Dieta Diabetes Mellitus

25,213 views

Published on

Dieta Diabetes Mellitus

  1. 1. Dieta en la Diabetes Mellitus <ul><li>La dieta es clave en el tratamiento de todos los pacientes diabéticos. </li></ul><ul><li>En la DM-2 la dieta es el único tratamiento necesario en las fases iniciales. </li></ul><ul><ul><li>En muchos casos se prescriben ADOs o incluso insulina a pacientes que estarían bien controlados si cumplieran el tratamiento dietético. </li></ul></ul><ul><li>Nunca se debe descuidar la dieta por el hecho de iniciar tratamiento farmacológico. </li></ul>
  2. 2. Objetivos del tratamiento dietético <ul><li>Normalizar al máximo los niveles de glucemia y el perfil lipídico, en combinación con el ejercicio y el tratamiento farmacológico </li></ul><ul><li>Cubrir las necesidades del desarrollo, mantenimiento, embarazo, lactancia, enfermedades concomitante, etc. </li></ul><ul><li>Mantener o aproximarse al peso ideal </li></ul><ul><li>Prevenir complicaciones crónicas y agudas. </li></ul>
  3. 3. Mejorar el cumplimiento <ul><li>La principal dificultad no está en formular una dieta adecuada sino en lograr su cumplimiento. </li></ul><ul><ul><li>“Es más fácil cambiar de religión que de forma de comer” (Profesor Grande Covián). </li></ul></ul><ul><li>Evitar las dietas-plantilla, excepto como orientación. </li></ul><ul><li>Hay que averiguar los hábitos dietéticos y formular intervenciones mínimas y progresivas. </li></ul>
  4. 4. Evitar el aislamiento <ul><li>Debe intentarse que el paciente diabético coma lo mismo que sus familiares. </li></ul><ul><li>Evitar en lo posible los productos precocinados. </li></ul><ul><li>No son recomendables los productos “especiales para diabéticos”. </li></ul><ul><ul><li>Contienen edulcorantes calóricos (fructosa, sorbitol); no mejoran el perfil glucémico, son caros. </li></ul></ul><ul><li>Son aceptables los productos “light” (contienen edulcorantes acalóricos: sacarina, aspartamo). </li></ul>
  5. 5. Composición de la dieta <ul><li>Clásicamente se recomienda: </li></ul><ul><ul><li>50-60% en forma de carbohidratos </li></ul></ul><ul><ul><li>25-30% en grasas (máximo 10% saturadas) </li></ul></ul><ul><ul><li>15-20% proteínas. </li></ul></ul><ul><li>Recientemente se ha establecido que la grasa monoinsaturada (oleico) puede sustituir a los carbohidratos sin desventajas. </li></ul><ul><ul><li>Evitar grasas “vegetales” (coco, palma), animales (manteca) y la margarina. </li></ul></ul>
  6. 6. Diario Semanal Ocasional Regularmente Carnes grasas Grasas y derivados Pescado Huevos,pollo carnes magras Legumbres Aceite de oliva Lácteos Verduras, hortalizas y frutas Cereales (pan, arroz,pasta, gofio) y papas 6 4 2-3 2-3 Rara vez La Pirámide Nutricional
  7. 7. Hidratos de carbono <ul><li>No limitarse a evitar los dulces: la mayoría de los carbohidratos son de absorción rápida. </li></ul><ul><ul><li>Esto incluye pan, pasta, gofio, papas, arroz... </li></ul></ul><ul><li>Es preferible la fruta, ensalada y verduras. </li></ul><ul><li>Distribuir los carbohidratos en pequeñas raciones repetidas a lo largo del día: </li></ul><ul><ul><li>Es recomendable tomar desayuno, tentempié a media mañana, almuerzo ligero, merienda, cena. </li></ul></ul>
