Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Rev Esp Med Legal. 2010;36(3):104-1090377-4732/$ - see front matter © 2010 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Public...
Detección de la violencia de género en atención primaria 105Magnitud y consecuencias de la violenciade géneroLa violencia ...
106 M. Sans y J. SellarésTipos de violencia— Física: daños en el cuerpo de una persona (bofetones,golpes, empujones, quema...
Detección de la violencia de género en atención primaria 107Entrevista clínicaLa entrevista clínica es nuestra principal h...
108 M. Sans y J. Sellarésdamente, se derivará con carácter urgente a trabajo socialo a los servicios de apoyo de 24 horas ...
Detección de la violencia de género en atención primaria 109ponible en: www.inmujer.migualdad.es/mujer/mujeres/es-tud.../v...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Violencia de genero. medicina legal. 2010

813 views

Published on

Published in: Health & Medicine
  • Be the first to comment

Violencia de genero. medicina legal. 2010

  1. 1. Rev Esp Med Legal. 2010;36(3):104-1090377-4732/$ - see front matter © 2010 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Publicado por Elsevier España, S.L. Todos los derechos reservados.www.elsevier.es/mlegalISSN: 0377-4732PUBLICACIÓN OFICIAL DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE MÉDICOS FORENSESREVISTA ESPAÑOLA DEMEDICINALEGAL Volumen 36Número 3Septiembre-Diciembre 2010Fundada en 1974www.elsevier.es/mlegalMonográfico sobre violencia de géneroEDITORIALMedicina legal y forense y violencia de géneroORIGINALESPerspectiva judicial de la violencia de pareja y domésticaen EspañaViolencia del compañero íntimo contra la mujer: una miradadesde la Salud PúblicaDetección de la violencia de género en atención primariaValoración médico-forense de la mujer maltratadaPerfil psicopatológico e intervención terapéutica con los agresorescontra la parejaAsklepios y violencia de género: utilidad de una aplicacióninformáticaMEDICINA LEGAL EN IMÁGENESViolencia de género: lesiones incisas múltiples, a propósitode un caso que se asemeja a la torturaREVISTA ESPAÑOLA DEMEDICINA LEGAL*Autor para correspondenciaCorreo electrónico: 32423msc@comb.cat (M. Sans).ORIGINALDetección de la violencia de género en atención primariaMireia Sansa,* y Jaume SellarésbaMedicina de Familia, ABS El Castell, ICS, Castelldefels, Barcelona, EspañabMedicina de Familia, CAP Sardenya, EBA, Barcelona, EspañaRecibido el 1 de julio de 2010; aceptado el 15 de octubre de 2010PALABRAS CLAVEViolencia de género;Atención primaria;CribadoResumenLa violencia contra la mujer es un problema de salud pública. No hay un perfil de víctimani de persona agresora, sino que cualquiera puede sufrir una situación de maltrato o serel causante. La consulta de las mujeres se realiza a través de demandas inespecíficas so-bre su salud, lo que debería hacer pensar en el maltrato como problema de fondo. Es muyimportante que los profesionales de la atención primaria se impliquen en la detecciónprecoz de dicho problema de salud y se establezcan circuitos de coordinación entre todaslas instituciones implicadas con la finalidad de dar una respuesta integral e integrada aeste tipo de situaciones.© 2010 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Publicado por Elsevier España, S.L.Todos los derechos reservados.KEYWORDSGender violence;Primary care;ScreeningDetection of gender violence in primary careAbstractViolence against women is a public health problem. There is no profile on the victim oraggressor; anyone may be a victim of abuse or an aggressor. When women come intocontact with primary care due to unspecific symptoms of illness, we should think abuseproblems. It is very important that professionals of primary care are involved in the earlydetection of this health problem and coordination systems of all institutions involved areestablished, with the aim of giving a comprehensive and integrated response to thesesituations.© 2010 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Published by Elsevier España, S.L.All rights reserved.03 ORIG 1810 (104-109).indd 10403 ORIG 1810 (104-109).indd 104 16/12/10 13:14:5716/12/10 13:14:57Documento descargado de http://www.elsevier.es el 07/01/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.
