Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Informe OBS: Análisis de la situación social de la inmigración

207 views

Published on

El presente trabajo ofrece una discusión actualizada de los fenómenos migratorios que acontecen en España y se extienden por Europa. A lo largo del informe se ofrecen datos de fuentes oficiales, así como referencias a expertos en la materia. Los siguientes tres epígrafes se dedican a examinar la realidad actual de la migración en las vertientes demográfica, económica y social. Seguido se reflexiona en torno a la integración de la inmigración y la xenofobia. Para concluir, finalmente, se ofrece una valoración acerca del panorama actual de los flujos migratorios en España y en Europa.

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

Informe OBS: Análisis de la situación social de la inmigración

  1. 1. El consumo de gasolina en vacaciones. La elección del medio de transporte. Débora Gottarello Profesora de OBS Business School Agosto, 2019 Análisis de la situación social de la inmigración. Repercusiones en Europa y España obs-edu.com Iván Medina Iborra Colaborador de OBS Business School Septiembre, 2019 Partners Académicos:
  2. 2. 2
  3. 3. Iván Medina es Doctor en Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente es Profesor de Ciencia Política en la Universidad de Valencia, después de enseñar en la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con decenas de publicaciones sobre acción colectiva, regionalismo, e inmigración. Autor 3obs-edu.com
  4. 4. 4
  5. 5. Introducción Los flujos migratorios desde la vertiente demográfica Aspectos económicos y laborales de la inmigración Actitudes sociales y consecuencias políticas de la inmigración Debates y algunos datos sobre integración y xenofobia Contextualizando la problemática en torno a los refugiados El futuro de la inmigración en Europa y España Conclusiones Referencias bibliográficas Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 06 08 12 19 26 27 29 Índice Capítulo 4 15 Capítulo 6 Capítulo 5 Capítulo 7 Capítulo 8 24 5obs-edu.com
  6. 6. España no ha sido ajena a las migraciones internacionales;tampoco a las mudanzas internas. La “emigración a América” de finales del siglo XIXfuesucedidaporla“emigraciónespañolaaEuropa”comolasegunda etapa de mayor intensidad migratoria que llegó a su fin con la llegada de la crisis del petróleo de la década de los años setenta. España es un país de dobles nacionalidades y de recuerdos familiares en el extranjero; es también un país de desarrollo tardío en el que es bienvenida toda persona que busca prosperidad. Por ello, la tensión política y social en torno a la inmigración no ha alcanzado intensidades similares como las acontecidas en otros países vecinos; incluso se puede afirmar que los serios atentados terroristas perpetrados por fanáticos islamistas no generaron el rechazo de toda la comunidad musulmana residente. La inmigración permite un enfoque aséptico centrado en estadísticas, aunque detrás de las cifras se esconden individuos, historias y necesidades. Las explosiones migratorias deben reconocerse en un doble sentido: desde una vertiente centrada en los flujos humanos que repercute en la población, así como desde la repercusión social de la migración: lenguajes, relaciones, interacciones. Esto impacta en el imaginario de las personas migradas y también en la sociedad que las acoge. Pues ambas partes lo consideran como “una prueba de la capacidad colectiva” de construcción de la nación, en tanto que se crea una consciencia migratoria interior y exterior (Izquierdo Escribano, 2015: 189). Lamentablemente,en los últimos años,están ocurriendo una serie de fenómenos ligados a la inmigración –la crisis de los refugiados en el Mediterráneo, el auge del supremacismo blanco en los EE.UU., la aceptaciónmediáticadeldiscursoxenófoboenmuchospaíseseuropeos, etc.- que obligan a valorar los efectos sociales de los flujos migratorios para entender poliédricamente cómo se conforman los prejuicios contra las personas inmigrantes que van desde las amenazas reales a las amenazas simbólicas pasando por la malformación de estereotipos y las presiones grupales (Stephan et al., 1999). Debemosconsideraralaciudadaníaespañolacomounacomunidadcon predisposición migratoria,receptiva a la inmigración y concienciada de Capítulo 1 Introducción 6
  7. 7. que la emigración es una alternativa viable y posible al conflicto político y los contratiempos económicos. España no es solo un país receptor de inmigración;lasestimacionesrecientesapuntanaqueunacifracercana a 2.5 millones de españoles viven en el extranjero, y que en torno a 700.000españolesbuscaronmejorfortunaenpaísescomoReinoUnido, Francia y Alemania (Almena,2019).A fecha de enero de 2019,el Instituto Nacional de Estadística ofreció la siguiente información: 1.533.506 españoles residen en América, 862.000 en Europa, 41.299 en Asia y 23.200 en África. A lo largo del informe se apunta la excepcionalidad de España en el panorama europeo en cuanto a la tolerancia hacia la inmigración.A finales de 2016,el Centro de Investigaciones Sociológicas publicó una encuesta sobre las actitudes hacia la inmigración en la que se destacaba que los españoles consideran que los inmigrantes vienen, sobre todo, por una necesidad de trabajar por lo que se les debe tratar con empatía1 . Rinken (2015) reflexiona acertadamente acerca de los motivos de la excepcionalidad española que estaría determinada por: “La cultura política de la España post-franquista con su empeño por universalizar los derechos cívicos y sociales; en la inhibición que dicha cultura política supone respecto a la manifestación de prejuicios degradantes; en la desconfianza hacia las élites políticas y su gestión de la crisis, deflactándose así el posible aumento de animosidad hacia poblaciones alóctonas; y en la percepción de que la crisis afectaría a los inmigrantes con tal crudeza, que muchos de ellos se estarían viendo obligados a re- emigrar” (Rinken, 2015: 69-70) El presente trabajo ofrece una discusión actualizada de los fenómenos migratorios que acontecen en España y se extienden por Europa. A lo largo del informe se ofrecen datos de fuentes oficiales, así como referencias a expertos en la materia. Los siguientes tres epígrafes se dedican a examinar la realidad actual de la migración en las vertientes demográfica, económica y social. Seguido se reflexiona en torno a la integración de la inmigración y la xenofobia. Para concluir, finalmente, se ofrece una valoración acerca del panorama actual de los flujos migratorios en España y en Europa. 1 Nos referimos al estudio nº 3161 (noviembre-diciembre 2016) y a la pregunta 2 que se plantea de la siguiente manera:“Cuando oye la palabra inmigración, ¿qué es lo primero que le viene a la mente? ¿Y qué más?”. La primera respuesta con mayor porcentaje es “Necesidad de venir a trabajar” (21%) seguida de “Sentimiento de empatía y solidaridad” (13.7%). 7obs-edu.com