  8. 8. Contenido en carbohidratos <ul><li>Azucar: 100% </li></ul><ul><li>Arroz y pasta: 77% </li></ul><ul><li>Miel y pasas 75% </li></ul><ul><li>Dátiles, mermeladas, ciruelas secas 73% </li></ul><ul><li>Chocolate 65% </li></ul><ul><li>Legumbres secas 60% </li></ul><ul><li>Pan blanco 55% </li></ul><ul><li>Plátano, papas 20% </li></ul><ul><li>Uvas, cerezas, avellanas, nueces 16% </li></ul><ul><li>Manzana, pera, piña, melocotón 13% </li></ul>
  9. 9. Indice glucémico de los alimentos Glucosa = 100% %
  10. 10. Notas sobre Hidratos de Carbono <ul><li>El “azúcar” (sacarosa) tiene un 50% de fructosa y su índice glucémico no es muy alto. </li></ul><ul><li>La fructosa endulza el doble que el azúcar y tiene bajo índice glucémico, pero su abuso aumenta los triglicéridos y ácidos grasos libres. </li></ul><ul><li>Los carbohidratos “complejos” (almidón…) tienen igual índice glucémico que los refinados, a excepción de los mezclados con pectinas (legumbres, algunas frutas, etc.) </li></ul>
  11. 11. El error histórico del HdC “refinado” <ul><li>Hace alrededor de un siglo se experimentaba intensamente con perros diabéticos. </li></ul><ul><li>La diabetes se provocaba sistemáticamente por pancreatectomía, lo que eliminaba el páncreas exógeno además de los islotes. </li></ul><ul><li>Privado de la amilasa pancreática, el perro absorbía rápidamente el azúcar “refinado” y lentamente los carbohidratos “complejos”. </li></ul>
  12. 12. Azúcar (sacarosa): un carbohidrato más <ul><li>Múltiples estudios demuestran que la sustitución de carbohidratos “complejos” por sacarosa no deterioran el control glucémico. </li></ul><ul><ul><li>Franz MJ 2001, Santacroce G 1990; Peterson DB 1986; Bornet F 1985… </li></ul></ul><ul><li>Hay que tener en cuenta que los “dulces” suelen ser ricos en grasas indeseables. </li></ul><ul><li>Grandes estudios prospectivos han demostrado que la ingesta de sacarosa no está relacionada con la aparición de DM (Janket SJ, Diabetes Care 2003, 26:1008-15). </li></ul>
  13. 13. ¿”Barra libre” de dulces? NO <ul><li>Los dulces suelen tomarse entre horas o al final de las comidas sustituyendo a la fruta. </li></ul><ul><li>Muchas veces contienen gran cantidad de grasas saturadas y colesterol (son preferibles los hechos en casa a los industriales). </li></ul><ul><li>Los dulces son aceptables en la dieta de los diabéticos siempre que sea sustituyendo a una ración equivalente de hidratos de carbono y que no contengan grasas indeseables o excesivas. </li></ul>
  14. 14. La fibra alimentaria <ul><li>La fibra insoluble (celulosa, lignina…) propia de los tallos vegetales y cereales NO tiene efectos metabólicos beneficiosos y puede interferir la absorción de Fe, Ca, vitaminas y fármacos </li></ul><ul><ul><li>Tiene beneficios intestinales: evita el estreñimiento </li></ul></ul><ul><li>La fibra soluble (pectinas, gomas, mucílagos) es propia de legumbres, frutas y algas y tiene efectos metabólicos favorables al retrasar la absorción intestinal de carbohidratos. </li></ul>
  15. 15. Edulcorantes <ul><li>Los derivados de fructosa (sorbitol, etc.) son calóricos y aunque tienen índice glucémico bajo, deterioran el perfil lipídico en dosis altas. </li></ul><ul><ul><li>Son característicos en los “productos especiales para diabéticos” y poco recomendables. </li></ul></ul><ul><li>Xilitol y Manitol son calóricos y se emplean en chicles, caramelos, etc. Son laxantes a doss altas. </li></ul><ul><li>Son especialmente recomendables los acalóricos: aspartamo, sacarina, etc. </li></ul>
