Entrevista de trabajo

1,983 views

Published on

¿Te asustan las entrevistas de trabajo? Buenas noticias: no tienen por qué.

Está claro que el primer contacto personal con la empresa es clave para conseguir el puesto al que aspiramos, pero no hay por qué tener miedo.

La principal función de una entrevista es conocer al candidato, no sólo desde el punto de vista laboral, sino también personalmente. Es muy importante mantener una actitud positiva, entender la entrevista de trabajo, no como un examen, sino como una oportunidad para mostrar tu interés y tu capacidad para desarrollar el trabajo que te ofrecen.

Anticípate

Siempre habrá alguna pregunta que te pille por sorpresa – también se trata de ver cómo reaccionas ante lo inesperado- , pero te resultará útil hacer un repaso mental de quién eres y de por qué estás allí antes de acudir a tu cita. No es ninguna tontería. Piensa en qué contestarías si te preguntaran sobre tus aficiones, tus intereses personales, tu familia, tus aspiraciones profesionales, la posibilidad de trabajar horas extra... Tener claras estas respuestas no sólo reducirá tu ansiedad frente a la entrevista, también te dará confianza, y ten por seguro que la seguridad en uno mismo se transmite.

Published in: Automotive
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,983
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Entrevista de trabajo

  1. 1. ENTREVISTA DE TRABAJO: PREGUNTAS FRECUENTES Y DINÀMICAS DE AUTOCONOCIMIENTO PERSONAL 1. La entrevista de trabajo. ¿Cuál es su objetivo? Desde el punto de vista de la empresa, los objetivos principales de la entrevista de trabajo son: • Conseguir información directa y auténtica sobre tu trayectoria profesional y personalidad. Necesitan contrastar y completar los datos de un currículum que ya es apto para ese puesto de trabajo. • Averiguar la adecuación de tu perfil a la empresa y al puesto ofertado. Se trata de averiguar si tienes los conocimientos, experiencia, habilidades, actitudes y motivación necesarios para encajar en la empresa y el puesto. • Desde tu punto de vista, los objetivos principales de la entrevista son: • Conseguir información directa y auténtica sobre la empresa y el puesto que ofrecen. Necesitas contrastar y completar la información que has podido obtener a través del anuncio u otras fuentes. • Continuar en el proceso de selección, es decir demostrar tu adecuación al puesto. Debes demostrar al entrevistador que posees los conocimientos, experiencia, habilidades, actitudes y motivación que busca la empresa para este puesto. 2. Tipos de entrevista de trabajo Te damos a conocer a qué tipo de entrevista te puedes enfrentar y sus principales características. • Entrevista personal Es un diálogo directo entre el entrevistador y entrevistado. El entrevistador dirige la conversación e intenta entresacar la máxima información posible del candidato. Te preguntará por tu currículum, experiencias, habilidades, aficiones e intentará ponerte en situaciones reales para estudiar tus reacciones. En ocasiones puede haber más de un entrevistador, con el fin de tener más de un punto de vista a la hora de elegir el candidato final.A su vez, una entrevista personal puede ser: • Estructurada (dirigida) El entrevistador dirige la conversación y hace las preguntas al candidato siguiendo un cuestionario o guión. El entrevistador formulará las mismas preguntas a todos los candidatos. Se recomienda contestar a las preguntas aportando aquella información que se pide, con claridad y brevedad. • No estructurada (libre) El entrevistador te dará la iniciativa a ti, y deberás desenvolverte por tu cuenta. El entrevistador podría empezar con la pregunta: "Háblame de ti", y luego seguir con preguntas generales, que surgen en función del desarrollo de la conversación. 1
  2. 2. Lo más aconsejable es empezar siguiendo el guión de tu historial profesional. También puedes preguntar si está interesado en conocer algo en particular. Aprovecha para llevar la conversación a los puntos fuertes que deseas destacar en relación con el puesto ofertado. • Semi-estructurada (mixta)Es una combinación de las dos anteriores. El entrevistador utilizará preguntas directas para conseguir informaciones precisas sobre ti, y preguntas indirectas para sondearte respecto a tus motivaciones. Intenta seguir un orden discursivo, sé conciso e intenta relacionar tus respuestas y comentarios con las exigencias del puesto al que optas. • Entrevista de grupo o colectiva (dinámica de grupo) Se reúne un grupo de varios candidatos, generalmente hasta 10, y se plantea una situación a resolver entre los participantes. Es una técnica para conocer las habilidades y la personalidad de un candidato en un equipo de trabajo y en su relación con los demás. El evaluador observará y evaluará aspectos como el grado de participación, la capacidad de liderazgo y comunicación, la iniciativa, la capacidad de relación.Es conveniente participar sin monopolizar la discusión ni polemizar en exceso, centrarse en el tema y escuchar otros puntos de vista. Ante una entrevista de este tipo debes tener en cuenta las respuestas de los otros candidatos, no criticar las respuestas y opiniones de los demás, y no sentirte intimidado por la situación.Si necesitas más información sobre las dinámicas de grupo. 