Caracterizacion interior (2)

1,677 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,677
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Caracterizacion interior (2)

  1. 1. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Caracterización de las afectacionesproducidas por el conflicto armado en niñosy niñas en primera infancia residentes en el Distrito Capital Autoras Patricia Bojacá Santiago Elsa Castañeda Bernal Equipo IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez - OEI Gloria Helena Henao María Victoria Estrada Carolina Mantilla García Pedro Emilio Espejo María Eugenia Montoya
  2. 2. Alcaldía Mayor de Bogotá Organización de Estados Iberoamericanos Samuel Moreno Rojas para la Educación la Ciencia y la Cultura Alcalde Mayor - OEI - Cra 9 # 76 – 27 Secretaría Distrital de Integración Teléfono 3469300 Social www.oei.es / www.oei.org.co 2010 Carrera 7 # 32 – 16 Álvaro Marchesi Ullastres Teléfono 3279797 Secretario General www.integracionsocial.gov.co Angel Martín Peccis Representante Regional en BogotáMercedes del Carmen Ríos Hernández Elsa Castañeda Bernal Secretaria Directora IDIE Primera Infancia y Luz Stella Casas de Kuan Derechos de la Niñez Subsecretaria Patricia Bojacá Santiago Juan Fernando Rueda Guerrero Elsa Castañeda Bernal Director Poblacional Instituto Iberoamericano para el Javier Fernando Mora Andrade Desarrollo y la Innovación Educativa Director de Análisis y Diseño (IDIE) para la Primera Infancia y Estratégico Derechos de la Niñez. Jefrey Alfonso Prada Díaz Organización de Estados Iberoamericanos Director Territorial (OEI). Johnatan Javier Nieto Blanco Autoras Jefe Oficina Asesora de Gloria Helena Henao Comunicaciones María Victoria Estrada Norma Leticia Guzmán Rimolli Carolina Mantilla García Jefe Oficina Asesora Jurídica Emilio Espejo Constanza Liliana Alarcón Párraga María Eugenia Montoya Subdirectora para la Infancia Equipo IDIE de Primera Infancia y Camilo Ernesto Peña Porras Derechos de la Niñez - OEI Coordinador Análisis y Seguimiento Elsa Castañeda Bernal de la Política Pública Patricia Bojacá Santiago Gloria Mercedes Carrasco Ramírez Coordinación Técnica en la Organización Coordinadora Atención Integral de Estados Iberoamericanos Primera Infancia María Cristina Escobar Remicio Constanza Gómez Romero Sol Indira Quiceno Forero Coordinadora Convenio 3188 de Coordinación Técnica en la Secretaría 2008 Distrital de Integración Social Primera Infancia e Inclusión Social Convenio 3188/08 Por la Primera Infancia y la Inclusión Social. Comité Técnico Formación a Familias.
  3. 3. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Caracterización de las afectacionesproducidas por el conflicto armado en niñosy niñas en primera infancia residentes en el Distrito Capital Autoras Patricia Bojacá Santiago Elsa Castañeda Bernal Equipo IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez - OEI Gloria Helena Henao María Victoria Estrada Carolina Mantilla García Pedro Emilio Espejo María Eugenia Montoya IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez Organización de Estados Iberoamericanos – OEI – Subdirección para la Infancia Secretaría Distrital de Integración Social – SDIS – Convenio por la primera infancia y la inclusión social
  4. 4. Ana Beatriz Cárdenas El documento Bogotá: huellas del CINDE conflicto armado en la primera Elsa Castañeda Bernal infancia. Caracterización de las Patricia Bojacá Santiago afectaciones en niños y niñas Instituto Iberoamericano para el residentes en el Distrito Capital fue Desarrollo y la Innovación Educativa investigado, construido y redactadopara la Primera Infancia y Derechos de la por el IDIE de Infancia de la OEI Niñez (IDIE) en el marco del Convenio 3188 deOrganización de Estados Iberoamericanos 2008 “Por la Primera Infancia y la (OEI). Inclusión Social”. Para su escritura, Sara Méndez Paris las autoras tuvieron en cuenta las Fundación Éxito orientaciones del Comité Técnico de Margarita Martínez Formación a Familias del Convenio María Isabel Martínez 3188 de 2008. Su contenido puede Fundación Restrepo Barco ser usado, citado, divulgado y Marisol Moreno Angarita aplicado bajo el cumplimiento de las Andrea Cárdenas Jiménez respectivas normas de derechos de Fundación Saldarriaga Concha autor. Claudia Rodríguez Los personajes ilustrados que hacen Gloria Bernal parte de esta guía fueron creados FUNDALECTURA dentro de la POLÍTICA POR LA María Cristina Escobar Remicio CALIDAD DE VIDA DE NIÑOS, Sol Indira Quiceno Forero NIÑAS Y ADOLESCENTES DESecretaria Distrital de Integración Social BOGOTÁ 2004-2008, ratificada para Claudia Liliana Vargas el período 2008 – 2011 a través del UNICEF Acuerdo 308 de 2008, por el cual se Luz Alcira Granada adoptó el Plan de Desarrollo Bogotá Janeth Beltrán Espitia Positiva: “Para Vivir Mejor”, con el Visión Mundial fin de enriquecer nuevas propuestas gráficas alusivas a dicha política. Sonia Nadezhda Truque La utilización de los mismos se Corrección de Estilo realizó de acuerdo al manual de uso Sigma Editores Ltda. publicado por la Secretaría Distrital Desarrollo Editorial e Impresión de Integración Social y la Alcaldía Mayor de Bogotá. ISBN: 978-958-8656-08-2 2011
  5. 5. ContenidoSaludoPresentación 11Prólogo 171. Referentes conceptuales 191.1. Concepción de primera infancia, perspectiva de derechos 21 y enfoque diferencial1.2. Primera infancia y conflicto armado 251.3. Enfoque sistémico 282. Niños y niñas en primera infancia: Víctimas del conflicto 35 armado3. Metodológia utilizada para el proceso de caracterización 47 de las afectaciones3.1. Punto de partida 473.2. Muestra para la caracterización en Bogotá 493.3 Aplicación de instrumentos 504. Caracterización de las afectaciones del conflicto armado 53 en Bogotá D.C.4.1. Caracteristicas de los sistemas familiares 554.1.1. ¿De qué familias estamos hablando? 574.1.2. Procedencia 594.1.3. Sistemas vinculares y familiares 614.1.4. Adaptabilidad a la ciudad: empleo y vivienda 654.2. Características de los niños y las niñas 704.2.1. ¿De qué niños y niñas hablamos? 72 5
  6. 6. 4.2.2. Entorno educativo e institucional 73 4.3 Afectaciones producidas por el conflicto armado en los 74 niños y las niñas desde el enfoque de derechos 4.3.1 Afectaciones desde el enfoque sistémico 74 4.3.2 Comprensiones de los derechos humanos de niños y 75 niñas por actores claves relevantes 4.3.3 Derechos de existencia 77 4.3.4 Derechos de desarrollo 86 4.3.5 Derechos de participación ciudadana 100 4.3.6 Derechos de protección 109 5. Capacidades, potencialidades y percepciones identificadas 117 por los actores relevantes 5.1 Reresentaciones de la primera infancia para los actores 118 de la caracterización 5.2 Capacidades identificadas por los miembros de familia y 120 las agentes educativas 5.2.1 Capacidades de los niños y las niñas con consigo, con los 121 adultos, con sus pares y su entorno. 5.3 Capacidades del niño y niña consigo mismo, con los 124 adultos, con los demás niños y con su entorno, según los servidores públicos 5.4 Potencialidades y fortalezas identificadas por las familias 124 5.5 Potencialidades y percepciones de las agentes educativas 128 relacionadas con su trabajo 5.6 Potencialidades y percepciones según los servidores 134 públicos 5.7 Identificación de políticas, programas y proyectos 137 a niños y niñas de 0 a 6 años afectados por el conflicto armado según los servidores públicos en el distrito capital y localidades Conclusiones 141 Bibliografía 1436
  7. 7. indiCe de gráfiCosGráfico 1. Situaciones del conflicto armado a las que están 37 expuestos los niños y las niñas en la primera infancia.Gráfico 2. Muestra del Estudio. 51Gráfico 3. Situaciónes de conflicto armado vividas por las 57 familias entrevistadas.Gráfico 4. Lugar de procedencia de familias en situación 59 de desplazamiento.Gráfico 5. Lugar de procedencia de familias de personas 61 desmovilizadas.Gráfico 6. Derechos de la categoría de existencia más 78 vulnerados según las agentes educativas y, más garantizados según las servidoras y servidores públicos.Gráfico 7. Régimen de salud al que se encuentra afiliado 82el niño o niña según los miembros de familia.Gráfico 8. Derechos de la categoría de desarrollo más 86 vulnerados según las agentes educativas y, más garantizados según las servidoras y servidores públicos.Gráfico 9. Esquema de las afectaciones desde el enfoque 87 sistémico.Gráfico 10. Derechos de la categoría de desarrollo más 90 vulnerados según las agentes educativas y más garantizados según las servidoras y servidores públicos.
