Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

8 Propuestas para mejorar la conservación de los Bienes de Interés Cultural en Bogotá

78 views

Published on

ProBogotá ha hecho una serie de recomendaciones para que se repiense la política de conservación del Patrimonio inmueble de la ciudad.

Published in: Government & Nonprofit
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

8 Propuestas para mejorar la conservación de los Bienes de Interés Cultural en Bogotá

  1. 1. ProBogotá Región – Versión Final 1 HACIA UN ESQUEMA MÁS EFICIENTE DE PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO INMUEBLE INTRODUCCIÓN .............................................................................................................................................................2 UN INVENTARIO INCOMPLETO, Y ADEMÁS CUESTIONABLE ..........................................................................3 La difícil cuantificación de los bienes inmuebles de interés cultural.............................................................3 Sobre el estado de conservación de los BIC....................................................................................................................4 El ejemplo ecuatoriano: un Sistema de Información del Patrimonio Cultural completo y pedagógico ..........................................................................................................................................................................................6 UNA COMPETENCIA REPARTIDA EN DEMASIADAS ENTIDADES....................................................................7 1. PROTECCIÓN DEL ÁMBITO NACIONAL ..................................................................................................................7 ¿Qué se protege?..............................................................................................................................................................................7 ¿De quién depende?......................................................................................................................................................................8 2. PROTECCIÓN DEL ÁMBITO DISTRITAL..................................................................................................................9 ¿Qué se protege?..............................................................................................................................................................................9 ¿De quién depende?...................................................................................................................................................................10 Burocracia y tramitología infinitas…..........................................................................................................................12 ¿Quién controla y sanciona a los infractores?.......................................................................................................12 ¿Qué se protege?.......................................................................................................................................................................13 ¿De quién depende? ................................................................................................................................................................13 El caso de los PEMP....................................................................................................................................................................14 El caso específico del PEMP del centro tradicional de Bogotá.........................................................................15 LOS RECURSOS LIMITADOS DE LAS ENTIDADES RESPONSABLES DEL PATRIMONIO ..........................16 El caso de los Planes Nacionales como instrumento de gestión del Patrimonio Histórico Español16 LOS EFECTOS MUY LIMITADOS DE LA DECLARATORIA.................................................................................17 Nivel de intervención posible en BIC...............................................................................................................................17 LA INSUFICIENTE RESPONSABILIDAD EN LA PRESERVACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LOS BIC....20 Frente a la inacción de los propietarios, intervención pública de los BICS: ejemplos mexicano y español................................................................................................................................................................................................21 ESTÍMULOS NO SIEMPRE BIEN ENFOCADOS.....................................................................................................22 El ejemplo francés: estímulos supeditados a la apertura del BIC al público...............................................23 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES..............................................................................................................24
  2. 2. ProBogotá Región – Versión Final 2 INTRODUCCIÓN El patrimonio cultural de la Nación está conformado por todos los bienes materiales, manifestaciones inmateriales y todos los productos y representaciones culturales que hacen alusión a la nacionalidad colombiana. La política estatal sobre el particular está orientada a su protección, salvaguardia, recuperación, conservación, perduración y divulgación, buscando que representen la identidad cultural de la Nación y perdure en el tiempo. Con este fin son declarados Bienes de Interés Cultural (BIC) aquellos bienes materiales cuya conservación es de interés público, dentro los cuales nos interesaremos en los bienes inmuebles, que por su importancia arquitectónica, histórica y simbólica participan en la construcción de la identidad urbana de la ciudad. Se estima que Bogotá tiene cerca de 70001 BICs repartidos en 20 localidades. Si bien algunos de ellos gozan de un excelente estado de conservación, muchos se encuentran en franco deterioro, otros han visto su interés disminuido por la muy cuestionable calidad de los inmuebles que los circundan, algunos se encuentran completamente encerrados entre rejas y muros que no permiten apreciarlos, y unos pocos han sido demolidos, lo cual nos lleva a interrogarnos sobre la eficiencia de la política pública que busca protegerlos. Si bien los esfuerzos de la administración distrital y nacional por cuidar el patrimonio cultural inmueble son importantes y muchos edificios gozan de un excelente estado de conservación, buena parte de ellos han visto su interés arquitectónico y paisajístico disminuido por la muy cuestionable calidad de los inmuebles y el tratamiento del espacio público que los circundan, lo cual nos llevó a interrogarnos sobre la eficiencia de la política pública que busca protegerlos. Es así como este documento busca aportar algunas luces sobre las deficiencias de nuestra política de conservación bienes inmuebles patrimoniales a la luz de algunos ejemplos internacionales; así como deducir de éstos algunas recomendaciones para el manejo del patrimonio inmueble en Bogotá y el resto del país. 1 Como se verá más adelante, el inventario no se encuentra actualizado, y existen contradicciones en la información disponible.
  3. 3. ProBogotá Región – Versión Final 3 UN INVENTARIO INCOMPLETO, Y ADEMÁS CUESTIONABLE La difícil cuantificación de los bienes inmuebles de interés cultural Cuando se trata de aproximarse a los bienes inmuebles que constituyen el patrimonio construido de Bogotá, una tremenda dificultad es la falta de disponibilidad de un inventario completo y actualizado de los BICs, que indique claramente los valores culturales y/o arquitectónicos que se intenta proteger con la declaratoria de conservación de cada uno de ellos. Distintos actos administrativos han determinado la declaratoria de bienes inmuebles de interés cultural en Bogotá:  El decreto 678 de 1994, que asigna asigna tratamiento especial de conservación histórica al centro histórico y su sector sur, afectando 2.148 bienes inmuebles;  El decreto 606 de 2001 adoptó el inventario de bienes de interés cultural de nivel distrital y su respectiva reglamentación. Originalmente, la ciudad contaba con 4.824 BIC distritales, de los cuales 616 eran de conservación integral, 45 de conservación monumental, 4.084 de conservación tipológica, 46 de restitución parcial y 33 de restitución total;  Entre 2003 y 2016 se expidieron 48 resoluciones o decretos que modificaron tanto la clasificación de los inmuebles, como su categoría de intervención, o incluso excluyeron algunos del listado. El proceso de actualización de la lista no ha sido el más eficiente, ya que en vez de eliminar o modificar la información original, se han ido agregando las distintas resoluciones en nuevas filas de una tabla de Excel. En un esfuerzo por comprender cuantos bienes de interés cultural existen hoy en Bogotá, ProBogotá Región actualizó manualmente el inventario de acuerdo a la información de las resoluciones y decretos. Este ejercicio arrojó un total de 7.069 BIC, excluyendo 52 de la lista original y agregando 149. DECRETO 678 DE 1994 CENTRO HISTÓRICO DECRETO 606 DE 2001 RESOLUCIONES Y DECRETOS POSTERIORES 2003-2016 -52 +149 4.8242.148 + =7.069BIC
  4. 4. ProBogotá Región – Versión Final 4 Sin embargo, como se mencionó anteriormente, de acuerdo a la información obtenida del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, oficialmente son 6.394 BICs distritales, lo cual indica que el inventario distrital es, por lo menos, contradictorio. En cuanto al inventario nacional, el Ministerio de Cultura cuenta con una lista clara de monumentos nacionales y una herramienta de información cultural llamada el Sistema Nacional de Información Cultural –SINIC- que sirve para consultar información sobre bienes de interés cultural de carácter nacional. Sin embargo, el SINIC está incompleto, ya que hoy únicamente contiene información sobre 83 bienes registrados en su catálogo, entre todos los BIC –muebles o inmuebles- nacionales del país, mientras tan solo en Bogotá hay 1282 bienes declarados de interés nacional. Sobre el estado de conservación de los BIC Con base en un esfuerzo importante de visitar e identificar los BICs, ProBogotá Región analizó un total de 210 BIC en 11 localidades, obteniendo que: - cerca del 25% tienen grafitis en sus fachadas. Ejemplo de BICs en el Núcleo Fundacional de Bosa. - cerca del 25% están encerrados en muros o rejas, y un 10% de ellos no se ven desde el espacio público. Ejemplo: iglesia del barrio Quinta Ramos, San Cristóbal. Rodeada por grandes muros con alambre de púas. Sólo se puede apreciar la fachada del BIC. 2 De acuerdo al listado de bienes declarados Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional, del grupo de investigación y documentación del Ministerio de Cultura, consultado el 26 de julio de 2017.
