Successfully reported this slideshow.
Your SlideShare is downloading. ×

17 razones por las cuales el dinero no te puede dar felicidad duradera

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Upcoming SlideShare
10
10
Loading in …3
×

Check these out next

1 of 23 Ad
Advertisement

More Related Content

Similar to 17 razones por las cuales el dinero no te puede dar felicidad duradera (20)

Advertisement

More from Dave Gifford (20)

Recently uploaded (20)

Advertisement

17 razones por las cuales el dinero no te puede dar felicidad duradera

  1. 1. 17 razones por las cuales el dinero y las posesiones no te pueden dar una felicidad duradera Pensamientos de Aristóteles, Boecio y Tomás de Aquino David Gifford, 2012
  2. 2. Los filósofos griegos y los teólogos cristianos han reflexionado sobre la felicidad y cómo obtenerla
  3. 3. Muchos piensan que el dinero, el poder, la fama, los honores y el placer físico les puede dar la felicidad
  4. 4. Aristóteles, Boecio y Tomás de Aquino son tres de los que han criticado estas supuestas fuentes de felicidad
  5. 5. Esta presentación se concentrará en sus palabras acerca del dinero y las posesiones. Es mi paráfrasis de los pensamientos de estos tres pensadores clásicos
  6. 6. 1. Las posesiones causan intranquilidad (1): mientras más tenemos, más tiempo y dinero tenemos que invertir para cuidar y mantenerlas
  7. 7. 2. Las posesiones causan intranquilidad (2): mientras más tenemos, más temor tenemos de los ladrones y otras maneras en que podemos perderlas
  8. 8. 3. Las riquezas no nos hacen auto-suficientes como se cree: mientras más tenemos, más dependemos de administradores, guardias, empleados, etc
  9. 9. 4. La adversidad es mejor que la prosperidad (1): la prosperidad nos da falsa seguridad y nos hace flojos. Pero Dios usa la adversidad para despertarnos de nuestro sueño y hacernos más disciplinados
  10. 10. 5. La adversidad es mejor que la prosperidad (2): la prosperidad nos da amigos superficiales que desaparecen cuando tenemos problemas. La adversidad, en cambio, revela quienes son nuestros mejores amigos.
  11. 11. 6. Las debilidades del dinero (1): El dinero no es un fin en si mismo, sino un medio para otros fines. Es decir, no son los billetes en sí que nos dan felicidad. Los billetes nos dan la habilidad de adquirir otras cosas. Así que el dinero no es lo que hace feliz.
  12. 12. 7. Las debilidades del dinero (2): ¿Cómo puede ser el dinero la fuente de la felicidad cuando no nos trae felicidad al momento de adquirirla sino al momento de gastar o regalarla?
  13. 13. 8. El problema de la avaricia (1): Ninguna cantidad de dinero o posesiones satisface los deseos humanos. Los ricos están insatisfechos con lo que tienen, y desean tener más, igual que los pobres. La avaricia es un vicio que no conoce límites.
  14. 14. 9. El problema de la avaricia (2): Además de no quitar nuestra avaricia, la riqueza muchas veces produce nuevos deseos en nosotros. Mientras subimos la escalera del éxito financierio, llegamos a conocer nuevos niveles de posesiones y bienes que otros tienen y nosotros no tenemos.
  15. 15. 10. Se supone que la verdadera felicidad nos haría mejores personas. Pero tanto las personas malas como las personas buenas pueden poseer dinero y posesiones, y no los hace mejores personas.
  16. 16. 11. Se supone que al adquirir el bien, lo amaríamos más y más, y tener menos deseo de otras cosas. Pero al adquirir una nueva posesión, uno empieza a aburrirse de ella, e inclinarse hacia otras cosas.
  17. 17. 12. Se supone que nuestra felicidad vendría de algo mayor que nosotros, pero cuando buscamos nuestra felicidad en diamantes y otras cosas creadas, buscamos nuestra felicidad en cosas menores que nosotros seres humanos
  18. 18. 13. Se supone que la verdadera felicidad es una cualidad que nadie puede quitar de una persona. Pero la pobreza y la riqueza dependen de causas externas y las fortunas de uno. Vienen y van con los vientos del cambio y son inseguras.
  19. 19. 14. La excelencia de las posesiones bellas es su propia excelencia, no la nuestra. Ellas no transfieren su excelencia a nosotros. No somos más excelentes por poseerlas.
  20. 20. 15. La riqueza no es auto-suficiente. No nos consigue todos los demás bienes, ni los más importantes. A pesar de adquirirlo, alguien puede faltar otros bienes como la virtud, las relaciones interpersonales exitosas, etc.
  21. 21. 16. Las riquezas muchas veces lastiman al que las busca
  22. 22. 17. El dinero y las posesiones no van con nosotros cuando morimos.
  23. 23. Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento, porque nada hemos traído a este mundo y, sin duda, nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos ya satisfechos; pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas que hunden a los hombres en destrucción y perdición, porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe y fueron atormentados con muchos dolores. 1 Timoteo 6.6-10

×