PONENCIA REFORMA FISCAL EN ÁLAVA

420 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
420
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

PONENCIA REFORMA FISCAL EN ÁLAVA

  1. 1. PONENCIA REFORMA FISCAL------------------------------------------------------------------------------- JUNTAS GENERALES DE ALAVA 20 de Junio de 2012REFLEXIONES PREVIASEn primer lugar, debería definirse el marco en el que se desarrollaesta ponencia, lo que sin duda ayudará a la formulación de losobjetivos correspondientes.Hay que tener en cuenta que la fiscalidad es un instrumento más dela política económica y que resulta deseable que las políticas fiscaly monetaria estén coordinadas y respondan a una misma coyunturay unos mismos objetivos a largo plazo.Sin embargo, la situación actual resulta más compleja por cuanto lapolítica monetaria se decide en otras instancias y tiene que darrespuesta a realidades no ya diferentes, sino incluso opuestas,como son por ejemplo la coyuntura alemana y la española. Aunquecada vez se viene produciendo un mayor consenso sobre laconveniencia de una política monetaria expansiva y unos objetivosde inflación relajados para países en crisis, por cuanto ambas -1-
  2. 2. actuaciones estimulan el crecimiento y devalúan el importe real delendeudamiento, quienes ostentan el poder efectivo para realizarestas políticas son reacios a ellas, quizás porque a corto plazo nobenefician los intereses de sus propios países. En definitiva, una delas dos herramientas básicas, la política monetaria, con la queafrontar problemas económicos está, de facto, inutilizada. Dado queuna devaluación tampoco es posible, la única herramienta“monetaria” que queda es la devaluación interna, eufemismoconsistente en una reducción de los costes internos. Salvo quedicha reducción de costes se produzca por la vía de una mayorproductividad, esta política podría traducirse en empobrecimientogeneralizado vía disminución real de poder adquisitivo.Tampoco existe plena autonomía para el manejo de la políticafiscal en cada uno de los países de la Unión Europea, por cuantoésta debe quedar enmarcada en el compromiso de contención deldéficit público. No cabe, por tanto, la posibilidad de recurrir apolíticas fiscales expansivas que estimulen el crecimiento y elempleo manteniendo en un nivel adecuado la recaudación. Así nosencontramos que el debate sobre la política fiscal, controlada (almenos de momento) desde cada Estado, debe centrarse en ladicotomía entre políticas de reducción del gasto público ó deaumento de la recaudación. Y ello en un entorno de ralentizaciónde la actividad económica, en el que un incremento de impuestospuede no garantizar un aumento de la recaudación y en el que unareducción del gasto público puede dar lugar a complejas situacionessociales. -2-
  3. 3. Por tanto, una primera cuestión antes de decidir si se modifica o noel sistema tributario será ponerse de acuerdo en el objetivoperseguido y su alcance temporal, porque no será lo mismo que elobjetivo sea mantener el estado de bienestar previo a la crisis demanera indefinida, que tratar de minimizar el tamaño del Estadomanteniendo una especie de “servicios mínimos” a nivel social,sanitario, etc.La definición de tales objetivos es algo que NO nos compete comoprofesionales. Se trata de un asunto político que deberá serconsensuado más o menos en función de las capacidades que hayade lograr acuerdos.Nuestro papel se limitará, por lo tanto, a hacer un breve análisis delcontexto económico en que nos encontramos para marcar a partirde ahí unas líneas generales en las que debería moverse cualquierreforma impositiva y descender finalmente a proponer algunasmedidas concretas en determinados impuestos que son decompetencia de estas Juntas Generales.Tal como dispone nuestra Norma Foral General Tributaria, laordenación del sistema tributario debe basarse en la capacidadeconómica de las personas obligadas a satisfacer los tributos y enlos principios de justicia, generalidad, igualdad, progresividad,equitativa distribución de la carga tributaria y noconfiscatoriedad. -3-
