Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA
Calidad, Pertinencia y Calidez
UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS QUÍMICAS Y DE LA SALUD
CARRERA ...
INTRODUCCIÓN
La Ilíada de homero aparte de relatar la cólera humana en especial la de Aquiles hijo de
Peleo y de Tetis, ta...
DESARROLLO:
CANTO I
Desata los acontecimientos más importantes los cuales dieron cabida a grandes guerras
que se desarroll...
Tal como en el sueño partió hacia las veleras aqueas y encuentra a Néstor, hijo de Neleo
a quien cuenta todo el sueño, est...
comunicado a todos los troyanos amenazándolos: Pagaron dicho engaño por parte de los
Troyanos y rompe totalmente el acuerd...
En el olimpo hay una reunión de todos los dioses, y Júpiter comunica que nadie puede
intervenir la batalla o sino ejercerí...
ofrecido, Aquiles le menciona a Ulises que su pensamiento es que Agamenón no es de
persuadirlo pues él no piensa ayudarlo....
empiece el dolor para que Agamenón hulla y así Héctor poder aprovechar para darle
ánimos a los troyanos para que rompan la...
Sin mucha espera Automedonte tomó el látigo y saltó al carro. Aquiles con su brillante
armadura, del mismo modo subió mien...
guerreros griegos para ayudarles en valor y fuerza, de esta manera combatieron a
Héctor que amenazaba con atravesar por la...
Hablo con el sueño, hermano de la muerte y le pidió que le ayude a adormecer a Zeus
para que los griegos aprovecharan y ga...
pelear con los griegos lo haría él, con sus armas y valor para que los troyanos piensen que
era Aquiles y salir huyendo, d...
Así pasaron todo el día con el ardor del fuego y el cruel combate, Aquiles ignoraba la
muerte de Patroclo, hasta que Zeus ...
CANTO XVIII
Júpiter a Temis que, partiendo de las cumbres del Olimpo convocase a la junta de los
dioses y ella fue de un l...
CANTO XIX
Así que los teucros llegaron al vado del voraginoso Janto, rio de hermosa corriente a quien
el inmortal Júpiter ...
El anciano Príamo fue el primero que con sus propios ojos le vió venir por la llanura, tan
resplandeciente como el astro q...
llevémonos este cadáver. Hemos obtenido una gran victoria: matamos al divino Héctor,
a quien dentro de la ciudad de los tr...
CANTO XXII
Aquiles lloraba, acercándose al compañero querido sin que el sueño atrayente de la
muerte pueda vencerlo: daba ...
COMENTARIO PERSONAL
Esta obra nos pareció muy interesante, ya que que el autor “Homero” la realizó con el fin
de entretene...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Resumen del "Libro La Iliada"

11,393 views

Published on

Proyecto de Expresión Oral y escrita, Primer Semestre B

Published in: Education
  • Puedes obtener ayuda de ⇒ www.EddyHelp.com ⇐ con cualquier tipo de trabajo, desde una redacción para el instituto hasta una tesis doctoral en inglés y español
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • You might get some help from ⇒ www.MyResumeHelp.net ⇐ Success and best regards!
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Hi there! I just wanted to share a list of sites that helped me a lot during my studies: .................................................................................................................................... www.EssayWrite.best - Write an essay .................................................................................................................................... www.LitReview.xyz - Summary of books .................................................................................................................................... www.Coursework.best - Online coursework .................................................................................................................................... www.Dissertations.me - proquest dissertations .................................................................................................................................... www.ReMovie.club - Movies reviews .................................................................................................................................... www.WebSlides.vip - Best powerpoint presentations .................................................................................................................................... www.WritePaper.info - Write a research paper .................................................................................................................................... www.EddyHelp.com - Homework help online .................................................................................................................................... www.MyResumeHelp.net - Professional resume writing service .................................................................................................................................. www.HelpWriting.net - Help with writing any papers ......................................................................................................................................... Save so as not to lose
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Dating for everyone is here: ♥♥♥ http://bit.ly/39mQKz3 ♥♥♥
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Dating direct: ❶❶❶ http://bit.ly/39mQKz3 ❶❶❶
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Resumen del "Libro La Iliada"

  1. 1. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA Calidad, Pertinencia y Calidez UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS QUÍMICAS Y DE LA SALUD CARRERA DE CIENCIAS MÉDICAS PROYECTO DE AULA La Ilíada DOCENTE: Ing. Ramiro Quezada ASIGNATURA: Expresión oral y escrita INTEGRANTES: o Gómez Pinos Leidy Paulina o Orosco Aponte Luis Javier o Rodríguez Paz Karen Denisse o Sares Asanza Lissette Stefany CURSO: Primero “B” EL ORO – MACHALA 2016-2017
  2. 2. INTRODUCCIÓN La Ilíada de homero aparte de relatar la cólera humana en especial la de Aquiles hijo de Peleo y de Tetis, también relata la guerra que se desato entre los Troyanos contra los Griegos debido a un Lio amoroso entre el rey de Esparta Menelao y Paris (príncipe de Troya). Pues Paris quien había sido huésped de Menelao se enamoró de su esposa, y se la llevó a Troya. Menelao furioso hablo con Agamenón para recuperarla. Así fue como los griegos en sus naves fueron a combatir a Troya, sin embargo sin el apoyo de Aquiles, pues éste se había enfadado con Agamenón (rey de los Aqueos), debido a que le había quitado a Briseida a quien amaba, como recompensa de haber devuelto a Briseida a su padre Crises en consecuencia le pidió a Júpiter que hiciera perecer a los Aqueos. Así inició la guerra cada bando con el apoyo de algunos dioses, por una parte los aqueos con el apoyo de Juno, Minerva y Neptuno, por otra parte los Troyanos con el apoyo de Júpiter, Apolo y Marte. Al Júpiter ser el más poderoso y soberano de todos los dioses, los que terminaron más favorecidos fueron los Troyanos, hasta que Júpiter cumplió sus objetivos, que era el de darle fuerzas a Héctor para que matase a Patroclo (mejor amigo de Aquiles) y así enfurecer a Aquiles para que vuelva. Júpiter cumplió su propósito, y pidió a los dioses que no se entrometan, así es como Aquiles con su cólera enfrenta a Héctor, y lo asesina, arrastra su cuerpo en su carreta de guerra, hasta el lugar donde se encontraban las naves, donde realizaron honras fúnebres a Patroclo. Finalmente el rey de Troya Príamo se dirige a las naves Aqueas para pedir el cuerpo de su hijo y así finalmente lo rescata. FALTA EN UNA SOLA HOJA OBJETIVO GENERAL Dar a conocer sobre ciertos personajes en su obra con el fin de entretener a las personas e incentivar a practicar la lectura para así obtener un mejor léxico.
