Anuario de Psicología Jurídica, Volumen 14, año 2004. Págs. 81-98. ISBN: 84-87566-33-7                                    ...
La adopción por homosexualesagainst this adoption on the base of difficulties the child will encounter in the process ofac...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotrrollarse de forma diferenciada e inte-            FACTOR...
La adopción por homosexualesexistente a lo largo de la historia del         4. Algunas personas han llegado ahombre, pero ...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotgimiento por parejas de homosexuales                   • ...
La adopción por homosexualesmenores por homosexuales con distintos        que cada paso en la adquisición de laargumentos....
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasot   Existen diferentes estudios en los que          das. “...
La adopción por homosexuales37 niños de 5 a 17 años de edad y el           detener el desarrollo y la aceptación desegundo...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotcias significativas en cuanto al papel de             Uno...
La adopción por homosexualesdad (de pareja) en el hogar durante la           • La media de edad está en 38 años,socializac...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotsocio-cultural, lo que puede indicarnos                  ...
La adopción por homosexualesrosexuales 72,17%, como homosexuales           poco, que la muestra está compuesta27,83%.     ...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasot   “La estructura o configuración de una           de uni...
La adopción por homosexualesresponder a sus expectativas (aunque         viduo, puede constituir una prueba dedeba formar ...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasot   • No parece haber relación entre la                Nos...
La adopción por homosexualesmente. Estas niñas, tanto si hubieran             tas/os sin necesidad de tener unasido adopta...
Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotcia con uno mismo para integrar com-                     ...
La adopción por homosexualesadopción : Importancia de la adquisición de una        Schaffer, H. R. (1990). Decisiones sobr...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La adopcion por_homosexuales

1,479 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,479
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
31
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La adopcion por_homosexuales

  1. 1. Anuario de Psicología Jurídica, Volumen 14, año 2004. Págs. 81-98. ISBN: 84-87566-33-7 ESTUDIOSLA ADOPCIÓN POR HOMOSEXUALESADOPTION BY HOMOSEXUAL COUPLES Eva Buil Estrella García-Rubio Montse Lapastora Marian RabasotFecha de Recepción: 03-11-2004 Fecha de Aceptación: 10.02-2005 RESUMEN En este artículo se hace una revisión de diferentes trabajos nacionales e internaciona-les, sobre los distintos aspectos sociales, legales y psicológicos que están relacionadoscon la adopción de menores por parte de parejas homosexuales. Entre el material revisado hay dos corrientes de opinión antagónicas. Por un lado losautores que concluyen que no hay consecuencias negativas para el desarrollo psicológicodel menor que vive con padres homosexuales. Por otro, los que están en contra basán-dose principalmente en las dificultades que puede encontrar el menor en la adquisiciónde su identidad. En el presente trabajo se intenta aclarar cuales son los criterios que habría que valorara la hora de tomar decisiones en este tema. La realidad actual es que ya hay niños viviendo con parejas de homosexuales, en unmarco de desprotección legal, por ello se hace necesario que se tomen las medidas lega-les oportunas para que el menor deje de estar desprotegido. PALABRAS CLAVE: Homosexuales, Adopción, Protección legal. ABSTRACT This article reviews national and international studies that have been done about dif-ferent social, legal and psychological aspects associated with adoption of children byhomosexual couples. Two antagonistic trends are found. On one hand, there are authors who claim the nonexistence of negative consequences for the psychological development of childrenbrought up by homosexual parents. On the other hand, there are authors who areAnuario de Psicología Jurídica, 2004 81
