variantes tácticas (ejemplo 1), entrenamiento de las variantes tácticas (ejemplo 2), normas para el diseño de tareas. 16Marzo-2013 nº 205 Por Jesús Cuadrado Pino Diez pensamientos sobre el entrenamiento de la táctica en fútbol M E T O D O L O G Í A Entrenador Nacional de Fútbol. Máster Profesional en Fútbol (Cesfútbol y Universidad de Murcia). Especialista en Alto Rendimiento Deportivo por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en Alto Rendimiento Deportivo por el Comité Olímpico Español. Ex-Preparador Físico de U. D. Salamanca y Real Valladolid. Director de TRAINING FÚTBOL y de CESFÚTBOL. Director y profesor del Máster Profesional en Fútbol. En el número anterior publiqué un artículo personal basado en una conferencia que pronuncié en los XXX Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco. A continuación presento otro artículo que se basa en la segunda conferencia que pronuncié en ese mismo curso, que tuvo lugar en San Sebastián en julio de 2011. En mi primera entrega desarrollé aspectos cobre el entrenamiento del juego y en esta segunda desarrollo aspectos sobre el entrenamiento de la táctica. Como se sabe, distingo entre los conceptos de juego y táctica, aplicando al “juego” el significado de aplicaciones inalterables siempre para jugar bien al fútbol, y a la “táctica” a las variables que cada uno puede adoptar para la planificación particular del juego de su equipo. Vuelvo a desarrollar mi exposición sobre diez conceptos con un texto explicativo y un gráfico esquemático en cada uno de ellos. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL)
  15. 15. 1.- La táctica no se entrena por imitación El trabajo del entrenador de fútbol es muy complejo y abarca muchos aspectos, aunque su labor fundamental debe ser entrenar para que su equipo juegue bien con el objetivo de ganar. Hay que entrenar para jugar bien y competir mejor. La táctica, la técnica, la condición física específica y la preparación psicológica son los cuatro factores de rendimiento en fútbol. También clasificados como capacidades cognitivas, coordinativas, condicionales y mentales. A veces habrá que desarrollarlas separadamente, pero la importancia reside en simultanearlas. En cualquier caso, donde existe un gran déficit de entrenamiento actual es en el desarrollo de la táctica. Debo recordar, otra vez más, que el verdadero dueño de la táctica es el jugador, porque táctica significa capacidad para tomar decisiones durante el juego. Los entrenadores somos los dueños del entrenamiento de la táctica, debemos facilitar y mejorar la toma de decisión de los futbolistas. También somos los responsables de planificar y metodizar un entrenamiento para que el equipo juegue bien, compita mejor y gane. A este respecto Gonzalo Arconada suele indicar que “al futbolista hay que ponerle problemas en los entrenamientos para que encuentre soluciones en los partidos”. En esa frase se resume perfectamente cómo deben diseñarse las tareas colectivas de entrenamiento y cuales son sus objetivos para el juego y para la táctica. Debemos reflexionar, desterrar las recetas y la imitación. A los jugadores debe exigírseles lo que han practicado en el entrenamiento, no lo que a cada entrenador se le ocurra desde la banda durante el partido. Eso lo hacen muchos, sobre todo los que entrenan a equipos profesionales sólo por hecho de haber sido grandes jugadores, careciendo de la formación para entrenar. Esos mismos que en vez de ver el juego se dedican a seguir con la vista el balón y gritar desaforadamente delante de su banquillo. 17Marzo-2013 nº 205 “Alos jugadores debe exigírseles lo que han practicado en el entrenamiento, no lo que a cada entrenador se le ocurra desde la banda durante el partido”
  16. 16. 2.- Modelo de juego (sistema) El modelo de juego, o sistema de juego, es la forma general de juego de un equipo teniendo en cuenta todos los argumentos y desarrollos que emplea en la dinámica de las diversas situaciones del partido de competición. Conjunto de normas por las que se establecen las acciones individuales y colectivas del equipo con el objetivo de obtener el máximo rendimiento en cada partido. 3.- Variantes tácticas En términos generales, puede establecerse que las variantes tácticas conforman el sistema de juego de cada equipo. Éstas son los recursos con los que confecciona la “forma de jugar”. Se clasifican en: alineación, formación, posición defensiva, tipo de ataque, conducta defensiva, dinámica de ataque y acciones a balón parado. 18Marzo-2013 nº 205
  17. 17. 4.- La formación Denomino formación a la posición de los jugadores sobre el terreno de juego en referencia al puesto que cada uno tiene asignado en el equipo. A nivel general, no sólo en el ámbito periodístico sino también en el entorno de los propios técnicos, se conoce como “sistema” pero considero que lo correcto es nombrarlo con el término de “formación” porque así queda definido correctamente. Se trata de un ingrediente del sistema, es una más de las diferentes variantes tácticas que pueden aplicarse. La formación, aunque pueda parecer solamente la “fotografía inicial de la situación de defensa”, tiene mucha importancia porque es la base de partida y representa el marco a través del que se organizan los movimientos del equipo. Significa el punto de partida del jugador para el desarrollo de sus acciones. Se expresa mediante números que indican la cantidad de jugadores en cada línea horizontal del equipo. 5.- La posición defensiva Para concretar las posiciones defensivas de los equipos propongo tres posiciones de la línea defensiva: retrasada (en mitad de campo propio), intermedia (en un cuarto de campo propio detrás de la línea de medio campo) y adelantada (sobre la línea de medio campo). El momento para observar la posición de la línea defensiva de un equipo es cuando el equipo contrario inicia la salida del balón 19Marzo-2013 nº 205
  18. 18. 20Marzo-2013 nº 205 desde atrás y el que marca la posición es siempre el defensa más retrasado, por tanto, la posición de la línea defensiva coincide con la línea de vigilancia defensiva. Aunque para definir la posición de la línea defensiva del equipo, además de estas referencias hay que considerar cómo y cuando hace los repliegues. En concreto, es la posición en la que se sitúa la línea de vigilancia defensiva cuando el equipo rival inicia desde atrás sus acciones con balón. Partiendo de la idea anterior, lo que debe observarse realmente es la posición en repliegue de todo el equipo. Cómo se sitúan todas las líneas de la formación del equipo en el repliegue defensivo, no solo la línea defensiva. De esta forma hablaremos de posición defensiva en todo el equipo de tres tipos: retrasada, intermedia y adelantada. La posición defensiva de un equipo influye mucho en su dinámica de juego, afecta a las situaciones y a las especialidades del juego. La forma de jugar no sólo se ve afectada por las diferentes formaciones, sino también por la posición defensiva adoptada en cada una de las formaciones.
  19. 19. 21Marzo-2013 nº 205 6.- El tipo de ataque Considero que el fútbol permite cuatro formas de atacar, por consiguiente, establezco cuatro tipos de ataque: directo, indirecto, contraataque y combinado. Estos ataques pueden considerarse ataques organizados, es decir preparados y entrenados de antemano. También hay casos de equipos que juegan con ataques totalmente desorganizados y sólo actúan en la situación de ataque por intuición y según se desarrollen los acontecimientos, sin tener una guía planteada.
  20. 20. 22Marzo-2013 nº 205 7.- Conducta defensiva y dinámica de ataque La conducta defensiva es el conjunto de acciones y movimientos más destacados del equipo en la situación de defensa. La dinámica de ataque es el conjunto de acciones y movimientos más destacados del equipo en la situación de ataque. “La dinámica de ataque es el conjunto de acciones y movimientos más destacados del equipo en la situación de ataque”
  21. 21. 23Marzo-2013 nº 205 8.- Entrenamiento de las variantes tácticas (ejemplo 1) Ejemplo de una tarea de entrenamiento para desarrollar la presión sobre balón en el momento de su pérdida. Se trata de un modelo estructurado.