  3. 3. DESARROLLO: CANTO I Desata los acontecimientos más importantes los cuales dieron cabida a grandes guerras que se desarrollaran posteriormente, esta primera parte se desarrolló en 22 días. Encontramos en los primeros versos, la influencia de la presencia de los dioses en el pueblo. Es decir empieza con una súplica a una diosa llamada Mnemosine, ella inspiraba a los aedos en sus cantos es la diosa de la memoria. Rogaban que haya paz en sus pueblos porque se cumpla la voluntad de Júpiter (Zeus). El hijo de Júpiter y Latona, suscita una maligna peste hacia el ejército que perecía cada día por la remisión de su hija, lo que incito a poner en marcha su nave para destruir la ciudad de Príamo y regresar felizmente a la patria junto con la libertad de su hija. Pero Agamenón no acepto este mensaje amenazando a aquel anciano con que no soltara a su hija hasta que alcance la vejez, desatando así una de las primeras guerras que duraron 9 días atentando con la vida de los aqueos, en el décimo día Aquiles convocó al pueblo a una reunión para poder acabar con la matanza hacia los aqueos ya que no comprendía el porqué de Febo Apolo para que cause tantos daños a su pueblo. Teniendo en cuenta que una razón puede ser porque Agamenón tenía en su poder a Criseida. El, la libera pero retiene a Briseida. Dando así apretura para que Júpiter decida como victoriosos a Troya mientras no devuelvan a Briseida. Pero luego del conflicto Juno, esposa de Júpiter se enoja porque ella apoyaba a los aqueos, molestándose fuertemente con él, pero como Júpiter era uno de los dioses que se respetaba ella silencio y se obedeció lo que el decreto. CANTO II Júpiter no probo el dulce sueño esa noche con el propósito de honrar a Aquiles y provocar una gran matanza hacia los Aqueos, mencionó por sueño a Agamenón que, saque sus naves y enliste a los aqueos para que tomen por posesión a Troya, pueblo de anchas calles.
  4. 4. Tal como en el sueño partió hacia las veleras aqueas y encuentra a Néstor, hijo de Neleo a quien cuenta todo el sueño, este partió inmediatamente hacia las anchas calles de Troya. Pero este era una prueba por parte de Júpiter, se desarrolló una guerra en donde el pueblo aqueo perdió a muchos de sus hombres saliendo perdedores de esa batalla, solo se escuchó la voz de Agamenón al culpar a Júpiter de un mentiroso y engañoso. CANTO III Tras prepararse arduamente para la tan esperada guerra los aqueos cada día van acercándose hacia ese momento triunfal en el que verán a Troya a sus pies. Y la guerra ha llegado en el momento indicado todos estaban colocados con sus respectivos jefes, dispuestos avanzaban y con mucho valor mutuamente. De pronto se desarrolla una conversación entre Paris y Menelao todo con un mismo objetivo, Helena. Pero antes de esto Héctor reclama y juzga fuertemente a Paris, por ser de flexible corazón y mujeriego, que solo ve por el bien propio de él y no el de su pueblo, ahí comienza la cobardía y el miedo por parte de Paris. Cuando entonces decidido propone una pelea donde solo este involucrado Melenao y el, por el amor de la preciosa doncella Helena junto con todas sus riquezas. Los aqueos empezaron a lanzar flechas, dardos y piedras. Hasta que Agamenón exclamo fuertemente: escuchad a Héctor y deténganse. El propuso a los aqueos el acuerdo de Paris, dando por comienzo la guerra entre estos dos, en todo el desarrollo de la misma llego a ganar Melenao quien exigía su recompensa que era Helena junto con sus riquezas; la paz y la amistad entre estos dos grandes pueblos. Así los aqueos quedaron aplaudiendo grandiosa victoria. CANTO IV Melenao tras ser el vencedor y triunfador espera a que Helena sea entregada, pero se revela una nueva noticia, que con la ayuda de Afrodita Melenao ha escapado con Helena, el amor de su vida. Pero Atenea enemiga profunda de los Troyanos convence a Pandaro para que atente contra la vida de Melenao y lo hiere, Melenao en suma calma exclama: no espanten a los aqueos, la aguda flecha no me ha herido mortalmente. El rey Armagedón respondió con ayuda de un médico. En ese momento Melenao se indigna al saber que Paris no ha cumplido con su trato y lo ha rechazado y violado, entonces él manda un
  5. 5. comunicado a todos los troyanos amenazándolos: Pagaron dicho engaño por parte de los Troyanos y rompe totalmente el acuerdo de Paz y amistad. Así ambas partes reciben diferentes críticas y personajes de acuerdo con cada uno de ellos. CANTO V Héctor y Paris salen de Troya hacia la batalla y comienzan a derrotar a los aqueos, en vista que los aqueos iban cayendo uno tras otro y perderían la batalla, minerva decidió bajar del olimpo, y apolo al observarla, también bajó y le preguntó: ¿Qué es lo que planeaba hacer?, hablaron y decidieron que la batalla acabaría ese mismo día si Héctor se enfrenta a uno de los más fuertes aqueos, hablan con Héctor para que ofrezca esto a los aqueos y Agamenón al ver esto también freno sus tropas habla con los aqueos y les ofrece la batalla, entonces el rey acepta el reto y escogen a la suerte, mediante un sorteo qué guerrero iba a pelear contra Héctor, entre el sorteo estaban grandes guerreros como Diomedes, Áyax, el rey de micenas y entre otros, donde Áyax fue el ganador y entonces empezó la batalla, en medio de la cual apareció Idiomeneo, un heraldo de Troya y ordenó a los dos que paren la batalla y que continuaran otro día porque si no la batalla los consumiría, tanto a Áyax como a Héctor comprenden la situación y aceptan, cada uno de los troyanos y de los aqueos se regresan a sus lugares, los aqueos se dirigen a sus naves y los troyanos a Troya. Al llegar la noche hubo una asamblea en Troya, donde salió Antenor que era un anciano importante diciendo que debían devolver a Elena junto con las riquezas que Paris había tomado de los aqueos, pero Paris se levantó y dijo que no iba a regresar a Elena y quedaron en que no regresarían a la muchacha aquea con la condición de que devolviera las riquezas y aparte Paris donaría algunas de las suyas guardadas en su palacio; Le ordenan a uno de los heraldos que vaya a informarles a la nave de los aqueos, pero al comunicarles, Diomedes se levanta y responde que ellos no iban a aceptar, porque era obvio que los troyanos iban a perecer entonces llegaron a un acuerdo en que tanto aqueos y troyanos harían una tregua temporal para darles una correcta sepultura a los que quedaron en el campo de batalla. CANTO VI
