Successfully reported this slideshow.

Revista a! 4️⃣5️⃣ - Edición Especial #andar20años - Novedades! 20 años de andar

0

Share

Loading in …3
×
1 of 7
1 of 7

Revista a! 4️⃣5️⃣ - Edición Especial #andar20años - Novedades! 20 años de andar

0

Share

Download to read offline

La Obra Social de Viajantes Vendedores celebra con toda la comunidad sus primeros veinte años de vida, y repasa parte de su historia a través de la voz de diferentes protagonistas. Una nota especial que muestra, entre otras cosas, el rol protagónico que ha tenido siempre la mujer dentro de la organización, y cómo andar se ha adaptado a los diferentes momentos de la Argentina para brindar una cobertura de calidad a todos
sus beneficiarios y administrar los recursos en forma eficaz.

La Obra Social de Viajantes Vendedores celebra con toda la comunidad sus primeros veinte años de vida, y repasa parte de su historia a través de la voz de diferentes protagonistas. Una nota especial que muestra, entre otras cosas, el rol protagónico que ha tenido siempre la mujer dentro de la organización, y cómo andar se ha adaptado a los diferentes momentos de la Argentina para brindar una cobertura de calidad a todos
sus beneficiarios y administrar los recursos en forma eficaz.

More Related Content

Revista a! 4️⃣5️⃣ - Edición Especial #andar20años - Novedades! 20 años de andar

  1. 1. 20 Novedades! 20La Obra Social de Viajantes Vendedores celebra con toda la comunidad sus primeros veinte años de vida, y repasa parte de su historia a través de la voz de diferentes protagonistas. Una nota especial que muestra, entre otras cosas, el rol protagónico que ha tenido siempre la mujer dentro de la organización, y cómo andar se ha adaptado a los diferentes momentos de la Argentina para brindar una cobertura de calidad a todos sus beneficiarios y administrar los recursos en forma eficaz. años de andar Empleados que llevan muchos años trabajando en la Obra Social, recibieron un reconocimiento especial de parte de las autoridades.
  2. 2. andarobrasocial . 19 L a historia de la obra social de los Viajantes Vendedores na- ció en 1964, cuando los tra- bajadores de la actividad lle- garon a un acuerdo para hacerse cargo de sus propias prestaciones de salud. Sin embargo, tuvieron que pasar más de 30 años hasta que obtuvieran la operatividad plena de su obra social. El sueño comenzó a tomar forma recién en 1993, en un recordado Congreso de la Federación Única de Viajantes de la Argentina (FUVA), y se terminó de concretar en 1998, cuando la conduc- ción llegó a un entendimiento con las autoridades de la Federación Argenti- na de Empleados de Comercio, y la Su- perintendencia de Servicios de Salud y el Instituto Nacional de Obras Sociales dictaron las resoluciones correspon- dientes en forma conjunta para que, finalmente, sea realidad. Medicina solidaria y eficaz Una vez recuperada la obra social, el objetivo fue “tomar lo mejor del siste- ma privado de salud en lo que hace a la gestión de los recursos, sin olvidar nunca la pertenencia a un sistema so- lidario, donde los aportes de todos se utilizan en beneficio de quien en ese momento lo necesita”, explica hoy Luis Carlos Cejas, Presidente de andar y protagonista de esa conducción de Viajantes Vendedores que pudo con- cretar el sueño. red con prestadores nuevos con quienes hubo que forjar una relación desde cero y afianzarla rápidamente”, amplía. Las sucesivas crisis económicas de la Argentina Cuando andar comenzaba a dar pa- sos sólidos, le tocó vivir una de las más grandes crisis económicas de la histo- ria reciente de la Argentina. Maximiliano Podestá vivió esos días con angustia. “No voy a olvidarme nun- ca del año 2001. La obra social estaba realmente trabajando muy fuerte en me- jorar la relación con el afiliado y el país estaba atravesando una situación muy complicada. En esos momentos tristes, hubo una conducción muy clara y mu- cha comunicación de parte del Consejo de Administración”, remarca. Pero ese no fue el único momento difí- cil del país que tuvo que atravesar an- dar. Lorena Escudero, Gerente de Ad- ministración de andar, repasa que “se andar abrió sus puer- tas el 1 de junio de 1999, y a partir de en- tonces el trabajo para consolidarse en el sec- tor de la salud y brindar prestaciones de calidad a sus afiliados, fue real- mente muy grande. Maximiliano Podestá, Gerente de Asuntos Ju- rídicos de la Obra Social, cuenta cómo fue su experiencia en esos primeros meses en que se