  8. 8. El impacto demográfico de la inmigración en España en las últimas dos décadas ha sido de tal magnitud que los expertos se refieren al periodo entre 2000 y 2008 como la década prodigiosa (Aja, Arango y Oliver, 2009). La población inmigrada prácticamente se quintuplicó en esos años, pasando de apenas un millón a más de seis millones. España se convirtió en el país de la Unión Europea que más inmigración recibía al calor del crecimiento económico sostenido de la economía española, altamente demandante de trabajadores de baja cualificación, que compensaba la baja natalidad nativa (Cebolla y González-Ferrer, 2008). La realidad española podría entenderse como la “realidad del sur de Europa” en la medida en que la mayoría de nuevos inmigrantes que se asientan en la Unión Europea lo hacen en España, Portugal, Grecia, Italia, Chipre o Malta. Su proximidad con países africanos, sus lazos con países latinoamericanos y el fuerte peso de la economía sumergida podrían explicar este fenómeno. A fecha de enero de 2019 el censo en España contabiliza 5.025.264 inmigrantes. Los dos principales colectivos son marroquíes (con 812.412 personas censadas) y rumanos (con 669.412 censados). A cierta distancia, como se observa en el Gráfico 1, encontramos cientos de miles de inmigrantes de otros países como los 249.015 británicos, los 227.912 italianos, los 224.372 chinos o los 206.413 colombianos. Explicar por qué España tiene capacidad de atraer por igual a europeos que africanos y americanos no se puede resumir en unos pocos factores de atracción internos (burbuja inmobiliaria, crecimiento económico) (López de Lera, 2015). Las turbulencias sociopolíticas en América Latina pueden considerarse un factor determinante para que las clases medias venezolanas, argentinas y ecuatorianas decidieran emigrar a España. La proximidad geográfica de Marruecos y de los países africanos son un aliciente tradicional para que sus jóvenes desempleados vean posible prosperar en el seno de la Unión Europea. Algo similar puede decirse de los ciudadanos de la Europa del Este que vieron una oportunidad para el empleo hasta el estallido de la crisis. España también es un país interesante para muchos jubilados europeos que optan por el turismo residencial con el apoyo de sus gobiernos que subvencionan la adquisición de viviendas y facilitan beneficios fiscales. Capítulo 2 Los flujos migratorios desde la vertiente demográfica 8
  9. 9. Figura VI (Fuente: Instituto Nacional de Estadística) PRINCIPALES PAÍSES DE PROCEDENCIA DE LA INMIGRACIÓN EN ESPAÑA, 2019 Figura I Marrucecos ReinoUnido Italia China Colombia Venezuela Ecuador Bulgaria Ucrania Alemania 900.000 Pasajeros adicionales Francia 800.000 700.000 600.000 500.000 400.000 300.000 200.000 100.000 0 Rumanía 812.412 669.414 249.015 227.912 224.372 206.413 137.589 131.679 122.362 111.558 111.413 103.184 Nota: Se han seleccionado los países de procedencia con más de 100.000 personas censadas. Si bien es cierto que la crisis económica ha motivado la salida de muchos inmigrantes de España, a nivel global estamos siendo testigos de un boom mundial de migraciones internacionales según explica Naciones Unidas (2017) en su International Migration Report. La inmigración africana a América del Norte creció de promedio un 4.9 por ciento entre 2000 y 2017. El número de africanos que emigraron a Asia aumentó también un 4.2% anual durante el mismo periodo. Oceanía recibió de igual manera a un gran número de asiáticos a un ritmo del 4.6% anual, mientras que más de 6.7 millones de asiáticos se instalaban en América del Norte desde principios de siglo. Europa también ha acogido a casi tres millones de inmigrantes latinoamericanos y caribeños, lo que supone un incremento del 5,7% anual. Un rasgo interesante de este periodo migratorio es que la mayoría de migrantes del mundo optan por un número pequeño de países: más de la mitad de todos los inmigrantes internacionales viven en solo diez países o áreas, apunta Naciones Unidas (2017). Se conoce que Estados Unidos es el destino del 19 por ciento del total de migrantes internacionales (50 millones), seguido de Arabia Saudita, Alemania y Rusia con casi doce millones de inmigrantes cada uno. El número de inmigrantes llegados a Reino Unido y Emiratos Árabes durante el periodo 2000-2017 se eleva a casi ocho millones cada uno. Se trata, sin lugar a dudas, de una inmigración que busca la prosperidad económica, de ellos que los países más ricos del mundo hayan sido el destino preferente (ver Gráfico 2): 64 de los 85 millones de migrantes agregados de todo el mundo entre 2000 y 2017. España se coloca en una posición 9obs-edu.com
  10. 10. destacada en el ranking de países más atractivos para las migraciones internacionales en los últimos años, cosa notablemente novedosa al comparar los datos actuales con los disponibles hace dos décadas. El informe de Naciones Unidas pone de manifiesto que países como Irán, China, Costa de Marfil, Israel o Japón eran destinos preferentes para las migraciones internacionales en el año 2000; ahora son Tailandia, Turquía, España o Sudáfrica los nuevos países que se cuelan en las primeras posiciones. Kuwait Jordania Paquistán Tailandia Kazajastán Sudáfrica Turquía Ucrania India Italia España Australia Canadá Francia Emiratos Árabes Reino Unido Rusia Alemania Arabia Saudita Estados Unidos 3,1 3,2 3,4 3,6 3,6 4 4,9 5 LOS VEINTE PAÍSES O ÁREAS CON MAYOR VOLUMEN DE INMIGRACIÓN EN EL AÑO 2017, EN MILLONES. Figura II (Fuente: Naciones Unidas (2017). International Migration Report) 0 10 20 30 40 50 5,2 5,9 5,9 7 7,9 7,9 8,3 8,8 11,7 12,2 12,2 49,8 10