  5. 5. ProBogotá Región – Versión Final 5 Ejemplo: Cementerio Hebreo, Rafael Uribe. Rodeado por gran muro con reja. Este ejercicio además evidenció que varios de los BIC ya no existen, por ejemplo el Hipódromo De Techo, en Kennedy, construido en 1953 donde hoy opera el Parque de Diversiones Mundo Aventura. Actualmente, el único legado del antiguo hipódromo es la tribuna occidental del Estadio de Techo, diseñada por Álvaro Hermida, pero el área declarada es de 10,58 hectáreas, superando ampliamente el perímetro de lo que queda del inmueble original: el polígono cubre el parqueadero del parque de diversiones como una pequeña porción del mismo, la plazoleta de acceso al Estadio de Techo y el 90% de la cancha de futbol. Y nos sorprendió que el hermoso Barrio Modelo Norte, en la localidad de Barrios Unidos, no esté señalado entre los sectores de interés cultural identificados en la cartografía oficial, y sí su vecino barrio contiguo al hospital San José, que no presenta mayor interés arquitectónico, ni urbanístico. Ejemplo: A la izquierda Barrio Modelo Norte, sin protección en archivo cartográfico (GIS), y a la derecha su vecino, identificado como sector de interés cultural Así mismo, observamos que muchos de los BIC se inscriben en un entorno que se encuentra en franco deterioro, como es el caso de la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en Tunjuelito. Si bien la fachada del BIC se encuentra bien conservada, su entorno constituye un factor disuasorio de cualquier visita: - El muro norte de la parroquia está lleno de grafitis y tiene vidrios en la parte superior, al igual que concertina. - Sus calles están desaseadas generando olores ofensivos. - El costado occidental es dormitorio de habitantes de calle, y en las visitas de campo que se realizaron al BIC, se veían basuras por doquier, como se aprecia en las siguientes fotos.
  6. 6. ProBogotá Región – Versión Final 6 Parroquia de Nuestra señora de Fátima Costado norte Costado occidental Otro caso recurrente es el de los BIC que se han visto deteriorados por un uso inadecuado y poco valorizador de los mismos, siendo un ejemplo característico de eso las construcciones antiguas de la Plaza Fundacional de Fontibón. Aunque estos bienes conservan características de su arquitectura colonial o republicana, el uso que se le da a sus fachadas –llenas de carteles, avisos publicitarios y rejas metálicas- no contribuye a la puesta en valor de su carácter patrimonial, como se aprecia en las siguientes fotos: Comercio en BIC - centro de Fontibón De lo anterior se puede concluir que es urgente una revisión del inventario de los bienes de interés cultural, en particular de aquellos de nivel distrital, no solo para tener claridad de cuántos son, cuáles son y qué valores se busca preservar con su declaratoria, sino también para formular medidas de protección eficientes, que garanticen tanto la preservación como la puesta en valor de los mismos. El ejemplo ecuatoriano: un Sistema de Información del Patrimonio Cultural completo y pedagógico En Ecuador la entidad encargada de la elaboración y manejo del inventario de bienes culturales es el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. Este cuenta con el Sistema de Información del Patrimonio Cultural Ecuatoriano –SIPCE-, un instrumento de gestión patrimonial que recoge información de alrededor de 170.000 bienes culturales –muebles, inmuebles, documentales, arqueológicos e inmateriales: localización, fotos,estado deconservación,épocadeconstrucción,búsquedaenmapay estadísticas. ElSIPCE seencuentra en permanenteactualización.
  7. 7. ProBogotá Región – Versión Final 7 UNA COMPETENCIA REPARTIDA EN DEMASIADAS ENTIDADES Las normas que definen y regulan todo aquello que tiene que ver con el patrimonio cultural nacional -y más específicamente con los bienes inmuebles de interés cultural- en Colombia son: - la ley 397 de 1997 -Ley General de Cultura-, - la ley 1185 de 2008 -que hace modificaciones a la Ley General de Cultura-, - el decreto 763 de 2009 -que reglamenta la ley 397 de 1997-, - y el nuevo Código Nacional de Policía (Ley 1801 de 2016, Título XII). A través de estas se define el proceso de declaratoria, el plan de manejo y las posibilidades de intervención de los BICS, así como los estímulos para quien posea un BIC y las sanciones para quien haya vulnerado alguno. Este marco legal y normativo prevé que la protección de los inmuebles puede ser de distintos niveles: nacional, departamental y municipal. En el caso de Bogotá, los bienes inmuebles de interés cultural gozan de uno o varios niveles de protección, entre los siguientes: 1. PROTECCIÓN DEL ÁMBITO NACIONAL ¿Qué se protege? La protección del ámbito nacional clasifica los inmuebles a proteger en dos categorías: - Aquellos que pertenecen al Grupo Urbano, a su vez en dos subcategorías: a. Sector urbano: fracción del territorio que cuenta con una fisionomía y atributos distintivos. Ejemplo: Centro Histórico deBogotá b. Espacio Público: conjunto de inmuebles de uso público que responden a las necesidades colectivas. Ejemplo: PlazadeBolívar
  8. 8. ProBogotá Región – Versión Final 8 - Aquellos que pertenecen al Grupo Arquitectónico: construcciones de arquitectura institucional, habitacional, comercial, etc. Ejemplos: Teatro Colón Museo Nacional ¿De quién depende? La protección del nivel nacional resulta de una declaratoria de Bien de Interés Cultural Nacional por parte del Ministerio de Cultura, previo concepto favorable del Consejo Nacional de Patrimonio3. Toda intervención en un BIC tendrá que ser comunicada a la autoridad competente –en este caso el Ministerio de Cultura- para su aprobación (Ley 1185 de 2008, art. 7). Su licenciamiento depende, sin embargo, de la curaduría urbana, quien recauda de manera exclusiva el costo de dicho trámite. Cabe anotar que la ley no define plazo alguno para trámites como la declaratoria, revocatoria y elaboración de Planes de Manejo y Protección. Se define que el plazo para la aprobación de intervenciones en los BIC, ante la autoridad cultural competente, es de 45 días hábiles, así como el plazo que tiene la Curaduría Urbana para expedir la licencia correspondiente. Asimismo, que toda intervención de un BIC debe hacerse con la supervisión de los profesionales registrados ante el Ministerio de Cultura4. 3 El Consejo Nacional de Patrimonio Cultural se establece como órgano asesor del Gobierno Nacional en materia de patrimonio. Su función principal es la de dar conceptos favorables sobre la declaratoria, intervención y los proyectos Planes Especiales de Manejo y Protección de los BIC de nivel nacional. Lo conforman: - el Ministro de Cultura o su delegado, - el Ministro de Comercio Industria y Turismo o su delegado, - el Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo o su delegado, - el Decano de Artes de la Universidad Nacional o su delegado, - el Presidente de la Academia Colombiana de Historia o su delegado, - el Presidente de la Academia Colombiana de Lengua o su delegado, - el Presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos o su delegado, - un representante de las Universidades con departamentos de estudio de patrimonio, - tres expertos distinguidos en temas de salvaguardia y conservación de patrimonio designados por el Ministerio de Cultura, - el Director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia o su delegado, - el Director del Instituto Caro y Cuervo o su delegado, - el Director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, quien tiene voz pero no voto. 4 Los requisitos para entrar al Registro de Profesionales para bienes inmuebles son: poseer un título profesional en arquitectura o ingeniería civil, matrícula profesional, un posgrado en restauración arquitectónica o urbana y la