  16. 16. Proteínas <ul><li>Se precisa alrededor de 1 gr / kg / día de proteínas de alto valor biológico (15-20% de las calorías totales de la dieta). </li></ul><ul><li>Los niños, adolescentes, embarazadas, madres lactantes y sujetos con enfermedades consuntivas tienen necesidades aumentadas </li></ul><ul><li>Muchos sujetos diabéticos tienden a restringir los carbohidratos y las grasas resultando en una dieta hiperproteica, con riesgo de deterioro renal. </li></ul><ul><li>La excesiva restricción proteica en dietas e adelgazamiento lleva a pérdidas de masa magra. </li></ul>
  17. 17. Grasas <ul><li>Todas las grasas suponen un gran aporte calórico, por lo que hay que restringirlas en los pacientes diabéticos obesos </li></ul><ul><li>Las grasas saturadas y el colesterol deben limitarse especialmente en los diabéticos dislipémicos. </li></ul><ul><ul><li>Esto incluye las grasas vegetales de baja calidad (coco, palma…) y la margarina </li></ul></ul><ul><li>Las grasas del pescado azul pueden reducir el riesgo cardiovascular </li></ul><ul><ul><li>Se recomiendan varias tomas semanales de pescado. </li></ul></ul>
  18. 18. Problemas con el alcohol <ul><li>Evitar las bebidas alcohólicas en ayunas por el riesgo de hipoglucemia severa. </li></ul><ul><li>El alcohol es una fuente calórica semejante a la grasa. </li></ul><ul><li>Evitarlo en caso de alcoholismo, neuropatía, hepatopatía crónica, pancreatitis crónica. </li></ul><ul><li>El consumo abusivo, además de intoxicación, se asocia a dislipemia e hipertensión. </li></ul>
  19. 19. Posibles efectos beneficiosos del alcohol <ul><li>Diversos estudios epidemiológicos muestran que el consumo moderado de alcohol (unos 15 a 30 gr. diarios) pueden reducir muy significativamente la morbilidad y la mortalidad cardiovascular </li></ul><ul><ul><li>Valmadrid, Ch.T. et al: JAMA:1999: 282: 239-246 </li></ul></ul><ul><li>Estudios recientes muestran que el consumo moderado de alcohol también puede prevenir la aparición de diabetes tipo 2 </li></ul><ul><ul><li>Konigrave KM, Diabetes 2001; 50:2390-95 </li></ul></ul>
  20. 20. Sal <ul><li>La mayoría de los diabéticos son hipertensos, y en la diabetes aumenta la sensibilidad a la sal, especialmente si existe nefropatía. </li></ul><ul><li>Los fármacos antihipertensivos más usados en pacientes diabéticos (IECA, ARA-II: “priles y sartanes”) pierden eficacia si se abusa de la sal. </li></ul><ul><li>Los platos precocinados y embutidos suelen ser muy salados. </li></ul><ul><li>Se recomienda limitar el consumo a 2-3 gr/dia </li></ul>
  21. 21. Contenido calórico de la dieta <ul><li>Es el dato más importante en la composición de una dieta. </li></ul><ul><li>Casi todos los diabéticos tipo 2 son obesos y precisan dieta hipocalórica. </li></ul><ul><li>Una dieta hipocalórica adecuada siempre logra perdida de peso cuando se cumple. </li></ul><ul><ul><li>La dieta tipo para en diabético sin sobrepeso es de 2000 kcal; con sobrepeso 1200-1500 kcal. </li></ul></ul>
  22. 22. Cálculo de necesidades calóricas <ul><li>Fórmula rápida para el metabolismo basal: </li></ul><ul><ul><li>Varones < 50 años: 1 kcal x kg x hora </li></ul></ul><ul><ul><li>Mujeres < 50 años: 0.9 kcal x kg x hora </li></ul></ul><ul><ul><li>Varones ≥ 50 años: 0.9 kcal x kg x hora </li></ul></ul><ul><ul><li>Mujeres ≥ 50 años: 0.8 kcal x kg x hora </li></ul></ul><ul><li>El gasto energético total (GE) es MB x FA </li></ul><ul><ul><li>Factor de actividad: reposo 1.2; actividad física moderada, 1.4; intensa, 1.6; muy intensa, 1.8 </li></ul></ul>