3. Tipos de entrevistador Intenta averiguar quién será tu interlocutor y prepara la entrevista en consecuencia. • Entrevista de trabajo con una empresa de selección Te entrevistará un experto en técnicas de entrevista, en muchos casos será psicólogo de formación.Generalmente no está capacitado para saber si tu perfil técnico es el idóneo para ocupar el puesto al que aspiras. Su principal objetivo es detectar si tu formación, personalidad y motivación coinciden con el retrato que le pide la empresa.La entrevista girará básicamente en torno a datos de tu personalidad y competencias. En esas entrevistas, tu actitud (reacciones, comportamiento...), motivación y lenguaje no verbal son de especial importancia. • Entrevista de trabajo con un responsable de recursos humanos de la empresa Estos entrevistadores tienen generalmente conocimientos en técnicas de entrevista, conocen bastante bien el perfil del puesto ofrecido, y además tienen un amplio conocimiento de la cultura empresarial.Además de interesarse por tu formación, capacitación técnica, personalidad y motivación, van a tratar de predecir tu capacidad de integración en la empresa y tu compatibilidad con tu jefe y compañeros de trabajo. Suele ser la entrevista más completa que puedes llegar a realizar. En ella, tienes que vigilar todos los aspectos. • Entrevista con un técnico de la empresa Si pasas la entrevista con la empresa de selección o el responsable de recursos humanos de la empresa, lo normal es que posteriormente te entreviste un técnico de la propia empresa, probablemente con la 2
  3. 3. persona que será tu jefe directo.Estos entrevistadores no son expertos en técnicas de entrevista. Evaluarán si eres un buen profesional para el puesto ofrecido y si se van a sentir a gusto trabajando contigo. Te harán preguntas de contenido técnico en relación con el trabajo en cuestión. Se centrarán en averiguar tu capacidad de trabajo y si les "caes bien".Debes incidir en tu capacidad para realizar el trabajo ofrecido y en tu motivación para incorporarte a su departamento. 4. Antes de la entrevista de trabajo Dada la importancia de una entrevista de trabajo, es mejor no improvisar y acudir a ella con una preparación previa para ofrecer lo mejor de ti. • Tu currículum. Repasa tu currículum, en muchos casos comenzarán comprobando si lo que hay escrito es cierto. Has de ser capaz de explicar de manera convincente cada uno de los puntos que en él aparecen. • Infórmate Infórmate al máximo sobre la empresa y el puesto de trabajo ofertado.¿A quién pertenece? ¿En qué sector trabaja? ¿A qué se dedica? ¿Cuáles son sus líneas de negocio? ¿Qué productos o servicios comercializa? ¿En qué ámbito geográfico? ¿Quiénes son sus clientes importantes? ¿Tiene proyectos de expansión? ¿Cuál es su cultura corporativa y política de personal (que valores tratan de trasmitir y fomentar entre sus empleados)?¿Qué puesto se trata de cubrir? ¿Cuáles serán sus principales funciones? ¿Qué características profesionales y personales debería poseer la persona que desempeñará el trabajo? ¿Con quién trabajará?Una serie de datos que se pueden obtener a través de Internet, de la propia página web de la empresa, tiendas de la empresa, folletos comerciales, prensa, amigos que conocen bien la empresa...Si sabes con mayor precisión lo que están buscando, mejor podrás adecuar tus respuestas y comentarios a lo que el entrevistador quiere oír. Te permitirá preparar un listado de argumentos claves que te interese resaltar. • Preguntas del entrevistador Piensa en las posibles preguntas que el entrevistador pueda formularte durante la entrevista e intenta darles respuesta ofreciendo tu mejor imagen.En Las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo te hemos preparado un listado de preguntas recurrentes en entrevistas de trabajo. • Tus preguntas El entrevistador desconfiará de una persona que no tiene nada de iniciativa en una entrevista. Te medirá por tus respuestas pero también por tus preguntas.Haz preguntas referentes a la empresa y el puesto. Demuestra interés por el trabajo, acude a la entrevista con todas tus preguntas o dudas preparadas en una libreta. 5. El día de la entrevista de trabajo • Ser puntal Asegúrate del lugar y de la hora de la entrevista. Si no estás seguro de cómo llegar al lugar de la entrevista, haz un viaje de prueba o prevé un margen de tiempo lo suficientemente amplio para asegurar que llegarás a tiempo.Si por un motivo imprevisto vas a llegar tarde, comunícaselo cuanto antes a la persona que te va a 3
