Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

2.la crisis de 1917

13,122 views

Published on

Published in: Travel, News & Politics
  • Be the first to comment

2.la crisis de 1917

  1. 1. LA CRISIS FINAL DE LA RESTAURACIÓN: EL IMPACTO DE LA 1ª GUERRA MUNDIAL Y EL AGOTAMIENTO DEL SISTEMA POLÍTICO<br />LA CRISIS DE 1917<br />
  2. 2. ESQUEMA/RESUMEN<br />
  3. 3. MAPA DE LA EXTENSIÓN DELA CRISIS DE 1917<br />
  4. 4. ESQUEMA DELA REVOLUCIÓN DE 1917<br />
  5. 5. CAUSAS<br />En el ambiente de efervescencia económica, inflación, tensiones sociales e inestabilidad política de la Gran Guerra, en el verano de 1917 se producen en España tres intentos de forzar el sistema canovista y sustituirlo por otro, intentos que proceden del ejército, del catalanismo de derechas y de los sindicatos obreros revolucionarios.<br />Entre las causas de esta situación hay que citar:<br />Un importante desarrollo económico que no va acompañado de una redistribución social de los beneficios entre los trabajadores.<br />Un sistema político que no asume una realidad social nueva, originada por el crecimiento de las organizaciones obreras y nacionalistas.<br />El descontento del ejército, debido a la disminución de su capacidad adquisitiva y a la diferente movilidad en el escalafón según sea el destino en España o en Marruecos.<br />La inestabilidad de los dos partidos turnistas, liberales y conservadores.<br />El recurso a la clausura del Parlamento y al gobierno por decreto.<br />Todos estos factores crean las condiciones para una triple revolución (en sentido amplio): militar, política y proletaria, que, aunque no están conectadas entre sí, tienen un mismo objetivo: derrocar al gobierno y reformar la Constitución. <br />
  6. 6. LAS JUNTAS MILITARES DE DEFENSASITUACIÓN DEL EJÉRCITO EN 1916<br />Una de las preocupaciones de Cánovas al diseñar el régimen de la Restauración, fue terminar con la presencia de los militares en la vida política a través del pronunciamiento. Sin embargo, la guerra de Cuba y el catalanismo político supusieron su reaparición (Ley de Jurisdicciones de 1906).<br /> La guerra de Marruecos propició la aparición de dos tipos de ejército:<br />El africanista, donde el escalafón se movía con rapidez por méritos de acción.<br />Y el que subsistía en las guarniciones de España con salarios bajos en la situación de subida de precios.<br />Sus intereses eran contrarios, y a ello habría que sumar las diferencias entre las distintas armas, sobre todo entre las técnicas y la infantería.<br />
  7. 7. LAS JUNTAS MILITARES DE DEFENSAREIVINDICACIONES PROFESIONALES Y POLÍTICAS<br />Durante 1916 y 1917 se constituyen primero en Barcelona y luego por toda España, Juntas Militares de Defensa, formadas por oficiales de infantería y caballería, que querían controlar los ascensos y las condiciones profesionales:<br />Les molestaba que los oficiales que servían en Marruecos ascendieran por méritos de guerra y pasaran por delante de sus compañeros que no habían ido a la guerra.<br />Criticaban también el reducido presupuesto militar y los bajos sueldos.<br />Las Juntas, dirigidas por el coronel Benito Márquez, imitaban la actitud de los llamados “cuerpos facultativos”, ingenieros y artillería, que habían conseguido evitar los ascensos políticos, aplicando sólo la estricta antigüedad (la llamada “escala cerrada”). Se quejaban:<br />De las desigualdades entre las diversas armas y cuerpos del ejército.<br />Y de la intervención directa del rey en los asuntos militares.<br />Además de las reivindicaciones profesionales, los junteros hablaban de reformas políticas necesarias, y por ello fueron bien acogidos por republicanos, radicales y catalanistas de la Lliga, que llegaron a ver en ellos una promesa de regeneración.<br />
  8. 8. LAS JUNTAS MILITARES DE DEFENSAREIVINDICACIONES PROFESIONALES Y POLÍTICAS<br />En 1917 el gobierno liberal declara ilegales las Juntas y encarcela a los componentes de la Junta Superior. La reacción del ejército en apoyo de sus compañeros censurados es tal que el 8 de junio cae el gobierno y le sustituye el del conservador Dato, quien reconoce las Juntas. Estas publican un manifiesto en el que justifican la necesidad de un cambio político. Aunque el gobierno procurará evitar la difusión del documento, terminará aceptando la mayoría de las peticiones de los junteros, las demandas técnicas, pero no las de contenido político.<br />La escalada en la conflictividad social, paralela al movimiento de las Juntas, generó una sensación de inseguridad tan acusada entre los grupos en el poder, la burguesía y las clases medias, que el Ejército, preocupado por la defensa del orden, abandonó sus intentos reformistas.<br />