  4. 4. El primer debate que podría realizarse a la luz de estos principiossería la ponderación que deberían tener en la recaudación losimpuestos directos y los impuestos indirectos. Además de que estedebate se escapa de nuestro perfil como profesionales, debemostener en cuenta que el Concierto Económico reserva en exclusiva alEstado la regulación del Impuesto sobre el Valor Añadido y de losImpuestos Especiales. En consecuencia, en esta presentación noscentraremos exclusivamente en el Impuesto sobre la Renta de lasPersonas Físicas, Impuesto sobre el Patrimonio e Impuesto sobreSociedades, por ser éstos los pricipales impuestos sobre los queexiste competencia normativa.La Norma Foral General Tributaria también establece que laaplicación del sistema tributario se basará en los principios deproporcionalidad, eficacia y limitación de costes indirectosderivados del cumplimiento de obligaciones formales yasegurará el respeto de los derechos y garantías de los obligadostributarios.A este respecto, cabe plantearse las siguientes reflexiones previas:- El sistema tributario debe resultar sostenible, garantizando la recaudación suficiente para la financiación de los gastos públicos. Los cambios de la estructura económica inciden en la recaudación, por lo que el sistema tributario debe adaptarse a dichos cambios. Es el caso de un sistema tributario que hasta la actual crisis contaba con una fuerte recaudación procedente del mundo inmobiliario, y que ahora tendrá que adaptarse -4-
  5. 5. estructuralmente a la nueva situación en que el peso del sector de la construcción se ha visto muy reducido.- Por otro lado, debe valorarse la eficacia de cualquier medida de reforma tributaria a considerar, pues el incremento de determinados impuestos puede no verse traducido en mayor recaudación si supone una desincentivación de la actividad económica.- También redunda en mayor eficacia la simplificación de las cargas tributarias y de la propia regulación de los impuestos. Así, por ejemplo, si el IRPF establece una progresividad en la escala del impuesto, sería innecesario tratar de introducir factores de progresividad en las diferentes deducciones.- El control del fraude debe ser una de las prioridades en la gestión tributaria. Una mayor simplificación del diseño de los impuestos mejorará dicho control. En cambio, la posibilidad de efectuar regularizaciones excepcionales traslada un mensaje contradictorio que implica una menor eficacia de la lucha contra el fraude.- Y, por último, resulta necesaria la simplificación de las cargas burocráticas y administrativas que sufren las empresas y la armonización de la normativa y procedimientos de las diferentes Haciendas forales. -5-
  6. 6. IDEAS GENERALESEn este marco comenzaremos con la exposición de unas ideasgenerales que puedan ayudarnos a visualizar las necesidades deuna posible reforma de los impuestos más significativos de nuestrosistema tributario, para luego estudiar su aplicación en losprincipales impuestos.1.- El tejido empresarial alavés está compuesto mayoritariamentepor PYMEs con un fuerte componente exportador. Las áreas dedestino son básicamente europeas y en especial Francia yAlemania, lo cual otorga a la economía alavesa de una mayorsolidez, pero también supone una gran exigencia en productividad.Dicha productividad debe basarse en la formación, la inversión yla apuesta por el I+D, la innovación y la calidad. Precisamentedeben ser éstos los aspectos a incentivar por la normativa fiscal,haciendo uso activo y responsable de las competencias otorgadas alas Juntas Generales por el Concierto Económico.2.- La recaudación tributaria proviene básicamente del IRPF y delIVA, impuestos muy vinculados al empleo (IRPF) y el consumo(IVA). Por tanto, las medidas que afecten a estos impuestos seránlas que tendrán mayor incidencia en la recaudación.El Impuesto sobre Sociedades tiene un efecto recaudatorio muchomás limitado; no obstante, debemos tener en cuenta que sí tiene unfuerte impacto en la competitividad de las empresas, que generan -6-
  7. 7. empleo, actividad y consumo y que son la base para la obtenciónde ingresos tributarios a través del IRPF y el IVA, impuestosestos que suponen el grueso de la recaudación.En consecuencia, el IS constituye un instrumento importante depolítica económica, con el que debe tratarse de incentivar laformación, la inversión y la apuesta por el I+D, la innovación y lacalidad, como ejes vertebradores de la economía alavesa. Todoello, por supuesto, sin renunciar a la introducción de medidas queincidan en una mayor recaudación también en este impuesto.3.