  9. 9. ProBogotá Región – Versión Final 9 En Bogotá, existen 1285 bienes declarados de interés nacional (ver Anexo. Inventario de Bienes de Interés cultural en Bogotá). 2. PROTECCIÓN DEL ÁMBITO DISTRITAL El patrimonio cultural de Bogotá está definido y reglamentado por el decreto distrital 606 de 2001, por medio del cual se define la reglamentación de los Bienes de Interés Cultural, y el decreto distrital 190 de 2004 -Plan de Ordenamiento Territorial vigente en Bogotá-. ¿Qué se protege? Según estas normas, se consideran inmuebles de interés cultural aquellos que cuentan con: - valores culturales excepcionales representativos de determinadas épocas del desarrollo de la ciudad y que es necesario conservar como parte de la memoria cultural de los habitantes, - valores arquitectónicos, de organización espacial y de implantación predial y urbana que los hacen parte de un contexto a conservar. Se clasifican en: 1. Sectores de Interés Cultural: A. Sectores antiguos: corresponden al Centro Tradicional de la ciudad que incluye el Centro Histórico declarado Monumento Nacional, y a los núcleos fundacionales de los municipios anexados: Usaquén, Suba, Engativá, Fontibón, Bosa y Usme (ART. 125 Nº 1A, Decreto Distrital 190 de 2004). B. Sectores con desarrollo individual: barrios con identidades muy específicas que fueron construidos predio a predio en la primera mitad del siglo XX: Chapinero, Bosque Izquierdo, La Merced, Sagrado Corazón, San Luis, Teusaquillo. (ART. 125 Nº 1B y 126 Nº 1B, Decreto Distrital 190 de 2004). C. Sectores con vivienda en serie: barrios o sectores determinados de casas o edificios singulares de vivienda, construidos en serie: La Soledad, Polo Club, Popular Modelo del Norte-Etapa 1, Niza Sur I-II-III, Primero de Mayo, Centro Urbano Antonio Nariño, Unidad Residencial Colseguros, Conjuntos Multifamiliares Banco Central Hipotecario, Pablo VI-Etapa1, Unidad Residencial Jesús María Marulanda, Unidad Residencial Hans Drews Arango. (ART. 125 Nº1C y art. 126 Nº2, Decreto Distrital 190 de 2004). acreditación de mínimo un año de experiencia laboral en estudios o proyectos en bienes que hacen parte del patrimonio cultural. Las autoridades territoriales podrán hacer uso del registro del Ministerio de Cultura (Decreto 763 de 2009, art. 45, 48). 5 De acuerdo al listado de bienes declarados Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional, del grupo de investigación y documentación del Ministerio de Cultura, consultado el 26 de julio de 2017.
  10. 10. ProBogotá Región – Versión Final 10 2. Inmuebles de Interés Cultural: A. Inmuebles localizados en áreas consolidadas, fuera de los Sectores de Interés cultural, que deben ser conservados por sus valores artísticos, arquitectónicos o históricos. Ejemplos: Hacienda San Rafael, Suba Hospital de la Samaritana, San Cristóbal B. Inmuebles localizados en áreas no consolidadas: inmuebles aislados, en zonas rurales del distrito, que deben ser conservados por sus valores artísticos, arquitectónicos o históricos. Ejemplos: Mansión Donoso, Usaquén Santuario Nuestra Señora de Guadalupe Además de los edificios, hacen parte del patrimonio construido los monumentos conmemorativos y objetos artísticos localizados en el espacio público y los caminos históricos y bienes arqueológicos. (ART. 125 Nº 3 y 4, Decreto 190 de 2004). Pero el presente documento no hace referencia a esta categoría de bienes de interés cultural. ¿De quién depende? La protección del nivel distrital resulta de una declaratoria de Bien de Interés Cultural Distrital por parte la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte (SDCRD), previo concepto favorable del Consejo Asesor (Decreto 70 de 2015, art. 4)6. Cabe anotar que en Bogotá, sin 6 El Consejo Asesor de Patrimonio Distrital es un órgano de naturaleza consultiva, con la labor de asesorar a la Administración Distrital en cuanto a la protección, conservación y manejo del patrimonio cultural distrital. Los miembros que componen el CDPC son elegidos por un periodo institucional de cuatro años a partir de la instalación del mismo y está conformado por:  el Secretario Distrital de Cultura, Recreación y Deporte o su delegado, quien presidirá el Consejo.  el Secretario Distrital de Planeación, o su delegado.  el Secretario Distrital de Desarrollo Económico, o su delegado (el Director del Instituto Distrital de Turismo).  el Secretario Distrital del Hábitat, o su delegado ( el Director de la Empresa de Renovación Urbana).  el Director del IDPC o su delegado, quien ejercerá como Secretario Técnico del Consejo, con voz pero sin voto.  el Director del Archivo de Bogotá, o su delegado.
  11. 11. ProBogotá Región – Versión Final 11 embargo, la capacidad técnica específica en materia de patrimonio se encuentra repartida entre el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (adscrito a la SDCRD) y la Secretaría de Planeación del Distrito, entidades responsables de diseñar e implementar disposiciones normativas para la protección de los BIC, por ejemplo en el POT. Toda intervención en un BIC, o en predios colindantes tendrá que ser comunicada a la autoridad competente –en este caso el IDPC- para su concepto favorable. El IDPC podrá solicitar a su vez concepto del Consejo Asesor de Patrimonio, para emitirlo. Su licenciamiento depende, sin embargo, de la curaduría urbana, quien recauda de manera exclusiva el costo de dicho trámite. Cabe anotar que la ley no define plazo alguno para estos múltiples trámites. En Bogotá, existen 6.3947 bienes declarados de interés distrital, entre edificios y monumentos. De estos, 102 constituyen simultáneamente bienes de interés cultural nacional, razón por la cual dependen de ambos niveles para cualquier tipo de intervención. Para efectos de comparación, París –la ciudad más monumental del mundo- tiene 1.803.  un representante de instituciones de educación superior de Bogotá con programas que tengan que ver con patrimonio, elegido por dichas instituciones.  un representante de organizaciones que realicen actividades de salvaguardia, protección conservación y divulgación del patrimonio cultural, elegido por éstas.  un representante de la Mesa de Consejeros Locales de Patrimonio Cultural, elegido por ésta.  un representante experto de la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Bogotá y Cundinamarca. 7 De acuerdo a la información suministrada por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.