  22. 22. 24Marzo-2013 nº 205 9.- Entrenamiento de las variantes tácticas (ejemplo 2) Ejemplo de una tarea de entrenamiento para desarrollar los cambios de orientación del juego en la transición defensa-ataque y en la situación de ataque. Se trata de un modelo estructurado. 10.- Normas para el diseño de tareas En todas las tareas de entrenamiento que correspondan a los modelos globalizado y estructurado debe buscarse que los futbolistas desarrollen cuatro elementos básicos para su comprensión del juego y para la ejecución de sus acciones: cultura táctica (para que tengan muchas respuestas ante las diversas situaciones), memoria táctica (para que sean capaces de recordar las respuestas cuando las necesiten), inteligencia táctica (para que escojan la mejor solución en la práctica ante los problemas que se les plantean) y habilidad táctica (para que enlacen todo lo anterior con la ejecución correcta con balón, sobre balón o sin balón). Las tareas para el entrenamiento de los principios fundamentales del juego y de las variantes tácticas han de tener un equilibrio entre aprendizaje, juego y competición. Las que se diseñen para el “Las tareas para el entrenamiento de los principios fundamentales del juego y de las variantes tácticas han de tener un equilibrio entre aprendizaje, juego y competición”
  23. 23. 25Marzo-2013 nº 205 entrenamiento de habilidades cerradas tendrán como referencia los movimientos y acciones que tengamos establecidos de antemano; su objetivo será mecanizar los movimientos que pretendemos realicen los jugadores en el partido. Las que se diseñen para el entrenamiento de habilidades abiertas tendrán como referencia el proceso de acción del jugador, requiriendo el empleo de cada una de sus fases; su objetivo es mejorar el proceso cognitivo del jugador en relación a las variables de la competición para que mejore su capacidad de interpretación ante las cambiantes situaciones que se le presenten. Para el diseño de las tareas de entrenamiento de los principios fundamentales del juego y de las variantes tácticas, o para todas aquellas tareas que sean globalizadas o estructuradas, hemos de partir de tres ingredientes muy concretos: el espacio de juego, el número de jugadores y las normas que rigen cada tarea. Estos tres ingredientes definirán la confección de las tareas y los objetivos que perseguimos con cada una de ellas. Por ejemplo, en función del espacio de juego y del número de jugadores de uno y otro equipo, quedará definido el tiempo disponible por los jugadores para ejecutar las acciones solicitadas en cada tarea. Jesús Cuadrado Pino
  24. 24. 26Marzo-2013 nº 205 Los porqués del actual periodismo deportivo L a parasitología, esa rama de la biología que se presume tan fascinante como repulsiva, tiene entre sus numerosos objetos de estudio uno especialmente llamativo para nosotros los profanos. Uno de esos que resultan carne propicia de documental de La 2. Nos referimos a Leucochloridium paradoxum, un gusano parásito cuyo ciclo vital se basa en una curiosa habilidad para “controlar mentes”. Es cierto que son sólo mentes de caracoles y no las controla exactamente, sino que daña la capacidad de estos moluscos para distinguir la luz haciéndolos por ello más proclives a permanecer en zonas donde se vean amenazados. A su vez, toma posesión de alguno de sus tentáculos para hacerlos semejar con movimientos y vivos colores a algo parecido a una oruga. Expuestos y tentadores, los convierte en comida fácil para cualquier pájaro, en el medio perfecto para conseguir llegar a un huésped mayor. Una vez en el sistema digestivo del pájaro en cuestión, el parásito se reproduce y sus huevos son expelidos al mundo a través de los excrementos del ave, esos que serán consumidos de nuevo por los caracoles para de esta manera completar el ciclo. Licenciado en Ciencias de la Información. Por Isaac Ramos V A R I O S A continuación ofrecemos a nuestros suscriptores la reproducción de un artículo publicado en Jot Down Cultural Magazine hace varios meses. Lo reproducimos ahora aquí porque lo consideramos muy interesante para todos. Se trata de un extraordinario artículo cuyo autor es Isaac Ramos, un periodista íntegro, imparcial y muy capacitado. Es un texto ejemplar para identificar el periodismo deportivo que sufrimos ahora. Es conveniente recordar de vez en cuando la cruda realidad del putrefacto periodismo deportivo, y sobre todo futbolístico, que nos invade, al objeto de luchar contra él. A pesar de todo, creo que también podrían conseguirse altos índices de audiencia actuando con conocimiento y objetividad, aunque para esto hacen falta preparación y capacitación, mientras que para el periodismo deportivo que ahora nos rodea vale cualquier cosa. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL)
  25. 25. 27Marzo-2013 nº 205 27 Es cierto que la parasitología no trata como caso a investigar el actual periodismo deportivo, pero atendiendo al ejemplo del Leucochloridium paradoxum bien podría. Porque viven del deporte, perdón, del fútbol -y si acaso de algún deportista español de éxito-, se expanden básicamente a través de toda la mierda que pueden sacar de él (polémicas, confrontación, sensacionalismo, glorificación de lo anecdótico…) para que, de esta manera, sea consumida por la masa poco crítica o directamente descerebrada. Apelando así a sus más bajos instintos serán fácilmente manipulados para que continúen alimentando el gran negocio en que se ha convertido el fútbol de hoy día. Un ciclo perfecto. Parásitos dignos de estudio. Aquellos años de lo escaso pero honrado Probablemente esté de más decir que el periodismo deportivo no siempre fue como es ahora. Aquellos que comenzamos a interesarnos por el deporte en la década de los noventa o anteriores reconocemos con cierta nostalgia una época donde con matices y excepciones (siempre las hay) primaba el ejercicio periodístico honesto, el criterio, la profesionalidad del que responde a un código deontológico. Una época donde lo que más importaba era la información como premisa vocacional. Cuando Marca era un ejemplo de calidad a niveles internacionales (por especial atención al Real Madrid que tuviera), las secciones deportivas de los telediarios se ceñían a lo que realmente importaba y El Día Después era un programa de culto. Un escenario donde una noticia sobre tenis o ciclismo podía ser portada con total normalidad y los periodistas en su mayoría eran individuos cercanos al anonimato que aceptaban su posición tras la noticia y no dentro de ella. Las ventas dependían de lo que debía contarse en vez de limitarse a publicar lo que más vende. No todo era tan maravilloso, es cierto. Principalmente porque el volumen de información era mucho más limitado que en la actualidad. Los pocos periódicos o revistas especializados que encontrabas en el kiosco o lo que se escuchaba en los programas nocturnos de radio era básicamente la única forma de permanecer informado. Seguramente también fuera por ello por lo que la profesión se tomaba su trabajo con mucha más responsabilidad y vivía en permanente deuda con la verdad. El bien era escaso y había que cuidarlo. Entonces, con el nuevo siglo, llegó Internet; para hacernos más libres, para ofrecernos al segundo toda la información, opinión y discusión que pudiéramos soñar, para arruinar el periodismo irremediablemente. El nuevo periodismo, el que no necesita periodistas Hablar sobre todos los males del periodismo deportivo actual es de forma inevitable hacerlo de muchos de los males que acucian al periodismo en general. Los avances que nos ha proporcionado Internet en los últimos años son abundantes. Entre ellos destaca especialmente su desarrollo como medio de información instantánea. El suceso, en cuanto ocurre, se comunica y extiende por la red desde múltiples focos son suma velocidad (especialmente
  26. 26. 28Marzo-2013 nº 205 desde la irrupción definitiva de las redes sociales), lo que acaba por provocar que la inmediatez prime sobre la calidad. La información como tal deja de resultar potestad de unos pocos periodistas que monopolizan su transmisión a través de unos contados medios como en las anteriores décadas. Ahora los profesionales pasan a ser, en el mejor de los casos, un simple canal rutinario porque basta uno solo de ellos conectado con la fuente para que cualquier consumidor sea capaz de acceder a ella. Si incluso los portales de noticias pierden eficacia como canal de información genuina centrándose en copiar lo que algún otro ya ha dicho en otro lugar, el periodismo del día siguiente alcanza para muchos carácter de auténtica reliquia. Ante una situación donde lo informativo ya no es un rasgo de exclusividad periodística, especialmente en lo resultante al deporte donde el marco es más reducido y la mayoría de lo noticiable está previsto con fecha y hora, el mercado de la opinión comienza a hacerse vital. El periodismo, y en el caso que nos ocupa, el deportivo, continúa sirviendo para informar pero con una preponderancia de lo valorativo. El periodista ya no se limita a contar lo que pasa, también cuenta lo que le parece. Los medios deportivos pasan a convertirse en empresas de opinión. Nace un monstruo del que vivir El deporte, a través de las últimas décadas, ha ido progresando como forma de negocio hasta convertirse, primero mediante la televisión, y en los últimos años también gracias a Internet, en el escenario publicitario ideal para todo tipo de empresas. Un verdadero catalizador económico. Punta de lanza del nuevo capitalismo que ha acabado por convertir a equipos y jugadores en marcas con enormes fuentes de ingresos. Las nuevas estrellas del rock. El periodismo deportivo, siempre dependiente, ha ido paralelamente aumentando también su influencia sintiéndose legitimado a exigir su parte del pastel para acabar convertido a su vez en meras empresas subsidiarias del deporte. Esto, cambiando deporte por política, también podría hacerse extensivo al periodismo generalista. Porque, efectivamente, el periodismo ha pasado a ser fuente de opinión pero, sobre todo, opinión como recurso básico de una actividad empresarial. Los diarios, televisiones, radios…, cualquier medio de comunicación tiene como misión maximizar beneficios. Hay que ganar y hay que hacerlo vendiendo noticias y opinión sobre las mismas, pero en tal tesitura de agresiva competencia empresarial deben “El periodista ya no se limita a contar lo que pasa, también cuenta lo que le parece”
