Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Expo del clima .

3,596 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Expo del clima .

  1. 1. Clima<br />De Wikipedia, la enciclopedia libre<br />La Tierra vista desde el Apolo XVII, mostrando los patrones de nubosidad, que dan indicaciones de temperaturas, lluvias, humedad, presiones y vientos, lo que permite realizar pronóstico meteorológicos para regiones extensas. Los satélites meteorológicos realizan sus órbitas a menor altitud, con lo que los pronósticos son aún más precisos para lugares o áreas de pequeña extensión<br />El clima abarca los valores estadísticos sobre los elementos del tiempo atmosférico en una región durante un período representativo: temperatura, humedad, presión, vientos y precipitaciones, principalmente. Estos valores se obtienen con la recopilación de forma sistemática y homogénea de la información meteorológica, durante períodos que se consideran suficientemente representativos, de 30 años o más. Estas épocas necesitan ser más largas en las zonas subtropicales y templadas que en la zona intertropical, especialmente, en la faja ecuatorial, donde el clima es más estable y menos variable en lo que respecta a los parámetros climáticos.<br />Los factores naturales que afectan al clima son la latitud, altitud, continentalidad, relieve, corrientes marinas, vegetación, vientos y rayos solares. Según se refiera al mundo, a una zona o región, o a una localidad concreta se habla de clima global, zonal, regional o local (microclima), respectivamente.<br />El clima es un sistema complejo por lo que su comportamiento es muy difícil de predecir. Por una parte hay tendencias a lárgo plazo debidas, normalmente, a variaciones sistemáticas como el aumento de la radiación solar o las variaciones orbitales pero, por otra, existen fluctuaciones más o menos caóticas debidas a la interacción entre forzamientos, retroalimentaciones y moderadores. Ni siquiera los mejores modelos climáticos tienen en cuenta todas las variables existentes por lo que, hoy día, solamente se puede aventurar una previsión de lo que será el tiempo atmosférico del futuro más próximo. Asimismo, el conocimiento del clima del pasado es, también, más incierto a medida que se retrocede en el tiempo. Esta faceta de la climatología se llama paleoclimatología y se basa en los registros fósiles; los sedimentos; la dendrocronología, es decir, el estudio de los anillos anuales de crecimiento de los árboles; las marcas de los glaciares y las burbujas ocluidas en los hielos polares. De todo ello los científicos están sacando una visión cada vez más ajustada de los mecanismos reguladores del sistema climático.<br />Contenido[ocultar]1 Clima y tiempo, dos conceptos distintos2 Clima global y cambios3 Parámetros climáticos 3.1 Elementos del clima3.2 Factores que modifican el clima3.3 Latitud geográfica3.4 Altitud3.5 Orientación del relieve3.6 Continentalidad3.7 Corrientes oceánicas4 Clasificaciones climáticas 4.1 Clasificación climática de Köppen en función de la temperatura y precipitaciones4.2 En función exclusivamente de la temperatura4.3 En función de la altitud4.4 En función de la precipitación4.5 Clasificación genética5 Diferentes tipos de clima 5.1 Cálidos5.2 Templados6 Microclimas7 Véase también8 Referencias9 Enlaces externos<br />[editar] Clima y tiempo, dos conceptos distintos<br />Animación del mapa mundial de la temperatura media mensual del aire de la superficie.<br />Básicamente las variaciones anuales o estacionales y los patrones caóticos de diferentes frecuencias de variación son los que hacen que de un año para otro, así como de un día para otro, el tiempo sea tan cambiante y tan variable. El clima presenta también las dos facetas. Tendencias regulares que se empiezan a apreciar a las pocas décadas de realizar mediciones, y oscilaciones de tipo caótico que subyacen en el fondo.<br />A escala más grande puede permanecer oculto un patrón regular como los ciclos de Milankovich. Y si nos vamos aún a escalas mayores la variación puede tornarse caótica de nuevo, ya que aumenta la dependencia de las características geofísicas de la Tierra.<br />La diferencia fundamental entre ambos conceptos radica en la escala del tiempo cronológico. Mientras el tiempo meteorológico nos habla del estado de las variables atmosféricas, de un determinado lugar, en un momento determinado, el clima informa sobre esas mismas variables, promedio, en el mismo lugar, pero en un periodo temporal mucho más largo, usualmente 30 años o más.<br />Los forzamientos externos pueden implicar ciertas periodicidades, como variaciones orbitales y variaciones solares, y a su vez presentar tendencias globales en un sólo sentido por encima de las fluctuaciones de más alta frecuencia. Este es el caso de la variación solar, que mientras presenta fluctuaciones regulares en cortos períodos, a largo plazo presenta un aumento sistemático del brillo solar. Así mismo, dicha variación presenta acontecimientos, tormentas magnéticas o períodos anormales de actividad solar. En muchos casos la apariencia caótica de una variación puede encubrir una regularidad de muy baja frecuencia para la cual no ha pasado suficiente tiempo para que haya podido ser observada.<br />[editar] Clima global y cambios<br />Distribución mundial de los principales tipos climáticos<br />Para conocer cómo evoluciona el clima a lo largo del tiempo geológico hay que tener en cuenta la influencia de los aspectos capaces de alterarlo a lo largo de un período más o menos largo. Según la importancia de los factores externos al propio clima, en cada momento el sistema climático será más o menos caótico. En cualquier caso, a largo plazo la previsión se hace imposible, ya que muchos de los forzamientos externos, por ejemplo la deriva continental, se rigen por sistemas caóticos o, al menos, muy difíciles de conocer.<br />Los forzamientos externos pueden implicar ciertas periodicidades, como variaciones orbitales y variaciones solares, y a su vez presentar tendencias globales en un sólo sentido por encima de las fluctuaciones de más alta frecuencia. Este es el caso de la variación solar, que mientras presenta fluctuaciones regulares en cortos períodos, a largo plazo presenta un aumento sistemático del brillo solar. Asimismo, dicha variación presenta acontecimientos, tormentas magnéticas, manchas solares o períodos anormales de actividad solar. En muchos casos la apariencia caótica de una variación puede encubrir una regularidad de muy baja frecuencia para la cual no ha pasado suficiente tiempo para que haya podido ser observada.<br />Otro de los motivos más importantes de los cambios climáticos a largo plazo, no muy bien estudiado, se debe a las modificaciones de la ubicación de los continentes, islas y de las dorsales submarinas que explica la teoría de la deriva continental o, con mayor propiedad, la teoría de la tectónica de placas. En efecto, la existencia de ricas minas de carbón en las islas Svalbard o Spitsbergen, ubicadas en pleno océano Ártico donde ahora no existe prácticamente vegetación, nos enseñan que en el pasado geológico este archipiélago se encontraba ubicado en unas latitudes mucho más bajas. Por el contrario, el levantamiento de la dorsal centroamericana que vino a crear un puente entre América del Norte y del Sur que no existía hace unos 50.000 años vino a ser una bendición para los países europeos, ya que las aguas cálidas del Caribe y del Golfo de México, que antes atravesaban por varias partes el actual istmo centroamericano hacia el océano Pacífico, dio origen a un circuito que regresa y desvía dichas aguas a través de las Antillas y las costas orientales de los Estados Unidos, por medio de lo que se conoce como Corriente del Golfo que, evidentemente, no existía antes. Así, el enorme glaciar escandinavo que cubría el norte de Europa durante el Pleistoceno comenzó a fundirse debido a la enorme cantidad de calor que traslada dicha corriente ([1] ).<br />Estos forzamientos muchas veces son demasiado pequeños o muy lentos para causar cambios que sean perceptibles en el clima. Por otra parte, no debemos olvidar que la climatología se basa en un análisis estadístico de la información meteorológica que se va recopilando, por lo que las variaciones temporales que se presentan en los parámetros del clima, se van incorporando a los promedios estadísticos, los cuales no suelen mostrar el efecto retroalimentador (tanto positivo como negativo) de esos forzamientos.<br />[editar] Parámetros climáticos<br />Para el estudio del clima hay que analizar los elementos del tiempo: la temperatura, la humedad, la presión, los vientos y las precipitaciones. De ellos, las temperaturas medias mensuales y los montos pluviométricos mensuales a lo largo de una serie de años son los datos más importantes que normalmente aparecen en los gráficos climáticos.<br />Hay una serie de factores que pueden influir sobre estos elementos: la latitud geográfica, la altitud del lugar, la orientación del relieve con respecto a la incidencia de los rayos solares o a la de los vientos predominantes, las corrientes oceánicas y la continentalidad, que es la mayor o menor distancia al océano o al mar.