Sistema musculoesqueletico

4,878 views

Published on

0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,878
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
55
Actions
Shares
0
Downloads
117
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Sistema musculoesqueletico

  1. 1. SISTEMA MUSCULO ESQUELÉTICO.     Presentado por: Lidia Anderlissa Paulino Rosa 2006-0586. Johansen Gutiérrez 2006-0412. Jadellyn M. Veras Herrera 2006-0525. Emmanuel Piña Then 2006-0621. Winel Ant. Reyes 2006-0233
  2. 2. FRACTURAS.  Una fractura es la pérdida de continuidad normal de la sustancia ósea.  La fractura es una discontinuidad en los huesos, a consecuencia de golpes, fuerzas o tracciones cuyas intensidades superen la elasticidad del hueso.
  3. 3. CLASIFICACIÓN.
  4. 4. POR LA EXPOSICIÓN, SE CLASIFICAN EN:
  5. 5. CLASIFICACIÓN POR CAUSA.
  6. 6. UBICACIÓN.
  7. 7. TIPOS DE FRACTURAS EN NIÑOS.
  8. 8. CUADRO CLÍNICO.
  9. 9. FRACTURA DE CLAVÍCULA.  Radiografía de una fractura completa de la clavícula del hombro izquierdo.
  10. 10.  Las fracturas de la clavícula implican aproximadamente el 5% de todas las fracturas vistas a las emergencias de los hospitales.  Los lactantes y niños son particularmente propensos a este tipo de fracturas.  Aproximadamente el 80% de las fracturas de la clavícula se producen en el tercio medio del recorrido del hueso, 15% con asociación de la parte distal o el tercio lateral, y un 5% de asociación del tercio proximal o medial.[]
  11. 11. PARA EL TRATAMIENTO.
  12. 12. EPIFISIOLISIS.  Es un término médico que se refiere a una fractura del cartílago de crecimiento o fisis de un hueso largo. El cartílago de crecimiento, ubicado entre la epífisis y la metáfisis del hueso y constituido por células cartilaginosas estratificadas de manera muy precisa, responsables del crecimiento en longitud del hueso.
  13. 13. MAS FRECUENTE EN:
  14. 14.  En las radiografías, debido a que las placas de crecimiento, aún no se han endurecido como los huesos sólidos, no suelen aparecer en la radiografía. En lugar de ello, aparecen como espacios entre el cuello de un hueso largo y el extremo del hueso.  En algunos casos, se emplean otras pruebas diagnósticas, como la resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TC), o la ecografía.
  15. 15. FRACTURA DE FÉMUR.  Fractura del extremo proximal del fémur, cerca de la articulación de la cadera.
  16. 16. FRACTURA DEL HUMERO.  La fractura del húmero, se observan en todos los grupos de edad, pero son más frecuentes en los ancianos y adultos jóvenes.  Cerca del 85% de las fracturas del húmero no desplazan al hueso de su posición anatómica.
  17. 17.  Radiografía AP de hombro mostrando una fractura metafisaria o del cuello anatómico del húmero.
  18. 18. OSTEOPENIA.  Es una disminución en la densidad mineral ósea que puede ser una condición precursora de osteoporosis. La enfermedad puede presentarse en mujeres jóvenes que son atletas. Está asociada con el síndrome de tríada de atleta femenina siendo uno de los tres componentes, los otros dos son amenorrea y desórdenes alimenticios. Es también un signo de normal envejecimiento, en contraste con la osteoporosis que se presenta en vejez patológica.
  19. 19. TUMORES ÓSEOS.  Los tumores óseos son relativamente poco frecuentes, siendo los benignos el doble más frecuente que los malignos.  La mayoría se presentan en los huesos que más crecen (fémur, tibia, húmero), en los sitios que más crecen (metáfisis), y a la edad en que más se crece (14 a 20 años).  No debe olvidarse que el esqueleto es muy frecuentemente el sitio de metástasis originadas en tiroides, riñón, próstata, mama.
  20. 20. METODOS DIAGNOSTICOS DE CÁNCER DE HUESOS Y TEJIDOS BLANDOS.  Radiografías: técnica de detección por imágenes que se usa para divisar y producir imágenes del cáncer de huesos, si está presente.  Tomografía Computarizada (TAC).  Gammagrafía Ósea: técnica de detección por imágenes que se usa para establecer si el cáncer se ha desplazado a otros huesos.  Biopsia con aguja.  
