Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
What to Upload to SlideShare
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

0

Share

Download to read offline

Ley del Estatuto de los Trabajadores (ERE - Outplacement en España)

Download to read offline

¿Sabías que una empresa de 50 o más trabajadores está obligada por ley (RDL 2/2015, texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores) a ofrecer un plan de recolocación externa con medidas de formación y orientación profesional, atención personalizada y búsqueda activa de empleo a las personas trabajadoras afectadas, con el objetivo de paliar los efectos negativos en caso de despido?

La ley -artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores- obliga a las empresas que llevan a cabo «un despido colectivo que afecte a más de 50 trabajadores a ofrecer a los empleados afectados un plan de recolocación externa a través de empresas autorizadas».

Los planes de recolocación deben garantizar a estos empleados, especialmente en el caso de los de edad más avanzada, un servicio continuado durante un periodo mínimo de seis meses que incluya una atención personalizada, así como medidas de formación y orientación profesional y ayuda en la búsqueda activa de empleo.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

Ley del Estatuto de los Trabajadores (ERE - Outplacement en España)

  1. 1. Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Ministerio de Empleo y Seguridad Social �BOE� n�m. 255, de 24 de octubre de 2015 Referencia: BOE-A-2015-11430 �NDICE Pre�mbulo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 Art�culos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 Art�culo �nico. Aprobaci�n del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.. . . . . . . . . . 8 Disposiciones derogatorias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 Disposici�n derogatoria �nica. Derogaci�n normativa.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY DEL ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 T�TULO I. De la relaci�n individual de trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 CAP�TULO I. Disposiciones generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Secci�n 1.� �mbito y fuentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Art�culo 1. �mbito de aplicaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Art�culo 2. Relaciones laborales de car�cter especial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 Art�culo 3. Fuentes de la relaci�n laboral.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 Secci�n 2.� Derechos y deberes laborales b�sicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Art�culo 4. Derechos laborales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Art�culo 5. Deberes laborales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Secci�n 3.� Elementos y eficacia del contrato de trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 Art�culo 6. Trabajo de los menores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 Art�culo 7. Capacidad para contratar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 1
  2. 2. Art�culo 8. Forma del contrato.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 Art�culo 9. Validez del contrato. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Secci�n 4.� Modalidades del contrato de trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Art�culo 10. Trabajo en com�n y contrato de grupo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Art�culo 11. Contratos formativos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Art�culo 12. Contrato a tiempo parcial y contrato de relevo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16 Art�culo 13. Trabajo a distancia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 CAP�TULO II. Contenido del contrato de trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 Secci�n 1.� Duraci�n del contrato . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 Art�culo 14. Periodo de prueba. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 Art�culo 15. Duraci�n del contrato. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 Art�culo 16. Contrato fijo-discontinuo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 Secci�n 2.� Derechos y deberes derivados del contrato . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 Art�culo 17. No discriminaci�n en las relaciones laborales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 Art�culo 18. Inviolabilidad de la persona del trabajador. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 Art�culo 19. Seguridad y salud en el trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 Art�culo 20. Direcci�n y control de la actividad laboral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 Art�culo 20 bis. Derechos de los trabajadores a la intimidad en relaci�n con el entorno digital y a la desconexi�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 Art�culo 21. Pacto de no concurrencia y de permanencia en la empresa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 Secci�n 3.� Clasificaci�n profesional y promoci�n en el trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 Art�culo 22. Sistema de clasificaci�n profesional. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 Art�culo 23. Promoci�n y formaci�n profesional en el trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Art�culo 24. Ascensos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Art�culo 25. Promoci�n econ�mica.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Secci�n 4.� Salarios y garant�as salariales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Art�culo 26. Del salario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Art�culo 27. Salario m�nimo interprofesional. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26 Art�culo 28. Igualdad de remuneraci�n por raz�n de sexo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26 Art�culo 29. Liquidaci�n y pago. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Art�culo 30. Imposibilidad de la prestaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Art�culo 31. Gratificaciones extraordinarias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 2
  3. 3. Art�culo 32. Garant�as del salario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Art�culo 33. El Fondo de Garant�a Salarial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 Secci�n 5.� Tiempo de trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 Art�culo 34. Jornada.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 Art�culo 35. Horas extraordinarias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 Art�culo 36. Trabajo nocturno, trabajo a turnos y ritmo de trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 Art�culo 37. Descanso semanal, fiestas y permisos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 Art�culo 38. Vacaciones anuales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35 CAP�TULO III. Modificaci�n, suspensi�n y extinci�n del contrato de trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 Secci�n 1.� Movilidad funcional y geogr�fica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 Art�culo 39. Movilidad funcional.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 Art�culo 40. Movilidad geogr�fica.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 Art�culo 41. Modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39 Secci�n 2.� Garant�as por cambio de empresario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 Art�culo 42. Subcontrataci�n de obras y servicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 Art�culo 43. Cesi�n de trabajadores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 Art�culo 44. La sucesi�n de empresa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43 Secci�n 3.� Suspensi�n del contrato . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 Art�culo 45. Causas y efectos de la suspensi�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 Art�culo 46. Excedencias.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 Art�culo 47. Suspensi�n del contrato o reducci�n de jornada por causas econ�micas, t�cnicas, organizativas o de producci�n o derivadas de fuerza mayor. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45 Art�culo 48. Suspensi�n con reserva de puesto de trabajo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 Secci�n 4.� Extinci�n del contrato . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 Art�culo 49. Extinci�n del contrato. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 Art�culo 50. Extinci�n por voluntad del trabajador. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 Art�culo 51. Despido colectivo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 Art�culo 52. Extinci�n del contrato por causas objetivas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53 Art�culo 53. Forma y efectos de la extinci�n por causas objetivas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54 Art�culo 54. Despido disciplinario.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55 Art�culo 55. Forma y efectos del despido disciplinario.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55 Art�culo 56. Despido improcedente. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56 BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 3
  4. 4. Secci�n 5.� Procedimiento concursal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Art�culo 57. Procedimiento concursal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 CAP�TULO IV. Faltas y sanciones de los trabajadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Art�culo 58. Faltas y sanciones de los trabajadores. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 CAP�TULO V. Plazos de prescripci�n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Secci�n 1.� Prescripci�n de acciones derivadas del contrato . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Art�culo 59. Prescripci�n y caducidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Secci�n 2.� Prescripci�n de las infracciones y faltas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 Art�culo 60. Prescripci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 T�TULO II. De los derechos de representaci�n colectiva y de reuni�n de los trabajadores en la empresa . . . . . . . 58 CAP�TULO I. Del derecho de representaci�n colectiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 Art�culo 61. Participaci�n.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 Secci�n 1.� �rganos de representaci�n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 Art�culo 62. Delegados de personal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 Art�culo 63. Comit�s de empresa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 Art�culo 64. Derechos de informaci�n y consulta y competencias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 Art�culo 65. Capacidad y sigilo profesional.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 Art�culo 66. Composici�n.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 Art�culo 67. Promoci�n de elecciones y mandato electoral.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62 Art�culo 68. Garant�as.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 Secci�n 2.� Procedimiento electoral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 Art�culo 69. Elecci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 Art�culo 70. Votaci�n para delegados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 Art�culo 71. Elecci�n para el comit� de empresa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 Art�culo 72. Representantes de quienes presten servicios en trabajos fijos-discontinuos y de trabajadores no fijos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65 Art�culo 73. Mesa electoral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65 Art�culo 74. Funciones de la mesa.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65 Art�culo 75. Votaci�n para delegados y comit�s de empresa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66 Art�culo 76. Reclamaciones en materia electoral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67 CAP�TULO II. Del derecho de reuni�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 Art�culo 77. Las asambleas de trabajadores.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 4
