Los Profetas De Hoy

64,055 views

Published on

Excelente presentaciòn sobre los profetas actuales, escrita y diseñada por el Dr. Les Thompson de Ministerios LOGOI

Published in: Spiritual
3 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • 1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,
    2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
    3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.
    ¿Que profeta existe hoy? Biblicamente?
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • :)
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • que
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
64,055
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
165
Actions
Shares
0
Downloads
298
Comments
3
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los Profetas De Hoy

  1. 1. Con citas de enseñanzas del DR. WAYNE GRUDEM, autor del libro Doctrinas Bíblicas: Editorial Vida LOS PROFETAS DE HOY Por el profesor Les Thompson
  2. 2. EL DON DE LA PROFECÍA <ul><li>El sentido de “PROFECIA” en el N.T . </li></ul><ul><li>En el Nuevo Testamento “profec ía” no tiene el mismo sentido que tiene en el A.T. </li></ul><ul><li>Por ejemplo, en el Antiguo Testamento los profetas: </li></ul><ul><li>1. Hablaban y escrib ían palabras que ten ían </li></ul><ul><li> absoluta autoridad divina. </li></ul><ul><li>2. Decían: “Así dice el Señor” –y repetían el </li></ul><ul><li> mensaje recibido directamente de Dios. </li></ul><ul><li>3. Rechazar su mensaje era rechazar a Dios </li></ul><ul><li> (Vea Dt. 18:19; 1 S 8:7; 1 R 20:36) </li></ul>
  3. 3. La palabra “PROFETA” no se usa de la misma forma en el N. T. <ul><li>En los tiempos de Jes ús, la palabra “profeta” había sufrido un cambio de sentido. Habían muchos profetas dentro y fuera de la iglesia. </li></ul><ul><li>1. Ya no significaba uno que recibía </li></ul><ul><li> palabra directamente de Dios. </li></ul><ul><li>2. Se usaba para cualquiera que </li></ul><ul><li> hablaba bajo una que otra influencia. </li></ul><ul><li>3. Además se usaba para cualquiera </li></ul><ul><li> que proclamaba, o daba a conocer algo. </li></ul><ul><li> EN LUGAR DE USAR EL TÉRMINO “PROFETA”, QUE SE USÓ EN EL ANTIGUO TESTAMENTO, JESUCRISTO NOMBRÓ A LO QUE ÉL LLAMÓ “APOSTOLES”. </li></ul>
  4. 4. Los “APÓSTOLES” reemplazan a los “PROFETAS” <ul><li>“ Ap óstoles” en el Nuevo Testamento son la </li></ul><ul><li>contraparte de los “profetas” en el Antiguo </li></ul><ul><li>(1Co 2:13; 2 Co 13:3; G á 1:8-9;11-12; 1Ts 2:3; 4:8,15; 2 P 3:2) </li></ul><ul><li>Los Doce Apóstoles tienen la autoridad para escribir las palabras mismas de Dios </li></ul><ul><li>Cuando ellos deseaban establecer su autoridad, nunca se llamaron “profetas”, sino “apóstoles” </li></ul><ul><ul><ul><li>Ahora fueron los “Ap óstoles” los que: </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><ul><li>PREDECÍAN EL FUTURO </li></ul></ul></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><ul><li>PROCLAMABAN UNA PALABRA DEL SEÑOR </li></ul></ul></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><ul><li>HAC ÍAN LA PREDICACIÓN PODEROSA </li></ul></ul></ul></ul></ul>
  5. 5. El uso de la palabra “profec ía” en el Nuevo Testamento <ul><li>En el Antiguo Testamento la palabra “profeta” y “profec ía” se aplicaba al grupo selecto que escribió la Biblia. </li></ul><ul><li>EN EL NUEVO = ¡ES PARA TODOS! </li></ul><ul><ul><li>Y en los postreros días, dice Dios : Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños, y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán (Hechos 2:16-18). </li></ul></ul><ul><li>    </li></ul>