  27. 27. 29Marzo-2013 nº 205 buscarse mejoras de productividad a toda costa, aunque muchas acaben atentando contra los principios básicos del periodismo. Uno de los pilares básicos es la obsesión de ciertos medios en adaptar su línea editorial a un colectivo concreto, a una determinada ideología, o en el caso del periodismo deportivo a un equipo con un gran número de aficionados. Para que esta resulte efectiva deben manipular la información con un barniz valorativo, perpetuando una perspectiva interesada, para que esa audiencia potencial lea lo que quiere leer y oiga lo que quiere oír, independientemente de cuanta verdad resida en ella. El deporte, como simple espectáculo, como forma de ocio que el negocio ha llevado a la hipertrofia, ha posibilitado que el periodismo que lo cubre se frivolice y pervierta hasta niveles solo equiparables al del periodismo del corazón, explotando métodos de productividad sin límites, sin escrúpulos. Guerra deportiva y prostitución intelectual No podíamos imaginarlo entonces, pero el día de la bestia fue aquel 2 de julio de 2007, cuando un señor recién pintado por El Greco, y anónimo para la mayoría, era nombrado director de Marca tras la compra del Grupo Recoletos por parte de Unidad Editorial. Eduardo Inda estaba destinado a liderar una transformación del periodismo deportivo escrito que llevaría a corromper los principios más básicos del mismo a cambio de rendimiento económico. No lo hizo sólo, qué duda cabe; directores y redactores del resto de periódicos deportivos del país se sumaron a la causa, pasando a convertirse definitivamente en aparatos propagandísticos de F. C. Barcelona y Real Madrid. Aprovechando la lucha de gigantes que sometía al fútbol que dividía a España a niveles deportivos pero también políticos. Era la guerra, perfecto escenario para intereses bastardos. Para que cada periódico defendiera con todas las armas necesarias al equipo del que vivía. Para hacer caja con los sentimientos de los aficionados, especialmente del sector más exaltado. “En tal tesitura de agresiva competencia empresarial deben buscarse mejoras de productividad a toda costa, aunque muchas acaben atentando contra los principios básicos del periodismo”
  28. 28. 30Marzo-2013 nº 205 Portadas convertidas en banderas de un club, en cañón contra el enemigo, en la mejor tira cómica posible para el aficionado crítico o neutral. Otrora periódicos ahora convertidos en teletiendas de pijamas, tazas y plumíferos con escudo. Noticias manipuladas, titulares descontextualizados, polémicas baratas, anécdotas convertidas en noticia; todo ello para la exaltación del equipo propio y el disparo contra el rival. Los rumores sobre fichajes que nunca se producen como placebo de ilusión y las conspiraciones victimistas como kleenex del desahogo en la derrota; métodos de venta asegurada. Webs cuyos ingresos publicitarios se basan en el número de clics sobre las noticias publicadas y donde por tanto un titular sensacionalista que lo posibilite es lo único que importa, aprovechando así el secreto de que indignar atrae mucha más atención que contribuir. Haga clic aquí para dar salida a su espíritu de incredulidad o denuncia, pero haga clic. En síntesis, el deporte esclavizado y el periodismo prostituido como forma de negocio. La caja imbécil Por desgracia no sólo el periodismo deportivo escrito se degradó persiguiendo rentabilidad económica, el audiovisual también aprovechó el mantra televisivo del “todo por la audiencia” para sacar tajada de tan suculenta presa. Incluso desde espacios hasta entonces de naturaleza discreta y formal. Las secciones deportivas de informativos conocieron con la irrupción de Los Manolos en el telediario de sobremesa de Cuatro el fin de su condición seria y concisa. Con vocación de pequeño circo y métodos propios de los programas del corazón (Aquí hay tomate) ha venido trivializando la información deportiva para hacer de la chanza, el video de YouTube y el reportaje sensacionalista cebos para una audiencia más amplia que no tiene por qué estar verdaderamente interesada en el deporte. En mayor o menor medida es un tratamiento de la información deportiva que se ha ido extendiendo por telediarios de otras cadenas para conformar un paisaje de frivolidad conectado a otro de supuesta seriedad. El deporte como vulgaridad. Más que nunca como opio del pueblo. Por otra parte, las madrugadas llevaban siendo franja deportiva desde épocas remotas en las que José María García metió los transistores en las camas, pero curiosamente ningún programa deportivo había fructificado en televisión a esas horas. Así fue hasta que llegó Punto Pelota, espacio de tertulia encendida, hija de la peor Crónicas marcianas y hermana deportiva de esa cumbre de la telebasura llamada Sálvame. El programa líder de Intereconomía erigido sobre el monotema Real Madrid contra F. C. Barcelona, viene a ser un híbrido entre discusión a gritos salida de cualquier tasca, el maratón de polémicas donde el deporte es solo un trasfondo y el teatrillo con personajes representando siempre el mismo papel. El engendro perfecto que mejor simboliza la degeneración del actual periodismo deportivo, centrado en remover los más bajos instintos que todo ser humano posee y especialmente el odio al contrario. “Noticias manipuladas, titulares descontextualizados, polémicas baratas, anécdotas convertidas en noticia”
  29. 29. 31Marzo-2013 nº 205 Flores en el vertedero La mutación del deporte como auténtico monstruo económico y mediático lo ha plagado de malformacioines y parásitos, pero también ha posibilitado una cobertura de amplitud sin igual para regocijo de los verdaderos amantes de las muchas modalidades deportivas. No todo puede ser negativo cuando las televisiones ofrecen más acontecimientos deportivos que nunca y con una calidad de imagen nunca vista, cuando hay más canales dedicados exclusivamente al deporte cubriendo desde torneos de tenis a mundiales de patinaje pasando por combates de boxeo o campeonatos de natación. No puede serlo cuando Internet potencia la pluralidad y el diálogo y, si se busca bien, aún quedan periodistas íntegros e interesantes -más de lo que parece, aun haciendo menos ruido- a los que seguir como la extensión perfecta a nuestra pasión deportiva. Sin duda la red, con su profusión de foros donde los seguidores de cualquier deporte han podido intercambiar material y opiniones como forma extraordinaria de enriquecimiento y la expansión del formato blog que le ha dado voz a gente anónima pero con mucho y bueno que decir, ha cambiado para mejor el ecosistema del deporte. El acceso a información y opinión de calidad de medios extranjeros o de periodistas españoles concretos que dignifican la profesión, tales como Gonzalo Vázquez, Axel Torres, Santiago Segurola, Michael Robinson, Rubén Uría, Ramón Besa, Martí Perarnau y tantos otros, constituyen un fructífero terreno para los exiliados del manicomio más mediático. En el fondo todo el conflicto parece fácil de explicar, y es que salvo estas excepciones comentadas donde la profesionalidad prevalece por encima de todo, lo gratuito o barato, por naturaleza, difícilmente puede ser bueno de veras. Los medios deportivos que permiten el acceso gratuito a su servicio se pliegan a llegar al mayor número de gente para sacar el más alto beneficio económico por publicidad aunque para ello haya que vulgarizar al máximo el contenido. Por contraposición, los canales de pago como GolT o Canal Plus ofrecen una cobertura deportiva notable, como la ESPN en Estados Unidos o, en otros ámbitos, la HBO produciendo las mejores series de televisión. ¿Es concebible una Web deportiva de pago aunque sea parcialmente? ¿Un periódico con un tratamiento imparcial de la información que tenga ventas suficientes para su subsistencia? ¿Es realmente posible otro periodismo deportivo de éxito? Son cuestiones de difícil respuesta, pero mientras alguien se decide a darles solución muchos seguiremos comprobando con lástima el maltrato deportivo de los grandes medios mientras nos recluimos en nuestros rincones de culto minoritario. Al fin y al cabo, más allá de todo aquello que lo rodea, el juego sigue siendo lo verdaderamente importante.