  8. 8. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Gráfico 11. Afectaciones en el desarrollo físico identificadas 91 por las familias y agentes educativas. Gráfico 12. Afectaciones en el desarrollo social identificadas 92 por las familias y agentes educativas. Gráfico 13. Afectaciones en el desarrollo emocional identificadas 93 por las familias y agentes educativas. Gráfico 14. Afectaciones en el desarrollo cognitivo identificadas 95 por las familias y agentes educativas. Gráfico 15. Afectaciones en los comportamientos y actitudes 96 identificadas por las familias y agentes educativas. Gráfico 16. Derechos de la categoría de participación más 101 vulnerados según las agentes educativas y más garantizados según las servidoras y servidores públicos. Gráfico 17. Toma de decisiones en la familia. 106 Gráfico 18. Miembro de familia que manda en la casa. 107 Gráfico 19. Derechos de la categoría de protección más 110 vulnerados según las agentes educativas y, más garantizados según las servidoras y servidores públicos. Gráfico 20. Riesgos que vivían los niños y niñas en situación 111 de desplazamiento. Gráfico 21. Riesgos que vivían los niños y niñas hijos e hijas de 112 personas desmovilizadas. Gráfico 22. Situaciones en las que el padre o madre actúa de 113 forma violenta contra el niño o niña en situación de desplazamiento. Gráfico 23. Situaciones en las que el padre o madre actúa de 114 forma violenta contra el niño o niña, hijos e hijas de desmovilizados. Gráfico 24. Agresión familiar según las agentes educativas. 115 Gráfico 25. Agresión familiar según servidoras y servidores 115 públicos.8
  9. 9. Índice de gráficosGráfico 26. Capacidades del niño o niña consigo mismo (a) 122 identificadas por los miembros de familia y agentes educativas.Gráfico 27. Potencialidades y fortalezas identificadas por las 125 familias en sus hijos e hijas y en ellos mismos.Gráfico 28. Evocaciones de la infancia de las agentes educativas. 129Gráfico 29. Potencialidades y percepciones de las agentes 130 educativas.Gráfico 30. Percepciones de los servidores públicos. 135Gráfico 31. Evocaciones de la infancia de los servidores públicos. 136 9
  10. 10. saludoLa Ciudad de Derechos del Plan de Desarrollo “Bogotá Positiva”se propone alcanzar el reconocimiento, garantía, restablecimientoy ejercicio pleno de los derechos de la ciudadanía. Pretende que loshabitantes del territorio logren, en un marco de equidad y justiciasocial, la satisfacción de sus necesidades y niveles de desarrollocon calidad de vida en equilibrio con la naturaleza y el ambiente.Conseguir lo anterior ha implicado durante estos años un esfuerzosostenido por reconocer a los diferentes grupos y colectivos de personasque conforman la ciudad, identificar sus características e intereses,acercarse a sus particularidades y a partir de ellas desarrollar respuestasinstitucionales ajustadas a sus necesidades y expectativas de forma talque se asegure el cumplimiento de sus derechos bajo el criterio delrespeto de las diferencias y valoración de la diversidad. Bajo esta perspectiva y reconociendo que Bogotá se constituye enla segunda ciudad receptora de población desplazada en el país, de lacual el 25% son niños y niñas menores de seis años, se ve la necesidadde comprender y reconocer las características, necesidades y potenciali-dades de la población infantil afectada por el conflicto armado a travésdel diseño e implementación de acciones integrales con perspectivadiferencial. En este sentido, la Secretaría de Integración Social en el marco delConvenio por la Primera Infancia e Inclusión Social y en asocio con elIDIE de Primera Infancia de la Organización de Estados Iberoameri-canos, desde el 2009 viene apostándole a la visibilización de los niños,niñas en primera infancia afectados por conflicto armado residentes 11
  11. 11. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia en Bogotá con el fin de estructurar respuestas integrales que garan- ticen sus derechos. Esta labor ha generado una reflexión y análisis conceptuales, normativos, técnicos y políticos que hoy nos permiten contar con una aproximación inicial más clara de la intervención que debe hacerse teniendo en cuenta las particularidades de la situación de los niños, niñas y sus familias víctimas del conflicto armado. Para comenzar se diseño e implemento un proceso de formación pedagógica dirigido a familias, maestros-as y servidores y servidoras públicas, acompañado de un proceso de intervención pedagógica con niños y niñas de la primera infancia afectados por el conflicto. A partir de estos se obtuvo información en torno a las afectaciones producidas por el conflicto armado en niños, niñas en primera infancia y sus características, lo que a su vez permitió generar una reflexión alrededor de lineamientos de política pública para la atención diferencial a la primera infancia víctimas del conflicto armado. Parte de los productos del proceso descrito lo constituyen tres documentos que recogen la reflexión y ponen a consideración de la ciudad análisis y apuestas de acción, estos son: “Propuesta de linea- miento de política pública para la atención a la primera infancia afectada por el conflicto armado en Bogotá” “Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia. Caracterización de las afecta- ciones producidas por el conflicto armado en niños y niñas en primera infancia residentes en el Distrito Capital” y “Dos formas de contar y tejer la experiencia. Sistematización proyecto Re Creo 2009 – 2010”. Estamos seguros de que estos serviran como un punto de partida para lograr un conocimiento más profundo de la problemática, lo que esperamos se traduzca a futuro en el diseño y aplicación de acciones integrales y diferenciales dirigidas a niños y niñas en primera infancia, familias, agentes educativos y servidores públicos, que complementen y fortalezcan las existentes. “Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia. Caracterización de las afectaciones producidas por el conflicto armado en niños y niñas en primera infancia residentes en el Distrito Capital”,12
  12. 12. saludorepresenta el primer esfuerzo y resultado que sirvió de base para eldiseño e implementación de las acciones de atención diferencial quese llevaron a cabo posteriormente en el marco del proceso dirigido aesta población, sus familias, los agentes educativos y los y las servidoraspúblicas relacionados con el goce efectivo de sus derechos. Con este documento de caracterización, producto de la indagacióncon niños y niñas, con sus cuidadores y con servidores públicos; laciudad cuenta con una herramienta que le permite reconocer y teneruna mejor comprensión tanto de las afectaciones y capacidades comode las necesidades de atención de los niños y niñas en primera infanciavíctimas de conflicto armado. De la misma forma permite obtenerpistas sobre el papel de los cuidadores y servidores en el proceso dediseño e implementación de acciones diferenciales teniendo en cuentaestas afectaciones. Esta caracterización y la implementación de las acciones diferen-ciales desarrolladas con niños y niñas en primera infancia y suscuidadores, se constituye en un paso inicial que la ciudad da en tornoa la reflexión sobre la importancia que representa continuar con eldiseño y realización de acciones diferenciales así como la visibilizaciónde estas en la agenda pública dada la importancia y prioridad deatención de esta población. Confiamos en que este documento sirva para lograr un conoci-miento más profundo de la problemática y que esto a su vez se traduzcaen la aplicación de acciones integrales y diferenciales dirigidas a niñosy niñas en primera infancia, familias, agentes educativos y servidorespúblicos, que complementen y fortalezcan las existentes.Mercedes del Carmen RíosSecretariaSecretaría Distrital de Integración Social 13
  13. 13. PresentaCiónUn análisis profundo y objetivo de la Política “Por la Calidad deVida de Niños, Niñas y Adolescentes de Bogotá”, así como la revisióncuidadosa de las acciones tradicionales que venía adelantando elgobierno distrital en materia de primera infancia, permitió identificarausencias reales e importantes de una aproximación diferencial a lasproblemáticas y consecuencias del conflicto armado sobre las familiasvíctimas de éste con niños y niñas en esta edad. En particular, la prioridad otorgada por el gobierno nacional,distrital y los organismos internacionales, a temas como el desplaza-miento, la desmovilización o los secuestros por causa del conflictoarmado, no estaba evidenciando ni reconociendo con claridad lasituación de los niños y niñas en primera infancia involucrados enestas situaciones. De manera tal que la intervención institucional enla ciudad y el país sobre esta población era inconsciente, inocente yde cierta manera irresponsable al no trabajar sobre conocimientos yanálisis respecto a la característica, situación y consecuencias psicoso-ciales del conflicto sobre la primera infancia. Ante esta realidad, la Secretaría Distrital de Integración Socialen compañía del Instituto Iberoamericano para el Desarrollo y laInnovación Educativa – IDIE de Primera Infancia y Derechos de laNiñez de la Organización de Estados Iberoamericanos y en el marcodel Convenio por la Primera Infancia y la Inclusión Social, se propu-sieron ampliar la frontera de conocimientos sobre las afectaciones delconflicto armado en niños y niñas en primera infancia y generar alter- 15
  14. 14. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia nativas de acción institucional que dieran respuesta a las necesidades particulares surgidas de estas afectaciones. Una labor sostenida y simultánea de reflexión-acción en torno a la realidad de los niños y niñas menores de cinco años pertenecientes a familias víctimas del conflicto armado, ha permitido una comprensión inicial de los fenómenos asociados a esta problemática basado en el análisis de las características de la población involucrada. De la misma manera condujo a la estructuración de estrategias de acción ajustadas a las particularidades de la población con miras a lograr respuestas integrales acordes a las necesidades de los niños y niñas. Finalmente, como consecuencia y causa de lo anterior se planteó a la ciudad una propuesta de lineamientos de una política pública para la primera infancia afectada por el conflicto armado. Con lo anterior Bogotá alcanza un conocimiento y análisis básico de la situación de los niños y niñas víctimas de conflicto armado; el diseño y puesta en marcha de alternativas de trabajo con ellos y ellas, con los padres y madres, con los agentes educativos y con los servidores públicos; y define una postura y líneas de política pensadas para lograr la sostenibilidad de la labor iniciada y su integración en la agenda de política de la ciudad. El soporte y cimento de una política pública debe ser la infor- mación y análisis sobre el contexto y las condiciones que rodean cualquier fenómeno social. Por esta razón para llegar al diseño de alter- nativas de atención, así como para el establecimiento de lineamientos de política en torno a las afectaciones de los niños y niñas en primera infancia víctimas de conflicto armado, fue necesario adelantar una reflexión juiciosa sobre las características y circunstancias de la vida de esta población. El acercamiento a las familias, el diálogo perma- nente con los niños y las niñas, el intercambio con los docentes y un ejercicio consciente, crítico y objetivo de observación de la realidad de la infancia que ha vivido el conflicto, fue la materia prima para la construcción del conocimiento con el que hoy se cuenta sobre esta problemática. A partir de lo anterior, Bogotá consigue a través de un16