  5. 5. Art�culo 78. Lugar de reuni�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 Art�culo 79. Convocatoria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 Art�culo 80. Votaciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 Art�culo 81. Locales y tabl�n de anuncios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 T�TULO III. De la negociaci�n colectiva y de los convenios colectivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 CAP�TULO I. Disposiciones generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 Secci�n 1.� Naturaleza y efectos de los convenios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 Art�culo 82. Concepto y eficacia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 Art�culo 83. Unidades de negociaci�n.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 Art�culo 84. Concurrencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72 Art�culo 85. Contenido. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72 Art�culo 86. Vigencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 Secci�n 2.� Legitimaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74 Art�culo 87. Legitimaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74 Art�culo 88. Comisi�n negociadora. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 CAP�TULO II. Procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 Secci�n 1.� Tramitaci�n, aplicaci�n e interpretaci�n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 Art�culo 89. Tramitaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 Art�culo 90. Validez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 Art�culo 91. Aplicaci�n e interpretaci�n del convenio colectivo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 Secci�n 2.� Adhesi�n y extensi�n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 Art�culo 92. Adhesi�n y extensi�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 Disposiciones adicionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 Disposici�n adicional primera. Trabajo por cuenta propia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 Disposici�n adicional segunda. Contratos para la formaci�n y el aprendizaje.. . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 Disposici�n adicional tercera. Negociaci�n colectiva y contrato fijo de obra. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Disposici�n adicional cuarta. Conceptos retributivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Disposici�n adicional quinta. Personal de alta direcci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Disposici�n adicional sexta. Representaci�n institucional de los empresarios. . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 Disposici�n adicional s�ptima. Regulaci�n de condiciones por rama de actividad. . . . . . . . . . . . . . . . 78 Disposici�n adicional octava. C�digo de Trabajo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 5
  6. 6. Disposici�n adicional novena. Comisi�n Consultiva Nacional de Convenios Colectivos. . . . . . . . . . . . 78 Disposici�n adicional d�cima. Cl�usulas de los convenios colectivos referidas al cumplimiento de la edad ordinaria de jubilaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79 Disposici�n adicional und�cima. Acreditaci�n de la capacidad representativa de las organizaciones sindicales.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79 Disposici�n adicional duod�cima. Preavisos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80 Disposici�n adicional decimotercera. Soluci�n no judicial de conflictos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80 Disposici�n adicional decimocuarta. Consideraci�n de v�ctimas del terrorismo a efectos laborales. . . . . 80 Disposici�n adicional decimoquinta. Aplicaci�n de los l�mites de duraci�n del contrato por obra o servicio determinados y al encadenamiento de contratos en las Administraciones P�blicas. . . . . . . . 80 Disposici�n adicional decimosexta. Aplicaci�n del despido por causas econ�micas, t�cnicas, organizativas o de producci�n en el sector p�blico.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 Disposici�n adicional decimos�ptima. Suspensi�n del contrato de trabajo y reducci�n de jornada en las Administraciones P�blicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 Disposici�n adicional decimoctava. Discrepancias en materia de conciliaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 Disposici�n adicional decimonovena. C�lculo de indemnizaciones en determinados supuestos de jornada reducida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 Disposici�n adicional vig�sima. Contratos formativos celebrados con trabajadores con discapacidad. . . 81 Disposici�n adicional vigesimoprimera. Sustituci�n de trabajadores excedentes por cuidado de familiares. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82 Disposici�n adicional vigesimosegunda. Permisos de nacimiento, adopci�n, del progenitor diferente de la madre biol�gica y lactancia del personal laboral al servicio de las Administraciones p�blicas. . . . . 82 Disposiciones transitorias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82 Disposici�n transitoria primera. Contratos celebrados antes de la entrada en vigor de esta ley. . . . . . . 82 Disposici�n transitoria segunda. Contratos para la formaci�n y el aprendizaje. . . . . . . . . . . . . . . . . . 82 Disposici�n transitoria tercera. Contratos a tiempo parcial por jubilaci�n parcial y de relevo y edad de jubilaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 Disposici�n transitoria cuarta. Negociaci�n colectiva y modalidades contractuales. . . . . . . . . . . . . . . 83 Disposici�n transitoria quinta. Limitaci�n del encadenamiento de modalidades contractuales. . . . . . . . 83 Disposici�n transitoria sexta. Horas complementarias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 Disposici�n transitoria s�ptima. Duraci�n del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopci�n, guarda con fines de adopci�n o acogimiento hasta la entrada en vigor de la Ley 9/2009, de 6 de octubre. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 Disposici�n transitoria octava. Indemnizaci�n por finalizaci�n de contrato temporal.. . . . . . . . . . . . . . 84 Disposici�n transitoria novena. Normas transitorias en relaci�n con las cl�usulas de los convenios colectivos referidas al cumplimiento de la edad ordinaria de jubilaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84 BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 6
  7. 7. Disposici�n transitoria d�cima. R�gimen aplicable a expedientes de regulaci�n de empleo iniciados conforme a la normativa anterior. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84 Disposici�n transitoria und�cima. Indemnizaciones por despido improcedente.. . . . . . . . . . . . . . . . . 84 Disposici�n transitoria duod�cima. Salarios de tramitaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85 Disposici�n transitoria decimotercera. Aplicaci�n paulatina del art�culo 48 en la redacci�n por el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garant�a de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupaci�n. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85 Disposiciones finales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86 Disposici�n final primera. T�tulo competencial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86 Disposici�n final segunda. Desarrollo reglamentario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86 BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 7
  8. 8. TEXTO CONSOLIDADO �ltima modificaci�n: 27 de junio de 2020 El art�culo Uno.d) de la Ley 20/2014, de 29 de octubre, por la que se delega en el Gobierno la potestad de dictar diversos textos refundidos, en virtud de lo establecido en el art�culo 82 y siguientes de la Constituci�n Espa�ola, autoriz� al Gobierno para aprobar un texto refundido en el que se integrasen, debidamente regularizadas, aclaradas y armonizadas, el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, y todas las disposiciones legales relacionadas que se enumeran en ese apartado, as� como las normas con rango de ley que las hubieren modificado. El plazo para la realizaci�n de dicho texto era de doce meses a partir de la entrada en vigor de la citada Ley 20/2014, que tuvo lugar el 31 de octubre de 2014. Este real decreto legislativo ha sido sometido a consulta de las organizaciones sindicales y empresariales m�s representativas. Adem�s, ha sido informado por el Consejo Econ�mico y Social. En su virtud, a propuesta de la Ministra de Empleo y Seguridad Social, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberaci�n del Consejo de Ministros en su reuni�n del d�a 23 de octubre de 2015, DISPONGO: Art�culo �nico. Aprobaci�n del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores que se inserta a continuaci�n. Disposici�n derogatoria �nica. Derogaci�n normativa. Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en este real decreto legislativo y en el texto refundido que aprueba y, en particular, las siguientes: 1. El Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. 2. La disposici�n adicional cuarta y la disposici�n transitoria segunda de la Ley 12/2001, de 9 de julio, de medidas urgentes de reforma del mercado de trabajo para el incremento del empleo y la mejora de su calidad. 3. La disposici�n adicional s�ptima y la disposici�n transitoria segunda de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre, para la mejora del crecimiento y del empleo. 4. Las disposiciones adicionales primera y tercera y las disposiciones transitorias primera, segunda y duod�cima de la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo. 5. El art�culo 5, la disposici�n adicional quinta y las disposiciones transitorias primera y segunda del Real Decreto-ley 10/2011, de 26 de agosto, de medidas urgentes para la promoci�n del empleo de los j�venes, el fomento de la estabilidad en el empleo y el mantenimiento del programa de recualificaci�n profesional de las personas que agoten su protecci�n por desempleo. 6. El art�culo 17, las disposiciones adicionales sexta y novena, las disposiciones transitorias quinta y sexta, el apartado 1 de la disposici�n transitoria novena y las disposiciones transitorias d�cima y decimoquinta de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. 7. La disposici�n transitoria s�ptima del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 8