  30. 30. 32Marzo-2013 nº 205 Captación de jugadores por su capacidad táctica y técnica F Ú T B O L B A S E Introducción E ste trabajo se basa en un proyecto para tratar de buscar otra forma de captación y seguimiento de los jugadores. Trabajamos en un club donde todos los años se realizan pruebas de selección en equipos juveniles, cadetes e infantiles; pero sobre todo son importantes las pruebas para el equipo alevín, ya que es nuestro equipo más joven y, por tanto, no tenemos grandes referencias futbolísticas sobre ellos. Hasta ahora, los técnicos seleccionaban a los jugadores que más destacaban en algún aspecto como, por ejemplo, altura, velocidad o fuerza, en cuanto lo que se refiere al aspecto físico; o a los que mejor ejecutaban técnicamente. En cualquier caso, sin tener en cuenta la capacidad Hace ya bastantes años plasmé todas las acciones que el jugador puede realizar en el campo, denominé al concepto como el “proceso de acción del jugador” y clasifiqué las acciones que lo forman en siete muy concretas: mirar, percibir, analizar, decidir, ejecutar con balón, ejecutar sobre balón y ejecutar sin balón. Siempre añado que mirar es una obligación; que percibir, analizar y decidir corresponden a la táctica; que ejecutar con balón es técnica ofensiva; que ejecutar sobre balón es técnica defensiva; y que ejecutar sin balón es técnica corporal. En cualquier caso estas acciones se presentan conjuntas en el desarrollo del juego, y como dentro de ellas están comprendidas la técnica y la táctica, se deduce fácilmente que técnica y táctica se presentan inseparablemente. Para jugar al fútbol, la una no tiene sentido sin la otra. Cuestión que casi todos los técnicos tienen muy claro pero, sin embargo, muchos no lo tienen tan claro a la hora de aplicar la metodología de entrenamiento. Gorka Otaegi Bengoetxea tiene muy claras ambas cosas y además lleva el concepto, con muy buen criterio, a la selección de jugadores para incorporarlos a las categorías de base de un club. Bajo ese criterio nos presenta un interesante trabajo. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL) Entrenador Nacional de Fútbol. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL). Por Gorka Otaegi Bengoetxea
  31. 31. 33Marzo-2013 nº 205 de jugar de los niños. Este año no hemos dado prácticamente ninguna importancia al aspecto físico ya que decidimos seguir la filosofía del Fútbol Base del Atalanta: “seleccionar al futbolista para hacer luego el atleta, y no seleccionar al atleta para luego hacer al futbolista”. Para llevar a cabo este seguimiento hemos necesitado una gran ayuda de personal, ya que hemos precisado a prácticamente la totalidad de los entrenadores que formamos el club. Con esto hemos conseguido unos datos más concretos. Resumiendo, hemos querido conocer la capacidad de cada jugador de poner sus habilidades técnicas al servicio del juego, de la táctica. Así hemos visto como muchos niños con una ejecución más que aceptable no eran capaces de poner su destreza al servicio de la necesidad de cada situación. Hemos utilizado técnicas de entrenamiento nunca vistas por estos niños de 10 y 11 años, que hasta este momento habían sido entrenados por monitores adolescentes con una gran voluntad pero nula capacidad de enseñar o entrenar. Estos ejercicios se basan en realizar una acción técnica pero siempre inmediatamente después de mirar, analizar y decidir cual era la mejor solución. Así la tarea siempre era doble: decidir bien y ejecutar bien. La valoración en los tests también iba por este camino, marcábamos con una cruz cada acción que el niño decidía bien y/o ejecutaba bien. A muchos de los ocho entrenadores que allí se encontraban les vino bien conocer esta forma de entrenar, nueva para ellos, ya que la mayoría de los entrenadores de la base de nuestro club son jugadores juveniles o regionales que, aunque hagan una gran labor, no tienen todavía capacidad ni experiencia para llevar la dirección de un equipo. Análisis del contexto de estudio Nos encontramos en un pueblo Guipuzcoano de 15.000 habitantes situado cerca de San Sebastián, en el que juega un club que tiene equipos desde alevines de segundo año hasta regional, incluyendo dos equipos femeninos y dos más de fútbol sala. El nivel de este club es bueno en categorías inferiores en los que juega en la categoría más alta de Guipúzcoa, tanto en alevines como en infantiles de primer y segundo año, aunque en cadetes perdieran esa categoría hace ya tres años y ahora estén intentando recuperarla. En juveniles el club cuenta con un equipo en Juvenil Liga de Honor (una categoría menos que liga vasca), y en regional este año han perdido la categoría de División de Honor Regional (una menos que Tercera División), por lo que se puede decir que el nivel en estas categorías es aceptable. Una de las carencias de este club es que no dispone de una escuela de fútbol y por eso no puede sacar equipos benjamines o incluso alevines de primer año. Este es el motivo por el que durante el mes de junio se realizan unas pruebas de selección para entrar en el club, al cual suelen venir alrededor de 50 niños todos los años, de los cuales sólo son admitidos 16 para completar un equipo de Fútbol-8. Exactamente, este año han venido 47 chicos a las pruebas de selección, y para realizar un seguimiento preciso hemos contado con ocho entrenadores, dirigidos por mí, como coordinador de fútbol base. Hemos dividido a los jugadores en cuatro grupos, uno grupo en cada cuarto de campo, con dos entrenadores supervisando sus actuaciones. Llevamos a tantos entrenadores a estas pruebas de
  32. 32. 34Marzo-2013 nº 205 selección porque la expectación suele ser grande (las gradas están más pobladas que en un día de partido, con padres, familiares y amigos) y la ilusión y los nervios de los niños también suelen ser significativos. En consecuencia, las decepciones en algunos de los niños y padres suele ser importante, y por eso desde el club queremos tener la mayor cantidad de datos posible para argumentar todas las decisiones adoptadas. Formamos cuatro grupos de doce jugadores dirigidos por dos entrenadores cada uno. Evidentemente, todos los grupos realizan el mismo entrenamiento, preparado por el mí como responsable del fútbol base. Para que haya una organización adecuada, uno de los entrenadores tendrá que llevar la dirección de la sesión mientras que el otro irá anotando las acciones de cada jugador. Las pruebas de selección se realizan a lo largo de dos semanas y se componen de tres sesiones cada semana. Cada sesión tiene una duración de una hora y media. La lista de admitidos se presenta unos tres días después de finalizadas las pruebas. Definición del problema: origen y causas Hasta este año, estas pruebas de selección se realizaban de forma mucho más rudimentaria y con un seguimiento menor. Además, la duración de las pruebas era mucho más corta (2 ó 3 días como mucho). De esta forma el conocimiento sobre los jugadores era muy superficial. La selección de jugadores la realizaban únicamente los dos entrenadores del equipo con la ayuda del coordinador, y los jugadores admitidos eran los que destacaban en algún factor del juego. Físicamente, si eran muy altos o fuertes o rápidos... Técnicamente, los más hábiles con el balón… Pero no se tenía demasiado en cuenta el juego, es decir, veían lo que eran capaces de hacer los jugadores individualmente pero no se analizaba la relación entre jugadores o el entendimiento del juego. Esta cuestión ha salido a la luz a lo largo de este año cuando, contando con un equipo lleno de (aparentemente) buenos jugadores (rápidos, hábiles y con buen golpeo), al equipo le ha costado muchísimo jugar como tal y en consecuencia los resultados han sido peores de lo esperado. Aunque tenemos muy en cuenta que el resultado tiene que ser la mejora y la progresión de los jugadores, creemos que estos resultados deportivos pueden ser reflejo de años venideros. Resumiendo, el problema hasta este año ha sido la selección de jugadores que destacan en algún aspecto en concreto (fuerza, velocidad, conducción, golpeo…) pero que tácticamente tienen grandes carencias porque están acostumbrados a jugar solos. Por eso, este año hemos decidido realizar un seguimiento mayor, con más sesiones de entrenamiento, y llevando a cabo ejercicios en los que se puedan apreciar las capacidades técnico- tácticas de los jugadores. Así, valoraremos más al jugador que centra al lugar donde se ha desmarcado el compañero que al jugador que centra golpeando bien en teoría pero que no acierta a poner el balón en el lugar que precisa su compañero (por poner un ejemplo). Aparte de estas acciones algo complejas para la edad con la que vamos a trabajar, también tendremos en cuenta las acciones técnicas en diferentes situaciones tácticas. Por poner otro ejemplo: niños que regatean muy bien pero lo hacen hacia su campo o cerca de su portería. Todo esto es lo que se va a valorar.