<br />[editar] Elementos del clima<br />Un cumulonimbo bastante desarrollado visto hacia el este en el sureste de Caracas, Venezuela. Un buen ejemplo del flujo de energía (térmica, eléctrica, físico-química, etc.) en el seno de la atmósfera<br />Los elementos constituyentes del clima son temperatura, presión, vientos, humedad y precipitaciones. Tener un registro durante muchos años de los valores correspondientes a dichos elementos con respecto a un lugar determinado, nos sirve para poder definir cómo es el clima de ese lugar. De estos cinco elementos, los más importantes son la temperatura y las precipitaciones, porque en gran parte, los otros tres elementos o rasgos del clima están estrechamente relacionados con los dos que se han citado. Ello significa que la mayor o menor temperatura da origen a una menor o mayor presión atmosférica, respectivamente, ya que el aire caliente tiene menor densidad y por ello se eleva (ciclón o zona de baja presión), mientras que el aire frío tiene mayor densidad y tiene tendencia a descender (zona de alta presión o anticiclón). A su vez, estas diferencias de presión dan origen a los vientos (de los anticiclones a los ciclones), los cuales transportan la humedad y las nubes y, por lo tanto, dan origen a la desigual repartición de las lluvias sobre la superficie terrestre.<br />Temperatura atmosférica<br />Artículo principal: Temperatura atmosférica<br />Presión atmosférica<br />Artículo principal: Presión atmosférica<br />Viento<br />Artículo principal: Viento<br />Humedad<br />Artículo principal: Humedad<br />Precipitación<br />Artículo principal: Precipitación<br />[editar] Factores que modifican el clima<br />Latitud<br />Altitud<br />Orientación del relieve<br />Masas de agua<br />Distancia al mar<br />Dirección de los vientos planetarios y estacionales<br />Corrientes oceánicas<br />[editar] Latitud geográfica<br />Efectos sobre la temperatura atmosférica:<br />La latitud determina la inclinación con la que caen los rayos del Sol y la diferencia de la duración del día y la noche. Cuanto más directamente incide la radiación solar, más calor aporta a la Tierra.<br />Las variaciones de la insolación que recibe la superficie terrestre se deben a los movimientos de rotación (variaciones diarias) y de traslación (variaciones estacionales)<br />Las variaciones en latitud son causadas, de hecho, por la inclinación del eje de rotación de la Tierra. El ángulo de incidencia de los rayos del Sol no es el mismo en verano que en invierno siendo la causa principal de las diferencias estacionales. Cuando los rayos solares inciden con mayor inclinación calientan mucho menos porque el calor atmosférico tiene que repartirse en un espesor mucho mayor de atmósfera, con lo que se filtra y dispersa parte de ese calor. Fácilmente se puede comprobar este hecho cuando comparamos la insolación producida en horas de la mañana y de la tarde (radiación con mayor inclinación) con la que recibimos en horas próximas al mediodía (insolación más efectiva por tener menor inclinación). Es decir, una mayor inclinación en los rayos solares provoca que estos tengan que atravesar mayor cantidad de atmósfera, atenuándose más que si incidieran más perpendicularmente. Por otra parte, a mayor inclinación, mayor será la componente horizontal de la intensidad de radiación. Mediante sencillos cálculos trigonométricos puede verse que: I (incidente) = I (total) • cosθ. Es así que los rayos solares inciden con mayor inclinación durante el invierno por lo que calientan menos en esta estación. También podemos referirnos a la variación diaria de la inclinación de los rayos solares: las temperaturas atmosféricas más frías se dan al amanecer y las más elevadas, en horas de la tarde.<br />Efectos sobre las precipitaciones:<br />La latitud determina la localización de los centros de acción que dan origen a los vientos: anticiclones (centros de altas presiones) y ciclones (áreas de baja presión o depresiones). Los anticiclones son áreas de alta presión, donde el aire desciende de cierta altura por ser frío y seco (el aire frío y seco es más pesado que el cálido y húmedo). La ubicación de los centros de acción determina la dirección y mecánica de los vientos planetarios o constantes y por consiguiente, las zonas de mayor o menor cantidad de precipitación. Los cuatro paralelos notables (Trópicos y círculos polares) generan la existencia de grandes zonas anticiclónicas y depresiones de origen dinámico, es decir, originadas por el movimiento de rotación terrestre y de origen térmico (originadas por la desigual repartición del calentamiento de la atmósfera.<br />[editar] Altitud<br />Artículo principal: Pisos térmicos<br />La altura del relieve modifica sustancialmente el clima, en especial en la zona intertropical, donde se convierte en el factor modificador del clima de mayor importancia. Este hecho ha determinado un criterio para la conceptualización de los pisos térmicos, que son fajas climáticas delimitadas por curvas de nivel que generan también curvas de temperatura (isotermas) que se han establecido tomando en cuenta tipos de vegetación, temperaturas y orientación del relieve. Se considera la existencia de cuatro o cinco pisos térmicos en la zona intertropical:<br />Macrotérmico (menos de 1 km de altura), con una temperatura que varía entre los 27° al nivel del mar y los 20°<br />Mesotérmico (1 a 3 km): presenta una temperatura entre los 10 y 20 °C, su clima es templado de montaña.<br />Microtérmico (3 a 4,7 km): su temperatura varía entre los 0 y 10 °C. Presenta un tipo de clima de Páramo o frío.<br />Gélido (más de 4,7 km): su temperatura es menor de -0 °C y le corresponde un clima de nieves perpetuas.<br />Algunos autores subdividen el piso mesotérmico en dos para lograr una mayor precisión debido a que la diferencia de altitud y temperatura entre 1 y 3 km es demasiado grande como para incluir un solo piso climático. Quedaría así un piso intermedio entre 1000 y 1500 que se le ha denominado piso subtropical, aunque se trata de un nombre poco apropiado ya que este término se refiere a una latitud determinada y no a un piso térmico determinado por la temperatura. Y el piso ubicado entre los 1500 y 3000 m constituiría el piso templado, al que le seguiría el piso de páramo hasta los 4700 msnm.<br />El cálculo aproximado que se realiza, es que al elevarse 160 m, la temperatura baja 1 °C. Como se puede ver en el artículo principal sobre los pisos térmicos, la disminución de la temperatura con la altitud varía según las zonas geoastronómica en la que nos encontremos. Si es en la zona intertropical, en la que el espesor de la atmósfera es bastante mayor, la temperatura desciende 1° C, no a los 160 m de ascenso, sino a los 180 aproximadamente.<br />[editar] Orientación del relieve<br />La disposición de las cordilleras más importantes con respecto a la incidencia de los rayos solares determina dos tipos de vertientes o laderas montañosas: de solana y de umbría.<br />Al norte del Trópico de Cáncer, las vertientes de solana son las que se encuentran orientadas hacia el sur, mientras que al sur del Trópico de Capricornio las vertientes de solana son, obviamente, las que están orientadas hacia el norte. En la zona intertropical, las consecuencias de la orientación del relieve con respecto a la incidencia de los rayos solares no resultan tan marcadas, ya que una parte del año el sol se encuentra incidiendo de norte a sur y el resto del año en sentido inverso.<br />La orientación del relieve con respecto a la incidencia de los vientos dominantes (los vientos planetarios) también determina la existencia de dos tipos de vertientes: de barlovento y de sotavento. Llueve mucho más en las vertientes de barlovento porque el relieve da origen a las lluvias orográficas, al forzar el ascenso de las masas de aire húmedo.<br />[editar] Continentalidad<br />La proximidad del mar modera las temperaturas extremas y suele proporcionar más humedad en los casos en que los vientos procedan del mar hacia el continente. Las brisas marinas atenúan el calor durante el día y las terrestres limitan la irradiación nocturna. En la zona intertropical, este mecanismo de las brisas atempera el calor en las zonas costeras ya que son más fuertes y refrescantes, precisamente, cuanto más calor hace (en las primeras horas de la tarde).<br />Una alta continentalidad, en cambio, acentúa la amplitud térmica. Provocará inviernos fríos y veranos calurosos. El ejemplo más notable de la continentalidad climática lo tenemos en Rusia, especialmente, en la parte central y oriental de Siberia: Verjoyansk y Oimyakon rivalizan entre sí como los polos del frío durante los largos inviernos boreales (menos de 70º C bajo cero). Ambas poblaciones se encuentran relativamente cerca del Océano Glacial Ártico y del Océano Pacífico, pero muy lejos del Atlántico, que es de donde proceden los vientos dominantes (vientos del Oeste).<br />La continentalidad es el resultado del alto calor específico del agua, que le permite mantenerse a temperaturas más frías en verano y más cálidas en invierno. Es lo mismo que decir que el agua no es diatérmana ya que se calienta con los rayos solares aunque posee una gran inercia térmica: tarda mucho en calentarse, pero también tarda más en enfriarse por irradiación, en comparación con las áreas terrestres o continentales. Las masas de agua son, pues, el más importante agente moderador del clima.