  2. 2. La adopción por homosexualesagainst this adoption on the base of difficulties the child will encounter in the process ofacquiring his/her own identity. This paper aims at clarifying the standards that are relevant at the time of makingdecisions concerning this issue. As a matter of fact, there are already children living withhomosexuals parents, without legal cover. In order to get these children under legal pro-tection, legal actions are therefore to be taken. KEY WORDS: Homosexual Couple, Adoption, Legal Protection.INTRODUCCIÓN nes sociales establecidas con los demás. Esta dimensión social se inaugura en el El tema que nos ocupa es controverti- mismo momento de nuestra concepcióndo: la adopción por parte de parejas y prosigue a lo largo de las distintas eta-homosexuales, y la relación que se esta- pas de evolución de nuestra especie.blece con los niños en estas familias deparejas homosexuales. La polémica acer- El niño necesita estímulos para reali-ca de la adopción por parte de homose- zarse como un adulto “normal” (cogniti-xuales está de plena actualidad, produce vos, afectivos, sociales y morales) difícilesreacciones intensas y polarizadas; casi de encontrar fuera de la familia. Por estonadie se queda impasible. Desde aquí, la familia se configura como la céluladeseamos hacer partícipe al lector del NATURAL y SOCIAL en la que suele tenertrabajo de la reflexión que venimos lugar este proceso de desarrollo.haciendo, y de la necesidad de estable-cer un debate riguroso acerca de las En este marco se inscribe la ADOP-implicaciones del tema que tratamos. CIÓN como figura jurídica que vela por los menores en situaciones de desampa- El hombre no puede realizarse plena- ro, y que debe garantizar el derecho demente si no es por medio de las relacio- todo niño a tener una familia para desa-82 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  3. 3. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotrrollarse de forma diferenciada e inte- FACTOR POLÍTICO. El derecho de lasgral. parejas de gays y lesbianas a adoptar se ha venido utilizando como promesa elec- La familia ha cambiado, como la toral en las campañas, pero después nosociedad de la que forma parte. Sus for- ha producido un abordaje comprometi-mas se han diversificado y se alejan del do de la cuestión. Los profesionales de lamodelo patriarcal tradicional. También el psicología podemos ser utilizados paraavance de la biotecnología ha contribui- polemizar y crear debate en beneficio dedo a este cambio. Así, hoy día hay fami- las fuerzas políticas en su búsqueda delias compuestas por dos progenitores, votos.mujer y varón; familias monoparentales(por viudedad, divorcio u opción perso- Así mismo, debemos reparar en elnal); familias en cuyo origen actuaron un papel que juegan los medios de comuni-progenitor y “la sombra” de otro (óvulo cación y otros grupos sociales creadoreso esperma congelado); y familias inte- de corrientes de opinión. Se percibe cier-gradas por dos progenitores del mismo ta presión social homogeneizadora; sesexo. transmite que decir: “NO ES IGUAL” es discriminatorio; parecería que quien Y aquí llegamos al punto que nos opina que algunas situaciones no soninteresa mostrar. Actualmente, se está equiparables entre sí es homófobo oproduciendo un desajuste entre la reali- racista o tendente a discriminar. Pero LOdad social y la legislación vigente. DIFERENTE NO ES NI MEJOR NI PEOR.Muchas lesbianas y muchos gays tienenhijos, procedentes de convivencias ante- Creemos que es necesario seguir con-riores, de inseminación artificial, de sensuando qué sería deseable esperar deautoinseminación, adoptados o acogi- una familia, tenga la estructura quedos. Y muchos de estos niños viven con tenga, en el siglo XXI, para que podamossus madres y padres biológicos y con las inferir que la adopción de un menorparejas del mismo sexo que éstos. La rea- tuviera las mayores garantías de éxito ylidad social sigue un curso divergente también qué niña o niño se integraríarespecto a la normativa vigente. mejor en esa familia; algo así como apre- ciar si dos piezas de un puzzle encajan o El tema de este artículo es justamente no.la CONCILIACIÓN de estos dos hechos:las nuevas formas de familia del siglo XXI Este es el marco en el que creemosy la Adopción como medida de protec- debemos plantear el debate sobre lación de la infancia desfavorecida. El adopción por parte de parejas homose-Derecho debe afrontar esta realidad y xuales.regularla, aceptando o no la posibilidadde que los menores sean adoptados (portanto, cuidados y educados) por parejas VISIÓN HISTÓRICA DE LAhomosexuales. HOMOSEXUALIDAD Pero en este proceso de conciliación y Hay mucho material escrito sobre ladebate social, hay que tener en cuenta el homosexualidad como comportamientoAnuario de Psicología Jurídica, 2004 83