  11. 11. Al comparar datos sobre el origen de los inmigrantes internacionales se puede observar que un grupo de países permanecen entre los veinte países con un mayor volumen de emigraciones entre los años 2000 y 2017; son países que claramente no han logrado superar su posición económica por lo que sus ciudadanos siguen teniendo muchos incentivosparaemigrarapaísesvecinos.ElflujomigratorioentreMéxico y Estados Unidos es el más intenso a escala global, como también es la inmigración de la India a los Emiratos Árabes Unidos. La circulación entre Rusia y Ucrania también es muy intensa en el panorama europeo, y recientemente muchos sirios han emigrado a Turquía como consecuencia del conflicto bélico.Actualmente es India el país de origen del mayor número de emigrantes: 16.6 millones. Le siguen México con 13 millones y Rusia con 10.6 millones. A continuación se encuentra China (10 millones), Bangladesh (7.5 millones), Siria (6.9 millones), Paquistán (6 millones), Ucrania (5.9 millones), Filipinas (5.7 millones), Reino Unido (4.9 millones), Afganistán (4.8 millones), Polonia (4.7 millones), Indonesia (4.2 millones), Alemania (4.2 millones), Kazajistán (4.1 millones), Palestina (3.8 millones), Rumanía (3.6 millones), Turquía (3.4 millones), Egipto (3.4 millones) e Italia (3 millones). 11obs-edu.com
  12. 12. Capítulo 3 Aspectos económicos y laborales de la inmigración 12
  13. 13. 13obs-edu.com El notable crecimiento de la inmigración en España desde el año 2000 tuvo como principal consecuencia el aumento de extranjeros activos, especialmente de mujeres. Para el año 2000 había los inmigrantesrepresentabanel3,1%delosactivos,cifraqueseincrementó hasta el 16,1% en 2009. A pesar del efecto frenada de la crisis económica en la incorporación laboral de inmigrantes, hasta entonces la tasa de actividad de los inmigrantes era superior a la de los españoles en torno al 20% (Cachón, 2015: 218). Cabe apuntar que la predisposición laboral de los inmigrantes es uno de sus objetivos básicos tanto para vivir como para ayudar a sus familias en origen, lo que maximiza los efectos negativos de ciertos indicadores vinculados con la segregación, la concentración y la precariedad. Los trabajadores inmigrantes no comunitarios acostumbran a ser empleados en los sectores con condicioneslaboralessensiblementepeoresqueenlamediadesectores, a saber, construcción, agricultura, hostelería y servicio doméstico. Ello les supone una mayor exposición a ciclos económicos y más fragilidad laboral. De ahí que digamos que los empleos ocupados por inmigrantes se definan por las tres P: los más penosos, los más peligrosos y los más precarios. Las tasas de desempleo y temporalidad apuntan en esa dirección, como también sus salarios bajos, sus jornadas más largas y la siniestralidad laboral indican que los inmigrantes activos se enfrentan a un mercado de trabajo que les discrimina en el plano institucional, con prácticas administrativas restrictivas, en el plano estructural, situándolos precariamente, y en el plano de la empresa. Desde inicios de la crisis económica la situación laboral de los inmigrantes en España se ha ido deteriorando, especialmente porque la demanda de mano de obra se redujo considerablemente. Miles de trabajadores inmigrantes se vieron abocados al desempleo, lo que provocó un descenso de la población activa inmigrantes (sobre todo no comunitarios) de cerca de medio millón en 2009 después de varios años de crecimiento. Lo confirma la evolución negativa de la tasa de actividad de los inmigrantes que en 2007 era del 76,5% y en 2019 es del 71,1%2 , según el Instituto Nacional de Estadística. Si bien es cierto que la tasa de actividad de los inmigrantes siempre ha sido notablemente mayor a la de los españoles, la tasa de desempleo también lo es. A modo de ejemplo, la tasa de desempleo de trabajadores españoles para el segundo trimestre de 2013 era del 24.4%, mientras que la cifra para los desempleados inmigrantes ascendía al 35,5%. Para el mismo trimestre en 2018, la cifra para trabajadores españoles descendió al 14,1% y para trabajadores inmigrantes fue del 21.5%. La Tabla 1 muestra que en la 2 Tomando como referencia el T1 para cada año. 13obs-edu.com
  14. 14. última década la ocupación de inmigrantes solo ha aumentado en el sector de la agricultura,que se ha mantenido en el sector servicios y que en la industria y la construcción el número de trabajadores inmigrantes se ha reducido drásticamente. Se puede asegurar que los inmigrantes participan de manera más activa en el mercado de trabajo, pero cualitativamente peor que los trabajadores españoles. Un factor determinante en este sentido es la formación: el 42,9% de los trabajadores extranjeros en España para el año 2018 aseguraban haber completado la educación secundaria, por el 35,8% de los trabajadores españoles.En cuanto a los estudios superiores, seobservaunavariacióndecasiveintepuntosdedistanciaentreel42,1% de trabajadores españoles que declaran tener estudios universitarios por el 25,1% de trabajadores extranjeros. Un buen resumen de estos datos lo ofrece el Consejo Económico y Social (2019: 107-108) al indicar que “en el empleo de las personas de nacionalidad extranjera pesan mucho más las ocupaciones cuyo desempeño no requiere cualificación o especialización y tampoco comporta algún grado de autonomía o responsabilidad sobre el propio trabajo”. POBLACIÓN ACTIVA INMIGRANTE POR SECTORES DE ACTIVIDAD, 2009-2019 (EN MILLONES) 2019 2018 2017 2016 2015 2014 2013 2012 2011 2010 2009 Total 2.918,8 2.762,6 2.694,2 2.731,1 2.768,7 2.851,7 3.215,7 3.362,2 3.421,6 3.536,2 3.578,0 Agricultura 225,5 236,9 228,7 235,3 213,7 230,2 232,6 252,8 227,5 236,1 213,4 Industria 231,6 221,6 209,0 185,9 183,0 180,7 223,7 231,4 253,9 275,6 367,5 Construcción 255,7 218,5 198,1 201,4 195,5 206,8 254,7 317,5 405,9 502,5 671,7 Servicios 1.932,5 1.769,9 1.703,0 1..668,6 1.643,8 1.606,1 1.841,2 1.948,7 2.002,4 2.092,0 2.050,7 Tabla I (Fuente: INE: Encuesta de Población Activa) Nota: Se han seleccionado datos para el primer trimestre de cada año 14