  9. 9. 8. La disposici�n adicional sexta del Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo. 9. La disposici�n transitoria �nica del Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contrataci�n estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores. 10. La disposici�n transitoria segunda de la Ley 1/2014, de 28 de febrero, para la protecci�n de los trabajadores a tiempo parcial y otras medidas urgentes en el orden econ�mico y social. Dado en Oviedo, el 23 de octubre de 2015. FELIPE R. La Ministra de Empleo y Seguridad Social, F�TIMA B��EZ GARC�A TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY DEL ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES T�TULO I De la relaci�n individual de trabajo CAP�TULO I Disposiciones generales Secci�n 1.� �mbito y fuentes Art�culo 1. �mbito de aplicaci�n. 1. Esta ley ser� de aplicaci�n a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del �mbito de organizaci�n y direcci�n de otra persona, f�sica o jur�dica, denominada empleador o empresario. 2. A los efectos de esta ley, ser�n empresarios todas las personas, f�sicas o jur�dicas, o comunidades de bienes que reciban la prestaci�n de servicios de las personas referidas en el apartado anterior, as� como de las personas contratadas para ser cedidas a empresas usuarias por empresas de trabajo temporal legalmente constituidas. 3. Se excluyen del �mbito regulado por esta ley: a) La relaci�n de servicio de los funcionarios p�blicos, que se regir� por las correspondientes normas legales y reglamentarias, as� como la del personal al servicio de las Administraciones P�blicas y dem�s entes, organismos y entidades del sector p�blico, cuando, al amparo de una ley, dicha relaci�n se regule por normas administrativas o estatutarias. b) Las prestaciones personales obligatorias. c) La actividad que se limite, pura y simplemente, al mero desempe�o del cargo de consejero o miembro de los �rganos de administraci�n en las empresas que revistan la forma jur�dica de sociedad y siempre que su actividad en la empresa solo comporte la realizaci�n de cometidos inherentes a tal cargo. d) Los trabajos realizados a t�tulo de amistad, benevolencia o buena vecindad. e) Los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condici�n de asalariados de quienes los llevan a cabo. Se considerar�n familiares, a estos efectos, siempre que convivan con el empresario, el c�nyuge, los descendientes, ascendientes y dem�s parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopci�n. f) La actividad de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o m�s empresarios, siempre que queden personalmente obligados a responder del buen fin de la operaci�n asumiendo el riesgo y ventura de la misma. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 9
  10. 10. g) En general, todo trabajo que se efect�e en desarrollo de relaci�n distinta de la que define el apartado 1. A tales efectos se entender� excluida del �mbito laboral la actividad de las personas prestadoras del servicio de transporte al amparo de autorizaciones administrativas de las que sean titulares, realizada, mediante el correspondiente precio, con veh�culos comerciales de servicio p�blico cuya propiedad o poder directo de disposici�n ostenten, aun cuando dichos servicios se realicen de forma continuada para un mismo cargador o comercializador. 4. La legislaci�n laboral espa�ola ser� de aplicaci�n al trabajo que presten los trabajadores espa�oles contratados en Espa�a al servicio de empresas espa�olas en el extranjero, sin perjuicio de las normas de orden p�blico aplicables en el lugar de trabajo. Dichos trabajadores tendr�n, al menos, los derechos econ�micos que les corresponder�an de trabajar en territorio espa�ol. 5. A efectos de esta ley se considera centro de trabajo la unidad productiva con organizaci�n espec�fica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral. En la actividad de trabajo en el mar se considerar� como centro de trabajo el buque, entendi�ndose situado en la provincia donde radique su puerto de base. Art�culo 2. Relaciones laborales de car�cter especial. 1. Se considerar�n relaciones laborales de car�cter especial: a) La del personal de alta direcci�n no incluido en el art�culo 1.3.c). b) La del servicio del hogar familiar. c) La de los penados en las instituciones penitenciarias. d) La de los deportistas profesionales. e) La de los artistas en espect�culos p�blicos. f) La de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o m�s empresarios sin asumir el riesgo y ventura de aquellas. g) La de los trabajadores con discapacidad que presten sus servicios en los centros especiales de empleo. h) (Derogada) i) La de los menores sometidos a la ejecuci�n de medidas de internamiento para el cumplimiento de su responsabilidad penal. j) La de residencia para la formaci�n de especialistas en Ciencias de la Salud. k) La de los abogados que prestan servicios en despachos de abogados, individuales o colectivos. l) Cualquier otro trabajo que sea expresamente declarado como relaci�n laboral de car�cter especial por una ley. 2. En todos los supuestos se�alados en el apartado anterior, la regulaci�n de dichas relaciones laborales respetar� los derechos b�sicos reconocidos por la Constituci�n. Art�culo 3. Fuentes de la relaci�n laboral. 1. Los derechos y obligaciones concernientes a la relaci�n laboral se regulan: a) Por las disposiciones legales y reglamentarias del Estado. b) Por los convenios colectivos. c) Por la voluntad de las partes, manifestada en el contrato de trabajo, siendo su objeto l�cito y sin que en ning�n caso puedan establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos antes expresados. d) Por los usos y costumbres locales y profesionales. 2. Las disposiciones legales y reglamentarias se aplicar�n con sujeci�n estricta al principio de jerarqu�a normativa. Las disposiciones reglamentarias desarrollar�n los preceptos que establecen las normas de rango superior, pero no podr�n establecer condiciones de trabajo distintas a las establecidas por las leyes a desarrollar. 3. Los conflictos originados entre los preceptos de dos o m�s normas laborales, tanto estatales como pactadas, que deber�n respetar en todo caso los m�nimos de derecho BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 10
  11. 11. necesario, se resolver�n mediante la aplicaci�n de lo m�s favorable para el trabajador apreciado en su conjunto, y en c�mputo anual, respecto de los conceptos cuantificables. 4. Los usos y costumbres solo se aplicar�n en defecto de disposiciones legales, convencionales o contractuales, a no ser que cuenten con una recepci�n o remisi�n expresa. 5. Los trabajadores no podr�n disponer v�lidamente, antes o despu�s de su adquisici�n, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario. Tampoco podr�n disponer v�lidamente de los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo. Secci�n 2.� Derechos y deberes laborales b�sicos Art�culo 4. Derechos laborales. 1. Los trabajadores tienen como derechos b�sicos, con el contenido y alcance que para cada uno de los mismos disponga su espec�fica normativa, los de: a) Trabajo y libre elecci�n de profesi�n u oficio. b) Libre sindicaci�n. c) Negociaci�n colectiva. d) Adopci�n de medidas de conflicto colectivo. e) Huelga. f) Reuni�n. g) Informaci�n, consulta y participaci�n en la empresa. 2. En la relaci�n de trabajo, los trabajadores tienen derecho: a) A la ocupaci�n efectiva. b) A la promoci�n y formaci�n profesional en el trabajo, incluida la dirigida a su adaptaci�n a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo, as� como al desarrollo de planes y acciones formativas tendentes a favorecer su mayor empleabilidad. c) A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los l�mites marcados por esta ley, origen racial o �tnico, condici�n social, religi�n o convicciones, ideas pol�ticas, orientaci�n sexual, afiliaci�n o no a un sindicato, as� como por raz�n de lengua, dentro del Estado espa�ol. Tampoco podr�n ser discriminados por raz�n de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempe�ar el trabajo o empleo de que se trate. d) A su integridad f�sica y a una adecuada pol�tica de prevenci�n de riesgos laborales. e) Al respeto de su intimidad y a la consideraci�n debida a su dignidad, comprendida la protecci�n frente al acoso por raz�n de origen racial o �tnico, religi�n o convicciones, discapacidad, edad u orientaci�n sexual, y frente al acoso sexual y al acoso por raz�n de sexo. f) A la percepci�n puntual de la remuneraci�n pactada o legalmente establecida. g) Al ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo. h) A cuantos otros se deriven espec�ficamente del contrato de trabajo. Art�culo 5. Deberes laborales. Los trabajadores tienen como deberes b�sicos: a) Cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad con las reglas de la buena fe y diligencia. b) Observar las medidas de prevenci�n de riesgos laborales que se adopten. c) Cumplir las �rdenes e instrucciones del empresario en el ejercicio regular de sus facultades directivas. d) No concurrir con la actividad de la empresa, en los t�rminos fijados en esta ley. e) Contribuir a la mejora de la productividad. f) Cuantos se deriven, en su caso, de los respectivos contratos de trabajo. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 11
  12. 12. Secci�n 3.� Elementos y eficacia del contrato de trabajo Art�culo 6. Trabajo de los menores. 1. Se proh�be la admisi�n al trabajo a los menores de diecis�is a�os. 2. Los trabajadores menores de dieciocho a�os no podr�n realizar trabajos nocturnos ni aquellas actividades o puestos de trabajo respecto a los que se establezcan limitaciones a su contrataci�n conforme a lo dispuesto en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevenci�n de Riesgos Laborales, y en las normas reglamentarias aplicables. 3. Se proh�be realizar horas extraordinarias a los menores de dieciocho a�os. 4. La intervenci�n de los menores de diecis�is a�os en espect�culos p�blicos solo se autorizar� en casos excepcionales por la autoridad laboral, siempre que no suponga peligro para su salud ni para su formaci�n profesional y humana. El permiso deber� constar por escrito y para actos determinados. Art�culo 7. Capacidad para contratar. Podr�n contratar la prestaci�n de su trabajo: a) Quienes tengan plena capacidad de obrar conforme a lo dispuesto en el C�digo Civil. b) Los menores de dieciocho y mayores de diecis�is a�os, que vivan de forma independiente, con consentimiento de sus padres o tutores, o con autorizaci�n de la persona o instituci�n que les tenga a su cargo. Si el representante legal de una persona de capacidad limitada la autoriza expresa o t�citamente para realizar un trabajo, queda esta tambi�n autorizada para ejercitar los derechos y cumplir los deberes que se derivan de su contrato y para su cesaci�n. c) Los extranjeros, de acuerdo con lo dispuesto en la legislaci�n espec�fica sobre la materia. Art�culo 8. Forma del contrato. 1. El contrato de trabajo se podr� celebrar por escrito o de palabra. Se presumir� existente entre todo el que presta un servicio por cuenta y dentro del �mbito de organizaci�n y direcci�n de otro y el que lo recibe a cambio de una retribuci�n a aquel. 2. Deber�n constar por escrito los contratos de trabajo cuando as� lo exija una disposici�n legal y, en todo caso, los de pr�cticas y para la formaci�n y el aprendizaje, los contratos a tiempo parcial, fijos-discontinuos y de relevo y los contratos para la realizaci�n de una obra o servicio determinado; tambi�n constar�n por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duraci�n sea superior a cuatro semanas. Deber�n constar igualmente por escrito los contratos de trabajo de los pescadores, de los trabajadores que trabajen a distancia y de los trabajadores contratados en Espa�a al servicio de empresas espa�olas en el extranjero. De no observarse la exigencia de forma escrita, el contrato de trabajo se presumir� celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el car�cter a tiempo parcial de los servicios. Cualquiera de las partes podr� exigir que el contrato se formalice por escrito, incluso durante el transcurso de la relaci�n laboral. 3. El empresario est� obligado a comunicar a la oficina p�blica de empleo, en el plazo de los diez d�as siguientes a su concertaci�n y en los t�rminos que reglamentariamente se determinen, el contenido de los contratos de trabajo que celebre o las pr�rrogas de los mismos, deban o no formalizarse por escrito. 4. El empresario entregar� a la representaci�n legal de los trabajadores una copia b�sica de todos los contratos que deban celebrarse por escrito, a excepci�n de los contratos de relaci�n laboral especial de alta direcci�n sobre los que se establece el deber de notificaci�n a la representaci�n legal de los trabajadores. Con el fin de comprobar la adecuaci�n del contenido del contrato a la legalidad vigente, esta copia b�sica contendr� todos los datos del contrato a excepci�n del n�mero del documento nacional de identidad o del n�mero de identidad de extranjero, el domicilio, el estado civil, y cualquier otro que, de acuerdo con la Ley Org�nica 1/1982, de 5 de mayo, de protecci�n civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 12