  4. 4. entrevistar. Procura llevar un teléfono móvil para estas situaciones. • Tu vestimenta Cuida tu manera de vestir e higiene personal. Viste de manera correcta, de acuerdo con tu personalidad y el puesto al que aspiras.Por regla general, es recomendable presentarte con una imagen formal. Los accesorios deben reducirse al mínimo, el maquillaje y perfumes deben utilizarse con moderación.Evita los extremos y símbolos. El entrevistador puede ser en contra. Lo importante es que el entrevistador se fije en lo que le digas y no en tu vestimenta. • Material Lleva a la entrevista el material que te puedan solicitar o que puedas necesitar: √ Una copia de tu currículum vitae. La podrás utilizar como "chuleta" o dejarla al entrevistador si el formato del currículum que ha recibido no es muy claro. √ Un bloc y bolígrafo para tomar notas. Pide primero al entrevistador si puedes tomar algunas notas. Normalmente, el hecho de que el entrevistador te vea tomar notas le causará una buena impresión, ya que entenderá que te interesas realmente por el puesto. También podrás apuntar dudas o preguntas que querrás formular al final de la entrevista. √ Títulos formativos, certificados, un dossier con trabajos publicados, antiguos contratos, referencias... Podrás aportarlos en ese mismo momento si el entrevistador así lo requiere. 6. Durante la entrevista de trabajo: desarrollo y consejos generales La entrevista de trabajo en sí comienza en el momento en el que se entra por la puerta de la empresa. Observa el ambiente de trabajo (si la entrevista se realiza en la propia empresa) y relájate. • Saludo Saluda a la persona que te va a entrevistar por su nombre, si se conoce, y agradécele que te haya recibido, mirándole a los ojos y estrechándole la mano de manera franca y segura. Recuerda que la primera impresión es decisiva.Una vez a solas con el entrevistador, éste ofrecerá un breve resumen acerca de la empresa y del puesto vacante. Posteriormente, comenzará la evaluación de tu candidatura. • Evaluación de tu candidatura Deberás aportar información sobre los trabajos que hayas podido tener. Al entrevistador le interesará saber, además de las funciones que has desarrollado, los conocimientos que te han proporcionado tus experiencias laborales. Trata de hablar sobre logros y resultados conseguidos en vez de limitarte a describir tus funciones.Generalmente, el entrevistador te pedirá que reflexiones sobre tus puntos fuertes y débiles, con el fin de establecer tu grado de conocimiento y satisfacción personal, detectar tu nivel de sinceridad y confianza en ti mismo.Es probable que el entrevistador te haga preguntas que le permitirá valorar tus competencias. Por competencias se entiende el conjunto de actitudes (cómo eres), habilidades (qué sabes hacer) y capacidades (qué puedes hacer) como por ejemplo tu capacidad de trabajar en equipo, tu sentido de la responsabilidad, tu capacidad de 4
  5. 5. adaptación, tu iniciativa o tu capacidad de planificación y organización. El entrevistador te pondrá en situaciones reales del pasado o probables del futuro, y querrá saber como reaccionaste o cómo reaccionarías.En cuanto a tu motivación se evalúa a lo largo de toda la entrevista, con preguntas orientadas a descubrir tus objetivos profesionales, tu disponibilidad, tus deseos de promoción, tus aficiones personales. A veces una buena motivación puede compensar carencias de formación o experiencia. • Saber escuchar Escucha activamente al entrevistador, déjale dirigir la entrevista, pero saca provecho de las oportunidades de hablar. El entrevistador es el jefe, el conductor. No ofendas al entrevistador. En este momento él tiene el poder. • Expresión verbal Cuando te dirijas al entrevistador, hazlo siempre de usted hasta que te pida que le tutees.Exprésate de manera clara, concisa y estructurada. No hables demasiado rápido y esfuérzate por terminar todas tus frases. No respondas con monosílabos, pero no des explicaciones innecesarias, ni hagas comentarios superficiales o juicios de valor aventurados.Emplea verbos de acción. Palabras como reto, experiencia, futuro, compromiso, objetivos, eficacia, proyecto y responsabilidad, utilizadas correctamente y sin abusar, tienen una fuerza especial.No utilices palabras de argot e intenta