  23. 23. Consideraciones en la DM-1 <ul><li>El objetivo de la dieta es ajustar los aportes de carbohidrato con la insulina y el ejercicio para evitar hipo e hiperglucemias. </li></ul><ul><li>El control de las raciones de carbohidratos y el autoanálisis de glucemia capilar son esenciales. </li></ul><ul><li>Lo más deseable es el logro del autocontrol para poder adaptarse a situaciones diversas: deportes, excursiones, fiestas de cumpleaños, salidas nocturnas. </li></ul><ul><li>Todo ello precisa altos niveles de motivación y de educación diabetológica. </li></ul>
  24. 24. Consideraciones en la DM-2 <ul><li>Un objetivo de la dieta es casi siempre la pérdida de peso </li></ul><ul><ul><li>Dietas con más de 500 calorías por debajo del consumo energético son difíciles de mantener y pueden llevar a pérdida de masa magra </li></ul></ul><ul><li>Es especialmente importante el control del perfil lipídico y evitar el abuso de sal. </li></ul><ul><li>Aunque el paciente no esté insulinizado se debe repartir la ingesta de HdC en múltiples tomas para prevenir hiperglucemia postprandial </li></ul>
  25. 25. Embarazo y lactación <ul><li>Hay que aumentar el aporte (unas 3000 kcal/día) a partir del 2º trimestre, y aumentar en 10 gr/día el aporte de proteínas de alto valor biológico. </li></ul><ul><li>Se precisan también suplementos de Fe, folato, etc, al igual que en las gestantes no diabéticas. </li></ul><ul><li>Hay que vigilar el peso (no más de 1 kg/mes) </li></ul><ul><li>Tendencia a hipoglcemia en el 1º trimestre y postparto, y a la hiperglucemia en el 2º y 3º. </li></ul><ul><li>Atención a vómitos y pirosis en 1º trimestre. </li></ul>
  26. 26. Nefropatía diabética <ul><li>El objetivo es frenar la progresión y síntomas de la enfermedad a la vez que asegurar un aporte de nutrientes suficiente. </li></ul><ul><li>No restringir excesivamente el aporte proteico; si baja de 0.8 gr/kg/día hay que aumentar la proporción de alto valor biológico, y por debajo de 0.6 gr/kg/día suplementar con aminoácidos esenciales. </li></ul><ul><li>Restringir el aporte de sal y de fósforo; suplementar calcio. </li></ul><ul><li>En fases avanzadas restringir el aporte de potasio. </li></ul>
  27. 27. Enfermedades intercurrentes <ul><li>Los procesos febriles y consuntivos aumentan el metabolismo basal y conllevan el riesgo de descompensación aguda (CAD). </li></ul><ul><li>Mantener el aporte de líquido y carbohidratos en forma líquida o semisólida, y mantener o aumentar ligeramente la dosis de insulina </li></ul><ul><li>La cetosis obliga al reposo, aumento de dosis de insulina y aporte líquido abundante. </li></ul><ul><li>La diarrea obliga a dieta astringente y reposicion de líquidos. Si la diarrea y vómitos no ceden es necesaria la hospitalización del diabético. </li></ul>
  28. 28. Las “dietas por raciones” <ul><li>Son las más utilizadas cuando se pretende un control intensivo de la diabetes. </li></ul><ul><li>Se basan en una tabla de equivalencias con las cantidades de distintos alimentos que proporcionan un aporte de carbohidrato similar. </li></ul><ul><li>La dosis de insulina se programa según las raciones que se van a consumir. </li></ul><ul><li>Requiere educación y cooperación intensivas. </li></ul>