  13. 13. pudiera afectar a la intimidad personal. El tratamiento de la informaci�n facilitada estar� sometido a los principios y garant�as previstos en la normativa aplicable en materia de protecci�n de datos. La copia b�sica se entregar� por el empresario, en plazo no superior a diez d�as desde la formalizaci�n del contrato, a los representantes legales de los trabajadores, quienes la firmar�n a efectos de acreditar que se ha producido la entrega. Posteriormente, dicha copia b�sica se enviar� a la oficina de empleo. Cuando no exista representaci�n legal de los trabajadores tambi�n deber� formalizarse copia b�sica y remitirse a la oficina de empleo. Los representantes de la Administraci�n, as� como los de las organizaciones sindicales y de las asociaciones empresariales, que tengan acceso a la copia b�sica de los contratos en virtud de su pertenencia a los �rganos de participaci�n institucional que reglamentariamente tengan tales facultades, observar�n sigilo profesional, no pudiendo utilizar dicha documentaci�n para fines distintos de los que motivaron su conocimiento. 5. Cuando la relaci�n laboral sea de duraci�n superior a cuatro semanas, el empresario deber� informar por escrito al trabajador, en los t�rminos y plazos que se establezcan reglamentariamente, sobre los elementos esenciales del contrato y las principales condiciones de ejecuci�n de la prestaci�n laboral, siempre que tales elementos y condiciones no figuren en el contrato de trabajo formalizado por escrito. Art�culo 9. Validez del contrato. 1. Si resultase nula solo una parte del contrato de trabajo, este permanecer� v�lido en lo restante, y se entender� completado con los preceptos jur�dicos adecuados conforme a lo dispuesto en el art�culo 3.1. Si el trabajador tuviera asignadas condiciones o retribuciones especiales en virtud de contraprestaciones establecidas en la parte no v�lida del contrato, el �rgano de la jurisdicci�n social que a instancia de parte declare la nulidad har� el debido pronunciamiento sobre la subsistencia o supresi�n en todo o en parte de dichas condiciones o retribuciones. 2. En caso de que el contrato resultase nulo, el trabajador podr� exigir, por el trabajo que ya hubiese prestado, la remuneraci�n consiguiente a un contrato v�lido. 3. En caso de nulidad por discriminaci�n salarial por raz�n de sexo, el trabajador tendr� derecho a la retribuci�n correspondiente al trabajo igual o de igual valor. Secci�n 4.� Modalidades del contrato de trabajo Art�culo 10. Trabajo en com�n y contrato de grupo. 1. Si el empresario diera un trabajo en com�n a un grupo de sus trabajadores, conservar� respecto de cada uno, individualmente, sus derechos y deberes. 2. Si el empresario hubiese celebrado un contrato con un grupo de trabajadores considerado en su totalidad, no tendr� frente a cada uno de sus miembros los derechos y deberes que como tal le competen. El jefe del grupo ostentar� la representaci�n de los que lo integren, respondiendo de las obligaciones inherentes a dicha representaci�n. 3. Si el trabajador, conforme a lo pactado por escrito, asociare a su trabajo un auxiliar o ayudante, el empresario de aquel lo ser� tambi�n de este. Art�culo 11. Contratos formativos. 1. El contrato de trabajo en pr�cticas podr� concertarse con quienes estuvieren en posesi�n de t�tulo universitario o de formaci�n profesional de grado medio o superior o t�tulos oficialmente reconocidos como equivalentes, de acuerdo con las leyes reguladoras del sistema educativo vigente, o de certificado de profesionalidad de acuerdo con lo previsto en la Ley Org�nica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formaci�n Profesional, que habiliten para el ejercicio profesional, dentro de los cinco a�os, o de siete a�os cuando el contrato se concierte con un trabajador con discapacidad, siguientes a la terminaci�n de los correspondientes estudios, de acuerdo con las siguientes reglas: a) El puesto de trabajo deber� permitir la obtenci�n de la pr�ctica profesional adecuada al nivel de estudios o de formaci�n cursados. Mediante convenio colectivo de �mbito BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 13
  14. 14. sectorial estatal o, en su defecto, en los convenios colectivos sectoriales de �mbito inferior, se podr�n determinar los puestos de trabajo o grupos profesionales objeto de este contrato. b) La duraci�n del contrato no podr� ser inferior a seis meses ni exceder de dos a�os, dentro de cuyos l�mites los convenios colectivos de �mbito sectorial estatal o, en su defecto, los convenios colectivos sectoriales de �mbito inferior podr�n determinar la duraci�n del contrato, atendiendo a las caracter�sticas del sector y de las pr�cticas a realizar. Las situaciones de incapacidad temporal, nacimiento, adopci�n, guarda con fines de adopci�n, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y violencia de g�nero interrumpir�n el c�mputo de la duraci�n del contrato. c) Ning�n trabajador podr� estar contratado en pr�cticas en la misma o distinta empresa por tiempo superior a dos a�os en virtud de la misma titulaci�n o certificado de profesionalidad. Tampoco se podr� estar contratado en pr�cticas en la misma empresa para el mismo puesto de trabajo por tiempo superior a dos a�os, aunque se trate de distinta titulaci�n o distinto certificado de profesionalidad. A los efectos de este art�culo, los t�tulos de grado, m�ster y, en su caso, doctorado, correspondientes a los estudios universitarios no se considerar�n la misma titulaci�n, salvo que al ser contratado por primera vez mediante un contrato en pr�cticas el trabajador estuviera ya en posesi�n del t�tulo superior de que se trate. d) Salvo lo dispuesto en convenio colectivo, el periodo de prueba no podr� ser superior a un mes para los contratos en pr�cticas celebrados con trabajadores que est�n en posesi�n de t�tulo de grado medio o de certificado de profesionalidad de nivel 1 o 2, ni a dos meses para los contratos en pr�cticas celebrados con trabajadores que est�n en posesi�n de t�tulo de grado superior o de certificado de profesionalidad de nivel 3. e) La retribuci�n del trabajador ser� la fijada en convenio colectivo para los trabajadores en pr�cticas, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al sesenta o al setenta y cinco por ciento durante el primero o el segundo a�o de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para un trabajador que desempe�e el mismo o equivalente puesto de trabajo. f) Si al t�rmino del contrato el trabajador continuase en la empresa no podr� concertarse un nuevo periodo de prueba, comput�ndose la duraci�n de las pr�cticas a efecto de antig�edad en la empresa. 2. El contrato para la formaci�n y el aprendizaje tendr� por objeto la cualificaci�n profesional de los trabajadores en un r�gimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formaci�n profesional para el empleo o del sistema educativo. El contrato para la formaci�n y el aprendizaje se regir� por las siguientes reglas: a) Se podr� celebrar con trabajadores mayores de diecis�is y menores de veinticinco a�os que carezcan de la cualificaci�n profesional reconocida por el sistema de formaci�n profesional para el empleo o del sistema educativo requerida para concertar un contrato en pr�cticas. Se podr�n acoger a esta modalidad contractual los trabajadores que cursen formaci�n profesional del sistema educativo. El l�mite m�ximo de edad no ser� de aplicaci�n cuando el contrato se concierte con personas con discapacidad ni con los colectivos en situaci�n de exclusi�n social previstos en la Ley 44/2007, de 13 de diciembre, para la regulaci�n del r�gimen de las empresas de inserci�n, en los casos en que sean contratados por parte de empresas de inserci�n que est�n cualificadas y activas en el registro administrativo correspondiente. b) La duraci�n m�nima del contrato ser� de un a�o y la m�xima de tres. No obstante, mediante convenio colectivo podr�n establecerse distintas duraciones del contrato, en funci�n de las necesidades organizativas o productivas de las empresas, sin que la duraci�n m�nima pueda ser inferior a seis meses ni la m�xima superior a tres a�os. En caso de que el contrato se hubiera concertado por una duraci�n inferior a la m�xima legal o convencionalmente establecida, podr� prorrogarse mediante acuerdo de las partes, hasta por dos veces, sin que la duraci�n de cada pr�rroga pueda ser inferior a seis meses y sin que la duraci�n total del contrato pueda exceder de dicha duraci�n m�xima. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 14
  15. 15. Las situaciones de incapacidad temporal, nacimiento, adopci�n, guarda con fines de adopci�n, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y violencia de g�nero interrumpir�n el c�mputo de la duraci�n del contrato. c) Expirada la duraci�n del contrato para la formaci�n y el aprendizaje, el trabajador no podr� ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa, salvo que la formaci�n inherente al nuevo contrato tenga por objeto la obtenci�n de distinta cualificaci�n profesional. No se podr�n celebrar contratos para la formaci�n y el aprendizaje cuando el puesto de trabajo correspondiente al contrato haya sido desempe�ado con anterioridad por el trabajador en la misma empresa por tiempo superior a doce meses. d) El trabajador deber� recibir la formaci�n inherente al contrato para la formaci�n y el aprendizaje directamente en un centro formativo de la red a que se refiere la disposici�n adicional quinta de la Ley Org�nica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formaci�n Profesional, previamente reconocido para ello por el Sistema Nacional de Empleo. No obstante, tambi�n podr� recibir dicha formaci�n en la propia empresa cuando la misma dispusiera de las instalaciones y el personal adecuados a los efectos de la acreditaci�n de la competencia o cualificaci�n profesional a que se refiere la letra e), sin perjuicio de la necesidad, en su caso, de la realizaci�n de periodos de formaci�n complementarios en los centros de la red mencionada. La actividad laboral desempe�ada por el trabajador en la empresa deber� estar relacionada con las actividades formativas. La impartici�n de esta formaci�n deber� justificarse a la finalizaci�n del contrato. Reglamentariamente se desarrollar� el sistema de impartici�n y las caracter�sticas de la formaci�n de los trabajadores en los centros formativos y en las empresas, as� como su reconocimiento, en un r�gimen de alternancia con el trabajo efectivo para favorecer una mayor relaci�n entre este y la formaci�n y el aprendizaje del trabajador. Las actividades formativas podr�n incluir formaci�n complementaria no referida al Cat�logo Nacional de Cualificaciones Profesionales para adaptarse tanto a las necesidades de los trabajadores como de las empresas. Asimismo ser�n objeto de desarrollo reglamentario los aspectos relacionados con la financiaci�n de la actividad formativa. e) La cualificaci�n o competencia profesional adquirida a trav�s del contrato para la formaci�n y el aprendizaje ser� objeto de acreditaci�n en los t�rminos previstos en la Ley Org�nica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formaci�n Profesional, y en su normativa de desarrollo. Conforme a lo establecido en dicha regulaci�n, el trabajador podr� solicitar de la Administraci�n p�blica competente la expedici�n del correspondiente certificado de profesionalidad, t�tulo de formaci�n profesional o, en su caso, acreditaci�n parcial acumulable. f) El tiempo de trabajo efectivo, que habr� de ser compatible con el tiempo dedicado a las actividades formativas, no podr� ser superior al setenta y cinco por ciento, durante el primer a�o, o al ochenta y cinco por ciento, durante el segundo y tercer a�o, de la jornada m�xima prevista en el convenio colectivo o, en su defecto, a la jornada m�xima legal. Los trabajadores no podr�n realizar horas extraordinarias, salvo en el supuesto previsto en el art�culo 35.3. Tampoco podr�n realizar trabajos nocturnos ni trabajo a turnos. g) La retribuci�n del trabajador contratado para la formaci�n y el aprendizaje se fijar� en proporci�n al tiempo de trabajo efectivo, de acuerdo con lo establecido en convenio colectivo. En ning�n caso, la retribuci�n podr� ser inferior al salario m�nimo interprofesional en proporci�n al tiempo de trabajo efectivo. h) La acci�n protectora de la Seguridad Social del trabajador contratado para la formaci�n y el aprendizaje comprender� todas las contingencias protegibles y prestaciones, incluido el desempleo. Asimismo, se tendr� derecho a la cobertura del Fondo de Garant�a Salarial. i) En el supuesto de que el trabajador continuase en la empresa al t�rmino del contrato se estar� a lo establecido en el apartado 1.f). 3. En la negociaci�n colectiva se fijar�n criterios y procedimientos tendentes a conseguir una presencia equilibrada de hombres y mujeres vinculados a la empresa mediante BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 15
