Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

2018,UN AÑO DE DESENCANTO.

138 views

Published on

NO HA SIDO 2018 UN AÑO FAVORABLE PARA LOS MERCADOS FINANCIEROS Y LOS CONFLICTOS DE INTERESES ENTURBIAN EL PRONOSTICO DE LA ECONOMIA REAL.

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

2018,UN AÑO DE DESENCANTO.

  1. 1. 1 Fue 2017 un ejercicio de una destacada fortaleza econ�mica en todos los hemisferios del planeta y 2018 deb�a tomar el relevo de la esperanza que aquel hab�a despertado. Pero ya en enero, las Instituciones Internacionales advert�an que el crecimiento registrado en a�os anteriores estaba llamado a ralentizarse. Las primeras profec�as se cumplieron pronto, cuando a nivel mundial la producci�n industrial, el comercio y la confianza empresarial comenzaron a decaer. Dejando de lado la econom�a real y recordando que �sta no es hermana siamesa de la econom�a financiera, los primeros episodios de desencanto se registraron cuando 2018 apenas ten�a un mes de edad y las bolsas de valores registraban ca�das notables acompa�adas de una significativa alza de la volatilidad. En el �ltimo trimestre del a�o una nueva oleada de movimientos err�ticos ha vuelto a azotar los mercados globales de valores hasta el mismo d�a de hoy. La aversi�n al riesgo burs�til ha dominado en 2018, como lo demuestra el hecho de que, con la intrigante excepci�n de Brasil (+12%), todas las bolsas del mundo han cerrado en negativo, algunas con ca�das dram�ticas como Atenas o Shangh�i (-26%) y la mayor�a por encima de los dos d�gitos, como Frankfurt (-18%), oMil�n y Madrid (-16%). Si estos retrocesos se prolongasen y se despertara la voluntad de retrasar las decisiones de gastopor partede familias o empresarios -consumo e inversi�n- el contagio entre econom�a financiera y econom�a real se habr�a comenzado a producir, acelerando de esta manera la ca�da del PIB y amenazando la recuperaci�n del empleo.
  2. 2. 2 2018ha contemplado, asimismo, el retornode las crisis de los pa�ses emergentes, aunque sin aparente contagio global, lo que es una buena noticia. Primero Argentina, en mayo, que debi� apelar al m�s repudiado de sus benefactores, el Fondo Monetario Internacional, en busca del ineludible rescate.En agosto le toc� el turno a la libra turca. En Estados Unidos, 2018 ha resultado ser el a�o en que los exabruptos tuiteros del presidente Trump se han tornado en acciones agresivas para el orden comercial mundial, con la adopci�n de una agresiva pol�tica arancelaria sobre el aluminio y el acero que puede extenderse a otras importaciones americanas con la consiguiente reacci�n por parte de los pa�ses exportadores afectados. Las consecuencias sobre el volumen del comercio mundial aun no son patentes, pero el precio del proteccionismo se est� dejando sentir precisamente en Estados Unidos, aunque compensado por los est�mulos fiscales derivados de los recortes del impuesto de sociedades de finales de 2017. Las sucesivas subidas de los tipos de inter�s adoptadas desde 2017 por la Reserva Federal tambi�n han provocado un cierto des�nimo en los inversores tradicionales en renta variable, al tiempo que han encarecido el coste del endeudamiento, notablemente en los pa�ses emergentes. El pulso fiscal italiano ante la Comisi�n europea ha supuesto para Europa y el euro un problema no menor. El gigante alem�n sufri� un desvanecimiento puntual de su PIB, hecho ins�lito, provocado por los recortes en la producci�n automovil�stica, derivados del nuevokarma mundial en torno a los est�ndares de emisiones. Poco cabe a�adir acerca del fiasco del Brexit, salvo que el �ltimo cap�tulo de la serie est� pendiente de rodarse, y el relato podr�a incluir un n�mero indeterminado de siniestros catastr�ficos. La reca�da del Brent hasta los 50 d�lares nos lleva a la econom�a espa�ola, tan dependiente de la energ�a exterior, y tan sensible a su influencia en el �ndice del coste de la vida. Todo lo dicho nos afecta en un mundo abierto e interrelacionado, pero en nuestro caso debemos agregar la fragilidad de la estructura pol�tica del pa�s y la lastimosa opera bufa declamada cansinamente en Catalu�a, aspectos ambos que han a�adido un fondo de gris oscuro a nuestro 2018 particular. Un Gobierno matem�ticamente incapaz de acometer reformas estructurales que ensanchen nuestrocrecimiento potencial y nos lancen a converger con Europa en t�rminos de renta y empleo. Para terminar, la semana pasada, Euskadi ha cerrado su relato particular del ejercicio con un brochazo de optimismo. Seg�n Confebask la tasa de desempleo a finales de 2019 caer� entre nosotros hasta el 7,5%. Muy lejos aun del 3,2% de 2007, pero a reconfortantes niveles de la Uni�n Europea. Se va 2018 y, francamente, han ido desapareciendo la mayor�a de sus profetas y valedores.

×