- La situación financiera de muchas empresas está gravementedeteriorada ante la ausencia de crédito por parte de las entidadesfinancieras y la falta de acceso a dinero público.La larga duración de la actual crisis económica, los drásticosrecortes desde el sector público y la falta de crédito de las entidadesfinancieras provocan importantes tensiones de financiación yliquidez en las empresas, claramente descapitalizadas, con unagrave caída de la actividad y su creciente debilitamiento.Las PYMES presentan, en relación con empresas más grandes,una posición de desventaja, con fuertes restricciones financieras ysu incapacidad para atraer financiación.No obstante, muchas de ellas realizan un gran sobreesfuerzo paramantener el empleo e invertir en tecnología, conscientes de quesolo con capacidad de adaptación, capital humano cualificado ycompetitividad pueden salvar las dificultades de la actual coyunturaeconómica y neutralizar la actual situación. -7-
  8. 8. Teniendo en cuenta, por lo tanto, que el colectivo mayoritario sobreel que descansa la recaudación tributaria es el de las PYMES, sedebe garantizar la supervivencia y el desarrollo de estas empresas,inyectando liquidez y haciendo que fluya el crédito privado, aliviandoel estrangulamiento crediticio que las empresas estánexperimentando.Especialmente el Impuesto sobre Sociedades puede utilizarse parapaliar los efectos de la falta de liquidez en las PYMES fomentandosu financiación mediante fondos propios y privados y la aplicaciónde incentivos que generen beneficios que se puedan reinvertir.4.- También debemos ser conscientes de que la Admón. necesitade unos mayores ingresos vía recaudación de impuestos.Entre los principios que deben orientar la reforma que se estápromoviendo figura el de mejorar la recaudación tributaria, quedeberá ser uno de los objetivos a perseguir por parte de laDiputacion. Es imprescindible obtener el volumen suficiente derecaudación que permita financiar el volumen necesario de gastopúblico.Pero, tal y como hemos venido exponiendo, no podemosabstraernos de la situación en que estamos inmersos.Consecuencia directa de la crisis económica es el cierre de algunasempresas, la obtención de pérdidas por parte de otras y lareducción de los beneficios de la mayoría de las que no están enninguno de los casos anteriores. Ante este escenario, la caída de larecaudación no debe sorprender a nadie.Y, aunque sabemos que no es tarea fácil, la Admón. deberácompatibilizar la recuperación de la recaudación con incentivar la -8-
  9. 9. mejora de la competitividad de las empresas, que es la base para elpropio objetivo recaudatorio que persigue la Admón., no solo del ISsino también del IRPF e IVA directamente vinculados con elanterior.5.- Este objetivo de incremento de la recaudación no se conseguiríaincidiendo exclusivamente en un único impuesto, por lo que existela necesidad de una reforma integral y global del sistemaimpositivo, en el sentido de que debe afectar a diversos impuestos,pero dentro de una coherencia del sistema en su conjunto.Así, si el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas permiteuna mayor adecuación al principio de progresividad, quizás a travésde modificaciones en este impuesto se pueden introducir lascorrecciones necesarias que afecten a la equidad, como podríaserlo por ejemplo la introducción de una mayor progresividad en lasrentas del ahorro.En el mismo sentido, en el Impuesto sobre Sociedades se podríanintroducir elementos que mejoren la recaudación, pero siempre sinperder de vista el fomento del desarrollo y la competitividad de lasempresas sometidas a la normativa del territorio.Quizás sería precisamente el Impuesto sobre Sociedades uno delos tributos que requeriría de un proceso de renovación másimportante, en la medida que el escenario económico y social haevolucionado de manera muy importante, en este periodo de -9-
  10. 10. tiempo, habiéndose desarrollado fenómenos como la globalizacióneconómica y la necesaria armonización con la normativa europea,que influyen en la fiscalidad directa de las empresas.No podemos olvidar tampoco el caso del Impuesto del Patrimonio,ya que en caso de que se considerase su continuidad debería serobjeto de una profunda reforma para su mejor adecuación a losprincipios configuradores del sistema tributario.En todo caso, no podemos dejar de insistir en que cualquier reformatributaria debe realizarse desde el respeto al principio dearmonización fiscal establecido en el Concierto Económico, con lacolaboración y coordinación suficientes entre los tres TTHH,consensuada y armonizada en el Órgano de CoordinaciónTributaria, y conscientes del marco tributario que nos rodea parapoder ser competitivos en la realidad de nuestro entornoeconómico. -10-
