Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Seminario Mayor Filosofado San AgustínMateria: Medios de ComunicaciónProfesora: Lina Marcela CedeñoPostulantes: Walter Alb...
es prerrequisito para que pueda darse el intercambio comunicativo, esta debe ser respetaday aceptada por los interlocutore...
porque no se están respetando algunas máximas, retomando el ejemplo anterior, decíamosque Javier no quería cooperar porque...
pensando en lo otro, y así puede descifrar el contenido implícito de lo que le digo, dándosela lógica propia del intercamb...
También partiendo de todo esto, podemos darnos cuenta que la comunicación tiene supropia lógica que la rige, pero no es al...
aporte a la conversación busca conversar al gallo de que ella viene en son de amistad, paraque cuando lo tenga cerca y eng...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La conversación y el principio de cooperación. teoría de grice

Filosofía del lenguaje

  • Be the first to comment

La conversación y el principio de cooperación. teoría de grice

  1. 1. Seminario Mayor Filosofado San AgustínMateria: Medios de ComunicaciónProfesora: Lina Marcela CedeñoPostulantes: Walter Albrecht Javier Daza William Mendieta Miguel Pérez LA CONVERSACIÓN Y EL PRINCIPIO DE COOPERACIÓNLa conversación es una realidad, un hecho cotidiano, en el cual nos vemos continuamenteinvolucrados, por medio del cual interactuamos con las personas que nos rodean y que nosva permitiendo hacer comunidad. Esto nos lleva a preguntar cómo es que funciona laconversación, cómo es posible que generalmente cuando conversamos nos entendemos yavanzamos en el intercambio comunicativo como guiados por una dirección invisible quenos marca el norte de la conversación.Ésta pareciera muchas veces ser imprecisa, ambigua, no regida por la lógica, que es precisa,pero aun así las conversaciones mantienen por lo general un sentido, es comprensible yllegan a cumplir con las expectativas de los que se ven involucrados en ella.Es Grice, el que viene a dar su aporte en la comprensión de cómo se logra una conversacióncon sentido, por lo que él plantea una teoría desde el campo de la pragmática, es decir, de ladisciplina que estudia la praxis o usos del lenguaje.La teoría que plantea no es normativa o prescriptita, es decir, que en primera instancia suteoría no tiene el propósito de regir, organizar y dar leyes a la conversación para que estapueda realizarse, sino que principalmente es descriptiva, pues lo que hace es partir de laconversación (que como dijimos es un hecho cotidiano), explicándola y describiéndola,dando a conocer la lógica propia que se maneja en los intercambios comunicativos, la cualsi bien no es la misma lógica tradicional, tiene su propio funcionamiento y precisión, lacual por lo general todos manejamos aunque no lo hagamos necesariamente de una maneraconciente.Esta teoría se basa en lo que Grice llama Principio de cooperación, el cual va acompañadode unas máximas. La conversación no se da de cualquier manera, sin un rumbo, sino queposee un propósito o una dirección que la guía, y para que la conversación pueda darse yrealizarse con sentido, los que se involucran en ella tienen que estar dispuestos a cooperar oayudar al propósito que guía la conversación, esta disposición de cooperar con el propósitoes lo que permite que la conversación tenga una lógica y evite que sea una conversaciónabsurda e inconexa, y es ésta la que el autor denomina Principio de cooperación.El Principio de cooperación, según Grice, es fundamental para describir el desarrollo deuna conversación para que esta tenga sentido. Podemos decir que es la piedra angular, que
  2. 2. es prerrequisito para que pueda darse el intercambio comunicativo, esta debe ser respetaday aceptada por los interlocutores aunque sea tácitamente, pues si no es respetada, elintercambio comunicativo puede no darse o carecer de sentido.Este principio no se encuentra solo, sino que esta acompañado por unas máximas, las cualesson normas de menor rango que el Principio de Cooperación (que es fundamental), lascuales describen como ha de ser lo que se dice en una conversación para que esta sea másprecisa y menos ambigua. Grice expone siguientes máximas: las de cantidad, que su aportesea todo lo informativo que sea necesario, y que no sea mas informativa de lo que necesitael propósito de la conversación; las de cualidad: intente que su contribución sea verdadera,no diga algo que crea falso, ni diga algo de lo que no tenga pruebas suficientes; la derelación: diga cosas relevantes, es decir, cosas interesantes que se relacionen con lo que seesta hablando; y la de