  29. 29. Dietas prefijadas <ul><li>Consisten en una serie de menús elaborados “a medida” según las necesidades y patología del paciente. </li></ul><ul><li>Su ventaja es que no requieren conocimientos de dietética por parte del paciente. </li></ul><ul><li>Su inconveniente es su falta de flexibilidad. </li></ul><ul><li>Requieren supervisión y modificación progresiva </li></ul><ul><ul><li>Pueden prestarse a variaciones simples. </li></ul></ul>
  30. 30. ¿Qué es la “dieta mediterránea”? <ul><li>Es un concepto reciente (Ancel Keys, 1952) aunque se refiere a una tradición centenaria: la “cocina de diario” de la población campesina en los paises del área mediterránea </li></ul><ul><li>Se trata de un conjunto de hábitos culinarios especialmente saludables, a la vez que variados y agradables al paladar </li></ul><ul><li>No se trata de una “dieta” para enfermos, sino de un estilo de vida recomendable para toda la población </li></ul>
  31. 31. Orígenes de la dieta mediterránea <ul><li>Sus orígenes están en Mesopotamia y Egipto, cunas de la civilización </li></ul><ul><li>La cultura grecorromana difundió en la cuenca mediterránea estos hábitos: la “triada” del olivo, el trigo y la vid, las legumbres (lentejas, etc.)… </li></ul><ul><li>Los árabes trajeron de Extremo oriente naranjas, berenjenas, especias, etc. y mejoraros las técnicas de irrigación y cultivo </li></ul><ul><li>Con el descubrimiento de América llagaron las papas, tomates, pimientos, millo, alubias, tunos, etc. </li></ul>
  32. 32. Diferencias con la cocina “industrial” <ul><li>En la cocina contemporánea solemos encontrar </li></ul><ul><ul><li>Un elemento principal: carne, pescado o huevos </li></ul></ul><ul><ul><li>Una “guarnición” de verduras, arroz, papas fritas… </li></ul></ul><ul><ul><li>Una salsa cocinada aparte, con grasas animales. </li></ul></ul><ul><li>En la cocina mediterránea “de diario” tenemos: </li></ul><ul><ul><li>Un núcleo de cereales, legumbres o verduras </li></ul></ul><ul><ul><li>Pequeñas cantidades de carne, pescado, queso o huevos como elemento añadido </li></ul></ul><ul><ul><li>Base acuosa; aceite de oliva como grasa predominante </li></ul></ul><ul><ul><li>Preparación y ligazón conjunta de todos los elementos </li></ul></ul>
  33. 33. Salubridad de la dieta mediterránea <ul><li>La dieta mediterránea tradicional es variada porque el terreno producía alimentos muy diversos a lo largo de las estaciones </li></ul><ul><ul><li>Más que hacer recetas fijas se trataba de improvisar con lo disponible </li></ul></ul><ul><ul><li>El terreno y la luz solar favorecen la producción de fruta y verdura, ricas en fibra, vitaminas y antioxidantes, escasas en grasa y calorías </li></ul></ul><ul><li>Las proteínas y grasas de origen animal eran caras, por lo que se empleaban como condimento, en pequeñas cantidades, excepto en días festivos </li></ul><ul><ul><li>Con esto la composición de la dieta se asemeja a la “pirámide” ideal, invertida en la “dieta industrial” </li></ul></ul>
  34. 34. Actualidad de la dieta mediterránea <ul><li>Comprendiendo el esquema culinario mediterráneo podemos actualizar y variar infinitamente la dieta </li></ul><ul><ul><li>Elementos básicos: papas, arroz, legumbres, hortalizas; más o menos neutros </li></ul></ul><ul><ul><li>Condimento con el que se cocina (sofritos, etc) con aceite de oliva y proteínas animales, que dan sabor al conjunto. </li></ul></ul><ul><li>El menú mediterráneo para toda la familia permite integrar al diabético en la comida familiar. </li></ul>

×