Comentario de CONTINUIDAD EN LOS PARQUES de Cortázar

17,193 views

Published on

Comentario de un texto de Cortázar

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
17,193
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
83
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Comentario de CONTINUIDAD EN LOS PARQUES de Cortázar

  1. 1. COMENTARIOCONTINUIDAD DE LOS PARQUES
  2. 2. Continuidad de los parques 2 abía empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regre- saba en tren a la finca; se dejaba inter-esar lentamente por la trama, por el dibujo de lospersonajes. Esa tarde, después de escribir una cartaa su apoderado y discutir con el mayordomo unacuestión de aparcerías, volvió al libro en la tranqui-lidad del estudio que miraba hacia el parque de losrobles. Arrellanado en su sillón favorito, de espal-das a la puerta que lo hubiera molestado como unairritante posibilidad de ilusiones, dejó que su manoizquierda acariciara una y otra vez el terciopeloverde y se puso a leer lo últimos capítulos. Su me-moria retenía sin esfuerzo los nombres y las imáge-nes de los protagonistas; la ilusión novelesca loganó casi en seguida. Gozaba del placer casi perver-so de irse desgajando línea a línea de lo que lo ro-deaba, y sentir a la vez que su cabeza descansabacómodamente en el terciopelo del alto respaldo,que los cigarrillos seguían al alcance de la mano,que más allá de los ventanales danzaba el aire delatardecer bajo los robles. Palabra a palabra, absor-bido por la sórdida disyuntiva de los héroes, deján-dose ir hacia las imágenes que se concertaban y
  3. 3. adquirían color y movimiento, fue testigo del últimoencuentro en la cabaña del monte. Primero entrabala mujer, recelosa; ahora llegaba el amante, lasti-mada la cara por el chicotazo de una rama. Admira-blemente restañaba ella la sangre con sus besos, 3pero él rechazaba las caricias, no había venido pararepetir las ceremonias de una pasión secreta, pro-tegida por un mundo de hojas secas y senderos fur-tivos. El puñal se entibiaba contra su pecho, y deba-jo latía la libertada agazapada. Un diálogo anhelan-te corría por las páginas como un arroyo de ser-pientes, y se sentía que todo estaba decidido desdesiempre. Hasta esas caricias que enredaban elcuerpo amante como queriendo retenerlo y disua-dirlo, dibujaban abominablemente la figura de otrocuerpo que era necesario destruir. Nada había sidoolvidado: coartadas, azares, posibles errores. A par-tir de esa hora cada instante tenía su empleo minu-ciosamente atribuido. El doble repaso despiadadose interrumpía apenas para que una mano acaricia-ra una mejilla. Empezaba a anochecer. Sin mirarse ya, atado rígidamente a la tareaque los esperaba, se separaron en la puerta de lacabaña. Ella debía seguir por la senda que iba alnorte. Desde la senda opuesta él se volvió un ins-tante para verla correr con el pelo suelto. Corrió asu vez, parapetándose en los árboles y los setos,hasta distinguir en la bruma malva del crepúsculo laalameda que llevaba a casa. Los perros no debían
  4. 4. ladrar, y no ladraron. El mayordomo no estaría aesa hora, y no estaba. Subió los tres peldaños delporque y entró. Desde la sangre galopando en susoídos le llegaban las palabras de la mujer: primerouna sala azul, después una galería, una escalera al- 4fombrada. En lo alto, dos puertas. Nadie en la pri-mera habitación, nadie en la segunda. La puerta delsalón, y entonces el puñal en la mano, la luz de losventanales, el alto respaldo de un sillón de tercio-pelo verde, la cabeza del hombre en el sillón leyen-do una novela. Julio Cortázar, Final de juego, 1956
  5. 5. COMENTARIOJulio Cortázar (1914-1984), nacido en Bruselas depadres argentinos, ha sido uno de los grandes escri-tores de la literatura hispanoamericana del siglo XX. 5Su narrativa se caracteriza por su manera de repre-sentar la realidad. En este relato, como en muchosotros, es difícil saber si lo que ocurre realmenteacontece, o es la alucinación de un personaje. Sepuede decir por esta razón que pertenece al movi-miento de la nueva novela, o del realismo mágico.El realismo mágico añade una dimensión insólita alrealismo. Fue adoptado por numerosos escritoreshispanoamericanos, entre ellos Gabriel GarcíaMárquez o Miguel Ángel Asturias. Continuidad de los Parques es un relato cortoen el que podemos observar dos universos distin-tos. En primer lugar aparece un personaje quecuando regresa de una larga jornada laboral se re-crea en la lectura de una novela. A medida queavanzamos en la lectura, vemos aparecer el segun-do universo, el de los dos amantes. Estos dos mun-dos teóricamente tan alejados se van a unir, dandolugar a una relación entre ficción y realidad. El per-sonaje lector resulta estar leyendo su propia muer-te, o bien la realidad de su propia muerte está en lanovela. Sin embargo, esta es una de las muchas po-sibilidades de interpretación. La novela, encuadrada