modalidad, que tiene que ver con el modo de decir las cosas: seaclaro, por tanto, evite la oscuridad de expresión y la ambigüedad, sea breve y ordenado. Enresumidas cuentas estas máximas nos dicen que nuestro aporte o contribución alintercambio comunicativo en el cual nos encontramos sea preciso, verdadero, relevante yclaro, con respecto al propósito de la conversación, es decir, aplicando el principio decooperación.Pero sucede que muchas veces en las conversaciones pareciera que el Principio decooperación no es respetado, puesto que en más de una ocasión se falta al cumplimiento deestas máximas, como cuando hacemos una pregunta a alguien y nos responde sin darnostoda la información necesaria que requerimos, por ejemplo, - Javier, ¿con quien va a salirWilliam?, – con un postulante, al hacer esta pregunta, Javier responde con algo que esverdad (va a salir con un postulante) respetando la máxima de cualidad, pero no nos da todala información que le requerimos, ¿con cual de todos los postulantes?, faltando a la máximade cantidad; a partir de esto podríamos pensar que Javier no quiere cooperar con elpropósito del intercambio comunicativo en el cual se le está involucrando, por lo que no secumple el Principio de cooperación y por tanto no se logra realizar la conversación.Es necesario que se cumpla el Principio para que se pueda realizar la conversación, pero¿necesariamente se deja de cumplir cuando se falta a alguna de las máximas dentro de laconversación? Esto no es tan así, no porque se deje de cumplir una máxima debe dejar decumplirse el Principio, pero para que se pueda mantener la suposición de que éste siguesiendo respetado por los involucrados en la conversación, debemos reinterpretar lo que sedice, para restituir el cumplimiento del Principio, pues el Principio de cooperación esfundamental para la conversación, por lo que hay que salvaguardarlo a como de lugar, yesto nos lleva interpretar lo que se nos dice, creándose de esta manera una distancia odiferencia entre “lo que se nos dice” y “lo que se nos comunica o se nos quiere comunicar”.Es aquí donde la conversación pareciera no ser lógica, pues “lo que se comunica” no sededuce necesariamente de “lo que se dice”, pero Grice plantea otro elemento, el cual vienea hacer de puente que cubre esta distancia creada, las implicaturas, las cuales son elcontenido implícito que viene en lo que se dice. Estas implicaturas nos permiten restaurar elcumplimiento del Principio de cooperación cuando pareciese que se está dejando de lado
  3. 3. porque no se están respetando algunas máximas, retomando el ejemplo anterior, decíamosque Javier no quería cooperar porque no nos dio toda la información requerida (teniendo encuenta lo que se dice), pero las implicaturas reinterpretan esto que se dice, en este caso quese responde, de acuerdo con el Principio, para llegar a lo que se nos comunica, y ¿quépuede estar comunicándonos Javier con su respuesta?, por medio de la implicatura,podríamos pensar que él si desea cooperar (está respetando el Principio de cooperación),pero falta a alguna máxima puesto que no tiene una respuesta precisa, él nos dice sólo loque sabe, aunque no todo lo que nosotros necesitamos saber, por lo que prefiere faltar a lamáxima de cantidad (precisión) antes que faltar a la máxima de cualidad (veracidad),buscando respetar y mantener el Principio de cooperación, Javier quiere cooperar, pero eldesconoce toda la información, por lo que no puede cooperar correctamente, lo cual noimplica que no desee cooperar.Grice plantea que existen diferentes tipos de implicaturas: las convencionales, que derivandel significado de las palabras; y las no convencionales, que derivan de la intervencióninterpuesta de otros principios, estas pueden ser: conversacionales, es decir, que serelacionan con los principios que regulan la conversación, y que son generalizadas(independientes del contexto) o particularizadas (dependientes del contexto en que sedicen), y no conversacionales, en donde los principios que entran en juego son de otranaturaleza.En las implicaturas conversacionales pueden darse incumplimientos de máximas: unaviolación encubierta (aparentemente no se viola nada), una supresión abierta (de lasmáximas y del principio, no hay cooperación), un conflicto o colisión (entre elcumplimiento de diferentes máximas que nos lleva a elegir una sobre otra, como el ejemplodado anteriormente) y el incumplimiento o violación abierta (de una de las máximas, perosujeción a las demás).Las implicaturas conversacionales se generan combinando la información contenida en elenunciado, los factores que configuran el