<br />[editar] Corrientes oceánicas<br />Las corrientes marinas o, con mayor propiedad, las corrientes oceánicas, se encargan de trasladar una enorme cantidad de agua y, por consiguiente, de energía térmica (calor). La influencia muy poderosa de la Corriente del Golfo, que trae aguas cálidas desde las latitudes intertropicales hace más templada la costa atlántica de Europa que lo que le correspondería según su latitud. En cambio, otras zonas de la costa este de América del Norte, situadas a la misma latitud que las de Europa presentan unas temperaturas mucho más bajas, especialmente en invierno. El caso de Washington, D. C., por ejemplo, puede compararse con Sevilla, que está a la misma latitud, pero que tiene unos inviernos mucho más cálidos. Y esta diferencia se acentúa más hacia el norte, porque al alejamiento de la Corriente del Golfo hay que sumar la influencia de las aguas frías de la Corriente del Labrador: Oslo, Estocolmo, Helsinki y San Petersburgo, capitales de países europeos, se encuentran a la misma latitud que la península del Labrador y la Bahía de Hudson, territorios prácticamente deshabitados por el clima extremadamente frío. Otro interesante ejemplo de que las temperaturas no guardan una correspondencia estricta con la latitud, cuando se tratan de corrientes oceánicas frías o cálidas se encuentra en el hecho de que las aguas oceánicas en España y Portugal son más cálidas que en las costas de Canarias y Mauritania, a pesar de la menor latitud de las costas africanas, por el hecho de que en ambos casos están incidiendo los efectos de dos corrientes distintas: la corriente del Golfo en las costas europeas y la de las Canarias en las costas africanas.<br />Las corrientes frías también ejercen una poderosa influencia sobre el clima. En la zona intertropical producen un clima muy árido en las costas occidentales de África y de América, tanto del norte como del sur. Estas corrientes frías no se deben a un origen polar de las aguas (algo que se señala en algunos textos desde hace mucho tiempo), que no se explicaría en el caso de las corrientes frías de California y de Canarias ya que ambas están ubicadas entre corrientes cálidas a mayor y a menor latitud. La frialdad de las corrientes se debe al ascenso de aguas profundas en dichas costas occidentales de la Zona Intertropical. Ese ascenso de las aguas lento pero constante es muy evidente en el caso de la Corriente de Humboldt del Perú, una zona muy rica en plancton y en pesca, precisamente, por el ascenso de aguas profundas, que traen a la superficie una gran cantidad de materia orgánica. Como las aguas frías producen alta presión atmosférica, como se explica en los artículos sobre la Guayana Venezolana y sobre la diatermancia, la humedad relativa en las áreas de aguas frías es muy baja y las lluvias son muy escasas o nulas: el desierto de Atacama es uno de los más áridos del mundo.<br />Los motivos de la surgencia de las aguas frías se deben a dos razones relacionadas con el movimiento de rotación de la Tierra:<br />En primer lugar, a la dirección de los vientos planetarios en la zona intertropical y a la propia dirección de las corrientes ecuatoriales. En ambos casos, es decir, en el caso de los vientos y de las corrientes marinas, el desplazamiento se produce de este a oeste (en sentido contrario a la rotación terrestre) y alejándose de la costa. A su vez, este alejamiento de la costa de los vientos y de las aguas superficiales, crea las condiciones que explican en parte el ascenso de las aguas más profundas, que vienen a reemplazar a las aguas superficiales que se alejan. Por último, en la zona intertropical, los vientos son de componente Este, debido al movimiento de rotación de la Tierra, por lo que en las costas occidentales de los continentes en la zona intertropical soplan del continente hacia el océano, por lo que tienen una humedad muy escasa. A una escala mucho más reducida, este fenómeno puede comprobarse en las playas levantinas españolas: cuando sopla el viento de Poniente, el Mediterráneo se encuentra sin olas (rizado, cuando mucho) pero las aguas en la playa se notan mucho más frías de lo normal. Y en el caso de la isla de Margarita es mucho más evidente, porque en ella soplan los vientos del Este durante todo el año y a cualquier hora: la temperatura de la playa de La Galera en Juan Griego es mucho más fría, aunque sin ningún oleaje perceptible, que la de Playa El Agua o la Playa de El Tirano, en las costas orientales de la isla, ubicadas apenas a unos 15 km hacia el Este.<br />En segundo lugar, el propio movimiento de rotación es el responsable directo del ascenso de las aguas frías en las costas occidentales de los continentes en las latitudes subtropicales. El proceso es relativamente sencillo: debido al movimiento de rotación terrestre, de oeste a este, las aguas de los fondos oceánicos, que se desplazan conjuntamente con la parte sólida de las cuencas oceánicas, se ven forzadas a ascender cuando el talud continental actúa como una especie de pala (inmóvil, pero que corta el desplazamiento de oeste a este de las aguas oceánicas) que las obliga a subir.<br />[editar] Clasificaciones climáticas<br />El clima puede clasificarse en:<br />[editar] Clasificación climática de Köppen en función de la temperatura y precipitaciones<br />La obra principal de Köppen (o Kœppen) con respecto a la Climatología se titula Die Klimate der Erde (El Clima de la Tierra) publicada en 1923 ([2] ), y en la que describe los climas del mundo en función de su régimen de temperaturas y de precipitaciones. Constituye la primera obra sistemática sobre Climatología y que marcó la pauta para introducir distintas mejoras que la convirtieron en la clasificación climática más conocida. Emplea un sistema de letras mayúsculas y minúsculas cuyo valor está establecido en torno a ciertos umbrales en cuanto a las temperaturas medias anuales para separar los climas cálidos (letra A) de los templados (letra C) y a estos de los fríos (letra D) y polares (letra E). La letra B la destina a los climas secos con dos tipos: BS, clima semidesértico o estepario y BW, o clima desértico propiamente dicho. Por último, la letra H la emplea para los climas indiferenciados de alta montaña, aspecto en el que, con el diseño de una clasificación de pisos térmicos, es decir, con la división de las fajas altitudinales empleando curvas de nivel de una altitud determinada, se introdujo una mejora sustancial y que ha venido a sustituir a esos climas indiferenciados de montaña.<br />Resumiendo la clasificación climática de Köppen se puede señalar los siguientes tipos de clima:<br />1.- A - Climas Macrotérmicos (Cálidos, de la zona intertropical)<br />2.- B - Climas secos (localizados en las zonas subtropicales y en el interior de los continentes de la zona intertropical o de las zonas templadas). Se divide en dos tipos: Desértico (BW) y semidesértico o estepario (BS)<br />3.- C - Climas Mesotérmicos o templados (caracterizados por la presencia de las cuatro estaciones térmicas: primavera, verano, otoño e invierno.<br />4.- D - Climas fríos (localizados en latitudes altas, próximas a los círculos polares y donde la influencia del mar es muy escasa)<br />5.- E - Climas polares. Se localizan en las zonas polares, limitadas hacia el ecuador por los Círculos polares<br />6.- H - Climas indiferenciados de alta montaña<br />Para determinar los subgrupos o subtipos se añaden otras letras minúsculas:<br />1.- f - Lluvias todo el año (en la zona intertropical): Af = clima de selva.<br />2.- w - Lluvias en la época de sol alto (verano térmico), también en la zona intertropical: Aw = Clima de sabana<br />3.- m - Lluvias de monzón. Similar al Aw, pero con lluvias más intensas originadas por la diferencia acentuada de las presiones atmosféricas entre el océano y los continentes. Sólo se presenta en el sur y sureste del continente asiático. Las lluvias suelen ser muy intensas y prolongadas durante la época de calor, cuando las bajas presiones continentales atraen a los vientos procedentes del Océano Índico cargados de humedad, que se descargan en las vertientes meridionales del Himalaya y otras cordilleras provocando desbordamientos de los grandes ríos de la zona, como el Indo, el Ganges, el Bhramaputra, el Irawaddy, el Saluen y el Mekong, así como otros ríos del sur de China.<br />4.- s - Lluvias en invierno. Corresponde al clima subtropical seco o clima mediterráneo (Csa según Köppen), localizado en las latitudes subtropicales de las costas occidentales de los continentes.<br />Entre las principales modificaciones al sistema ideado por Köppen pueden citarse las de Trewartha ([3] ) y la de Thornthwaite ([4] ), que ha sido considerado por Strahler como un sistema aparte.<br />[editar] En función exclusivamente de la temperatura<br />Climas sin inviernos: el mes más frío tiene una temperatura media mayor de 18 °C. Corresponde a los climas isotermos de la zona intertropical en áreas inferiores a los 1000 m de altitud, aproximadamente.<br />Climas de latitudes medias: con las cuatro estaciones.<br />Climas sin verano: el mes más caluroso tiene una temperatura media menor a 10 °C.<br />[editar] En función de la altitud<br />Artículo principal: Pisos térmicos<br />En la Zona Intertropical existen 4 pisos térmicos (también llamados pisos climáticos o pisos bióticos) ya que los cinco elementos o parámetros del clima que se han indicado varían con la altitud. Algunos autores añaden un piso intermedio (también llamado subtropical) entre el macrotérmico y el mesotérmico, ya que este último abarca una diferencia considerable de altura. Como se ha indicado, estos 4 pisos son:<br />Macrotérmico, con las temperaturas siempre elevadas y constantes, ubicado entre el nivel del mar y los 800 a 1000 msnm(metros sobre el nivel del mar), según los criterios de distintos autores.<br />Mesotérmico o piso templado, entre los 800 a 1000 m, hasta los 2500 a 3000 m de altitud.<br />Microtérmico o piso frío (llamado en algunos países hispanoamericanos como "piso de páramo"), desde los 2500 ó 3000 msnm hasta el nivel de las nieves perpetuas (aproximadamente, a los 4700 msnm.<br />Gélido, helado o de nieves perpetuas, a partir de los 4700 m de altitud, cota donde se ubica, aproximadamente, la isoterma de los 0 °C.