Paraparesia espástica tropical

7,425 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
7,425
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
31
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Paraparesia espástica tropical

  1. 1. Paraparesia espástica tropicalLa Paraparesia espástica tropical es una enfermedad causada por un retrovirus, el virus linfotrópicode células T humano tipo I ó HTLV-I, descubierto en 1980. Este virus fue asociado desde 1985 con lossíntomas de la mielopatía crónica llamadaparaparesia espástica tropical, en pacientesde Martinica, Jamaica y Colombia y la denominada paraparesia espástica espinal en el sur del Japón,que también se ha asociado a una variedad del virus desigada como HTLV-II. El mismo virus que infectaa cerca de 20 millones de personas en el mundo, se considera como agente causal de la leucemia-linfoma de células T del adulto y se ha asociado con otros 50 síndromes.[editar]SíntomasEn algunos casos la enfermedad se manifiesta primero con estomatitis, conjuntivitis y diarrea. En losprimeros seis meses ocurre debilidad de miembros inferiores, que se incrementa progresivamente. Apartir del primer año de la enfermedad, se presentan alteraciones de esfínter vesicaly vejiga neurogénica, impotencia en hombres, calambres en miembros inferiores, deterioro de la funciónvesical asociada a la hiperreflexia osteoteninosa, dolor lumbar y estreñimiento. Al cabo del tiempo elpaciente pierde totalmente la capacidad de usar los miembros inferiores y puede perderse lasensibilidad en los pies. Esta paraparesia de origen viral debe diferenciarse de la paraparesia espásticafamiliar de origen hereditario, para lo cual deben realizarseestudios inmunológicos de antígenos y anticuerpos anti-HTLV virus.auxli[editar]CausasSe investigan las causas de la presencia y difusión del virus, especialmente losfactores ecológicos y nutricionales. Se consideran hipótesis como la preferencia del virus por lasregiones tropicales húmedas y las costas, las alteraciones de losecosistemas y catástrofes ecológicas yla asociación con plantaciones como la caña de azúcar. El retrovirus asociado con la paraparesiaespástica tropical es el virus linfocitotrópico T humano-1Distintos investigadores informan que el virus se transmite por varios fluidos corporales como sangre,secreciones vaginales yseminales, saliva y calostro de leche materna. Toda sangrepara transfusión debe ser examinada para descartar la presencia de HTLV.
  2. 2. La paraparesia espástica tropical (PET) es una mielopatia crónica progresiva, descrita en nuestropaís hace mas de una década, en pacientes provenientes casi en su totalidad de la provincia deEsmeraldas [1,2]. Esta entidad se caracteriza por paraparesia espática, disfunción esfinteriana ytrastornos de la marcha, con mínimas alteraciones sensitivas en las extremidades inferiores.Según Osame y Román [3], la PET es similar a la mielopatía asociada con infección por HTLV-1(HAM), entidad descrita en el Japón hace varios años.La relación entre PET e infección por el retrovirus HTLV-1 está universalmente aceptada; sinembargo, la fisiopatología de esta entidad no está totalmente aclarada, aunque la infección viral yla respuesta inmune del paciente aparaceren como determinantes en el proceso. Desde el puntode vista neuropatologico, la infiltración perivascular por células mononucleares, especialmentepor linfocitos T del tipo CD 4 y CD 8 pueden causar degeneración de la mielina y del axón en lascolumnas laterales de la porción media y baja de la médula toracica. Se ha reportado que lospacientes con HAM/PET presentan aumento de células mononucleares en sangre periférica,especialmente de linfocitos CD4+, los que in vitro se adhieren fácilmente a las célulasendoteliales que podrían migrar a la médula espinal, produciendo citoquinas como la Interleukina1B, factor alfa de necrosis tumoral (TNF–alfa), Interferon gamma, secretados desde célulasinfiltrativas que pueden lesionan la médula espinal.En el tratamiento de la PET se han usado corticoesteroides, interferon alfa y plasmaferesis, quehan tenido efectos limitados o no concluyentes de beneficio para el paciente. Recientemente, se hareportado la eficacia de la pentoxifilina en el tratamiento de las complicaciones inducidas porinfección por HTLV-1 [4-6]. La pentoxifilina es una xantina, utilizada como probable