  2. 2. Detección de la violencia de género en atención primaria 105Magnitud y consecuencias de la violenciade géneroLa violencia contra la mujer es un problema de salud públi-ca, tal y como determinó la Organización Mundial de la Sa-lud (OMS) en 19981. Todos los informes y estudios, tanto deámbito nacional como internacional, reiteran los altos índi-ces de prevalencia, así como la gravedad de sus consecuen-cias (en 2007, murieron 71 mujeres en España y se interpu-sieron 126.293 denuncias por violencia de género2, lo querepresenta tan sólo un 5-10% de los casos reales de las mu-jeres afectadas; hasta junio de 2010, 32 víctimas mortalesy sólo en 5 de los casos hubo denuncias, lo que supone el15,6% denunciado). Aproximadamente, un tercio de las mu-jeres de todo el mundo han sufrido alguna vez maltrato porparte de sus parejas; son víctimas y/o supervivientes demaltratos, violaciones y asesinatos.En el ámbito sanitario, algunos estudios han encontradoque el 28,1% de las mujeres que visitan los servicios de sa-lud mental, el 48,6% de las que visitan la atención primariay el 20% de las atendidas en urgencias hospitalarias sufrenmaltratos.En España, según la III macroencuesta del Instituto de laMujer3, en 2006 el 9,3% de la población femenina conside-raba que padecía algún tipo de maltrato, dentro o fuera delhogar. Y, según la presidenta del observatorio contra la vio-lencia de género y doméstica, en España, el 11% de las de-nuncias presentadas se acaban retirando.Lo cierto es que todos estos datos sólo nos dan una vi-sión orientativa de la situación actual, ya que normalmen-te la violencia de género se da en el seno del hogar y estopropicia que se considere una cuestión “privada”, en lacual familiares, amigos y autoridades son reticentes a in-tervenir; se mantiene en secreto y muchas mujeres nieganque son víctimas, ya que la identidad femenina tradicionalse basa en la sumisión, la disponibilidad y la supeditaciónal varón. A menudo sienten miedo, vergüenza, minimizanla gravedad y peligrosidad de su situación, se resisten areconocerlo y pueden llegar a autoculparse, con lo queresulta muy difícil identificar dichas situaciones de mal-trato cuando no hay lesiones físicas; aunque afortunada-mente, cada vez menos, gracias a la mayor sensibilidadsocial en referencia a este problema, las campañas públi-cas y la difusión realizada por los diferentes medios decomunicación.Debemos tener presente que la violencia de género se daen todas las clases sociales, religiones y niveles educativos;no hay un perfil típico de mujer maltratada. Cualquier mu-jer, y más si acude con frecuencia a su médico de familia,puede estar siendo víctima de violencia.Así pues, vemos que se trata de un problema de saludimportante, por su magnitud y sus consecuencias (tabla 1).Contextualización y conceptoLa violencia, desde una perspectiva general, se puede defi-nir como la acción u omisión innecesaria y destructiva deuna persona hacia otra.La Organización de las Naciones Unidas define la violen-cia de género como los actos hacia las mujeres que puedentener como resultado un daño o sufrimiento físico, psíquicosexual para la mujer, así como las amenazas de estos actos,la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto enla vía pública como privada. Y la violencia doméstica, cuan-do estos actos los realizan miembros de la familia o personade relación de afectividad análoga.Tabla 1 Consecuencias en la saludConsecuencias fatalesMuerte (por homicidio, suicidio, etc.)Consecuencias en la salud físicaLesiones diversas en determinadas partes del cuerpo(cabeza, cuello y extremidades): contusiones,traumatismos, heridas, quemaduras, que puedenproducir discapacidad o deterioro funcionalSíntomas físicos inespecíficos y/o trastornospsicosomáticos (cefaleas, lumbalgias, dolorabdominal, palpitaciones, fatiga, dolor generalizado,molestias urinarias, colon irritable, etc.)Consecuencias en salud sexual y reproductivaPor relaciones sexuales forzadas: pérdida de deseosexual, trastornos menstruales, enfermedadesde transmisión