La Promesa Del Padre

10,140 views

Published on

  • Gracia y paz

    mariortega; te invito a http://www.casadejubiloyconsagracion.blogspot.com

    Hay encontraras diversos temas y enlaces de Biblias y diccionarios biblicos y todo lo hacemos para la honra y gloria de nuestro Dios.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

La Promesa Del Padre

  1. 1. La promesa del Padre<br />Hechos 1:<br />7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; <br />8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. <br />9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. <br />10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, <br />11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. <br />12 Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. <br />13 Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. <br />14 Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. <br />Hechos 1:<br />1 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, <br />2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; <br />3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. <br />4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. <br />5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. <br />6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? <br />. <br />Instrumento: Pastor OrangelCarrasquillo Peña<br />
  2. 2. El cumplimiento de una promesa<br />Lucas preparo a travez de los Hechos un relato<br />“historia de la Iglesia” que Jesus comenzo hacer y<br />enseñar ; donde la promesa del espiritu era una<br />de las mas importante ya que esta daria poder y<br />autoridad a la Iglesia.<br />2Timoteo 1:<br />7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de<br />cobardía, sino de poder, de amor y de dominio<br />propio. <br />Mandamientos de Jesús a los apóstoles<br />Hechos 1:<br />1 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, <br />2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; <br />3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. <br />
  3. 3. La promesa del derramamiento del espíritu<br />Hechos 1:<br />4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. <br />5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. <br />Profecias de la promesa<br />Isaias 44:<br />3 Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos; <br />Joel 2:<br />28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. <br />29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. <br />
  4. 4. HAY UN BAUTIZO EN AGUA = JUAN EL BAUTISTA PARA ARREPENTIMIENTO Y UNO EN ESPIRITU SANTO Y FUEGO= JESUS<br />MATEO 3:<br />9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. <br />10 Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. <br />11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. <br />12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. <br />13 Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. <br />14 Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? <br />15 Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. <br />16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. <br />17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.<br />
  5. 5. JESUCRISTO NUNCA BAUTIZO EN AGUA, PORQUE EL SUYO ERA EN EL ESPIRITU<br />Juan 4:<br />1 Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan <br />2 (aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos),<br />
  6. 6. ¿POR QUE JESUCRISTO NUNCA BAUTIZO EN AGUA?<br />Matoe 3:<br />11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. <br />
  7. 7. Un bautismo hace entrada a otro bautismo = el sello de la promesa = espíritu santo<br />Veamos la profecia del primer bautismo = abrir camino<br />Isaías 40:<br />2 Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados. <br />3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.<br />4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. <br />5 Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.<br />Veamos el otro butismo = garantia del sello, poder, amor dominio propio y entrada al reino de Dios.<br />Efesios 1:<br />13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, <br />14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. <br />2 Timoteo 1:<br />7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. <br />
  8. 8. La perpesctiva de la Iglesia<br />Inquietudes de los<br />Apóstoles<br />Hechos 1: <br />6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? <br />7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; <br />Puntos importantes<br />1. Estaban inquietos con miedo; porque; no habían recibidos el Espíritu Santo. = su vida siempre dependían de lo que Jesús hacia y ahora ya el no iba a estar con ellos. (Juan 20:19-22)<br />2. Los discípulos creían que el Mesías se convertiría en alguien inmortal y venia a restaurar su reino al que estaba.<br />(Hebreos 11:10-16, 12:18-24)<br />
  9. 9. Tres elementos necesarios para la evagelizacion<br />Hechos 1:<br />8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. <br />Miren lo que dice Isaias 43:<br />10 Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. <br />1.Juan 14:<br />26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. <br />2.Poder y Autoridad = factores que deben ir siempre juntos = el caminar en Cristo no es fácil = nos mantiene de pie<br />3. Calidad del ministerio = un evangelio sin alterar tal y como el espíritu lo revelo a los apóstoles. Dar a conocer su ejemplo = encarnación, obra, muerte, resurrección y su segunda venida <br />(Gálatas 1:8-11)<br />
  10. 10. El regreso de Jesús = toda la biblia<br />Hechos 1:<br />9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. <br />10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, <br />11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. <br />Mateo 24:<br />30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. <br />31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. <br />32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. <br />1 Tesalonicenses 4:<br />16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. <br />17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. <br />Hebreos 9:<br />28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. <br />Apocalipsis 1:<br />7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén. <br />
  11. 11. Perseverancia en la oración<br />Obediencia a los apóstoles<br />Hechos 1:<br />12 Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. <br />13 Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. <br />Importancia en obediencia a<br />Dios el sabe cuando hacer las<br />cosas; ya que es a su tiempo y<br />no al nuestro.<br />Marcos 13:<br />33 Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. <br />2 Pedro 3:<br />9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. <br />
  12. 12. Los seguidores y los familiares de Jesús<br />Hechos 1:<br />14 Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. <br />Para ser parte de la verdadera familia no vale ser familiar de un creyente ni aun del mismo Jesús; sino crees y obedeces, no eres parte de la familia de Dios.<br />Mateo 12:<br />46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. <br />47 Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. <br />48 Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? <br />49 Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. <br />50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. <br />Nota: Libro de lecciones de Senda Antigua#2; con información adicional de la escritura por parte del Pastor Orangel<br />www.casadejubiloyconsagracion.blogspot.com<br />

×