confor- mó andar, cuando con apenas 23 años de edad ingresó para formar parte del personal administrativo. “Éramos 11 o 13 personas, no más. Todos muy jóve- nes, con muchas ganas, muy motivados y con un desafío muy importante por delante. Dentro de las principales y pri- meras tareas, estaba contactar a todos los beneficiarios que formaban nuestro padrón de beneficiarios, que fue un es- fuerzo muy grande”, relata. Presentar una cobertura de salud acor- de a la gran expectativa que se había generado, fue otro de los primeros de- safíos que tuvo que enfrentar la orga- nización. “Querían posicionar a la obra social dentro de la seguridad social, pero en un nivel alto”, rememora Sebas- tián Adaro, Gerente General de Visitar, la red de prestadores que desde aquel entonces acompaña a andar. “Las exi- gencias que tenían los Viajantes eran muy altas y eso nos obligó a fortalecer la
  3. 3. 20 . Obra Social de Viajantes Vendedores de la República Argentina vivieron épocas complicadas en las que hubo que aplicar, con mucha responsa- bilidad, distintos tipos de acciones para afrontar una demanda ilimitada con re- cursos limitados”. Para Luis Carlos Cejas, “haber supera- do reiteradas crisis y apostar siempre al crecimiento, fomentando la solidaridad, es realmente un orgullo”. Su salud, nuestro compromiso Sebastián Adaro recuerda el mensaje que desde el primer día bajaron Luis Car- los Cejas y su padre, el recordado Jorge Adaro, al personal de andar y Visitar, respecto a que nunca, ni en los buenos ni en los malos momentos, podían dejar a un afiliado sin cobertura. “Veinte años después, con Mariano Cejas (Director Ge- neral de andar), seguimos ese mandato y mantenemos el compromiso”, agrega. La salud es, sin dudas, un tema muy sensible para todas las familias. Por eso, para la obra social, es tan impor- tante brindar una cobertura confiable, como dar una buena atención a cada uno de sus beneficiarios. “Uno debe tener empatía con las nece- sidades y las problemáticas de las per- sonas, porque todos en algún momento también estaremos del otro lado como afiliados. Es muy importante ser com- prensivos y solidarios. Es parte de los re- quisitos que tiene este trabajo”, explica Susana Lougedo, que se incorporó a las filas de andar en el año 2000. Si bien hace ya un tiempo que Susana dejó el sector de Atención al Benefi- ciario para desarrollar sus tareas en la gestión administrativa de Prestacio- nes, cuenta que sigue en contacto con muchos beneficiarios de andar. “Por ahí me pasa que me cruzo con algún be- neficiario en la planta baja que me reco- noce, o incluso en la calle. Tengo muchos años en la organización y hay muchos afiliados que nos siguen fielmente”. El desafío de incorporar a monotributistas En el año 2000, ante una situación económica del país muy difícil, an- dar decidió ser una de las cinco obras sociales que se inscribieron para am- pliarse y recibir también beneficiarios monotributistas. “Siempre entendimos que las organiza- ciones sindicales, además de cumplir con sus representados, debían estar abiertas a la comunidad con un sentimiento de so- lidaridad. Por eso, decidimos ampliar el servicio también a aquellos trabajadores autónomos que no podían acceder a una prestación médica digna”, relata Luis Carlos Cejas. “Esta iniciativa, además, nos permitió recuperar a muchos colegas que habían sido víctimas de fraude labo- ral, al ser obligados a renunciar a su rela- ción de dependencia”, agrega. Lorena Escudero está convencida que esa decisión marcó “un antes y un des- pués” en la vida de andar. “Era una cantidad de afiliados muy representati- va en relación a la que teníamos en ese momento y se pudo manejar de manera óptima, manteniendo el equilibrio eco- nómico y financiero, a pesar del acotado ingreso per cápita”, dice. Para Sebastián Adaro, la incorporación de los monotributistas fue un verdade- ro hito tanto en la vida de andar como en la de Visitar. “La obra social creció Novedades! “Los cambios de funciones que tuve dentro de la organización me ayudaron a tener una visión más global de los procesos de trabajo. A raíz de esto, hace ya varios años participo tam- bién en la inducción de nuevos ingresos. Es el proceso a través del cual las per- sonas que se suman a la obra social, para ocupar distintos puestos en Delegaciones, en Atención al Beneficiario y en Autorizaciones, pueden inte- riorizarse más sobre la tarea que van a desarrollar, sobre el funcionamiento y las caracte- rísticas de la organización de la cual van a formar parte”. SUSANA LOUGEDO