  33. 33. 35Marzo-2013 nº 205 Concepto y marco teórico relativo al problema de estudio Partimos de los apuntes facilitados para la realización del curso de Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL y UNIVERSIDAD DE MURCIA), más concretamente del módulo “Relación entre la técnica y la táctica”, del que es responsable el profesor Xabier Azkargorta, porque es el más relacionado con el tema tratado en este trabajo. En estos apuntes, el profesor hace constar que “la técnica y la táctica están siempre relacionadas en perfecta simbiosis”, también que “de poco nos sirve hacer unos gestos técnicos perfectos para el manejo del balón si luego no sabemos aplicar dichas maniobras para el beneficio del equipo”. No es fácil encontrar publicaciones sobre este tema, pero Oscar Cano en su libro “El modelo de juego del FC Barcelona” hace alguna mención, como: “El contexto donde cada jugador expresó determinadas capacidades no es incorporado como criterio para definir su rendimiento, los compañeros con sus características condicionan su productividad”; y nos pone un ejemplo: “Después de un partido donde los laterales atacaban a lo loco, Aragonés recordó a ambos, Capdevila y Ramos, que no pueden subir los dos a la vez, que cuando uno sube el otro tiene que quedarse abajo. ¿Cuál es el resultado? Dos laterales que no atacaban nunca. ¿Cómo es posible que un lateral no conozca esos mínimos conocimientos del puesto?”. En los apuntes facilitados por la Real Sociedad a todos los clubes convenidos me encuentro con esta reflexión: “El fútbol, como actividad cognitiva, debe pretender el desarrollo de la percepción y la decisión, pero después el jugador ha de ejecutar y hacerlo bien, necesita la técnica, pero no la técnica descontextualizada”. En otro trabajo sobre el fútbol base, “Entrenamiento en el Fútbol Base”, Alex Sans y Cesar Frattarola nos recuerdan que “si analizamos las características esenciales del fútbol observamos como su enseñanza fundamentada en gestos y acciones aisladas y estereotipadas no tiene demasiado sentido. Dadas las innumerables y continuas variaciones que se presentan durante el juego, es difícil que en el mismo aparezcan dos situaciones idénticas, por lo que el objetivo debe ser que el alumno sea capaz de adaptarse de forma rápida y correcta a cualquier situación que se le presente”. El que sí profundiza bastante en este tema es Jorge Castelo en su trabajo “Fútbol, estructura y dinámica del juego”, donde entre otras muchas cosas nos dice: “La naturaleza del subsistema técnico- táctico consta de acciones que presuponen un proceso de percepción / análisis, solución mental (raciocinio) y de solución motora (ejecución), adaptado a la resolución de las situaciones de juego. En efecto, la naturaleza del comportamiento técnico-táctico de los jugadores establece básicamente dos componentes fundamentales: orientarse exigiendo la participación de la consciencia y expresar un pensamiento productor”.
  34. 34. 36Marzo-2013 nº 205 Establecer hipótesis y posibles soluciones Como ya hemos expuesto anteriormente, nuestro objetivo es captar a los jugadores mejores capacitados técnicamente, sí, pero que sean capaces de poner esa técnica al servicio del equipo teniendo en cuenta las necesidades del juego. Es decir, no seleccionar a los mejores ejecutores y sí a los que ejecutan teniendo en cuenta el juego y eligen las mejores opciones. ¿Con qué problemas nos encontramos? El mayor problema que nos encontramos en un principio es que los niños no están acostumbrados a realizar tareas de entrenamiento en las que tengan que pensar y tomar decisiones. A lo que están acostumbrados es a realizar ejercicios en los que no tengan más que ejecutar. Recordemos que estos niños vienen de jugar con el colegio donde practican el multideporte, juegan a fútbol tres meses al año y son entrenados por adolescentes con una gran voluntad pero escasísimos conocimientos. Por este motivo tendrá una gran importancia la explicación de la tarea a realizar, incluso los entrenadores tendrán que hacerlo antes para que los niños vean y sean capaces de entender lo que hay que hacer. ¿Qué debemos plantearnos para encontrar unos ejercicios eficaces? Quizá la mejor forma para la construcción de ejercicios que no resulten especialmente difíciles para niños de 10 años es partir de ejercicios simples que suelen realizar habitualmente y, a partir de ahí, darles un contenido táctico para que tengan que percibir, analizar y decidir. Otra forma de construir el ejercicio es pensar la acción técnico-táctica que queremos desarrollar en el entrenamiento y plantearla con unos obstáculos (pivotes, chinos, picas, aros…). Por ejemplo, si queremos conocer la capacidad de un jugador de dar un pase preciso pero a su vez calculando la carrera del compañero, previo al pase tendrá que realizar un slalom para que cuando salga levante la cabeza y tenga que dar el pase según la profundidad en la que se encuentre su compañero y teniendo que elegir entre dos pasillos. Objetivos Objetivos para los jugadores: 1.- Al estar habituados a realizar ejercicios y tareas de entrenamiento meramente ejecutorias, los ejercicios planteados en un principio se les hacen extraños y complejos a la hora de entenderlos. Pero estos ejercicios son fundamentales para su progresión como jugadores, por eso uno de los objetivos es habituar a los niños a ejercicios en los que, aparte de ejecutar, tengan que mirar, analizar y decidir. 2.- Como hemos dicho anteriormente, antes los jugadores solo ejecutaban, pero eso es únicamente un factor del juego. Ahora entran otros factores en juego, así pues, el jugador podrá dar con mayor facilidad todo lo que tiene dentro. “No seleccionar a los mejores ejecutores y sí a los que ejecutan teniendo en cuenta el juego y eligen las mejores opciones”
  35. 35. 37Marzo-2013 nº 205 Objetivos para los entrenadores: 1.- Al igual que para los jugadores, para algunos de los entrenadores también son extraños este tipo de ejercicios, ya que su experiencia es mínima y la mayoría de ellos son jugadores juveniles o regionales que lo que hacen es ayudar en todo lo que pueden al club llevando estos equipos de categorías inferiores. Por eso, a los entrenadores menos habituados les viene muy bien esta nueva metodología para abrir otras posibilidades de trabajo de cara al futuro. 2.- Como hemos mencionado ya varias veces, el objetivo de esta nueva forma de seleccionar jugadores es tener un conocimiento global de los mismos y no centrarnos en observar sólo aspectos puntuales. Por eso, lo que buscamos es manejar la mejor información posible de los jugadores. Contenidos Procedimiento y criterios: El procedimiento, en general, será el de un entrenamiento normal, empezando con un calentamiento eminentemente técnico. En la parte principal se desarrollarán dos trabajos diferentes y un partido de ocho contra ocho. En la vuelta a la calma habituamos a los niños a estirar al finalizar el entrenamiento. Aunque se trate de unas pruebas de selección donde la mayoría de los niños lo toman como un examen, nosotros aprovecharemos para que la enseñanza siga siendo la misma que si fuera un entrenamiento normal y se lleven a cabo tareas de aprendizaje. Como hemos dicho anteriormente, habrá una parte principal donde se trabajen los aspectos técnico-tácticos a los que estamos haciendo referencia desde el principio. Para la correcta realización de los ejercicios tendremos en cuenta varios factores: - Explicar bien de lo que trata el ejercicio. - Los entrenadores harán una demostración de cómo hay que realizar el ejercicio y mostraran las diferentes variantes que existen. - Observarán como se desarrolla el ejercicio y harán correcciones si son oportunas. - Tener en cuenta las características generales y específicas de los niños. - Trabajar con unos objetivos marcados. - Darle importancia al tiempo de la práctica. - Correcciones cortas. - Jugar con los elementos, según objetivo. - Evitar filas largas. Actitudes y valores: Otra de las cuestiones que hay que tener en cuenta es que a estas pruebas de selección pueden aparecer todos los niños que quieran y eso hace que haya varios de ellos que no tengan capacidades mínimas para el juego del fútbol. Con estos niños lo que se deberá hacer es reforzar positivamente todo aquello que realicen correctamente y no dar excesiva importancia a los múltiples errores que puedan tener.