  12. 12. ProBogotá Región – Versión Final 12 Burocracia y tramitología infinitas… El problema de estos niveles de protección es que no se consideran progresivos, sino que son acumulativos. Y esto, en vez de simplificar las cosas para hacer la protección más eficiente y expedita, diluye las responsabilidades y entorpece cualquier proceso regular relacionado con los BIC. Así, para el licenciamiento de un BIC que a la vez es de nivel nacional y distrital, es necesario producir un centenar8 de documentos distintos, de los cuales solo un 30% son comunes a la totalidad de las instancias competentes (Ministerio de Cultura, Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y curaduría encargada). ¿Quién controla y sanciona a los infractores? Quien intervenga o dé un uso no indicado a un BIC sin la autorización de la autoridad competente puede ser sujeto de una multa9. Si además la intervención no cuenta con la licencia respectiva, el artículo 115 del Código Nacional de Policía prevé otras medidas correctivas10. El IDPC tiene la función de controlar el patrimonio cultural de la ciudad a través del Grupo de Control Urbano. Sin embargo, las actuaciones de este último se orientan exclusivamente por las denuncias ciudadanas, lo cual significa que no se realiza una gestión proactiva con base en visitas de seguimiento sistemáticas y rutinarias a la totalidad de los BIC. Ahora bien, para la ejecución de las sanciones, la Ley 1185 de 2008, art.10 otorga funciones policivas al Ministerio de Cultura “y demás autoridades competentes en el nivel territorial en temas de patrimonio”. Y para el caso bogotano, no solo son demasiadas las autoridades competentes - Secretaría de Cultura, Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, Secretaría de Planeación del Distrito-, sino que además éstas han históricamente delegado las funciones policivas en las Alcaldías Locales y la Policía Metropolitana –conforme a la Ley 388 de 1997 y el Decreto 070 de 2015-, entidades que por supuesto no están en capacidad de cumplir a cabalidad con esta competencia, teniendo en cuenta que: - no disponen de un inventario actualizado de los BIC, como se vio anteriormente; - no participan en la declaratoria de los BIC, que depende de la Secretaría de Cultura, y por lo tanto desconocen los inmuebles y los valores que se pretenden conservar; - no participan en el licenciamiento de las obras, que depende de las curadurías urbanas, y por lo tanto desconocen las autorizaciones con que cuentan, o no, los propietarios, para intervenir los inmuebles. Aunque no se hayan modificado las leyes que les asignaron funciones policivas a las Alcaldías Locales para el manejo de los BICS, el nuevo Código de Policía vigente desde el pasado 30 de 8 Según el Ministerio de Cultura. Dirección de Patrimonio. 9 Esta puede ser entre 200 y 500 salarios mínimos legales vigentes, según el artículo 10 de la Ley 1885 de 2008. 10 Participación en programas comunitarios o actividades pedagógicas, suspensión de la actividad, decomisos y multas.
  13. 13. ProBogotá Región – Versión Final 13 enero de 2017 dispone que las funciones policivas recaen en adelante en las Inspecciones de Policía, hasta que la autoridad cultural encargada de la declaratoria de los BICs asuma el caso11. Por supuesto, dicha disposición no contribuye a aclarar quién es responsable de qué. Pero además, cabe anotar que la localidad de La Candelaria, que concentra una gran parte de los BIC más importantes de Bogotá, no tiene Inspección de Policía. Así las cosas, parece evidente que dada la dilución de responsabilidad, en Bogotá ninguna entidad se encuentra verdaderamente a cargo de asegurar el control y la vigilancia de los BIC. En contraste, los ejemplos exitosos de conservación del patrimonio en el mundo nos hablan de una estructura institucional con responsabilidades muy claras, en cabeza una sola o varias autoridades competentes, pero siempre definiendo claramente una única autoridad responsable para cada bien de interés cultural, simplificando el peregrinaje administrativo al que de otra manera se ven sometidos los ciudadanos para cualquier trámite relacionado y optimizando el escaso recurso humano. El ejemplo francés: un solo doliente del Patrimonio, con responsabilidades claramente definidas en cada nivel territorial Los procesos relativos a la protección del patrimonio construido en Francia se están enmarcados por la ley del 31de diciembrede 1913sobrelosmonumentos históricos. ¿Qué se protege? Se protegen los inmuebles o partes de inmuebles cuya conservación presenta un interés público desde el punto de vistade la historiadel Arte.Existendos niveles deprotección: - la inscripción en el inventario de los monumentos históricos, cuando el inmueble presenta un interés suficiente parajustificar su conservación; - la clasificación en el inventario de los monumentos históricos, cuando la conservación del inmueble presentaun interéspúblico. ¿De quiéndepende? La solicituddeprotección: - puede ser realizada por el propietario, el ocupante, un tercero interesado (ente territorial, asociación,etc),o losagentesdelEstado,centralo descentralizado, - debe ser dirigida a la Dirección Regional de los Asuntos Culturales12 –DRAC- donde esté localizado el inmueble, quien se encarga de montar el expediente de solicitud para someterlo a la Comisión Regional del Patrimonio –CPRS-, que conceptúa sobre el interés del inmueble y sobre la naturaleza de la protecciónquepuedeser propuesta. - Si el concepto es que el inmueble sea inscrito en el inventario de monumentos nacionales, el Conservador de Monumentos transmite el expediente al Prefecto de Región, quien decide sobre la 11 Según los artículos 135 y 206 del Código Nacional de Policía. 12 La DRAC es un agente desconcentrado del Ministerio de Cultura en las regiones francesas.
  14. 14. ProBogotá Región – Versión Final 14 inscripción del inmueble en el inventario de monumentos nacionales. No es indispensable que el propietario estédeacuerdo. - Si el concepto es que el inmueble sea clasificado en el inventario de monumentos nacionales, la DRAC transmite el expediente al Ministerio de Cultura, para su examen. El Ministerio puede decidir su clasificación, si el propietario del inmueble está de acuerdo con ésta. De lo contrario, será el Primer Ministroquiendecretesu clasificación,previo concepto favorabledelConsejo deEstado. Vale pues la pena anotar que, en el caso francés, la protección del patrimonio arquitectónico es un asunto de la mayor importancia nacional, que depende del Ministerio de Cultura y se define en los más altos niveles del Ejecutivo. El ejemplo español: varios dolientes con responsabilidades bien acotadas. Si bien la ley nacional 16 de 1985 –Ley del Patrimonio Histórico Español- dicta los criterios y lineamientos generales de la protección del patrimonio cultural español, son sobre todo los entes territoriales quienes debenponerlosenobra,como sigue:  Comunidades Autónomas: cada comunidad tiene su propia ley que regula la protección de los bienes culturales localizados en los respectivos territorios. En la Comunidad Autónoma de Madrid es la Ley 3 de 2013, la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid. En esta se establece a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid como la autoridad de patrimonio cultural. Por esta razón está a cargo de la declaratoria, la elaboración de inventarios, la aprobación de intervenciones, la supervisión y fomento del patrimonio histórico localizado en la Comunidad. Vale la pena aclarar que aunque a nivel nacional también se efectúan declaratorias, la gestión de los bienes culturales sigue dependiendo de las normas de la Comunidad en la que se localice dicho bien. La Dirección de Patrimonio Cultural está en continua comunicación con los Ayuntamientos de los municipios de la Comunidad, pues debe comunicarle a estos los acuerdos de declaratoria, para que los bienes sean incluidos en el catálogo de bienes y espacios protegidos del ayuntamiento correspondiente.Todoesto conelfin detener unagestióncoordinadadelpatrimonio cultural.  Municipios: cada ciudad puede incluir en su Plan de Ordenación Urbana normas que aseguren la protecciónde losbienesdeinteréscultural con un valorexcepcionalparael municipio. Si determinado bien fuera declarado de interés cultural o patrimonial de la Comunidad Autónoma, deja de regirseporlas normas municipales. El caso de los PEMP Como se verá más adelante, en la declaratoria de bien de interés cultural, la autoridad competente puede requerir un Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP), instrumento de gestión que contiene todas las acciones orientadas a garantizar la protección y preservación de los BIC. Su formulación depende:  del propietario del bien, si éste pertenece al Grupo Arquitectónico,  de las autoridades distritales o municipales en que se localicen, para los bienes que pertenecen al Grupo Urbano. (Decreto 763 de 2009, art. 31).