sexual, incluidos VIH/sida,sangrado y fibrosis vaginal, dispareunia, dolorpelviano crónico, infección urinaria, embarazono deseado, etc.Por maltrato durante el embarazo: hemorragia vaginal,amenaza de aborto, muerte fetal, parto prematuro,bajo peso al nacer, etc.Consecuencias en la salud psíquicaDepresiónAnsiedad, aflicción, baja autoestima, desvalorizaciónTrastornos del sueñoTrastorno por estrés postraumático; anestesiaemocional, sensación de irrealidad, reacciónemocional desmesurada, irritabilidad, temorTrastornos de la conducta alimentariaIdeas de suicidio, intento de suicidioAbuso de alcohol, drogas y psicofármacosConsecuencias en la salud socialAislamiento socialPérdida de empleoAbsentismo laboralDisminución del número de días de vida saludableConsecuencias en la salud de las hijas y los hijosRiesgo de alteración de su desarrollo integralSentimientos de amenazaDificultades de aprendizaje y socializaciónAdopción de comportamientos de sumisión o violenciacon sus compañeros y compañerasMayor frecuencia de enfermedades psicosomáticasCon frecuencia son víctimas de maltrato por parte delpadreViolencia transgeneracional con alta tolerancia asituaciones de violenciaLa violencia también puede afectar a otras personasdependientes de la mujer y que convivan con ella03 ORIG 1810 (104-109).indd 10503 ORIG 1810 (104-109).indd 105 16/12/10 13:14:5816/12/10 13:14:58Documento descargado de http://www.elsevier.es el 07/01/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.
  3. 3. 106 M. Sans y J. SellarésTipos de violencia— Física: daños en el cuerpo de una persona (bofetones,golpes, empujones, quemaduras, etc.) que pueden darcomo resultado fracturas, heridas, contusiones, hemato-mas o incluso la muerte.— Psicológica: acto o conducta intencionados y prolongadosen el tiempo, que atentan contra la integridad psíquicay emocional de la mujer y contra su dignidad como perso-na, y que tienen como objetivo imponer las pautas de com-portamiento que el hombre considera que debe tener supareja. Sus manifestaciones son amenazas, insultos, coac-ciones, descalificaciones, humillaciones o vejaciones, exi-gencia de obediencia, aislamiento social, culpabilización,privación de libertad, control económico, chantaje emo-cional, rechazo o abandono. Este tipo de violencia no es tanvisible como la física o la sexual, es más difícil de demos-trar, y en muchas ocasiones la víctima no la identifica comotal, sino como manifestaciones propias del carácter delagresor. Además, en el caso de la violencia ejercida contralas mujeres por la pareja o la ex pareja, deben tenerse encuenta dos elementos importantes: la reiteración de losactos violentos y la situación de dominio del agresor, queutiliza la violencia para someter y controlar a la víctima.— Sexual: imposición de una relación sexual contra la volun-tad (agresión, abuso, tocamientos, inducción a la prosti-tución, etc.). Las agresiones sexuales comprenden cual-quier atentado contra la libertad sexual de otra persona,realizado con violencia o intimidación. Entre estas se en-cuentra la violación: cuando la agresión sexual consisteen la penetración con el órgano sexual por vía vaginal,anal o bucal o la introducción de cualquier clase de obje-to o miembros corporales (por ejemplo, los dedos) por víavaginal o anal. Pero también hay agresión sexual cuandose atenta contra la libertad sexual de la mujer, aunqueello no implique contacto físico entre esta y el agresor(obligarla a masturbarse o a mantener relaciones sexua-les con terceros). Los abusos sexuales comprenden tam-bién cualquier atentado contra la libertad sexual de otrapersona, pero realizado sin violencia ni intimidación,aunque siempre sin que medie el consentimiento de di-cha persona. Se consideran abusos sexuales no consenti-dos (además de los que se ejecutan sobre menores de 13años) aquellos en que el consentimiento se obtiene pre-valeciéndose el responsable de una situación de superio-ridad manifiesta que coarte la libertad de la víctima. Enel ámbito laboral, el acoso sexual es también una formade