Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Vida despues del infierno

89 views

Published on

Presos que han logrado salir del corredor de la muerte han participado en Madrid en un congreso contra la pena capital. 16 junio 2013 Diario Vasco

Published in: News & Politics
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Vida despues del infierno

  1. 1. Una mujer sufrió ayer heridas de gravedad después de que un au- tobús que cubre el trayecto entre Santander y Logroño se saliese de la calzada cuando circulaba por la AP-68, a la altura del munici- pio alavés de Urkabustaiz. En el vehículo, que acabó volcando, via- jaban cuatro mujeres y el chófer. CINCOHERIDOSEN UNACCIDENTEDE AUTOBÚSEN ÁLAVA :: LUIS CALABOR :: A.L. SAN SEBASTIÁN. El dominio ‘.eus’, autorizado el viernes por la organización para la Asignación de Nombres y Números en Inter- net (Icann), estará disponible en abril del año que viene, según ex- plicaron ayer desde PuntuEus, en- tidad promotora de esta iniciati- va. El contrato con Icann se fir- mará los próximos meses y des- pués comenzará una fase de prue- bas técnicas antes del lanzamien- to del dominio ‘.eus’ para poder registrar sitios y páginas web en su dirección. «El verdadero camino el domi- nio ‘.eus’ acaba de empezar, ne- cesitaremos cinco o seis meses para dar los pasos que quedan y una vez en marcha, usarlo, hacer- lo visible y fortalecerlo será la ma- nera de darle sentido», han ma- nifestado. Para los promotores ‘.eus’ se convertirá en «una herra- mienta más para hacer frente a los retos del país en euskera, pero no una herramienta cualquiera, sino una con capacidad de inter- conectar y unir una comunidad en su conjunto». Seis años de gestiones Esta iniciativa surgió hace casi seis años y hace uno se solicitó a Icann el reconocimiento del dominio ‘.eus’ para que sea usado por la co- munidad de la lengua y la cultura vasca, según la organización Pun- tuEus. PuntuEus está integrada por más de medio centenar de orga- nizaciones de diferentes ámbitos, como la Real Academia de la Len- gua Vasca-Euskaltzaindia, la Uni- versidad del País Vasco, las ikas- tolas o las asociaciones vascas de escritores, de informáticos y de ingenieros de telecomunicacio- nes. En abril de 2014 se podrán registrar sitios y webs con el dominio ‘.eus’ :: MARTÍA EUGENIA ALONSO MADRID. Las huellas y el ADN en la escena del crimen pertenecían a otra persona, pero la manipulación del caso le convirtió en 1996 en cul- pable de un doble asesinato en Esta- dos Unidos. El español Joaquín José Martínez fue condenado a muerte y pasó cinco años y medio en una cár- cel de máxima de seguridad de Flo- rida, esposado de pies y manos, mi- rando de refilón a la muerte y con- tando los segundos para volver a pi- sar la calle. La reapertura de su caso, gracias a la cruzada emprendida por sus padres y a la presión internacio- nal (el Rey y Juan Pablo II incluidos), le trajo un nuevo veredicto: «no cul- pable». Desde entonces lucha con el convencimientodeunconverso–an- tes de ser encarcelado defendía la pena capital– y con todas sus ener- gías para que nadie tenga que volver a pasar por el sufrimiento que él vi- vió. «Confiaba en el sistema de justi- ciaestadounidense»,explicaJoaquín. Por aquel entonces, «yo creía férrea- mente en la pena de muerte, y criti- caba a las organizaciones que lucha- ban por abolirla», recuerda. «Tenía 24añosyeraunchavalmuyarrogan- te. Había vivido el perfecto sueño americano, lo tenía todo: estudios, una casa en la playa, un deportivo, mi propia empresa... Sentía que es- taba por encima de todo». Entonces no sabía que lo que pensó que era un simple ‘malentendido’ le iba a costar hasta cinco años de su vida, dos jui- cios e innumerables secuelas. Aún hoy, doce años después de abandonar la celda 102 de la prisión deOrient Road, los recuerdos resur- gen con