  6. 6. OTRO CAMBIO: “SACERDOTE” <ul><li>En el Antiguo Testamento, el sacerdocio estuvo reservado para ese grupo muy selecto que serv ía a Dios en el Tabernáculo . </li></ul><ul><li>Ahora en el Nuevo Testamento, todos los que creemos en Cristo somos “sacerdotes”: </li></ul>Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable –1 Pedro 2:9
  7. 7. Evidencia de que hab ían muchos profetas en el N.T. <ul><li>HAB ÍAN PROFETAS EN: </li></ul><ul><li>Jerusal én (Hch 11:27) </li></ul><ul><li>Antioquía (Hch 13:1) </li></ul><ul><li>Tiro (Hch 21:4) </li></ul><ul><li>Cesares (Hch 21:8-9) </li></ul><ul><li>Roma (Ro 12:6) </li></ul><ul><li>Corinto (1Co 14:29) </li></ul><ul><li>Tesal ónica (1Ts 5:20-21) </li></ul><ul><li>Y en iglesias a las que Juan escribió: (1 Jn 4:1-2) </li></ul>
  8. 8. Dice el Dr. Grudem: <ul><li>“ Cuando unimos esta evidencia a la promesa de distribución de dones que hallamos en Hechos 2:16-18, vemos que es probable que hubiera creyentes con el don de profecía (la proclamaci ón de la Palabra de Dios) en cada una de las miles de congregaciones cristianas del mundo antiguo. </li></ul><ul><li>“ Pablo esperaba que estos profetizaran (predicaran) en cada reunión de la iglesia (1 Co 14:1,5,26,29-33). </li></ul>
  9. 9. <ul><li>“ Si fuera como suced ía en el Antiguo Testament o , est a s miles de personas, con el don de profecías que procedían de Dios, hubieran tenido que escribir todas esas palabras en una nueva Biblia para que se preservarsen para el pueblo de Dios, tal como se hizo en el pasado. </li></ul><ul><li>“ Pero no, ninguna de esas profe c ías de los cristianos en los tiempos de Pablo y los demás apóstoles se conocen. No fueron escritas, no fueron preservadas ” . </li></ul><ul><li>“ S ó lo las palabras de los apóstoles (los que eran directamente autorizad o s por Dios) fueron escritas y preservadas en el Nuevo Testamento para nosotros. ” </li></ul>
  10. 10. ¿Qué clase de autoridad tenían estas palabras proféticas? <ul><li>Debe haber sido una autoridad inferior de algún tipo. En efecto, esto es lo que hallamos en varios versículos que describen las profe c ías en los tiempos de Pablo. </li></ul>En Hechos 21:4 leemos de los discípulos de Tiro: « Ellos, por medio del Espíritu, exhortaron a Pablo a que no subiera a Jerusalén ». ¿Las obedeci ó Pablo? No las obedeci ó, aunque eran profecías dirigidas a Pablo. ¿Porqu é las desobedeció? Ellas no conten ían palabras autoritativas de Dios. Eran muy distintas al hablar de los profetas en el Antiguo Testamento.
  11. 11. <ul><li>En Hechos 21:10-11 un tal Agabo profetizó que los judíos de Jerusalén atarían a Pablo y que lo entregarían en manos de los gentiles, predicción que era casi correcta pero no del todo. </li></ul><ul><li>Discrepancias : fueron los romanos, no los judíos, los que ataron a Pablo (v. 33; también 22:29), y los judíos, antes de entregarlo, trataron de matarlo. Los soldados romanos tuvieron que rescatarlo (v. 32). </li></ul><ul><li>La predicción tenía inexactitudes en los detalles que hubiera puesto en tela de juicio la validez de cualquier profeta del Antiguo Testamento. </li></ul>OTRA ILUSTRACI Ó N
  12. 12. Una instrucci ón de Pablo: Pablo dice a los tesalonicenses: «No desprecien las profe c ías; sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno» (1 Ts 5:20-21). Cuando Pablo les dice «sométanlo todo a prueba», seguramente incluía las profecías que acababa de mencionar en la frase previa. Al animarles a que se aferren «a lo bueno» estaba indicando que las profecías conten ían algunas cosas que eran buenas y otras que no lo eran. Esto es algo que nunca podría haberse dicho de las palabras de un profeta del Antiguo Testamento, ni tampoco de las enseñanzas autoritativas de un APÓSTOL del Nuevo Testamento.