sustituir los "peros" por un "además". Si te piden informática e inglés, y dices "pero es que soy de letras y francés" estás perdido. En cambio, un "además tengo conocimientos de francés" daría un sentido totalmente distinto.Habla siempre con educación y respeto de tus antiguos trabajos, empresas, superiores o compañeros. Jamás debes criticarlos. Los comentarios negativos pueden crear desconfianza en el entrevistador, que podría pensar que eres una persona complicada. • Mostrar tus puntos fuertes Durante la entrevista deberás venderte de la mejor manera y destacar tus puntos fuertes.Demuestra al entrevistador que eres la persona adecuada para cubrir el puesto destacando los aspectos de tu currículum y personalidad que te convierten en la persona idónea para el puesto.En las entrevistas de trabajo hay una serie de palabras que, utilizadas consecuentemente, tienen una fuerza especial. Identifica dichas palabras antes de ir a la entrevista (el anuncio y cultura corporativa de la empresa te darán pistas) y asegúrate de utilizarlas a lo largo de la entrevista.En otras palabras, debes de ir a la entrevista con 2 o 3 puntos que destacar y hacerlo incluso si el entrevistador no te lo pregunta. Destaca estas fortalezas (es lo que tiene que recordar el entrevistador) y matiza tus debilidades. No es la cantidad de palabras que digas, sino las palabras claves. • Da la vuelta a tus puntos débiles Estate preparado para hablar de los errores o defectos en el terreno profesional y personal. Para ello, debes identificar aquellos hechos que te puedan ser perjudiciales y presentarlos de manera positiva, buscando el aprendizaje adquirido a través de ellos o las iniciativas surgidas para solucionarlo.¿Eres desempleado? "Es cierto que llevo tiempo sin trabajar, pero he dedicado este tiempo a formarme en los aspectos que creía más necesarios".¿Eres muy joven? "Mi edad puede parecer un inconveniente, pero puedo demostrar mis ganas de aprender y trabajar para aplicar los conocimientos de la carrera". 5
  6. 6. • Lenguaje corporal El lenguaje corporal juega un papel destacado, ya que transmite mucha información sobre ti. Los aspectos a tener en cuenta son: √ Postura: conviene cuidar la manera de sentarse. Espera a que el entrevistador te invite a sentarte y mantén una postura corporal correcta (no cruces los brazos, no agaches la cabeza...). √ Gestos y tics: no gesticules de forma exagerada. Frotarse las manos o rascarse el pelo más de la cuenta son algunos gestos que pueden surgir como consecuencia de los nervios. No des golpecitos en el suelo con los pies, ni juegues con objetos cercanos. Intenta mantener los pies quietos y las manos cruzadas. No mires el reloj. Un simple gesto puede transmitir más información de la que se imagina. √ La sonrisa: debe ser moderada, ni forzada ni exagerada. Lo más importante es mantener una actitud positiva ante el hecho de formar parte de la empresa y reflejar en la expresión facial esa predisposición. √ Mirada: es importante mirar al interlocutor, prestarle atención y no parecer ausente. √ Acompaña tu expresión verbal con tu lenguaje corporal: si estas diciendo que crees que puedes desempeñar adecuadamente la función, tu tono de voz, mirada y expresión facial tienen que estar diciendo lo mismo. • Naturalidad, confianza y sinceridad. Da una imagen de naturalidad y de confianza en ti mismo. Muéstrate seguro al contestar las preguntas del entrevistador, o al formular las tuyas, sin ser ingenuo ni prepotente.Es normal estar algo nervioso en una entrevista de trabajo, y los entrevistadores lo entenderán. Pero este nerviosismo no puede anihilarte, ni darle a pensar al entrevistador que estás mintiendo. Antes de todo, sé tu mismo. Si te eligen, será muy difícil interpretar un papel todos los días. • Pregunta. Pregunta tú también. No sólo contestes, pregunta lo que necesites saber. En Prepara tus preguntas te guiamos con las preguntas que debes o puedes formular al entrevistador. • Unos consejos obvios... aunque No fumes.No masques chicle.Apaga el móvil antes de entrar en el despacho del entrevistador.No te sientes a la defensiva de brazos cruzados.En la primera entrevista, lo más importante es el puesto de trabajo al que quieres acceder y no el salario, ni las vacaciones y permisos. Estos temas se podrán tratar en detalle en posteriores entrevistas. • Al final de la entrevista El entrevistador será el encargado de dar por finalizada la entrevista. Llegado a este punto es conveniente no prolongarla de manera innecesaria. Si no ha mencionado nada sobre los próximos pasos a seguir, toma la iniciativa, preguntándole directamente: ¿Me puede informar cuáles son los próximos pasos del proceso de selección?