  16. 16. contratos formativos. Asimismo, podr�n establecerse compromisos de conversi�n de los contratos formativos en contratos por tiempo indefinido. Art�culo 12. Contrato a tiempo parcial y contrato de relevo. 1. El contrato de trabajo se entender� celebrado a tiempo parcial cuando se haya acordado la prestaci�n de servicios durante un n�mero de horas al d�a, a la semana, al mes o al a�o, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable. A efectos de lo dispuesto en el p�rrafo anterior, se entender� por �trabajador a tiempo completo comparable� a un trabajador a tiempo completo de la misma empresa y centro de trabajo, con el mismo tipo de contrato de trabajo y que realice un trabajo id�ntico o similar. Si en la empresa no hubiera ning�n trabajador comparable a tiempo completo, se considerar� la jornada a tiempo completo prevista en el convenio colectivo de aplicaci�n o, en su defecto, la jornada m�xima legal. 2. El contrato a tiempo parcial podr� concertarse por tiempo indefinido o por duraci�n determinada en los supuestos en los que legalmente se permita la utilizaci�n de esta modalidad de contrataci�n, excepto en el contrato para la formaci�n y el aprendizaje. 3. Sin perjuicio de lo se�alado en el apartado anterior, el contrato a tiempo parcial se entender� celebrado por tiempo indefinido cuando se concierte para realizar trabajos fijos y peri�dicos dentro del volumen normal de actividad de la empresa. 4. El contrato a tiempo parcial se regir� por las siguientes reglas: a) El contrato, conforme a lo dispuesto en el art�culo 8.2, se deber� formalizar necesariamente por escrito. En el contrato deber� figurar el n�mero de horas ordinarias de trabajo al d�a, a la semana, al mes o al a�o contratadas, as� como el modo de su distribuci�n seg�n lo previsto en convenio colectivo. De no observarse estas exigencias, el contrato se presumir� celebrado a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite el car�cter parcial de los servicios. b) Cuando el contrato a tiempo parcial conlleve la ejecuci�n de una jornada diaria inferior a la de los trabajadores a tiempo completo y esta se realice de forma partida, solo ser� posible efectuar una �nica interrupci�n en dicha jornada diaria, salvo que se disponga otra cosa mediante convenio colectivo. c) Los trabajadores a tiempo parcial no podr�n realizar horas extraordinarias, salvo en los supuestos a los que se refiere el art�culo 35.3. La realizaci�n de horas complementarias se regir� por lo dispuesto en el apartado 5. En todo caso, la suma de las horas ordinarias y complementarias, incluidas las previamente pactadas y las voluntarias, no podr� exceder del l�mite legal del trabajo a tiempo parcial definido en el apartado 1. A estos efectos, la jornada de los trabajadores a tiempo parcial se registrar� d�a a d�a y se totalizar� mensualmente, entregando copia al trabajador, junto con el recibo de salarios, del resumen de todas las horas realizadas en cada mes, tanto las ordinarias como las complementarias a que se refiere el apartado 5. El empresario deber� conservar los res�menes mensuales de los registros de jornada durante un periodo m�nimo de cuatro a�os. En caso de incumplimiento de las referidas obligaciones de registro, el contrato se presumir� celebrado a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite el car�cter parcial de los servicios. d) Las personas trabajadoras a tiempo parcial tendr�n los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo. Cuando corresponda en atenci�n a su naturaleza, tales derechos ser�n reconocidos en las disposiciones legales y reglamentarias y en los convenios colectivos de manera proporcional, en funci�n del tiempo trabajado, debiendo garantizarse en todo caso la ausencia de discriminaci�n, tanto directa como indirecta, entre mujeres y hombres. e) La conversi�n de un trabajo a tiempo completo en un trabajo parcial y viceversa tendr� siempre car�cter voluntario para el trabajador y no se podr� imponer de forma unilateral o como consecuencia de una modificaci�n sustancial de condiciones de trabajo al amparo de lo dispuesto en el art�culo 41.1.a). El trabajador no podr� ser despedido ni sufrir ning�n otro tipo de sanci�n o efecto perjudicial por el hecho de rechazar esta conversi�n, sin BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 16
  17. 17. perjuicio de las medidas que, de conformidad con lo dispuesto en los art�culos 51 y 52.c), puedan adoptarse por causas econ�micas, t�cnicas, organizativas o de producci�n. A fin de posibilitar la movilidad voluntaria en el trabajo a tiempo parcial, el empresario deber� informar a los trabajadores de la empresa sobre la existencia de puestos de trabajo vacantes, de manera que aquellos puedan formular solicitudes de conversi�n voluntaria de un trabajo a tiempo completo en un trabajo a tiempo parcial y viceversa, o para el incremento del tiempo de trabajo de los trabajadores a tiempo parcial, todo ello de conformidad con los procedimientos que se establezcan en convenio colectivo. Con car�cter general, las solicitudes a que se refiere el p�rrafo anterior deber�n ser tomadas en consideraci�n, en la medida de lo posible, por el empresario. La denegaci�n de la solicitud deber� ser notificada por el empresario al trabajador por escrito y de manera motivada. f) Los convenios colectivos establecer�n medidas para facilitar el acceso efectivo de los trabajadores a tiempo parcial a la formaci�n profesional continua, a fin de favorecer su progresi�n y movilidad profesionales. 5. Se consideran horas complementarias las realizadas como adici�n a las horas ordinarias pactadas en el contrato a tiempo parcial, conforme a las siguientes reglas: a) El empresario solo podr� exigir la realizaci�n de horas complementarias cuando as� lo hubiera pactado expresamente con el trabajador. El pacto sobre horas complementarias podr� acordarse en el momento de la celebraci�n del contrato a tiempo parcial o con posterioridad al mismo, pero constituir�, en todo caso, un pacto espec�fico respecto al contrato. El pacto se formalizar� necesariamente por escrito. b) Solo se podr� formalizar un pacto de horas complementarias en el caso de contratos a tiempo parcial con una jornada de trabajo no inferior a diez horas semanales en c�mputo anual. c) El pacto de horas complementarias deber� recoger el n�mero de horas complementarias cuya realizaci�n podr� ser requerida por el empresario. El n�mero de horas complementarias pactadas no podr� exceder del treinta por ciento de las horas ordinarias de trabajo objeto del contrato. Los convenios colectivos podr�n establecer otro porcentaje m�ximo, que, en ning�n caso, podr� ser inferior al citado treinta por ciento ni exceder del sesenta por ciento de las horas ordinarias contratadas. d) El trabajador deber� conocer el d�a y la hora de realizaci�n de las horas complementarias pactadas con un preaviso m�nimo de tres d�as, salvo que el convenio establezca un plazo de preaviso inferior. e) El pacto de horas complementarias podr� quedar sin efecto por renuncia del trabajador, mediante un preaviso de quince d�as, una vez cumplido un a�o desde su celebraci�n, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: 1.� La atenci�n de las responsabilidades familiares enunciadas en el art�culo 37.6. 2.� Necesidades formativas, siempre que se acredite la incompatibilidad horaria. 3.� Incompatibilidad con otro contrato a tiempo parcial. f) El pacto de horas complementarias y las condiciones de realizaci�n de las mismas estar�n sujetos a las reglas previstas en las letras anteriores. En caso de incumplimiento de tales reglas, la negativa del trabajador a la realizaci�n de las horas complementarias, pese a haber sido pactadas, no constituir� conducta laboral sancionable. g) Sin perjuicio del pacto de horas complementarias, en los contratos a tiempo parcial de duraci�n indefinida con una jornada de trabajo no inferior a diez horas semanales en c�mputo anual, el empresario podr�, en cualquier momento, ofrecer al trabajador la realizaci�n de horas complementarias de aceptaci�n voluntaria, cuyo n�mero no podr� superar el quince por ciento, ampliables al treinta por ciento por convenio colectivo, de las horas ordinarias objeto del contrato. La negativa del trabajador a la realizaci�n de estas horas no constituir� conducta laboral sancionable. Estas horas complementarias no se computar�n a efectos de los porcentajes de horas complementarias pactadas que se establecen en la letra c). h) La realizaci�n de horas complementarias habr� de respetar, en todo caso, los l�mites en materia de jornada y descansos establecidos en los art�culos 34.3 y 4; 36.1 y 37.1. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 17
  18. 18. i) Las horas complementarias efectivamente realizadas se retribuir�n como ordinarias, comput�ndose a efectos de bases de cotizaci�n a la Seguridad Social y periodos de carencia y bases reguladoras de las prestaciones. A tal efecto, el n�mero y retribuci�n de las horas complementarias realizadas se deber� recoger en el recibo individual de salarios y en los documentos de cotizaci�n a la Seguridad Social. 6. Para que el trabajador pueda acceder a la jubilaci�n parcial, en los t�rminos establecidos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y dem�s disposiciones concordantes, deber� acordar con su empresa una reducci�n de jornada y de salario de entre un m�nimo del veinticinco por ciento y un m�ximo del cincuenta por ciento y la empresa deber� concertar simult�neamente un contrato de relevo, de acuerdo con lo establecido en el apartado siguiente, con objeto de sustituir la jornada de trabajo dejada vacante por el trabajador que se jubila parcialmente. Tambi�n se podr� concertar el contrato de relevo para sustituir a los trabajadores que se jubilen parcialmente despu�s de haber cumplido la edad de jubilaci�n ordinaria que corresponda conforme a lo establecido en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. La reducci�n de jornada y de salario podr� alcanzar el setenta y cinco por ciento cuando el contrato de relevo se concierte a jornada completa y con duraci�n indefinida, siempre que el trabajador cumpla los requisitos establecidos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. La ejecuci�n de este contrato de trabajo a tiempo parcial y su retribuci�n ser�n compatibles con la pensi�n que la Seguridad Social reconozca al trabajador en concepto de jubilaci�n parcial. La relaci�n laboral se extinguir� al producirse la jubilaci�n total del trabajador. 