Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
APORTES DE LA TEORÍA MARXISTA A LA EDUCACIÓN 
Los aportes que Karl Marx sitúa en el contexto del comunismo, traspola los i...
de clases, más aun cuando los alumnos conocen que la única posibilidad de mejorar el estado 
en el que se encuentra la edu...
todos tenemos el deber de incorporarnos para accionar sobre el conocimiento social que se 
sitúa no solo en la educación d...
REFERENCIAS 
Mondolfo, R. (1969). Marx y Marxismo: estudios histórico-críticos. México, D. F: Fondo de 
Cultura Económica ...
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS 
FACULTAD DE HUMANIDADES 
LICENCIATURA EN PEDAGOGÍA 
SOCIOLOGÍA 
APORTES DE LA TEORÍA MARX...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Aportes de la teoría marxista a la educación

Nos da un acercamiento acerca de los aportes que Karl Marx hace hacia la educación.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Aportes de la teoría marxista a la educación

  1. 1. APORTES DE LA TEORÍA MARXISTA A LA EDUCACIÓN Los aportes que Karl Marx sitúa en el contexto del comunismo, traspola los ideales de la economía a la educación, en cuanto lo primordial se encuentra en educar a los hombres de nuevas generaciones en la medida de posibilitar la transformación de su mentalidad, su actitud al trabajo, la familia y la sociedad. Es en este sentido lo que plantea es provocar una revolución en la conciencia y en el comportamiento del sujeto social, entonces el problema surge sobre los sujetos de generaciones viejas que se encuentran integrados en la sociedad sobre la importancia de querer reeducar al hombre. Es por ello que tratar de revolucionar las conciencias de los hombres es lo más complicado que pueda haber, por ende dicha revolución ideal solo se podrá realizar cuando las personas que se encuentren integradas en la sociedad asuman una postura crítica, objetiva y humana, en otras palabras lo que se pretende es modificar la mentalidad. En este tenor, el hombre no es esclavo de los elementos que puedan surgir para intermediar en el moldeamiento de la mentalidad, sino forjador de su propia felicidad y su armonía. La situación de este ideal sobre la educación del hombre nuevo se ve afectada por el sistema capitalista en el que se encuentra la nueva sociedad. Es ineludible mencionar que el hombre, se encuentra ligado a la sociedad por diferentes vínculos, en este caso, la forma de pensar, de actuar, los principios éticos, morales y en la economía que es la manera en la que las personas buscan el bienestar y la estabilidad. Es en consecuencia, la sociedad ejerce cierto poder sobre las personas que aglutina, mismo poder que es legitimado para determinar la formación del sujeto. La relación entre individuo-sociedad forma un sistema de dependencia; es así, para solventar dicha relación se necesita modificar las situaciones de origen, transformar la misma sociedad y por ende reeducar al sujeto. Sin duda “el principal progreso social es el bienestar del hombre, su desarrollo universal; y el de la dignidad humana, el servicio prestado a la sociedad, el desvelo por su desarrollo y prosperidad” (Mondolfo, p.156). La finalidad de la sociedad sobre la educación es construir la personalidad, en este caso educar a las generaciones nuevas. Desde esta perspectiva seria inadecuado cargar toda la responsabilidad a la sociedad para fomentar y formar la personalidad del sujeto; existen otros agentes que intervienen en el proceso de formación del hombre. La labor de concientización en las personas es el trabajo más complejo, citando un ejemplo temprano y acorde: se puede localizar y percibir en el proceso educativo de los jóvenes universitarios de la facultad de humanidades, en tanto que provocan un estado de resistencia sobre la lectura de libros completos para posibilitar el acervo de conocimientos y posteriormente la discusión en el salón