Antes de salir, da las gracias al entrevistador por su tiempo y confirma tu interés por conseguir el puesto. También puedes pedirle su tarjeta de visita. Así dispondrás de sus datos para enviarle una carta de agradecimiento. 6
  7. 7. 7. Las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo 1. ¿Cómo se definiría? No vale improvisar. Hay que tener preparada una respuesta, haber hecho una reflexión previa respecto a la formación, valores... cómo se desempeña el trabajo. No se trata de hacer alarde de los logros personales, pero sí de expresar la propia valía, sin falsa modestia. Y, por supuesto, conviene resaltar la capacidad para reponerse ante un fracaso o error, así como destacar el espíritu de sacrificio y la importancia que se concede al esfuerzo. 2. ¿Qué estudios tiene? ¿Por qué los escogió? ¿Volvería a estudiar lo mismo? Las respuestas dependen de cada persona y de su situación en esos momentos. Pero siempre conviene adoptar una actitud positiva respecto a estas preguntas y dejar entrever que las experiencias formativas fueron positivas en todos o en algún aspecto. Nunca hay que hablar mal de la anterior empresa, ya que ser negativo genera desconfianza Si hubo algo negativo y se desea comentar, debe hacerse con una visión optimista de los resultados. Dejar una carrera universitaria a medias puede ser algo negativo, pero decidir que algo "no es tu fuerte" es difícil y hacerlo indica tener carácter y no conformarse. Hay que resaltar que sirvió como experiencia y que las materias estudiadas resultaron de utilidad, tanto para el resto de estudios como para la carrera laboral. Este tipo de cuestiones pueden repetirse a lo largo de la entrevista: qué asignaturas gustaron más, en cuál se obtuvo más calificación, etc. Se pretende ver si el candidato es coherente y el adecuado al puesto que se demanda, teniendo en cuenta sus gustos y actitud y grado de conocimiento sobre la materia en la que se desarrollará su labor diaria. 3. ¿Ha trabajado antes? ¿Por qué se fue o le despidieron? Hay que ser sincero y claro. No pasa nada por haber sido despedido de un trabajo, y cada vez se valora más la flexibilidad y saber adaptarse a las situaciones incómodas. Antes de la entrevista, conviene reflexionar sobre las razones del despido y tener elaborada una respuesta concreta. También, es aconsejable comentar algún aspecto positivo que se ha podido sacar de una situación "a priori" desagradable. 4. ¿Su anterior trabajo cumplió sus expectativas? ¿Y usted? ¿Cuáles fueron sus logros? Antes de acudir a la entrevista (y antes de responder este tipo de preguntas) conviene tomarse un tiempo y reflexionar, tanto sobre lo a gusto que se estuvo en el empleo anterior como sobre los objetivos que se alcanzaron. Es fundamental, además, identificar los puntos en común de un éxito anterior con lo que se requiere para el 7
  8. 8. puesto o tarea que se pretende conseguir. 5. ¿Cómo le han tratado sus jefes anteriores? ¿Qué opinión le merecen? Nunca, bajo ninguna circunstancia, se debe hablar mal de los antiguos jefes. Ni de los compañeros. Si la relación laboral y personal fue muy mala, conviene intentar desviar el tema y ser lo más discreto posible. Ser una persona negativa y hablar mal de los demás, siempre genera desconfianza en quien está enfrente. 