  15. 15. ProBogotá Región – Versión Final 15 El problema es que, curiosamente, cuando se dice que “la formulación depende de las autoridades distritales o municipales en que se localicen”, no se entiende que quien debe formularlo es, entre las autoridades distritales o municipales, aquella que tenga a su cargo el manejo del Patrimonio, que en el caso específico de Bogotá, sería el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC). Por ejemplo en el caso del Cementerio Central de Bogotá, la formulación del PEMP se ha dejado en manos de la Unidad Especial de Servicios Públicos (UAESP), por ser esta la entidad encargada de la organización y prestación de los servicios funerarios por cuenta del Distrito. Pero, si la UAESP sabe de operación y concesión de servicios funerarios, no tiene por qué saber de manejo y conservación del Patrimonio, y menos aún si gestionar correctamente la conservación del Patrimonio le implica disminuir la rentabilidad en la prestación del servicio funerario, que es su misión. El resultado de esto es un mal proyecto de PEMP, contratado por la UAESP a través del Contrato de Consultoría No 308. de 2014, proyecto sobre el cual ProBogotá produjo unas recomendaciones que fueron entregadas a la Secretaría de Planeación del Distrito y al Ministerio de Cultura durante 2016. El caso específico del PEMP del centro tradicional de Bogotá El caso más emblemático de PEMP en Bogotá es el que se encuentra en vía de formulación por parte del Distrito, por requerimiento del Ministerio de Cultura conforme al Decreto Extraordinario No. 264 del 12 de febrero de 1963, expedido por el Presidente de la República de la época y reglamentario de la Ley de Cultura 163 de 1959, que declara Monumento Nacional el Centro Histórico de Bogotá, y en particular los sectores antiguos conformados por: “las calles, plazas, plazoletas, murallas y demás inmuebles originarios de los siglos XVI, XVII, XVIII y principios del XIX”. Esto es 149,31 hectáreas según la información suministrada por el Ministerio de Cultura, Dirección de Patrimonio, sobre las cuales el Ministerio quiere tener la última palabra. A través de dicho instrumento, se trata en efecto de precisar las condiciones de intervención de cualquier predio situado en el llamado Centro Histórico y por lo tanto las reglas del juego que aplicará el Ministerio de Cultura para la instrucción de cualquier solicitud de intervención en dicho perímetro, en el ejercicio de su competencia. El IDPC, organismo encargado de su formulación, ha decidido ampliar el perímetro del PEMP para incluir dentro de su ámbito 996 hectáreas del Centro de Bogotá, con el fin de presentarlo al Ministerio de Cultura para su revisión y aprobación en el segundo semestre de 2017. ¿De esta manera el Distrito ampliaría el ámbito de competencia del Ministerio de Cultura a 996 hectáreas del Centro de Bogotá? ¿Cualquier intervención del tejido urbano o arquitectónico que en adelante se intente gestionar en este amplio perímetro, dependería del visto bueno del Ministerio? ¿Tienen el Ministerio y el IDPC la capacidad necesaria para asumir una tarea discrecional sobre cualquier licenciamiento o intervención que se de en tan amplio perímetro? Si fuera el caso, tal medida no parece una decisión que contribuya a la muy urgente renovación y revitalización del Centro de Bogotá, salvo que se diseñen herramientas comprensivas para incentivar, por un lado, y regular, por el otro, el redesarrollo de tan importante sector de la ciudad. Un PEMP de nivel Distrital sería un instrumento más estratégico para lograrlo.
  16. 16. ProBogotá Región – Versión Final 16 LOS RECURSOS LIMITADOS DE LAS ENTIDADES RESPONSABLES DEL PATRIMONIO Como descrito anteriormente, y a pesar de que en Bogotá múltiples entidades tienen que ver con el patrimonio inmueble, los plazos largos o indefinidos de los trámites, y el pobre estado de muchos de los BICS en el territorio distrital dejan pensar que no hay recursos técnicos y financieros suficientes para un manejo eficiente de la protección y conservación de los mismos. Cuando los recursos humanos y financieros son limitados: - los recursos técnicos (lineamientos, normas, guías) deben ser múltiples, - los trámites sujetos a la discrecionalidad de un funcionario deben ser pocos. En Bogotá tenemos que los recursos técnicos disponibles son muy pocos, porque la normatividad en material de BICs es pobre; y tanto el IDPC como MinCultura son destinatarios de solicitudes que escapan a la competencia de los curadores urbanos, con tiempos de instrucción demasiado largos, tal y como se mencionó anteriormente. Para facilitar la labor de los limitados recursos técnicos disponibles, la autoridad máxima responsable del patrimonio en España ha generado lineamientos precisos para el manejo de los BICS, por categorías de inmuebles, que definen de antemano las condiciones de intervención de los mismos, facilitando la concurrencia entre las autoridades culturales semifederales de cada nivel. Estos podrían servir de ejemplo para la elaboración de guías, lineamientos y normas que faciliten la instrucción de los trámites relacionados con los BIC. El caso de los Planes Nacionales como instrumento de gestión del Patrimonio Histórico Español Los Planes Nacionales son un instrumento de gestión integral del Patrimonio Histórico, previstos en la Ley de Patrimonio Histórico Español –Ley 16 de 1985-, que busca constituir una base informativa y establecer una metodologíacompartida,paratomardecisiones sobrelaprotecciónyconservacióndelos bienes culturales. Sus finesson: o La protección activa de los Bienes Culturales. o La promoción del conocimiento mediante la investigación. o La conservación preventiva. o La programación de intervenciones. o La coordinación de actuaciones. o El fomento del acceso de los ciudadanos a los bienes culturales. o La información y difusión del patrimonio cultural. Los planes son redactados por el Instituto de Patrimonio Cultural de España, a través de una comisión integrada por técnicos de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas, y por expertos independientes. Adicionalmente, el documento debe ser aprobado por el Consejo de Patrimonio Histórico. De esta manera, hoy en día existen 14 Planes Nacionales, con los cuales se busca proteger los distintos tipos de bienes culturales. Algunos de estos son el Plan Nacional de Catedrales, el Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos, el Plan Nacional de Patrimonio Industrial, el Plan Nacional de Conservación del Patrimonio Culturaldel Siglo XX, el Plan NacionaldeArquitecturaTradicional,entreotros.
