Otros manieristas italianos

487 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
487
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Otros manieristas italianos

  1. 1. Otros manieristas italianosYa vimos en su momento que la importancia extraordinaria de MiguelÁngel como escultor eclipsa y prácticamente anula la fama de otros artistasdel siglo XVI. No obstante hubo también otros escultores manieristas de unaextraordinaria calidad, caso de Benvenuto Cellini o GiambolognaGiambologna, en realidad, Juan de Boulogne (Douai 1529-Florencia 1608).Aunque flamenco de nacimiento, su formación es italiana, siendo unadmirador de las obras de Miguel Ángel de quien recoge la tensióndinámica y el gusto puramente manierista. Estuvo igualmente influido porCellini. Su aportación más significativa, es la figura serpentinata, queconsiste en un giro en espiral ascendente de las figuras. Sus obras depequeño tamaño, en bronce o mármol, sentaron las bases de su fortuna y desu fama, merecida en cualquier caso, pues pasa por ser la síntesis delmanierismo florentino y el autor más representativo de este movimiento.En su obra el rapto de las sabinas 1583, es la primera escultura que obliga auna pluralidad de puntos de vista. El movimiento helicoidal barroco tieneaquí sus raíces históricas. El rapto de las Sabinas. Giambologna Perseo de CelliniMercurio. Museo Bargello. Florencia. 1564Este Mercurio de Giambologna es una obra de gran virtuosismo,probablemente inspirado en la misma precisión técnica de las obras deCellini.Se trata de una de sus figuras de pequeño tamaño, de una enorme correcciónen el dibujo y la talla del bronce, y al mismo tiempo de una composiciónmuy estudiada en su sentido del movimiento.En efecto, sorprende por su concepto de equilibrio que es de una totalinestabilidad, plenamente manierista por cierto. De hecho, la figura carecede base, al apoyarse únicamente en un solo pie, asumiendo además unaactitud danzarina y una posición del cuerpo contorsionada y en formahelicoidal, igualmente característica de su estilo. Todos los miembros delcuerpo se retuercen en un vórtice de múltiples puntos de vista, configurandouna característica espiral compositiva, que no sólo acentúa la sensación de
  2. 2. desequilibrio, sino que además subraya las líneas verticales de lacomposición, lo que también es propiamente manierista.A la culminación de esta disposición en espiral también ayudan las líneasde fuga abiertas, concretamente el pie hacia atrás y sobre todo la mano y eldedo elevados, que por sí mismos dibujan el vórtice (torbellino)compositivo ya señalado, ayudados además por la posición complementariadel brazo contrario.El cuerpo se abalanza en otro gesto desequilibradamente, sólo compensadopor la posición del pie derecho, que también tiene esta función, y el caduceo(la vara característica de Mercurio con dos serpientes enroscadas) de lamano izquierda.A todo ello habría que añadir el toque erótico (otro rasgo manierista) delcuerpo de Mercurio a lo que contribuye el desnudo mórbido, vibrante, másenfantizado sin duda a través del tratamiento del bronce.Giambologna se propuso conseguir lo imposible: una estatua que superasela gravedad de la materia inerte y creara la sensación de un rápido vuelo porel aire. Y hasta cierto punto lo consiguió. Mercurio sólo con la punta de unode sus dedos toca en tierra, y más que en ésta, en un chorro de aire que salede la boca de un rostro que representa al viento sur. Toda la estatua estáequilibrada con tanto tino que parece realmente flotar en la atmósfera, ydeslizarse por ella graciosa y velozmente.

×