  15. 15. presentaciónproceso de recolección y análisis sistemático de información, moverla frontera de conocimiento sobre las consecuencias sociales y psico-lógicas de las situaciones de conflicto armado durante la primerainfancia. Logra así mismo estructurar una línea de base que servirácomo medio de contraste para determinar los efectos e impactos de laintervención institucional sobre la problemática, así como para realizarcomparaciones del estado de los niños y niñas víctimas de esta proble-mática que lleguen a la ciudad hacia el futuro. Es así como “Bogotá: huellas del conflicto armado en la primerainfancia. Caracterización de las afectaciones en niños y niñas residentesen el distrito capital”, ha servido para estructurar técnicamente larespuesta institucional de la SDIS orientada a la solución de la proble-mática asociada, esperamos que contribuya al cumplimiento de lasresponsabilidades del gobierno y las organizaciones sociales comprome-tidas con garantizar los derechos de los niños y niñas en su primerainfancia.Constanza Liliana Alarcón PárragaSubdirectora para la InfanciaSecretaría Distrital de Integración Social 17
  16. 16. PrólogoEn el marco del Convenio por la Primera Infancia y la Inclusión Social,el IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez de la OEI y la Secre-taría Distrital de Integración Social, han adelantado una propuesta deatención para los niños y niñas en primera infancia afectados por elconflicto armado y sus familias que habitan en Bogotá. En este sentido, la caracterización de estos sujetos se constituyó enobjetivo central del proceso, fundamental para acercarse a la realidadde las situaciones del conflicto armado vividas en la primera infancia;y para comprender, apropiar y desentrañar las afectaciones humanas yciudadanas de la guerra en los niños y niñas desde su nacimiento hastalos seis años. Los instrumentos para la caracterización fueron diseñados en2008 por un equipo del IDIE de Primera Infancia y Derechos de laNiñez de la OEI en la línea de inclusión social, con una perspectivasistémica, para escuchar las voces de los actores claves relevantesen la vida de los niños y niñas en primera infancia: las familias, lasagentes educativas y las servidoras y servidores públicos, responsablesde programas de atención para la población afectada por el conflictoarmado. La aplicación de los instrumentos para caracterizar las afecta-ciones del conflicto armado en la primera infancia a familias y agenteseducativas fue realizada en el primer semestre de 2009, por servidoras yservidores públicos de diferentes instituciones del Distrito que trabajancon población afectada por el conflicto armado, convocados por la 19
  17. 17. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Secretaría Distrital de Integración Social. Este escenario fue propicio para generar espacios conversacionales entre las personas de las insti- tuciones y las afectadas por el conflicto armado, en las que los niños y niñas en primera infancia fueron el centro de interés. A su vez, la aplicación de los instrumentos a hijos, hijas o familiares de personas desaparecidas y secuestradas, fue realizado por la Fundación País Libre, entidad con amplia trayectoria en la atención y el acompañamiento a esta población. Los instrumentos orientados a servidoras y servidores públicos, responsables de la atención a la población fueron aplicados por el equipo del IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez de la OEI. En este documento se presenta el análisis de los instrumentos en el que se plantean en primer lugar los referentes conceptuales, seguidos del marco jurídico de las afectaciones y la metodología utilizada para el proceso de caracterización en Bogotá; posteriormente se da paso a la caracterización de los sistemas familiares y de las afectaciones de los niños y niñas en primera infancia en el ejercicio de sus derechos y en el desarrollo, para cerrar con el reconocimiento de las potencialidades y capacidades de los niños, niñas y sus familias y las conclusiones de la caracterización. Cabe resaltar que en 2009 y 2010, el IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez de la OEI fortaleció con parte de los elementos planteados en la caracterización, la construcción de las propuestas de atención con niños y niñas, familias, agentes educativas y servidoras y servidores públicos. Las múltiples lecturas que proporciona esta caracterización invitan a replantear la respuesta institucional para la atención a la población y el restablecimiento de sus derechos, desde la comprensión de las afecta- ciones que permitan avanzar hacía la reparación integral. Las autoras20
  18. 18. 1. referentes ConCePtuales1.1 ConCePCión de Primera infanCia, PersPeCtiva de dereChos y enfoque diferenCialDesde la modernidad, en el siglo XVIII, cambió la noción de infancia.De una concepción negativa, se pasó al descubrimiento y conside-ración de los niños y niñas como sujetos de derechos. Fue necesarioque cambiaran algunas condiciones históricas, sociales, políticas yeconómicas, para que la primera infancia fuera reconocida “con carac-terísticas propias y delimitadas y con un papel distinto en el mundosocial”. Los niños y las niñas eran pensados como seres en transición,en espera de ser adultos, imperfectos, en construcción, como adultosen miniatura, “con sus mismas características, virtudes y defectos”. Enconsecuencia los niños y las niñas eran completamente invisibilizadoscomo sujetos, se consideraban simples compañeros o compañerasnaturales del adulto, negando su identidad. (Camargo, 2003: 15-16). Según Ariés (1987), con el advenimiento de la modernidad, el niñoy la niña dejan de ser invisibilizados como sujetos, pero su identidadcomo personas por sí mismas aún no es reconocida. Aunque ya ocupanun lugar social, todavía son percibidos como adultos en miniatura,incapaces de desenvolverse por sí solos, diferentes de los adultos única-mente por su tamaño. “La identidad negativa persiste, pues el niño yla niña son considerados y tenidos en cuenta por su pertenencia a lasinstituciones de la sociedad: hijo-a, alumno-a” (Camargo, 2003: 16). Laniñez es entonces redefinida y “se convierte en el epicentro del interés 21
  19. 19. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia educativo de los adultos” donde la familia tiene el deber de prepararlos para la vida. En tal sentido, la identidad y el estatus como sujetos de derechos todavía no es reconocido. Sin embargo, autores como Rousseau, en su libro Emilio o la Educación dan los primeros pasos en el descubrimiento y reconoci- miento de los niños y las niñas según sus particularidades y su edad dentro del ciclo vital. Los concibe como sujetos diferenciados, distintos a los adultos, con sus propias características, virtudes e identidad. Al respecto, Jesús Palacios en su libro La cuestión escolar: Críticas y alter- nativas, afirma: “Si entre todos los demás hubiese que destacar uno de los hallazgos de Rousseau, éste sería el descubrimiento del niño; el descubrimiento de que el niño existe como un ser sustancialmente distinto del adulto, sujeto a sus propias leyes de evolución; el niño no es un animal ni un hombre; es un niño” (Palacios, 1989: 40). Como se plantea en la propuesta de lineamiento de política pública para la atención integral a la primera infancia afectada por el conflicto armado en Bogotá, la Convención Internacional de los Derechos del Niño (cdn) genera un cambio paradigmático en la concepción de infancia reflejado en: se da un salto cualitativo del enfoque de necesi- dades al enfoque de derechos, el cual recoge casi 70 años de esfuerzos para posicionar una ética en favor de la infancia; se afianza una nueva visión de los niños y las niñas, que será dominante durante la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI; se plantea la necesidad de que el Estado reconozca a los niños como sujetos de derechos; se resalta la urgencia de que la sociedad cambie la visión que tiene de ellos, los trate como ciudadanos con plenos derechos, les respete su dignidad humana y defina su importancia no sólo por el acceso y la permanencia a los servicios sino que su reconocimiento y protección sean integrales y estén determinados por la garantía y el respeto de sus derechos. Por lo anterior queda claro que la niñez y la primera infancia son una construcción histórico-social que ha evolucionado y cambiado su significado con el tiempo. Hoy en día la infancia es relevante no sólo para el futuro sino para el presente de las sociedades lo que significa22
  20. 20. referentes conceptualesque los niños y las niñas no son sólo sujetos en construcción o entransición sino que son seres humanos con capacidades y potenciali-dades, sujetos activos de derechos, ciudadanos desde el nacimiento y,como tal, parte activa de la sociedad. Con la firma de la cdn y los correspondientes compromisosnacionales e internacionales asumidos por Colombia, el Estado y susinstituciones se constituyen en promotoras y garantes de los derechosde los niños y las niñas y la familia y la sociedad en corresponsablesde su cumplimiento. En consecuencia, la garantía de los derechosde la infancia es un reto que exige cambios en la gestión pública envarios sentidos: en primera instancia es indispensable trascender lavisión sectorial de las instituciones y hacer un viraje hacia escenariosde trabajo integral e integrador. Igualmente es importante generarcambios culturales para que los niños y las niñas sean consideradoscomo sujetos, con igualdad de derechos, como interlocutores válidoscon particularidades condicionadas a su desarrollo, donde se privilegieel “interés superior” de ellos y ellas por encima de cualquier interéssocial, cultural, político o económico. Por tanto, las decisiones políticasque se tomen tienen que proteger y salvaguardar integralmente losderechos de las niñas y los niños, como se describe en la propuesta delineamiento de política pública citada. Así mismo, la perspectiva de derechos coloca el acento en elreconocimiento de las diferencias culturales, étnicas, de género y dedesarrollo, según el ciclo vital, y se interpelan las acciones del Estadoy de la sociedad en torno a la generación de las condiciones y lasdotaciones que se requieren para el goce efectivo de los derechos. En tal sentido, el enfoque diferencial, centrado en la dignidadhumana y basado en el principio de equidad y el derecho a la nodiscriminación, busca lograr la igualdad real y efectiva que reconozcala diversidad y la posible desventaja que enfrentan grupos poblacio-nales específicos1. Supone que personas en situaciones similares deben1 Instituto Colombiano de Bienestar Familiar icBf (2007). Lineamientos técnicos para la organización del Sistema de Atención para la protección integral. 23
