Successfully reported this slideshow.
Your SlideShare is downloading. ×

El infierno

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Upcoming SlideShare
El Infierno
El Infierno
Loading in …3
×

Check these out next

1 of 47 Ad
Advertisement

More Related Content

Slideshows for you (20)

Similar to El infierno (20)

Advertisement

More from Dave Gifford (20)

Recently uploaded (20)

Advertisement

El infierno

  1. 1. Una introducción a la doctrina del infierno Rev. David Gifford 2013 Textos bíblicos de la Reina Valera 1960 excepto donde indicado
  2. 2. 1. El infierno es una doctrina bíblica
  3. 3. a. Seol / Hades El Antiguo Testamento no tiene una teología clara acerca del lugar de los difuntos.
  4. 4. Según el AT, todos los difuntos íban a un lugar que en Hebreo se llama “Seol”. Es un lugar oscuro, de descanso, pero donde no hay alabanza
  5. 5. ¿Manifestarás tus maravillas a los muertos? ¿Se levantarán los muertos para alabarte? ¿Será contada en el sepulcro tu misericordia, O tu verdad en el Abadón? ¿Serán reconocidas en las tinieblas tus maravillas, Y tu justicia en la tierra del olvido? Salmo 88.10-12
  6. 6. Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos. Isaías 38.18-19
  7. 7. En griego se tradujo “Seol” con la palabra “Hades” Así que la palabra “Hades” no es la palabra para el lugar del castigo eterno, sino para el lugar general de los muertos
  8. 8. Cuando el Credo Apostólico dice que Cristo descendió al Hades, quiere decir que murió por completo, no que fue a un lugar de castigo para sufrir más
  9. 9. Su sufrimiento terminó en la cruz, y cuando murió, anunció: “Consumado es”
  10. 10. Algunos libros judíos describen al Hades como un lugar con dos compartamentos, uno para los santos y uno para los inicuos. Pero otros libros describen al Hades como un solo lugar general para los difuntos.
  11. 11. No lo dice la Biblia, pero tradicionalmente se cree que cuando Cristo ascendió al cielo, él llevó a los santos del Antiguo Testamento con él. Lo que sí sabemos es que hora el Hades no es el lugar para los Cristianos difuntos, solo para los inconversos difuntos
  12. 12. Eso vemos en el NT: Cristo dijo que el ladrón estaría con él el mismo día en el paraíso. Pablo dijo que al morir, él estaría en el cielo en la presencia de Cristo. Y Apocalipsis dice que los Cristianos difuntos están en el cielo también.
  13. 13. b. Gehenna / el infierno En el tiempo entre los Testamentos, se desarrolló entre los Judíos la doctrina del infierno como lugar de castigo
  14. 14. En el Nuevo Testamento, quien más enseña sobre el infierno es Jesucristo
  15. 15. “…mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.” Marcos 9.47-48
  16. 16. Jesús usó la palabra “Gehenna” para hablar acerca del infierno como lugar de castigo. Gehenna era un valle donde algunos reyes de Israel sacrificaban a los niños a los dioses paganos.
  17. 17. Gehenna llegó a ser un lugar maldecido, y llegó a ser un valle donde quemaban la basura en las afueras de Jerusalén.
  18. 18. Gehenna (“el infierno”) llegó a ser el nombre para el lugar del castigo eterno de los malvados.
  19. 19. Apocalipsis no usa la palabra “Gehenna, pero habla varias veces de la misma realidad con la frase el “lago de fuego y azufre”
  20. 20. Así que los que creemos en la inspiración divina de la Biblia no podemos rechazar a la doctrina del infierno. Es una doctrina bíblica.
  21. 21. 2. El infierno es una doctrina difícil
  22. 22. ¿Cómo reconciliamos la tortura eterna con un Dios de amor?
  23. 23. ¿Por qué Dios nos exige que perdonemos, pero Dios mismo no puede perdonar?
  24. 24. ¿Por qué los castigos que se cometen en una vida de menos de 100 años merecen una eternidad de castigo?
  25. 25. Respuestas:
  26. 26. 1. La Biblia es clara que Dios es misericordioso y no desea que nadie perezca sino que todos lleguen a la salvación
  27. 27. Diles: “Tan cierto como que yo vivo—afirma el Señor omnipotente—, que no me alegro con la muerte del malvado, sino con que se convierta de su mala conducta y viva. ¡Conviértete, pueblo de Israel; conviértete de tu conducta perversa! ¿Por qué habrás de morir?” Ezequiel 33.11 NVI
  28. 28. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. 1 Timoteo 2.3-4
  29. 29. 2. Pero la Biblia también es clara que Dios es un Juez justo y tiene que hacer justicia y castigar a los que hacen maldad.
  30. 30. Sería injusto para Dios dejar sufrir a las víctimas y dejar libres a los que causan su sufrimiento. Tiene que haber un día de juicio en que Dios hace justicia y castiga a los hacedores de iniquidad.
  31. 31. 3. Cristo tomó sobre sí mismo el castigo que la humanidad merecía, muriendo en la cruz por nosotros. Dios ofrece perdón a todos los que se arrepienten de su maldad.
  32. 32. Pero los que prefieren seguir en su maldad en lugar de reconciliarse con Dios siguen bajo la sentencia divina.
  33. 33. 4. Lucas 12.46-48 nos abre la posibilidad que en el infierno habrá niveles de sufrimiento. Dios no castigará a las personas más de lo que merecen.
  34. 34. vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá. Lucas 12.46-48
  35. 35. 5. Algunos teólogos dicen que el fuego del infierno no es literal, sino una figura
  36. 36. Puede ser que sí o que no, pero eso no reduce la tensión, porque el fuego sería una figura de algún tipo de castigo doloroso y eterno
  37. 37. 6. Algunos teólogos dicen que el sufrimiento del infierno no es eterno, sino que las personas son consumidas por el fuego y dejan de existir
  38. 38. Puede ser que sí o que no, pero la Biblia también nos da un retrato de un castigo que dura eternamente
  39. 39. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. ...Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Apocalipsis 20.10, 15
  40. 40. 3. Usos y abusos de la doctrina del infierno
  41. 41. 1. Algunos usan la doctrina del infierno en la evangelización: “¡Cree en Jesús, o irás al infierno!”
  42. 42. Esto es verdad. Sin embargo, el evangelio es buenas nuevas, no malas nuevas. No debemos tratar de convertir a las personas con el miedo sino con el amor.
  43. 43. 2. El infierno más bien debe servir como motivación para nosotros Cristianos, de compartir la Palabra de Dios con los no creyentes para rescatarlos del infierno mientras haya tiempo para ellos
  44. 44. 3. El infierno es una consolación: la doctrina del infierno nos muestra que a Dios le importa todo lo que hemos sufrido por la iniquidad de otras personas, y nos asegura que Dios hará justicia contra los que hacen maldad y no se arrepienten
  45. 45. Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis. Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron 2 Tesalonicenses 1.5-10
  46. 46. SIN EMBARGO: Algunos Cristianos anhelan que otros vayan al infierno, y se alegran con la idea. Pero Dios desea que todos se arrepientan, y debemos anhelar lo que Dios anhela, y amar a las personas, hasta a las peores personas, para que lleguen a la verdad
  47. 47. 4. Conclusión: El infierno es una doctrina que creemos porque confiamos en la justicia y la santidad de Dios. Debe llenarnos de solemnidad al pensar en ello, y debe motivarnos a predicar, porque es el destino de todos los que no se someten a la autoridad de Cristo para ser perdonados.

×