Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
El corazón
por
Sonia Lorente
Barcelona
26 octubre de 2015
Cuidarlo desde lo físico
1
EL CENTRO VITAL
El corazón es un órgano vital, que ocupa un lugar central en
nuestro cuerpo. Cuando el corazón se para, ...
2
El corazón y las principales venas y arterias.
3
EMOCIONES Y PENSAMIENTOS
El corazón es el gobernador de la vida: su latido marca el ritmo vital
de cada persona.
El cora...
4
Un ejercicio que nunca nos hará daño es caminar. Los seres
humanos estamos hechos para andar. Caminar ayuda a regular el...
5
ALIMENTOS PARA EL CORAZÓN
SÍ NO
Frutas Bollería industrial
Verduras y hortalizas Harinas refinadas
Pescado azul Embutido...
6
RESPIRAR
Respirar mueve el corazón. Inspiro vida, espiro toxinas. Me lleno de
oxígeno, expulso residuos. Sin aire no hay...
7
Otra señal de mala circulación: las manos y los pies fríos, de color
azulado. Esto delata un problema venoso, una debili...
8
Tomar infusiones calientes, sobre todo en las épocas frías, también
puede activar la circulación.
Y, por último, ¡evitad...
9
RECAPITULANDO
El corazón marca el ritmo de nuestra vida.
Respirar nos ayuda a mantener un ritmo armónico y a oxigenar
nu...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La salud del corazón