<br />Y a medida que avanzamos en latitud, el número de pisos climáticos va disminuyendo porque la influencia de la altitud va siendo sustituida por la de la misma latitud. Esto significa que el primer piso que desaparece (ya en las zonas templadas) es el piso macrotérmico. Y la diferencia esencial entre los pisos térmicos o climáticos en la zona intertropical y en otras zonas geoastronómicas es que en aquella sólo encontramos climas isotermos, es decir, con las temperaturas semejantes a lo largo de todo el año mientras que en las zonas templadas, las temperaturas varían considerablemente durante las estaciones debido a la distinta inclinación de los rayos solares durante el año y, por ende, a las distintas cantidades de energía solar que recibe la superficie terrestre a lo largo del año.<br />[editar] En función de la precipitación<br />Árido<br />Semiárido<br />Subhúmedo<br />Húmedo<br />Muy húmedo<br />Con relación a los umbrales que separan unos climas de otros según las precipitaciones respectivas, existen diversas interpretaciones (según distintos autores), que deberían estar basadas, además de los montos pluviométricos de las estaciones ubicadas en un clima dado, en las temperaturas medias mensuales de esas mismas estaciones, tal como se indica en el artículo sobre el índice xerotérmico de Gaussen ya que no es lo mismo una pluviosidad de 40 mm para un mes determinado en una estación meteorológíca de un clima cálido que si se trata de un clima frío. De hecho, una escasa precipitación en un mes de apenas un litro de agua por m² (es decir, 1 mm) no tendría ningún efecto cuando se trata de un clima cálido, ya que ese valor de la precipitación quedaría anulado rápidamente por la evaporación: pero si hablamos de un clima de tundra durante el invierno, en el que las temperaturas medias fueran inferiores a los 0 °C, ese litro de agua permanecería en el suelo en forma líquida o sólida, por la casi ausencia de evaporación que se presenta con esas temperaturas.<br />En el caso de España, por ejemplo, la pluviosidad disminuye de noroeste a sureste, desde unos 1500 mm anuales en una gran parte de Galicia hasta los 300 mm o menos en las costas de Almería, con una aridez extrema en los valles internos de la provincia por el efecto de sotavento de las alineaciones montañosas, como sucede, por ejemplo, en el valle de Tabernas. Y el ejemplo de las laderas occidentales de la Sierra de Grazalema, en Cádiz, con una pluviosidad aún mayor que la de Galicia servirían para aclarar un poco la idea ya indicada de la influencia de la temperatura con respecto a la efectividad de las lluvias. Si no se toma en cuenta la Sierra de Grazalema en lugar de Galicia para definir la gradación progresiva de los climas según su mayor o menor aridez es porque esta Sierra, que fue declarada en 1977 Reserva de la biosfera por la UNESCO, representa un caso especial y muy localizado, e inverso al de Tabernas, en el sentido de que se trata de un área expuesta a los vientos del oeste, es decir, a barlovento, lo que incide en la ocurrencia de lluvias orográficas. En cambio, en el valle de Tabernas, con un clima desértico y ubicado en el extremo oriental de Andalucía, en Almería, se trata de una zona a sotavento de los vientos del oeste, por lo que la humedad es muy escasa.<br />[editar] Clasificación genética<br />Clasifica en función de las masas de aire que le dan origen:<br />Clima I: vaguada ecuatorial y clima seco.<br />Clima II: controlado por la zona de contacto de viento tropical y polar.<br />Clima III: controlado por vientos polares y árticos.<br />Tiene el problema de ser excesivamente sintético y los detalles, es decir, la innumerable gama de variaciones continentales, regionales y locales, prácticamente se dejan de tener en cuenta.<br />[editar] Diferentes tipos de clima<br />En el mundo los tipos de clima se clasifican en tres grupos.<br />[editar] Cálidos<br />Clima ecuatorial (región amazónica, parte oriental de Panamá, Península del Yucatán, centro de África, occidente costero de Madagascar, sur de la Península de Malaca e Insulindia)<br />Clima tropical (Caribe, Llanos y costas de Colombia, Costa Rica y Venezuela, costa del Ecuador, costa norte del Perú, la mayor parte de este de Bolivia, noroeste de Argentina, oeste de Paraguay, centro y sur de África, sudeste asiático, norte de Australia, sur y parte del centro de la India, la Polinesia etc. y las costa surcentral del pacifico de México)<br />Clima subtropical árido (suroeste de América del Norte, norte y suroeste de África, oriente medio, costa central y sur del Perú, norte de Chile, centro de Australia). Se ubica entre los climas desérticos subtropicales y las franjas de clima mediterráneo, del cual se distingue por una pequeña diferencia en cuanto a la lluvia recibida.<br />Clima desértico y semidesértico, este último también llamado clima estepario, se ubican en el interior de los continentes en la zona templada (Asia Central, centro-oeste de América del Norte, Mongolia, norte y oeste de China).<br />[editar] Templados<br />Los Climas templados son los propios de latitudes medias, y se extienden entre los paralelos 30 grados y 70 grados aproximadamente. Su carácter procede de los contrastes estacionales de las temperaturas y las precipitaciones, y de una dinámica atmosférica condicionada por los vientos del oeste. Las temperaturas medias anuales se sitúan entre lo y las precipitaciones van de 300 a más de 1000 mm anuales.<br />Dentro de los climas templados distinguimos dos grandes conjuntos: los climas subtropicales, o templados-cálidos, y los climas templados propiamente dichos, o templados-fríos. A su vez, dentro de cada uno de esos grandes conjuntos se engloban varios subtipos climáticos.<br />Clima subtropical húmedo (sudeste de Estados Unidos y Australia, sur de China), noreste de Argentina, sur de Brasil y Uruguay, norte de la India y Pakistán, Japón y Corea del Sur).<br />Clima mediterráneo (zona del Mediterráneo, California, centro de Chile, sur de Sudáfrica, suroeste de Australia)<br />Clima oceánico o atlántico (zona atlántica europea, costas del Pacífico del noroeste de Estados Unidos y de Canadá, sureste de Australia, Nueva Zelanda, sur de Chile, costa de la Provincia de Buenos Aires, Argentina.<br />Clima continental (centro de Europa y China y la mayor parte de Estados Unidos, norte y noreste de Europa, sur y centro de Siberia, Canadá y Alaska)<br />Muy fríos. Climas polares: al norte del Círculo Polar Ártico y al sur del Círculo Polar Antártico.<br />[editar] Microclimas<br />Climas urbanos:<br />Incendios: ver tormenta ígnea<br />Erupciones:<br />Un microclima es un clima local de características distintas a las que están en la misma zona en que se encuentra. El microclima es un conjunto de valores meteorológicos que caracterizan un contorno o ámbito reducido y que se diferencian de los que existen en el entorno.<br />Los factores que lo componen son la topografía, temperatura, humedad, altitud, latitud, insolación y la cobertura vegetal y animal.<br />Clima tropical<br />Un clima tropical es un tipo de clima típico de los trópicos. La clasificación ampliamente reconocida de Wladimir Peter Köppen lo define como clima no árido en el que los doce meses tienen temperaturas superiores a los 18 °C.<br />En este tipo de clima se ven lluvias no muy regulares las cuales no superan los 2.000 mm anuales. Esto da la posibilidad de que se creen las sabanas y también la posibilidad de una variedad de especies de fauna y flora.<br />El clima tropical se caracteriza, por ser el punto en todas sus divisiones se encuentran bastante definidas dos estaciones: una estación seca cuya duración varía según la proximidad al Ecuador terrestre y centrada, para cada hemisferio, alrededor del solsticio de invierno y una estación húmeda con un gran número de precipitaciones llamada monzónica, en torno al solsticio de verano.<br />Temperaturas<br />El clima tropical es propio de las regiones tropicales(buscar). Las temperaturas medias mensuales son elevadas y bastante uniformes a lo largo del año, siendo la media anual superior a los 20 °C. El régimen térmico varía entre 3 y 10 °C, (por ejemplo, 21 °C y 31 °C de medias mensuales extremas), siendo mayor en el interior y menor en las áreas costeras. Los rayos solares, a mediodía, no están nunca lejos de la vertical; por eso la cantidad de calor recibida es grande y varía poco a lo largo del año. El clima tropical no conoce el invierno; la temperatura media del mes menos cálido es superior a 18 °C (ésta es la temperatura media del mes más cálido en París). Pero esta media de 18 °C es la mínima de las medias.<br />Precipitaciones<br />La humedad relativa del aire es muy elevada, pues frecuentemente alcanza el 80% e incluso el 100%. En esta atmósfera cargada de humedad la transpiración es difícil y lenta. La atmósfera húmeda es mucho más penosa para el hombre que el calor seco.<br />Las precipitaciones oscilan entre los 400 y los 1.000 mm anuales, aunque la variedad de clima monzónico alcanza valores muy superiores.<br />Variedades<br />En función de la distribución estacional de las precipitaciones y de la cantidad se distinguen las siguientes variedades de clima tropical:<br />sudanés<br />Recibe de bre) con potentísimas tormentas<br />Diagrama climático de Lagos (Nigeria).<br />sub-ecuatorial<br />Se parece mucho al clima ecuatorial por la uniformidad de las temperaturas, pero difiere de éste en el régimen de las lluvias: una corta estación seca y otra lluviosa prolongada. Un buen ejemplo de este clima es el de Lagos, en Nigeria.