  15. 15. Quizá la mayor preocupación social vinculada a la inmigración sea el incremento de una cierta percepción de competencia asociada al bienestar material y a la identidad (Moldes Anaya et al., 2017). De ahí que el discurso contrario a la inmigración, en una época de supuesto deterioro del Estado del Bienestar, aparezca en el podio de principales preocupaciones ciudadanas a lo largo de Europa; y consecuentemente los partidos de extrema derecha irrumpan en el panorama político. Las estadísticas confirman esta preocupación: fuentes oficiales como el Eurobarómetro llevan tiempo anunciando que los europeos están especialmente preocupados por la inmigración. Por ejemplo, el último Eurobarómetro (Standard Eurobarometer 91, Spring 2019)3 destaca que más de un 30% de europeos consideran que la inmigración es el principal problema a nivel europeo, por delante del cambio climático, la situación económica, las finanzas nacionales o el terrorismo. A menudo las encuestas son indicativas de acontecimientos políticos; en este caso, la preocupación social por la inmigración ha impulsado electoralmente (en algunos países) a partidos abiertamente xenófobos4 . En las recientes elecciones al Parlamento Europeo, el Movimiento Europa de las Naciones y de las Libertades (MENL), plataforma en la que convergen el Frente Nacional en Francia, la Liga Norte en Italia, el Partido de la Libertad en Austria, Libertad y Democracia Directa en la República Checa y el belga Vlaams Belang, obtuvo el 7.72% del total de votos. En términos absolutos no se puede aseverar que dicho impacto electoral sea superior al de fuerzas tradicionales: el Partido Popular Europeo obtuvo el 23.83% de los votos (179 eurodiputados), mientras que el Partido Socialista alcanzó el 20.37% de los votos y 153 asientos. El MENL estará representado por 58 escaños. No obstante ser la sexta fuerza política en el conjunto de Europa, en Francia logró ser la primera Capítulo 4 Actitudes sociales y consecuencias políticas de la inmigración 3 Se pueden consultar los Eurobarómetros aquí: https://ec.europa.eu/commfrontoffice/publicopinion/index.cfm/Survey/getSurveyDetail/ instruments/STANDARD/surveyKy/2253 4 Estudios anteriores a la crisis (ver Lubbers et al., 2002), ya apuntaban la fuerte conexión entre opinión pública, apoyo a la democracia y voto a partidos de extrema derecha. 15obs-edu.com
  16. 16. fuerza con 22 escaños por delante de la propuesta del presidente Macron (que consiguió 21 escaños). En Italia ganó holgadamente las elecciones europeas con 28 escaños a mucha distancia de los socialdemócratas que obtuvieron 19 asientos. Los resultados en Bélgica situaron a la coalición en cuarta posición, aunque le corresponden tres eurodiputados en un reparto en el que el partido más votado (la candidatura liberal) obtuvo cuatro asientos, el partido conservador otros cuatro, y la coalición de conservadores y reformistas se hizo con tres escaños. En Austria fue la tercera candidatura más votada (tres eurodiputados), mientras que en la República Checa está lejos de ser una fuerza determinante para marcar la agenda política. La emergencia reciente de VOX en la política española debe entenderse como un fenómeno modesto, muy lejos de experiencias vecinas como el Frente Nacional. Su resultado electoral en las elecciones generales –con 24 diputados, es decir, grupo parlamentario propio- es un hecho noticiable al irrumpir con fuerza en el Congreso de los Diputados con una estructura mínima, aunque con una creciente mediatización de su discurso y sus principales líderes5 . Todavía es pronto para trazar conclusiones acerca de la institucionalización del partido de Santiago Abascal y la implantación de la extrema derecha en España6 ; por lo pronto, ese destacable resultado electoral en las elecciones generales quedó algo mitigado en las elecciones municipales y autonómicas. Si bien es cierto que el número de ediles se multiplicó considerablemente de los 22 obtenidos en las anteriores elecciones municipales a los 530 ganados en 2019. VOX consiguió únicamente cinco Alcaldías de los más de ocho mil municipios españoles en micropueblos de las dos Castillas, a saber, Cardeñuela de Riopico (Burgos), Hontecillas (Cuenca), Navares de las Cuevas (Segovia), Vita (Ávila) y Barruelo del Valles (Valladolid). Los resultados electorales señalan que el impacto político de los partidos xenófobos se reduce a un pequeño número de países y que la inmigración es una preocupación coyuntural más que un problema estructural a nivel europeo. Health y Richards (2016) apuntan en esa dirección después de analizar los resultados de la séptima edición de la Encuesta Social Europea7 , que comparan con los resultados de ediciones anteriores.Los autores sugieren que las actitudes de los europeos ante la inmigración son estables a pesar del aumento del flujo de inmigración en la última década. Además, indican que “en general las actitudes de los europeos sobre el efecto de la inmigración en sus sociedades se han vueltoalgomáspositivas,nomásnegativas”(HealthyRichards,2016:4)8 . 5 La creciente normalización mediática de los discursos xenófobos impacta tanto o más en la valoración negativa de la inmigración como lo puede hacer la crisis económica (Cea D’Ancona, 2015a). 6 Para un análisis más profundo sobre la extrema derecha en España, consultar Alonso y Rovira Kaltwasser (2015). 7 https://www.europeansocialsurvey.org/about/country/spain/ 8 Para ello los autores recurren a la pregunta:“La llegada de personas de otros países, ¿contribuye a que [País] sea un lugar peor o mejor para vivir?”, para la que comparan datos de 2002 y 2014. 16