  6. 6. En el olimpo hay una reunión de todos los dioses, y Júpiter comunica que nadie puede intervenir la batalla o sino ejercería su poder, empieza la batalla de sol a sol, dardos por todos lados, cayendo hombres tanto de un lado como del otro donde denota que los troyanos tienen la ventaja, uno de los más poderosos aqueos comienza a huir como lo hace Diomedes y otros más, Héctor para provocar a Diomedes le dice en forma de burla que es como una doncella, entonces Héctor hace que los troyanos los persigan a todos, para ver si así se apoderan del escudo de Néstor, que era también un famoso peleador o de la coraza de Diomedes, entonces si lograban hacer eso había una probabilidad de que los saqueos se vayan esa misma noche en sus naves, sin embargo Juno indignada en el olimpo pega un grito y pide a Neptuno que se apiade de los aqueos y los ayude, se los termina ayudando pero de nada sirve porque Júpiter está de parte de los troyanos y éste es el más poderoso. Todos los dioses discuten de nuevo y todo contra Júpiter porque él era el que estaba en ira contra los aqueos y este les dice: yo no descansaré, aún faltan muchos males que le caerán a los aqueos; Él le había dado poder a Héctor de no cansarse hasta que llegue a las naves donde estaba Aquiles para que ahí Aquiles se defienda. Al acabar el día, llega la tranquilidad en la noche para los aqueos que estaban siendo derrotados por los troyanos, y la noche termina una vez más salvando a los aqueos de la batalla. CANTO VII Los troyanos quienes ya habían tomado el control de la batalla, consiguieron vigilia cerca del campamento de los aqueos y los tenían dominados, una sensación de miedo y quererse fugar se apodero de los aqueos incluso del rey Agamenón, En una asamblea de los aqueos Diomedes hablo al rey con una voz amenazante y junto a Néstor quedaron que habría que entregarles presentes a Aquiles y devolverle a Briseida para que el vuelva a la batalla, Fénix lo mencionan como jefe de la embajada la cual estará conformada por Áyax y Ulises y acompañados también por los heraldos, Ollo y Uribates, todos ellos eran quienes constituirían la embajada para dirigirse hacia Aquiles. Al llegar donde Aquiles el mismo que se encontraba acompañado de Patroclo el cual era uno de los hombres de Aquiles y el mejor amigo, les ofrecen vino a los troyanos, se sientan y hablan. Luego de numerosos ofrecimientos que el rey Agamenón les habían
  7. 7. ofrecido, Aquiles le menciona a Ulises que su pensamiento es que Agamenón no es de persuadirlo pues él no piensa ayudarlo. Al final la embajada termina regresando muy enojados por la altanería de Aquiles y le informan al rey Agamenón la respuesta de Aquiles y les dice que ya no piensen que, si se quedará o si se marchará, pues si se queda el combatirá. CANTO VIII El rey de los aqueos Agamenón, no podía dormir, tampoco Menelao ni Néstor, por lo cual Agamenón hace una pequeña asamblea entre los más importantes donde se deciden enviar espías hacia el campo troyano y terminan enviando a Diomedes y a Ulises, los troyanos también planeaban hacer los mismo, ellos enviaron a mandaron a Dolón, la única diferencia era que a los aqueos los acompañaba minerva y los troyanos nadie, entonces a lo que Diomedes y Ulises llegaban al campo troyano observan salir de ahí a Dolón, lo siguen hasta que se aleja del campo troyano y lo acorralan y le sacan información y luego lo matan, los aqueos le mintieron que no lo iban a matar para sacarle información y cuando les dio la información lo mataron, luego con ésta se dirigieron hacia un lado donde estaban los caballos, los cuales fueron robados por ellos, y mientras algunos de los troyanos estaban dormidos, mataron a 12 hombres junto con su rey. Los troyanos eran aliados de bastantes pueblos y cada pueblo tenía su rey, Ulises y Diomedes mataron a todos esos hombres mientras dormían y regresaron con los caballos a las naves aqueas donde todos les aplaudieron esa gran hazaña que elaboraron. CANTO IX Al amanecer se renueva la batalla, en la cabeza va Agamenón el mismo que se dirige furioso y con todas sus fuerzas a matar muchos troyanos, pero mata a un hijo de Antenor y su hermano Coón lo observó entonces el pasó desapercibido logro herirle la pierda a Agamenón pero sin embargo este no abandonó la batalla y mato a con; Al matar a los dos hijos de Antenor, el siguió aun herido, mientras tanto Júpiter le había dicho a iris que le comunique a Héctor que espere a que Agamenón comience a huir porque de todas formas iba a hacer herido por una lanza, la misma que él había herido a con. Luego de que la herida de Agamenón dejara de sangrar, Héctor espero a que la misma se secara y que le
  8. 8. empiece el dolor para que Agamenón hulla y así Héctor poder aprovechar para darle ánimos a los troyanos para que rompan las filas de los aqueos. Y así fue como poco a poco fueron liderando los troyanos, pero luego apareció Diomedes que hirió un poco a Héctor y este huye, por ahí mismo aparece Paris y le clava una flecha en el pie a Diomedes y sigue transcurriendo la batalla, donde Paris logra también herir a Ulises, y a otros más personajes importantes en la batalla, finalmente Patroclo es enviado a la tienda de Aquiles para informar acerca de las noticias de la batalla. CANTO X Al amanecer, y caer los primeros rayos de sol Tetis llegó a las naves con la armadura que obtuvo de Vulcano, halló al más apreciado hijo llorando desconsoladamente justo sobre el cadáver de Patroclo rodeado de muchos amigos que del mismo modo cayeron en llanto. La divina entre las diosas tomó con su mano a Aquiles mientras le decía: “¡Hijo mío! Aunque estemos afligidos dejemos que éste perezca, ya que sucumbió por la voluntad de los dioses; pero ahora recibe la armadura que ha sido fabricada por Vulcano tan magnífica y excelente que jamás varón alguno uso para proteger sus hombros”. La diosa justo después de hablar colocó junto a Aquiles las armas labradas mientras estas resonaban. A todos los mirmidones les sobrevino temblor; no se atrevían a mirar hacia al frente, huyeron espantados. Aquiles al verlos, sintió como su cólera se recrudecía; los ojos le centellaron, como una llama bajo sus parpados; el héroe gozaba teniendo el espléndido regalo de la deidad. Tú convoca a junta a los héroes aqueos, renuncia a la cólera contra Agamenón, ármate para el combate y vístete de valor. Cuando dijo esto despidió a los reyes, y solamente se quedaron los dos Atridas, el divino Ulises, Néstor, Idomeneo y el anciano Fénix para poder distraer a Aquiles que se encontraba afligido acordándose de Patroclo, daba hondos y frecuentes suspiros. Automedonte se ocupaba de uncir los caballos: sujetándolos con correas hermosas, el freno en la boca y las riendas tendidas hacia atrás atadas a la fuerte silla.