  11. 11. OBJETIVOS Y PROPUESTAS CONCRETASI. IMPUESTO SOCIEDADESII. IRPFIII. IMPUESTO PATRIMONIOI. IMPUESTO SOCIEDADESEn nuestra opinión el objetivo fundamental de la reforma delimpuesto de sociedades debe estar orientado a favorecer lacreación/mantenimiento del empleo y un empleo de calidad.La mejor forma de favorecer el empleo es potenciando la creaciónde nuevas empresas y el mantenimiento de las sociedadesexistentes, fomentando la actividad económica.Sin embargo, la inversión no es posible sin financiación. La reformadel IS debe utilizarse para ayudar a la financiación de las PYMESmediante la aplicación de beneficios fiscales que permitan generarbeneficios que se puedan reinvertir y favorecer mediante lasmedidas oportunas la introducción de dinero privado en lasempresas.Los incentivos fiscales deben ofrecerse a las empresas por suverdadera capacidad de innovación y crecimiento, de crear empleoy de que éste además sea de calidad, pero no simplemente por su -11-
  12. 12. tamaño. El acceso a los incentivos fiscales para las PYMES debeser efectivo. En definitiva, son necesarias políticas de estímulo, decrecimiento y políticas reales, las cuales, creemos que, seríaconveniente aprobar mediante Normas de Incentivos coyunturales.El principal reto al que nos enfrentamos en estos momentos es elmantenimiento de las empresas y el empleo, para lo cual debemosestimular la inversión y garantizar la competitividad de las mismas.Pasamos a continuación a proponer algunas medidas de acuerdo alos objetivos anteriormente señalados, diferenciando entre las queafectan a la base imponible y las que se aplican en la cuota delimpuesto y encaminadas todas ellas a mejorar la financiación de lasempresas y a incentivar aquellas actividades que se consideranprioritarias en el momento actual: 1) Exención por reinversión En nuestra opinión, debe mantenerse el régimen de reinversión de beneficios extraordinarios, aunque se deba reservar sólo para las rentas puestas de manifiesto con ocasión de la transmisión de elementos patrimoniales pertenecientes al inmovilizado tangible e intangible de los contribuyentes, afectos a las actividades económicas y tratando de evitar operaciones que puedan soslayar la finalidad del régimen de reinversión de beneficios extraordinarios en relación con las transmisiones de valores. 2) Bases Imponibles Negativas -12-
  13. 13. Desde nuestro punto de vista, las bases imponibles negativasque hayan sido objeto de liquidación ó autoliquidación, deberánpoderse compensar con las rentas positivas de los periodosimpositivos posteriores, pero, además, entendemos que deberápoderse compensar el importe de la base imponible negativa conla renta del periodo impositivo inmediato anterior a aquel en elque se haya generado la base imponible negativa, teniendoderecho, incluso, a la devolución del impuesto satisfecho quecorresponda.Este plazo de un año hacia atrás podrá ser mayor parasupuestos de sociedades en liquidación.En algunos casos, pudiera considerarse la limitación de lacompensación de las BINs con respecto a la base imponiblepositiva del ejercicio.3) Deducción por esfuerzo a la autofinanciación.Consideramos conveniente contemplar la posibilidad de incluiruna nueva compensación para el fomento de la capitalizaciónempresarial, encaminada, por un lado a garantizar que lasempresas tengan facilidades para conseguir la capitalizaciónadecuada y una estructura de su pasivo que les permita competircon solvencia y seguridad, y por otro lado, a disminuir la brechaexistente en el tratamiento de la financiación propia respecto a lafinanciación ajena en el impuesto de sociedades, aumentando elatractivo para el incremento de los fondos propios de lasempresas y reduciendo situaciones extremas de su capitalizaciónempresarial. -13-