  4. 4. La adopción por homosexualesexistente a lo largo de la historia del 4. Algunas personas han llegado ahombre, pero el conocimiento de la descubrirse y a formar redes socia-homosexualidad masculina es más com- les de gran escala no sólo por laspleto que el de la femenina. Diversas cul- relaciones sociales ya existentesturas estudiadas por los antropólogos sino por su interés homosexual.incorporan rituales homosexuales comoel tránsito para el estado adulto. 5. La homosexualidad ha llegado a ser una formación social en sí Las actitudes hacia la homosexualidad misma caracterizada por la auto-oscilan entre el horror y el entusiasmo. La conciencia y la identidad de grupo.homosexualidad no siempre ha sido unfenómeno perseguido o rechazado, pues-to que existieron culturas que integraron LEGISLACIÓNdentro de su horizonte emocional las rela-ciones amorosas y sexuales entre perso- En la actualidad no existe una ley esta-nas del mismo sexo (Grecia, por ejemplo). tal que regule las uniones de las parejas de hecho, existen diferentes leyes en el ámbi- Lo que distingue los mundos moder- to de cada comunidad autonómica. En lanos lésbicos y gays de los ejemplos histó- ley 11/2001 de 19 de Diciembre, de unio-ricos y antropológicos de homosexuali- nes de hecho de la C.A.M., en el artículo 2dad es el desarrollo de redes sociales se señalan los requisitos personales, parafundadas en el interés homosexual de poderse constituir como pareja de hecho.sus miembros (BARRY, 1987). Según esta ley, no existe ningún impedi- Características propias del mundo lés- mento para que dos personas del mismobico-gay actual, que no existen en otras sexo se constituyan como pareja de hecho.sociedades: En el mapa número 1 podemos ver las 1. Las relaciones homosexuales han comunidades de España en las que exis- escapado a las estructuras del sis- te una ley de parejas de hecho;( mapa 1) tema de parentesco heterosexual dominante. 2. La homosexualidad exclusiva, ahora posible para ambas partes de la pareja, se ha convertido en un camino alternativo a las formas familiares convencionales. 3. Las relaciones entre personas del mismo sexo han desarrollado nuevas formas sin estar estructu- radas alrededor de alguna cate- goría de género o de edad en par- Podemos ver en el mapa 2 la situación ticular. legal en España, de la adopción y el aco-84 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  5. 5. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotgimiento por parejas de homosexuales • La Ley reconoce el derecho de hom-(mapa 2) bres y mujeres homosexuales a ser padres o madres biológicos pero no permite que sus parejas se compro- metan legalmente con el cuidado, la educación y la manutención de los hijos. • Tanto gays como lesbianas pueden acoger a menores siempre que éstos tengan dificultades. • Tanto los hijos biológicos, como los adoptados o acogidos por gays o lesbianas pueden vivir en familias homosexuales, sin embargo la Ley En Europa los datos concretos que no reconoce a esta unidad de con-existen acerca de la situación legal son vivencia la consideración de familia,los que se reflejan en el mapa 3 (mapa 3) por lo que la Ley no otorga a estos niños los mismos derechos que los que tienen los que conviven en una familia tradicional. • La Ley permite que los hijos nacidos de gays o lesbianas vivan con las parejas estables de sus padres o madres y que dichas parejas tomen parte activa en la educación y man- tenimiento de los niños, sin embar- go si el padre biológico muere, la pareja no tendría ningún derecho sobre el menor, lo que provocaría que éste dejara de tener contacto con su otra figura paterna/maternaAMBIGÜEDADES LEGALES SOBRE LA pudiendo pasar a ser tutelado porADOPCIÓN POR HOMOSEXUALES una Institución. • La Ley permite a los homosexualesadoptar y acoger niños de forma indivi- ESTUDIOS REALIZADOS CON HIJOSdual, sin embargo sus parejas no tienen DE HOMOSEXUALESlos mismos derechos y deberes que ten-drían si fueran de otro sexo. Como es Ante un tema tan controvertido, haninconstitucional preguntar la orientación sido muchas las voces que han expresa-sexual, los homosexuales pueden adop- do su opinión y se han posicionado atar presentándose como solteros/ as. favor o en contra de la adopción deAnuario de Psicología Jurídica, 2004 85