  9. 9. Sin mucha espera Automedonte tomó el látigo y saltó al carro. Aquiles con su brillante armadura, del mismo modo subió mientras exhortaba voces horribles a los caballos de su padre: “¡Janto y Balio, ilustres hijos de Podarga! De traer a salvo al campamento de los dánaos al que hoy os guía; y no le dejéis muerto en la liza como a Patroclo. Nosotros correríamos tan velóces como el soplo del Céfiro, que es tenido por el más rápido. Pero también tú estás destinado a caer a manos de un dios y de un mortal.” Justo al decir estas palabras, las furias le cortaron la voz. Y muy indignado, Aquiles, dijo: “¡Janto! ¿Por qué me vaticinas la muerte? No hay ninguna necesidad de hacerlo. Yo sé que mi destino es perecer aquí, lejos de mi padre y de mi madre; con eso no a de descansar hasta que harte con el combate a los teucros.” Luego dando voces dirigió a los caballos por las primeras filas. CANTO XI En las murallas, tras estas se encontraban los aqueos, los troyanos que estaban dominando la batalla se dividieron en grupos, el grupo de Héctor junto con Polidamante que era un sabio que les ofrecía buenos consejos, fueron hacia las murallas para tratar de derrumbarlas mientras los otros grupos luchaban, Polidamante junto a Héctor cruzaron un foso lleno de sangre para llegar a la susodicha, Héctor con miedo a ser atacados por los aqueos fue aconsejado por Polidamante diciéndole que no importaba, que no tema porque Júpiter ya había decidido que los troyanos tenían que ganar la batalla, dicho esto siguieron en dirección a la muralla para poder romperla y al estar allí se abrió una brecha que fue utilizada por los mismos para intentar destruir la muralla, al lograrlo y gracias a Héctor que con una piedra logró destruir la muralla pese a que los aqueos habían llamado a Teucro y Áyax lograron atravesar su objetivo. CANTO XII. Zeus acerco a Héctor y a los troyanos a las naves griegas para que continuara la batalla, Poseidón tuvo mucha pena de los griegos viendo tantas almas muertas se llenó de mucha ira en contra de Zeus, decidió tomar la forma de un mortal y mezclarse con los
  10. 10. guerreros griegos para ayudarles en valor y fuerza, de esta manera combatieron a Héctor que amenazaba con atravesar por las tiendas y naves griegas de manera sencilla. Pero Héctor tuvo que alzar la mirada y retroceder para animar a sus hombres al ataque con más fuerza. Los hijos de Cronos preparaban grandes males a los héroes por su inversa manera de pensar, Zeus quería que ganara Héctor y los troyanos, para glorificar a Aquiles, el de los pies ligeros. Pretendía que elejército griego pereciera totalmente, pues sólo intentaba honrar aTetis y a su hijo que había sido humillado por Agamenón. Poseidón Dios de los mares era menor que Zeus y estaba a favor de los griegos, pero no podía ayudarlos notablemente para no disgustar a Zeus. En esta indecisión cientos de soldados de ambos ejércitos resultaron muertos, el tremendo estruendo que producían ambos ejércitos alcanzaba al cielo y a la morada claridad de Zeus. CANTO XIII Néstor oculto escuchaba a los soldados discutiendo cada vez más fuerte, decidió ir en busca a Agamenón y de los otros reyes para discutir una estrategia que les salvara de la derrota. Se reunió con Agamenón, Tidida y Odiseo y les converso de su inquietud, Agamenón aterrorizado lleno de miedo decidió que mejor sería sacar las naves al mar y preparar la retirada antes que dejarse coger por los troyanos, Odiseo lleno de furia lo miro y protesto contra la propuesta de Agamenón. Diomedes Tidida dijo que ellas tenían valor para luchar y que no temían miedo hacia los troyanos. Poseidón Dios de los mares, que estaba a favor de los griegos decidió disfrazarse de un viejo y se acercó a los reyes infundiéndoles valor en el corazón a todos los griegos para que lucharan y combatieran sin descanso. Desde la cima del Olimpo, Hera la mujer de Zeus observo a su hermano que se movía en la batalla y decidió ayudarlo, bajo a la cumbre de Afrodita donde se encerraban todos los encantos.
