Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
What to Upload to SlideShare
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

0

Share

Ensayo

Download to read offline

este es un ensayo sobre los tres textos de silvina ocampo

  • Be the first to like this

Ensayo

  1. 1. A lo largo de sus tres obras, Silvina Ocampo se encarga de utilizar el género fantástico dejando en evidencia un claro binomio vida/muerte. La escritora de “Clotilde Ifrán”, “Ana Valerga” y “La Boda”​, ​atrae a sus lectores mediante esta técnica de tratar con lo sobrenatural en sus textos, rompiendo ese sutil límite entre la vida y muerte en los personajes presentados en sus diferentes cuentos. Para comenzar, en el texto “Clotilde Ifrán” se puede ver claramente este binomio de vida/muerte. Brevemente, el texto trata sobre una niña de 9 años, llamada Clemencia, que llama a una modista para que le haga su disfraz para carnaval. Sin embargo, hay un pequeño detalle ya que en el texto se aclara que Clotilde Ifrán, la modista, “...había muerto hacía ocho años.” Esta afirmación ya pone en duda la existencia de esta supuesta modista poniendo en escena el binomio de vida/muerte. A medida que el cuento avanza, Clemencia y Clotilde tienen el encuentro en dónde la niña se prueba el disfraz de diabla que ella tanto ansiaba. No obstante, sorpresivamente para los lectores, el texto aclara que Clotilde Ifrán “ Tenía las medidas de Clemencia. Recordó que no hacía un año le había hecho un vestido de fiesta”. Además del hecho de que la modista había muerto hace ya 8 años, este fragmento pone en duda ahora la existencia de la niña, Clemencia, ya que ellas ya habían tenido un encuentro anteriormente, sin embargo, no lo suficientemente antes como para cuando la modista estaba viva. Este cuento finaliza con ambos personajes, yendose juntas, tomadas de la mano. Esto puede interpretarse como el fín de la vida de la pequeña Clemencia y el inicio de su muerte junto a Clotilde Ifrán. En su otro texto, “Ana Valerga”, este binomio vida/muerte también se ve reflejado, pero en mi opinión de una manera inversa. En este cuento, Ana Valerga era la encargada de enseñarles a niños con retrasos madurativos y tenía sus técnicas como para que estos le hagan caso. Primero los amenazaba con llevarlos con el vigilante, y si este no llegaba a estar disponible, los iba a llevar con los monumentos. Sin embargo, estos no eran unos monumentos cualquiera, estos “no eran de bronce, ni de piedra, ni de mármol, como creía la gente, sino de carne y hueso”. Esta afirmación irrumpe en la realidad, abarca lo sobrenatural y humaniza, es decir, que le da vida a unos simples monumentos. Estas estatuas aterrorizaban a los niños por lo que Ana Valerga usó como método para lograr un control sobre ellos. Finalmente ella fue presa por supuestamente torturar a los niños con retrasos madurativos, pero estas autoridades no tuvieron en cuenta el progreso de los mísmos ya que sus madres afirmaron que “No parecían muertos, como antes”. Esto da pie a que Ana Valerga fue la encargada de traer de la muerte a todos estos niños, ella los despidió de la defunción y les dio la bienvenida a la vida. Finalmente, en el último cuento, “La Boda”, pienso que es donde menos se ve reflejado lo sobrenatural y por lo tanto, este binomio vida/muerte. Este texto abarca
  2. 2. la historia de una relación entre tres muchachas: Arminda, Roberta, y la narradora, una niña de 7 años. Roberta era mayor que la niña y por lo tanto ejercía cierto poder sobre ella. Ambas tenían así como una relación en la que Roberta exigía y la niña cumplía. Por otro lado, estaba la vecina, Arminda, la cual se llevaba extremadamente bien con Roberta, pero a su vez, tenían sus fuertes discusiones. Roberta llevaba a la niña una vez por mes a la peluquería a que viera cómo le teñían el cabello, por casualidad esa vez que fueron se encontraron con Arminda la cual estaba peinándose para su boda. Esta decidió hacerse un rodete inmensamente grande con todo su pelo. Al mismo tiempo, la narradora y Roberta se encontraban en la peluquería cuando la pequeña niña encontró una araña, la cual luego pasaría a ser el elemento de inestabilidad de la historia. La traviesa muchacha la agarró y decidió ponerla en el peinado de Arminda,teniendo como cómplice a Roberta. El gran momento de la boda llegó y una peculiar descripción sobre la novia llamó mi atención al mencionar que esta “De pálida que estaba parecía un ángel.” Esto ya refiere y relaciona a la mujer con una criatura sobrenatural que los lectores no estamos acostumbrados a ver. La boda continuó y finalmente Arminda “Luego cayó al suelo inanimada ... Durante un rato creyeron que había muerto; durante otro rato creyeron que estaba viva... No quisieron desvestirla ni quitarle el rodete para ponerla muerta en el ataúd.” Esta parte de la historia pone en duda la inocencia de la niña ya que justo antes de que la novia muera, ella fue la que colocó la araña en su cabeza. A su vez no se sabe la razón exacta de la muerte de la mujer por lo que resulta extraño el inmediato e inesperado paso de la vida a la muerte de una de las protagonistas de la historia. Puedo afirmar que Silvina Ocampo a lo largo de los textos: “Clotilde Ifrán”, “Ana Valerga” y “La Boda” se encargó profundamente de integrar el género fantástico en sus cuentos abarcando totalmente el binomio vida/muerte, generando en los lectores un sentimiento de duda entre lo real e irreal.

este es un ensayo sobre los tres textos de silvina ocampo

Views

Total views

132

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

122

Actions

Downloads

0

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×