Casino global(Long .docx)

355 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
355
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
166
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Casino global(Long .docx)

  1. 1. 1 Cortoplacismo y Casino Global. Manfred Nolte Se atribuye a Warren Buffet el dicho de que ‘a menudo gano más dinero cuando estoy durmiendo que en mi jornada activa de trabajo’. Un reciente estudio arroja luz suficiente sobre las causas que pueden justificar la sarcástica afirmación del multimillonario norteamericano. Cada tres años el Banco de Pagos Internacionales (BPI) con sede en Basilea, coordina un estudio global de los principales Bancos Centrales del planeta cuyo objeto consiste en obtener una información exhaustiva e internacionalmente consistente sobre la magnitud y despiece de los mercados de divisas y de los de derivados que operan fuera de marcos reguladores oficiales. Incrementando la transparencia del mercado, el informe quiere ayudar a las autoridades monetarias y a los agentes del mercado a hacer el seguimiento de una actividad de proporciones descomunales y marcar pautas para la corrección de los posibles riesgos latentes en la composición y estructura del sistema financiero global. La última ‘Encuesta trienal de Bancos Centrales sobre el volumen de negociación en divisas’ realizada por el BPI al cierre de abril de 2013 acaba de publicarse hace unos días, y en ella han participado bancos centrales y otras autoridades de 53 jurisdicciones, recabando datos de unos 1 300 bancos y otros intermediarios en sus jurisdicciones y proporcionando agregados nacionales al BPI, que a su vez calculó los agregados mundiales. Las cifras agregadas preliminares de la Encuesta de 2013 muestran los siguientes resultados:
  2. 2. 2 1.- La contratación en divisas promedió 5,3 billones de dólares diarios en abril de 2013. Esto supone un espectacular aumento del 32,5% respecto a los 4,0 billones de abril de 2010 que a su vez supusieron un crecimiento del 21,2% sobre los 3,3 billones de abril de 2007. 2. La actividad en los derivados de tipos de interés negociados en mercados no organizados (FRAs, Swaps y opciones) a abril de 2013 creció(en importes nocionales) un 9%, hasta los 2,3 billones de dólares frente a los 2,1 billones de dólares en abril de 2010. Los contratos de tipos de interés, futuros y opciones en bolsas organizadas cayeron sin embargo un 38% en abril de 2013 hasta un promedio de 5 billones de dólares. El acumulado de las partidas en divisas reseñadas totaliza un promedio diario de 12,6 billones de dólares. Dado que los días hábiles de mercado en un año natural rondan la cifra de 260, los movimientos anuales censados por el BPI
  3. 3. 3 ascienden aproximadamente a 3.276 billones de dólares. El dólar estadounidense continuó siendo la moneda más contratada, al utilizarse en el 87% de todas las operaciones en divisas. El euro fue la segunda moneda más negociada si bien su cuota cayó hasta el 33% en abril de 2013, desde el 39% en abril de 2010. Hasta aquí la foto publicada por el Banco de Pagos Internacionales. Ahora las consideraciones. Teniendo en cuenta que el PIB mundial rozó en 2012 los 85 billones de dólares, llegamos a la simple verificación aritmética que los movimientos financieros anuales en divisas representan alrededor de 38 veces el valor del PIB mundial en el mismo periodo. Otro ejemplo: 1,26 días de negocio en los mercados de divisas cubren el comercio mundial de todo un año. Debe subrayarse que las cifras agregadas del BPI se refieren únicamente a las registradas en los mercados de divisas. Si ampliamos el cálculo a otro tipos frecuentes de transacciones financieras como los títulos valores –acciones y obligaciones- tanto en los mercados de contado como en sus operaciones de derivados los múltiplos del PIB mundial pivotan desde 48 veces en 2004, hasta 70 veces en 2007 y previsiblemente mas del 100 veces en 2013. La conclusión es meridiana. La esquizofrenia y bipolaridad que registran los guarismos de la economía real medidos por el PIB en relación con las cifras de los mercados financieros alertan de la grave enfermedad que aqueja al sistema económico dominante en el planeta. Para más abundamiento –no cabe hallar otra explicación- cerca del 90% de las transacciones descritas responden a operaciones de ‘trading’ a plazos cortos, muy cortos y aun infinitesimales, como ocurre con el ‘trading algorítmico’. Este tipo de operaciones denominado trading ‘ruidoso’ (noisy trading) está basado en el análisis tendencial, no responde al estudio y evaluación de los fundamentales de sus subyacentes, son de forma genérica operaciones especulativas sin relación con la economía real, encubren una fuente de promoción de volatilidad y en determinadas circunstancias –efecto de banco de peces- promueven burbujas de alto riesgo de marcado carácter desestabilizante. Además, la doctrina económica ha dejado sentado que las operaciones especulativas de corto plazo son un juego de suma cero para la sociedad en su conjunto, no añaden valor real alguno a la economía productiva y en consecuencia suponen un despilfarro de recursos escasos. La cordura más elemental pide poner coto a la existencia frenética y sin embargo poco denunciada de unos mercados financieros convertidos en un gigantesco Casino Global donde ondea a sus anchas la bandera del cortoplacismo. Un importante número de representantes de la academia y de la sociedad civil creen tener la llave para poner coto a estos peligrosísimos desmanes: desalentar el trading a corto plazo aumentando los costes transaccionales de la operación. Por ejemplo, con un pequeño impuesto aplicable a estas operaciones inútiles que retiren del mercado un determinado porcentaje de liquidez, eliminando los movimientos especulativos y provocando una reducción correspondiente en la volatilidad de los precios. Reduciendo el trading de corto plazo, una ‘tasa sobre las transacciones
  4. 4. 4 financieras’ fomentaría la ampliación de los horizontes analíticos, la vuelta al estudio de los fundamentales en las operaciones financieras y la estabilidad derivada del alargamiento de los plazos de maduración de la inversión. Unos mercados más aburridos, pero más solventes y de mayor contribución social. Es justamente lo que defienden los proponentes de la llamada ‘Tasa Tobin’.

×