contexto y la situación de emisión, y losprincipios conversacionales. Y se pueden caracterizar de esta manera: cuando alguien dice“P”, implica conversacionalmente “Q” si se supone que el emisor está observando lasmáximas o el principio de cooperación y se supone que piensa que “Q”, y que el emisorpiense que tanto él como el destinatario saben que es necesario que el emisor piense que“Q” cuando dice “P”. Es decir, cuando yo digo algo puedo estar queriendo dar a entenderotra cosa, como al decir tus ojos son hermosos luceros, no por eso lo que quiero expresar, ypor ende, lo que estoy pensando cuando digo aquello, es que sus ojos sean de verdad dosluceros o estrellas, cosa que no tiene nada de cierto, sino que al decir eso yo estoy pensandoque sus ojos son muy hermosos, que son como una luz que iluminan mi cielo, mi vida,dándome felicidad... Es esto lo que quiero comunicar a la persona a la cual le he dichoaquellas palabras, y al decirlo yo supongo que la otra persona al escucharlo sabrá que yoestoy pensando en lo hermoso de sus ojos y su importancia que tienen para mí, y no de queellos son dos estrellas, que aunque brillan son distantes. Es necesario para la implicaturaque esto se cumpla, que yo al decir una cosa pensando expresar otra, tenga claridad en quela persona a la cual hablo se dará cuenta que yo al decir lo que digo, necesariamente estoy
  4. 4. pensando en lo otro, y así puede descifrar el contenido implícito de lo que le digo, dándosela lógica propia del intercambio comunicativo, que parte de la base supuesta de queestamos respetando el Principio de cooperación. Si esto no se da así, y el destinatario nodeduce a partir de lo que digo, lo que quiero expresar, y comprende equivocadamente,entonces no se da implicatura, como por ejemplo yo digo “tú eres perro” pensando “túeres muy valiente y fiel”, y el otro al escucharme entiende “eres un desgraciado, tal porcual”, comprendiendo tal frase como una ofensa, puesto que de lo que dije no se siguenecesariamente lo que pretendía comunicar, por tanto no se da la implicatura, pues elcontenido implícito que se suponía debía trasmitir no se alcanzo.Las implicaduras se relacionan con las máximas de tres maneras: hay implicatura pero nose viola aparentemente ninguna máxima, hay implicatura y se debe inferir que se viola unamáxima para evitar un conflicto con otra máxima, y hay implicatura porque se violaabiertamente una máxima.A partir de esto podemos notar que la violación de alguna máxima no necesariamente esuna falta al Principio de cooperación, sino que por la implicatura se nos expresa uncontenido que no viene deducido necesariamente del enunciado como tal (lo que se dice).Sólo podemos establecer que no se quiere cooperar cuando hay una supresión abierta detodos las máximas y por ende también del principio, como si preguntásemos por ejemplo –Javier, ¿con quien va a salir William? – y a ti qué te importa, en este caso Javiernotoriamente se niega a cooperar, por eso no cumple las máximas, no coopera, no ayuda ennada al propósito de la conversación que se está entablando, por lo que podemos decir quede cierta manera se niega a permitir que esa conversación o intercambio comunicativo seestablezca, negándose a cooperar, con lo cual no da más posibilidades que desistir de eseintercambio comunicativo.Las implicaturas poseen algunas propiedades características, las cuales por separado nosignifica que haya implicatura, pero si se da el conjunto de las propiedades, entonces hayimplicatura. Sus características son: cancelabilidad, es decir, son cancelables; noseparabilidad, las que no se basan de la violación de las máximas de manera, dependen delcontenido expresado y no del modo de expresarlo; no convencionalidad, es decir, noforman parte del significado convencional de las expresiones a las que se ligan; nodeducibilidad lógica, no son propiedades lógicamente deducibles o inferibles a partir de lodicho; y la indeterminación, lo que se implica posee un grado de indeterminación. A estascinco Sadock agrega otra: las implicaturas son las únicas inferencias reforzables,compatibles con la mención de su contenido sin que se produzca redundancia.Podemos darnos cuenta que una implicatura no es cualquier cosa, sino que tiene suspropias características y tiene una lógica propia que permite descubrir el contenidoimplícito de lo que se dice, saltando de esta manera la brecha que se habré muchas vecesentre lo que se dice y lo que se comunica, que hacía correr peligro el supuestocumplimiento del Principio de cooperación por parte de los involucrados, haciendo depuente para salvaguardar este mismo principio.