  21. 21. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia ser tratadas de forma igual, y que aquellas que están en situaciones distintas deben tratarse de manera diferencial, en forma proporcional a dicha diferencia. El enfoque diferencial permite tener en cuenta los derechos y necesidades específicas de los individuos según su pertenencia a diferentes grupos poblacionales, a las necesidades concretas, especí- ficas, singulares, de acuerdo con el ciclo vital, el género, las condiciones físicas y la cultura específica de cada niño, niña y adolescente2. El reto del enfoque diferencial es trascender el límite de la protección institucional y subsidiaria del Estado y los límites del derecho como norma fundamentada en un sujeto ideal, para reconocer como sujetos reales a los niños y niñas, examinando su particular situación socio- jurídica con respecto a sus situaciones especificas de vulnerabilidad, riesgo y conculcación de derechos producidos por eventos particulares3. Esta mirada exige romper la idea de los niños, niñas y adolescentes como una categoría homogénea a la cual se atiende desde la lógica de prestación de servicios, invita a ejercicios institucionales y sociales que posibiliten el reconocimiento y respeto de las situaciones particu- lares que enfrentan. Por tanto, el enfoque diferencial exige centrar las propuestas de trabajo con los niños y niñas reconociendo los derechos individuales y colectivos si es el caso, el momento especifico de ciclo vital, género, cultura, etnia, condición física y mental. Desde el Estado Social de Derecho, se asume el compromiso para garantizar la efectividad de los derechos de la niñez, consagrados en el bloque de constitucionalidad. Este planteamiento ético, convoca a la construcción de nuevos imaginarios sobre los niños y las niñas como sujetos preferentes de derechos, que exige que el Estado, la sociedad 2 ACNUR, (2009). Balance de la política pública de prevención, protección y atención al desplazamiento interno forzado en Colombia. 3 Montoya María Eugenia (2010). Propuesta de lineamiento de política pública para la atención integral a la primera infancia afectada por el conflicto armado en Bogotá. IDIE - OEI - SDIS.24
  22. 22. referentes conceptualesy la familia construyan nuevos entramados que posibiliten hacerrealidad la dimensión material, afectiva y moral que se requiere para elgoce efectivo de los derechos de la infancia. En relación con el tema que nos convoca: impactos del conflictoarmado en la primera infancia de la ciudad de Bogotá, es claro que,el enfoque diferencial es ante todo un enfoque de derechos, que seestructura a partir del reconocimiento de la política pública comoinstrumento “para la realización de los derechos de la población inter-namente desplazada”, derechos que “constituyen el correlato de lasobligaciones del Estado”.4 En esta misma línea, como se describe en la citada propuesta delineamiento, el Código de la Infancia y la Adolescencia Ley 1098 de2006, encarna valores y principios que influyen en la aplicación detodas las normas de justicia, la promoción de políticas y la realizaciónde programas y acciones concretas que propendan por el bienestary protección tal y como se plantea en el Articulo 20, Derechos deprotección, donde se consagra que “los niños, niñas serán protegidoscontra el secuestro, el reclutamiento y la utilización de los niños porparte de los grupos armados y desplazamiento forzado”, entre otros . Por tanto, la dignidad humana y la solidaridad social comoprincipios fundantes del Estado colombiano se ponen en juego, para eldiseño de políticas y programas tendientes a reconocer y garantizar losderechos de niñas y niños para responder a las afectaciones producidaspor el conflicto armado.1.2 Primera infanCia y ConfliCto armadoLa guerra y el conflicto armado en Colombia, más que un problemacoyuntural, se constituyen en ejes permanentes de la historia del país.54 ACNUR, (2007). Balance de la política pública para la atención integral al desplazamiento forzado en Colombia Enero – abril, 2004.5 Castañeda, Elsa y Romero, Tatiana (2009). El conflicto armado Colombiano y la primera infancia. En: Colombia, Huellas del conflicto en la primera infancia. Save the Children Canadá, OEI. 25
  23. 23. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Está inscrito en el contrapunteo armado múltiple en el que participan grupos contra estatales, paramilitares, autodefensas locales, la delin- cuencia organizada y las fuerzas de seguridad del Estado. La guerra y el conflicto armado tienen la característica de ser definitorias del todo social porque pasan a convertirse en el problema más importante de una sociedad, afectando y derrumbando todos los aspectos de un país: económico, social, cultural, político y además personal porque tiene un carácter de trauma psicosocial para cada habitante.6 Además, pone en vilo en forma sistemática el derecho a la vida, la integridad, la libertad y la seguridad personal de toda su población, constituyéndose en una tragedia humanitaria en donde la vulneración múltiple, masiva y continua de los derechos fundamen- tales, especialmente de los niños y niñas es el contexto común de su desarrollo humano y social, poniendo en entredicho en forma perma- nente el Estado Social de Derecho. El carácter patógeno de una guerra está definido por la intro- yección de los eventos sociales aberrantes de la situación problema en las estructuras cognoscitivas de los individuos afectados. La totalidad de estos cambios se traduce en el deterioro de las cualidades humanas de las personas (carácter deshumanizador de la guerra). El individuo asume los eventos violentos como parte de una normalidad, la cual acarrea un trauma psicosocial, dado que las características que trae una situación de guerra son: la polarización de las relaciones, la institu- cionalización de la mentira y la legitimación de la violencia. Atmósfera que impele al individuo a crear estrategias psicológicas que le permitan disminuir el agudo dolor provocado por estas condiciones, pero que sin embargo, no le permitirán elaborar, integrar y esclarecer sus viven- cias.7 En tal sentido, el conflicto armado produce cambios profundos y transformaciones radicales en la vida de los niños y las niñas: por el 6 Martín Baró, I. (1990). Psicología social de la guerra. El Salvador; UCA Editores. 7 Martín-Baró, (1988) La violencia política y la guerra como causas del trauma psicosocial en El Salvador. Revista de Psicología de El Salvador, 7, 28.26
  24. 24. referentes conceptualesdesarraigo, por el rompimiento de la identidad personal y social, de losvínculos afectivos, y por causa de las rupturas en las culturas familiaresy sociales lo cual exige una reinvención de sus identidades8. Según el estudio Colombia: huellas del conflicto armado en laprimera infancia, 2009, las afectaciones producidas por el conflictoarmado en la primera infancia no han sido tema de interés nacional.Esto se refleja en el hecho de que en la literatura académica y científicaproducida en el país, ocupa un espacio muy limitado, prácticamenteoculto, pese a considerarse que es un momento vital de desarrollohumano. Igualmente aparece marginalmente en la vida de las insti-tuciones estatales del nivel nacional, regional y local, y, menos haceparte de las agendas de los gobiernos. Tampoco existe presión desdela opinión pública para asumir la responsabilidad de salvaguardar losderechos de los niños y niñas como efectos del conflicto armado. La incidencia del conflicto armado en la primera infancia semanifiesta de diferente forma: los niños como víctimas de minasantipersona; el desplazamiento forzado; el secuestro9 tanto de elloscomo de sus padres; las migraciones de los padres fuera del país, deján-dolos al cuidado de familiares y en ocasiones de amigos o vecinos; laentrega de los niños a las familias de apoyo cuando los padres soncombatientes; la desmovilización de sus padres de los grupos armadosal margen de la ley; el maltrato y abandono por parte de sus familias;la desaparición forzada de los padres o familiares; los confinamientos;los ataques y tomas armadas a los municipios; las fumigaciones a loscultivos ilícitos; los asesinatos y las masacres de sus familiares y vecinos.8 El problema psicosocial de la guerra y el terrorismo se imprime en la identidad y en la ideología, “construir su identidad en un contexto de violencia generalizada, donde la alternativa es asumir agresivamente una identidad socialmente estigmatizada o aceptar el cierre de opciones y someterse a una identidad impuesta, preñada de elementos deshumanizantes, ya sea desde la vertiente opresora o, más comúnmente, desde la vertiente oprimida” (Martín-Baró, 1988:244)9 Según la Fundación País Libre, entre 1996 y 2007 se secuestró a 731 menores de seis años. 27
  25. 25. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia En términos generales, se sabe que el conflicto armado altera y transforma los territorios socialmente construidos, genera afectaciones en los niños y las niñas en todas las edades y trastorna su vida al ser testigos silenciosos de homicidios, violaciones, incineraciones y despojo de bienes, generando: ¤ Traumas psicológicos y físicos: miedo, rabia, rechazo, pérdida de confianza en sí mismo y en los otros. ¤ Detrimento de los derechos económicos, sociales y culturales ocasionados por el desarraigo y la pérdida de recursos. ¤ Cambios drásticos en la estructura familiar, orfandad y separación, pérdida del entorno cotidiano. ¤ Pérdida de sus referentes sociales, culturales, ambientales por ruptura y destrucción del tejido social. ¤ Empeoramiento de las condiciones de vida sobre todo salubridad y abastecimiento. ¤ Agudización de la marginación y la pobreza. ¤ Deterioro psicosocial y sociocultural. ¤ Mayor exposición a la vulneración de los derechos y al sufrimiento. ¤ Ser víctimas de crímenes de lesa humanidad. Si esto ocurre con todos los niños y las niñas, es de suponer que los impactos del conflicto armado en los más pequeños serán más profundos en cuanto la primera infancia es un momento crucial en la vida de los seres humanos, y es un período muy corto durante el cual se construye una parte importante del capital social y cultural de las personas; por esta razón, las primeras vivencias pueden representar incalculables ganancias o grandes pérdidas individuales y sociales. 1.3 enfoque sistémiCo El enfoque sistémico es un paradigma que desde los años 50s implicó una nueva forma de leer el mundo, de conocerlo y, de comprenderlo.28