  17. 17. Solamente dos países (República Checa y Austria) de los 21 analizados9 manifiestanclaramenteunapeorvaloraciónenlaactualidadqueveinte años atrás. La encuesta también permite identificar tres grupos de países de acuerdo a su valoración de la inmigración: los países nórdicos (Suecia, Dinamarca, Finlandia) muestran valoraciones positivas por encima de la media, un grupo de países (en el que hay que incluir a España,AlemaniayPaísesBajos)quemuestravaloracionesintermedias, así como un tercer grupo que acostumbra a valorar negativamente la inmigración (República Checa,Portugal,Francia,Reino Unido,Hungría). SepuedeafirmartambiénquelospaísesdelEste,exceptuandoaPolonia, tiende a valorar negativamente la inmigración. La Encuesta Social Europea ofrece unos datos adicionales de particular relevancia en relación con las preferencias sobre tipos de inmigrantes que los europeos se ven más o menos predispuestos a “permitir quedarse en el país”. De ello se extrae que existe una suerte de jerarquía cuando hablamos de predisposiciones: más del 30% de europeos encuestados en 2014 se oponen a permitir la entrada de gitanos a su país. El porcentaje es algo menor –por encima del 25%- cuando el inmigrante es musulmán. Un 20% no desea bajo ningún concepto la entrada de inmigrantes procedentes de los países extra-europeos más pobres. En torno a un 15% desearían que no se permitiera la entrada a los inmigrantes de países europeos más pobres. El mismo porcentaje se opone sin matices a inmigrantes de distinta raza o etnia. Casi un 10% no desea permitir la entrada de ningún judío, mientras que casi un 7% rechaza acoger a inmigrantes de la misma raza o etnia. Se observa, por lo tanto, un claro componente racial en estos datos que, a su vez, se refuerza por la dimensión de clase e incluso territorial: los europeos cada vez más opinan que no se debe permitir la entrada a inmigrantes provenientes de los países extra-europeos más pobres. En el plano social, después de presentar estos datos, la consideración obvia a hacer es qué relación existe entre valoraciones positivas y negativas con el grado de formación y la edad del encuestado,siguiendo a autores que se han interesado por la construcción sociológica de los prejuicios (Bobo, 1999). Los estudios confirman constantemente que las personas con estudios superiores valoran de manera más positiva la inmigración que las personas con estudios secundarios básicos o menos (Semyonov et al., 2008). De igual manera, los jóvenes muestran actitudes más favorables que las personas mayores. No sorprende, entonces, que las críticas hacia las personas inmigrantes se centren principalmente en un supuesto incremento de la delincuencia y la pérdida de puestos de trabajo, sobre todo por ser dos preocupaciones que afectan a estos dos colectivos. Algunos autores, como Fernández et al. (2017), etiquetan a estos colectivos como recelosos (o intolerantes) a 9 Los países que participan en la Encuesta Social Europea son: Austria, Bélgica, la República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Israel, Lituania, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovenia, España, Suecia, Suiza y Reino Unido. 17obs-edu.com
  18. 18. la inmigración especialmente por pensar que su principal interés es el acceso a los servicios sociales básicos a los que, en su opinión, deberían ser de acceso preferente para los locales. A partir de ello se construye la idea de que los inmigrantes empeoran la educación y la sanidad pública, que reciben mucho más de lo que aportan y que se les debe culpar por los bajos salarios. 18
  19. 19. Capítulo 5 Debates y algunos datos sobre integración y xenofobia 19obs-edu.com
  20. 20. Laproblemáticapúblicaentornoalaintegracióndelosinmigrantes nace tarde, cuando el propio Estado del Bienestar, asentado en instituciones de inclusión social tales como la escuela, los servicios sociales y el trabajo, empieza a languidecer. A la condición de foráneos, los inmigrantes suman su posición de excluidos del mundo laboral: éstos se encuentran desprotegidos laboralmente, mal remunerados, desconectados culturalmente y señalados socialmente. Es entonces cuando la inmigración se convierte en un asunto de protección social que pivota sobre la etnificación de los inmigrantes con la que (muchos sectores aspiran a) restringir su condición de ciudadanía. Los inmigrantes adquieren una identidad dentro de la sociedad, es decir, una función y una posición, y su situación se burocratiza al volverse un asunto público que genera expectación y conflicto: un asunto que el Estado y la sociedad deben dar significado. Antaño se conceptualizó que el inmigrante se enfrentaba a una suerte de “ciclo de relaciones raciales” determinada por las etapas de competición, conflicto, acomodación y asimilación, sobre todo como sujetos dentro de una comunidad: los italianos, los polacos, los chinos o los irlandeses. El significado colectivo de la inmigración se ha ido individualizado en la actualidad,haciendo responsable al inmigrante de su condición de persona migrada (la decisión de migrar es suya), de su situación laboral (al ser un indocumentado que trabaja en la economía sumergida), de su situación cultural (debe integrarse y ocultar sus tradiciones) y de su situación política (pues no tiene derechos hasta cumplir individualmente unos requisitos). La construcción de la inmigración como fenómeno socio-político está sujeta, por lo tanto, a la elaboración conceptual que hagamos, al modelo de bienestar del país y de los“climas dominantes”de las fuerzas políticas y económicas. En cada país se reconocerá un modelo, como el “modelo español”, que es una combinación de flexibilidad en el acceso a su regulación, de ocupación laboral en empleos de baja cualificación, de acceso a la protección social más universalista (educación, sanidad) y a servicios prestados sobre todo por iniciativa social, así como a un rápido proceso de reagrupación familiar (Laparra y Zugasti, 2015). Como todo modelo, el español está sujeto a contradicciones; la fragilidad del mercado de trabajo cuestiona a menudo el lugar de los inmigrantes, como también se discute el acceso a ciertas prestaciones y servicios sociales. En términos de opinión pública, España viene mostrando altos niveles de tolerancia y aceptación de la inmigración laboral (Cea D’Ancona, 2015b),apremiandoaqueseestédispuestoaadoptarelmododevidadel 20