7. El contrato de relevo se ajustar� a las siguientes reglas: a) Se celebrar� con un trabajador en situaci�n de desempleo o que tuviese concertado con la empresa un contrato de duraci�n determinada. b) Salvo lo establecido en los dos p�rrafos siguientes, la duraci�n del contrato de relevo que se celebre como consecuencia de una jubilaci�n parcial tendr� que ser indefinida o, como m�nimo, igual al tiempo que falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilaci�n ordinaria que corresponda conforme a lo establecido en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. Si, al cumplir dicha edad, el trabajador jubilado parcialmente continuase en la empresa, el contrato de relevo que se hubiera celebrado por duraci�n determinada podr� prorrogarse mediante acuerdo con las partes por periodos anuales, extingui�ndose en todo caso al finalizar el periodo correspondiente al a�o en el que se produzca la jubilaci�n total del trabajador relevado. En el supuesto previsto en el p�rrafo segundo del apartado 6, el contrato de relevo deber� alcanzar al menos una duraci�n igual al resultado de sumar dos a�os al tiempo que le falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilaci�n ordinaria que corresponda conforme al texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. En el supuesto de que el contrato se extinga antes de alcanzar la duraci�n m�nima indicada, el empresario estar� obligado a celebrar un nuevo contrato en los mismos t�rminos del extinguido, por el tiempo restante. En el caso del trabajador jubilado parcialmente despu�s de haber cumplido la edad de jubilaci�n ordinaria prevista en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, la duraci�n del contrato de relevo que podr� celebrar la empresa para sustituir la parte de jornada dejada vacante por el mismo podr� ser indefinida o anual. En este segundo supuesto, el contrato se prorrogar� autom�ticamente por periodos anuales, extingui�ndose en todo caso al finalizar el periodo correspondiente al a�o en que se produzca la jubilaci�n total del trabajador relevado. c) Salvo en el supuesto previsto en el p�rrafo segundo del apartado 6, el contrato de relevo podr� celebrarse a jornada completa o a tiempo parcial. En todo caso, la duraci�n de la jornada deber� ser, como m�nimo, igual a la reducci�n de jornada acordada por el trabajador sustituido. El horario de trabajo del trabajador relevista podr� completar el del trabajador sustituido o simultanearse con �l. d) El puesto de trabajo del trabajador relevista podr� ser el mismo del trabajador sustituido. En todo caso, deber� existir una correspondencia entre las bases de cotizaci�n de BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 18
  19. 19. ambos, en los t�rminos previstos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. e) En la negociaci�n colectiva se podr�n establecer medidas para impulsar la celebraci�n de contratos de relevo. Art�culo 13. Trabajo a distancia. 1. Tendr� la consideraci�n de trabajo a distancia aquel en que la prestaci�n de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa. 2. El acuerdo por el que se establezca el trabajo a distancia se formalizar� por escrito. Tanto si el acuerdo se estableciera en el contrato inicial como si fuera posterior, le ser�n de aplicaci�n las reglas contenidas en el art�culo 8.4 para la copia b�sica del contrato de trabajo. 3. Los trabajadores a distancia tendr�n los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquellos que sean inherentes a la realizaci�n de la prestaci�n laboral en el mismo de manera presencial. En especial, el trabajador a distancia tendr� derecho a percibir, como m�nimo, la retribuci�n total establecida conforme a su grupo profesional y funciones. El empresario deber� establecer los medios necesarios para asegurar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formaci�n profesional para el empleo, a fin de favorecer su promoci�n profesional. Asimismo, a fin de posibilitar la movilidad y promoci�n, deber� informar a los trabajadores a distancia de la existencia de puestos de trabajo vacantes para su desarrollo presencial en sus centros de trabajo. 4. Los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protecci�n en materia de seguridad y salud resultando de aplicaci�n, en todo caso, lo establecido en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevenci�n de Riesgos Laborales, y su normativa de desarrollo. 5. Los trabajadores a distancia podr�n ejercer los derechos de representaci�n colectiva conforme a lo previsto en esta ley. A estos efectos dichos trabajadores deber�n estar adscritos a un centro de trabajo concreto de la empresa. CAP�TULO II Contenido del contrato de trabajo Secci�n 1.� Duraci�n del contrato Art�culo 14. Periodo de prueba. 1. Podr� concertarse por escrito un periodo de prueba, con sujeci�n a los l�mites de duraci�n que, en su caso, se establezcan en los convenios colectivos. En defecto de pacto en convenio, la duraci�n del periodo de prueba no podr� exceder de seis meses para los t�cnicos titulados, ni de dos meses para los dem�s trabajadores. En las empresas de menos de veinticinco trabajadores el periodo de prueba no podr� exceder de tres meses para los trabajadores que no sean t�cnicos titulados. En el supuesto de los contratos temporales de duraci�n determinada del art�culo 15 concertados por tiempo no superior a seis meses, el periodo de prueba no podr� exceder de un mes, salvo que se disponga otra cosa en convenio colectivo. El empresario y el trabajador est�n, respectivamente, obligados a realizar las experiencias que constituyan el objeto de la prueba. Ser� nulo el pacto que establezca un periodo de prueba cuando el trabajador haya ya desempe�ado las mismas funciones con anterioridad en la empresa, bajo cualquier modalidad de contrataci�n. 2. Durante el periodo de prueba, la persona trabajadora tendr� los derechos y obligaciones correspondientes al puesto de trabajo que desempe�e como si fuera de plantilla, excepto los derivados de la resoluci�n de la relaci�n laboral, que podr� producirse a instancia de cualquiera de las partes durante su transcurso. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 19
  20. 20. La resoluci�n a instancia empresarial ser� nula en el caso de las trabajadoras por raz�n de embarazo, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del per�odo de suspensi�n a que se refiere el art�culo 48.4, o maternidad, salvo que concurran motivos no relacionados con el embarazo o maternidad. 3. Transcurrido el periodo de prueba sin que se haya producido el desistimiento, el contrato producir� plenos efectos, comput�ndose el tiempo de los servicios prestados en la antig�edad de la persona trabajadora en la empresa. Las situaciones de incapacidad temporal, nacimiento, adopci�n, guarda con fines de adopci�n, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y violencia de g�nero, que afecten a la persona trabajadora durante el periodo de prueba, interrumpen el c�mputo del mismo siempre que se produzca acuerdo entre ambas partes. Art�culo 15. Duraci�n del contrato. 1. El contrato de trabajo podr� concertarse por tiempo indefinido o por una duraci�n determinada. Podr�n celebrarse contratos de duraci�n determinada en los siguientes supuestos: a) Cuando se contrate al trabajador para la realizaci�n de una obra o servicio determinados, con autonom�a y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecuci�n, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duraci�n incierta. Estos contratos no podr�n tener una duraci�n superior a tres a�os ampliable hasta doce meses m�s por convenio colectivo de �mbito sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de �mbito inferior. Transcurridos estos plazos, los trabajadores adquirir�n la condici�n de trabajadores fijos de la empresa. Los convenios colectivos sectoriales estatales y de �mbito inferior, incluidos los convenios de empresa, podr�n identificar aquellos trabajos o tareas con sustantividad propia dentro de la actividad normal de la empresa que puedan cubrirse con contratos de esta naturaleza. b) Cuando las circunstancias del mercado, acumulaci�n de tareas o exceso de pedidos as� lo exigieran, aun trat�ndose de la actividad normal de la empresa. En tales casos, los contratos podr�n tener una duraci�n m�xima de seis meses, dentro de un periodo de doce meses, contados a partir del momento en que se produzcan dichas causas. Por convenio colectivo de �mbito sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de �mbito inferior, podr� modificarse la duraci�n m�xima de estos contratos y el periodo dentro del cual se puedan realizar en atenci�n al car�cter estacional de la actividad en que dichas circunstancias se puedan producir. En tal supuesto, el periodo m�ximo dentro del cual se podr�n realizar ser� de dieciocho meses, no pudiendo superar la duraci�n del contrato las tres cuartas partes del periodo de referencia establecido ni, como m�ximo, doce meses. En caso de que el contrato se hubiera concertado por una duraci�n inferior a la m�xima legal o convencionalmente establecida, podr� prorrogarse mediante acuerdo de las partes, por una �nica vez, sin que la duraci�n total del contrato pueda exceder de dicha duraci�n m�xima. Por convenio colectivo se podr�n determinar las actividades en las que puedan contratarse trabajadores eventuales, as� como fijar criterios generales relativos a la adecuada relaci�n entre el volumen de esta modalidad contractual y la plantilla total de la empresa. c) Cuando se trate de sustituir a trabajadores con derecho a reserva del puesto de trabajo, siempre que en el contrato de trabajo se especifique el nombre del sustituido y la causa de sustituci�n. 2. Adquirir�n la condici�n de trabajadores fijos, cualquiera que haya sido la modalidad de su contrataci�n, los que no hubieran sido dados de alta en la Seguridad Social, una vez transcurrido un plazo igual al que legalmente se hubiera podido fijar para el periodo de prueba, salvo que de la propia naturaleza de las actividades o de los servicios contratados se deduzca claramente la duraci�n temporal de los mismos, todo ello sin perjuicio de las dem�s responsabilidades a que hubiere lugar en derecho. 3. Se presumir�n por tiempo indefinido los contratos temporales celebrados en fraude de ley. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 20
  21. 21. 4. Los empresarios habr�n de notificar a la representaci�n legal de los trabajadores en las empresas los contratos realizados de acuerdo con las modalidades de contrataci�n por tiempo determinado previstas en este art�culo cuando no exista obligaci�n legal de entregar copia b�sica de los mismos. 5. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados 1.a), 2 y 3, los trabajadores que en un periodo de treinta meses hubieran estado contratados durante un plazo superior a veinticuatro meses, con o sin soluci�n de continuidad, para el mismo o diferente puesto de trabajo con la misma empresa o grupo de empresas, mediante dos o m�s contratos temporales, sea directamente o a trav�s de su puesta a disposici�n por empresas de trabajo temporal, con las mismas o diferentes modalidades contractuales de duraci�n determinada, adquirir�n la condici�n de trabajadores fijos. Lo establecido en el p�rrafo anterior tambi�n ser� de aplicaci�n cuando se produzcan supuestos de sucesi�n o subrogaci�n empresarial conforme a lo dispuesto legal o convencionalmente. Atendiendo a las peculiaridades de cada actividad y a las caracter�sticas del puesto de trabajo, la negociaci�n colectiva establecer� requisitos dirigidos a prevenir la utilizaci�n abusiva de contratos de duraci�n determinada con distintos trabajadores para desempe�ar el mismo puesto de trabajo cubierto anteriormente con contratos de ese car�cter, con o sin soluci�n de continuidad, incluidos los contratos de puesta a disposici�n realizados con empresas de trabajo temporal. Lo dispuesto en este apartado no ser� de aplicaci�n a la utilizaci�n de los contratos formativos, de relevo e interinidad, a los contratos temporales celebrados en el marco de programas p�blicos de empleo-formaci�n, as� como a los contratos temporales que sean utilizados por empresas de inserci�n debidamente registradas y el objeto de dichos contratos sea considerado como parte esencial de un itinerario de inserci�n personalizado. 