  17. 17. ProBogotá Región – Versión Final 17 LOS EFECTOS MUY LIMITADOS DE LA DECLARATORIA La declaratoria de Bien de Interés Cultural conlleva anotación de la misma en el folio de matrícula inmobiliaria, con mención de la existencia del PEMP, cuando éste se requiera. Todas las disposiciones sobre conservación, preservación y uso de las áreas de los inmuebles de interés cultural tienen una mayor jerarquía frente a la elaboración, adopción o modificación de los Planes de Ordenamiento Territorial (Ley 1185 de 2008, art. 7). Nivel de intervención posible en BIC Como ya se ha mencionado anteriormente, la autoridad competente puede requerir, en su declaratoria, un Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP), instrumento de gestión que contiene todas las acciones orientadas a garantizar la protección y preservación de los BIC, y en particular: - las condiciones que permiten vincular los bienes a su contexto, - las acciones preventivas o correctivas para la protección de los mismos - los mecanismos necesarios para su recuperación y perdurabilidad, y - las condiciones físicas para su mantenimiento, conservación y divulgación (Decreto 763 de 2009, art. 14). El PEMP tiene la particularidad de definir un área afectada y un área de influencia del BIC, que permiten: - Proteger no solo el inmueble, sino también el contexto en el cual se inscribe. En efecto, cualquier cambio en el tejido arquitectónico o urbanístico en el área de influencia de un BIC deberá ser sometido a concepto favorable de la autoridad correspondiente. - Generar, dentro del área de influencia del BIC, beneficios para el propietario que compensen el esfuerzo de conservación del BIC: transferencia de derechos de edificabilidad, por ejemplo. En general, se exige un PEMP cuando el inmueble tiene riesgo de transformación o demolición, parcial o total; cuando el uso que se le está dando al inmueble signifique un riesgo para su conservación; y cuando se requiera definir o redefinir su normativa o la de su entorno (Decreto 763 de 2009, art.15 y 16-Nº2). En ausencia de PEMP, que es la mayoría de los casos, la declaratoria de nivel nacional define uno de tres niveles de intervención13 posible en el BIC:  Nivel 1. Conservación integral: para inmuebles del Grupo Arquitectónico, que por sus valores deben ser conservados en su integralidad, pues cualquier intervención puede poner en peligro sus valores culturales. Para los inmuebles del Grupo Urbano, deben preservarse el trazado, manzanas, parámetros, perfiles, alturas, índices de ocupación, vías, 13 La intervención de un BIC, se entiende como toda actuación que produzca cambios en el inmueble o afecte su estado y debe hacerse de conformidad con el PEMP, cuando este existe.
  18. 18. ProBogotá Región – Versión Final 18 parques, plazas y pasajes, entre otros; y pueden ser modificados en el interior, manteniendo la estructura espacial. El tipo de obras permitidas son: restauración, reparación locativa, primeros auxilios, rehabilitación o adecuación funcional, reforzamiento estructural, reintegración, ampliación (Decreto 763 de 2009, art. 20).  Nivel 2. Conservación arquitectónica: para inmuebles del Grupo Arquitectónico con características propias de implantación predial, volumen edificado, organización espacial, y elementos ornamentales, que deben mantenerse; pueden hacerse modificaciones internas si se conserva la autenticidad de su estructura espacial. El tipo de obras permitidas en este nivel son las mismas del nivel anterior más la remodelación (Decreto 763 de 2009, art. 20).  Nivel 3. Conservación contextual: para inmuebles del Grupo Urbano localizados en Sectores Urbanos, que aunque no tengan algún elemento arquitectónico representativo, pueden ser o no compatibles con el entorno, y deben adecuarse a las características del sector urbano. El tipo de obras permitidas son: demolición, obra nueva, modificación, remodelación, reparación locativa, primeros auxilios, reconstrucción, reforzamiento estructural, consolidación y ampliación (Decreto 763 de 2009, art. 20). La intervención de un BIC distrital, tal y como definida por el POT vigente (Art. 380, Decreto distrital 190 de 2004), está definida por distintos niveles de conservación:  Conservación integral: para inmuebles aislados o incluidos en Sectores de Interés Cultural, que por sus valores deben ser conservados en su integralidad. Deben conservar o recuperar su estructura original y sus principales características como: volumetría, implantación en el predio, técnicas constructivas, diseño de fachadas, decoración interna y externa. El tipo de obras permitidas son: o Mantenimiento o Adecuación funcional o Liberación14 o Consolidación o Reconstrucción parcial o Subdivisión por copropiedad o Reparación locativa  Conservación tipológica: sobre todo para inmuebles incluidos en Sectores de Interés Cultural, que deben conservar o recuperar las características de su tipo arquitectónico en sus aspectos formales, volumétricos y tipológicos, que le dan valor al conjunto del sector. A las intervenciones de la categoría anterior, se le suma en esta categoría la posibilidad de ampliación. 14 Liberación: obra que conduce a remover adiciones que no se consideran significativas o de obligatoria conservación, y que ocultan los valores del BIC o afectan su estabilidad estructural. Incluye acciones como remoción de muros, demolición de agregados adosados, remoción de construcciones que generan sobrepesos o deterioro de la estructura original, retiro de pisos que ocultan el original, entre otras.