  26. 26. referentes conceptualesEn la década de los 70s se inició su aplicación en el campo de lasactividades humanas y particularmente de la vida familiar, generandoversiones aplicables a la investigación, sus esquemas conceptuales y a laintervención psicosocial. Parte del supuesto de que la totalidad responde a un conjuntode elementos diferentes que se encuentran interrelacionados y queconforman y demarcan el sistema en su totalidad. Los sistemas sonentendidos como redes de relaciones entre elementos de variadanaturaleza y cuyas clasificaciones se determinan en el contexto en elcual están presentes. Igualmente por estructura se entiende la forma como los elementosse integran al sistema, las conexiones que se dan y la ubicación dentrode un orden de prioridades según las funciones que se le otorga a cadaelemento. Esto implica las relaciones del todo con las partes y de laspartes con el todo. La comprensión de los sistemas requiere el uso de un pensa-miento complejo, dialéctico, que destaca las realidades emergentesque resultan de la interacción entre personas, familias y grupos encontextos definidos por ellos mismos. La complejidad y los sistemas, son conceptos multidimensionales,no son propiedades de los hechos. Son referencias de los observadorespara leer situaciones recurrentes en la vida humana como las afecta-ciones por el conflicto armado. Desde el enfoque sistémico todo acontecimiento, como elconflicto armado, implica factores multicausales y multidimensionales,que ayudan a su comprensión y cuyo significado cobra sentido en ladinámica interactiva de dichos factores en el contexto que se produce.Así que, un hecho individual, como la afectación de un niño o niñapor el conflicto armado, no puede ser interpretado sólo en términos desu dinámica intrasubjetiva, sino en su interconexión con los aconteci-mientos externos –llámense familiares, sociales, culturales–. El enfoque sistémico considera al individuo como ser –niños yniñas– en un contexto, como un sistema en permanente evolución e 29
  27. 27. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia interacción intra e intersubjetiva, con redes sociales, con familia y como canalizador de las condiciones del entorno sociocultural. Además la familia deja de estar en el anonimato y se considera el principal de los sistemas humanos con gran incidencia en la evolución y desarrollo del individuo. La familia es comprendida, como un sistema que posee estructura, organización y dinámica relacional que la definen, moviliza su jerarquía y sus límites y posee el carácter de sistema autónomo, pues como organismo viviente lleva consigo la capacidad de autorregularse. El sistema familiar es una unidad social compleja, por cuanto son múltiples las realidades y los procesos de interacción que se vivencian, los cuales determinan sus vínculos amorosos, afectivos y emocionales, con los cuales afrontan las situaciones de la vida, una de ellas la guerra. Es en la familia a través de los procesos de interacción y comuni- cación entre sus miembros que se construyen la identidad, se incorporan y asumen las reglas, normas, creencias, jerarquías y roles. La familia se entiende como una organización productora de conversa- ciones en la vida cotidiana, con las cuales otorga sentido a su existencia. Siguiendo a Amparo Hernández y Marta Lucia Gutiérrez, lo que ocurre con las familias victimas del desplazamiento forzado, se puede comprender así: “la urgencia de dar respuesta a las necesidades, las circunstancias vividas durante el desplazamiento, el destierro, el temor, el estrés, la angustia y la inseguridad derivados, generan en las familias profundos conflictos que afectan de manera distinta a sus diversos miembros, las relaciones con los hogares receptores y con la ciudad en general. Cambian las familias, cambian los roles, cambian sus miembros y se acrecientan los riesgos”. El desplazamiento es un fenómeno humano que conmociona la vida. Tiene una doble cara: de un lado la organización, la estructura, la dinámica relacional que se modifican y de otro emergen la recursi- vidad, las narrativas y nuevas relaciones sociales. La amenaza, la muerte, la huida y los extensos trayectos recorridos fracturan la vida familiar, a la vez esta experiencia produce unos conoci-30
  28. 28. referentes conceptualesmientos, unas emociones, unas concepciones borrosas y novedosas.En esos trayectos, en los lugares de recepción, en el nuevo territorio,se integran parientes, vecinos y hasta extraños que buscan refugio ysolidaridad con los desarraigados. En el proceso inesperado del desplazamiento puede ocurrir quecambien las relaciones de pareja y también las relaciones con los hijos ehijas. Padres y madres parecen volverse menos tolerantes con los niñosy los adultos mayores. Parece que el modelo tradicional patriarcal derespeto y autoridad que predominaba en el campo es remplazado poruno que impone la desobediencia y los malos tratos. “Cuando comenzóel conflicto los niños comenzaron a cambiar las forma de comportarsecon nosotros lo padres. Eran mas agresivos, no nos respetan.”10 Estos nuevos patrones de convivencia impuestos por la confron-tación entre el orden de facto y el hegemónico, se traducen para lasnuevas generaciones, en un imaginario confuso y difuso que gira entrela presión de los adultos y la asimilación de unas condiciones conside-radas normales y naturales, aprendidas y reproducidas en los juegosinfantiles y en sus interacciones lúdicas, para incorporarse en su inven-tario vital, como conexiones emocionales y simbólicas con los gruposarmados tanto legales como ilegales; tal vez, por esto, no sea tan difícilentender el ingreso a los grupos armados como una prolongación de suexperiencia cotidiana. La evolución del niño y la niña, se entiende como un proceso dediferenciación progresiva de las actividades que éste realiza, de su rol yde las interacciones que mantiene con el ambiente. Se resalta la impor-tancia de las interacciones y transacciones que se establecen entre elniño y la niña y los elementos de su entorno, empezando por los padresy los iguales. De acuerdo con estas ideas, al analizar el desarrollo delniño y la niña, no podemos mirar sólo su comportamiento de formaaislada, o como fruto exclusivo de su maduración, sino siempre enrelación al ambiente en el que se desarrolla.10 Mujer desplazada residente de la localidad de Ciudad Bolívar. Testimonio recogido en el estudio de Conversa y Álvarez (2005). 31
  29. 29. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Esta caracterización, considera que: ¤ Bajo la mirada sistémica el individuo dejar de ser un sujeto aislado del contexto, para llegar a ser concebido como un sistema en permanente evolución e interacción intra e intersubjetiva, con redes natura/culturales y como canalizador de las condiciones socioculturales. ¤ La familia es uno de los sistemas humanos relacionales con gran incidencia en el desarrollo de sus miembros/ participantes/actores. ¤ Para afrontar el conflicto armado y la instalación de las familias con sus hijos e hijas en una de las localidades, estas buscan establecer relaciones sociales con otras familias en las mismas condiciones y con las organizaciones sociales y estatales que tienen la obligación de proteger las vidas de las víctimas. ¤ Para comprender la complejidad del desplazamiento, el conflicto armado y la instalación en Bogotá de las familias con sus hijos e hijas, se requiere de una polifonía de voces incluidas las de los niños y niñas, no sólo de lo acontecido, también de cómo se teje el presente y el futuro. Es preciso conocer apreciativamente la prospectiva tanto de los derechos de la niñez, así como de las variadas condiciones de su desarrollo. ¤ En esta misma línea, es fundamental indagar por las representaciones sociales construidas sobre la primera infancia y sobre las capacidades y potencialidades de ellos, ellas y sus familias, en cuanto éstas están íntimamente ligadas con las dificultades que enfrentan las familias y los niños y las niñas menores de seis años como impactos del conflicto armado.32
  30. 30. referentes conceptuales ¤ Las evidencias de la situación de la primera infancia indican la conculcación de los derechos humanos, la capacidad protectora de las familias y también la emergencia de procesos y programas de atención a las víctimas en Bogotá.Como se ha señalado, el contexto es esencial para los niños y niñas y semodifica de manera determinante con el conflicto armado, por endecabe resaltar la importancia de avanzar en procesos con las comuni-dades receptoras de la población, en los que se generen espacios para lacomprensión de las situaciones vividas que permitan construir círculosde protección que favorezcan esencialmente a la primera infancia,como sujeto primordial de la atención. 33
  31. 31. 2. niños y niñas en Primera infanCia: víCtimas del ConfliCto armado Álvaro Córdoba Caviedes*El conflicto armado en el que viven los niños y las niñas en el país,afecta profundamente su vida, generando en ellos y ellas la condiciónde víctimas directas que requieren la restitución de sus derechos por lavía penal, civil y administrativa. En procura de conseguir la proteccióny garantía necesarias para la reparación integral. Desde la perspectiva de la garantía de derechos, los daños directose indirectos contra los niños y las niñas en el marco del conflicto,se constituyen primordialmente como violaciones a sus derechoshumanos y fundamentales. Las afectaciones en torno a los niños y lasniñas se producen como consecuencia de crímenes cometidos contrasus padres, familiares y personas cercanas, que los conducen a laorfandad, el desplazamiento y sus nefastas consecuencias, así como deforma directa cuando son víctimas de vulneraciones de sus derechosa la familia, la educación, salud, vida, libertad e integridad personal,entre otros. En este contexto, se considerará “víctima” a la persona que,individual o colectivamente, como resultado de actos u omisiones* Este texto fue construído con base en los documentos Marco Jurídico para la caracterización de las afectaciones de los niños y las niñas en primera infancia víctimas del conflicto armado y Rutas para el restablecimiento de los derechos de los niños y niñas en primera infancia elaborados por Álvaro Córdoba Caviedes para el IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez de la OEI, en mayo de 2009. 35