  36. 36. 38Marzo-2013 nº 205 Actividades Las actividades a realizar estarán orientadas a ejecutarse a lo largo de dos microciclos (dos semanas). En cada sesión se trabajan y evalúan diferentes aspectos. Sesión 1.- Aspectos generales Se pondrán situaciones del juego que se pueden dar en cualquier parte del campo, es decir, que tengan que pasar, regatear y desmarcarse a zonas útiles del terreno de juego. Ejemplos: uno contra uno y regate a espacio útil, decidir a donde pasar teniendo en cuenta rivales y diferentes situaciones, decidir donde desmarcarse teniendo en cuenta rivales y balón. Sesión 2.- Aspectos ofensivos Trataremos algunas de las situaciones que se dan en muchos partidos como, por ejemplo, buenos centros (en teoría) que no encuentran rematador. Realizaremos dos ejercicios: 1.- centros al primer palo, al segundo palo o rasos hacia atrás según el desmarque del compañero; y 2.- pases en profundidad teniendo en cuenta la carrera iniciada por el compañero. Sesión 3.- Superioridad numérica Planteamiento de diferentes situaciones en ataque y defensa en superioridad numérica. Sesión 4.- Aspectos defensivos Planteamos situaciones defensivas en las que los niños tengan que mirar y decidir qué decisiones tomar, como por ejemplo: a quien marcar, en qué perfil dejar al rival, cómo situarse en la banda, cómo situarse ate el centro. Sesión 5: Inferioridad numérica Planteamiento de diferentes situaciones en ataque y defensa en inferioridad numérica. Sesión 6.- Repaso general Planteamos diferentes ejercicios en los que aparezcan varios de los aspectos trabajados para ver la capacidad de retención que tiene cada uno. Metodología y recursos Como bien dice nuestro profesor Jorge Castelo (en el curso de Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol, de CESFÚTBOL y la UNIVERSIDAD DE MURCIA), antes de plantear una metodología de entrenamiento hay que reflexionar sobre tres cuestiones tan básicas como prioritarias: ¿a quién entrenamos?, ¿para qué entrenamos?, ¿con qué herramientas entrenamos? En nuestro caso, y dando una respuesta concisa a cada una de ellas, entrenamos a niños de 10-11 años que vienen a realizar unas pruebas de selección. Entrenamos a 48 niños para captar a únicamente 16 de ellos y disponemos de una herramienta motivacional que tienen los niños (que en exceso pueden llevarles a los nervios) para ser aceptados. En todos los entrenamientos creamos contextualidades de juego que inducen a decisiones y acciones específicas. Algunas de las características de los entrenamientos que realizados son las siguientes: 1.- los modelos son abiertos y en ellos diferenciamos dos tipos de ejercicios, uno en el que
  37. 37. 39Marzo-2013 nº 205 fomentamos la creatividad del niño dando total libertad a la acción a realizar, y otro en el que proponemos dos o tres opciones entre las que tienen que elegir la correcta; 2.- damos mucha importancia a que muestren su capacidad en el gesto motor pero siempre en un contexto táctico, en ningún momento separamos estas dos aptitudes (con excepción del calentamiento); 3.- todos los ejercicios tienen una dirección (cada vez que se plantea un ejercicio los jugadores saben en qué dirección atacan o defienden), así todo está dentro del contexto de juego; 4.- la complejidad y dificultad de las situaciones planteadas es mínima para buscar la perfección de las acciones, no hay una progresión en dificultad a lo largo de cada entrenamiento ni a lo largo de las sesiones, ya que estamos hablando de unas pruebas de selección donde tenemos que ver la mayor cantidad de aptitudes técnico-tácticas de los jugadores, por eso dejamos la progresión en dificultad para los entrenamientos que se realizan a lo largo del año. Control y evaluación Como hemos mencionado al principio del trabajo, las pruebas de selección están formadas por 48 niños divididos en 4 grupos de 12, con dos entrenadores en cada grupo. La labor de uno de los entrenadores de cada grupo será explicar los ejercicios y corregir los errores de procedimiento que se den, en definitiva, llevar el grupo. Mientras que la labor del otro entrenador será la de evaluar a cada jugador con una pequeña y sencilla ficha en la que se reflejan las acciones llevadas a cabo. Esta es una muestra de la ficha que se usó: 1 Decide bien Ejecuta bien 2 Decide bien Ejecuta bien ... 1- Asier X X X 2-Jon X X X 3- Aitor X 4- Xabi X X 5- Ander X X X 12- Unai X X X X
  38. 38. 40Marzo-2013 nº 205 Estos tests, a diferencia de otros realizados a lo largo de la temporada, no tienen como objetivo ser una base para trabajar la mejora posterior (aunque el entrenador podrá utilizarlos el año siguiente para ver la progresión del equipo). Así que los resultados no son para compararlos con otros realizados meses atrás, sino que nos sirven para que el día que acaben las pruebas podamos decidir que jugadores son los más válidos para el equipo y podamos ver las capacidades de cada uno y compararlas entre diferentes jugadores. Sesión tipo Explicamos una de las sesiones realizadas, concretamente la segunda. * Objetivo de la sesión Demostración de la capacidad de los jugadores para decidir y ejecutar correctamente dos acciones de ataque, como son el centro al área y el pase en profundidad. * Planteamiento de la sesión Grupo formado por doce jugadores, los once jugadores de campo y un portero. El material utilizado son porterías de fútbol-8, picas, petos y un balón. * Desarrollo de la sesión - Calentamiento: Dentro de un cuadrado delimitado, realizar diversas acciones técnicas como pasar y moverse, conducción, habilidad, pases a dos toques, pases a un toque, control orientado y paredes. - Parte principal: Ejercicio 1, “centro al compañero” Un jugador sale por la banda con balón y tiene que realizar un slalom mientras su compañero inicia un desmarque al primer palo, al segundo o se queda en zona de rechace. El centrador, una vez finalizado el slalom, tiene que levantar la cabeza y pasar a la posición del compañero Ejercicio 2, “pase en profundidad” Un jugador sale por la banda e inicia un slalom, al salir del mismo tiene que dar un pase en profundidad al compañero que inicia el desmarque de ruptura. Hay que prestar mucha atención a la posición del delantero y pasar el balón por delante, aunque sin pasarse de fuerza ya que, de lo contrario, podría llegar al portero. Partido de entrenamiento Un partido a fútbol-8 a lo ancho del campo contra el equipo que está trabajando enfrente. - Vuelta a la calma Estiramientos.