  11. 11. Hablo con el sueño, hermano de la muerte y le pidió que le ayude a adormecer a Zeus para que los griegos aprovecharan y ganar a los troyanos, así se hizo, el mar arremetió con los troyanos. CANTO XIV. Zeus despierta en el monte Ida, observa cómo está la batalla y se dio cuenta de que había sido engañado por Hera, Zeus furiosamente le reclama a Hera, la diosa de ojos de novilla le explico que Poseidón, que no estaba atacando por orden suya, sino que él sentía pena por los griegos y decidió ayudarlos. Entonces Zeus le dijo que fuera a Olimpo en busca de Iris y Apolo, ella debía ir donde Poseidón y pedirle que dejara de pelear. Apolo por su parte debería ayudar a Héctor, así los troyanos llegarían en persecución de los griegos hacia la nave de Aquiles, enviaría a su compañero Patroclo, que moriría herido por la lanza de Héctor. Irritado por la muerte de Patroclo, el divino Aquiles mataría a Héctor, desde ese momento Zeus haría que los troyanos fueran perseguidos, hasta que los griegos tomen Troya. Hera, sin desobedecer fue al Olimpo y llamo a Iris y Apolo y le dijo que fueran donde Zeus e hicieran lo que Zeus ordenara. Zeus ordeno a la diosa Iris que dijera a Poseidón que dejara de combatir junto a los griegos o que se arrepentirá, Iris así lo hizo y Poseidón cedió a pesar estar irritado. El dios del mar se retiró dejando solo a los griegos, Zeus pidió a Apolo que ilumine a Héctor y a los suyos contra los griegos, hasta que huyeran hacia las naves. Néstor, protector de los griegos rogó especialmente a Zeus y éste le respondió con un trueno, al oírlo los troyanos avanzaron junto a las naves y siguieron luchando encarnizadamente. Desde el cielo, Zeus protegía a Héctor y le daba honor y gloria porque el héroe debía vivir poco. CANTO XV Patroclo se presentó a Aquiles derramando ardientes lágrimas, Aquiles le pregunto cuál es la causa del llanto, Patroclo le dijo que era un despiadado, y que si Aquiles no deseaba
  12. 12. pelear con los griegos lo haría él, con sus armas y valor para que los troyanos piensen que era Aquiles y salir huyendo, de esta manera los griegos se reanimaran a la batalla. Así fue Patroclo lo hizo con la ayuda de Aquiles, mientras tanto los troyanos arrojaron voraz fuego a la nave más grande de los griegos y éste se extendió rápidamente, Patroclo con las armas recién fabricadas de Aquiles, se unió al ejercito de Aquiles que entraba en combate. Patroclo fue el primero en luchar lanzo una lanza, uno de los jefes cayó muerto y los soldados se desbastaron, los griegos aprovecharon la confusión y echaron a los troyanos de los bajeles y apagaron el fuego. Héctor viendo que su ejército estaba siendo derrotado, procuraba salvar a sus compañeros. Patroclo, siguió luchando fieramente con sus compañeros destruyendo a sus enemigos, de pronto el dios Apolo salió a su encuentro, Patroclo con los ojos llenos de miedo siente lentamente que se le desliza el casco de su cabeza, entonces un troyano aprovecho y le clavó la pica en la espalda, herido comenzó a retroceder, pero Héctor alcanzo a verlo y lo siguió hasta clavarle la lanza en el vientre. Hasta matarlo dolorosamente y humillantemente. CANTO XVI Menelao, se dio cuenta que Patroclo había sucumbido en la batalla a manos de Héctor, los troyanos, este empezó a moverse en torno al cadáver para defenderlo. Héctor y su ejército lo atacaron y despojaron a Patroclo de sus armas y se lo llevaron arrastrando, pero Ayante lo rescato y lo protegió. Zeus al ver que Héctor visito las armas divinas le contesto. No piensas en la muerte, que ya se halla cerca de ti y vistes las armas divinas de un hombre a quien todos temen. Has matado a su amigo y le has quitado sus armas, todavía te dejare que alcances una gran victoria, pero no recibirás las armas de tus manos al volver a combatir. Los griegos a su vez, permanecían firmes alrededor del cadáver de su compañero. Ayante parecido por su bravura al jabalí que en el monte dispersa fácilmente a los perros, dispersó a las tropas troyanas que se agitaban alrededor de Patroclo con el propósito de llevarlo a la ciudad y alcanzar así la gloria.