  6. 6. La adopción por homosexualesmenores por homosexuales con distintos que cada paso en la adquisición de laargumentos. propia identidad y de lo que cada uno es, obliga siempre a elaborar el duelo, acep- No pretendemos hacer exhaustivo el tar la pérdida de lo que uno no es.recorrido por todas las opiniones que sehan vertido en relación con el tema, pero Francisco Granados Pérez, (1995)sí creemos interesante resaltar los moti- sigue una línea de argumentación similarvos más comunes en que se basan a de Miguel y Valcarce, resaltando laambas corrientes de opinión. importancia de los dos sexos en la edu- cación del menor para favorecer el desa- En la mayoría de los profesionales rrollo de su identidad sexual. Señala tam-cuya postura está en desacuerdo, lo que bién que no debemos olvidar la realidadsubyace es una preocupación por el pro- social, ésta es la existencia de niños/asceso de adquisición de la identidad educados en familias homosexuales consexual o de género del menor, puesto resultados en su desarrollo afectivo y suque consideran que puede verse interfe- identidad sexual no diferentes de losrida. niños educados en familias de parejas heterosexuales. Lo cual le lleva a concluir A. de Miguel y Mercedes Valcarce, que debemos siempre valorar cada caso,(1995) desde su modelo dinámico, en función de las necesidades especialesbasándose en la importancia del derecho de cada niño y lo que cada pareja puedadel menor a ser adoptado y no el de aportarle para responder a ellas.adoptar de los padres, sostienen que lasfiguras paternas deben ser las más ade- Las opiniones a favor, suelen estarcuadas para conseguir una mayor armo- basadas en la importancia del estilo edu-nía psíquica y un mejor desarrollo evolu- cativo, la capacidad para hacer frente detivo. Centran su artículo en si existe o no forma adecuada y estable a las necesida-la posibilidad de adquirir una identifica- des del menor y manifiestan que esto noción, lo más firme posible, con el sexo tiene que ver con las tendencias sexualesbiológico, lo cual supondría el reconoci- de los padres.miento y el amor al otro sexo que no setiene. En el ser humano existen, desde Vicent R. LLopis Sala, (1995) sostienelos primeros momentos de la vida, que lo que determina el éxito en la edu-aspectos masculinos y femeninos, lo cual cación y desarrollo psicosocial de unpermitirá ir adquiriendo con el tiempo el menor adoptado, no es tanto la orienta-sentimiento de estar incompleto y de ción sexual de los padres, sino el estilonecesitar al otro. Afirman que numero- educativo y el talante de éstos. Entre lossos estudios confirman que tanto una requisitos necesarios para que una fami-figura materna como una figura paterna lia sea o no idónea, debemos destacar: elausentes o con identificaciones lábiles, ajuste personal y social, apoyo familiar,provocan en los niños de ambos sexos actitud y motivación para la adopción,un serio déficit en su identidad sexual. estilo de vida... Pero lo fundamental seríaDestacan la importancia de la aceptación la disposición clara a satisfacer las necesi-de un tercero para elaborar la pérdida de dades del menor y no cubrir carencias dela relación inicial con la madre, puesto tipo personal.86 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  7. 7. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasot Existen diferentes estudios en los que das. “Los resultados no reflejaron que lasse han examinado el tipo de repercusio- chicas sin padre estuvieran afectadas ennes que puede tener para el niño/a, cre- su conducta de género ni en su preferen-cer en una familia monoparental o con cia por el rol femenino. Según los resul-una pareja del mismo sexo, sobre todo tados obtenidos, las consecuencias deen referencia al desarrollo de su rol esta experiencia no emergen hasta lasexual. Rudolph Schaffer, (1990), hace adolescencia, y se reduce a la habilidadreferencia a varios de ellos: de las chicas para relacionarse con el sexo masculino y no se manifiestan en – Santrok, J W., 1977: “Efectos de la ninguna otra desviación de la conductaausencia del padre en las conductas de asociada a su sexo ni en la interaccióngénero de los chicos: razones de la con el sexo femenino”. (Schaffer,1990,ausencia y edad en la que comienza la pág.106).ausencia” Journal of Genetic Psychology,130,3-10. En este estudio se emplearon – Brenes, M. E.; Eisenberg, N., Helms-dos variables: el motivo de la ausencia tadter, G.C., 1985: “Desarrollo del roldel padre (muerte o divorcio) y la edad sexual en preescolares de familias nor-que tenía el niño cuando se produjo. males y monoparentales”. Merril-PalmerEran 30 chicos de 10 y 11 años, de fami- Quartely,31,33-46. En este estudio selias trabajadoras. La mitad perdió al incluyeron 41 niños de 4 años. 17 proce-padre por muerte y la otra mitad por dían de familias formadas por la