  14. 14. Así, los contribuyentes podrán deducirse de la base imponibledel impuesto una cantidad equivalente al “X%” del importe delincremento de sus fondos propios a efectos fiscales respecto alos del ejercicio anterior, cantidad que deberán destinar a unareserva indisponible por un plazo adecuado.Durante ese periodo debe permanecer constante o aumentar elimporte de los fondos propios de la entidad, salvo que seproduzca una disminución derivada de la existencia de pérdidascontables y no debería dar derecho a aplicar esta deducción elincremento de los fondos propios derivado de la dotación areservas que tenga carácter obligatorio por disposición legal oestatutaria.Por supuesto, la aplicación de esta deducción no podrá dar lugara una base imponible negativa, si bien, las cantidades nodeducidas por insuficiencia de base imponible deberán podersededucir en los periodos impositivos siguientes, pero en tal caso elplazo establecido se contará desde el último periodo impositivoen el que se haya minorado la base imponible por el importeregulado por estas deducciones.Entendemos que esta deducción debiera circunscribirse a laspequeñas y medianas empresas que generan actividadeconómica, no siendo aplicable a las que están incluidas enregímenes especiales del impuesto y debiéndose analizar laconveniencia o no de su aplicación a las grandes empresas.4) Deducción por I+D+i -14-
  15. 15. El mantenimiento de este tipo de deducciones creemos que esimprescindible y debe estar entre los objetivos prioritarios de lareforma el potenciar este tipo de actividades. Se debenestablecer los controles necesarios, aunque impliquen mayorestareas de gestión, para que sean verdaderas inversiones enI+D+i y aplicarse exclusivamente a supuestos reales del ejerciciode estas actividades de investigación y desarrollo y deinnovación tecnológica.En general consideramos adecuado el mantenimiento de lasactuales condiciones exigidas por la normativa para la aplicaciónde esta deducción, exigiéndose en todo caso certificados previosque justifiquen la realidad de los gastos deducibles, mediantesociedades como la SPRI o cualquier otra homologada por laDiputación Foral.5) Deducción por financiación de actividades prioritarias.Para potenciar la realización de determinadas actividades que seconsideren prioritarias, actividades de I+D+i y de conservación ymejora del medio ambiente, favoreciendo, además, lafinanciación privada y la cooperación entre empresas, y, teniendoen cuenta la falta de recursos para poder realizar este tipo deinversiones por parte de muchas empresas en la actualidad, enespecial las de reducida dimensión, nos parece necesariointroducir un incentivo que permita la deducción de un porcentaje“x%”, suficientemente atractivo, tanto a la empresa inversoracomo a la empresa aportante de los fondos. -15-
  16. 16. La financiación podrá consistir en la adquisición departicipaciones, por un importe que no determine el control de laempresa deI+D+i, o en un préstamo a un tipo bajo, a determinar.La base imponible deberá ser, para evitar duplicar deducciones,para quien aporta los fondos o cofinanciador, la parte de lainversión financiada por él, y para el inversor, el importe total delas inversiones efectivamente realizadas en el ejercicio,minorada, en la parte financiada por el cofinanciador.Este incentivo permitiría impulsar la inversión privada, de talmanera que cualquier empresa podría acceder a deduccionespor I+D+i, al convertirse en mecenas de otras que desarrollentales acciones, y promevería la modernización de las empresasinversoras haciéndolas más competitivas, evitando al sectorpúblico tener que aportar fondos en tales proyectos.6) Deducción por creación y mantenimiento de empleoIncentivar la creación de empleo debe ser, sin duda, la granprioridad entre las políticas a aplicar en estos momentos.En relación con la deducción de empleo, consideramosadecuado su mantenimiento en las condiciones que recoje laactual normativa para contratos de carácter laboral indefinido, sinmas restricciones.En el caso de las empresas en funcionamiento, además de ladeducción por creación de empleo señalada, se puede crear unadeducción adicional por el solo mantenimiento del mismo, paraestimular a las empresas a que realicen un esfuerzo adicional -16-
  17. 17. por mantener el empleo, salvando las dificultades de la situación económica actual, con especial apoyo para las empresas que no destruyan empleo cuando hayan sufrido pérdidas. Para las empresas de nueva creación creemos que se debe crear una deducción de empleo específica, cuando ésta proceda de empresas que han caído en concurso de acreedores con liquidación (más del 90% de los concursos) y sean los trabajadores afectados quienes continúen la actividad. A estos efectos, pudiera considerarse como inversión susceptible de generar deducción el hecho de asumir responsabilidades dinerarias derivadas de organismos públicos por sucesión de empresa. 7) Deducción por exportaciones Consideramos de interés la recuperación de una deducción para incentivar la actividad exportadora de las PYMES, que favorezca su internacionalización. En nuestra opinión la aplicación de esta deducción debería ir enfocada a la participación en ferias internacionales y la realización de estudios y prospecciones de mercado para la apertura de nuevos mercados exteriores.II.- IRPFEl impuesto sobre la renta de las personas físicas, de carácterdirecto general, personal y progresivo, resulta uno de los ejes -17-