  13. 13. Así pasaron todo el día con el ardor del fuego y el cruel combate, Aquiles ignoraba la muerte de Patroclo, hasta que Zeus dio la victoria a los troyanos. Menelao viendo la gran derrota busco a Antíloco, hijo de Néstor el sabio, para que regresara al campamento de Aquiles y le comunicara la muerte de Patroclo. CANTO XVII Aquiles presentía lo sucedido, al ver que los griegos volvían a ser derrotados, Antíloco llego y anunció que Patroclo ha muerto a manos de los troyanos. Negra nube de pesar envolvió a Aquiles, cogió ceniza con ambas manos, la derramó sobre su cabeza, afeó el gracioso rostro y mancho la divina túnica. Las esclavas salieron y en medio de agudos gritos rodearon a Aquiles, su madre desde el fondo del mar, oyó los gemidos de su hijo. Desesperada, subió con las nereidas hasta la playa, allí Aquiles le conto la inmensa pena que sentía con la muerte de su amigo Patroclo y dijo que solo la muerte de Héctor le daría paz. Si hijo, es justo que libres a tus afligidos compañeros de una muerte segura le dijo a Aquiles, no entres en combate hasta que me veas regresar, mañana al amanecer te traeré una hermosa armadura fabricada por Hefesto. Dejo a su hijo y se dirigió al Olimpo para buscar la armadura. Los griegos trataban de rescatar el cadáver de Patroclo y los troyanos se lo impidan, de pronto en la orilla del foso, fuera de la muralla, apareció Aquiles, Dio recias voces y logro ahuyentar a los troyanos, de ese modo, los griegos pudieron rescatar el cadáver de Patroclo, llego el atardecer el sol se escondió en el horizonte y los combatientes suspendieron la lucha. Mientras tanto Tetis cumpliendo a la promesa de su hijo Aquiles, se dirigió a la morada de Hefesto. Hefesto que guardaba gratitud a Tetis por haberle salvado de la muerte cuando era niño, se puso de inmediato a trabajar.
  14. 14. CANTO XVIII Júpiter a Temis que, partiendo de las cumbres del Olimpo convocase a la junta de los dioses y ella fue de un lado para otro y a todos les mandó que acudieran al palacio de Jove. Neptuno tampoco desobedeció a la diosa, y dirigiéndose desde el mar a la junta, se sentó en medio y exploró la voluntad de Júpiter: “¿Por qué oh tu que lanzas encendidos rayos convocas de nuevo la junta de los dioses? ¿Acaso tienes algún propósito acerca de los Teucros y de los Aqueos? El combate y la pelea volverán a encenderse muy pronto entre ambos pueblos.” Aquiles deseaba romper por el gentío en derecho a Héctor Priámida pues el ánimo le impulsaba a saciar con la sangre del héroe a Marte infatigable luchador, más Apolo que enardece a los guerreros movió a Eneas a oponerse a Pelida. También el esclarecido Héctor exhortaba a los Teucros dando gritos y aseguraba que saldría al encuentro de Aquiles: “¡Animosos Teucros! ¡No teman al Pelida! Yo de palabra combatía hasta con los inmortales pero es difícil hacerlo con la situación actual”. Aquiles hirió la sien atravesándole el casco de broncíneas carrilleras a Demoleonte valiente alaid en el combate, seguidamente acometió con la lanza al deiforme Polidoro Priámida a quien su padre no permitía que fuera a las batallas por que era el predilecto de sus hijos al verle pasar, Aquiles el ligero de pies hindiole la lanza en medio de la espalda donde los anillos de oro sujetaban el cinturón y era doble la coraza, y la punta salió al otro lado cerca del ombligo y el joven cayó de rodillas dando lastimeros gritos; Aquiles se revolvía furioso con la lanza, persiguiendo cual una deidad a los que están destinados a morir y la negra tierra manaba sangre. Como, uncidos al yugo dos bueyes de ancha frente para que trillen la blanca cebada en una era de los mugientes bueyes, así los celipedos corceles guiados por Aquiles y hollaban al mismo tiempo cadáveres y escudos, el eje del carro tenía la parte inferior cubierta de sangre y los barrandales estaban salpicados de sanguinolentas gotas que los cascos de los corceles y las llamas de las ruedas despedían.