violencia contra la mujer. Existe cuando se solicita a lamujer (para sí o para un tercero) favores de naturalezasexual, que con ello se genera en la víctima una situaciónobjetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante.Además, hay otras formas de violencia sexual menos es-tudiadas en nuestro país que no pueden obviarse, como,por ejemplo, las mutilaciones sexuales, el tráfico de ni-ñas y mujeres o el turismo sexual, entre otras. Estas for-mas de violencia también son violencia de género.El articulo 15 de la Constitución española garantiza elderecho fundamental a la integridad física y moral. Losmaltratos físicos o psíquicos están tipificados como delitode lesiones.Detección en atención primariaLa atención primaria (AP) de salud es el nivel del sistemasanitario accesible a cualquier necesidad y problemas nue-vos, que da una atención centrada en la persona, que atien-de todos los problemas y coordina e integra la atención desalud prestada en otros lugares o por otros profesionales, taly como indicó Barbara Starfield4. Es evidente que en la APconfluyen una serie de características, como la accesibilidad,el contacto directo y continuado con las pacientes y el hechode contar con equipos interdisciplinarios, que pueden facili-tar que la paciente maltratada sienta confianza para contarsu problema, dentro de un contexto de confidencialidad.Todavía son muchas las mujeres que acuden a nuestrasconsultas por síntomas inespecíficos y quejas repetidas quehacen sospechar, a veces, que se las está maltratando; so-bre todo, cuando estos síntomas se producen de forma per-sistente sin objetivar una causa clínica clara, persisten enel tiempo, se cronifican, hay una disonancia entre síntomasy signos y no se resuelven.Como la mayoría de las mujeres pasan en algún momentode su vida por nuestras consultas (embarazo, parto, pospar-to, menopausia, cuidado de las personas mayores, etc.), esmuy importante que los médicos y enfermeras de AP estemossensibilizados y aprovechemos este contacto con nuestro ser-vicio para realizar una detección precoz, una criba opor-tunística del maltrato; siempre debemos tener una actitudde alerta ante conductas, síntomas o signos de sospecha.La OMS recomienda que en la primera visita de cada mu-jer, al iniciar la historia clínica, se realicen preguntas explo-ratorias de abordaje biopsicosocial; es decir, que pregunte-mos con regularidad, y cuando sea factible, a todas lasmujeres sobre la violencia doméstica, como tarea habitualdentro de las actividades preventivas en AP. Obviamente,según el conocimiento que tengamos de la mujer, debere-mos antes contextualizar las preguntas y hacer una breveintroducción del tema (tabla 2).Para ello, es importante que todos los profesionales sea-mos conscientes del problema que representa, que estemosformados y que sigamos un protocolo de actuación en cuan-to a detección (indicadores de sospecha, indicadores de lasituación de violencia y del riesgo de dicha violencia) e in-tervención sobre él (ofrecer atención sanitaria, ayudar aentender su malestar y sus problemas de salud como unaconsecuencia de la violencia y el miedo, informar y remitira las pacientes a los recursos disponibles de la comunidad,mantener la privacidad y la confidencialidad de la informa-ción obtenida, estimular y apoyar a la mujer a lo largo detodo el proceso, respetando su propia evolución, estableceruna coordinación con otros profesionales e instituciones,realizar el parte de lesiones e informe médico correspon-diente, etc.).Indicadores de sospechaLos profesionales que trabajamos en el campo de la aten-ción primaria debemos saber que hay una serie de signos ysíntomas que pueden hacer pensar que una mujer sufre vio-lencia de género y debemos saberlos detectar, manteniendosiempre una actitud de alerta en la consulta para identifi-carlos (tabla 3).03 ORIG 1810 (104-109).indd 10603 ORIG 1810 (104-109).indd 106 16/12/10 13:14:5816/12/10 13:14:58Documento descargado de http://www.elsevier.es el 07/01/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.