517 views

Published on

Charla Sonia Lorente - La salud del corazón 26 10-15

Published in: Healthcare
  • Be the first to comment

La salud del corazón

  1. 1. El corazón por Sonia Lorente Barcelona 26 octubre de 2015 Cuidarlo desde lo físico
  2. 2. 1 EL CENTRO VITAL El corazón es un órgano vital, que ocupa un lugar central en nuestro cuerpo. Cuando el corazón se para, todo se detiene. Durante nuestra vida el corazón late, continuamente, millones de veces. Imaginad la energía que mueve un órgano que no deja de moverse en ningún momento. Vamos a conocer mejor nuestro corazón desde la visión de la Medicina China, que considera que la vida es una realidad donde todo está conectado. Así, en el cuerpo humano no hay órganos sueltos, todos están relacionados unos con otros. Y también se relacionan con el medio ambiente, el mundo exterior y sus elementos. ROJO FUEGO El corazón se asocia con el color rojo, que es el color del fuego, y con el elemento calor. Como siempre está en movimiento, igual que un motor, el corazón produce calor. Por eso si le damos más calor puede ser preocupante. La estación del verano afecta al corazón, es la época del año en que las personas con problemas de circulación son más propensas a sufrir accidentes cardiovasculares. LOS PROTECTORES DEL CORAZÓN El corazón está envuelto de una funda llamada pericardio. Es el único órgano del cuerpo que posee esta capa protectora. Además, según la Medicina China, cada órgano tiene su pareja. A un órgano compacto le corresponde un compañero hueco, una víscera. En el caso del corazón, su “pareja” es el intestino delgado. Corazón e intestino delgado están íntimamente relacionados. El pericardio protege al corazón del calor extremo; el intestino delgado se ocupa de filtrar los nutrientes que irán a parar a la sangre y alimentarán el corazón.
  3. 3. 2 El corazón y las principales venas y arterias.
  4. 4. 3 EMOCIONES Y PENSAMIENTOS El corazón es el gobernador de la vida: su latido marca el ritmo vital de cada persona. El corazón alberga sentimientos, que pueden oprimirlo, y también pensamientos que se generan en la mente. Emociones y pensamientos pueden afectar a la salud cardiaca. Un susto puede provocarnos un infarto, pero también una gran alegría o una sorpresa inesperada pueden parar de golpe el corazón. Las preocupaciones, el estrés y ciertas emociones alteran nuestra respiración, y esto cambia el ritmo del corazón. El estrés produce una respiración corta, superficial. La sangre está llena de la hormona cortisol, que nos prepara para afrontar una situación peligrosa. La sangre ácida de una persona estresada termina causando bloqueos y envejeciendo las células y los tejidos. El estrés también afecta a la digestión, porque bloquea el proceso digestivo. Si el intestino delgado no funciona bien, enviará pocos nutrientes a la sangre. Si la sangre es pobre, no habrá suficiente velocidad y alimento para las células. Y esto también envejecerá al cuerpo. DEPORTE, ¿SÍ O NO? Nuestra cultura asocia el deporte con la salud, y hay una obsesión por hacer ejercicio de forma compulsiva: correr, castigarse en un gimnasio, pedalear furiosamente en clases de spinning o en bicicleta… El deporte puede alejarnos de un corazón sano si no lo practicamos bien. Antes de hacer cualquier ejercicio, observémonos. Miremos nuestra anatomía: si estamos gruesos y hace años que somos sedentarios no podemos echar a correr sin más. Si somos muy frágiles, tampoco podemos cargarnos de pesas y rompernos las fibras musculares. Tengamos en cuenta nuestra edad, nuestra salud, nuestro peso y también nuestras aptitudes.
  5. 5. 4 Un ejercicio que nunca nos hará daño es caminar. Los seres humanos estamos hechos para andar. Caminar ayuda a regular el ritmo del corazón, cada paso que damos contribuye a que la sangre de las venas retorne hacia el corazón, subiendo por las piernas. Movernos es parte de nuestra naturaleza, hay que salir al aire libre y ponerse en movimiento. El estancamiento del ritmo vital acelera la vejez y favorece la enfermedad. ALIMENTAR AL CORAZÓN La alimentación es importantísima. Recordemos que, si el intestino delgado absorbe buenos nutrientes, la sangre será rica y el corazón estará bien alimentado. Pero nuestra dieta occidental, hoy, está llena de contaminantes. El agua del grifo ya contiene químicos nocivos. Las bebidas y los alimentos envasados están repletos de azúcar, sal y grasas saturadas. Estas grasas taponan las arterias y endurecen el tejido de las células. Arterias duras y taponadas dificultan la circulación, y el corazón tiene que bombear con más fuerza, aumentando la presión: así aparece la hipertensión. Los lácteos y las harinas refinadas favorecen una fermentación muy alta en el intestino. En este medio fermentado proliferan algunas bacterias que nos pueden perjudicar, como las E. coli. El sistema inmune, que ha de hacer frente a estas bacterias, se desgasta y baja. La mala alimentación también puede provocar una caída de las enzimas defensoras. La tiroides se vuelve loca y el metabolismo se dispara. ¡El corazón sufre! El intestino delgado fabrica plasma: si el plasma es de mala calidad, las células estarán mal nutridas y el corazón tendrá que bombear más sangre. Esta mala nutrición celular puede resultar en hipotensión o hipertensión. Recordad: intestino sano, corazón sano. Cuidad vuestra alimentación y vuestras bebidas.
  6. 6. 5 ALIMENTOS PARA EL CORAZÓN SÍ NO Frutas Bollería industrial Verduras y hortalizas Harinas refinadas Pescado azul Embutidos y carne grasa Legumbres sin grasas Quesos Cereales integrales Galletas y pastas Infusiones calientes Refrescos envasados Aceite de oliva virgen Margarinas y mantequilla Agua de baja mineralización Leche y lácteos Hierbas aromáticas Sal