  21. 21. TUMORES ÓSEOS. TUMOR EDAD MAYOR FRECUENCIA TOPOGRAFIA OBSERVACIONES Condroma 10-30. Manos y pies. Diáfisis. Puede ser múltiple. Osteocondroma < 30. Rodilla, húmero. Metáfisis. Puede ser múltiple. Condroblastoma < 20. Húmero, fémur, tibia. Epífisis. Frecuencia mayor en varones . Fibroma condromixoide < 20. Tibia, fémur, tarso. Metáfisis. Puede recidivar.
  22. 22. Fibroma condromixoid e < 20 Tibia, fémur, tarso Metáfisis Puede recidivar Condrosarco ma > 35 Huesos axiales, fémur Diáfisis Puede ser secundario a osteocondroma Osteoma < 25 Huesos faciales, Senos paranasales No en otros huesos Osteoma osteoide < 30 Huesos largos, vértebras Intracortical Osteoblastom a < 30 Vértebras, huesos largos Metáfisis Osteosarcomas Genuino < 25 Rodilla, húmero Metáfisis
  23. 23. Paraostal > 25 Fémur, húmero Metáfisis Rx típico Posradiación muy variable Sitio de radiación Sitio de radiación > 3 años > 3000 r Sarcoma de Ewing 3-20 Fémur, tibia, pelvis Diáfisis A veces múltiple Linfomas 20-45 Cualquiera Diáfisis Mieloma > 40 Cualquiera Múltiples Tumor de células gigantes > 20 Rodilla, extremo inferior del radio Epífisis Recidiva. Frecuencia mayor en mujeres Fibroma 20-40 Huesos largos Metáfisis Histiocitoma fibroso maligno > 20 Huesos largos, pelvis Metáfisis Hay dos cúspides en edad Hemangioma muy variable Vértebras Rx. típica Cordoma jóvenes < 20 Región cervical Intervertebral adultos > 40 Región sacro coccígea Intervertebral
  24. 24. CONDROMA.  Son líticos, insuflantes y diafisiarios; a rayos, muy bien delimitados y con pequeñas calcificaciones; al microscopio, se presentan en forma de lóbulos de cartílago hialino normotípico, confluentes.
  25. 25. OSTEOCONDROMA (EXOSTOSIS OSTEOCARTILAGINOSA).  No es precisamente una neoplasia, sino que la extrusión de parte del cartílago metafisiario por defecto del periostio. El cartílago extruido sigue el proceso normal de osificación. Se ubica, naturalmente, en las metáfisis como masa exofítica constituida por un eje óseo y un capuchón cartilaginoso hialino de espesor menor de 1 centímetro. Osteocondromatosis es la presencia de varias lesiones.
  26. 26. CONDROBLASTOMA.  Es un tumor epifisiario y benigno. Algo más frecuente en hombres, afecta a menores de 20 años. Es una lesión lítica, bien delimitada. Al microscopio se observa proliferación difusa de condroblastos sin atipias, con frecuentes foquitos necróticos con depósitos cálcicos, uno que otro foco de aspecto cartilaginoso y moderada proporción de células gigantes multinucleadas.
  27. 27. FIBROMA CONDROMIXOIDE.  El tumor es metafisiario y benigno, especialmente en niños menores; se lo observa generalmente antes de los 20 años de edad. Es lítico, excéntrico, de contorno policíclico. El tejido es de aspecto cartilaginoso, amarillento, en partes mixoideo, en partes granuloso. Al microscopio es llamativo el aspecto mixoideo, con células irregulares, estrelladas, sin mitosis; se disponen en pseudolóbulos más celulares en la periferia, donde también se reconocen vasos sanguíneos y células gigantes multinucleadas.
  28. 28. CONDROSARCOMA.  Es raro por debajo de los 30 años y afecta huesos axiales principalmente. Puede ser secundario a un osteocondroma (condrosarcoma periférico). Generalmente es voluminoso, expansivo e infiltrante, con frecuencia compromete hasta la piel. Histológicamente se observa un tumor obviamente cartilaginoso, con células irregulares, focos de necrosis y calcificación muy llamativos, especialmente a rayos X.
