Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Sexualidad

      Educar sexualmente al ser humano partiendo de la
afectividad representa un aspecto de gran importancia e...
Así mismo, la afectividad humana, apertura a los demás y a
una cierta conmoción hacia el otro para simpatizar, empatizar y...
muy importantes cambios en la concepción de la sexualidad, en su
sentido y también en los modos de vivirla. Los nuevos est...
You’ve finished this document.
Download and read it offline.
Upcoming SlideShare
Productoscatalanesyvascosnogracias4
Next
Upcoming SlideShare
Productoscatalanesyvascosnogracias4
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

0

Share

Unidad II

Download to read offline

Afectividad-Sexualidad

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

Unidad II

  1. 1. Sexualidad Educar sexualmente al ser humano partiendo de la afectividad representa un aspecto de gran importancia en la formación integral del individuo, porque más allá del conocimiento puramente biológico explica procesos trascendentales como la construcción del género y las relaciones afectivas en el ámbito social y cultural. La afectividad es la sede de las relaciones, y la capacidad de entrar en relación con el ambiente, sin embargo, la formación afectiva no es una preparación a una completa capacidad de sentir a una sensibilidad indeterminada, sino que es la formación de la facultad de establecer lazos de unión profunda con personas y cosas que conducen a una rica relación con los hombres y la naturaleza. La sexualidad está conformada por los elementos biológicos, es decir, el sexo; los psicológicos, como es el sentirse y pensarse como hombre o mujer; y los sociales, que hacen referencia al comportamiento que establece la sociedad para cada sexo. Entonces se puede entender por sexualidad a la forma en la que cada ser humano se manifiesta como hombre o como mujer, de acuerdo a las normas y valores propios de su cultura y de su época. La educación comienza en el hogar, y por consiguiente, los primeros educadores son los padres. Con la educación sexual de los hijos, el hogar se convierte en una escuela abierta donde padres e hijos, pueden expresarse con espontaneidad y sinceridad, por lo tanto, es prioritario ofrecer a los padres una suficiente información, para que alcancen la capacitación básica y puedan abordad con éxito la tarea de orientar a sus hijos. La afectividad es la sede de las relaciones, y la capacidad de entrar en relación con el ambiente, sin embargo, la formación afectiva no es una preparación a una completa capacidad de sentir a una sensibilidad indeterminada, sino que es la formación de la facultad de establecer lazos de unión profunda con personas y cosas que conducen a una rica relación con los hombres y la naturaleza.
  2. 2. Así mismo, la afectividad humana, apertura a los demás y a una cierta conmoción hacia el otro para simpatizar, empatizar y ser cordial, supone un aprecio gratuito hacia la otra persona que se traduce en delicadeza, ternura y amabilidad. El polo contrario del aspecto afectivo y de un sentimiento cordial representa la efectividad fría y pragmática. La afectividad puede tener también como motivación el amor, pero se manifiesta en el ímpetu y la actividad para lograr algo en beneficio propio o de las demás. En este sentido. La afectividad viene a ser como la huella que deja el individuo al obrar y que impregna toda su personalidad. Partiendo de esta premisa, la afectividad en el proceso educativo constituye un aspecto fundamental que implica grandes cambios, que acompañan a las transformaciones que se dan en todos los ámbitos de la vida social. De allí parte la necesidad de una buena educación afectiva que se inicia en el hogar y se va reforzando día a día en la escuela. La resultante de todo lo que sucede en el proceso de la formación del individuo, depende de unas buenas formaciones de valores tanto afectivas como responsables que le permite al ser humano mantener diálogos abiertos que requieren de valores y que representen dificultades que para él sean un verdadero desafío. Dentro de este contexto, la educación sexual forma parte de este proceso afectivo y educativo así como lo plantea Isadore Rubin, (1996) “Una educación sexual, es una enseñanza para toda la vida. En esta orientación, se tienen en cuenta los sentimientos, la reflexión y la responsabilidad. Bajo estos parámetros, se tendrán futuros hijos concientes de su sexualidad y la de su pareja”. Constituye un aspecto fundamental dentro del campo de la afectividad, ya que el ser humano está hecho para el amor, y el amor humano siempre es sexuado. La persona ama desde su propia sexualidad porque esta es un elemento constitutivo del ser. Dentro del mundo contemporáneo se han producido grandes y
  3. 3. muy importantes cambios en la concepción de la sexualidad, en su sentido y también en los modos de vivirla. Los nuevos estilos de vida y en especial los medios de comunicación, han actuado de manera directa para que el tema de la sexualidad dejara el escondite en el cual lo introdujo la cultura y para sacar la sexualidad a la luz del día, con principios y valores distintos a los antiguos. Rescatar el valor de la sexualidad ha implicado dotarla de nuevas significaciones y hacer frente a las creencias, juicios y prejuicios, normas y regulaciones de diversa índole. Los cambios se refieren en primer lugar, a que la sexualidad no sólo se reduce ni se agota en la genitalidad, es decir, en las partes del cuerpo del varón y de la mujer destinadas a la reproducción y a las que se denomina órganos genitales. Todas las personas son sexuadas, es decir, tienen un cuerpo sexuado en femenino o en masculino que les permite pensar, entender, expresar, comunicar, disfrutar, sentir y hacer sentir. El cuerpo sexuado es, por tanto, el lugar donde la sexualidad reside y se hace posible. El sexo (el cuerpo sexuado) y la sexualidad van unidos; y no son sólo aspectos importantes de la vida humana, sino que la constituyen desde que se nace hasta que se muere. La sexualidad es, por tanto, algo más que una dimensión de la persona; forma parte de lo esencial del ser humano. De ahí que favorecer el desarrollo sano y placentero de la sexualidad sea favorecer el desarrollo integral de una persona. A continuación se presenta un Video introductorio donde se describe la sexualidad y su intima vinculación con los puntos sensibles del cuerpo humano.

Afectividad-Sexualidad

Views

Total views

141

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

2

Actions

Downloads

1

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×