  4. 4. Detección de la violencia de género en atención primaria 107Entrevista clínicaLa entrevista clínica es nuestra principal herramienta parala detección, el diagnóstico y la atención a estas mujeres5,6.En primer lugar, debemos establecer un clima de confianzay respeto que facilite la entrevista clínica dirigida a la mu-jer con sospecha de maltratos. Para ello, es importante queveamos a la mujer a solas, le aseguremos la confidenciali-dad de sus declaraciones, le facilitemos la expresión de sussentimientos, mantengamos una actitud empática con unaescucha activa y sigamos una secuencia lógica de preguntasmás generales e indirectas a otras más concretas y directas(tabla 4).Es muy importante que en esta entrevista expresemos cla-ramente que nunca está justificada la violencia en las rela-ciones humanas y, sobre todo, que creamos lo que nos cuentala mujer, sin poner en duda la interpretación de los hechos,sin emitir juicios, intentando quitar miedo a la revelación delabuso. Y en el caso de que lo reconozca, hacer sentir a lamujer que no es culpable de la violencia que sufre. Ayudarlaa pensar, ordenar sus ideas y tomar decisiones. Alertar a lamujer de los riesgos y aceptar su elección. No dar la impre-sión de que todo se va a arreglar fácilmente. Evitar dar falsasesperanzas y criticar la actitud o ausencia de respuesta de lamujer con frases como: “¿Por qué sigue con él? Si usted qui-siera acabar, se iría…”. No desvalorar la sensación de peligroexpresada por la mujer y no imponer criterios o decisiones.Intervención y seguimientoCuando hemos confirmado la sospecha de maltratos a unamujer, debemos intervenir rápidamente, informándola ade-cuadamente y derivándola cuando las características delcaso lo requieran. Lo cierto es que no actuaremos igual entodos los casos, de ello dependerá si la mujer reconoce o noel maltrato y según la situación de riesgo en que se encuen-tre. Deberemos seguir los protocolos internos de cada cen-tro, servicio o estamento público de los diferentes ámbitos:sanitario7,8, social, policial, jurídico, etc. Y en cualquiercaso, es fundamental y básico tener en cuenta un aspectoesencial, la confidencialidad.Teniendo en cuenta estos aspectos, y con el fin de actuarhomogéneamente, se establecen pautas de actuación, en lamisma visita y/o en las siguientes, en función de la situa-ción en que se encuentre la mujer:— Mujer de quien sospechamos que sufre maltratos.— Mujer que reconoce sufrir maltratos pero no se encuentraen peligro extremo.— Mujer que reconoce sufrir maltratos y se encuentra enpeligro extremo.En todos los casos, deberemos realizar el registro en lahistoria clínica (este registro puede servir como prueba enun proceso judicial). En el caso de sospecha de maltratos,se registra y, en caso de confirmación por parte de la mujer,transcribiremos los hechos que refiera en cuanto a fechas,lugar, tipo de agresión y riesgo y atenderemos los problemasfísicos, psíquicos y sociales encontrados mediante una aten-ción integral e interdisciplinaria.Asimismo, informaremos a la mujer de la situación enque se encuentra. En el caso de la mujer de quien sospecha-mos que sufre maltratos, la acompañaremos en el reconoci-miento de la situación de violencia y en la toma de decisio-nes, de manera empática y, en caso de que acabereconociéndolos y no quiera denunciar, deberemos dar lainformación básica sobre sus derechos y sobre los serviciosdonde puede acudir con la finalidad de obtener más infor-mación, asesoramiento y asistencia, y ofertar, si es posible,la participación en intervenciones grupales (grupos de mu-jeres en el centro o en otros recursos de la zona). En el casode la mujer que reconoce sufrir maltratos pero no se en-cuentra en peligro extremo, plantearemos la elaboraciónde una estrategia de seguridad ante una posible situaciónextrema y estableceremos un plan de consultas de segui-miento para ayudarla