  29. 29. OSTEOMA.  Es relativamente poco frecuente; se ubica en cara y cráneo, en relación con senos paranasales; está constituido por tejido óseo denso, muchas veces eburnizado. Es benigno. A veces se asocia con poliposis del colon, fibromatosis, tumores de partes blandas y quistes cutáneos.
  30. 30. MIELOMA.  Es la neoplasia maligna primaria más frecuente en el esqueleto.  Adopta distintas formas y, por consenso, se denominan: mieloma solitario: una sola lesión esquelética; mieloma múltiple: varias lesiones, diseminadas, en el esqueleto y plasmocitoma: una lesión ubicada en partes blandas.  Afecta a mayores de 40 años, principalmente hombres.  Las lesiones son de color blanco, brillantes, como carne de pescado, con frecuentes focos hemorrágicos o necróticos.
  31. 31.  Al microscopio, la diferenciación de las células es de grado muy variable: hay proliferación difusa de células de distinto tamaño, redondas, ovoideas o poliédricas con núcleos basófilos, irregulares, a veces dobles, con cromatina irregularmente distribuida; el citoplasma es basófilo o anfófilo, de bordes precisos.
  32. 32. TUMOR DE CÉLULAS GIGANTES (OSTEOCLASTOMA).  Es un tumor localmente agresivo, frecuentemente con recidivas postoperatorias. Es más frecuente en mujeres mayores de 25 años. La epífisis inferior del fémur, superior de la tibia e inferior del radio se afecta de preferencia.  Es una lesión lítica, excéntrica, policíclica e insuflante que llega a comprometer el cartílago articular. Macroscópicamente es rosada, rojiza o parda, con focos hemorrágicos o quísticos. Al microscopio se encuentran abundantes células gigantes con citoplasma anfófilo bien delimitado y con decenas de núcleos ovoides con regular cantidad de cromatina irregularmente distribuida; son más abundantes en relación con focos hemorrágicos.
  33. 33. FIBROMA (FIBROMA DESMOPLÁSTICO).  Es poco frecuente y, aunque benigno, es localmente agresivo. El aspecto macroscópico es igual al de los fibromas en otras ubicaciones: blanco, elástico, sin áreas involutivas, relativamente bien delimitado. Al microscopio, se observa proliferación de fibroblastos maduros que generan abundante colágeno.
  34. 34. FIBROSARCOMA.  Es poco frecuente, metafisiario y se observa en mayores de 20 años. Con frecuencia existe el antecedente de radiaciones.
  35. 35. HISTIOCITOMA FIBROSO MALIGNO Y HEMANGIOMA.  Es una lesión agresiva, su aspecto microscópico muestra áreas de células fusadas, dispuestas en haces, que forman fibras colágenas, junto a otras zonas con células poliédricas con capacidad fagocitaria, a veces multinucleadas y escasa formación de fibrillas reticulares.  Hemangioma.  Es una lesión relativamente frecuente que se presenta preferentemente en la cabeza y en los cuerpos vertebrales. En ambas ubicaciones presenta un aspecto radiológico característico; su importancia radica en la posibilidad de provocar colapso de algún cuerpo vertebral.
  36. 36. CORDOMA.  Se origina en los restos notocordales que constituyen los núcleos pulposos de los discos intervertebrales. Aparece en los extremos de la columna, cervical en los menores de 20 años, y sacro-coccígeo en los mayores de 40 años. Es rosado o amarillento, gelatinoso, expansivo e infiltrante.
  37. 37. METÁSTASIS TUMORALES ESQUELÉTICAS.  Deben sospecharse en cualquier lesión ósea en personas mayores de 40 años, especialmente si son múltiples. Se ubican de preferencia en los huesos axiales y en las raíces de los miembros. A rayos son generalmente osteoblásticas las originadas en carcinomas de próstata, escirro mamario, linitis plástica gástrica, carcinoides, es decir, lesiones cuyos tumores primitivos son desmoplásticos. Las metástasis osteolíticas generalmente se originan en carcinomas de mama, riñón, estómago, tiroides, pulmón, etc. En niños menores de 3 años debe pensarse en un neuroblastoma.