  18. 18. principales de la recaudación en la mayoría de los paísesdesarrollados, por su capacidad de repartir la carga fiscal entre latotalidad de los ciudadanos, aplicando criterios de equidad.Desde este punto de vista abordaremos algunas cuestiones sobrelas que creemos debería reflexionarse de cara a una posiblereforma del impuesto: 1) Dualidad del impuesto rentas del ahorro – rentas de trabajo y actividades económicas. Una de las principales características del IRPF en el modelo actual es la creación de un sistema dual, por el que los rendimientos de las rentas del ahorro se graban a un tipo único y el resto de las rentas a una tarifa progresiva. Es decir, dos personas con igual nivel de renta y distinta composición (una de ellas con rentas de trabajo y otras con rentas de capital) tendrán diferente cuota impositiva, lo que iría contra la denominada equidad horizontal. Este sistema, se ha justificado en buena parte por el fenómeno de la globalización y el elevado grado de movilidad geográfica del capital financiero. En este sentido, la primera reflexión que debiéramos hacer sería la de efectuar un seguimiento de la evolución de la tributación de las rentas del ahorro en nuestro entorno económico, para estudiar la posibilidad de un mayor acercamiento de estas a los tipos medios de la tributación del resto de rentas, lo cual implica un incremento de la equidad, así como, presumiblemente, de la recaudación, sin un excesivo riesgo de fuga de capitales, que -18-
  19. 19. resultan especialmente necesarios en el actual entorno de faltade liquidez.En este entorno de falta de liquidez de las empresas, se produceun fenómeno curioso de ruptura del principio de tributación delahorro a un tipo único. En los casos en que los socios de unaempresa con dificultades de obtener financiación bancaria,aportan financiación en forma de créditos personales a lasociedad, la norma actual establece que estos interesestributarán aplicando la tarifa progresiva, lo que supone unamayor carga fiscal para los socios que esten arriesgando susahorros para dar continuidad a la empresa, que la que soportanel resto de ahorradores. En nuestra opinión debe plantearse laeliminación de esta excepción al principio general de tarifa únicaal tipo del ahorro, en unos momentos de graves dificultades parala financiación de las empresas.Sin embargo, también hay que reflexionar sobre la posibilidad deintroducir medidas para la penalización de los rendimientos delahorro que se consideren como meramente especulativos osobre la posibilidad de otorgar un tratamiento diferenciado a losdividendos, por cuanto sufren una doble imposición al haber sidogravados con carácter previo en la sociedad que lo reparte.2) La progresividad del impuesto.Las tarifas del impuesto para las rentas que no proceden delahorro, cabe entender que recogen suficientemente la necesariaprogresividad del mismo, por lo que una elevación de estastarifas puede generar una desincentivación de la actividad -19-
  20. 20. económica, que se traduciría en una falta de efectividad aefectos recaudatorios.A menor capacidad disponible por parte del contribuyente, seproducirá una disminución del consumo, y, en último término unamenor recaudación por IVA.3) Instrumentos de previsión social.Las reducciones a practicar en la base imponible poraportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social,como las EPSV, constituyen un excelente mecanismo deatenuación del gravamen de las rentas de trabajo para disminuirla progresividad del impuesto. Debe hacerse un esfuerzo por laconsolidación del sistema, que debe quedar fuera de las posiblescoyunturas económicas de mayor necesidad de recaudación y,además, debe intentar mejorarse el sistema de rescate en elmomento del cumplimiento de las situaciones que dan lugar almismo.4) Sistema de modulos.De la misma manera que parecen adecuadas las medidas quevayan en el sentido de limitar la deducibilidad de los pagos enmetálico, deben darse las medidas necesarias encaminadas aeliminar los sistemas de modulos que desincentivan laformalización adecuada de la cadena de operacionesmercantiles. En nuestra opinión, ha quedado demostrado queimplican un incremento del fraude y suponen un agravio -20-