en el afrontamiento de su situación yfavorecer la toma de decisiones para iniciar cambios en susituación, previniendo nuevas situaciones de violencia ha-cia ella o sus hijos y familiares. Derivaremos (si se estimanecesario y previo consentimiento de la mujer) a los recur-sos más adecuados, adjuntando un informe médico o unparte de lesiones, cuando proceda.En el caso de la mujer que reconoce sufrir maltratos y seencuentra en peligro extremo, debemos informarle de lasituación de peligro en que se encuentra, transmitirle queno está sola y plantearle las posibles estrategias a seguir. Esimportante conocer la situación familiar, personas depen-dientes y los recursos con que cuenta y emitir el parte delesiones e informe médico, además de entregarle una copiae informarle de sus implicaciones.Finalmente, conviene insistir en que la primera actua-ción que realizar será siempre la protección de la integri-dad física de la víctima y los familiares en peligro y, segui-Tabla 2 Contextualización y preguntas generales1. Contextualización“La violencia en la vida de las mujeres es un problemamuy común y puede ser muy grave. Por eso, deforma habitual, pregunto a todas mis pacientessobre ello…”“Ya sabe que ahora se habla mucho de los maltratos.Son un problema común y pueden ser muy graves.Por eso, de forma habitual pregunto a todas mispacientes sobre ello…”“Muchas mujeres experimentan algún tipo de maltratoa lo largo de su vida; por eso, de forma habitualpregunto a todas mis pacientes sobre ello…”2. Preguntas generales¿Cómo descansa por la noche?¿Cómo van las cosas por casa? ¿Le preocupa algunacosa? ¿A qué cree que se debe su malestar?¿Está viviendo alguna situación problemática que lahaga sentir así?¿Cómo resuelve sus diferencias con su marido/mujer?¿Alguna vez en su casa se ha sentido amenazada?¿Le tiene miedo?¿La ha amenazado, insultado o dado empujones?¿Le ha llegado a pegar?03 ORIG 1810 (104-109).indd 10703 ORIG 1810 (104-109).indd 107 16/12/10 13:14:5916/12/10 13:14:59Documento descargado de http://www.elsevier.es el 07/01/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.
  5. 5. 108 M. Sans y J. Sellarésdamente, se derivará con carácter urgente a trabajo socialo a los servicios de apoyo de 24 horas de emergencias socia-les para mujeres maltratadas: 016 (atención a víctimas demaltratos por violencia de género, 900 116 016 para perso-nas con discapacidad auditiva y/o del habla) o, en su defec-to, a los Servicios de Atención de Urgencias y Emergencias(112) o a los teléfonos de los cuerpos y fuerzas de segu-ridad.Bibliografía1. Violencia contra las mujeres. Un tema de salud prioritario.OMS/OPS; 1998 [citado 1 Sep 2010]. Disponible en: www.who.int/gender/violence/en/violencia_infopack12. Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. II InformeAnual del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer. Ma-drid: Ministerio de Igualdad, Subdirección General de Coopera-ción y Relaciones Institucionales; 2009 [citado 1 Sep 2010]. Dis-ponible en: http://www.migualdad.es/ss/Satellite?c=MIGU_Multimedia_FP&cid=1193047987476&language=cas_ES&pageid=1193049890202&pagename=MinisterioIgualdad%2FMIGU_Multi-media_FP%2FMIGU_listadoSubcategoria3. Instituto de la Mujer. III Macroencuesta sobre la Violencia contralas Mujeres-informe de resultados-2006 [citado 1 Sep 2010]. Dis-Tabla 3 Signos y síntomas de sospechaAntecedentes de haber sufrido o presenciado maltratosen la infanciaAntecedentes personales y de hábitos de vidaLesiones frecuentesAbuso de alcohol u otras drogasAbuso de medicamentos, sobre todo, psicofármacosProblemas ginecológicos u obstétricosAusencia de control de la fecundidad (muchos embarazos,embarazos no deseados o no aceptados)Presencia de lesiones en genitales, abdomen o mamasdurante los embarazosDispareunia, dolor pelviano, infecciones ginecológicas derepetición, anorgasmia, dismenorreaHistoria de abortos