  21. 21. 21 país tanto como que se tenga la cualificación laboral adecuada. Durante la crisis se han acrecentado ciertos temores acerca de la posibilidad de que los inmigrantes vayan a“quitar puestos de trabajo”y contribuyan al“descenso de los salarios”(Cea d’Antona y Valles, 2010). Conscientes de la precariedad laboral de la inmigración,se observa el temor a que,como consecuencia de un agravamiento de la crisis económica, los inmigrantes limiten el acceso de los autóctonos a servicios básicos. Estas opiniones de intolerancia o ambivalencia son manifiestas en perfiles de ciudadanos de mayor edad,de nivel educativo básico, con cualificación laboral e ingresos bajos; ubicados ideológicamente a la derecha y con mayor práctica religiosa. La magnitud de las actitudes xenófobas se puede considerar a partir de las estadísticas disponibles para el año 2017 sobre delitos de odio recopiladas por el Ministerio del Interior10 . Para ese año, se registraron 1.409 hechos que la legislación española ti pifica dentro de los delitos motivados por racismo, antisemitismo o por cualquier otra discriminación de raíz religiosa o de creencias de la víctima, por la etnia, orientación sexual, género o enfermedad. Este número de hechos supone un incremento del 11,6% en relación al año anterior. En detalle, se registraron seis delitos de antisemitismo, once de aporofobia, 103 contra creencias y prácticas religiosas, 23 hechos contra la diversidad funcional, 271 eventos delictivos contra la orientación o identidad sexual, 524 delitos racistas y xenófobos, 446 de naturaleza ideológica, y 35 discriminaciones por razón de género. En lo que nos ocupa, cabe destacar una de las conclusiones del Ministerio del Interior en su Informe sobre incidentes relacionados con delitos de odio (p. 37): “Los incidentes por “racismo/xenofobia” aumentan un 26,0%, respecto al año 2016,con 524 hechos conocidos.De esta forma,sigue siendo el ámbito que mayor número de casos registrados ha acumulado en el año 2017”. Enelplanoterritorial,Cataluñaeslaregiónqueacumulaunmayornúmero de incidentes ligados al racismo, en todas sus vertientes, desde los hechos conocidos (166), a las victimizaciones (322), las investigaciones (279) y los hechos esclarecidos (117). Andalucía, la Comunidad Valenciana, Madrid y el País Vasco destacan también sobre el resto de regiones, aunque sus cifras son notablemente moderadas en comparación con la situación catalana. La Tabla 2 evidencia una cierta variación entre los eventos que la policía conoce (524) y los que finalmente se esclarecen (323), señalando que el procedimiento habitual es investigar la mayoría de los casos (414) a pesar de no tener una conclusión definitiva en todos ellos. 10 http://www.mitramiss.gob.es/oberaxe/ficheros/documentos/Inf_Evol_Incidentes_ DelOdio_2017.pdf 21obs-edu.com
  22. 22. CC.AA Hechos conocidos Victimizaciones Detenciones Hechos esclarecidos Total 524 644 414 323 Andalucía 64 49 14 23 Aragón 9 5 4 5 Asturias 5 5 2 4 Baleares 7 7 0 1 Canarias 18 19 1 14 Cantabria 1 1 1 1 Castilla - La Mancha 15 10 1 6 Castilla y León 23 17 2 15 Cataluña 166 322 279 117 Ceuta 0 0 0 0 Melilla 0 0 0 0 Com. Valenciana 55 38 9 27 Extremadura 3 1 0 1 Galicia 9 9 4 8 Madrid 70 65 21 42 Murcia 5 7 2 1 Navarra 4 2 1 1 País Vasco 67 83 72 56 La Rioja 1 1 0 1 ESTADÍSTICAS OFICIALES SOBRE DELITOS DE ODIO DE NATURALEZA RACISTA Y XENÓFOBA EN ESPAÑA. POR REGIONES, AÑO 2017 Tabla II (Fuente: Ministerio del Interior. Informe sobre incidentes relacionados con delitos de odio (2017)) En España, la respuesta judicial a los delitos de odio de naturaleza racista está acorde con el sentir general de intolerancia hacia esos comportamientos impropios. Giménez-Salinas et al. (2017) señalan en un trabajo que analiza los casos y sentencias en materia de racismo y xenofobia en España durante el periodo 2014-201611 -que se refieren a hechos ocurridos entre 2011 y 2015-, que la pena de prisión es la respuesta judicial más frecuente al sentenciarse en el 30% de los casos. La Tabla 3 recoge la distribución de las penas además de los ejemplos de prisión: la inhabilitación al sufragio pasivo es otra pena recurrente que merece ser tomada en consideración por el carácter 11 http://www.mitramiss.gob.es/oberaxe/ficheros/documentos/analisis_casos_sentencias.pdf 22
  23. 23. político de este tipo de delitos. Los autores del informe señalan en las conclusiones que “el ejemplo típico de los casos de odio por motivos de origen racial o étnico está protagonizado por un autor español o por un grupo de españoles de ideología de extrema derecha que insultan y, en ocasiones, amenazan y lesionan a una víctima (hombre) extranjera” (Giménez-Salinas et al., 2017: 144). Pena Frecuencia % Prisión 34 30 Inhabilitación especial sufragio pasivo 25 22 Inhabilitación de aproximación y comunicación 4 3 Prohibición derechos armas 0 0 Prohibición de aproximación 10 9 Prohibición de comunicación 10 9 Inhabilitación absoluta 1 1 Inhabilitación especial otros 0 0 Otros 30 26 Total 114 100(Fuente: Giménez-Salinas et. al (2017)) DISTRIBUCIÓN DE LAS PENAS POR DELITOS POR ORIGEN ÉTNICO, 2014-2016 Tabla III En términos generales, Arango (2015) apunta a que el modelo de integración en España destaca por no haber generado una explosión de rechazo o de xenofobia social. Salvo en el último periodo electoral en el que VOX emerge en el renovado sistema de partidos, España sorprende durante muchos años por no respaldar electoralmente a partidos populistas xenófobos de extrema derecha mientras que éstos emergen con fuerza en otros países europeos. La idea de que la economía española necesitaba trabajadores inmigrantes contribuyó a que los medios de comunicación construyeran una valoración predominantemente positiva y de consenso; es innegable que determinados sectores de la sociedad española se beneficiaban de la flexibilidad laboral que ofrecían los trabajadores inmigrantes, de sus bajos salarios y de su disponibilidad para ofrecer servicios a las familias, por lo que se hizo un esfuerzo para resaltar la contribución de la inmigración al crecimiento económico. Esto explica que España no participara de la fiebre restrictiva que recorría Europa; España mostró más interés por la legalización de trabajadores inmigrantes, por el refuerzo en el control de entradas, y por la regularización de inmigrantes irregulares. De tal manera, España optó por admitir un número elevado de inmigrantes a la vez que les otorgaba derechos. 23obs-edu.com
