Perseo

2,471 views

Published on

Published in: Travel, Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,471
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
87
Actions
Shares
0
Downloads
41
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Perseo

  1. 1. Hubo una vez un rey en Argos, Acrisio, que quiso saber lo que el futuro le deparaba, e hizo una consulta al oráculo. El oráculo le reveló que su única hija, Dánae, daría a luz un hijo y ese hijo sería la causa de su muerte. Para evitarlo encerró a Dánae en una alta torre. Así ningún hombre podría verla y acercarse a ella.
  2. 2. Así fue. Ningún hombre lo hizo. Pero Zeus sí podía verla y desearla. Se unió a ella convertido en una lluvia de oro que atravesó el techo para llegar al regazo de la muchacha.
  3. 3. Un tiempo después, supo Acrisio que Dánae había dado a luz a un niño. No creyó que el seductor fuera Zeus y la encerró con su hijo en un arca que arrojó al mar. El arca llegó a Sérifos, isla de las Cícladas, donde reinaba el tirano Polidectes.
  4. 4. El tirano se enamoró de Dánae, pero ella no correspondía a su pasión y ponía como excusa para no aceptarlo la crianza del pequeño Perseo. Cuando el niño se hizo hombre quiso deshacerse de él y le asignó una tarea peligrosa, que consistía en que le llevara la cabeza cortada de Medusa.  Fue así que Perseo partió, guiado por Hermes y Atenea.
  5. 5. Medusa era la única mortal de las tres hermanas Gorgonas. Era una bella muchacha. Hasta que Poseidón la violó en el templo de Atenea, y la diosa, enfurecida, transformó su hermoso cabello, que erizó de serpientes, e hizo su cara tan terrible que su mera visión convertía a los hombres en piedra.
  6. 6. Para averiguar el camino, Perseo visitó a las tres Grayas, hermanas de las Gorgonas y viejas de nacimiento. Tenían un ojo y un diente, que se turnaban entre sí. Se negaron a ayudar a Perseo, pero él se apoderó del diente y el ojo para obligarlas a indicarle el camino que conducía a las obligó a confesar dónde vivían las Hespérides, pues Atenea le había dicho que ellas le darían armas para vencer a la gorgona.
  7. 7. Perseo encontró a las ninfas, que le dieron un zurrón mágico para guardar la cabeza sin peligro. Hermes le prestó sus sandalias aladas, y Zeus su hoz adamantina y el casco de Hades, que volvía invisible a quien lo llevara puesto. Además, recibió de Atenea un brillante escudo.
  8. 8. Así armado voló sobre el océano y sorprendió dormidas a las Gorgonas.
  9. 9.       Se protegió con el escudo de Atenea para evitar la mirada del monstruo. El escudo, además, funcionó como un espejo: Medusa se reflejó en él, se encontró con sus propios ojos y quedó convertida en piedra. Perseo la decapitó y metió la terrible cabeza en el morral, procurando no mirar el rostro de Medusa, pues aun muerta mantenía su poder.
  10. 10. Las Gorgonas, al ver a su hermana muerta, salieron a perseguirlo, pero como el casco lo hacía invisible, no lograron dar con él.
  11. 11.    Emprendió el regreso. Al pasar por Etiopía, Perseo encontró a una hermosa joven encadenada a una roca junto al mar. Era Andrómeda, hija del rey Cefeo y la reina Casiopea. Tenía que pagar con su vida la soberbia de su madre, que afirmaba ser más bella que todas las Nereidas. Poseidón había inundado todo el país e iba a enviar un terrible monstruo marino que devoraría a la infortunada doncella.
  12. 12. Perseo quedó cautivado al ver a la muchacha. Prometió al rey Cefeo que mataría al monstruo si le concedía su mano. El rey aceptó, y Perseo liberó a Andrómeda. Sin embargo, Andrómeda estaba ya prometida con su tío, que no estaba dispuesto a renunciar a ella. Perseo, para librarse de él, recurrió a la cabeza de Medusa.
  13. 13. Regresó a Sérifos donde también usó la cabeza mágica para librarse de Polidectes.  El rey, al igual que todos los presentes, se convirtió en piedra.   Perseo devolvió cada objeto que le prestaron y entregó a Atenea la horrible cabeza.
  14. 14. Terminada la aventura, Perseo retornó a Argos con Dánae y Andrómeda. Al poco tiempo marchó a Larisa, para participar en unos juegos deportivos, a los que era muy aficionado. En uno de estos certámenes, Perseo, mató accidentalmente, al lanzar el disco, al rey Acrisio de Argos, el mismo hombre a quien un oráculo le había anunciado que Dánae daría a luz a un hijo que un día le daría muerte.
  15. 15. Textos: Wikipedia Greek Mythology Link Imágenes: Wikipedia y Wikimedia commons Presentación elaborada por: Romanit@s.Azahar 2009-2010 Publicada en Viajes y aventuras Lais en Atenas IES Azahar, Sevilla

×