6. Los trabajadores con contratos temporales y de duraci�n determinada tendr�n los mismos derechos que los trabajadores con contratos de duraci�n indefinida, sin perjuicio de las particularidades espec�ficas de cada una de las modalidades contractuales en materia de extinci�n del contrato y de aquellas expresamente previstas en la ley en relaci�n con los contratos formativos. Cuando corresponda en atenci�n a su naturaleza, tales derechos ser�n reconocidos en las disposiciones legales y reglamentarias y en los convenios colectivos de manera proporcional, en funci�n del tiempo trabajado. Cuando un determinado derecho o condici�n de trabajo est� atribuido en las disposiciones legales o reglamentarias y en los convenios colectivos en funci�n de una previa antig�edad del trabajador, esta deber� computarse seg�n los mismos criterios para todos los trabajadores, cualquiera que sea su modalidad de contrataci�n. 7. El empresario deber� informar a los trabajadores de la empresa con contratos de duraci�n determinada o temporales, incluidos los contratos formativos, sobre la existencia de puestos de trabajo vacantes, a fin de garantizarles las mismas oportunidades de acceder a puestos permanentes que los dem�s trabajadores. Esta informaci�n podr� facilitarse mediante un anuncio p�blico en un lugar adecuado de la empresa o centro de trabajo, o mediante otros medios previstos en la negociaci�n colectiva, que aseguren la transmisi�n de la informaci�n. Los convenios podr�n establecer criterios objetivos y compromisos de conversi�n de los contratos de duraci�n determinada o temporales en indefinidos. Los convenios colectivos establecer�n medidas para facilitar el acceso efectivo de estos trabajadores a las acciones incluidas en el sistema de formaci�n profesional para el empleo en el �mbito laboral, a fin de mejorar su cualificaci�n y favorecer su progresi�n y movilidad profesionales. 8. En los supuestos previstos en los apartados 1.a) y 5, el empresario deber� facilitar por escrito al trabajador, en los diez d�as siguientes al cumplimiento de los plazos indicados, un documento justificativo sobre su nueva condici�n de trabajador fijo de la empresa. En todo caso, el trabajador podr� solicitar, por escrito, al Servicio P�blico de Empleo correspondiente un certificado de los contratos de duraci�n determinada o temporales celebrados, a los efectos de poder acreditar su condici�n de trabajador fijo en la empresa. El Servicio P�blico de Empleo emitir� dicho documento y lo pondr� en conocimiento de la empresa en la que el trabajador preste sus servicios. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 21
  22. 22. Art�culo 16. Contrato fijo-discontinuo. 1. El contrato por tiempo indefinido fijo-discontinuo se concertar� para realizar trabajos que tengan el car�cter de fijos-discontinuos y no se repitan en fechas ciertas, dentro del volumen normal de actividad de la empresa. A los supuestos de trabajos discontinuos que se repitan en fechas ciertas les ser� de aplicaci�n la regulaci�n del contrato a tiempo parcial celebrado por tiempo indefinido. 2. Los trabajadores fijos-discontinuos ser�n llamados en el orden y la forma que se determine en los respectivos convenios colectivos, pudiendo el trabajador, en caso de incumplimiento, reclamar en procedimiento de despido ante la jurisdicci�n social, inici�ndose el plazo para ello desde el momento en que tuviese conocimiento de la falta de convocatoria. 3. Este contrato se deber� formalizar necesariamente por escrito en el modelo que se establezca y en �l deber� figurar una indicaci�n sobre la duraci�n estimada de la actividad, as� como sobre la forma y orden de llamamiento que establezca el convenio colectivo aplicable, haciendo constar igualmente, de manera orientativa, la jornada laboral estimada y su distribuci�n horaria. 4. Los convenios colectivos de �mbito sectorial podr�n acordar, cuando las peculiaridades de la actividad del sector as� lo justifiquen, la celebraci�n a tiempo parcial de los contratos fijos-discontinuos, as� como los requisitos y especialidades para la conversi�n de contratos temporales en contratos fijos-discontinuos. Secci�n 2.� Derechos y deberes derivados del contrato Art�culo 17. No discriminaci�n en las relaciones laborales. 1. Se entender�n nulos y sin efecto los preceptos reglamentarios, las cl�usulas de los convenios colectivos, los pactos individuales y las decisiones unilaterales del empresario que den lugar en el empleo, as� como en materia de retribuciones, jornada y dem�s condiciones de trabajo, a situaciones de discriminaci�n directa o indirecta desfavorables por raz�n de edad o discapacidad o a situaciones de discriminaci�n directa o indirecta por raz�n de sexo, origen, incluido el racial o �tnico, estado civil, condici�n social, religi�n o convicciones, ideas pol�ticas, orientaci�n o condici�n sexual, adhesi�n o no a sindicatos y a sus acuerdos, v�nculos de parentesco con personas pertenecientes a o relacionadas con la empresa y lengua dentro del Estado espa�ol. Ser�n igualmente nulas las �rdenes de discriminar y las decisiones del empresario que supongan un trato desfavorable de los trabajadores como reacci�n ante una reclamaci�n efectuada en la empresa o ante una acci�n administrativa o judicial destinada a exigir el cumplimiento del principio de igualdad de trato y no discriminaci�n. 2. Podr�n establecerse por ley las exclusiones, reservas y preferencias para ser contratado libremente. 3. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, el Gobierno podr� regular medidas de reserva, duraci�n o preferencia en el empleo que tengan por objeto facilitar la colocaci�n de trabajadores demandantes de empleo. Asimismo, el Gobierno podr� otorgar subvenciones, desgravaciones y otras medidas para fomentar el empleo de grupos espec�ficos de trabajadores que encuentren dificultades especiales para acceder al empleo. La regulaci�n de las mismas se har� previa consulta a las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales m�s representativas. Las medidas a las que se refieren los p�rrafos anteriores se orientar�n prioritariamente a fomentar el empleo estable de los trabajadores desempleados y la conversi�n de contratos temporales en contratos por tiempo indefinido. 4. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados anteriores, la negociaci�n colectiva podr� establecer medidas de acci�n positiva para favorecer el acceso de las mujeres a todas las profesiones. A tal efecto podr� establecer reservas y preferencias en las condiciones de contrataci�n de modo que, en igualdad de condiciones de idoneidad, tengan preferencia para ser contratadas las personas del sexo menos representado en el grupo profesional de que se trate. Asimismo, la negociaci�n colectiva podr� establecer este tipo de medidas en las condiciones de clasificaci�n profesional, promoci�n y formaci�n, de modo que, en igualdad BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 22
  23. 23. de condiciones de idoneidad, tengan preferencia las personas del sexo menos representado para favorecer su acceso al grupo profesional o puesto de trabajo de que se trate. 5. El establecimiento de planes de igualdad en las empresas se ajustar� a lo dispuesto en esta ley y en la Ley Org�nica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Art�culo 18. Inviolabilidad de la persona del trabajador. Solo podr�n realizarse registros sobre la persona del trabajador, en sus taquillas y efectos particulares, cuando sean necesarios para la protecci�n del patrimonio empresarial y del de los dem�s trabajadores de la empresa, dentro del centro de trabajo y en horas de trabajo. En su realizaci�n se respetar� al m�ximo la dignidad e intimidad del trabajador y se contar� con la asistencia de un representante legal de los trabajadores o, en su ausencia del centro de trabajo, de otro trabajador de la empresa, siempre que ello fuera posible. Art�culo 19. Seguridad y salud en el trabajo. 1. El trabajador, en la prestaci�n de sus servicios, tendr� derecho a una protecci�n eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. 2. El trabajador est� obligado a observar en su trabajo las medidas legales y reglamentarias de seguridad y salud en el trabajo. 3. En la inspecci�n y control de dichas medidas que sean de observancia obligada por el empresario, el trabajador tiene derecho a participar por medio de sus representantes legales en el centro de trabajo, si no se cuenta con �rganos o centros especializados competentes en la materia a tenor de la legislaci�n vigente. 4. El empresario est� obligado a garantizar que cada trabajador reciba una formaci�n te�rica y pr�ctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva tanto en el momento de su contrataci�n, cualquiera que sea la modalidad o duraci�n de esta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempe�e o se introduzcan nuevas tecnolog�as o cambios en los equipos de trabajo. El trabajador est� obligado a seguir la formaci�n y a realizar las pr�cticas. Todo ello en los t�rminos se�alados en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevenci�n de Riesgos Laborales, y en sus normas de desarrollo, en cuanto les sean de aplicaci�n. 5. Los delegados de prevenci�n y, en su defecto, los representantes legales de los trabajadores en el centro de trabajo, que aprecien una probabilidad seria y grave de accidente por la inobservancia de la legislaci�n aplicable en la materia, requerir�n al empresario por escrito para que adopte las medidas oportunas que hagan desaparecer el estado de riesgo; si la petici�n no fuese atendida en un plazo de cuatro d�as, se dirigir�n a la autoridad competente; esta, si apreciase las circunstancias alegadas, mediante resoluci�n fundada, requerir� al empresario para que adopte las medidas de seguridad apropiadas o que suspenda sus actividades en la zona o local de trabajo o con el material en peligro. Tambi�n podr� ordenar, con los informes t�cnicos precisos, la paralizaci�n inmediata del trabajo si se estima un riesgo grave de accidente. Si el riesgo de accidente fuera inminente, la paralizaci�n de las actividades podr� ser acordada por los representantes de los trabajadores, por mayor�a de sus miembros. Tal acuerdo podr� ser adoptado por decisi�n mayoritaria de los delegados de prevenci�n cuando no resulte posible reunir con la urgencia requerida al �rgano de representaci�n del personal. El acuerdo ser� comunicado de inmediato a la empresa y a la autoridad laboral, la cual, en veinticuatro horas, anular� o ratificar� la paralizaci�n acordada. Art�culo 20. Direcci�n y control de la actividad laboral. 1. El trabajador estar� obligado a realizar el trabajo convenido bajo la direcci�n del empresario o persona en quien este delegue. 2. En el cumplimiento de la obligaci�n de trabajar asumida en el contrato, el trabajador debe al empresario la diligencia y la colaboraci�n en el trabajo que marquen las disposiciones legales, los convenios colectivos y las �rdenes o instrucciones adoptadas por aquel en el ejercicio regular de sus facultades de direcci�n y, en su defecto, por los usos y costumbres. En cualquier caso, el trabajador y el empresario se someter�n en sus prestaciones rec�procas a las exigencias de la buena fe. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 23