  6. 6. en el realismo mágico, permite la libre interpreta-ción de sus historias. En cuanto al análisis de la forma, se podríadividir en tres grandes partes: los playos descripti- 6vos, los campos semánticos y por último el parale-lismo que existe entre los dos mundos: el real y elliterario. Se pueden distinguir tres importantes des-cripciones en el relato. La primera, muy fluida, es ladel carácter del personaje inmerso en su novela: esun hombre apasionado por la lectura, que se dejallevar por las palabras y las líneas, alejándose así deun mundo agobiante y estresante. La vemos através de las primeras quince líneas del texto. El au-tor detalla igualmente la trama de los personajessalidos de la novela, la mujer y su amante, entre laslíneas 17 y 30. El amante se ve obligado a asesinaral marido de su amante, se ve atrapado por el des-tino. La tercera y última descripción, desarrolladaentre la línea 31 y el final del relato, narra la acciónde los enamorados. Podríamos decir que los dife-rentes retratos establecen una cierta estructura tri-ple del texto. Los campos semánticos son un elemento muyimportante para darle ritmo y continuidad. Se dis-tinguen tres: el del poder aparente, reflejado por el
  7. 7. hombre rico, burgués y terrateniente (apoderado,aparcerías, mayordomo, estudio, sillón de terciope-lo, finca, negocios, porche, galería, escalera alfom-brada), el de la muerte, posiblemente el mas impor-tante, representada a través del cuchillo y de los 7amantes (sangre, puñal, serpientes, destruir) y eldel amor también encarnado por los enamorados(besos, caricias, cuerpo amante, pasión secreta, res-tañaba). El autor emplea una gran sutileza al des-plegar estos dos últimos campos. Sin embargo el elemento más importante esindiscutiblemente el paralelismo, la unión conver-gente entre dos mundos opuestos: la realidad y laliteratura. El texto empieza con hechos reales: unhombre leyendo en el sillón de su estudio, y poco apoco los va mezclando con la historia, con la tramade la novela, hasta que llega un punto en el que losdos mundos se fusionan y forman uno solo, y esdifícil diferenciar la realidad de lo ficticio. El hombreestá tan sumergido en su libro que se vuelve otropersonaje. Deja volar sin límites su imaginación y seconvierte en el nexo de los dos mundos. Distinguimos tres personajes importantes, ellector y los dos amantes. La amante es una mujercasada y está viviendo una aventura. Suponemosque su marido, el lector, no le hace suficiente caso.Está demasiado ocupado con sus negocios, y en su
  8. 8. tiempo libre se deleita con la lectura, se siente pro-tegido por la ficción, que a la vez es causa de dis-tanciamiento entre la pareja. La mujer representauna “mujer trofeo”. Ella planea el crimen. Sabecuándo el mayordomo no va a estar en casa y 8cuándo los perros no van a ladrar. El amante pareceestar cegado por el amor. Sabe que debe de come-ter el asesinato, por el bien de su amada. Es un ins-trumento, el intermedio entre la mujer y el marido. La historia transcurre en unas pocas horas,entre la tarde y el anochecer (“Empezaba a anoche-cer.”). El tiempo está muy concentrado. Los aman-tes llevan mucho tiempo planeando el crimen (“Na-da había sido olvidado: coartadas, azares, posibleserrores.”) y sin embargo el autor consigue conden-sarlo todo en unas pocas horas. El tiempo de acción se concentra en el en-cuentro de los amantes y el asesinato, y ambosestán descritos en unas pocas líneas. Esta capacidadde relación refleja una gran destreza y sutileza porparte del autor. Gracias a estos elementos, la estructura entres, los tres campos semánticos, las tres descrip-ciones y la condensación del tiempo, Julio Cortázarconsigue darle vida al texto, confundir al lector,mezclar tan bien dos mundos tan diferentes que la
  9. 9. persona que lee se ve tan seducida que le entranganas de formar parte de las dos vidas a la vez. Elautor consigue que la lectura del texto sea motivode placer, de emoción para cualquier lector, o almenos no lo deja indiferente. 9

×