  15. 15. CANTO XIX Así que los teucros llegaron al vado del voraginoso Janto, rio de hermosa corriente a quien el inmortal Júpiter engendrará, Aquiles los dividió en dos grupos. Aquiles, vástago de Jove, dejó su lanza arrimada en un tamariz en la orilla; saltó al rio como si fuese una deidad, con sólo la espada y meditando en su corazón acciones crueles; y comenzó a herir a diestro y siniestro; al punto levantarse un horrible clamoreo de los que recibían los golpes, y el agua bermejeó con la sangre. Antes que a Patroclo le llegara el día fatal, me era grato de abstenerme de matar a los Teucros y fueron muchos los que cogí vivos y vendí luego; más ahora ninguno se escapará de la muerte, si un dios lo pone en mis manos delante de Ilión y especialmente si es hijo de Príamo. Por tanto, amigo, ¡muere tú también! Aquiles, impelido por el mandato de los dioses, enderezó sus pasos a la llanura inundada por el agua del río, en la cual flotaban cadáveres y hermosas armas de jóvenes muertos en la pelea. El héroe caminaba derechamente, saltando por el agua, sin que el anchuroso río lograra detenerlo; pues Minerva le había dado muchos bríos. Pero el Escamandro no cedía en su furor; sino que se irritaba más contra el Pelida, hinchaba y levantaba lo más alto sus olas y con sus gritos llamaba al Símois: “¡Hermano querido! Juntémonos para contener la fuerza de ese hombre, que pronto tomará la ciudad del Rey Príamo, pues los Teucros no le resistían en la batalla”. Oyó entonces a Júpiter, sentado en el Olimpo, y con el corazón elegre reía al ver que los dioses iban a embestirse. CANTO XX Los Teucros refugiados en la ciudad como cervatos, se recostaban en los bellos baluartes. El hado funesto sólo detuvo a Héctor para que se quedara fuera de Ilión, en las puertas Esceas. Y Febo Apolo dijo al Pélida: ¿Por qué, oh hijo de Peleo, sigues en mortal carrera a un dios inmortal, siendo tu un mortal?
  16. 16. El anciano Príamo fue el primero que con sus propios ojos le vió venir por la llanura, tan resplandeciente como el astro que se puede observar en otoño con sus rasgos completos entre muchas estrellas durante la noche oscura y es llamado el perro de Orión. El viejo gimió mientras se golpeaba la cabeza y, con las manos levantadas exclamó grandes voces y lamentos, eran súplicas dirigidas a su hijo. Héctor continuaba inmóvil ante las puertas y sentía vehemente deseo de combatir contra Aquiles, el anciano sosteniéndole los brazos y con un tono de lastima dijo: “¡Héctor, hijo querido! No aguardes sólo y lejos de los amigos, a ese hombre, para que mueras a manos del Pélida, que es mucho más vigoroso”. “¡Cruel!” dijo la madre de este que en otro lugar se lamentaba sollozando, desnudo su pecho le mostró el seno y derramando lágrimas dijo estas palabras: “¡Héctor, hijo mío! Respeta este seno y apiádate de mí. Si en otro tiempo te daba el pecho para acallar tu lloro, acuérdate de tu niñez, hijo amado; y penetrando en la muralla rechaza ahí mismo a ese enemigo y no salgas a su encuentro. ¡Cruel! Si te mata no podré llorarte”. Mejor sería comenzar de una vez con el combate para que el Olímpico conceda la victoria, estos pensamientos cruzaban por su mente sin moverse de su sitio, cuando se le acercó Aquiles casi fuese a Marte. Cuando ambos guerreros se hallaron frente a frente dijo el primero, Héctor: “No huiré más de ti, oh hijo de Peleo, como hasta ahora. Tres veces di la vuelta, huyendo, en torno a la gran ciudad de Príamo, sin atreverme nunca a esperar tu acometida. Mas ya mi ánimo me impulsa a afrontarte, o te mato, o me matas” Héctor llevaba su cuerpo bien protegido con la armadura que le quitó a Patroclo luego de matarle, su único lugar descubierto eran sus clavículas y el cuello. Héctor cayó e el polvo, y el divino Aquiles se jactó de su triunfo diciendo: “¡Héctor! Cuando despojabas el cadáver de Patroclo te sentiste salvado y no me temiste porque me hallaba ausente. ¡Necio! A ti los perros y las aves te desmembrarán ignominosamente, y a Patroclo los aqueos le harán honras fúnebres” Justo al terminar de hablar la muerte se cobraba su víctima entres sus lamentos por dejar su cuerpo y vida terrenal descendió hasta el Orco y aunque muerto Aquiles le dijo: “¡Muere! Y yo perderé la vida cuando Júpiter y los demás dioses inmortales decidan cumplir mi destino” Ahora, ea, volvamos, cantando el peán, a las cóncavas naves, y
  17. 17. llevémonos este cadáver. Hemos obtenido una gran victoria: matamos al divino Héctor, a quien dentro de la ciudad de los troyanos dirigían votos como a un dios” La esposa de Héctor nada sabía, debido a que ningún mensajero le llevó la noticia de que su marido se quedara fuera del muro. Cuando llegó a la torre y la multitud de gente que allí se encontraba se detuvo y observó como en el campo los veloces caballos arrastraban cruelmente el cuerpo de Héctor. Exclamó: “¡Héctor! ¡Hay de mí, infeliz! Ambos nacimos con la misma suerte tú en Troya, en el palacio de Príamo y yo en Tebas, al pie del selvoso Placo”. CANTO XXI Los Aqueos en la ciudad gemían una vez habían llegado a las naves y al Helespontose fueron a sus respectivos bajeles. Pero los mirmidones fueron detenidos por Aquiles evitando que se dispersen y entre ellos dijo: “¡Mirmidone, de rápidos corceles, mis compañeros amados! No desatemos del yugo los solípedos bridones; acerquémonos con ellos y los carros a Patroclo, llorémosle, que este es el honor que a los muertos se les debe. Y una vez en tristeza absoluta, desunciremos los caballos y cenaremos aquí mismo entre todos”. El Pelida comenzó entre ellos el funeral lamento colocando sus manos homicidas sobre el pecho del difunto: “¡Alégrate, oh Patroclo, aunque estés en el Orco! Ya voy a cumplirte todo lo que te prometí; he traído arrastrado el cadáver de Héctor que engollaré ante tu pira a doce hijos de troyanos ilustres, por la cólera que me causó tu muerte”. El divino Aquiles sostenía la cabeza y estaba triste por que despedía para el orco el “eximinio” compañero. Cuando llegaron al lugar Aquiles les señaló, dejaron el cadáver en el suelo, y enseguida amontonaron abundante leña.