  24. 24. 3. El empresario podr� adoptar las medidas que estime m�s oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopci�n y aplicaci�n la consideraci�n debida a su dignidad y teniendo en cuenta, en su caso, la capacidad real de los trabajadores con discapacidad. 4. El empresario podr� verificar el estado de salud del trabajador que sea alegado por este para justificar sus faltas de asistencia al trabajo, mediante reconocimiento a cargo de personal m�dico. La negativa del trabajador a dichos reconocimientos podr� determinar la suspensi�n de los derechos econ�micos que pudieran existir a cargo del empresario por dichas situaciones. Art�culo 20 bis. Derechos de los trabajadores a la intimidad en relaci�n con el entorno digital y a la desconexi�n. Los trabajadores tienen derecho a la intimidad en el uso de los dispositivos digitales puestos a su disposici�n por el empleador, a la desconexi�n digital y a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y geolocalizaci�n en los t�rminos establecidos en la legislaci�n vigente en materia de protecci�n de datos personales y garant�a de los derechos digitales. Art�culo 21. Pacto de no concurrencia y de permanencia en la empresa. 1. No podr� efectuarse la prestaci�n laboral de un trabajador para diversos empresarios cuando se estime concurrencia desleal o cuando se pacte la plena dedicaci�n mediante compensaci�n econ�mica expresa, en los t�rminos que al efecto se convengan. 2. El pacto de no competencia para despu�s de extinguido el contrato de trabajo, que no podr� tener una duraci�n superior a dos a�os para los t�cnicos y de seis meses para los dem�s trabajadores, solo ser� v�lido si concurren los requisitos siguientes: a) Que el empresario tenga un efectivo inter�s industrial o comercial en ello. b) Que se satisfaga al trabajador una compensaci�n econ�mica adecuada. 3. En el supuesto de compensaci�n econ�mica por la plena dedicaci�n, el trabajador podr� rescindir el acuerdo y recuperar su libertad de trabajo en otro empleo, comunic�ndolo por escrito al empresario con un preaviso de treinta d�as, perdi�ndose en este caso la compensaci�n econ�mica u otros derechos vinculados a la plena dedicaci�n. 4. Cuando el trabajador haya recibido una especializaci�n profesional con cargo al empresario para poner en marcha proyectos determinados o realizar un trabajo espec�fico, podr� pactarse entre ambos la permanencia en dicha empresa durante cierto tiempo. El acuerdo no ser� de duraci�n superior a dos a�os y se formalizar� siempre por escrito. Si el trabajador abandona el trabajo antes del plazo, el empresario tendr� derecho a una indemnizaci�n de da�os y perjuicios. Secci�n 3.� Clasificaci�n profesional y promoci�n en el trabajo Art�culo 22. Sistema de clasificaci�n profesional. 1. Mediante la negociaci�n colectiva o, en su defecto, acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores, se establecer� el sistema de clasificaci�n profesional de los trabajadores por medio de grupos profesionales. 2. Se entender� por grupo profesional el que agrupe unitariamente las aptitudes profesionales, titulaciones y contenido general de la prestaci�n, y podr� incluir distintas tareas, funciones, especialidades profesionales o responsabilidades asignadas al trabajador. 3. La definici�n de los grupos profesionales se ajustar� a criterios y sistemas que, basados en un an�lisis correlacional entre sesgos de g�nero, puestos de trabajo, criterios de encuadramiento y retribuciones, tengan como objeto garantizar la ausencia de discriminaci�n, tanto directa como indirecta, entre mujeres y hombres. Estos criterios y sistemas, en todo caso, cumplir�n con lo previsto en el art�culo 28.1. 4. Por acuerdo entre el trabajador y el empresario se asignar� al trabajador un grupo profesional y se establecer� como contenido de la prestaci�n laboral objeto del contrato de trabajo la realizaci�n de todas las funciones correspondientes al grupo profesional asignado o solamente de alguna de ellas. Cuando se acuerde la polivalencia funcional o la realizaci�n BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 24
  25. 25. de funciones propias de m�s de un grupo, la equiparaci�n se realizar� en virtud de las funciones que se desempe�en durante mayor tiempo. Art�culo 23. Promoci�n y formaci�n profesional en el trabajo. 1. El trabajador tendr� derecho: a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a ex�menes, as� como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el r�gimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtenci�n de un t�tulo acad�mico o profesional. b) A la adaptaci�n de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formaci�n profesional. c) A la concesi�n de los permisos oportunos de formaci�n o perfeccionamiento profesional con reserva del puesto de trabajo. d) A la formaci�n necesaria para su adaptaci�n a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo. La misma correr� a cargo de la empresa, sin perjuicio de la posibilidad de obtener a tal efecto los cr�ditos destinados a la formaci�n. El tiempo destinado a la formaci�n se considerar� en todo caso tiempo de trabajo efectivo. 2. En la negociaci�n colectiva se pactar�n los t�rminos del ejercicio de estos derechos, que se acomodar�n a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de discriminaci�n, tanto directa como indirecta, entre trabajadores de uno y otro sexo. 3. Los trabajadores con al menos un a�o de antig�edad en la empresa tienen derecho a un permiso retribuido de veinte horas anuales de formaci�n profesional para el empleo, vinculada a la actividad de la empresa, acumulables por un periodo de hasta cinco a�os. El derecho se entender� cumplido en todo caso cuando el trabajador pueda realizar las acciones formativas dirigidas a la obtenci�n de la formaci�n profesional para el empleo en el marco de un plan de formaci�n desarrollado por iniciativa empresarial o comprometido por la negociaci�n colectiva. Sin perjuicio de lo anterior, no podr� comprenderse en el derecho a que se refiere este apartado la formaci�n que deba obligatoriamente impartir la empresa a su cargo conforme a lo previsto en otras leyes. En defecto de lo previsto en convenio colectivo, la concreci�n del modo de disfrute del permiso se fijar� de mutuo acuerdo entre trabajador y empresario. Art�culo 24. Ascensos. 1. Los ascensos dentro del sistema de clasificaci�n profesional se producir�n conforme a lo que se establezca en convenio o, en su defecto, en acuerdo colectivo entre la empresa y los representantes de los trabajadores. En todo caso los ascensos se producir�n teniendo en cuenta la formaci�n, m�ritos, antig�edad del trabajador, as� como las facultades organizativas del empresario. 2. Los ascensos y la promoci�n profesional en la empresa se ajustar�n a criterios y sistemas que tengan como objetivo garantizar la ausencia de discriminaci�n, tanto directa como indirecta, entre mujeres y hombres, pudiendo establecerse medidas de acci�n positiva dirigidas a eliminar o compensar situaciones de discriminaci�n. Art�culo 25. Promoci�n econ�mica. 1. El trabajador, en funci�n del trabajo desarrollado, podr� tener derecho a una promoci�n econ�mica en los t�rminos fijados en convenio colectivo o contrato individual. 2. Lo dispuesto en el apartado anterior se entiende sin perjuicio de los derechos adquiridos o en curso de adquisici�n en el tramo temporal correspondiente. Secci�n 4.� Salarios y garant�as salariales Art�culo 26. Del salario. 1. Se considerar� salario la totalidad de las percepciones econ�micas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestaci�n profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneraci�n, o los periodos de descanso computables como de trabajo. BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 25
  26. 26. En ning�n caso, incluidas las relaciones laborales de car�cter especial a que se refiere el art�culo 2, el salario en especie podr� superar el treinta por ciento de las percepciones salariales del trabajador, ni dar lugar a la minoraci�n de la cuant�a �ntegra en dinero del salario m�nimo interprofesional. 2. No tendr�n la consideraci�n de salario las cantidades percibidas por el trabajador en concepto de indemnizaciones o suplidos por los gastos realizados como consecuencia de su actividad laboral, las prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social y las indemnizaciones correspondientes a traslados, suspensiones o despidos. 3. Mediante la negociaci�n colectiva o, en su defecto, el contrato individual, se determinar� la estructura del salario, que deber� comprender el salario base, como retribuci�n fijada por unidad de tiempo o de obra y, en su caso, complementos salariales fijados en funci�n de circunstancias relativas a las condiciones personales del trabajador, al trabajo realizado o a la situaci�n y resultados de la empresa, que se calcular�n conforme a los criterios que a tal efecto se pacten. Igualmente se pactar� el car�cter consolidable o no de dichos complementos salariales, no teniendo el car�cter de consolidables, salvo acuerdo en contrario, los que est�n vinculados al puesto de trabajo o a la situaci�n y resultados de la empresa. 4. Todas las cargas fiscales y de Seguridad Social a cargo del trabajador ser�n satisfechas por el mismo, siendo nulo todo pacto en contrario. 5. Operar� la compensaci�n y absorci�n cuando los salarios realmente abonados, en su conjunto y c�mputo anual, sean m�s favorables para los trabajadores que los fijados en el orden normativo o convencional de referencia. Art�culo 27. Salario m�nimo interprofesional. 1. El Gobierno fijar�, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales m�s representativas, anualmente, el salario m�nimo interprofesional, teniendo en cuenta: a) El �ndice de precios de consumo. b) La productividad media nacional alcanzada. c) El incremento de la participaci�n del trabajo en la renta nacional. d) La coyuntura econ�mica general. Igualmente se fijar� una revisi�n semestral para el caso de que no se cumplan las previsiones sobre el �ndice de precios citado. La revisi�n del salario m�nimo interprofesional no afectar� a la estructura ni a la cuant�a de los salarios profesionales cuando estos, en su conjunto y c�mputo anual, fueran superiores a aquel. 2. El salario m�nimo interprofesional, en su cuant�a, es inembargable. Art�culo 28. Igualdad de remuneraci�n por raz�n de sexo. 1. El empresario est� obligado a pagar por la prestaci�n de un trabajo de igual valor la misma retribuci�n, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminaci�n alguna por raz�n de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquella. Un trabajo tendr� igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formaci�n exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempe�o y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes. 2. El empresario est� obligado a llevar un registro con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categor�as profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor. Las personas trabajadoras tienen derecho a acceder, a trav�s de la representaci�n legal de los trabajadores en la empresa, al registro salarial de su empresa. 3. Cuando en una empresa con al menos cincuenta trabajadores, el promedio de las retribuciones a los trabajadores de un sexo sea superior a los del otro en un veinticinco por BOLET�N OFICIAL DEL ESTADO LEGISLACI�N CONSOLIDADA P�gina 26

¿Sabías que una empresa de 50 o más trabajadores está obligada por ley (RDL 2/2015, texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores) a ofrecer un plan de recolocación externa con medidas de formación y orientación profesional, atención personalizada y búsqueda activa de empleo a las personas trabajadoras afectadas, con el objetivo de paliar los efectos negativos en caso de despido? La ley -artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores- obliga a las empresas que llevan a cabo «un despido colectivo que afecte a más de 50 trabajadores a ofrecer a los empleados afectados un plan de recolocación externa a través de empresas autorizadas». Los planes de recolocación deben garantizar a estos empleados, especialmente en el caso de los de edad más avanzada, un servicio continuado durante un periodo mínimo de seis meses que incluya una atención personalizada, así como medidas de formación y orientación profesional y ayuda en la búsqueda activa de empleo.

Views

Total views

88

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

0

Actions

Downloads

0

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×