  9. 9. ASAMBLEA DE PARLAMENTARIOS<br />En junio de 1917, los socialistas y el Partido Republicano Reformista de Melquíades Álvarez pactaron una alternativa revolucionaria, que implicaba imponer un gobierno que convocara elecciones a unas Cortes constituyentes. Ante esa amenaza, Dato cerró el Congreso y suspendió las garantías constitucionales.<br />La Lliga convoca a los parlamentarios que apuesten por la reforma. Cuenta con el apoyo del PNV, de los socialistas y de los republicanos, con el consentimiento de las Juntas Militares y con los deseos de cambio de los sindicatos, UGT y CNT.<br />Cambó y los diputados catalanes exigen la apertura inmediata de las Cortes, que debían tener carácter de “constituyentes” y amenazan con convocar una Asamblea nacional.<br />Dato no admite las exigencias, por lo que se convoca la Asamblea en Barcelona el 19 de julio. Acuden 71 diputados y senadores (de un total de 760) de todas las tendencias, a excepción de los conservadores. Se reitera la petición de Cortes constituyentes para deliberar sobre el cambio en la organización del Estado, las autonomías regionales y municipales, el problema militar y la crisis económica. Las sesiones son suspendidas por la fuerza pública y los asambleístas se disolvieron tomando el acuerdo de volver a reunirse en Madrid en octubre.<br />Los parlamentarios volvieron a reunirse el 30 de octubre en Madrid, pero la Lliga acepta la propuesta de entrar a formar parte del nuevo gobierno de García Prieto (Gobierno de Concentración), que rechaza la petición de las Cortes Constituyentes y el movimiento asambleísta desaparece sin dejar ninguna solución clara al problema político.<br />Al igual que en las Juntas Militares, los acontecimientos en el campo sindical moderaron sus deseos de reforma. <br />
  10. 10. HUELGA REVOLUCIONARIA<br />Las consecuencias, que la Iª Guerra Mundial tuvo sobre la clase obrera, revitalizaron el movimiento obrero. La subida de precios a partir de 1916 fue acompañada por un aumento de los conflictos sociales, cobrando mayor protagonismo las centrales sindicales en la dirección de los mismos.<br />Las duras condiciones de trabajo provocan la convocatoria de huelga general por parte de los sindicatos UGT y CNT. Las dos centrales sindicales (con Seguí y Pestaña por la CNT, y Besteiro y Largo Caballero por la UGT), habían venido preparando una huelga general conjunta en demanda de “cambios fundamentales del sistema. En el verano de 1916, UGT y CNT llegaron a un acuerdo en Zaragoza para realizar conjuntamente reivindicaciones.<br />El 19 de julio, el mismo día de la reunión de los parlamentarios en Barcelona, se iniciaba una huelga de ferroviarios en Valencia, que concluía a finales de mes, pero sin que la empresa readmitiera a 36 huelguistas. Los ferroviarios valencianos son apoyados por los del resto del Estado, y éstos mueven a la UGT en alianza con la CNT a decidir que la huelga general prevista se inicie el 13 de agosto.<br />
  11. 11. HUELGA REVOLUCIONARIA<br />Durante una semana:<br />Se paralizan los núcleos industriales vascos, asturianos, catalanes y valencianos.<br />El gobierno lanza la Guardia Civil y el ejército a las calles (actuación aceptada por las Juntas de Defensa) y se producen violentos enfrentamientos, sobre todo en Asturias, donde el general Burguete se ensaña con los mineros del SOMA, sindicato minero socialista.<br />El conflicto se saldó con 80 muertos y 2.000 detenidos.<br />Los objetivos de la huelga consistían en:<br />El rechazo del sistema político.<br />Y la creación de un gobierno provisional que convocara Cortes constituyentes.<br />Un hecho negativo fue la no participación del proletariado andaluz, lo que restó fuerza a la huelga.<br />
  12. 12. CONSECUENCIAS<br />El fracaso de la huelga obrera puede achacarse a la falta de objetivos claros y uniformes de las centrales sindicales y a la dureza de la reacción.<br />Como para aplastar el movimiento el gobierno tuvo que recurrir al ejército, a cambio se vio en la obligación de acceder a sus reivindicaciones: dar paso a un gobierno de unidad nacional.<br />Los parlamentarios volvieron a reunirse el 30 de octubre en Madrid. La Lliga olvidará sus deseos de cambio político al aceptar la propuesta de entrar a formar parte del nuevo “gabinete de concentración” que forma García Prieto, jefe del ala izquierda del Partido Liberal. García Prieto rechaza la proposición de las Cortes constituyentes y el movimiento asambleísta desaparece sin dejar ninguna solución clara al problema político.<br />La huelga general de 1917 contribuyó a reunir en un sólido bloque en defensa del régimen a aquellos sectores que en esos momentos más empeñados estaban en su caída. Las esperanzas que se habían suscitado en torno a las Juntas y los Parlamentarios quedaron defraudadas por el efecto paralizador que el miedo tuvo sobre los reformistas.<br />El régimen de la Restauración estaba cada vez más lejos de la España real, pero las divergencias entre los que a él se oponían le permitieron seguir existiendo unos años más.<br />

×