La deuda

378 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
378
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La deuda

  1. 1. La Deuda La DeudaEn algunas ocasiones mis interlocutores y lectores me hanargumentado si no creo que a mis padres al menos les debo una buenaeducación escolar, para contestarles les relato la historia que acontinuación presento. Tras revisar las cuentas de un negocio que realice con mis padresno quede muy conforme, sobre todo porque me presentaron unasfacturas que eran apócrifas, mismas que además presencie cuando mihermano las compro, al verlo pensé que las querían para evadirimpuestos, pero cuando me las presentaron como buenas proteste. Mipadre fingió que no saber de que hablaba, y claro que me encolerice ylo grite a voz encuello en su oficina. Al enterarse mi madre me llamo por teléfono y me dijo que no eraposible que yo pensara que me estaban robando, le conté lo escrito enel párrafo anterior y le dije que no tenía el menor asomo de duda.-“Tenemos todo el derecho de robarte porque te dimos educación”-fueexactamente lo que dijo Así que ante tal razonamiento concluí que mi deuda por laeducación que me habían dado estaba saldada.`Cuando escuchaban este punto, después de haber escuchado delalcoholismo y locura de mi madre, la inacción de mi padre a esterespecto, el maltrato físico y psicológico a mis hermanos, la agresión alos sirvientes y algunas locuras mas, de plano dejaban a un lado una desus frases –“debes aguantarlos porque son tus padres…”
  2. 2. La Deuda Estas platicas me hicieron darme cuenta que como ellos habíanvivido en el seno de una familia normal (con disfuncionalidades, pleitos,enojos, etc., pero con amor) les parecía que la existencia de una familiacomo la nuestra no era posible, algo incomprensible para mi, ya que nose me ocurría pensar que hubiera familias con amor simplementeporque la mía no era así. Me recuerda a una historia de una corresponsal de guerra en ElSalvador, un chiquillo apenas podía con un fusil y caminaba como partede la guerrilla, la corresponsal le pregunto que pensaba hacer cuandoterminara la guerra.-“¿Qué las guerras se acaban?”- pensaba que la guerra era algoinherente a la vida misma (que en parte tiene razón), que no había unlugar en el mundo donde hubiera paz…,esta postura pueril le sentaba aesa pobre criatura, pero a mis interlocutores y lectores no…, no podíanaceptar que mis padres no nos quisieran, en realidad no han querido anadir, ni entre ellos mismos, hicieron un infierno de sus vidas y notoleran que haya alguien feliz, ¿Cómo tolerar que ellos no lo fueran yalguien más si?. Tarde algunos años en aceptar esto, la ayuda de dosterapeutas que me sugirieron que hiciera mi vida lejos de ellos y que nome les acercara mas porque me destruirían por fin fue digerida por mimente y tras saldar la cuenta por mi educación no volví a verlos, deesto ya han pasado veinticinco años. En ningún momento me hearrepentido de haberme alejado de sus vidas, como su situacióneconómica es más que privilegiada no les ha faltado nada en absoluto,esto ha cooperado para que mi espíritu este tranquilo por mi decisión. Realice algunas caricaturas donde de catártica manera expusesituaciones que fueron el pan de cada día en nuestro hogar, le di
  3. 3. La Deudadifusión y se sacudieron como Jimmy Hendrix y Janis Joplin con susrespectivas sobredosis, los puntos caricaturizados los conocían porhabérselos dicho de muchas formas en su momento, no les intereso,sobre todo a mi padre, que prometía que la internaría (a mi madre) enalguna institución, pero que nunca cumplió. Aunque esta situación eraconocida en su círculo social las caricaturas difundidas les afectaronnotoriamente, la fotocopiadora, el correo y el fax fueron los avancestecnológicos de esa época que favorecieron el número de ejemplaresleídos… y comentados. İY que aparece Internet!, y nuevamente sesacuden… ya con un pie en la tumba, pero todavía se sacuden…comodijera Voltaire –“contra el Despotismo el sarcasmo…” Si acaso desean ver estas caricaturas se encuentran en misenlaces con scribd.com en Facebook con el nombre de “produccionesGarcia Mafufa”.
  4. 4. La Deuda
  5. 5. La Deuda
  6. 6. La Deuda
  7. 7. La Deuda
  8. 8. La Deuda

×