  2. 2. de clases, más aun cuando los alumnos conocen que la única posibilidad de mejorar el estado en el que se encuentra la educación actual es la lectura. En la medida que el alumno universitario se percate de la situación de Chiapas y de la nación, en esa medida tratara de accionar sobre el acontecimiento. Por lo tanto, el hombre que se identifica con el trabajo y se ilustra en él, encuentra “la facultad de pensar con independencia, de tener iniciativa, sagacidad, agilidad y firmeza de carácter” (Mondolfo, p. 179). Es aquí, cuando el deber social del sujeto es la responsabilidad moral ante su pueblo, en esa situación el deber es una necesidad, un sentimiento y pasión. El desarrollo de la formación busca alcanzar la armonía, siendo la armonía la forma de perfección, la asociación de todos para Marx es el resultado y no el medio. Traspolando este sentido a una práctica social, se mencionaría que la misma concientización de la persona puede ser utilizada para movilizar a una masa de sujetos, pero para ello es necesario: Convencer al pueblo acerca de esto, “es necesario convencerlo acerca de sus derechos, y proponerle la revolución como el medio para conseguir el libre ejercicio de los mismos. (Mondolfo, p. 181). Esta mejora se verá reflejada en la clase proletaria, de las más numerosas y las más pobres. Los términos de la evolución social se presuponen de una práctica. Lo importante no es postular los escenarios deseables sino los escenarios reales en los que se encuentra la sociedad entera, por ende el proceso de desarrollo de la humanidad se ve afectado por la capacidad limitada o nula de las personas que conviven y viven de ella. Por eso, Marx plantea que para que la evolución de la educación se vea reflejado es necesario reeducar a todo el sistema. Además de liberarse de las diferentes presiones que aquejan a la persona para poder consagrar y dedicarle tiempo al progreso del alma, porque el hombre primeramente tiene que encontrar el punto de concordancia en su vida personal, para accionar en las diferentes situaciones que se presentan. El concepto de “deber” no se le puede presentar a una persona que no está en condi ciones de entenderlo en su máxima expresión y es aquí cuando debemos de preguntarnos ¿es posible generar un cambio en las personas que están decididas a no hacerlo? ¿Es posible generar conciencia en las personas para posibilitar la evolución social? ¿Se podrá generar mejores condiciones de vida en relación a la revolución educativa? Dada esta situación Marx desarrolla parte del materialismo filosófico, y por lo tanto realiza una distinción entre el conocimiento de la naturaleza al conocimiento de la sociedad humana donde
  3. 3. todos tenemos el deber de incorporarnos para accionar sobre el conocimiento social que se sitúa no solo en la educación de la sociedad impartida por el estado, de forma que fuese gratuita y laica para proporcionar la misma posibilidad de accesar a cualquier individuo que contase con los requerimientos previos a ello. Con esto no estoy diciendo que Marx busca una educación igualitaria para todos los ciudadanos, es decir, homogenizar el pensamiento, actitudes y acciones del sujeto sino más bien buscar el imperativo de la educación sobre la gratuidad y la libertad de la educación a prácticas religiosas. Ya que el comunismo comienza cuando se gesta el ateísmo. Por lo tanto Marx menciona: Es mentira que la infraestructura económica determine la superestrucura económica determine la superestructura social, constituida por las creaciones del pensamiento. La historia establece que la superestructura social está gobernada y determinada por el genio creador del hombre, por la calidad de sus potencias espirituales, por el vuelo de su imaginación, por la voluntad de destino de figuras geniales en el campo del pensamiento. (Pazos, p. 116). Es en este sentido expedito el pensamiento es un don especializado que el hombre contiene y base de la revolución que Marx plantea para lograr la evolución social por medio de la educación. Sin duda alguna se apreciara que las ideas y las perspectivas que Carl Marx plantea las aborda desde un planteamiento anarquista. Lo importante no es concebir el ideal sobre la educación y los problemas que la aquejan sino accionar en la medida que como sujetos sociales críticos, reflexivos y conscientes de la realidad accionamos para intervenir en el proceso de la revolución social.
  4. 4. REFERENCIAS Mondolfo, R. (1969). Marx y Marxismo: estudios histórico-críticos. México, D. F: Fondo de Cultura Económica Pazos, L. (1986). Marxismo básico. México: Editorial Diana, S.A.
  5. 5. UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS FACULTAD DE HUMANIDADES LICENCIATURA EN PEDAGOGÍA SOCIOLOGÍA APORTES DE LA TEORÍA MARXISTA A LA EDUCACIÓN PRESENTA: ENOC CRUZ RUIZ TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS A 14 DE MAYO DE 2014

×