agentevasoactivo en la enfermedad cerebro-vascular, con escasos efectos adversos o reacciones tóxicasdemostrables [7]. Por otra parte, la acción inmuno-modulatoria de esta droga ha llamado laatención recientemente. La pentoxifilina suprime la acción del TNF-alfa que se encuentraaumentado a través de células mononucleares de pacientes con HAM/PST. A semejanza con loque ocurre en la esclerosis múltiple, el HTLV-1 asociado a mielopatía provoca reaccionesinmunológicas con trastornos neurodegerativos espinales. La proliferación espontanea de linfocitosen sangre periférica es el hallazgo inmunológico mas característico, y el acúmulo perivascular dedichos linfocitos produce infiltración linfocitaria parenquimatosa en la médula espinal debida a laadherencia aumentada de linfocitos a las células endoteliales de los pacientes con esta patologia.De igual manera, existe una autoregulación simultanea de mRNA que se expresa en aumento decitoquinas (TNF-alfa, interferonganma, interleucina-1ª y granulocitos estimulantes). Estasinfiltraciones perivasculares de monocitos son frecuentemente detectadas mediante técnicasinmuno-citoquímicas en lesiones activas y crónicas de la médula espinal de estos pacientes. Estoshallazgos sugieren que la adhesion molecular de polimorfonucleares y la regulacion de citoquinasjuegan un papel importante en la inmunopatogénesis de la PET. Teniendo la pentoxifilina unaacción antiinflamatoria y antimodulatoria que se expresa en la supresión del TNF-alfa, es factiblesuponer que su uso podría mejorar los síntomas de la mielopatia en pacientes con PET.Finalmente, se ha encontrado utilidad de la pentoxifilina en el manejo de pacientes con infeccionesbacterianas sistemicas, en el síndrome de distress respiratorio y en la encefalomielitis alérgica. Aenel presente trabajo se describe nuestra experiencia preliminar con el uso de pentoxifilina enpacientes con PET.
  3. 3. La paraparesia espástica tropical es una entidad clínica homogénea, ampliamentedistribuida, siendo las descripciones principales de Japón, Antillas, Senegal y América delSur, donde la infección es endémica.Las manifestaciones neurológicas cardinales de la infección por el virus HTLV-1 (humanT- celllymphoytopic virus type 1) es una paraparesia espástica progresiva, con trastornosgénitoesfinterianos, denominada mielopatía asociada al HTLV1 o paraparesiaespasticatropicalSe trató de caracterizar el PET/HAM en nuestra zona y conocer su distribución, enpacientes asistidos en el Jujuy. Se realizó el diagnóstico por la clínica, por la detección deanticuerpos HTLV1, radioimagen; en una muestra no probabilística, accidental.Patología frecuente en la zona, con franco predominio en la población femenina, sobretodo nativa y, en grupos familiares. La frecuencia es elevada entre 30 y 60 años. Losmotivos más frecuentes de consulta son, las dificultades en la marcha y los trastornosesfinterianos, en la población evaluada. Se encuentra en un porcentaje significativoantecedentes de transfusión.La procedencia es variada, más frecuente en el norte (8), siguiéndole capital (6), el ramal(4) y otras provincias (3). La evolución es variable, a los diez años, un tercio necesitaapoyo para deambular.Podemos concluir, que se debe pensar en nuestra zona, ante la presencia de paraparesiaespástica, en una persona de 30 a 60 años, femenina, en la presencia de PET/HAM, porlas características epidemiológicas de la región.Leucemia/linfoma de células T del adultoLa leucemia/linfoma de células T del adulto es una manifestación de la infección por el retrovirus HTLV-I. Lospacientes sepueden infectar por vía placentaria, a través de una transfusión sanguínea o por transmisión sexual delvirus. Los pacientes quese contagian a través de la leche materna tienen más probabilidades de enfermar del linfoma, pero esteriesgo sigue siendo desólo 2.5%, y el promedio de la latencia es de 55 años. En teoría, la detección de anticuerpos contra HTLV-1en Estados Unidos, yla práctica intensiva de medidas de salud pública, favorecerían la desaparición del linfoma o leucemia decélulas T del adulto. Laparaparesia espástica tropical es otra manifestación de la infección por el HTLV-I (cap. 172), aparecedespués de una latenciamás breve (uno a tres años) y es más frecuente en las personas que adquieren el virus en la edad adulta, através de unatransfusión o por contagio sexual.

×