  18. 18. CANTO XXII Aquiles lloraba, acercándose al compañero querido sin que el sueño atrayente de la muerte pueda vencerlo: daba vueltas acá y allá, y con amargura traía a la memoria el vigor y gran ánimo de Patroclo. Entonces el padre de los hombres y los dioses empezó a hablar así: “¡Hijo mío! ¿Hasta cuándo dejarás que el llanto y la tristeza roan tu corazón, sin acordarte ni de la comida, ni del concúbito? Buenos es que goce del amor con una mujer, pues no vivirás mucho tiempo: la muerte y el hades para ti se avecinan y ahora préstame atención pues traigo un mensaje de Júpiter, dice que los dioses están muy irritados contra ti, porque enfureciéndote retienes a Héctor en las naves y no permites su redención. El entrega el cadáver y acepta su rescate” A lo que Aquiles respondió: “Sea así, Quien traiga el rescate se lleve el muerto; ya que, con ánimo benévolo, el mismo Olímpico lo ha dispuesto” Mientras Saturno enviaba a Iris hacia Ilión: “¡Anda, ve, rápida iris! Deja tu asiento del Olimpo, entra al Ilión y di al magnánimo Príamo que encamine las naves de los aqueos y rescate al hijo, llevando a Aquiles dones que aplaquen su enojo; vaya solo y ningún troyano se le junte” De inmediato Priamo reprendió a sus hijos Heleno, París, Agatón divino, Pamón, Antífono, Polites, Deifobo, Hipotoo y Dío. “¡Daos prisa, malos hijos, ruines! Ojalá que en lugar de Héctor hubieseis muerto todos ustedes en las naves” Acuérdate padre Aquiles, semejante a los dioses que tiene la misma edad que yo y ha llegado a los funestos umbrales de la vejez. Lavado y ungido en aceite, fue cubierto por las esclavas, después el mismo Aquiles lo levantó y lo colocaron en un carro. La gente del pueblo se reunió fuera de la ciudad y por 9 días acarrearon leña y al décimo día, con los ojos preñados de lágrimas, el cadáver de Héctor, lo pusieron en lo alto de la pira y le prendieron fuego. Levantando el túmulo regresaron al palacio del rey Príamo y celebraron el banquete fúnebre, de esta forma celebraron las honras de Héctor. ESQUEMA Los aqueos Los troyanos se niegan a devolverla Se desató la última guerra en donde Aquiles vengaba a la muerte de su amigo Patroclo matando a Héctor. Final de guerraEmpieza la discordia Acontecimientos como consecuencia.
  19. 19. COMENTARIO PERSONAL Esta obra nos pareció muy interesante, ya que que el autor “Homero” la realizó con el fin de entretener a las personas y al mismo tiempo incentivar a los niños a la guerra. Ésta obra trata sobre la caída de Troya, al igual de mencionar a un personaje muy conocido por todos nosotros como Aquiles, es un semidiós hijo de Peleo y la diosa Tetis, quien eligió ir a la guerra y morir allá para que su nombre sea conocido. Todo inicia con los príncipes de Troya Paris y Héctor ya que Paris se enamora de Helena esposa de Menelao y este se la lleva a Troya, Menelao indignado busca la ayuda de su hermano Agamenón Rey de Grecia para que lo ayude a recuperarlo y recuperar su honor, sin embargo, en esta guerra eran los dioses ayudándoles; unos favorecían a los Aqueos y otros a los Troyanos. Esta Historia es muy bonita y al mismo tiempo entretenida, al leerla uno siente que se transporta a la escena de la guerra formándonos así una idea de cómo pudo haber pasado esta linda historia. LINK DEL BLOG http://expresionoraljacob.blogspot.com/ La Ilíada Ambos por el amor de Helena y su devolución a los aqueos. Los troyanos Se desatan guerras con pérdidas irreparables. Muere cruelmente Patroclo en manos del troyano Héctor.

×