Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

TIMES para optimizar el tratamiento de las heridas. Pasos para evitar la amputación

2,411 views

Published on

Hoy compartimos una serie de cuatro documentos, que incluye guía rápidas, algoritmos y tablas, elaboradas por Agustina Rosselló Ruiz y Ana Fernández López, enfermeras del Centro de Salud de San Hilario de Dos Hermanas, Sevilla, cuyo objetivo es unificar los criterios de actuación y clarificar el diagnostico de heridas y lesiones de la piel para poder actuar sobre ellas.
Estos documentos de presentaron hace un tiempo en el Área Sanitaria Sur de Sevilla para su divulgación entre los profesionales que la componen y hoy, Agustina y Ana, quieren compartirlas con nosotros a través de la Red.
Gracias por vuestro trabajo y esperamos que os resulten de utilidad. Un saludo #PiCuiders

Published in: Health & Medicine
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

TIMES para optimizar el tratamiento de las heridas. Pasos para evitar la amputación

  1. 1. TIMES PARA OPTIMIZAR EL TRATAMIENTO DE LAS HERIDAS El marco TIME puede utilizarse para aplicar en la practica la preparaci�n del lecho de la herida y resolver las distintas anomal�as patofisiologicas subyacentes: CONTROL DEL TEJIDO NO VIABLE Desbridar la ulcera (normalmente quir�rgico, pero tambi�n larval, hidroquir�rgico o autol�tico) Eliminar los tejidos necr�ticos no viables y los callos seg�n proceda. Visualizar los tejidos subyacentes, aliviar la presi�n y estimular la curaci�n. Repetir si fuera necesario para mantenimiento continuado. CONTROL DE LA INFLAMACI�N/INFECCI�N Clasificar la ulcera de pie diab�tico como leve, moderada o grave Indicar una terapia con antibi�ticos en caso de cronicidad o de exposici�n previa a terapia antimicrobiana. En caso de infecciones graves tratar r�pidamente a los pacientes con antibi�ticos de amplio espectro a la espera de los resultados del cultivo. En ausencia de s�ntomas cl�nicos de infecci�n, no utilizar antibi�ticos como medida preventiva. Utilizar agentes antimicrobianos t�picos con antibi�ticos en heridas diagnosticadas como infectadas o en aislamiento si hay sospechas cl�nicas de que la herida ha aumentado el riesgo biol�gico (p.ej. tejido desprendido o con granulaci�n decolorada o aumento de exudado) CONTROL DEL EXUDADO (M) Evaluar el fondo de la herida Seleccionar el ap�sito para la herida acorde al tipo de tejido que optimice la gesti�n del exudado. Utilizar ap�sitos dise�ados para crear ambiente h�medo que favorezca la progresi�n hacia la cicatrizaci�n de la herida. Reevaluar peri�dicamente, ya que el estado del pie diab�tico puede cambiar muy r�pidamente, especialmente si no se ha resuelto adecuadamente la infecci�n. EVOLUCI�N DEL PROCESO DE CICATRIZACI�N Supervisar posibles indicadores de que la herida est� en v�as de curaci�n. Revisar y reevaluar al paciente y tratamiento de la herida si falla el avance epitelial Buscar la optimizaci�n del tratamiento de los tejidos, la infecci�n, el control de la humedad, el tratamiento de enfermedades, la descarga y la adherencia. SUPERFICIE PERILESIONAL Desbridar queratosis y todo resto de piel no viable. La aparici�n de nuevas zonas querat�sicas Indicar emolientes. (ej: Urea 30%)
  2. 2. PASOS PARA EVITAR LA AMPUTACI�N Diagn�stico de la Diabetes Objetivo: Prevenir el desarrollo de la ulcera de pie diab�tico 1. Aplicar un plan de cuidados de prevenci�n de la ulcera del pie diab�tico implicando al equipo multidisciplinar 2. Llevar a cabo anualmente un examen general de los pies 3. Revisar peri�dicamente y educar al paciente. Desarrollo de la ulcera de pie diab�tico Objetivo: Tratar la ulcera y prevenir la infecci�n. 1. Determinar la causa de la �lcera. 2. Acordar los objetivos del tratamiento y aplicar un plan de cuidados. a. Iniciar un tratamiento con antibi�ticos si se sospecha una infecci�n, considerar la terapia antimicrobiana t�pica. b. Revisar el dispositivo de alivio. Asegurarse de que el calzado acomode el ap�sito. c. Optimizar el control gluc�mico para el tratamiento de la diabetes. d. Derivar al servicio de vascular si se sospecha de una isquemia de las extremidades. e. Formar al paciente sobre como autotratarse y cuando plantear preocupaciones. Desarrollo de la enfermedad vascular Objetivo: Evitar complicaciones asociadas a la isquemia 1. Consultar al especialista vascular sobre la revascularizaci�n para mejorar el flujo sangu�neo en pacientes con ulceras isqu�micas / neuroisqu�micas. 