  38. 38. TUMORES DE MUSCULO ESQUELETICO.  Rabdomioma.  Se trata de tumores muy poco frecuentes. Se limita casi exclusivamente a regiones de cabeza y cuello especialmente cavidad oral y su vecindad. Las células tumorales son grandes, poligonales con citoplasma acidófilo conteniendo cantidades variables de grasa y glucógeno. El tumor está constituido por una mezcla de células musculares esqueléticas inmaduras y células mesenquimales primitivas.
  39. 39. RABDOMIOSARCOMA.  Se trata del sarcoma de los tejidos blandos mas frecuente en la niñez y la adolescencia, siendo relativamente poco frecuente por encima de los 50 años. Constituye, además, el sarcoma de tejidos blandos que con mayor frecuencia se localiza en la región de cabeza y cuello.  Se reconocen tres subtipos de rabdomiosarcomas con características tanto morfológicas como clínicas peculiares: embrionario, alveolar y pleomórfico.   
  40. 40. RABDOMIOSARCOMA EMBRIONARIO.  Representa la forma mas frecuente de Rabdomiosarcoma constituyendo en torno al 70% de todos los tumores. Las localizaciones mas frecuentes se sitúan en cabeza y cuello, particularmente en la órbita, nasofaringe, cavidad oral y oído medio.  Macroscópicamente se trata de masas de consistencia blanda y coloración blanco-grisácea, superficie multinodular y mala delimitación. Cuando crecen debajo de una superficie mucosa como la vagina, vejiga urinaria o cavidad nasal generalmente lo hacen en forma de grandes masas polipoides blanquecinas y gelatinosas remedando a racimos de uvas. Estas lesiones reciben el nombre de sarcoma botriodes.
  41. 41.  Microscópicamente están constituidos por células fusiformes o con menor frecuencia redondas inmersas en un estroma con variable contenido mixoide rico en mucopolisacáridos ácidos.  Las células tumorales remedan a los distintos estadios de desarrollo embrionario de la célula muscular esquelética.  En el sarcoma botriodes la matriz mixoide es predominante.
  42. 42. RABDOMIOSARCOMA ALVEOLAR.  A diferencia de la forma embrionaria el Rabdomiosarcoma alveolar afecta a pacientes mayores fundamentalmente adolescentes y adultos jóvenes con una media de edad entre 15 y 20 años, aunque ocasionalmente se puede encontrar en adultos mayores.  Otro rasgo diferencial con la forma embrionaria es su localización mas frecuente en extremidades originándose en la musculatura profunda.
  43. 43.  Microscópicamente se caracteriza por estar constituida por agregados celulares mal definidos, con pérdida de cohesión y formación de espacios alveolares irregulares; estos grupos están separados por tractos fibrosos, a los que se adhieren hileras periféricas de células tumorales. Suelen existir áreas más sólidas, entremezcladas en proporciones variables con las alveolares.  Las células tumorales son de tamaño mediano, redondo u oval, con núcleos hipercromáticos excéntricos de contorno irregular.
  44. 44. RABDOMIOSARCOMA PLEOMÓRFICO.  Diagnosticado con relativa frecuencia hace pocos años, actualmente constituye la forma menos frecuente de rabdomiosarcoma. Es probable que muchos sarcomas pleomóficos diagnosticados como rabdomiosarcomas fueran histiocitomas fibrosos malignos un tumor que afecta al mismo grupo de edad y comparte las mismas localizaciones. Asientan, preferentemente en extremidades inferiores y afecta a adultos en torno a los 50 años. Histológicamente se caracteriza por presentar numerosas células pleomórficas, grandes y abigarradas, frecuentemente multinucleadas. El diagnóstico de rabdomiosarcoma pleomórfico debe reservarse exclusivamente a tumores en los que se observen estriaciones transversales, contengan mioglobina o con microscopía electrónica se observen bandas Z.
  45. 45. RABDOMIOSARCOMA ESCLEROSANTE.  Recientemente se ha descrito una nueva variante de rabdomiosarcoma caracterizada por una matriz esclerosante hialina y un patrón pseudovascular que afecta preferentemente a adultos.  Esta entidad ha sido descrita en base a la publicación de 7 casos y se caracteriza por afectar preferentemente a adultos con unas peculiaridades que la hacen diferente de la forma pleomórfica y alveolar.
  46. 46. Gracias………

×