nitidez. Cada vez que abre laneveraypuedeelegirloqueleape- tece le vienen a la mente las comi- das, muy crudas o quemadas, que le servían entre rejas. Antes de irse a dormir se recuerda asimismo que su infierno ha acabado, abriendo y ce- Joaquín José Martínez, ante el cartel del 5º Congreso Mundial contra la Pena de Muerte. :: ÓSCAR CHAMORRO Vida después del infierno Presos que han logrado salir del corredor de la muerte han participado en Madrid en un congreso contra la pena capital rrando puertas para sentir la liber- tad: «Durante cinco años, no pude tocar una. Los guardias te abrían y cerraban la puertas cada momento», asegura. Lo que no cree es que pue- da volver a tener una sola bombilla en su casa. Estaban encendidas no- che y día y siempre parpadeaban cuando se llevaba a cabo una ejecu- ción. Lo había visto en cientos de pe- lículas, y casi le pasa a él. UnaoportunidadparaPablo Martínez pelea ahora con Pablo Ibar, único español en el corredor, y con la asociación ‘Ensemble Contre la Peine de Mort’ (ECPM) –Juntos con- tra la Pena de Muerte– que coordina la organización del Congreso Mun- dial Contra la Pena de Muerte, cele- brado esta semana en Madrid. «Si no se hace más podremos estar hablan- do del primer español asesinado le- galmente», asegura. En 1994, Ibar fue acusado junto a otro hombre de asesinar a tres per- sonas durante un robo en la casa del dueñodeunclubdeFlorida.Después de doce años y varios juicios plaga- dos de irregularidades, el 9 de mar- zode2006elTribunalSupremocon- firmó la declaración de culpabilidad y la sentencia de muerte de Ibar, un mes después de revocar la de su pre- sunto cómplice. La única prueba de cargocontraél:unafotoborrosayos- cura de un individuo con bigote que podría ser Pablo. O no. Desdeentonces,sudefensahaape- lado esta decisión ante el Supremo de Florida y espera un nuevo vere- dicto. Su última oportunidad para abandonar el infierno. «No podemos dejarlo morir. Hay que hacer un es- fuerzo para evitar que se cumpla la condena, antes de que sea demasia- dotarde»,dicesupadreCándido,que explicó que su hijo está bien, tanto física como psicológicamente, y ase- guró que la familia y, en especial, su mujer,constituyensu«principalapo- yo» para no abandonarse. «Esperar cada día la muerte es casi peor que ser ejecutado», reconoce Ahmed Haou. Durante catorce años, la vida de este marroquí consistió en esperar la muerte en un ‘agujero’ sin baño, con ratas y en el que las luces noseapagaban.Ladesnutriciónolas condiciones insalubres no eran lo peor. Las torturas cotidianas y el te- rror a ser ejecutado le han dejado se- cuelasparatodalavida.Perolamuer- te nunca llegó.Ahmed es uno de los muchos presos políticos que fueron condenados a la pena capital duran- te el reinado de Hassan II. Aunque por aquél entonces los únicos deli- tos constitutivos de dicha pena eran la incitación a la guerra civil o el ar- mamentodegruposviolentos,élfue sentenciado a la guillotina. En los años de plomo, unos pasquines eran más que suficientes. «El cargo oficial fue atentar contra la seguridad del Estado», explica. En 1994, le conmutaron la pena de muerte por cadena perpetua. Y el miedo a morir desapareció, aunque nolastorturas.«Loprimeroquepen- sé fue: ‘ya sea libre o en prisión, voy a seguir viviendo’», señala este fran- cés sosegado. Cuatro años después elcalvariollegabaasufin.Lapresión internacionalcontraelrégimenalauí, las huelgas de hambre de los presos ylalabordelasorganizacionesinter- nacionales lograron que Ahmed vol- viera a ser un hombre libre. Ese mis- mo día decidió consagrar su vida a la lucha contra la pena de muerte en el mundo. «Fue un 13 de octubre de 1998. Ese día volví a nacer», recono- ce emocionado. 682 personas fueron ejecutadas en 2012 en 58 países. A 1.722 se les condenó a la pena capital. LA CIFRA 13Domingo 16.06.13 EL DIARIO VASCO AL DÍA

×