6. Descríbame a su mejor amigo (a su padre, a su pareja...) Desconcierto y la capacidad de sobreponerse a él. Esto es lo que se busca con este tipo de preguntas. El cambio brusco del ritmo y temática de la entrevista pillan desprevenido al candidato. No hay que preocuparse demasiado, porque no son preguntas que influyan de manera decisiva en la elección final. Pero sí se valorará la capacidad verbal, de resumir, o qué valores considera el candidato más importantes en función de la descripción realizada, etc. 7. ¿Qué ha hecho mientras estaba desempleado? No es lo mismo estar en paro que estar sin hacer nada. Se valora de manera muy positiva que, mientras se está desempleado, una persona realice cursos para mejorar su nivel de idiomas o su conocimiento de informática, o haga cursos de doctorado o un máster, etc. Demostrar inquietud y no pasividad es fundamental para triunfar. 8. ¿Qué conoce sobre nuestra empresa? ¿Por qué la ha elegido? Hay que ir preparado e informado sobre la empresa. Aquí se debe mostrar interés por la compañía y por el puesto que se desea cubrir. Se puede contestar que es muy interesante la magnitud, la seriedad, el sector, posibilidades de progresión, etc. que la empresa puede brindar. Respecto a las preguntas sobre qué se puede aportar a la empresa, hay que enumerar las propias virtudes y capacidad. 9. Si tuviera que contratar a una persona para el puesto, ¿qué criterios fijaría? Otras veces se pregunta: "¿Por qué cree que es usted idóneo para el puesto vacante?
" Expresada de un modo u otro, pretende que el candidato explique qué características cree esenciales para el puesto que tiene intención de cubrir y que demuestre que él las tiene. Además, permite al entrevistador confrontar la opinión que se va haciendo del candidato durante la entrevista con lo que el propio solicitante piensa de sí mismo y su capacidad para el puesto. Hay que responder, de forma clara y directa, qué experiencia y conocimientos se tienen, así como las competencias más apropiadas para el puesto concreto. 10. ¿Puedo obtener informes de sus anteriores empleos? Aunque haya sido despedido, no siempre es por causas negativas, en especial en plena crisis. Conviene recordar al entrevistador que en el currículo aparecen las compañías en 8
  9. 9. las que se ha prestado servicios y, además, es aconsejable dar nombres concretos de personas —mejor, referentes de la empresa o el sector— que puedan dar una opinión positiva del trabajo realizado. 11. ¿Es fumador? Es una pregunta que hasta hace unos años era impensable en una entrevista laboral. Pero la realidad se ha impuesto, y los no fumadores se miran con mejores ojos. Aun así, hay que responder la verdad, aunque conviene incidir en que solo se fuma fuera del horario laboral. En caso de fumar mucho, hay que explicar que solo se hará en pequeños momentos, los establecidos por cada empresa, y que se está dispuesto a recuperar los minutos perdidos. 12. ¿Prefiere trabajar solo o en equipo? ¿Por qué? Hay que señalar que, por supuesto, se es un "hombre de equipo", y tener ejemplos preparados de situaciones reales que lo demuestren. Pero también conviene resaltar que, en caso de tener que realizar un trabajo en solitario, la disponibilidad es total. 13. ¿Está casado? ¿Tiene novio/a o familia? Como sucedía con la pregunta en que se pide describir a un amigo, etc. sirven para desconcertar al entrevistado, ver cómo es capaz de encajar un cambio de ritmo repentino, su capacidad de improvisar... Otras veces, se puede preguntar ¿Planea ser padre/madre?
 ¿Con quién vive?