<br />saheliense<br />Tiene una gran tendencia a la aridez: con una larga estación seca que ocupa dos tercios del año y las precipitaciones se reducen (entre 400 y 750 mm). Durante la estación seca, el harmattan, viento continental del este, sopla continuamente, desecándolo todo. En ninguna parte del mundo ocupa más extensión este tipo de clima que en África, entre el Sudán y el Sahara, a lo largo de una franja de 6.000 km de longitud, desde el Senegal al Mar Rojo, a la que los árabes denominan el «Sahel» (es decir, la «orilla», que en este caso es la del desierto).<br />monzónico<br />Tiene temperaturas elevadas, amplitud térmica marcada y lluvias concentradas en una estación lluviosa de gran intensidad. El clima de Calcuta es un ejemplo típico de clima monzónico. El monzón es un viento estacional, que sopla del continente hacia el mar en la estación seca y del mar al continente asiático en la estación de las lluvias. Este viento tropical, cuando sopla del mar es muy húmedo, ya que procede del Océano Pacífico o del Índico y cuando llega al continente deja en él abundantes lluvias.<br />Clima de la República Dominicana<br />La República Dominicana está situada a 19° de latitud norte (trópico de cáncer) y presenta las características de un clima subtropical modificado por los vientos alisios del noreste y por la topografía del país. Las variaciones climáticas son marcadas, oscilando desde semiárido a muy húmedo. Su latitud y los sistemas de presión prevalecientes, influidos por el sistema del Atlántico medio, que tiene altas presiones, hacen su clima similar al de las otras Antillas Mayores (Cuba, Jamaica, Puerto Rico). <br />La temperatura media anual al nivel del mar es de 25° centígrados, con pequeñas variaciones estacionales. La precipitación media anual varía en forma drástica de 455 mm en la Hoya de Enriquillo (Valle de Neyba) a 2,743 mm a lo largo de la costa noreste. La distribución geográfica y estacional de las lluvias es errática. <br />Existen normalmente dos estaciones de lluvias: la de abril a junio y la de septiembre a noviembre. Generalmente el período de diciembre a marzo es el menos lluvioso. <br />El país se encuentra en una región caracterizada por tormentas tropicales y, entre los meses de agosto y noviembre, puede experimentar daños ocasionados por fuertes vientos, lluvias y mareas altas. <br />Factores de nuestro clima:<br />Latitud. La República Dominicana se encuentra entre los paralelos 17° 36' y 19° 58'. Esto coloca al país al borde de la zona tropical norte, lo que se refleja en los elementos del clima que están relacionados con la radiación solar (temperatura, presión, vientos, humedad, lluvia, etc.),<br />Insularidad (y reducida extensión). El hecho de ser una isla de reducida extensión y que se encuentra bastante alejada de las masas continentales hacen que la influencia del mar sea importante. Las brisas diarias mar-tierra suavizan y uniforman las temperaturas e influyen en la cantidad y distribución de las "lluvias<br />Proximidad a grandes masas de agua y tierra. Las Corrientes Ecuatoriales del Norte y del Sur afectan al país debido a sus altas temperaturas y acuosidad, contribuyendo a intensificar esos caracteres en nuestro clima<br />Relieve de la isla. El variado relieve de la isla (y, por lo tanto, del país) determina importantes variaciones locales así como grandes variaciones diarias en los distintos elementos meteorológicos<br />Huracanes. Estos están asociados con fuertes vientos (que en ocasiones sobrepasan los 200 km/h) y lluvias torrenciales (con intensidades superiores a los 500 mm/24 horas). Los huracanes y otras tormentas tropicales se registran principalmente de agosto a octubre, afectando mayormente al Suroeste del país.<br />Temperatura<br />La República Dominicana queda dentro de una isoterma media anual de 25° C. La temperatura desciende a medida que asciende el relieve montañoso.<br />Las temperaturas medias anuales oscilan entre 17.7° C (en Constanza a 1,234 msnm) y 27.7° C (en Neyba a 10 msnm). A su vez, las temperaturas medias mensuales oscilan entre 15.4° C (en Constanza) y 30.6° C (en Duvergé a 2 msnm). Los meses más frescos son Enero y Febrero y el más cálido es Agosto. <br />Promedios de Temperatura, en °C, para Agosto y EneroLocalidadElevación(metros)PromedioVariaciónAgostoEneroAzua    8128.525.03.5Bayaguana    5228.224.63.6Bonao   17227.322.74.6Constanza1,23419.215.53.7La Romana     527.724.03.7Monte Cristi    1528.323.84.5Monte Plata    4926.121.84.3Polo1,20023.019.53.5Puerto Plata     626.722.44.3Santo Domingo    1427.124.03.1San Juan   40926.421.54.9Santiago   22228.323.54.8Villa Riva    2727.624.33.3<br />Aunque la temperatura no presenta gran variación entre los meses más frescos y los más cálidos, las diferencias de humedad atmosférica y la influencia de los vientos hacen que las temperaturas sensibles sean bastante diferentes, tal como se puede observar cuando se compara la cuenca inferior del río Yuna, la cual tiene un alto índice de humedad, con las regiones áridas de Azua o del Cibao Occidental, que tienen un índice de humedad muy bajo. <br />La insolación (número de horas con sol brillante) oscila entre 6 horas, para diciembre-enero, a 7 horas, para marzo-agosto. Y la insolación media anual es de un 50% de la posible. <br />Las variantes estacionales de nubosidad muestran una máxima doble: en mayo o junio y en septiembre u octubre, siendo la primera un poco más pronunciada. <br />Por lo general, en la región montañosa el porcentaje más bajo de nubosidad ocurre entre diciembre y abril. El promedio de nubosidad diurna varía considerablemente pero, por lo general, es mayor entre las 4 y las 6 de la tarde. <br />Lluvias<br />La media anual de lluvia para todo el país es de unos 1,500 mm, con variaciones que van desde 350 en la Hoya de Enriquillo hasta 2,743 mm anuales en la Cordillera Oriental.<br />En el país hay cinco causas o factores determinantes de la precipitación pluvial:<br />el relieve<br />los frentes polares<br />la convección<br />los huracanes; y<br />las ondas del Este<br />Clasificación de los climas de la República Dominicana<br />. El clima predominante en el país es el Tropical de sabana con temporada doble de lluvias. <br />Los Grupos Climáticos en el país<br />GRUPO A: Tropical<br />Los climas tropicales se caracterizan por su alta temperatura constante (a nivel del mar y altitudes bajas) - la temperatura media de todos los meses es de 18° Celsius o superior. La diferencia entre la temperatura media del mes más frío y la del mes más caliente es inferior a 5° Celsius. <br />Los climas tropicales se subdividen en: <br />Clima tropical de selva, :Las lluvias están repartidas a lo largo del año por lo que no hay una estación seca definida, ya que la media de ningún mes es inferior a 60 mm. Se caracteriza por selvas ("rainforests") de árboles altos, siempre verdes, y la gran diversidad de asociaciones vegetales. Este clima se encuentra en la Península de Samaná, la Cordillera Oriental, la zona cársica de Los Haitises, el Bajo Yuna y en algunas partes de las cordilleras Septentrional, Central y Sierra de Bahoruco (Bahoruco Oriental). <br />Clima tropical de bosque (también denominado clima monzónico), con el símbolo Am. Aunque es un clima más típico de Asia y África, en nuestro país su existencia se debe al papel de los vientos alisios que provocan suficientes lluvias para evitar un clima similar al siguiente. En el país, se encuentra en Cabrera, Cotuí, El Seibo, Monte Plata, San Cristóbal, Villa Altagracia, Villa Riva, Yamasá y Yásica. <br />Clima tropical de sabana (también llamado tropical húmedo y seco. La falta de lluvias se nota solamente en el invierno (febrero y marzo), constituyendo una temporada de sequía bien definida. Fuera de esta época, llueve regularmente durante el resto del año, principalmente en mayo, agosto, septiembre y octubre, sobre todo en mayo. Es el clima característico de Santo Domingo (tanto el Distrito Nacional como la provincia de Santo Domingo). <br />GRUPO B: Seco (árido y semiárido)<br />De los diferentes tipos de este grupo, en el país solamente se presenta uno: el clima seco estepario caliente <br />El clima seco estepario caliente, (B indica el grupo, S indica clima de estepa, h indica que la temperatura media anual es igual o superior a 18 °Celsius, y w indica que el invierno es más seco que el verano). <br />Se caracteriza por la vegetación xerófila, matorrales espinosos y otras plantas de regiones áridas. Se encuentra en el valle inferior del Yaque del Norte (Villa Vásquez, Mao), el llano de Azua, la Sierra Martín García, la Hoya de Enriquillo y Pedernales. <br />GRUPO C: Templado<br />De los tipos de este grupo, en el país solamente se encuentra el clima templado lluvioso o clima húmedo subtropical, Todos los meses con temperatura por debajo de 18 °C, menos en verano, cuando la media mensual llega a 19 y 20 °C. Llueve durante todo el año con una pequeña disminución en el invierno que no llega a constituir un período de sequía. La vegetación se compone de coníferas y otras plantas propias de los climas templados. Se encuentra en el Valle de Constanza y en las altas montañas (Macizo Central, Valle Nuevo y en la parte occidental de la Sierra de Bahoruco). <br />Enfermedades tropicales<br />la esquistosomiasis <br />la enfermedad de Hansen <br /> la filariasis <br />la tripanosomiasis <br /> la leishmaniasis <br /> la xeroftalmia<br />la oncocercosis <br /> la poliomielitis<br />el sarampión o la fiebre amarilla la difteria<br /> la tos ferina y el tétanos <br />Tormentas tropicales<br />Tormentas tropicales<br />Son fenómenos meteorológicos complejos caracterizados por sus fuertes vientos, lluvias torrenciales y sus efectos destructores. Su área de formación varía a lo largo de la temporada ciclónica, estando siempre muy cerca del Ecuador: del Golfo de México y Caribe Occidental hasta la isla de Cabo Verde en África. <br />El término ciclón tropical se aplica para todas las circulaciones que se originan sobre aguas tropicales. Según la velocidad de sus vientos, se clasifican en: Depresión tropical, si no alcanzan 61 km/h; Tormenta tropical, si oscilan entre 61 y 177 km/h; y Huracán, cuando superan los 117 km/h. Es el más severo de los fenómenos meteorológicos conocidos como ciclones tropicales. Se caracteriza por un intenso centro de baja presión, rodeado de bandas nubosas dispuestas en forma de espiral que giran alrededor de su centro (ojo del huracán) en sentido contrario de las agujas del reloj en el Hemisferio Norte y en el mismo sentido de las agujas del reloj en el Hemisferio Sur, produciendo vientos que sobrepasan los 119 km/h (64 Kt) y provocando lluvias torrenciales. Vientos de más de 240 km/h han sido medidos en los huracanes más intensos.