  19. 19. ProBogotá Región – Versión Final 19 Es interesante anotar que la categoría de BIC puede, en el nivel distrital, aplicarse a predios que ya no poseen características a conservar, pero pueden estar sometidos a:  Restitución, para aquellos que, estando clasificados como de conservación integral, tipológica o monumental, fueron intervenidos de manera inapropiada, demolidos o llevados al estado de amenaza de ruina,  Restructuración, para inmuebles localizados en sectores de interés cultural que no poseen valores arquitectónicos ni de inserción en el conjunto, por ser edificaciones nuevas o por haber sufrido intervenciones que desvirtuaron completamente su valor cultural, que deben ser integrados contexto en que se localizan, a partir de acciones dirigidas a transformar el inmueble en algunas partes o en su totalidad,  Obra nueva, para predios localizados en sectores de interés cultural que se encuentran sin construir, en donde las nuevas construcciones deben respetar los valores urbanísticos del sector de interés cultural en que se localizan, acogiendo los elementos volumétricos y los componentes del espacio público característicos del sector. Es así como, en ausencia de un Plan Especial de Manejo y Protección –PEMP-, es decir para la mayor parte de los BIC en Bogotá, la declaratoria de bien de interés cultural solo implica consecuencias específicas para el bien mismo, y no para el manejo de su entorno. Y aunque el POT establece condiciones especiales de trámite para cualquier intervención de los bienes contiguos a un BIC, no se encuentran definidas de antemano las condiciones de intervención de los mismos. Algunos efectos de esto se perciben en las fotos a continuación: Entornos de BIC: La Valvanera en Antonio Nariño (izquierda), Parroquia San José Obrero en Rafael Uribe (centro y derecha)
  20. 20. ProBogotá Región – Versión Final 20 El ejemplo francés: un perímetro de protección de 500 metros a la redonda de un BIC, como mínimo (perímetro reportado en POT) De acuerdo con los distintos niveles de protección de los bienes de interés cultural franceses antes mencionados,ladeclaratoriadeproteccióndelpatrimonio enFrancia implicaque: Elinmuebleclasificadoenelinventario deMonumentos: - no puede ser destruido, modificado o desplazado, ni ser restaurado o reparado sin la autorización previadel Ministerio deCulturaa través de la DRAC,quienademás supervisalas obras autorizadas; - no puede ser cedido o expropiado sin que el Ministerio de Cultura sea informado y tampoco puede ser adquirido porprescripción. Elinmuebleinscritoenel inventario deMonumentos: - no puedeserdestruido sinautorizacióndel MinistrodeCultura; - no puede ser modificado, ni restaurado, ni reparado sin que el Ministerio de Cultura haya sido informado, con 4 meses de anticipación; la DRAC no puede oponerse a tales obras a menos que inicie una solicituddeclasificación del inmueble. Adicionalmente, la protección (clasificación o inscripción) de un inmueble tiene consecuencias sobre los prediosqueconstituyensuvecindario: - Cualquier modificación arquitectónica o urbanística dentro del campo de visibilidad de un inmueble protegido debe obtener un concepto del Conservador de Monumentos, que se impone a todo licenciamiento de la obra. Se considera dentro del campo de visibilidad de un Monumento cualquier predio localizado dentro de un perímetro de distancia del mismo de 500 metros, o visibledesdeéste o al mismotiempoque éste. - Ningún edificio puede ser adosado a un inmueble protegido sin autorización especial del Ministro de Cultura. Se deduce de lo anterior que es decisión del Ministerio de Cultura francés, a través de sus agentes descentralizados, cualquier evolución del tejido urbano y arquitectónico que se proyecte en un área de cerca de 1 km2 alrededor de un inmueble protegido, como mínimo, asegurando así no solo la conservación del edificio sino su adecuada inserción en su entorno; entorno que, por lo mismo, también se valoriza a través del Monumento clasificado. LA INSUFICIENTE RESPONSABILIDAD EN LA PRESERVACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LOS BIC En Colombia, la ejecución de obras para mantener los bienes de interés cultural está a cargo de los propietarios de los mismos. Cuando estos no realizan las intervenciones necesarias, ya sea por falta de interés o por falta de capacidad económica o incluso por voluntad de dejarlos caer, pueden ser sujeto de sanciones. No siempre sucede. Y en cualquier caso, la imposición de sanciones no resuelve el problema del deterioro del bien. El caso del Cementerio Central es emblemático de la poca o nula capacidad de intervención estatal en el manejo del patrimonio privado. A pesar de que tiene declaratorias tanto del nivel nacional como del distrital se está cayendo, y las distintas autoridades competentes dicen no
  21. 21. ProBogotá Región – Versión Final 21 poder intervenir los predios privados del monumento, que son la mayoría. Sin embargo las zonas comunes, que son públicas, se encuentran en un estado igualmente lamentable. ¿Qué hacen otros países en estos casos? Frente a la inacción de los propietarios, intervención pública de los BICS: ejemplos mexicano y español En México y en España, la protección y conservación de los bienes que hacen parte de su patrimonio cultural es política prioritaria (y no solo de papel), pues no solo se les brindan alternativas a los propietarios en caso de no tener la capacidad de ejecutar las obras de mantenimiento, sino que también se puede llegar a la expropiacióndelbien,contal de queel bien cultural no seadestruido. En el caso Federal mejicano, la Ley de Zonas y Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos establece en su artículo 10 que el instituto competente –para monumentos arqueológicos y artísticos el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y para los Artísticos el Instituto Nacional de Bellas Artes- procederá a efectuar las obras necesarias cuando el propietario no las realice, pues lo más importante es que el monumento no seadestruido. En Ciudad de México, la Ley de Salvaguardia en su artículo 66 prevé que cuando el poseedor del bien no ejecute las obras necesarias, el D.F. podráordenar su ejecución forzosa constituyendo un cargo fiscal a cargo del infractor. Sin embargo, si el propietario logra demostrar que no cuenta con las condiciones económicas para la realización de las obras, la autoridad podrá proponer al Jefe de Gobierno del D.F. la tramitación de la adquisicióno expropiacióndedicho bien. Adicionalmente, la Ciudad de México dispone desde 1990 de un poderoso recurso operativo y financiero para la conservación del patrimonio: EL FIDEICOMISO DEL CENTRO HISTÓRICO DE CIUDAD DE MÉXICO, creado mediante un acuerdo entre el entonces Patronato del Centro Histórico –como Fideicomitente- y la Nacional Financiera S.N.C. como Fiduciaria-, con el fin de garantizar la salvaguardia del Centro Histórico. Actualmente el Fideicomitentedelcontrato esla Secretaría deFinanzas delGobierno delDistrito Federal. ElFideicomiso cuentacon un patrimonio constituido porlas siguientes rentas: o Aportes del Fideicomitente, es decir la Secretaría de Finanzas. o El producto de inversiones con el dinero de la fiduciaria. o Las donaciones, beneficios y derechos del Gobierno Federal del Distrito Federal. o Los bienes y recursos aportados por propietarios de inmuebles, usuarios o cualquier persona interesada en la conservación del Centro histórico. Estosrecursossondestinados paraelcumplimiento delas funciones delfideicomiso,tales como: o Promover, coordinar y gestionar acciones, obras y servicios para la protección, conservación y recuperación del Centro Histórico. o Recibiry administrar los bienes aportados al fideicomiso. o Diseñar y desarrollar proyectos para el mejoramiento del Centro Histórico. o Realizar, directamente o por medio de terceros, obras y remodelaciones en los inmuebles del Centro Histórico. o Convenir con instituciones, asociaciones o fundaciones su participación en proyectos para la recuperación del Centro Histórico. o Realizar la enajenación de inmuebles localizados en el Centro Histórico, para el mejor cumplimiento de sus funciones, con la aprobación previa del Comité Técnico del Fideicomiso. Asimismo, realizar la compraventa de bienes muebles e inmuebles. o Contratar créditos para facilitar el fin del Fideicomiso.