madredivorcio y en todos los casos ocurrió sola y el hijo y 24 familias intactas. En losantes de los 9 años. El grupo de control dos grupos había niños y niñas. Se eva-estaba formado por 15 niños proceden- luó: la comprensión infantil de su identi-tes de familias intactas, iguales en coefi- dad sexual, su conocimiento de estereo-ciente intelectual, edad y escuela. Se tipos sexuales y la adopción por su partemidieron tres características de los chi- de roles sexuales. “Aunque en el estudiocos: masculinidad-feminidad, agresivi- se demuestra la complejidad del concep-dad y dependencia. “Los resultados no to de rol sexual y se apoya la noción deconfirmaron que la presencia del padre que algunos aspectos puedan estar mássea necesaria para que el hijo desarrolle condicionados que otros, no hay datosuna conducta de rol sexual masculina. Se que indiquen que los niños que crecenconcluyó que no existen indicios de que en familias monoparentales sufran con-en ausencia del padre se desarrollen fusión a este respecto”. (Schaf-características más femeninas”. (Schaf- fer,1990,pág. 108).fer,1990, pág.105). – Golombock, S.; Spencer, A., y Rut- – Hetherington, E.M., 1972: “Efectos ter, M.,1983: “Niños en hogares lesbia-de la ausencia del padre en el desarrollo nos y monoparentales: valoración psi-de la personalidad de hijas adolescen- quiátrica y psicosexual”. Journal of Chiletes”. Developmental Psychology,7,313- Psychology and Psychiatry, 24,551-72.26. En este caso la muestra era femeni- En este estudio se compararon 20 hoga-na, (de 13 a 17 años) y provenían de tres res de parejas lesbianas con 27 monopa-grupos de 24 personas cada uno: fami- rentales encabezados por una madrelias intactas, divorciadas y mujeres viu- heterosexual. En el primer grupo habíaAnuario de Psicología Jurídica, 2004 87
  8. 8. La adopción por homosexuales37 niños de 5 a 17 años de edad y el detener el desarrollo y la aceptación desegundo 38 niños. El estado mental de una situación real como es la convivencialos dos grupos de madres, era similar y de menores con personas del mismotodas mostraban el mismo grado de sexo. En los estudios señalados anterior-afectividad a los niños. En el caso de las mente se confirma que los menores separejas lesbianas, éstas no habían ocul- pueden desarrollar adecuadamente entado su orientación sexual y mostraban una familia formada por dos miembrosabiertamente (si convivían con otra del mismo sexo sin que ello repercutamujer) su afecto entre ellas. Se investigó: negativamente en su desarrollo. Pode-la identidad sexual de los niños (el con- mos señalar también que existe unacepto sobre sí mismo como hombre o corriente de pensamiento más reciente,mujer); la conducta de género (la adop- que sostiene que es posible que existanción de actividades que tienden a dife- vías diferentes de desarrollo de la identi-renciar a los sexos) y la elección de obje- dad sexual, por ejemplo, un chico quetos de género (la orientación homose- crece con su madre puede desarrollar laxual o heterosexual). Concluyen que masculinidad simplemente porque ella le“crecer en un hogar lesbiano no condu- trata como a un hombre.ce a un desarrollo psicosexual atípico niconstituye un factor de riesgo psiquiátri- Áurea López Lamela ha escrito unco”. (Schaffer,1990,pág. 109). artículo en la Revista de Terapia Sexual y de Pareja, en el que hace referencia a En resumen, podríamos decir que distintos estudios, de los que podemosaunque teóricamente existen argu- destacar los de Hoocker, (1956 y 1957);mentos para justificar las posibles dificul- Saghir y Robbins (1973); Tripp (1978),tades que pueden surgir en la adopción en los que “no se han hallado caracte-de un menor por una pareja de homose- rísticas psicológicas que discriminen laxuales (identidad sexual), la realidad población homosexual de la heterose-que se nos presenta y los estudios reali- xual”. (López A., 1998, Pág. 12). Mira-zados muestran aspectos bien distintos. bet, (1985) expone que “la homosexua-Por un lado cabe destacar que el menor lidad en sí no implica ninguna alteraciónen la mayoría de los casos puede dispo- del entendimiento, la estabilidad, laner de otras figuras de apego importan- honestidad o la capacidad profesional”.tes en su desarrollo evolutivo (abuelo/a, (López A., 1998 Pág. 12). Para Bell ytío/a, amigo/a...) con las que establecer Weinberg, (1978), “los hombres y muje-una identificación sexual. Además tam- res homosexuales son seres humanosbién parece ser que en la actualidad se tan complejos como cualquiera que notiende a una división menos