  24. 24. Viene siendo algo habitual encontrarse en los medios de comunicación y las redes sociales noticias dramáticas de personas abandonando sus países a causa de sangrientas guerras, de personas embarcándose en pateras ruinosas rumbo a cualquier lugar, de personas malviviendo en barcos que les rescatan y que son criminalizados por fuerzas xenófobas. Se dice de todo esto que son personas involucradas en mafias traficantes de seres humanos, que no tienen otro objetivo que el de beneficiarse gratuitamente de la bondad de los países receptores y que estos países no los necesitan. ¿Qué se puede decir al respecto? Amnistía Internacional ofrece una serie de datos que rivalizan con algunos discursos políticos12 . Actualmente hay casi 26 millones de refugiados en todo el mundo -la mitad de ellos son niños- la cifra más alta de la historia. Ellos huyen de conflictos y de falta de libertades; abandonan sus países a causa de guerras, de violencias, de persecuciones o de falta de alimentos, por lo que sus principales destinos son países vecinos que les ofrezcan protección. Un tercio de los refugiados -6.7 millones- se encuentran en los países más pobres del mundo, y el 80% de ellos en países en vías de desarrollo (Turquía, Paquistán, Uganda y Sudán son los principales países de acogida). El año pasado se incrementó el número de refugiados en un millón de personas debido a los conflictos en Siria, Sudán y la República Democrática del Congo. En lo que va de año, cuatro millones de venezolanos han marchado de su país; casi medio millón han solicitado asilo y una muy pequeña parte de ellos (pocos más de 21.000) han logrado el estatus de refugiado. Es importante considerar la variación entre cifras pues lograr el estatus de refugiado es una concesión administrativa y diplomática regulada por el derecho internacional. España, por ejemplo, Capítulo 6 Contextualizando la problemática entorno a los refugiados 12 https://www.amnesty.org/en/what-we-do/refugees-asylum-seekers-and-migrants/global- refugee-crisis-statistics-and-facts/ 24
  25. 25. reconoce constitucionalmente la condición de asilo, que desarrolla en ley siguiendo la Convención de Ginebra de 1951 y el Protocolo de Nueva York de 1967. Para España, la condición de refugiado se reconoce “a toda persona que, debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual, se encuentra fuera del país de su nacionalidad y no puede o, a causa de dichos temores, no quiere acogerse a la protección de tal país, o al apátrida que, careciendo de nacionalidad y hallándose fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, por los mismos motivos no puede o, a causa de dichos temores, no quiere regresar a él”. Naciones Unidas contabiliza hasta 70.8 millones de personas obligadas a abandonar su residencia hasta finales de 2018: 41.3 millones se desplazan internamente, 26 millones son refugiados y 3.5 millones solicitan asilo. Europa está lejos de ser la región solidaria que debería ser. Las solicitudes de asilo a países de la Unión Europea crecieron moderadamente desde las 225.200 solicitudes en 2008 hasta las 627.000 en 2014. El récord de solicitudes se produjo en 2015 con 1.322.000 solicitudes. Desde entonces, la cifra ha bajado en picado hasta las 638.000 solicitudes en 2018, el año que Naciones Unidas considera excepcional. Si bien estas cifras bajan, el número de fallecimientos en el Mediterráneo va en aumento. En 2018 murieron 1423 inmigrantes ahogados y en lo que va de 2019 ya han perdido la vida 682. De hecho, Naciones Unidas reconoce que las rutas hacia el sur de Europa son las más mortales del mundo para los inmigrantes (ver Tabla 4). Región (10 julio de) 2019 2018 Mediterráneo 682 1423 Europa 23 65 Oriente Medio 63 78 Norte de África 90 390 Cuernos de África 70 151 África subsahariana 4 350 Asia central 0 52 Sureste asiático 14 68 Sur de Asia 2 20 Este asiático 0 3 Frontera de México y EEUU 197 214 América del Norte 1 0 América central 72 37 Caribe 151 19 América del Sur 28 12 Total 1397 2882(Fuente: Missing Migrant Project, Naciones Unidas) MUERTES EN MIGRACIONES GLOBALES Tabla IV 25obs-edu.com
  26. 26. Se ha comentado en epígrafes anteriores que la decisión de migrar está firmemente vinculada a la voluntad de progresar y al convencimientodequeenelpaísdeorigenesonoesposible.Abandonar el país y buscar fortuna en el extranjero es una decisión muy dura, que llegar a un país con reglas y tradiciones desconocidas, que se ven obligados a realizar los peores trabajos en las peores condiciones y que son discriminados social y políticamente en muchas ocasiones. La situación económica de los países pobres no parece alentadora. El Fondo Monetario Internacional ya empieza a pronosticar un parón en el crecimiento económico de las economías mundiales como consecuencia de las guerras comerciales entre Estados Unidos y China13 , mientras que el Banco central de Alemania ve riesgos de recesión para la economía bávara para finales de año. Tampoco la situación política parece que mejore en el corto plazo: el Índice de Democracia de The Economist lleva años identificando un ligero empeoramiento de la calidad de la democracia en el mundo. Sorprende el auge de líderes abiertamente autoritarios en países como EE.UU., Brasil, Italia, Rusia, Polonia o Hungría que deberían jugar en la liga de las democracias más respetadas. Del mismo modo, no debemos olvidar que los efectos del cambio climático están forzando a un gran número de personas a abandonar sus casas. Todo ello sugiere que el fenómeno global migratorio no se detendrá, especialmente en España y en Europa por una doble cuestión: porque la historia reciente asegura que España necesita de mano de obra para sostener su crecimiento económico,así como por su posición geográfica en una de las principales rutas de acceso africanas al continente europeo. La cuestión a debatir en el futuro es cómo se potencian los efectos positivos de la inmigración. Capítulo 7 El futuro de la inmigración en Europa y España 13 https://www.amnesty.org/en/what-we-do/refugees-asylum-seekers-and-migrants/global- refugee-crisis-statistics-and-facts/ 26