  5. 5. También partiendo de todo esto, podemos darnos cuenta que la comunicación tiene supropia lógica que la rige, pero no es algo de lo que tengamos conciencia, aunque nosotrosgeneralmente nos regimos por ella, lo hacemos sin caer en cuanta de lo complicado quepareciese ser el entablar una conversación si tuviésemos conciencia de todas estas normas.Por eso, podemos decir nuevamente, que la teoría de Grice es descriptiva, pues parte de lamisma realidad cotidiana, y mediante la aplicación de algunos conceptos (máxima,implicatura...), define algunas normas que busca explicar el intercambio comunicativoteóricamente.Pero cabe preguntarse otra cosa, ¿esta teoría del Principio de cooperación y sus máximas esaplicable o es valida para cualquier conversación que se realice? La respuesta es no, puestoque podemos deducir de esta teoría que la finalidad de los intercambios comunicativos es elpropósito de trasmitir o intercambiar información precisa, sin ambigüedad, de la maneramás efectiva posible, pero este propósito es en realidad solo uno de los tantos propósitospara los que nosotros usamos del lenguaje, pero no siempre queremos dar a conocer unainformación precisa, a veces queremos despertar algún sentimiento en alguna persona, oentablamos una conversación con el propósito de lograr algún interés o beneficio fuera delo conversado, como por ejemplo, tratar muy bien a la profesora, halagarla, con el fin deque al revisar los ensayos no sea tan dura con nosotros y nos repruebe. Este caso quedapor fuera de los descrito por la teoría de Grice, por lo que podemos afirmar que es unateoría reduccionista, pues reduce el uso del lenguaje a uno solo, como ya dijimos, elintercambio de información de la manera más precisa y efectiva posible. Por lo quehistorias como:Una zorra que buscaba comida, encontró un gallo bien cebado; éste se puso a salvorápidamente en un árbol. La zorra se mostró dolida por tanta desconfianza. -¿Por qué huyes? ¡Solo quería darte un abraso fraternal!- dijo muy ofendida. -¡No soy tan tonto como para creerte!- replicó el gallo. -Pero entonces, ¿no lo sabes? -¿Qué es lo que tengo que saber? -Se ha proclamado la paz universal- afirmó la zorra. Ahora todos somos hermanos. Anda, baja, para que también nosotros podamos darnos el abraso de la paz, porque todavía tengo que ir a dar la paz a otros muchos hermanos con los que antes estaba enemistada. -¡Que bien¡- fingió alegría el gallo. Entonces será mejor esperar a que lleguen aquellos perros de caza: seguramente también quieren darte un abraso de paz. La zorra huyó a toda prisa pero antes se volvió al gallo: -No es que te haya mentido. Pero no estoy segura de que ellos se hayan enterado. Así alejo el peligro el astuto gallo y regresó sano y salvo al gallinero.No pueden ser explicadas a partir de esta teoría, pues aquí no se da el Principio decooperación a partir del cual la zorra y el gallo quieren trasmitirse información precisa, sinoque abiertamente usan la conversación con el fin de engañarse y lograr un beneficio que notiene nada que ver con lo que se conversa... La zorra quiere comerse al gallo, por lo que su
  6. 6. aporte a la conversación busca conversar al gallo de que ella viene en son de amistad, paraque cuando lo tenga cerca y engañado poder comérselo, en cambio el gallo busca alejar desí este peligro, por lo que su aporte busca hacer que la zorra desista de su propósito.Con todo esto podemos decir que la teoría de Grice es reduccionista, por lo que necesita serampliada, pero no por esto pierde importancia o relevancia en el campo de la pragmática.Sino que sigue teniendo vigencia, y ha sido usada como base para teorías y estudios másactuales.

×