  32. 32. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia que violan las normas internacionales de derechos humanos o el derecho internacional humanitario, haya sufrido daños, inclusive lesiones físicas o mentales, sufrimiento emocional, pérdida financiera o menoscabo sustancial de sus derechos fundamentales. Se podrán considerar también “víctimas” a los miembros de la familia directa o personas a cargo de la víctima directa, así como a las personas que, hayan intervenido para asistir a la víctima en peligro o impedir que se produzca la victimización. La condición de una persona como víctima, no debería depender de que se haya identificado, capturado, enjuiciado o condenado al autor de la violación, y debería ser independiente de toda relación que pueda existir o haber existido entre la víctima y ese autor.11 Afirma la Corte Constitucional en el Auto 251 de 6 de octubre de 2008: Los menores de edad también son victimizados en forma directa por el conflicto armado en el ámbito de su salud física y mental. La exposición a la violencia, sea direc- tamente o en el entorno de sus familias y comunidades inmediatas, genera impactos de índole psicológica en los niños, niñas y adolescentes, que a su turno se traducen en mayores niveles –y en mayores secuelas en los menores– de enfermedades asociadas a altos niveles de tensión, trauma y stress –asma, gripas frecuentes, afecciones del sistema digestivo–. La angustia y la zozobra propias del conflicto armado son sobrellevadas por los niños, niñas y adolescentes en soledad, sin acceso a la protección y el apoyo especiali- zados a los que tienen derecho. 11 Anexo al Informe final del Relator Especial sobre el derecho de restitución, indemnización y rehabilitación de las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos y libertades fundamentales. Presentado a la Comisión de Derechos Humanos en el 2000.36
  33. 33. niños y ninas en primera infancia: vÍctimas del conflicto armadoDesde otra perspectiva, los menores de edad en Colombia sonafectados por el conflicto armado en la medida en que éste mina lascapacidades de sus familias, cuidadores y comunidades para prote-gerlos y proveer adecuadamente por sus necesidades.12 Los niños y las niñas deben considerarse víctimas de todasaquellas conductas punibles y crímenes cometidos en su contra o quese hayan perpetrado contra sus padres o familiares cercanos respectode los cuales aquellos mantenían una relación de dependencia afectiva,física y/o económica. Hay que insistir que las consecuencias generadas gráfiCo 1. situaCiones del ConfliCto armado a las que están exPuestos los niños y las niñas en la Primera infanCia.Fuente: No somos invisibles. Guía para el diligenciamiento de los instrumentos. (2008) Bojacá Santiago Patricia, Estrada María Victoria, Henao Gloria Helena y Montoya María Eugenia. IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez –OEI–12 Corte Constitucional, Auto 251 de 6 de octubre de 2008, Magistrado Ponente Manuel José Cepeda Espinosa, p. 33. Citado por: Córdoba, Álvaro. Rutas para el restablecimiento de los derechos de niños y niñas en primera infancia. Frente a las afectaciones ocasionadas en el contexto del conflicto armado interno (2009). p. 23 37
  34. 34. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia por el crimen contra un familiar cercano o la simple presencia de los niños y niñas en primera infancia en las escenas de los episodios de violencia, tales como las masacres, las homicidios, entre otros, consti- tuyen afectaciones directas en su contra que generan daños con repercusiones variadas y que por supuesto vulneran derechos funda- mentales analizados anteriormente. A partir de los diversos hechos de violencia ya mencionados contra los niños y las niñas en el marco del conflicto armado se pueden identificar los tipos de victimización más recurrentes que afectan de forma directa a niños y niñas durante la primera infancia en contextos de conflicto. Estos tipos de victimización tienen expresión en la tipifi- cación del Código Penal (Ley 599 de 2000) y de otras regulaciones normativas, como delitos y crímenes, que pueden perpetrarse contra niños y niñas en desarrollo y con ocasión del conflicto armado: ¤ Desaparición forzada (artículo 165 Código Penal Colombiano CPC) ¤ Secuestro (artículo 168 CPC) ¤ Homicidio (artículos 103 y 135 CPC) ¤ Desplazamiento forzado (artículos 159 y 180 CPC) ¤ Tortura (artículos 137 y 178 CPC) ¤ Violencia sexual (artículos 138, 139 141, 205, 206 y 214 CPC) ¤ Lesiones y tratos inhumanos y degradantes (artículos 136 y 146 CPC) ¤ Actos de terrorismo (artículo 144 CPC) ¤ Actos de barbarie (artículo 145 CPC) ¤ Destrucción de bienes culturales y lugares de culto (artículo 155 CPC) ¤ Genocidio (artículo 6 del Estatuto de Roma incorporado a la Constitución Política de Colombia por medio de la modificación del artículo 93) ¤ Minas antipersonal (Ley 554 de 2000)38
  35. 35. niños y ninas en primera infancia: vÍctimas del conflicto armadoEl Auto 251 de 2008 se constituye en un desarrollo constitucionalespecífico para niños y niñas, que resulta contundente en relación consu situación: El desfase protuberante que existe, así, entre el ámbito del derecho y el ámbito de la realidad fáctica, se nutre a su vez de una falencia social y estatal que ha sido igualmente identi- ficada por la Corte, a saber, el hecho de que los menores de edad en situación de desplazamiento forzado en el país no son tratados en la práctica como sujetos de derechos en sí mismos, ni por las autoridades ni por los demás actores sociales y familiares, mucho menos como sujetos de especial protección constitucional titulares de derechos prevale- cientes y de aplicación inmediata.13 (Negrillas por fuera del texto).La Corte Constitucional se refiere expresamente a la “Protección delos derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes despla-zados por el conflicto armado” porque: Los niños, niñas y adolescentes colombianos en situación de desplazamiento forzado son las víctimas más débiles e indefensas del conjunto de la población desplazada por el conflicto armado en el país, y al mismo tiempo, son duramente golpeados por crímenes y condiciones estruc- turales de existencia que escapan por completo tanto a su control y su responsabilidad como a su capacidad de resistir o de responder, marcándolos de por vida al incidir negativa- mente sobre su proceso de desarrollo individual14.13 Corte Constitucional, Auto 251 de 6 de octubre de 2008. Magistrado Ponente: Manuel José Cepeda Espinosa, p. 15. Citado por Bojacá Patricia, Estrada María Victoria, Henao Gloria y Montoya María Eugenia. Cara a cara. Afectaciones de la primera infancia colombiana por el conflicto armado. (2009,Marzo) p. 9.14 Ibídem, p.2. 39
  36. 36. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Así mismo, la Corte Constitucional afirma en el Auto que, a pesar de esfuerzos puntuales, la respuesta de las autoridades a la situación de niños, niñas y adolescentes en situación de desplazamiento ha sido marcadamente insuficiente y que carece de un enfoque diferencial de edad que responda a sus necesidades específicas. Con el conocimiento de los casos presentados, la Corte constató el impacto cualitativamente diferencial y agravado del desplazamiento forzado para “un bebe, niño, niña” y lo explica de la siguiente manera: ¤ El paso apremiante del tiempo durante fases críticas del desarrollo, que genera pérdida irremediable de etapas fundamentales en su proceso de crecimiento. ¤ Afectados por problemas transversales diferenciados comunes a la niñez en situación de desplazamiento “maltrato, explotación, mendicidad, utilización en comercios ilícitos, hambre y desnutrición, problemas de salud por condiciones ambientales y precariedad de la respuesta estatal, problemas de índole psicosocial, problemas en el campo de la recreación, problemas graves en el ejercicio de sus derechos como víctimas particularmente indefensas del conflicto armado” y reconoce la primera infancia como ámbito critico del desarrollo. Delito: toda acción o conducta tipificada por la ley como antijurídica, entre las cuales se encuentran los delitos contra la vida, la libertad y los crímenes de lesa humanidad, frente a la cual se han definido unas penas para castigar al que se reconoce culpable. Los niños y niñas en primera infancia son víctimas de: Secuestro simple o extorsivo: “el que arrebate, sustraiga, retenga u oculte a una persona, con el propósito de exigir por su libertad un provecho o cualquier utilidad, o para que se haga u omita algo, o con fines publicitarios o con carácter político”. Código Penal Anotado conforme las Leyes 1142 y 1153 de 200715. 15 Bojacá, Patricia, Estrada, María Victoria, Henao, Gloria y Montoya María Eugenia (2008). No somos invisibles. Guía para el diligenciamiento de instrumentos. IDIE40
  37. 37. niños y ninas en primera infancia: vÍctimas del conflicto armado Un secuestro o una desaparición forzada afecta a las familias,las cuales en medio de la incertidumbre y el temor deben afrontar eldesconocimiento del paradero de su familiar, el pago por la liberaciónusualmente ligada al secuestro, la desprotección económica y sociala la que se exponen en casos de la dependencia económica respectode la víctima, y, por supuesto, los efectos psicológicos derivados dela ansiedad, preocupación y otras emociones ante la ausencia del serquerido, entre otros impactos negativos. Estas consecuencias inclusono se circunscriben a la duración del secuestro o de la desapariciónforzada, sino que se prolongan después de la liberación de la víctima,durante el período en que ésta debe readaptarse a su vida personal,familiar, económica y social. En este sentido, los niños y niñas deprimera infancia experimentan estas situaciones que impactan en suvida cotidiana en un período importante de su desarrollo. Desaparición forzada: “nadie será sometido a desapariciónforzada, a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degra-dantes”. Artículo 12 de la Constitución Nacional16. Aunque no se haevidenciado cuánto impacta la desaparición forzada a niños y niñasy menos aún a niños y niñas en primera infancia, en el marco delproceso de Justicia y Paz (Ley 975 de 2005) existen 1039 casos de niñosy niñas víctimas del delito de desaparición forzada, según la FiscalíaGeneral de la Nación.17 Así mismo, la desaparición forzada de los padres y cuidadores deniños y niñas en primera infancia constituye un hecho que general-mente conlleva ciertas afectaciones ligadas a la pérdida de esosreferentes en una etapa del desarrollo crucial. En este sentido, sepodría tratar de víctimas consideradas directas por el grado de depen-dencia para su desarrollo y crecimiento. de Primera Infancia y Derechos de la Niñez - OEI - p. 19.16 Bojacá, Op. Cit., p.19.17 Cf. Fundación Intervención en Justicia - FINJUS: datos procesado a partir de información oficial procedente de FGN, (2008,septiembre). 41