  4. 4. . 21andarobrasocial en esos primeros años en forma expo- nencial. Pasamos de 15 mil a 60 mil afi- liados en muy poco tiempo. Fue un desa- fío muy grande”, sostiene. El edificio Central y el nuevo Centro médico en Morón En los festejos por su quinto aniversa- rio, andar inauguró el edificio de su sede Central que se agregó a las 24 de- legaciones que la obra social poseía ya en aquel entonces por todo el país. “Fue un cambio necesario por el creci- miento de nuestra población beneficia- ria. Requeríamos más espacio para el personal y también para poder darle la mejor atención a los afiliados”, recuer- da Susana Lougedo. “Estaba todo nue- vo. Teníamos más lugar en el call center para la atención al público. La organiza- ción creció y teníamos que crecer edili- ciamente también”, explica. “Hoy en día andar cuenta con más de 240 empleados. Las ca- pacitaciones que hacemos a ni- vel nacional son muy importan- tes. Acercan a la gente. Ayudan a que quienes interactúan diariamente por teléfono, intranet o correo elec- trónico, se encuentren personal- mente. En noviembre de 2017 fue la última en la Sede Cen- tral, en Buenos Aires. Moviliza- mos casi 100 personas desde el interior del país y compartimos todos juntos dos jornadas de trabajo. El equipo organizador logró desarrollar un espacio donde los delegados pudieron plantear sus inquietudes y ne- cesidades, que muchas veces por la distancia es más compli- cado. Fue súper satisfactorio. Muy gratificante”. LORENA ESCUDERO zar muy buenas experiencias previas de instituciones sindicales que marcaron un camino en el sistema solidario de salud”. Unos años más tarde, en conmemoración del 70 aniversario de FUVA, andar inau- guró su segundo Centro Médico propio, ubicado en Morón, en un evento que contó con la presencia de las principales autoridades de la Superintendencia de Servicios de Salud y del municipio. El rol de la mujer Luis Carlos Cejas destaca que andar ha estimulado desde un primer momento la participación de mujeres dentro de la or- ganización. Así como también le ha dado muchas oportunidades a jóvenes y ha fo- mentado el crecimiento educativo. En lo que tiene que ver con las mujeres, su presencia en puestos importantes ha sido una constante en la historia de los Viajantes Vendedores y también parti- cularmente en la vida de estos primeros 20 años de la obra social. María Colacino, Graciela Culetta, Teresa Daffunchio, Marcela Fibiger, Alejandra Rodríguez, Silvia López, Lorena Escude- ro, Paola Cerdá, Roxana Ciccone, Susana Lougedo, Adriana Macri, Gabriela Cas- tronuovo, Vanesa Van Kooten… son solo algunas de las mujeres que, en diferen- tes épocas y desde distintas funciones, han contribuido a que andar esté hoy en el lugar que está y brinde el mejor servicio a sus beneficiarios. Luis Carlos Cejas menciona esta aper- tura como “uno de los grandes logros de la gestión” de la recuperada obra social de los Viajantes en apenas cinco años de vida. “En poco tiempo andar pudo consolidar un presente sólido y capitali-
  5. 5. 22 . Obra Social de Viajantes Vendedores de la República Argentina “Desdequeingreséhecrecidomuchoenan- dar, acompañándolo con formación y con trabajo”, dice Susana Lougedo. “En lo labo- ral, en lo familiar, en lo social… las mujeres siempre estamos en constante lucha bus- cando asegurar nuestro espacio”, agrega. Para Maximiliano Podestá “las mujeres nunca debieron haber sido posicionadas en nivel diferente”, ya que hombres y mu- jeres “somos iguales”. “La realidad día a día evidencia con hechos esta afirmación. Existen mujeres en distintos ámbitos de la vida que están liderando grupos y lo hacen conéxito.Comopadre,mepareceunabsur- dohablardeunadiferenciadecapacidades entremujeryhombre.Vivimosenunasocie- dad machista, pero aspiro a que podamos maduraryabrirnuestramente”,sostiene. Lorena Escudero ingresó a trabajar en la obra social en junio de 2002 cuando toda- víaeraestudiantedeCienciasEconómicas. Poraquelentoncesteníaunahijade5años y su mayor objetivo era poder graduarse. Seis meses después, terminó la carrera, y estaba embarazada de su segundo hijo. “Fue todo un sacrificio haber ensam- blado la vida personal con la laboral. La vida te va ofreciendo desafíos y hay que darse la oportunidad de aceptarlos, para aprender y para crecer personal y profesionalmente. En estos años, fui asumiendo nuevas responsabilidades, a veces con un poco de temor que se