  27. 27. Este informe ha examinado, de manera breve, la situación actual de la inmigración desde varias perspectivas. En términos demográficos se puede concluir que la crisis económica ha aminorado el ritmo de crecimientodelasentradasenEspañadurantelosañosdebonanza,cosa que ha generado un crecimiento negativo de la población en España en algún momento: es decir, más fallecimientos que nacimientos. Si pretendemos asegurar el buen funcionamiento de la economía y de los servicios públicos, no parece que el progresivo envejecimiento de la población sea el mejor punto de partida. Unadelasprincipalesconclusionesdeesteinformeesquelainmigración es un fenómeno político y económico altamente cambiante y adaptativo. En tanto que la pulsión migratoria se explica por un deseo de prosperar, el vínculo entre inmigración y mercado laboral es esencial, por lo que el país receptor se beneficia de la incorporación de mano de obra dispuesta a asumir duras condiciones laborales en empleos de baja cualificación. La crisis económica ha puesto en evidencia que ciertos mitos y prejuicios hacia los trabajadores inmigrantes no se sostienen como, por ejemplo, que éstos deterioran los servicios sociales o que quitan puestos de trabajo a los españoles. La tasa de desempleo de inmigrantes es superior a la de trabajadores españoles y, en cualquier caso, los españoles suelen ocupar empleos de mayor cualificación. El último episodio que parece haber centrado la atención mediática se refiere a la situación de los refugiados que vagan por el Mediterráneo. Fuerzas xenófobas en Italia y en España se han preocupado por alarmar a la población sobre las supuestas malas intenciones de un minúsculo número de inmigrantes que abandonan sus países por miedo a ser mutilados, perseguidos y asesinados. Son refugiados, es decir, que huyen de sus países por causas políticas que les fuerzan a desplazarse, cosa que deberíadespertarlasolidaridadinternacional.Aesterespecto,recordemos que ni España ni Europa pueden felicitarse por su generosidad como demuestran los datos oficiales. De todas formas, la inmigración es un fenómeno social que se construye en la medida en que los discursos políticos, la cobertura mediática y la memoria social determinan la valoración que se hace de los inmigrantes. Capítulo 8 Conclusiones 27obs-edu.com
  28. 28. Los españoles muestran empatía por los inmigrantes,sobre todo porque los españoles no son ajenos a la emigración como alternativa viable para superar las penurias económicas y políticas.Debemos recordar que muchos jóvenes tuvieron que emigrar como consecuencia de la crisis y la altísima tasa de desempleo juvenil. Es por ello que los españoles son tolerantes hacia la inmigración y las motivaciones que los impulsan a marchar de sus países: huelga ver la actitud con la que la opinión pública española se ha mostrado favorable a la acogida de refugiados a lo largo de los últimos años14 , a pesar de la actitud restrictiva de las elites políticas. 14 El País [20/09/2018]:“Los españoles son los más receptivos con los refugiados, según un estudio en 18 países”, https://elpais.com/politica/2018/09/19/actualidad/1537364344_812262.html 28
  29. 29. 1 Aja, E., J. Arango y J. Alonso (eds.) (2009) “La inmigración en tiempos de crisis”. Anuario de la inmigración en España. Barcelona: CIDOB 2 Almena, M. (2019) “Diez años de emigración española”, Política exterior n. 187 (Disponible online: https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/ diez-anos-emigracion-espanola/) 3 Alonso, S. y Rovira Kaltwasser, C. (2015) “Spain: No Country for the Populist Radical Right?”, South European Society and Politics 20(1): 21-45 4 Arango, J. (2015) “España: una experiencia inmigratoria singular”, en C. Torres (ed.) España 2015. Situación social. Madrid: CIS 5 Bobo, L. (1999) “Prejudice as group position: microfoundations of a sociological approach to racism and race relations”, Journal of Social Issues 55(1): 445-472 6 Cachón, L. (2015) “Inmigración y empleo”, en C. Torres (ed.) España 2015. Situación social. Madrid: CIS 7 Cea d’Ancona, M.A. (2015a) “Los efectos de la crisis económica en la molduración y evolución de la opinión pública española ante la inmigración”, Migraciones 37: 29-52 8 Cea d’Ancona, M.A. (2015b) “Opinión pública e inmigración”, en C. Torres (ed.) España 2015. Situación social. Madrid: CIS 9 Cea d’Ancona, M.A. y M.S. Valles (2010) Xenofobias y xenofilias en clave biográfica. Madrid: Siglo XXI 10 Cebolla, Héctor y A. González-Ferrer (2008) La inmigración en España (2000-2007): del control de flujos a la integración de los inmigrantes. Madrid: CEPC 11 Consejo Económico y Social (2019) La inmigración en España: Efectos y oportunidades. Informe 02/2019 12 Fernández, M., C. Valbuena y R. Caro, R. (2017) Evolución del racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia. Madrid: Ministerio de Empleo y Seguridad Social 13 Giménez-Salinas, A., M. Pérez Manzano, M. Cancio, J.A. Díaz López, C. Jordá, P. Díaz Izquierdo y D. Gallego (2017) Análisis de casos y sentencias en materia de racismo, discriminación racional, xenofobia y otras formas de intolerancia, 2014-2016. Madrid: Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social 14 Health, A. y L. Richards (2016) “Actitudes hacia la inmigración y sus antecedentes: principales resultados de la séptima edición de la Encuesta Social Europea”, Principales resultados de la ESS núm. 7 Referencias Bibliográficas 29obs-edu.com
  30. 30. 15 Izquierdo Escribano, A. (2015) “La mudanza migratoria en España”, en C. Torres (ed.) España 2015. Situación social. Madrid: CIS 16 Laparra, M. y N. Zugasti (2015) “La integración social de la población inmigrante: luces y sombras del modelo español”, en C. Torres (ed.) España 2015. Situación social. Madrid: CIS 17 López de Lera, D. (2015) “Panorama de la migración internacional en España”, en C. Torres (ed.) España 2015. Situación social. Madrid: CIS 18 Lubbers, M., M. Gijsberts y P. Scheepers (2002) “Extreme right-wing voting in Western Europe”, European Journal of Political Research 41(1): 345-378 19 Moldes-Anaya, S., Romero-Béjar, J.L. y Jiménez Bautista, F. (2017)“Diagnóstico de factores de riesgo del rechazo social a inmigrantes en un municipio del Poniente Almeriense según un modelo Logit”. Revista de Paz y Conflictos 10(2): 235-263 20 Naciones Unidas (2017) International Migration Report 2017: Highlights. Department of Economic and Social Affairs, Population Division 21 Rinken, S. (2015) “Actitudes hacia la inmigración y los inmigrantes: ¿En qué es España excepcional?”, Migraciones 37(1): 53-74 22 Semyonov, M., R. Raijman y A. Gorodzeisky (2008) “Foreigners’ impact on European Societies: public views and perceptions in a cross-national comparative perspective”, International Journal of Comparative Sociology 49: 5-29 23 Stephan, W.G., O. Ybarra y G. Bachman (1999) “Prejudice Toward Immigrants”, Journal of Applied Social Psychology 29(1): 2221-2237 30
  31. 31. obs-edu.com

×