  21. 21. comparativo entre la forma de tributación real y la fórmula detributación estimada a este sistema.5) Rendimientos irregulares.Los rendimientos irregulares tienen un tratamiento especial envirtud del cual se deja exento de tributación un porcentajedependiendo del plazo en el que se hayan generado los mismos.Entendemos que la justificación de este tratamiento esamortiguar la progresividad de declarar en un año lo que sedebiera haber declarado en varios, pero creemos que es másjusto establecer un sistema en virtud del cual se divide elrendimiento entre el número de años de generación, gravándoseesa anualidad al tipo progresivo y el resto del rendimiento sesometería al tipo medio de gravamen.6) Regímenes especiales.Es frecuente encontrar junto al régimen general, diferentesregímenes especiales y regulaciones específicas sobredeterminadas materias.En nuestra opinión, la existencia de este tipo de regímenes, nodebiera existir, salvo por causas muy justificadas.7) Deducciones y bonificaciones.Las deducciones y bonificaciones debieran ser iguales paratodos, puesto que la progresividad del impuesto ya determina -21-
  22. 22. una mayor tributación en función del nivel de renta de cada contribuyente. Mantener diferentes deducciones, en función de fórmulas más o menos complejas altera la igualdad de tributación entre los contribuyentes, quienes deben de tener los mismos derechos y obligaciones y no depender éstas de su nivel de renta por el que ya tributan en función de la progresividad del impuesto.III.- IMPUESTO PATRIMONIOSuponiendo que se esté de acuerdo en que debe existir esteimpuesto, que exige un mayor sacrificio fiscal a quién máscapacidad económica tiene, no es menos cierto que lo másimportante es el contenido del impuesto.En el vigente impuesto, se observa la existencia de exenciones quehacen que no se declaren todos los bienes y derechos y que unaparte de los mismos queden al margen del impuesto.En último término, no se consigue el objetivo inicial puesto que, lasgrandes fortunas organizan su patrimonio en sociedades quegeneran actividades económicas y que pueden quedar al márgendel impuesto.Por otro lado, la adquisición de bienes de la misma identidad ynaturaleza en diferentes fechas y a diferentes precios, da lugar asituaciones diferenciadas pudiendose dar el caso de que ensituaciones idénticas unos tengan que tributar y otros no, generando -22-
  23. 23. una situación de injusticia tributaria que rompe el principio de laequidad en los impuestos.Por último, el hecho de ser un contribuyente ahorrador frente aaquel que puede considerarse más despilfarrador, genera unasituación de diferente tributación que no es justa y que castiga alcontribuyente más modélico.Si los ahorros provienen del esfuerzo del trabajo, en ambos casos,el diferente comportamiento del contribuyente puede dar lugar asituaciones de injusticia contributiva.Por supuesto, cuando el patrimonio proviene de herencias osituaciones de suerte, puede abrirse el debate sobre laconveniencia o no de la tributación del mismo. -23-
  24. 24. En definitiva, creemos que la situación actual requiere de unaReforma "integral" de los impuestos e incluso del sistema tributarioen su conjunto, coordinada y armonizada en los tres TTHH ymanteniendo un clima de competencia fiscal en un mercado global.Lo cual, entendemos, no debe ser incompatible con incrementar losrecursos públicos vía recaudación de impuestos. Al final, todo ello,debe revertir en una mayor recaudación, vía IRPF e IVA y a travésdel propio IS, seguro, en el futuro.Y, no nos olvidemos tampoco de que la Admón. Deberá ser capazde tomar todas las medidas necesarias encaminadas a unaadecuada gestión y control y a la lucha contra el fraude y la elusiónfiscal. Medidas éstas que también mejoran su capacidadrecaudatoria.Este Documento ha sido elaborado por Registro de EconomistasAsesores Fiscales (REAF) contando con la inestimablecolaboración de su Comité Directivo y coordinando las reflexiones ypropuestas de las Comisiones Territoriales del REAF en los tresterritorios históricos de Alava, Bizkaia y Gipuzkoa. -24-

×