iba diluyendo a medida que se lograban los objetivos esperados por quienes me de- positaban su confianza. Hoy, me es muy importante agradecer", afirma. Lorena tiene actualmente tres hijos, dos de ellos en edad escolar, y un nieto de su hija mayor. “Mis hijos tuvieron una madre que siempre trabajó muchas horas fuera de la casa, pero eso a mí no me genera cul- pa. Yo también tuve una madre que traba- jaba muchas horas fuera de casa y no se lo reproché jamás. Siento que hubiera sido egoísta si no me hubiera graduado y desa- rrollado en esta profesión que anhelaba desde la adolescencia”, sigue. “Mi familia me apoyó mucho en todo este proceso. Mi marido y mi mamá son mis dos pilares. Estoy muy agradecida con ellos, con quienes me fueron dando las oportunidades aquí en andar y con to- das las personas que trabajaron conmigo a lo largo de estos años”, se emociona. Novedades! “Trabajando en andar me recibí como abogado. Con el apoyo de la Red Social Fuva, egresé como Especialista en Gestión y Dirección de Instituciones de Salud y como Especialista en Derecho del Trabajo. En 15 años de pro- fesión como abogado, he participado como diser- tante en dis- tintos cursos y seminarios en la Universi- dad de Buenos Aires y distin- tos colegios profesionales. En mi carrera el esfuerzo y sacrificio han sido una constante, al igual que el apoyo incondicional de una gran organización. Yo tuve las ganas y el tesón para hacerlos, andar siempre me acompañó y me ayudó a realizarlo”. MAXIMILIANO PODESTÁ 1964 1993 1998 1999 2000 - Se crea la Obra social de los Viajantes Vendedores. Su operatividad queda a cargo de la Federación de Empleados de Comercio. - Congreso de FUVA da el mandato al Consejo Directivo de recuperar la operatividad de la obra social para los Viajantes Vendedores. - Acuerdo con represen- tantes de la Federación de Empleados de Comercio. -La Superintendencia de Servicios de Salud y el Instituto Nacional de Obras Sociales dictan en forma conjunta las resoluciones. - Abre sus puertas andar con una sede Central y 21 delegaciones. andar comienza a recibir también beneficiarios monotributistas. Delegaciones andar cuenta en la actualidad con una sede Central y 29 delegaciones en todo el país, de las cuales 14 corresponden a inmuebles propios. Paola Cerdá (Jefa de Auditoría Médica), Roxana Ciccone (Subgerente de Atención al Beneficiario), Susana Lougedo (Gestión Administrativa de Prestaciones), Lorena Escudero (Gerente de Administración), Gabriela Castronuovo (Servicio Social) y Vanesa Van Kooten (Liquidaciones).
  6. 6. . 23andarobrasocial enviaban por fax. ¡El afiliado tenía que ir a un locutorio para mandarla!”, ex- clama Susana Lougedo. “Hoy tenemos otras vías de comunicación como los emails y los mensajes de whatsapp. La cartilla con los prestadores se puede ver en el teléfono celular… sin dudas es otra “Cuando arrancamos la relación con andar, ellos no nos conocían a nosotros, ni nosotros a ellos. Recuerdo que fue muy importan- te el papel de Teresa Daffunchio, Jorge Mordacci y José María Podestá. Ahí comenzó a gestarse esta unión a partir de la cual hoy en todo el in- terior del país mucha gente nos conoce como andar- Visitar o Visitar-andar. Como que se pegaron los dos logos. Esta simbiosis tan profunda creo que tiene que ver con que somos dos familias. En andar hay una familia conducida por Luis Cejas y en Visitar otra familia, que hasta hace poco era dirigida por Jorge Adaro y hoy nos toca a no- sotros continuar su mandato. La conducción que le ha dado Luis, priorizando la relación humana y los valores, es una clara distin- ción de qué es andar. Espera- mos seguir creciendo juntos los próximos veinte años”. SEBASTIÁN ADARO Los efectos del cambio de la tecnología Además de las mencionadas crisis eco- nómicas, el crecimiento de andar a lo largo de estos veinte años coincidió también con lo que fue tal vez uno de los saltos más grandes que hubo en la tec- nología. Fundamentalmente en lo que tiene que ver con la forma en que nos comunicamos. “A finales de los noventa ya teníamos computadoras, obviamente. Pero para algunas cosas también trabajábamos con una máquina de escribir Olivetti que todavía tengo acá guardada en el ca- jón”, se ríe Maximiliano Podestá. “Cada corrección que se tenía que hacer en un contrato era todo un problema porque la impresión no era la de hoy”, aclara. En lo que tiene que ver con los trámites y las autorizaciones de los beneficia- rios, el cambio en este tiempo fue abis- mal. “Los primeros años las órdenes se 2004 2005 2007 2008 2009 2017 - Se inaugura en Morón el segundo Centro Médico propio. - Comienzan las campañas en favor del medio ambiente y la salud en la Costa Atlántica. - Abre la delegación de Lomas de Zamora. - Se inaugura el nuevo edificio de la sede Central. - Abren las delega- ciones de Quilmes y Rafaela. - Abre la delegación de Morón. - Se publica la primera edición de la Revista a! - Abren las delegaciones de Villa María, Santiago del Estero y Jujuy. Sebastián y Jorge Adaro de Visitar.