<br />La costa Sur es la región más afectada, recibiendo el 67% de los ciclones que tocan la República Dominicana, dada su situación en la trayectoria de los ciclones formados al Este de los 70° Oeste y bajo los 20° N, que son los que más afectan al país. <br />La temporada ciclónica oficial en la República Dominicana (como en todo el Caribe) es 1ro. de junio al 1ro. de Noviembre de cada año, ocurriendo ciclones ocasionalmente en mayo y diciembre. Los que más afectan a la isla no comienzan hasta agosto, siendo septiembre y octubre los meses en que ocurren los más importantes. <br />Temporada Ciclónica 2010<br />UNICEF RD/2008<br />Santo Domingo.- Para la temporada ciclónica 2010 que se extiende desde el 1ro de  junio hasta el 30 de noviembre, seesperan 14 a 23 tormentas, de las que de ocho a 14 podrían convertirse en huracanes.Alex será el nombre del primer fenómeno que incida en el Atlántico en la temporada ciclónica que inicia el próximo martes 1 de junio La temporada de este año, que culmina el 30 de noviembre, podría ser extremadamente activa y superar récords históricos, según la Administración Nacional de la Atmósfera y los Océanos (NOAA, por su siglaen inglés), que cree que el impacto sobre el vertido de crudo en el Golfo de México sería "secundario".<br />Antes de CamilleDespués de CamilleEl efecto de un huracán puede ser devastador. Estas imágenes ilustran la total destrucción del complejo de apartamentos Richeliue (Florida, EEUU) tras el paso del huracán Camille en 1969. <br />   (Imágenes de la NOAA)<br />El tamaño de un huracán varía considerablemente. La imagen izquierda muestra el huracán Danny (1997) y a la derecha, el huracán Fran (1996).<br />Efectos asociados con el huracán<br />Los riesgos asociados con los ciclones tropicales, especialmente con los huracanes son: marejada, vientos fuertes, intensas precipitaciones, deslizamientos e inundaciones. La intensidad de un huracán es un indicador que generalmente refleja el potencial destructor del mismo.<br />Marejada<br />La marejada es un domo de agua de 80 a 160 kilómetros de ancho, que choca con la costa debido a que es impulsada por la fuerza de los vientos generados por la tormenta. <br />Vientos Fuertes<br />Los vientos asociados con un huracán suelen causar efectos devastadores en grandes zonas, especialmente en aquellas en las que el fenómeno afecta directamente. Un huracán categoría 1 tiene vientos de 119 km/h y, el huracán categoría cinco iguala o sobrepasa los 250 km/h.<br />.<br />Estas imágenes muestran la fuerza destructiva de los vientos de un huracán. Ejemplifican, no sólamente la capacidad de destrucción, sino que también la fuerza con las que un objeto puede ser impulsado.<br />Fuertes Lluvias<br />Un huracán genera, en promedio, entre 150 y 300 mm de lluvia o más, la cual causa severas inundaciones, deslizamientos y derrumbes. Las lluvias más fuertes se relacionan, generalmente, con las tormentas tropicales o huracanes que se desplazan más lentamente (menos de 16 kilómetros por hora).<br />Grandes cantidades de lluvia pueden ocurrir hasta 160 kilómetros sobre tierra adentro<br />Las lluvias intensas y continuas generadas por un huracán pueden provocar inundaciones severas, tal y como sucedió con el huracán Mitch (1998). Las imágenes muestran las inundaciones causadas por este huracán en la costa norte de Honduras. En el centro, se observa el aeropuerto de San Pedro Sula, en la costa norte del mismo país.<br />Tornados<br />Los tornados ocurren generalmente en el cuadrante frontal derecho del huracán. Sin embargo, pueden ocurrir en cualquier parte las bandas de lluvia asociadas al mismo.<br />Típicamente, mientras más intenso es un huracán más intenso es el tornado que se genera; la mayoría de los tornados ocurren dentro de un radio de 240 kilómetros a partir de la costa.<br />Los tornados causan destrozos materiales de gran magnitud. Arriba a la derecha, destrucción causada por los tornados generados por el huracán Andrew. Abajo, un tornado típico, unido a su nube madre. (Imágenes de la NOAA) <br />Alerta temprana de enfermedades relacionadas con el clima<br />El Instituto de Investigación Internacional de Predicción del Clima (IRI), ubicado en Palisades, Nueva York, fue designado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS)/OMS) como Centro Colaborador para los Sistemas de Alerta Temprana de la Malaria y otras Enfermedades Sensibles a los Cambios Climáticos. (visíte IRI.columbia.edu).<br />El IRI forma parte del Earth Institute ("Instituto de la Tierra"), de la Universidad de Columbia, y aplica los adelantos alcanzados en las ciencias del clima para que las poblaciones susceptibles puedan afrontar y mitigar los efectos de cambios drásticos en los patrones de temperatura y precipitación. Como Centro Colaborador de la OPS/OMS, el IRI desarrollará sistemas de información climatológica que puedan predecir los brotes de enfermedades relacionadas con el clima, entre otras la malaria, el dengue y el cólera.<br />Los cambios en el clima pueden tener un gran impacto en la salud humana debido a que influyen en las condiciones ambientales favorables a la reproducción de vectores de enfermedades, como los mosquitos. Por ejemplo, un clima inusitadamente caluroso o lluvioso puede ampliar los lugares de reproducción o crear hábitats más propicios que contribuyen al aumento del número y la distribución geográfica de los vectores.<br />Enfermedades Relacionadas Con El Calor - [Heat-Related Illnesses]de Healthwise <br />Home > Health Information from A to Z >  Biblioteca de la salud en español >  <br /> <br />JavaScript is required to view this page. Please enable JavaScript and reload the page. <br />Principio del formulario<br />Final del formulario<br />Contenidos del tema<br />Generalidades<br />Tratamiento en el hogar<br />Prevención<br />Créditos<br />Enfermedades relacionadas con el calor - [Heat-Related Illnesses]<br />Generalidades<br />Una temperatura corporal saludable es mantenida por el sistema nervioso. Cuando aumenta la temperatura corporal, el cuerpo trata de mantener su nivel normal transfiriendo calor. El sudor y el flujo de sangre hacia la piel (termorregulación) nos ayudan a mantener fresco el cuerpo. Las enfermedades relacionadas con el calor se presentan cuando el cuerpo ya no puede transferir el calor necesario para mantenerse fresco.<br />En ambientes extremadamente calientes puede presentarse rápidamente una temperatura corporal alta (hipertermia), por ejemplo, cuando un niño se queda en un automóvil en el calor del verano. Las temperaturas altas también pueden formarse en espacios pequeños en los que la ventilación sea mala, por ejemplo, en desvanes y salas de calderas. La gente que trabaja en esos ambientes puede tener hipertermia rápidamente.<br />La temperatura alta causada por fiebre es diferente de la causada por una enfermedad relacionada con el calor. La fiebre es la reacción normal del cuerpo a las infecciones y otras afecciones, tanto menores como graves. Las enfermedades relacionadas con el calor producen una temperatura corporal alta porque el cuerpo no puede transferir el calor eficazmente o porque el aumento de calor externo es excesivo.<br />Las enfermedades causadas por el calor incluyen:<br />La fiebre miliaria (salpullido por calor), que ocurre cuando se bloquean o se hinchan los conductos sudoríferos de la piel, causando incomodidad y comezón.<br />Calambres que ocurren en los músculos después de hacer ejercicio, ya que la sudoración hace que el cuerpo pierda agua, sal y minerales (electrolitos).<br />Edema (hinchazón) en las piernas y las manos, que puede ocurrir cuando usted está sentado o de pie por mucho tiempo en un ambiente caluroso.<br />Tetania (hiperventilación y estrés por calor), que por lo general es causada por períodos cortos de estrés en un ambiente caluroso.<br />Síncope (desmayo), que ocurre por presión arterial baja cuando el calor hace que se expandan (dilaten) los vasos sanguíneos y los líquidos del cuerpo descienden hacia las piernas debido a la fuerza de gravedad.<br />Agotamiento por calor (postración por calor), que por lo general se presenta cuando una persona está trabajando o haciendo ejercicio en un clima caluroso y no bebe suficientes líquidos para compensar los que pierde.<br />Insolación, que se presenta cuando el cuerpo no puede regular su propia temperatura y ésta sigue aumentando, a veces hasta 105°F (40.6°C) o más. La insolación constituye una emergencia médica. Incluso con tratamiento inmediato puede poner su vida en peligro o causar problemas graves a largo plazo.