  39. 39. 41Marzo-2013 nº 205 Resultados del estudio Los resultados del estudio nos ayudaron a tomar las decisiones a la hora de seleccionar a los jugadores, sobre todo, a aquellos con los que teníamos dudas. Con ellos, los resultados de los tests fueron decisivos. En general, los resultados revelan algo que ya suponíamos: el hecho de que un jugador ejecute bien las acciones técnicas, no significa que sepa poner esa habilidad a disposición del equipo. Estos jugadores están acostumbrados a jugar solos, y no han sido formados en lo que es la esencia del fútbol: La relación entre compañeros, rivales y espacios. Saber jugar, en definitiva. Bien es cierto que los jugadores más destacados sobresalen en todos los factores, e incluso a estas edades en prácticamente todos los deportes que suelen practicar. Como se suele decir, el bueno vale para todo. De todas formas, con este trabajo nos hemos cerciorado de que los dos o tres niños que más destacan en un partido también son capaces de decidir y ejecutar bien en prácticamente todas las situaciones que les hemos planteado. De la misma forma, en contraste con lo que acabamos de exponer, los niños menos dotados técnicamente son también (normalmente) los menos dotados tácticamente, y a la hora de poner en práctica estos ejercicios, donde la técnica y la táctica se necesitan una de la otra, sus carencias se ven multiplicadas. “El hecho de que un jugador ejecute bien las acciones técnicas, no significa que sepa poner esa habilidad a disposición del equipo”
  40. 40. 42Marzo-2013 nº 205 Conclusiones relevantes 1.- En el ámbito donde nos manejamos, no hay una enseñanza técnico-táctica adecuada. 2.- Ser buen ejecutor no significa ser buen jugador. 3.- Los niños aprenden mejor y disfrutan más con un entrenamiento en el que tengan que ver, analizar y decidir, que preparando acciones mecanizadas donde tengan que repetir la misma acción una y otra vez. 4.- A la hora de confeccionar un equipo es mejor seleccionar a aquellos jugadores que sepan que es lo que tienen que hacer y cómo lo tienen que hacer, por encima de los jugadores más capaces de hacer virguerías con el balón pero que luego no saben tomar las decisiones adecuadas. BIBLIOGRAFÍA AGIRRE, JOSE LUIS y SISTIAGA, JUANJO. Apuntes: Proyecto de fútbol formación para los clubes guipuzcoanos convenidos a la Real Sociedad AMIEIRO, NUNO; BARRETO, RICARDO; OLIVEIRA, BRUNO y RESENDE, NUNO (2007). Mourinho, ¿Por qué tantas victorias? Editorial MC Sports AZKARGORTA URIARTE, XABIER. Apuntes del Curso de Especialista en Táctica y Dirección de equipos de Fútbol (CESFÚTBOL y UNIVERSIDAD DE MURCIA). Módulo 1: Relación entre la técnica y la táctica BANGSBO, JENS y PEITERSEN, BIRGER (1998). Jugar en defensa. Editorial Paidotribo. CANO MORENO, OSCAR (2009). El modelo de juego del FC Barcelona. Editorial MC Sports. CASTELO, JORGE (1999). Fútbol, Estructura y Dinámica del Juego. Editorial INDE. ETXARRI SASIAIN, MIKEL y ZAMORA, JESÚS (2003). Manual de fútbol: desarrollo de conceptos tácticos en diferentes sistemas de juego. Librería deportiva Esteban Sanz. FRADUA URIONDO, LUIS. La visión de juego en el futbolista. Editorial Paidotribo. FRATTAROLA ALCARAZ, CESAR y SANS TORRELLES, ÁLEX. Entrenamiento en el Fútbol Base. Editorial Paidotribo. VÁZQUEZ FOLGUEIRA, SANTIAGO (2006). 1022 Ejercicios de ataque en fútbol. Editorial Paidotribo. “Ser buen ejecutor no significa ser buen jugador”
  41. 41. 43Marzo-2013 nº 205 Firma invitada Xabier Azkargorta Entrenador Nacional de Fútbol. Licenciado en Medicina. Seleccionador Nacional de Bolivia. El fútbol y los estudios “D éjate de tanto fútbol y estudia más”, se repite en muchas familias cuando hay un niño futbolista. “Si no mejoras las notas no te voy a dejar ir a los entrenamientos y, si suspendes, se acabó lo de ir a jugar los domingos”, es otra de las desesperadas cantinelas pedagógicas que nunca han faltado en la educación de muchos niños. Jugar y estudiar son compatibles, y estos infinitivos deben acompañarse de una conjunción copulativa. Lamentablemente la “o” sustituye demasiadas veces a la “y”, jugar o estudiar es el dilema. Todavía tenemos una sociedad que hace difícil la compaginación de estudios y deporte. Cada día son más los adolescentes que se preparan para ser profesionales del deporte. Las competiciones son exigentes y entienden poco de edades, por lo que muchos deben elegir los estudios o el deporte cuando todavía están en el instituto. Lógicamente, el adolescente tiene más argumentos para elegir el fútbol que los estudios. Son muchos los que se inician como profesionales y pocos los que se consolidan. Muchas veces no están cualificados para trabajos específicos y piensan que se les ha pasado la edad de estudiar, por eso se pierden fácilmente en caminos desesperados. Además, todos han tenido su momento de gloria, han sido famosos en su pueblo, en su familia o en su entorno y han salido más de una vez en los periódicos. Muchos incluso llegan a disfrutar de cierta bonanza. Luego descubren que pasan a la normalidad y se dan cuenta de lo difícil que es ganarse la vida. Pasan de los reportajes nacionales a las crónicas locales, de los menús selectos a los potajes caseros. No se resignan a ser ciudadanos normales y se convierten en inadaptados sociales. Compaginarformaciónacadémicaconformacióndeportivaprofesionaldebeserpreocupación preferencial en la sociedad moderna, dada la gran apetencia de la juventud por el deporte. No todas las facultades ofrecen la posibilidad de un horario adaptable a las competiciones deportivas. Poder estudiar una carrera en ocho años en lugar de en cuatro no supone normalmente un problema para un profesional del deporte, ya que normalmente gana una cantidad suficiente de dinero o tiene becas que le costean los estudios. No es fácil aplazar exámenes ni encontrar comprensión por parte de los jefes de estudios para cambiar las fechas o examinarte aparte. Al final se termina por abandonar una de las dos cosas, y casi siempre son los estudios. Si se llega a ser un buen profesional del deporte no hay problema, ni siquiera el cultural, porque el que quiere cultivarse culturalmente encuentra fórmulas en su tiempo de ocio. Pero si uno queda a mitad de camino, casi nadie retoma los estudios y vienen los problemas de adaptación. Sé que existen centros de alto rendimiento que están funcionando con planes de estudios adjuntos a los de entrenamiento y competición. Es un gran paso, pero demasiado selecto y sacando al joven de su entorno familiar y social. Cuando se habla tanto de “escuelas de fútbol” no estaría de más tener una preocupación por los estudios del joven o niño. No vale con decir que a todos se les pregunta por las notas que sacan en el colegio. La preocupación debe ir más allá para que las escuelas de fútbol no se conviertan sólo en negocio. Un monitor de estas escuelas debe estar preparado para educar al niño en muchos más aspectos que los pases, tiros, regates y paradas.