 Este tipo de cuestiones sirve también para saber la disponibilidad de viajar. Además, proporciona información extra sobre el candidato. En caso de considerar íntimas este tipo de preguntas, conviene decírselo a la persona que entrevista, con sinceridad y tranquilidad. Y cambiar lo antes posible de tema. 14. ¿Cómo trabaja bajo presión? Por supuesto, es positivo saber trabajar bajo presión. Pero hay que ser sincero: la situación idónea para poder desarrollar bien cualquier empleo es disponer de tiempo y tranquilidad, pero siempre se es capaz de hacerlo en otras condiciones. Y, si es posible, conviene llevar ejemplos reales que atestigüen cómo ha logrado sacar un buen trabajo en duras condiciones. 15. ¿Tiene buena salud? ¿Se cuida para estar en forma? Hay que contestar con naturalidad y de forma sincera. Pero, si se puede, conviene mostrar que en el tiempo de ocio se comparte con más personas, como practicar algún deporte en equipo. Así, se deja entrever, además, que se es una persona con facilidad para relacionarse e integrarse. 16. ¿Cuánto cree que debería ganar? ¿Y en el futuro? Si se busca un primer trabajo, sería conveniente decir que, si bien el dinero es un factor importante, la mayor motivación se centra en encontrar un trabajo y adquirir experiencia. No hay que hablar de cifras. En caso de tener cierta (o mucha) experiencia, se puede comentar de forma abierta la última retribución y expresar que se tienen unas expectativas económicas por encima de esa cifra, aunque sin disparar mucho la 9
  10. 10. cantidad. 17. ¿Cuáles son sus puntos fuertes? Es preciso haber hecho antes de acudir a la entrevista un ejercicio de autoconocimiento personal. De este modo, se tiene un esquema mental claro de cuáles son las fortalezas y debilidades, las virtudes y los defectos propios, tanto profesionales como personales. 18. ¿Y sus defectos o puntos débiles? Conviene tener una visión optimista y ser positivo en la respuesta. Hay que intentar mostrar como defectos aspectos que, en realidad, pueden ser positivos: "A veces soy algo lento, porque soy muy perfeccionista", "Soy cabezota y no paro hasta conseguir algo", etc. Son defectos, pero bien encauzados, son virtudes para un trabajo. 19. ¿Domina idiomas? Pueden preguntarle, directamente, en inglés (o en francés o alemán, si el puesto requiere conocer esos idiomas). Nunca hay que mentir sobre el nivel de idiomas, ya que se comprobará en la entrevista o en los primeros días de trabajo. Si el puesto implica conocer un idioma, hay que dominarlo. En caso de que el conocimiento de un idioma sea secundario para el puesto que se pretende conseguir, hay que indicar que se tiene intención de reforzar el conocimiento de lenguas (si se está haciendo algún curso, mejor) y se tiene disponibilidad para recibir cualquier curso que imparta la empresa. 20. ¿Tiene alguna pregunta? Con esta cuestión pretenden conocer el interés por la oferta y por la organización de la empresa. Conviene llevar preparadas preguntas que muestren interés por trabajar allí y por el trabajo concreto que se solicita. Se pueden hacer preguntas sobre el el departamento en el que se trabajará, si hay formación interna, qué proyectos hay, etc. También hay que mostrar interés por cómo continuará el proceso de selección, por lo que no está de más preguntar si se recibirá una llamada o carta, si habrá más entrevistas o alguna prueba, etc. Entrevista: no solo importa el currículo Hace unos años, en una entrevista de trabajo se valoraba, sobre todo, el currículo: calificaciones, máster, idiomas... Si bien la formación continúa siendo lo más importante, las pruebas de selección actuales valoran también aspectos como la capacidad de liderazgo, de trabajar en equipo y negociar, de resistir en situaciones de estrés o de conciliar vida familiar y profesional. Y, obviamente, las preguntas, de un modo directo o indirecto, intentan sonsacar cómo se desenvuelve el candidato también en estos ámbitos. Hay que preparar la entrevista, pero conviene ser natural pues actuar de manera forzada genera desconfianza En toda entrevista hay preguntas iguales formuladas de distinta forma, para saber el nivel de coherencia y sinceridad del candidato. Otras son de cultura general y también hay algunas personales e íntimas, que desconciertan en un primer momento y son útiles para conocer más al solicitante. Aunque hay que preparar la entrevista, informarse acerca de la empresa y del puesto vacante, no hay que perder de 10