  7. 7. 6 RESPIRAR Respirar mueve el corazón. Inspiro vida, espiro toxinas. Me lleno de oxígeno, expulso residuos. Sin aire no hay movimiento ni fuerza para encender el fuego; sin respiración no es posible activar el corazón. De hecho, cuando morimos, lo último que hacemos es espirar, soltar el aliento. Después, el corazón se detiene. Nunca insistiremos lo bastante en la importancia de respirar bien, profundamente y con un ritmo regular. Practicar varios minutos de respiraciones profundas al día nos beneficiará mucho y aliviará a nuestro corazón. DOLORES REFLEJOS Según la Medicina China, el cuerpo está recorrido por canales de energía o meridianos que conectan los diferentes órganos. El meridiano del corazón pasa por la espalda, el cuello, la cara y la boca. Por eso algunos dolores en estas zonas son reflejo de problemas cardíacos. Observad que cuando el corazón falla, a muchas personas se les traba la lengua. El dolor en los trapecios y en el cuello puede ser síntoma de un corazón sobrecargado. En la cara, podemos masajear la zona sobre las cejas, la frente y encima del labio superior. Cuando el corazón está apretado o a punto de sufrir un infarto, se da el síndrome del “labio marmóreo”: el labio superior suda, se vuelve húmedo. El entrecejo rojizo, o la aparición de caspa sobre las cejas, son otras señales de que el corazón no funciona bien. Las venas hinchadas se ven en la cara: esos rostros inflados, como si tuvieran paperas, son señal de retención de líquido.
  8. 8. 7 Otra señal de mala circulación: las manos y los pies fríos, de color azulado. Esto delata un problema venoso, una debilidad del riñón y del corazón. Podéis car calor a los pies con baños calientes de agua salada y poniendo unas canicas o guijarros en la palangana, esto reaviva la circulación. Donde no llega el oxígeno se produce la muerte. Donde la sangre se estanca hay problemas: hinchazón, afecciones de la piel, frío, insensibilidad. El corazón no da una muerte súbita, ¡nuestro cuerpo siempre avisa! Antes del ataque hay señales: mareos, visión borrosa, tartamudeo… CÓMO MEJORAR LA CIRCULACIÓN El corazón bombea la sangre a través de un gran sistema de tuberías, formado por: - Las arterias, que llevan sangre rica en nutrientes y oxígeno del corazón a los tejidos del cuerpo. - Las venas, que recogen la sangre con residuos tóxicos de los tejidos y la llevan a los pulmones para soltar el dióxido de carbono y a los riñones y al hígado para filtrarla y depurar. - Los capilares, que son las ramificaciones pequeñas de venas y arterias que llegan hasta el último rincón del cuerpo. Hay capilares que pueden ser diminutos, pero la sangre debe circular por ellos igual de fluida que en las venas y arterias grandes, pues si no las células se quedarían sin alimento y morirían. Caminar a paso ligero, moviendo los pies y las manos al compás, es un ejercicio perfecto para activar la circulación y mover la sangre por los capilares. Otros ejercicios, como el taichí y el chi-kung son excelentes para tomar consciencia de la respiración y el cuerpo. Respirar mueve toda la energía y la sangre.
  9. 9. 8 Tomar infusiones calientes, sobre todo en las épocas frías, también puede activar la circulación. Y, por último, ¡evitad la sal! La sal es el enemigo número uno. Da mucho calor, y el calor sobrecarga al corazón. Buscad aliños alternativos, de hierbas aromáticas. DALE UNA ALEGRÍA AL CORAZÓN En Medicina China, cada órgano está asociado a una emoción. El corazón alberga la alegría. ¿Queremos un corazón sano? Pensemos… ¿He estado alegre hoy? ¿Le he dado una alegría a alguien? ¿He sonreído? ¿Cómo me muestro ante los demás? ¿Por qué pierdo la sonrisa? ¿Estoy manifestando la vida? Sonreír es muy poderoso. Cambia el ritmo respiratorio, cambia el ánimo y nos alarga la vida. Sonríete al espejo. Sonríe a la vida. Sonríe a los demás. Los niños sonríen cientos de veces al día. Los adultos, apenas diez, o menos… ¿Por qué perdemos la sonrisa? Quizás nos falta confianza y nos sobra tanto juicio. Los niños no juzgan, confían en sus padres, en los adultos, en los demás. Creen lo mejor. Por eso están más relajados y ríen más. ¿Necesitamos estar tan serios? ¿Nos perjudica tanto juzgar y criticar? El corazón tiene memoria: atesora el recuerdo de las primeras experiencias. La primera vez que vivimos una situación queda grabada en el corazón. También guarda las últimas. Cuando una persona vive de manera consciente sabe que va a morir, presiente el momento y se despide de los demás.
  10. 10. 9 RECAPITULANDO El corazón marca el ritmo de nuestra vida. Respirar nos ayuda a mantener un ritmo armónico y a oxigenar nuestra sangre. Caminar ayuda a tener una buena circulación, desde las venas hasta los capilares más pequeños. ¡Nada de sal! Eliminadla o reducidla al máximo, daña al corazón. Bebed agua filtrada ―osmótica― si podéis, o embotellada, sin gas. El agua del grifo contiene muchas sales y elementos nocivos. Cuidad la alimentación: el intestino delgado es clave para un corazón sano. Fuera grasas, harinas blancas y alimentos procesados. Tomad mucha fruta, coles, alimentos verdes ricos en clorofila y oxígeno. Sobre todo, de temporada. No abuséis de los cítricos. Tomad omega 3: en el pescado azul, las nueces y otros frutos secos. Tomad alimentos ricos en vitamina B-12: levadura de cerveza, germen de trigo. Tomad infusiones buenas para el corazón y la circulación: olivo, espino blanco, grosella, muérdago… esto activa el riego sanguíneo. Finalmente, recuerda que la mente y el corazón van unidos. Cuida: - cómo piensas, - cómo sientes, - cómo te quieres, - cómo te relacionas con los demás. El sufrimiento, el miedo y el rencor lesionan al corazón. Sonia Lorente Teruel Visita su página: www.sonialorente.org

×