  38. 38. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia Minas Antipersonales: delito de lesa humanidad (lesiones en personas protegidas). Por mina antipersonal se entiende toda mina concebida para que explote por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona, y que incapacite, hiera o mate. El uso de estos artefactos y otras armas prohibidas están considerados como delito por el Código Penal y como crimen de guerra por el Estatuto de la Corte Penal Internacional por lo que no se puede ni indultar ni amnistiar18. Frente a esta problemática la Corte Constitucional en el Auto 251 de 2008 se pronuncia respecto de la victimización desproporcionada de los menores de edad por minas antipersonal (MAP) y municiones sin explotar (MUSE), aduciendo que ésta se deriva de varios factores causales, entre los cuales se incluyen: ¤ La falta de señalización de campos minados; ¤ La falta de sensibilización de los combatientes y de la población civil sobre los peligros que representan estos artefactos, en particular por la ausencia de estrategias serias de educación en el riesgo de minas (ERM); ¤ La utilización indiscriminada de MAP en lugares frecuentados por niños, niñas y adolescentes, tales como sitios aledaños a las escuelas, caminos y rutas de paso de civiles, fuentes de agua, linderos de hogares y fincas; y ¤ La siembra deliberada o el abandono de MAP/MUSE en lugares aledaños a los asentamientos poblacionales -en tanto estrategia deliberada de confinamiento de la población o de protección de áreas de cultivos ilícitos-, sitios por los cuales necesariamente habrán de transitar menores de edad, usualmente camino a las escuelas o al campo.19 Desplazamiento Forzado: el desplazamiento forzado pone en vilo en forma sistemática el derecho a la vida, la integridad, la libertad y la seguridad personal de los niños, niñas y adolescentes. El desplazado o 18 Ibidem, p. 20. 19 Corte Constitucional, Auto 251 de 6 de octubre de 2008, Magistrado Ponente Manuel José Cepeda Espinosa, p. 54.42
  39. 39. niños y ninas en primera infancia: vÍctimas del conflicto armadodesplazada, es la personas o grupos de personas que se ven obligados aabandonar sus viviendas, su trabajo, sus tierras, a causa de amenazas oataques contra su vida y la de su familia, dentro del marco del conflictoarmado20. Para la Defensoría del Pueblo, los niños y niñas resultan ser losmás afectados del fenómeno del desplazamiento por su vulnerabilidad:“Particularmente se ven expuestos a violencia sexual, trabajo infantil(inclusive en sus peores formas) mendicidad, utilización en cultivosilícitos, el reclutamiento por grupos armados al margen de la ley, ladelincuencia juvenil, la situación en la calle etc. Es por ello que en lapolítica de atención a la población desplazada de deberá intensificar altrabajo tendiente a que los derechos de los niños y niñas sea un asuntode máxima prioridad.21 El desplazamiento genera situaciones de desarraigo, pérdida deidentidad, dificultades para el acceso a servicios de salud y educación,pobreza, miseria y hambre. Huérfanos o abandonados: en el Código Penal Colombiano seplantea el abandono en el artículo 127: el que abandone a un menor dedoce (12) años o a persona que se encuentre en incapacidad de valersepor sí misma, teniendo deber legal de velar por ellos. Los huérfanos son niños y niñas privados de protección parentaly cuidado amoroso, mientras son aún demasiado pequeños parahacerse cargo de si mismos. Quizás los padres hayan muerto, abando-nando literalmente al niño; o tal vez estén allí, pero sean negligentes oabandónicos.22 El origen de los problemas de muchos niños afectados por losconflictos permanece oculto. Tal vez vivan apartados del público, eninstituciones o, como sucede en el caso de miles de niños y niñas queestán solos y han quedado huérfanos, se convierten en habitantes de20 Bojacá, Op. Cit., p.20.21 Defensoría del Pueblo, Duodécimo informe del Defensor del Pueblo al Congreso de la República. Enero – diciembre 2004, Bogotá, 2005, pp.165-166.22 Bojacá, Op. Cit., p.20. 43
  40. 40. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia la calle o en víctimas de la prostitución. Los niños y niñas que han perdido a sus padres suelen experimenta humillaciones, rechazo y discriminación. Durante años, tal vez sufren en silencio y su autoestima se desintegra. Su inseguridad y temor son inconmensurables23. En muchos casos, hay niños y niñas que han quedado desprote- gidos o huérfanos como consecuencia del desplazamiento, por lo cual se encuentran en riesgo pronunciado de ser víctimas de secuestro, trata, violencia o explotación Con referencia al conflicto armado, el país no cuenta con instru- mentos para registrar diferencialmente a los niños y niñas afectados por este flagelo24. Masacres: homicidio múltiple agravado en personas protegidas25; el que con ocasión y en desarrollo de conflicto armado, ocasione la muerte de más de una persona, conforme a los convenios internacio- nales sobre derecho humanitario ratificados por Colombia26. La degradación del conflicto armado colombiano ha ocasionado que un grupo numeroso de niños, niñas y jóvenes se vean involu- 23 Naciones Unidas, Las repercusiones de los conflictos armados sobre los niños, Informe de la experta del Secretario General de las Naciones Unidas, Graca Machel, presentado en virtud de la Resolución 48/157, 26 de agosto de 1996. 24 Bojacá, Op. Cit., p.20. 25 Se entiende por esta denominación: (i) Los integrantes de la población civil. (ii) Las personas que no participan en las hostilidades y los civiles en la parte adversa. (iii) Los heridos enfermos o náufragos, puestos fuera de combate. (iv) El personal sanitario o religioso. (v) Los periodistas en misión de corresponsales de guerra acreditados. (v) Los combatientes que hayan depuesto las armas por captura, rendición u otra causa análoga. (vi) Quienes antes del comienzo de las hostilidades fueren considerados como apátridas o refugiados. Cualquier otra persona que tenga aquella condición en virtud de los Convenios I, II, III y IV de Ginebra de 1949 y los Protocolos adicionales I y II de 1977 y otros que llegaren a ratificarse. (Ley 599 de 2000, Libro II, Título II “Delitos contra personas y bienes protegidos por el Derecho Internacional Humanitario”. Citado por: Córdoba, Álvaro. Marco Jurídico para la caracterización de las afectaciones de los niños y las niñas en primera infancia-víctimas del conflicto armado. (2009, Mayo). p. 164.) 26 Ibidem, p. 20.44
  41. 41. niños y ninas en primera infancia: vÍctimas del conflicto armadocrados en ese ambiente hostil, en ese escenario aterrador y desoladorde la guerra, ya como víctimas de ataques indiscriminados en dondehay masacres, genocidios, mutilaciones, desplazamiento, hambre,pobreza y una triste situación de desprotección, o participando activa-mente cuando se vinculan a los grupos armados ilegales. En efecto, ensituaciones de conflicto armado los niños y niñas resultan ser blancode hostilidades y los efectos sicológicos y sociales son profundos.27(Negrillas fuera del texto) Para el caso de la primera infancia se refiere al hecho de que losniños y las niñas hayan presenciado o vivido de manera directa estassituaciones.28 Abuso sexual violento: el que, con ocasión y en desarrollo deconflicto armado, realice acto sexual diverso al acceso carnal, pormedio de violencia en persona protegida.29 El estigma y la vergüenza que rodean el abuso sexual infantil entodos los países, normalmente dejan al niño o niña padeciendo el dañoen soledad. La pérdida de confianza y creencia en los seres humanosmás cercanos puede provocar sensaciones de temor, suspicacia, insegu-ridad y aislamiento emocional. El abuso sexual en la niñez ha sidoidentificado claramente como un factor de riesgo para la victimizaciónsexual en la etapa adulta y el riesgo aumenta cuando incluye el coito yotras formas de violencia30. Hijos e hijas de desmovilizados de los grupos alzados en armas.Aunque si bien los procesos de amnistía, desmovilización y reincor-poración de grupos armados al margen de la ley no son nuevos en elpaís, Colombia se constituye en la única experiencia del mundo que27 Corte Constitucional, Sentencia C-172 de marzo 2 de 2004. Magistrado Ponente: Jaime Córdoba Triviño, p. 2.28 Bojacá, Op. Cit., p.2029 Ibidem, p. 21.30 Pinheiro, Paulo Sergio, Libro anexo al Informe Mundial sobre la Violencia contra Niños y Niñas, Experto independiente para el estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños, Ginebra (2006, 29 de agosto). Ibídem, pp. 18 - 22. 45
  42. 42. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia ha asumido la desmovilización y reincorporación de combatientes a la vida civil en medio del conflicto. En tal sentido, no se cuenta con referentes y menos con lecciones aprendidas que orienten la acción, especialmente con los niños, las niñas y sus familias. Estudios de caso demuestran que la estigmatización y el miedo que generan los desmo- vilizados hace que ellos prefieran guardar en secreto su condición, lo que en ocasiones lleva a privar a sus hijos e hijas de los programas de educación inicial, salud y recreación, entre otros, con tal de no revelar su identidad. De otra parte, el programa de desmovilización no está orientado a la familia y menos al apoyo de ésta, presentándose en la mayoría de los casos el traslado de las lógicas y estructuras militares a las formas de organización y reglas de autoridad dentro de la familia, generando maltrato intrafamiliar, problemas de adaptación a su nueva situación familiar de los niños y las niñas, y miedos y estrés en estos por convivir ahora con un padre o madre que estuvieron ausentes. El conjunto de obligaciones consignadas en las leyes, junto con la existencia de niños y niñas de primera infancia afectados por el conflicto armado, requiere de nuevas acciones para la comprensión de la realidad que los reconozca y considere como sujetos plenos de derechos.46
  43. 43. 3. metodológia utiliZada Parael ProCeso de CaraCteriZaCión de las afeCtaCiones3.1 Punto de PartidaLa caracterización busca reconocer las afectaciones en el desarrollodesde el eje de los derechos de los niños y niñas en primera infancia;por ello en el diseño de los instrumentos fueron considerados losentornos de desarrollo en el ciclo vital de la primera infancia, las repre-sentaciones sociales que de la niñez tienen los diferentes entrevistadosy la conversación como movilizador y fundamento para la construcciónde los relatos. Es así como cada instrumento abarca un entorno de desarrollo:(i) el familiar, donde generalmente trascurre la mayor parte de la vidade la primera infancia, y se construyen los vínculos y relaciones, y,como tal, es el escenario donde se hacen evidentes las afectacionespor el conflicto armado. (ii) El institucional, orientado al cuidado yla educación inicial, donde se hacen presentes las particularidadesdel niño o niña en relación con los otros y otras, y, las dificultadesen el desarrollo. (iii) El directivo asociado a las políticas y programasdirigidos a estas poblaciónes31.31 Bojacá, Patricia; Estrada, María Victoria; Henao, Gloria y Montoya, María Eugenia. No somos invisibles. Guía para el diligenciamiento de instrumentos. (2008, Marzo, p. 16). 47
