DIRIGIR:	  ¿CIENCIA	  O	  ARTE?	  	  	  	  La	  literatura	  sobre	  los	  estilos	  de	  dirigir	  y	  las	  característi...
"ejecutivos"	   formados	   en	   las	   escuelas	   de	   negocios	   los	   que	   tenían	   que	  hacerse	   cargo	   d...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Dirigir ¿ciencia o arte

1,305 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,305
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
19
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Dirigir ¿ciencia o arte

  1. 1. DIRIGIR:  ¿CIENCIA  O  ARTE?        La  literatura  sobre  los  estilos  de  dirigir  y  las  características  de  un  buen  líder   es   abundante   y   a   menudo   contradictoria.   lo   mismo   ocurre   en   la  realidad:   hay   directivos   eficaces   que   tienen   muy   distintos   estilos   y  maneras  de  hacer  las  cosas.  Una   discusión   que   puede   parecer   demasiado   teórica   pero   que  probablemente   proporcionará   ideas   interesantes   para   una  autoreflexión  sobre  este  tema  es  la  que  intenta  enfrentar  dos  maneras  aparentemente  distintas  de  dirigir.    Para   Theodor   Levitt,   por   ejemplo,   "dirigir   consiste   en   analizar  racionalmente   una   situación   y   señalar   los   objetivos   a   alcanzar;  desarrollar   sistemáticamente   las   estrategias   para   conseguir   aquellos  objetivos;   coordinar   los   recursos;   diseñar   la   estructura,   dirección   y  control   necesarios;   y   finalmente   motivar   y   recompensar   a   las   personas  que  ponen  en  práctica  el  proceso".    Por   el   contrario,   Henry   Boettinger   tiene   una   forma   muy   distinta   de  entender   la   dirección:   "Dirigir   consiste   en   arrastrar   a   otros   y   ello  implica   que   quien   dirige   ha   de   ser   capaz   de   comprender   las  necesidades  y  deseos  de  los  demás  para  compartir  con  ellos  una  visión  que  aceptan  como  propia.  Si  esto  no  es  arte,  ¿qué  es  arte?".    Para   unos,   la   dirección   de   organizaciones   es   un   proceso  fundamentalmente   racional,   una   "ciencia"   que   se   aprende   mediante  una   formación   adecuada   y   se   perfecciona   con   el   paso   de   los   años.   El  prototipo   del   buen   directivo   es,   en   este   contexto,   el   manager   o  ejecutivo   que   ha   aprendido   las   técnicas   modernas   y   las   pone   en  práctica  en  cualquier  tipo  de  empresa.    Parra  otros,  la  dirección  tiene  mucho  más  de  "arte"  (visión,  intuición)  que   de   técnica.   Los   mejores   directivos   son   los   líderes,   los   "artistas  del  management"  que  con  su  intuición  y  talento  natural  son  capaces  de  crear  y  desarrollar  empresas  y  organizaciones  a  partir  de  una  idea.  Según  este  enfoque,  los  directivos  eficaces  "nacen",  no  "se  hacen".    En  un  mundo  estable,  como  el  que  fué  la  norma  durante  muchos  años,  los   "líderes"   se   justificaban   para   los   primeros   años   de   una   empresa  pero  se  consideraba    que  les  era  muy  difícil  adaptarse  a  las  exigencias  de   una   estructura   más   compleja   y   de   mayor   tamaño.   Eran   los  
  2. 2. "ejecutivos"   formados   en   las   escuelas   de   negocios   los   que   tenían   que  hacerse   cargo   de   la   dirección.   Hoy   día,   sin   embargo,   vivimos   en   un  entorno  en  cambio  permanente  en  el  que  la  creatividad,  la  visión  y  el  carisma   tienen   mucha   importancia   sin   olvidar   la   necesidad   de  mezclarlos  con  una  técnica  lo  más  depurada  posible.    Es  evidente  que  en  la  realidad  todos  los  buenos  directores  suelen  tener  un   porcentaje   de   "líder   "   y   un   porcentaje   de   "ejecutivo"   pero   en   un  grado  de  importancia  diferente.    ¿Qué  tipo  de  "jefe"  es  en  principio  preferible  para  la  empresa  de  hoy  y  mas  concretamente  para  las  pymes?    La  experiencia  en  diversas  compañías    y  en  distintos  sectores    -­‐siempre  en  el  contexto  de  un  entorno  cambiante-­‐  me  lleva  a  afirmar  que  en  la  vida   de   cada   una   de   ellas   suelen   sucederse   -­‐y   repetirse   al   cabo   de   un  tiempo-­‐   fases   que   podríamos   llamar   de   cierta   estabilidad   o  mantenimiento  y  otras  de  cambio  profundo.  En   las   primeras   es   necesario   ordenar,   racionalizar,   organizar;   en   las  otras    es  preciso  innovar,  cambiar,  readaptarse,  crear,  rejuvenecer.  A   nivel   puramente   teórico,   en   las   primeras   un   director   "ejecutivo"   es  idealmente   más   adecuado;   en   las   segundas   un   director   intuitivo   y  carismático.  Un  "artista"...    En   realidad   la   dirección   no   es   una   actividad   exclusiva   de   los  "científicos"  ni  de  los  "artistas".  Por  un  lado  porque  todos  tenemos  algo  de  los  dos.  Por  otro  porque  hay  momentos     en   que   la   empresa   requiere   "orden"   y   otros   en   las   que   se  requiere  "cambio".    El   director   de   una   empresa   pequeña   o   mediana   es   normalmente   una  persona   intuitiva,   que   ha   aceptado   un   riesgo   inicial,   ha   superado   las  dificultades   y   se   ha   ido   formando   a   partir   de   su   propia   experiencia.  Esto  es  lógico  y  positivo,  sobretodo  en  una  primera  fase  del  desarrollo  empresarial.   Pero   a   partir   de   aquí   es   evidente   que   combinar   esta  intuición   y   experiencia   con   ideas   desarrolladas   por   el   "management  científico"  tiene  grandes  ventajas    para  todo  tipo  de  organizaciones.  En  especial   si   estas   ideas   se   desarrollan   en   programas   diseñados    especialmente  pensando  en  las  pyme.  Una   buena   combinación   de   "arte"   y   "ciencia"   suele   dar   excelentes  resultados.    

×