  13. 13. Otro consejo paulino: Una evidencia más extensa sobre los profetas del Nuevo Testamento la hallamos en 1 Corintios 14, donde Pablo dice: « En cuanto a los profetas, que hablen dos o tres , y que los demás examinen con cuidado lo dicho». No podemos imaginarnos que como a un profeta del Antiguo Testamento, como Isaías por ejemplo, se hubiera dicho: «Escuchen lo que digo y exam í nenlo con cuidado. Separen lo bueno de lo malo, lo que deben aceptar de lo que no deben aceptar». Si en el Nuevo Testamento las palabras de los profetas tuvieran autoridad divina absoluta, habría sido pecado examinarlas. Pero aquí Pablo ordena hacerlo, sugiriendo que los profetas en los tiempos del Nuevo Testamento no tienen la misma autoridad que los del Antiguo Testamento.
  14. 14. ¿C ómo han de ser recibidas las “profecías” hoy día? Las profecías en la iglesia de hoy se deben considerar como palabras habladas por humanos , y no necesariamente venidas de Dios. No son iguales en autoridad que las palabras de la Biblia. Y deben ser examinadas, extrayendo lo bueno de lo malo, el erro r de la verdad.
  15. 15. <ul><li>Si las profecía s no contienen palabras directas de Dios, ¿qué son entonces? ¿Y, en qué sentido viene n de Dios? </li></ul>
  16. 16. Pablo indica que Dios puede traer espontáneamente algo a la mente para que la persona que profetiza lo informe en sus propias palabras. Pablo llama a esto «revelación». « Si alguien que está sentado recibe una revelación, el que esté hablando ceda la palabra. Todos pueden profetizar por turno, para que todos reciban instrucción y aliento » (1Co 14:30-31).
  17. 17. Pablo se refiere a algo que Dios puede de repente traer a la mente o imprimir en la conciencia de alguien de tal manera que la persona se de cuenta que viene de Dios. Pablo usa los términos revelar y revelación en un sentido amplio, ya que es una comunicación de Dios. A su vez, no resultan ser iguales en aut o ridad a las Escrituras ( vea Mt 11:27; Ro 1:18; Ef 1:17; Fil 3:15).
  18. 18. El don de la enseñanza
  19. 19. La diferencia entre “profec ía” y “enseñanza ”. Una profec ía se basa en una revelación que inesperadamente alguien recibe de Dios Una enseñanza es simplemente una explicaci ón o aplicación estudiada que se hace de las Escrituras
  20. 20. El don de la ENSEÑANZA El don de la enseñanza en el Nuevo Testamento es la facultad de explicar la Biblia y aplicarla a la vida de las personas. En Héchos 15:35, Pablo, Bernabé y « muchos otros » están en Antioquía « e nseñando y anunciando la palabra del Señor ». En Corinto, Pablo se quedó un año y medio « enseñando entre el pueblo la palabra de Dios» (Hch 18:11). Otro caso: los lectores de la Epístola a los Hebreos, aunque debían haber sido maestros, tenían necesidad más bien de que alguien les volviera a enseñar « las verdades más elementales de la palabra de Dios » (He 5:12).
  21. 21. Toda la «profecía» del Nuevo Testamento se basa en la instigación espontánea del Espíritu Santo (cf. Hch 11:28; 21:4,10-11; y obsérvense los conceptos de profecía representados en Lc 7:39; 22:63-64; Jn 4:19; 11:51). En el Nuevo Testamento ningún acto del habla humana que se llama «enseñanza», sea hecho por un «maestro» o se describa con el verbo enseñar, jamás se dice que se basa en una «revelación». Diferencia entre profecía y enseñanza
  22. 22. La enseñanza en términos de las epístolas del Nuevo Testamento consistía en la repetición y explicación de las palabras de la Biblia (o de enseñanzas igualmente a utoritativas de Jesús y de los apóstoles ) y la aplicación de estas a los oyentes. En las epístolas del Nuevo Testamento, lo que se clasifica como «enseñanza» se parece mucho a lo que hoy quer e mos decir al referirnos a la s clases en una iglesia donde se hace «enseñanza bíblica» seria.
  23. 23. <ul><li>El gran ejemplo es nuestro Señor Jesucristo </li></ul>
  24. 24. FIN DE LA CLASE

×