  42. 42. 44Marzo-2013 nº 205 CONTENIDOS E INFORMACIÓN 1.- TITULACIÓN QUE SE OBTIENE CESFÚTBOL Curso 2014 1.- TITULACIÓN QUE SE OBTIENE 2.- PRESENTACIÓN E INFORMACIÓN GENERAL 3.- REQUISITOS DE ACCESO Y NÚMERO DE PLAZAS 4.- PLAN DE ESTUDIOS 5.- PROFESORADO 6.- CARGA LECTIVA 7.- PROYECTO FINAL DE CURSO 8.- CRITERIOS DE EVALUACIÓN Y CALIFICACIONES 9.- CALENDARIO DEL CURSO Y TUTORÍAS 10.- PREINSCRIPCIONES Y MATRICULACIÓN Los alumnos que realicen el curso y superen los criterios de evaluación obtendrán el Título de: ESPECIALISTA EN TÁCTICA Y DIRECCIÓN DE EQUIPOS DE FÚTBOL Expedido por CESFÚTBOL (centro de estudios superiores de fútbol) Y FACULTAD DE CIENCIAS DEL DEPORTE DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA Curso de especialista en táctica y dirección de equipos de fútbol Curso de especialista en táctica y dirección de equipos de fútbol Curso 2014 (7ª promoción) Dirigido a Entrenadores de Fútbol Titulados y Licenciados en Ciencias del Deporte Curso a distancia con seguimiento tutorial www.trainingfutbol.com/cesfutbol ESPAÑA
  43. 43. 45Marzo-2013 nº 205 2.- PRESENTACIÓN E INFORMACIÓN GENERAL CESFÚTBOL Curso 2014 Accesos para información sobre el curso: CESFÚTBOL, centro de estudios superiores de fútbol Dirección: Jorge Guillén, nº 8 47400 - Medina del Campo - VALLADOLID Teléfono: 687-490490 y 983-811341 E-mail: cesfutbol@trainingfutbol.com Página Web: www.trainingfutbol.com/cesfutbol PRESENTACIÓN E INFORMACIÓN PREVIA CESFÚTBOL (Centro de Estudios Superiores de Fútbol) es una iniciativa privada que cuenta con reconocidos entrenadores de fútbol de alto nivel y con profesores universitarios especialistas en ciencias del entrenamiento para impartir una enseñanza actualizada y novedosa.. CESFÚTBOL continúa su andadura en el año 2014 (tras la realización de tres promociones del Máster Profesional en Fútbol para Entrenadores Nacionales de Fútbol, nivel III) con la séptima promoción del curso a distancia, con seguimiento tutorial, de ESPECIALISTA EN TÁCTICA Y DIRECCIÓN DE EQUIPOS DE FÚTBOL. Además de CESFÚTBOL, como entidad promotora, avala y apoya este curso la FACULTAD DE CIENCIAS DEL DEPORTE DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA. Estas dos instituciones son las garantes, pioneras e iniciadoras de estas enseñanzas, en todo el ámbito del fútbol, en la realización de un Máster específico para Entrenadores Nacionales de Fútbol y en el desarrollo de este Curso de Especialización para Entrenadores de Fútbol Titulados y Licenciados en Ciencias del Deporte. La calidad y experiencia profesional de los profesores que imparten cada una de las materias hacen posible un alto grado de aprendizaje teórico y práctico. El producto formativo que se presenta está especialmente diseñado para las labores tácticas del entrenador de fútbol, así como para la dirección de la plantilla y del equipo en el entrenamiento y en el partido. Todos los alumnos que obtengan el Título de ESPECIALISTA EN TÁCTICA Y DIRECCIÓN DE EQUIPOS DE FÚTBOL contarán con el apoyo de la estructura de CESFÚTBOL y de la revista técnica profesional TRAINING FÚTBOL para su incorporación a equipos de fútbol, en función de la titulación de entrenador que posean. Se trata de relacionar a todos los entrenadores que hayan realizado el curso con los clubes de fútbol, tratando de facilitar su incorporación a un puesto de trabajo como entrenador. MATERIAL DIDÁCTICO Cada alumno accederá al contenido del curso y a los apuntes de cada uno de los módulos mediante una clave personal. Esto constituye la guía de estudio del alumno y las pautas para que pueda orientar adecuadamente su trabajo. La bibliografía recomendada por cada profesor se considera importante porque puede ser necesaria su consulta para la realización de los cuestionarios de evaluación, de los trabajos teórico-prácticos de cada módulo y del Proyecto Final de Curso. SEGUIMIENTO DEL CURSO Los alumnos enviarán por e-mail (cesfutbol@trainingfutbol.com) los cuestionarios de evaluación y los trabajos teórico- prácticos de cada módulo, así como el Proyecto Final de Curso. Por cada uno de los módulos se designa un profesor-tutor para que cada alumno pueda hacer un seguimiento del desarrollo de su trabajo y realizar las consultas pertinentes, así como para tratar de ampliar sus conocimientos en la materia que corresponda. www.trainingfutbol.com/cesfutbol 3.- REQUISITOS DE ACCESO Y NÚMERO DE PLAZAS CESFÚTBOL Curso 2014 Requisitos de acceso: - Estar en posesión de un Título Oficial de Entrenador de Fútbol (nivel I, nivel II ó nivel III). - En ausencia de lo anterior, ser Licenciado en Ciencias del Deporte. - En todo caso, acreditar documentalmente experiencia práctica como técnico de fútbol por un periodo mínimo de dos años. Número de plazas: - La admisión de alumnos al curso se realizará por orden de preinscripción de los solicitantes que cumplan los requisitos de acceso indicados. - Se fijará un determinado número de plazas en función de asegurar una enseñanza y un seguimiento eficaces. www.trainingfutbol.com/cesfutbol
  44. 44. 46Marzo-2013 nº 205 MÓDULOS DEL CURSO: Módulo 1.- Relación entre la técnica y la táctica. Módulo 2.- Análisis del juego. Módulo 3.- Modelo de juego: ejercicios específicos de entrenamiento. Módulo 4.- Dirección colectiva del equipo en entrenamiento y competición. COMPOSICIÓN GENERAL DE CADA MÓDULO: 1.- Varios apartados de enseñanza y desarrollo de la materia correspondiente. 2.- Diseño de ejercicios para aplicar en la práctica el desarrollo táctico. 3.- Cuestionario de evaluación de 20 preguntas para contestar con el alumno. 4.- Trabajo teórico-práctico a desarrollar por el alumno. 5.- Relación de bibliografía recomendada para ampliación de estudio del módulo. MÓDULO 1 Xabier Azkargorta Uriarte Entrenador Nacional de Fútbol, nivel III Licenciado en Medicina Seleccionador Nacional de Bolivia MÓDULO 2 Jesús Cuadrado Pino Entrenador Nacional de Fútbol, nivel III Máster Profesional en Fútbol Máster en Alto Rendimiento Deportivo Técnico Deportivo Superior Director del Máster Profesional en Fútbol para Entrenadores Nacionales Director de la revista TRAINING FÚTBOL MÓDULO 3 Jorge F. F. Castelo Entrenador Nacional de Fútbol, nivel III Doctor en Ciencias del Deporte Profesor de Metodología del Entrenamiento en la Universidad de Lisboa Segundo entrenador del Sporting de Lisboa MÓDULO 4 Mikel Etxarri Sasiain Entrenador Nacional de Fútbol, nivel III Ingeniero Técnico Químico Profesor de Táctica en la Escuela Guipuzcoana de Entrenadores de Fútbol Miembro del Comité Técnico de la revista TRAINING FÚTBOL 4.- PLAN DE ESTUDIOS CESFÚTBOL Curso 2014 5.- PROFESORADO CESFÚTBOL Curso 2014 www.trainingfutbol.com/cesfutbol www.trainingfutbol.com/cesfutbol Director: Jesús Cuadrado Pino Responsable Académico: Arturo Díaz Suárez Coordinador: Santiago Hidalgo Chacel
  45. 45. 47Marzo-2013 nº 205 La carga lectiva del curso es de 250 horas COMPOSICIÓN DE LA ENSEÑANZA 1.- Cuestionario de evaluación por cada uno de los módulos. 2.- Trabajo teórico-práctico por cada uno de los módulos propuesto por cada profesor. 3.- Proyecto Final de Curso, propuesto por el profesorado y la dirección del curso. CARGA LECTIVA DE LA ENSEÑANZA 1.- Cada cuestionario de evaluación de cada módulo tiene una carga lectiva de 20 horas 2.- Cada trabajo teórico-práctico de cada módulo tiene una carga lectiva de 30 horas 3.- El Proyecto Final de Curso tiene una carga lectiva de 50 horas COMPOSICIÓN TOTAL DE LA CARGA LECTIVA - Realización de los cuestionarios de evaluación: 80 horas (4 cuestionarios, 20 horas por cada uno) - Realización de los trabajos teórico-prácticos: 120 horas (4 trabajos, 30 horas por cada uno) - Realización del Proyecto Final de Curso: 50 horas - CARGA LECTIVA TOTAL DEL CURSO: 250 horas (25 créditos) 6.- CARGA LECTIVA CESFÚTBOL Curso 2014 www.trainingfutbol.com/cesfutbol El Proyecto Final de Curso debe realizarse de acuerdo a unas directrices específicas que se indicarán una vez comenzado el curso. El propio alumno elegirá el tema a desarrollar. El tema elegido tiene que corresponder a uno de los cuatro módulos impartidos, versando sobre aspectos tácticos o de dirección de equipo. Antes de iniciar el proyecto, el alumno debe hacer una propuesta del tema elegido a la Dirección del Curso, para su aprobación previa. No se podrá presentar este proyecto antes de haber superado todos los demás criterios de evaluación. El proyecto se corregirá por un tribunal constituido por dos miembros del cuadro de profesores y el director del curso, entre ellos estará un profesor especialista en el tema desarrollado La carga lectiva del proyecto es de 50 horas (créditos). El Proyecto Final de Curso no se devolverá al alumno, quedando archivado en el expediente académico con el resto de los criterios de evaluación. 7.- PROYECTO FINAL DE CURSO CESFÚTBOL Curso 2014 www.trainingfutbol.com/cesfutbol

×