2. Ofrecer a todos los pacientes con enfermedad arterial perif�rica identificada la mejor terapia m�dica para el riesgo cardiovascular. 3. Optimizar el control del paciente. La ulcera se infecta Objetivo: Evitar complicaciones que amenacen la vida o las extremidades. 1. En las infecciones leves: tratar con antibi�ticos sist�micos y considerar antimicrobianos t�picos como terapia a�adida. 2. En infecciones moderadas o graves: tratar con antibi�ticos emp�ricos adecuadamente seleccionados. Modificar en funci�n de los resultados de los cultivos y los informes de sensibilidad. 3. Descargar la presi�n y optimizar el control de glucemia. 4. Considerar una terapia orienta a biopel�culas en heridas de curaci�n lenta o que no progresen seg�n los plazos adecuados. SI LA AMPUTACI�N ES INEVITABLE 1. Aplicar un plan de cuidados de la piel y la herida para tratar la herida quir�rgica y optimizar la curaci�n. 2. Revisar peri�dicamente y aplicar un plan de cuidados preventivos para reducir el riesgo de recurrencias o de ulceras de pie diab�tico adicionales en extremidad contralateral. A B C D
  3. 3. OPTIMIZACI�N DEL TRATAMIENTO DE HERIDAS POR ULCERA DE PIE DIAB�TICOClasificaci�n dela�lcera 0 I No infectada I Infectada II No infectada II Infectada III No infectada III Infectada Descripci�n Pie muy deformado con riesgo de ulceraci�n �lcera superficial que no afecta al tend�n, la c�psula ni el hueso �lcera superficial que no afecta al tend�n, la c�psula ni el hueso, con s�ntomas de infecci�n �lcera profunda sin afectaci�n del hueso �lcera profunda con s�ntomas de infecci�n �lcera profunda con penetraci�n hasta el hueso o la articulaci�n �lcera profunda con evidencia de osteomielitis Objetivodel tratamientode laherida * Mantener la integridad de la piel * Proporcionar un lecho de herida limpio para el tejido de granulaci�n * Eliminar los tejidos no viables y callos. * Reducir la carga bacteriana * Evitar/eliminar el biofilm. * Tratar el exudado / olor * Eliminar los tejidos no viables y queratosis * Proporcionar un lecho de herida limpio para el tejido de granulaci�n * Evitar/eliminar el biofilm. Tratar el exudado * Eliminar los tejidos no viables y queratosis * Reducir la carga bacteriana * Evitar/eliminar el biofilm. * Tratar el exudado /olor * Eliminar los tejidos no viables y callos * Proporcionar un lecho de herida limpio para el tejido de granulaci�n * Evitar/eliminar el biofilm. * Tratar el exudado * Eliminar el tejido no viable * Reducir la carga bacteriana * Evitar/eliminar el biofilm. * Tratar el exudado /olor Nota: En un pie isqu�mico, en primer lugar, debe procederse a una revascularizaci�n Tto local de la herida y preparaci� n del lecho Cuidado de la piel (�cidos grasos) Utilizar soluci�n de irrigaci�n y/o gel antis�ptico para heridas Se recomienda mucha precauci�n Ap�sito primario Ap�sito absorbente/de baja adhesi�n Ap�sito antimicrobiano Ap�sito absorbente/de baja adherencia Ap�sito antimicrobiano Ap�sito absorbente/de baja adherencia Antimicrobiano Ap�sito secundario Pel�cula de poliuretano o ap�sitos de baja adherencia/recubrimiento de contacto con heridas OBJETIVO: PREVENCI�N DE LA AMPUTACI�N * NOTA: Dado que las �lceras de pie diab�tico de grado III pueden implicar exposici�n del cart�lago, se recomienda actuar con especial precauci�n. Algunos productos (como Prontosan�) est�n contraindicados en cart�lagos hialinos. En todos los casos debe procederse a una cuidadosa evaluaci�n de riesgo/beneficio. Las decisiones sobre el producto utilizado debe tomarlas el m�dico responsable del caso y, cuando est� indicado, se utilizar� soluci�n salina normal en lugar de Prontosan� Trabajo original de WoundsGroup, traducido y maquetado por: Tina Rossell� y Ana Fern�ndez

×