<br />Muchas veces, las condiciones ambientales y físicas hacen difícil que uno pueda mantenerse fresco. Las enfermedades por calor suelen ser causadas o agravadas por la deshidratación y la fatiga. Hacer ejercicio en clima caluroso, trabajar al aire libre y vestirse con más ropa de la requerida por el ambiente aumentan los riesgos. La cafeína y el alcohol también aumentan los riesgos de deshidratarse.<br />Hay muchos medicamentos que elevan el riesgo de una enfermedad relacionada con el calor. Algunos medicamentos reducen la cantidad de sangre que bombea el corazón (rendimiento cardíaco) y limitan el flujo de sangre hacia la piel, por lo que el cuerpo es menos capaz de enfriarse a sí mismo mediante el sudor. Otros medicamentos pueden alterar la sensación de sed o aumentar la producción de calor del cuerpo. Si usted toma medicamentos regularmente, pídale a su médico que le aconseje sobre las actividades en clima caluroso y el riesgo de contraer una enfermedad relacionada con el calor.<br />Otros factores que pueden aumentar el riesgo de enfermedad relacionada con el calor son:<br />La edad. Los bebés no pierden calor rápidamente y no sudan eficazmente. Los adultos mayores no sudan fácilmente y por lo general tienen otras afecciones médicas que alteran su capacidad de eliminar el calor.<br />Obesidad. Las personas con sobrepeso tienen menos flujo de sangre hacia la piel, retienen el calor debido a la capa aislante de tejido de grasa y tienen que enfriar una masa corporal más grande.<br />Olas de calor en verano. La gente que vive en las ciudades es particularmente vulnerable a enfermedades durante una ola de calor de verano, ya que el calor queda atrapado entre los edificios altos y los contaminantes del aire, especialmente si hay un nivel de humedad alto.<br />Enfermedades crónicas, como diabetes, insuficiencia cardíaca y cáncer. Estas enfermedades cambian la forma en que el cuerpo se deshace del calor.<br />Viajes a zonas silvestres o países extranjeros con temperaturas exteriores y humedad altas. Cuando usted va a un clima diferente, su cuerpo necesita acostumbrarse a las diferencias (aclimatarse) para mantener la temperatura en su rango normal.<br />La mayoría de las enfermedades por calor pueden prevenirse manteniendo fresco el cuerpo y evitando la deshidratación en ambientes calurosos. En general, el tratamiento en el hogar es lo único que se necesita para tratar enfermedades relacionadas con el calor menores. El agotamiento por calor y la insolación requieren tratamiento médico inmediato.<br />Las enfermedades del frío<br />La mayoría de las enfermedades respiratorias comunes del invierno son producidas por una gran variedad de virus...<br />Por: Dra. Ana Cecilia Becerril Sánchez Aldana<br />La Nota se ha visto 10126 Veces <br />09/01/2007 | Actualizada a las 11:47h <br />La mayoría de las enfermedades respiratorias comunes del invierno son producidas por una gran variedad de virus. Esta variedad de gérmenes explica la posibilidad de que personas absolutamente sanas sufran de estas enfermedades en forma repetida; en especial, los niños menores de cinco años, que pueden padecer entre tres y cinco episodios de enfermedad por año. Como estas enfermedades son producidas por virus, no se tratan con antibióticos, los cuales sólo serán indicados por su médico cuando sospeche una infección producida por una bacteria.  Parece que cuando los fríos llegan, resurgen una serie de enfermedades que permanecen ocultas el resto del año.  Mencionaremos las más comunes.Gripe. La gripe es una infección de las vías respiratorias causada por los virus de la gripe. Se contagia muy fácilmente de persona a persona al hablar, toser o estornudar. La gripe ocurre fundamentalmente entre los meses de junio y septiembre. El resfriado común y la gripe comparten muchos síntomas, ambos son causados por virus, pero la gripe comienza bruscamente y el paciente se sentirá cada vez más enfermo.  Los síntomas son más intensos (fiebre más alta, dolores, etc.), escalofríos y podrá fatigarse. La tos seca y la fatiga pueden durar dos a tres semanas.  En los adultos la fiebre puede persistir entre uno y cinco días, pero en niños puede prolongarse más.   La mayoría de los pacientes no necesitan tratamiento ni medicamentos especiales ya que la gripe cura espontáneamente, pero para aliviar las molestias deben ponerse en práctica estas medidas:  ·                   Hacer reposo en domicilio (no necesariamente en cama) ·                   No fumar ·                   Tomar muchos líquidos, sobre todo calientes ·                   Hacer una dieta liviana ·                   Vahos o vaporizador si tiene tos ·                   Bajar la temperatura ·                   Calmar el dolor ·                   Hacer gárgaras ·                   Usar antigripales o descongestivos Las infecciones por bacterias (como sinusitis, neumonías, infecciones del oído) son más frecuentes durante la gripe, y en estos casos su médico indicará antibióticos.  La vacuna de la gripe impide la enfermedad en la mayoría de las personas que la reciben, y en otras disminuye la severidad de los síntomas y sus complicaciones. Esta protege por un año, y se da en una sola dosis que debe administrarse en el otoño. No tiene contraindicaciones salvo la alergia al huevo y que no debe administrarse si el paciente está enfermo con fiebre. Se recomienda su uso especialmente en mayores de 55 años, asmáticos, pacientes con enfermedades pulmonares o renales, diabéticos, cardíacos, pacientes con anemia severa, pacientes tratados con quimioterapia, y personas que trabajen en contacto con enfermos o en casas de ancianos o con niños y el personal del Area de la Salud.  El Resfriado Común. Es una inflamación superficial de las fosas nasales causada fundamentalmente por virus; otras veces es de causa alérgica y en menos de 10% de los casos son producidos por bacterias. Los enfriamientos favorecen la infección viral y la aparición de los síntomas. Se contagia con gran facilidad. Los niños sufren más resfriados que los adultos y sus síntomas pueden ser más molestos, pues generalmente la infección se extiende más en las vías respiratorias. No hay vacuna eficaz por la gran cantidad de virus involucrados. Los síntomas comunes del resfriado son:   ·                   Picazón nasal ·                   Estornudos ·                   Obstrucción nasal ·                   Mucosidad (generalmente transparente; a veces puede ser verdosa y contener sangre) ·                   Cambios en el olfato y gusto ·                   Ardor de garganta ·                   A veces, fiebre moderada y ·                   Malestar general El resfriado común dura en promedio tres a cinco días, y la curación la produce el propio organismo, en forma espontánea.  El tratamiento sólo ayuda a disminuir las molestias y consiste en:   ·                   Reposo si hay fiebre ·                   No fumar ·                   Tomar abundantes líquidos (los líquidos calientes ayudan al confort) ·                   En los niños pequeños, elevar con almohadones, 30 grados la cabecera de la cama ·                   Estar en ambiente húmedo (vaporizador) ·                   Bajar la temperatura y calmar el dolor mediante medicamentos o medios físicos Rinofaringitis. La rinofaringitis compromete más extensamente las vías respiratorias altas que el resfriado común y por eso también se la llama comúnmente infección respiratoria alta (IRA).   A diferencia del resfriado  ·                   Produce más fiebre ·                   Demora más en curarse ·                   La congestión nasal y las secreciones (moco) son mayores ·                   Puede dar laringitis (afonía o ronquera) ·                   El dolor de garganta es más intenso ·                   Hay tos ·                   Hay mayor congestión de los ojos La rinofaringitis dura tres a siete días. Sin embargo, aún desaparecido el virus algunos síntomas producidos por la inflamación de las vías aéreas tardan muchos días en desaparecer por completo (catarro, tos). Esto es frecuente y no debe alarmar. La curación la produce el propio organismo, en forma espontánea. El tratamiento sólo ayuda a disminuir las molestias y consiste en:  ·                   Reposo, si hay fiebre ·                   No fumar ·                   Tomar abundantes líquidos (los líquidos calientes ayudan al confort) ·                   En los niños pequeños, elevar la cabecera de la cama con almohadones ·                   Estar en ambiente húmedo (vaporizador) ·                   Bajar la temperatura con medicamentos o medios físicos ·                   Calmar el dolor ·                   Hacer gárgaras ·                   Tomar descongestivos (en los niños, sólo según la edad y con indicación médica) Bronquitis. Cualquier virus respiratorio puede provocar esta afección. La bronquitis ocurre cuando los bronquios se inflaman y producen mucha mucosidad. Es generalmente causada por una infección viral y menos frecuentemente por bacterias. Generalmente aparece en la evolución de una rinofaringitis. El hábito de fumar y la alergia, favorecen su aparición.  Sus síntomas son: ·                   Tos intensa seca, que agrega catarro blanco o amarillo después de tres o cuatro días ·                   Dolor o ardor en el centro del tórax (por la irritación causada en la tráquea por la tos) ·                   Debilidad ·                   Se puede tener chillidos o sibilancias en el pecho ·                   Se puede tener fiebre (esta es más frecuente en los niños) ·                   Sensación de fatiga La bronquitis dura 10 a 15 días en las personas sanas. A veces la tos persiste más tiempo.  