  22. 22. ProBogotá Región – Versión Final 22 EnEspaña,las autoridadesculturalestambiéncuentanconherramientas quepermitena los propietariosde losbienesculturalesla posibilidaddeconservarlos ymantenerlosenbuenestado.LaLaydelPatrimonio Histórico Españolestablecequeesdeberdelos propietarios,los titulares dederechos reales o los poseedores de bienesculturalesprocurarsumantenimiento yconservación.Sin embargo,lamismaleyprevé,en sus artículos36 y 37, distintasalternativasparalos propietarios queno puedancumplircondicha competencia: o La Administración competente, con requerimiento de los interesados, podrá ordenar su ejecución subsidiaria. o La Administración podrá conceder una ayuda con carácter de anticipo reintegrable, que será inscrita en el registro de la propiedad. o La Administración podrá realizar directamente las obras, si así se requiere para la más eficaz conservación de los bienes. o La Administración podrá expropiar los bienes, como garantía de protección de los mismos, en los siguientes casos: o Cuando se incumpla con las obras de mantenimiento de los bienes culturales. o Cuando el bien cultural se encuentra en peligro de deterioro o destrucción. o Cuando su uso es incompatible con los valores culturales del bien. o Cuando haya inmuebles que impidan o perturben la contemplación de los bienes culturales o los pongan en riesgo. Parece claro que las autoridades competentes sobre el patrimonio colombiano deberían estar en capacidad de intervenir los bienes de interés cultural privado cuando sea necesario, y más aún si se trata de Monumentos Nacionales; y esto implica que puedan ordenar intervenciones subsidiarias con cargo fiscal al propietario,o laexpropiacióndel bien. ESTÍMULOS NO SIEMPRE BIEN ENFOCADOS A nivel nacional, el Régimen de Protección establece estímulos para quien sea propietario de algún bien de interés cultural o a terceros que hayan solicitado la declaratoria de un BIC (Ley 1185 de 2008, art. 14). En particular: - estos pueden solicitar la deducción tributaria de la totalidad de los gastos hechos en la elaboración del PEMP, si éste es aprobado. - se podrán deducir de la base gravable del impuesto de renta todos los gastos en que se haya incurrido para el mantenimiento y conservación del bien, dentro del marco de un proyecto de intervención aprobado por la autoridad que haya hecho la declaratoria del BIC. A nivel distrital, se contemplan una serie incentivos con el fin de estimular la conservación de los bienes de interés cultural: - Equiparación de los inmuebles de uso residencial con el estrato 1, para el cobro de los servicios públicos, el cual deberá renovarse cada tres años. - Exención del pago del impuesto predial para BIC de conservación monumental, integral o tipológica, con uso residencial, dotacional público y privado, comercial, industrial y financiero. Este beneficio tributario está reglamentado con los Acuerdos Distritales 426 de 2009 y 543 de 2013.
  23. 23. ProBogotá Región – Versión Final 23 - Exoneración del pago del Impuesto de Delineación Urbana a proyectos llevados a cabo en inmuebles de conservación tipológica, monumental e integral (Art. 318, Decreto Distrital 190 de 2004). Otros incentivos para la conservación de los BIC establecidos en el POT nunca fueron reglamentados. Del nivel distrital, sin duda los dos primeros resultan interesantes para los propietarios de dichos inmuebles y contribuyen a su mantenimiento. Pero su obtención no se encuentra condicionada al cumplimiento de ninguna otra condición. La pregunta legítima es si tiene algún sentido que sean beneficiarios de descuentos tributarios: - inmuebles que en nada contribuyen al paisaje urbano, ni a la calidad del espacio público, porque se encuentran encerrados por grandes muros en predios privados sean beneficiarios de descuentos tributarios por el simple hecho de ser considerados de interés cultural. Es el caso del Club de la Policía, por ejemplo, en Chapinero. Cualquier beneficio derivado del interés cultural de un edificio debe ser condicionado a la posibilidad de apreciarlo, desde el espacio público o a través de la apertura del edificio al público. - inmuebles que de ninguna manera amenazan ruina, o sustitución, como puede ser la Torre Colpatria, que además se lucra de ser valla publicitaria a gran escala. La disposición/proyección de vallas publicitarias en los inmuebles de interés cultural no parece compatible con su carácter monumental. El ejemplo francés: estímulos supeditados a la apertura del BIC al público El propietario de un inmueble protegido según la ley francesa del 31 de diciembre de 1913 es beneficiario de deduccionesfiscales: - Deduccionesdelasrentasproducidas porel inmuebledelos costos ligados asu propiedad: o 100%de loscostosdereparacióno restauracióndelinmueble; o 100% del resto de los costos cuando este está abierto al público (incluidos los costos de aperturaal público); o 50%del resto de loscostoscuando esteno se encuentraabierto al público. - Deducciones de las rentas producidas por el inmueble del valor real de los seguros y de los costos de promoción y de publicidad relativos al inmueble, cuando se encuentra abierto al público y produce ingresosgravables. - Exención de los impuestos de sucesión y donación, supeditada a la firma de un convenio entre el Estado y los herederos o beneficiarios de la donación, a través de la cual estos últimos se comprometana: o Abrirel inmuebleal público; o Asumir el mantenimiento y la conservación de los objetos y elementos de decoración que ahí se conservan; o Poner a disposición gratuitamente el inmueble para la realización de eventos públicos de tipo cultural y educativo compatibles conelcarácter delmonumento. Son considerados abiertos al público los inmuebles que el público puede visitar por lo menos 50 días al año, dentro de loscuales25 díasfestivoso feriados de abrila septiembre,o 40días dejulio a septiembreincluidos.
  24. 24. ProBogotá Región – Versión Final 24 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES A la luz de lo anteriormente expuesto, ProBogotá presenta a consideración de las autoridades nacionales y distritales las siguientes 8 recomendaciones: Con ocasión del nuevo POT: 1. actualizar y consolidar un único inventario de bienes con ocasión del nuevo POT y a modo de anexo actualizable del mismo; 2. establecer un régimen de protección progresivo, y no acumulativo para los bienes de interés cultural. Concretamente en Bogotá, los 128 Monumentos Nacionales en Bogotá podrían dejar de ser competencia del Distrito. De esta manera cada quien sabe por qué inmuebles responde; 3. Para poner en valor un BIC, garantizar no solo la conservación del inmueble sino de todo el entorno en el cual se inscribe a través de una norma específica del POT Sugerimos adoptar como noción de entorno un radio de 100 metros a partir del centroide del bien, perímetro dentro del cual cualquier intervención arquitectónica o urbanística debe ser sometida a aprobación de la autoridad competente, estableciendo algunas reglas claras de antemano:  Cerramientos especiales, prohibición de vallas publicitarias, antenas… (para el BIC),  Alturas y distancias (para los inmuebles contiguos),  Subterranización de redes (para el entorno). 4. Condicionar la aplicación de estímulos fiscales a la apertura de los BIC al público, o por lo menos a la garantía de visibilidad de los mismos desde el espacio público y al estricto cumplimiento de las reglas pre-establecidas. Con ocasión del PEMP del Centro: 5. Preferir un PEMP de nivel Distrital para un perímetro más amplio que las 149 hectáreas que el Ministerio de Cultura requiere regular a través de un PEMP Nacional. Con ocasión de una reforma administrativa en beneficio de una mejor política de conservación del Patrimonio Inmueble: 6. simplificar la estructura institucional distrital para el manejo de los bienes inmuebles de interés cultural concentrando la responsabilidad técnica, administrativa y de control y vigilancia sobre el patrimonio en el Instituto de Patrimonio, adscrito eventualmente a la Secretaría de Planeación del Distrito y no a la Secretaría de Cultura.
  25. 25. ProBogotá Región – Versión Final 25 7. Responsabilizar más efectivamente a los propietarios de los BIC y reforzar la capacidad de acción de las autoridades sobre los bienes: Las autoridades competentes deberían poder ordenar intervenciones con cargo fiscal al propietario, y excepcionalmente expropiar BICS. Para poderlo financiar, podrían constituir un fideicomiso con el concurso del sector privado para mantenimiento y preservación de los BIC. Desde MinCultura: 8. Establecer desde el nivel nacional guías, lineamientos y normas generales, por tipos de inmuebles, para el manejo y preservación del los BICS, por tipologías arquitectónicas, o por épocas y estilos, o ambos criterios. Algunas de ellas deben ser normas a inscribir en POT, para cumplimiento de curadores urbanos.

×