  7. 7. 24 . Obra Social de Viajantes Vendedores de la República Argentina CENTRO DE DIAGNÓSTICO ROSSI “Nuestra relación con andar comienza en el año 2000, fecha en la que empezamos a brindarles servicio a los beneficiarios de planes superadores. La persona que estaba a cargo de la contratación de los Prestadores por aquel entonces era Teresa Daffunchio, con quien, luego de varias reuniones, firmamos el convenio que poseemos hasta el día de la fecha. Tanto andar como Rossi han contribuido de manera conjunta para crecer sostenidamente en estos 20 años. El mercado de salud ha atravesado diferentes escenarios y la capacidad para adaptarnos a los cambios que ambas instituciones requerían, ha sido una de nuestras grandes virtudes. Compartimos el compromiso que te- nemos por el cuidado de las personas, principalmente brindándoles un servicio de alta calidad médica. La administración de los recursos que lleva adelante andar es fundamental para brindarle a sus beneficiarios una cobertura médi- ca para que obtengan una mejor calidad de vida”. dad no siempre son suficientes y adminis- trarlos no es una tarea fácil”, dice. “Con cuarenta y cuatro años de edad, mis dos hijos estuvieron cubiertos por esta obra social, nacieron en andar, son mi mayor orgullo, y esos momentos los tendré pre- sente toda mi vida”, afirma. “Lo mejor que tiene andar me pare- ce es la capacidad de adaptación y el compromiso de su gente”, dice Susana Lougedo a modo de conclusión. Lore- na Escudero destaca también la impor- tancia del grupo de personas que inte- gran andar: “Desde los directivos... hasta el último escalafón, todos traba- jamos para brindar a los beneficiarios, comodidad para todos”, agrega. “Cada vez se usa mucho menos papel. La orga- nización se va aggiornando a la tecno- logía y colabora de esta forma también con el medio ambiente” . Por otra parte, muchos sostienen que, si bien por un lado la tecnología acorta distancias, por el otro también puede generar un papel contraproducente en las relaciones humanas. “La tecnología, sin lugar a dudas, ha contribuido al de- sarrollo en múltiples aspectos” continúa ahora Maximiliano. “Sin embargo, pien- so que deberíamos regular la inserción de la tecnología en los más jóvenes, ya que, en muchos casos, los inhibe en el contac- to personal. Las generaciones que nos siguen se muestran temerosas a interac- tuar. Las relaciones humanas, la capaci- dad de colocarse en el lugar del otro, es una experiencia que no se puede desa- rrollar siempre que medie una pantalla y un teclado”, agrega. “Debemos, como sociedad, fomentar el avance tecnológi- co, pero no dejar de inspirar el vínculo y el contacto personal”, concluye. “Discutíamos mucho sobre esto con mi padre”, interviene Sebastián Adaro. “Yo le decía que con las mejoras en las comunicaciones e Internet era mucho más productivo utilizar esas herramien- tas que viajar… Pero bueno, él insistía en que teníamos que viajar y compartir el mayor tiempo posible con los presta- dores, porque con eso vas construyendo relaciones”, dice. El sueño hecho realidad Tras veinte años, la Obra Social de Via- jantes Vendedores se ha hecho fuerte y se ha expandido. “andar se ha consoli- dado como una obra social de jerarquía. Sus afiliados la reconocen por su razón de ser, que es brindar servicios médicos de calidad”, remarca Maximiliano Podestá. “La falta de salud es un problema mun- dial, los recursos para atender esa necesi- Beneficiarios Más de 104.000 personas tienen cobertura de salud a través de andar Novedades! los servicios médico asistenciales esta- blecidos en la normativa regulatoria". “A pesar de los vaivenes económicos y políticos de la Argentina durante todos estos años, andar continúa adminis- trando los recursos en forma eficaz para cumplir con su objetivo fundacional, que es asegurar y garantizar el acceso a los servicios de salud de todos sus bene- ficiarios”, cierra Luis Carlos Cejas.

×