Como tratamiento se sugiere:  ·                  Reposo en domicilio ·                  No fumar ·                  Estar en ambiente húmedo (vaporizador) pues los ambientes secos aumentan la tos ·                   Abundantes líquidos, sobre todo calientes, pues ablandan las flemas y facilitan  la expectoración ·                   Tomar duchas calientes para favorecer la expectoración ·                  Poner calor (bolsa de agua caliente) directamente sobre su pecho ·                  Bajar la temperatura y calmar el dolor con medicamentos o medios físicos ·                  Antibióticos si se requiere <br />Amigdalitis. <br /> <br />Amigdalitis estreptocócica o “llagas de garganta” es una infección de la garganta y amígdalas causada por una bacteria llamada estreptococo. Es más común en niños de cinco a 13 años, pero se ve también en los adultos. Debe ser diagnosticada y tratada correctamente para evitar complicaciones (actualmente poco frecuentes) como la fiebre reumática y la glomérulo nefritis.  Sus síntomas son:  <br />·                   Dolor de garganta brusco e intenso (sobre todo al tragar) ·                   Pérdida de apetito ·                   Fiebre, que puede ser muy alta ·                   Dolor de cabeza ·                   Amígdalas muy rojas, con placas blancas ·                   Agrandamiento de ganglios en el cuello El diagnóstico se hace por el aspecto de la garganta y el cuadro clínico. La confirmación ideal es por el cultivo del exudado faríngeo, pero su realización requiere concurrir a un laboratorio y los resultados demoran 48 horas. Por ello, si el diagnóstico es seguro por el examen del paciente, su médico puede empezar el tratamiento inmediatamente. Correctamente tratada, la infección se cura en 10 días, pero la mayoría de los pacientes mejoran francamente luego de dos o tres días de iniciado el tratamiento antibiótico, y podrán retornar a sus tareas (trabajo, escuela, etc.) luego de estar 24 horas sin fiebre.  Como tratamiento se sugiere:  ·                   Reposo en domicilio ·                   No fumar ·                   Tomar abundantes líquidos tibios ·                   Bajar la temperatura y calmar el dolor ·                   Gárgaras ·                   Antibióticos Sinusitis.  La sinusitis es la inflamación de unas cavidades que rodean la nariz y ojos; cuando dichas cavidades se infectan, se bloquean y se llenan de líquido. La sinusitis muchas veces aparece luego de un resfriado común o de una gripe, pero las alergias también pueden provocar síntomas de sinusitis. Además, diferenciar un resfrío común de una sinusitis no siempre es fácil.  Los síntomas son: ·                   Dolor en la cara ·                   Tensión o enrojecimiento a los lados de la nariz o en la frente ·                   Congestión nasal ·                   Mucosidad amarilla o verdosa ·                   Resfrío persistente ·                   Puede haber fiebre ·                   Dolor de cabeza ·                   Malestar general La mayoría de los pacientes mejoran después de tres a cinco días de comenzado el tratamiento, que incluye:  ·                   Reposo en domicilio ·                   No fumar ·                   Estar en ambiente húmedo (vaporizador) ·                   Abundantes líquidos ·                   Tomar duchas calientes favorece que la nariz se desobstruya por la acción del vapor que se junta en el baño ·                   Bajar la temperatura y calmar el dolor ·                   Descongestivos ·                   Antibióticos, a veces Otitis.  La otitis es una infección de la parte interna del oído, generalmente causada por bacterias. Si bien es la infección bacteriana más frecuente en la infancia (sobre todo en menores de seis años) es muy importante diagnosticarla y tratarla correctamente para proteger el funcionamiento correcto del oído.  Sus síntomas más frecuentes son: ·                   Fiebre ·                   Dolor de oído (otalgia) ·                   Sensación de tener el oído “ocupado” ·                   Oír menos (disminución de la audición) ·                   Náuseas, vómitos y a veces diarrea ·                   En lactantes pequeños, llanto como expresión de dolor, irritabilidad, dificultad para dormir, rechazo de la lactancia, tocarse los oídos Los síntomas en general se dan en un solo oído. Es frecuente que aparezca una otitis después de haber padecido una infección respiratoria alta o durante ella, dado que los gérmenes pasan al oído a través de un canal (“Trompa de Eustaquio”) que conecta al oído con la garganta. El diagnóstico que puede hacer el médico debe ser confirmado mediante la consulta con especialista (otorrinolaringólogo) a través de una observación del tímpano (otoscopia).  La mayoría de los pacientes mejora luego de dos días de tratamiento, que incluye: ·                   Dormir con la cabecera elevada con un almohadón ·                   Desobstruir la nariz frecuentemente; en los niños pequeños, poner gotitas de suero en las narinas (orificios de las fosas nasales) y aspirar los mocos con una pera de goma ·                   Bajar la temperatura y calmar el dolor (vea al final “Medicamentos”) ·                   A veces, antibióticos Hay medidas preventivas, que pueden ayudar a evitar otitis en lactantes como:  ·                   No fumar cerca de los niños ·                   Amamantar los bebés la mayor cantidad de meses posible Neumonía. Existen muchos tipos de neumonía, pero en general se define por un intenso dolor pleural al inspirar. Otro de sus síntomas característicos suele ser la tos, que en un principio es seca y que con el tiempo evoluciona hacia una mucosidad densa en la que en algunas ocasiones puede aparecer sangre. Considerada como una enfermedad grave y especialmente peligrosa para niños, mayores y personas débiles se recomienda la consulta con especialista (neumólogo), ya que su tratamiento requiere de vigilancia estricta hospitalización.  Artritis. Tradicionalmente se ha asociado la llegada del invierno con la aparición de ciertas dolencias como la artritis reumatoide. Se considera que con el frío y la humedad se incrementa el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el sistema locomotor, pero esta idea no es del todo cierta, las bajas temperaturas, características del invierno, sí pueden agravar los síntomas de la artritis, pero en ningún caso constituyen el origen de esta u otras enfermedades reumáticas.Dermatitis. Los fenómenos meteorológicos característicos del invierno, el frío, el viento y la humedad, contribuyen a resecar la piel. Por este motivo, hay algunas enfermedades de la piel que sólo aparecen en esta época del año.La concentración urbana y la utilización de ambientes artificiales, tanto calientes como fríos, hacen que la incidencia de los problemas en la piel por las bajas temperaturas sea menor.Sin embargo, en otros medios, como los rurales o los entornos donde se practican los deportes de nieve, siguen siendo frecuentes. Los síntomas más visibles son la aparición de eczemas y sequedad que dan un aspecto agrietado y cuarteado en la dermis expuesta, especialmente en la cara, en las manos y otras zonas como las orejas.La única solución a estos problemas es la prevención, evitando las bajas temperaturas con guantes y prendas adecuadas. El uso de cremas ayuda en esta protección, pero no es suficiente.  Alergias. Siempre se han relacionado las alergias con la primavera; sin embargo, algunas personas manifiestan los mismos síntomas de esta patología durante el invierno.Las investigaciones sobre alergias han revelado que hay pacientes sensibles a organismos típicos del invierno, como las partículas de vegetales que polinizan en esta época del año.El único tratamiento que puede utilizarse son ciertos fármacos, para reducir el malestar de los síntomas, y en determinados casos se intenta prevenir el problema con sencillos consejos como evitar podar el jardín, acción que multiplica la concentración de estas sustancias en el aire.En contra de lo que se pueda pensar, y a pesar de que cada año se identifican más procesos alérgicos que en inviernos anteriores, esta enfermedad no aumenta por la contaminación de las calefacciones o la mayor permanencia en lugares cerrados.  Medicamentos  Fiebre y dolor  Si el paciente tiene fiebre siempre deben realizarse las siguientes acciones:  ·                   Aplicar paños fríos y/o hacer baños reiterados con agua a temperatura más fresca que la del cuerpo del paciente. ·                   Desabrigarlo (de ropa y frazadas) porque de lo contrario el exceso de ropas o mantas no permitirá que la temperatura baje, al no permitir la pérdida de calor. ·                   Baños de por lo menos 15 a 20 minutos, con agua más fresca que la temperatura del cuerpo, tantas veces como sea necesario. ·                   Medicamentos si el paciente tiene 38º o más Para bajar la fiebre se pueden usar los siguientes medicamentos, prestando atención a las dosis y forma de presentación adecuadas para cada edad.  ·                   Ibuprofeno ·                   Dipirona ·                   Paracetamol ·                   Ácido Acetilsalicílico (en caso de menores de 12  años con prescripción médica)  Estos medicamentos también calman dolores (de cabeza, musculares) y se usan en las mismas dosis y preparados que para bajar la fiebre.   Dolor de garganta  Para aliviar el dolor de garganta y la dificultad para tragar use, de acuerdo con la edad:    ·                   Gargarismos: Amosan ·                   Tabletas para disolver en la boca:  Graneodín ·                   Sprays (aerosoles): Vantal bucofaringeo <br />

×