  11. 11. vista la necesidad de ser natural, sin adoptar actitudes que no se corresponden con la propia manera de ser. Si un entrevistador percibe que se actúa de manera forzada, desconfiará de inmediato. 11
  12. 12. 8. Escáner emocional ¿CÓMO SOY? Soy una persona: CONTRUCTIVA CRÍTICA CREATIVA TRABAJADORA ACTIVA CUIDADOSA FIRME LEAL CONSCIENTE EDUCADA FLEXIBLE LÍDER ADAPTABLE CUMPLIDORA FORMAL LÓGICA CONSTANTE DECIDIDA HÁBIL MADURA DESENVUELTA IMAGINATIVA MAÑOSA AUTOCONTROLA DORA DIALOGANTE INDEPENDIENTE METÓDICA AMABLE DIPLOMÁTICA JUSTA MINUCIOSA AMBICIOSA DISCRETA REFLEXIVA MOTIVADORA CONVINCENTE DURA RESPETUOSA NEGOCIADORA COOPERATIVA AHORRADORA RESPONSABLE OBJETIVA ANIMOSA EFICAZ RESUELTA OPTIMISTA COORDINADORA PUNTUAL SEGURA ORIENTADA ASERTIVA RÁPIDA SENSATA ORDENADA ATENTA EMPRENDEDORA SERENA PACIENTE AUTÉNTICA ENERGICA SINCERA PASIVA RACIONAL ENTREGADA SENSIBLE EXTROVERTIDA con CARÁCTER ENTUSIASTA TENAZ PERSUASIVA CORDIAL FIABLE CONCILIADORA POSITIVA CLARA CONCRETA COMUNICADORA PRACTICA COHERENTE PRACTICA PRODUCTIVA PRECAVIDA COLABORADORA EXIGENTE ÁGIL DE MENTE PRECISA HONESTA con DON DE MANDO AGRESIVA 12
  13. 13. 9. Para mejorar la autoestima ... Es importante empezar por: fijar nuetra atención en el Autonconocimiento, de forma que podamos identificar “cómo funcionamos” en diferentes aspectos de nuestra vida: nuestras fortalezas y puntos a desarrollar –fortalecer-. En nuestra autoestima habremos de incluir también aspectos que no son todo lo óptimos que quisiéramos pero que hemos de saber aceptar por que son parte de nuestra vida y no es posible que sean modificados; sólo nos queda que podamos modificar nuestra interpretación acerca de ellos. Además es conveniente:  Cuidar nuestros pensamientos y tratar de guiarlos positivamente.  Actuar más en busca de nuestra satisfacción y bienestar, en lugar de la probación de los demás.  Cuidar nuestros pensamientos y tratar de guiarlos positivamente.  Tomar la responsabilidad de nuestra propia vida y las decisiones tomadas.  Concentrar nuestra atención en extraer enseñanzas de los resultados erróneos.  Estar dispuest@s a experimentar nuevas actitudes o comportamientos.  Dejar de lado actitudes de “excesiva exigencia” o perfeccionismo.  Desarrollar la capacidad de perdonarnos a nosotr@s mism@s, o de concedernos  Desarrollar la capacidad de perdonarnos a nosotr@s mism@s, o de concedernos permiso para esas actitudes que más cuesta aceptar.  Aceptar nuestro cuerpo, y ocuparnos de nuestra salud y cuidado personal.  Ser capaces de disfrutar del “Aquí y ahora” con lo que hay en ese momento. EN GENERAL SOY UNA PERSONA: ADJETIVO ESPECIFICAR EJEMPLOS 13
  14. 14. FORTALEZAS LIMITACIONES SITUACIONES AGRADABLES SITUACIONES DESAGRADABLES
  15. 15. î YO SOY … Yo soy: _______________________________ Nací en ________________ y vivo en _________________ Mis principales fortalezas son: Los principales logros y experiencias que me enorgullecen son:
  16. 16. Aspectos por mejorar ¿Qué haré para mejorarlos? AUTOCONCIENCIA: REGISTRO
  17. 17. Recuerda una situación reciente, describe cómo lo percibiste, que sentiste, qué hiciste y que sensaciones físicas pasaron por tu cuerpo. SITUACIÓN Percepción objetiva ¿Cómo te sentiste? ¿Sensaciones corporales? ¿Qué pensaste? UN RECUERDO DESAGRADABLE: Mi compañero de trabajo me devaluó Mi compañero dijo que mis informes eran demasiado escuetos Defraudado Palpitaciones, calor repentino No voy a contarle nada de mi vida UNA SITUACIÓN INCÓMODA: UNA SITUACIÓN AGRADABLE: UN DETALLE MUY BONITO DE ALGUIEN: ALGUIEN TE HIZO DAÑO

×