  44. 44. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia A su vez en los instrumentos se indaga sobre la forma cómo se concibe al niño y la niña, si se considera un sujeto social activo dentro de las relaciones sociales, para conocer cuáles son las representaciones sociales en los diferentes territorios, y cuál es la comprensión y repre- sentación del niño y niña víctima del conflicto armado32. Las representaciones sociales son entendidas a la manera de Moscovici (1979), como: ... una modalidad particular del conocimiento, cuya función es la elabo- ración de los comportamientos y la comunicación entre los individuos. Es un corpus organizado de conocimientos y una de las actividades psíquicas gracias a las cuales los hombres hacen inteligible la realidad física y social, se integran en un grupo o en una relación cotidiana de intercambios, liberan los poderes de su imaginación... son sistemas de valores, nociones y prácticas que proporciona a los individuos los medios para orientarse en el contexto social y material, para dominarlo. Es una organización de imágenes y de lenguaje. Toda repre- sentación social está compuesta de figuras y expresiones socializadas. Es una organización de imágenes y de lenguaje porque recorta y simboliza actos y situaciones que son o se convierten en comunes. Implica un reentramado de las estructuras, un remodelado de los elementos, una verdadera reconstrucción de lo dado en el contexto de los valores, las nociones y las reglas, que en lo sucesivo, se solidariza. Una representación social, habla, muestra, comunica, produce determinados comportamientos. Un conjunto de proposiciones, de reacciones y de evaluaciones referentes a puntos particulares, emitidos en una u otra parte, durante una encuesta o una conversación, por el “coro” colectivo, del cual cada uno quiéralo o no forma parte. Estas proposiciones, reacciones o evaluaciones están organizadas de maneras sumamente diversas según las clases, las culturas o los grupos y constituyen tantos universos de opiniones como clases, culturas o grupos existen. Cada universo tiene tres dimensiones: la actitud, la información y el campo de la representación ... Por tanto se busca comprender las características particulares, atributos, momentos de la vida y expectativas que se asignan a la 32 Ibídem, p. 2448
  45. 45. metodologÍa utilizada para el proceso de caracterizaciónprimera infancia afectada por el conflicto armado, como apuesta porla relevancia de la subjetividad a partir de las representaciones sociales. La conversación como forma de construir nuevos relatos, permiteidentificar cómo se afecta el desarrollo armónico de los niños ylas niñas en su ciclo vital, la primera infancia; desde: lo afectivo, loemocional, lo cognitivo y lo social, en el marco de los derechos en susdiferentes categorías: Existencia, Desarrollo, Ciudadanía y Protección. La aplicación de los instrumentos por medio de la conversación,permite la comprensión de la historia individual, singular y particularde parte de los y las responsables de transitar por las conversacionescon estos interlocutores. Buscando la autoreferencia en la historias yrelatos de las personas víctimas del conflicto armado, para reconocersu situación y generar mayor movilización frente a las situacionesvividas por los niños y niñas.3.2 muestra Para la CaraCteriZaCión en BogotáLa aplicación de los instrumentos de caracterización en la ciudad deBogotá, se realizó en el primer semestre de 2009, para lo cual se priori-zaron las localidades de San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Bosa y RafaelUribe Uribe; donde la Secretaría Distrital de Integración Social y elIDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez de la OEI habíanacordado poner en marcha la propuesta de atención a familias y niñosy niñas en primera infancia afectados por el conflicto armado. Sinembargo, en el consolidado final se evidencia la inclusión de familiasde 11 localidades. La muestra de miembros de familias fue intencional. Los 200entrevistados fueron seleccionados de las bases de datos de diferentesinstituciones encargadas de la atención a población afectada por elconflicto armado y vulnerable del Distrito. Sin embargo, la poblaciónno se ubica fácilmente por: su ingreso en la base como población vulne-rable, el alto porcentaje de sub registro, el temor de las familias de serlocalizadas en la ciudad y el desconocimiento de las rutas para acceder 49
  46. 46. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia a los servicios, por lo que no se reportan en ninguno de los sistemas de información de las entidades. En la medida en que no se contó con la información precisa sobre las agentes educativas que atendían a niños y niñas en primera infancia afectados por el conflicto armado, la selección de la muestra se realizó estimando la población. El número estimado fue de 46 agentes educa- tivas distribuidas entre maestras y docentes de los jardines infantiles de la sdis, y madres comunitarias de los centros zonales del icBf de las localidades preseleccionadas. Para la selección de la muestra de servidores públicos, se decidió realizar la aplicación a 25 personas, que representaran, tanto en lo distrital como en lo local, proyectos y programas orientados a la población afectada por el conflicto armado en la ciudad tales como sdis (Subdirección para la infancia, subdirecciones locales y dirección pobla- cional), Secretaría de Gobierno (programa de desplazamiento, programa para la atención al proceso de reintegración y dirección de derechos humanos), Secretaría de Educación (dirección de inclusión social), icBf Regional Bogotá (asistencia técnica, coordinación de desplazamiento y coordinaciones de los centros zonales), Alcaldes locales (Bosa, Ciudad Bolívar, Rafael Uribe Uribe y San Cristóbal), Acción Social, Personería Distrital (referente local y delegación para los derechos humanos), Planeación Distrital y Defensoría del Pueblo. 3.3 aPliCaCión de instrumentos La aplicación de los instrumentos para miembros de familias, fue realizada por servidoras y servidores públicos de diferentes entidades del Distrito. Previo a la realización de las entrevistas se realizó un proceso de formación y acercamiento a los instrumentos, del cual parti- ciparon 44 personas. En el lapso de un mes, las servidoras y servidores públicos de: i) Secretaría Distrital de Integración Social: referente distrital, gestoras locales de infancia, coordinadoras de jardines infantiles y profesionales del equipo de formación a familias de la Subdirección de Infancia. ii)50
  47. 47. metodologÍa utilizada para el proceso de caracterizaciónSecretaría de Gobierno: referente distrital y gestores del Programa deAtención al proceso de Desmovilización y Reintegración, enlace parainfancia de la Unidad de Atención y Orientación a la población ensituación de desplazamiento -uao- de Suba, Puente Aranda, Kennedy,San Cristóbal, Ciudad Bolívar y del terminal de transportes. iii)Secretaría de Salud: referente psicosocial de análisis y políticas dedesplazamiento. iv) Personería Distrital uao de Puente Aranda y v)icBf Regional Bogotá: profesionales de Unidades Móviles y CentrosZonales; entregaron 171 instrumentos diligenciados. gráfiCo 2. muestra del estudio instrumentos aPliCados 135 Familias en situación de desplazamiento 193 FAMILIAS VÍCTIMAS DE 43 hijos e hijas de desmovilizados CONFLICTO 10 hijos, hijas o familiar de persona desaparecida ARMADO 5 hijos, hijas o familias de persona secuestrada 53 AGENTES 22 Maestras de jardines infantiles sdis EDUCATIVAS 31 Madres comunitarias icbf 7 a nivel distrital: icbf Regional Bogotá, sdis, Secretaría de Gobierno, Secretaría de Educación 15 SERVIDORES Distrital y Personería Distrital. PÚBLICOS 8 a nivel local: Centros Zonales del icbf, Sub- dirección Local de sdis, Personería Distrital y Alcaldías Locales. Dada la importancia de acercarse a los hijos e hijas de desaparecidos ysecuestrados, se acordó con la Fundación País Libre la aplicación de instru-mentos a familias. Finalmente, el equipo del IDIE de Primera Infancia yDerechos de la Niñez, aplicó 25 entrevistas a miembros de familias convo-cadas por los centros zonales de icBf y jardines de la sdis. Se compilaron en total 223 instrumentos, de los cuales 20 fueronanulados porque la gran mayoría de las preguntas no habían sido 51
  48. 48. Bogotá: huellas del conflicto armado en la primera infancia respondidas, para el estudio final se tuvieron en cuenta 193 instru- mentos. Los miembros de familias habitan principalmente las localidades de San Cristóbal y Bosa, seguido de Ciudad Bolívar, Kennedy, Rafael Uribe Uribe, Suba, Puente Aranda, Usaquén, Fontibón, Engativá y Tunjuelito. Las 53 entrevistas a agentes educativas que atienden a niños y niñas en primera infancia, fueron realizadas de la siguiente forma: 22 a maestras jardineras, por el equipo pedagógico de la Subdirección de Infancia de la sdis y 31 por el equipo de IDIE de de Primera Infancia y Derechos de la Niñez, a madres comunitarias de Centros Zonales del icBf de Bosa, Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Rafael Uribe Uribe. En lo que refiere a servidoras y servidores públicos, el equipo del IDIE de Primera Infancia y Derechos de la Niñez de la OEI realizó las entrevistas. De los 25 servidores públicos seleccionados inicialmente, se entrevistaron 15. 7 de ellos del nivel Distrital así: 2 profesionales del grupo de Asistencia Técnica del icBf Regional Bogotá; 1 al Director Poblacional de la sdis, 2 a los coordinadores del Programa de Atención a Población en Situación de Desplazamiento y del Programa de Atención al proceso de Desmovilización y Reintegración de la Secretaria de Gobierno; 1 a la Directora de Inclusión e Integración de población de la Secretaría de Educación Distrital y 1 al Delegado para los Derechos Humanos de la Personería Distrital. En las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Rafael Uribe Uribe se aplicaron los siguientes instrumentos: 4 a los coordinadores de los Centros Zonales del icBf en cada localidad; 1 a la coordinadora de la Subdirección Local de la sdis en Bosa; 1 en la seccional Puente Aranda de la Personería Distrital y 2 instrumentos a las Alcaldes de Ciudad Bolívar y Bosa.52

×