repetidosHijos con bajo peso al nacerRetraso en la solicitud de atención prenatalSíntomas psicológicos frecuentesInsomnioDepresiónAnsiedadTrastorno de estrés postraumáticoIntentos de suicidioBaja autoestimaAgotamiento psíquicoIrritabilidadTrastornos de la conducta alimentariaLabilidad emocionalSíntomas físicos frecuentesCefaleaCervicalgiaDolor crónico en generalMareoMolestias gastrointestinales (diarrea, estreñimiento,dispepsia, vómitos, dolor abdominal)Molestias pelvianasDificultades respiratoriasUtilización de servicios sanitariosExistencia de periodos de hiperfrecuentación y otros deabandono (largas ausencias)Incumplimiento de citas o tratamientosUso repetitivo de los servicios de urgenciasFrecuentes hospitalizacionesAcudir con la pareja cuando antes no lo hacíaSituaciones de mayor vulnerabilidad y dependencia de lamujerSituaciones de cambio vital: embarazo y puerperio,noviazgo, separación, jubilación propia o de la parejaSituaciones que aumentan la dependencia: aislamientotanto familiar como social, migración, tanto interna onacional como extranjera, enfermedad discapacitante,dependencia física o económica, dificultades laboralesy desempleo, dificultades de formación y de ascenso enel trabajo, ausencia de habilidades socialesSituaciones de exclusión social (reclusas, prostitución,indigencia)Información de familiares, amistades o de otrosprofesionales e instituciones de que la mujer estásiendo víctima de maltratosTabla 4 Preguntas para valorar tipo de violencia,inseguridad y riesgoViolencia física¿Su pareja la empuja o agarra?¿Su pareja la golpea, le da bofetadas o cualquier otraagresión?Violencia sexual¿Su pareja la obliga a tener relaciones sexuales contrasu voluntad?¿Le fuerza a llevar a cabo alguna práctica sexual queusted no desea?Violencia psicológica¿Le grita a menudo o le habla de manera autoritaria?¿Amenaza con hacerles daño a usted, a las hijas o loshijos, otras personas o animales domésticos?¿La insulta, ridiculiza o menosprecia, a solas o delantede otras personas?¿Se pone celoso sin motivo?¿Le impide o dificulta ver a su familia o a sus amistades?¿La culpa de todo lo que sucede?¿Le controla el dinero y la obliga a rendir cuenta de losgastos?¿Le impide trabajar fuera de casa o estudiar?¿La amenaza con quitarle a los hijos o hijas si loabandona?¿Ignora sus sentimientos, su presencia, etc.?Inseguridad y riesgo¿Se siente segura?¿Tiene miedo?¿Hay armas de fuego en casa?¿Su pareja/marido rompe objetos en casa?¿Corren peligro sus hijos?03 ORIG 1810 (104-109).indd 10803 ORIG 1810 (104-109).indd 108 16/12/10 13:14:5916/12/10 13:14:59Documento descargado de http://www.elsevier.es el 07/01/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.
  6. 6. Detección de la violencia de género en atención primaria 109ponible en: www.inmujer.migualdad.es/mujer/mujeres/es-tud.../violencia%20final.pdf4. Starfield B. Atenció primaria. Equilibri entre necessitats de sa-lut, serveis i tecnologia. Barcelona: Masson; 2001.5. Gómez A, Fernández I. La mujer víctima de violencia. No todoes clínica. AMF. 2007;3:317-25.6. Sala I, Hernández A, Ros R, Lorenz G, Parellada N. Violenciadoméstica: preguntar para detectar. Aten Primaria. 2010;42:70-7.7. Comisión Contra la Violencia de Género del Consejo Interterri-torial del Sistema Nacional de Salud. Protocolo común para laactuación sanitaria ante la violencia de género. Madrid: Ministe-rio de Sanidad y Consumo; 2007.8. Departament de Salut. Protocol per a l’abordatge de la violèn-cia envers les dones en l’àmbit de la salut a catalunya. Genera-litat de catalunya. Document marc [citado 1 Sep 2010]. Dis-ponible en: http://www.gencat.cat/salut/depsalut/html/ca/dir3515/abordatge.pdf03 ORIG 1810 (104-109).indd 10903 ORIG 1810 (104-109).indd 109 16/12/10 13:14:5916/12/10 13:14:59Documento descargado de http://www.elsevier.es el 07/01/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.

×