tajante de deben ser considerados únicamente enlos roles femenino y masculino, porque términos de su orientación sexual”.hay un mayor grado de flexibilidad y de (López A., 1998, Pág. 13). Segúnsuperposición. Educamos a los menores Jefreys, (1996); Mirabet Mullol, (1985)en esta línea intentando integrar los “su adaptación psicológica y social esroles y encaminándonos a una sociedad equivalente a la de la población hetero-más andrógina y más adaptada con la sexual”. (López A., 1998, Pág. 13). Lossituación actual. Por otro lado la propia estudios de Kleber et. al. (1986); Kirkpa-ideología y los prejuicios no deberían trick et al., (1981) “no revelaron diferen-88 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  9. 9. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotcias significativas en cuanto al papel de Uno de los temores que pueden apare-género y a la identidad de género entre cer en relación con la adopción por partehijos de lesbianas e hijos de madres de homosexuales es “a que el estigmaheterosexuales”. (López A., 1998, Pág. social condicione al niño”. Según Áurea16). Según Weeks et.al (1985); Green, López, 1998 pág. 21, los autores Golom-(1982); Golombok y Tasker, (1994) bok, (1983) y Kirkpatrick, et al. (1981)“tampoco se han hallado diferencias concluyen que “no se ha podido demos-significativas respecto a la orientación trar que el estigma social asociado a lasexual de hijos criados por madres homosexualidad perjudique de formahomosexuales y heterosexuales”. (López especial la adaptación social de los hijosA., 1998, Pág. 16). de los homosexuales. Si bien los niños pueden tener problemas con cómo son Áurea López señala los estudios de percibidos debido a la homosexualidad deStom, según el cual “tal vez para el sus padres, también desarrollan estrate-desarrollo de la identidad sexual sea gias para evitar y protegerse de tal proble-importante el modelado de rol; pero mática”. En nuestra opinión, si no existie-para la orientación sexual lo que impor- ra rechazo social hacia lo homosexual, elta es el desarrollo de patrones de deseo riesgo de que los niños adoptados porsexual y los modelos de vínculos socia- familias gays /lesbianas fueran discrimina-les”. (López A., 1998, Pág. 17). Para dos y estigmatizados desaparecería.Lewin (1993) existe un gran parecidoentre el discurso sobre la propia mater- Otro punto importante es el de si losnidad de las madres lesbianas y las niños criados por homosexuales puedenmadres heterosexuales. “Las madres tener más problemas psicopatológicos.homosexuales se sienten más identifica- Golombok y colaboradores (1983) hicie-das con ser madres que con ser lesbia- ron un estudio donde analizaron el com-nas y que, de hecho, en sus redes de portamiento y el estado emocional. Seapoyo tienen mayor peso otras madres reveló la ausencia de diferencias signifi-que otras lesbianas que no son cativas (incluso a largo plazo) con respec-madres”. (López A., 1998, Pág. 18). to al bienestar psicológico general (López A., 1998). Existen varios estudios como el dePaterson y Reddding, (1996) que Respecto al concepto de sí mismo, éstedemuestran que “las madres lesbianas y fue estudiado por Puryear (1983), v. Gott-los padres homosexuales pueden ofrecer man.(1989) en niños criados con madresun hogar a los niños tan positivo como lesbianas y madres heterosexuales, nolos padres heterosexuales”; y el de hallando diferencias significativas. Tampo-Colombock y Tasker, (1994) que dice que co en el estudio de Huggins, (1986), se“las madres lesbianas están orientadas hallaron diferencias significativas en cuan-hacia el niño y son tan cálidas, cuidado- to a la autoestima de los hijos adolescen-ras y seguras como cualquier madre”. tes de madres lesbianas y de madres hete-Según Kleber et al,(1986) y Gottman, rosexuales. (López A., 1998).(1989) “es probable que el problema lorepresente, no obstante, el contexto cul- La autora del artículo concluye quetural”. (López A., 1998, Pág. 19). la existencia de un modelo de intimi-Anuario de Psicología Jurídica, 2004 89
  10. 10. La adopción por homosexualesdad (de pareja) en el hogar durante la • La media de edad está en 38 años,socialización de los hijos, tiene efectos el menor con 22 y el mayor con 52.positivos sobre el sentimiento de segu-ridad y bienestar de los mismos, inde- • El nivel educativo en el 67,3% erapendientemente del sexo del compañe- de estudios universitarios.ro de la madre. (López A., 1998, Pág.24). • La cualificación profesional en un 61,5% es de profesionales con alta Hasta el momento actual, sólo cono- cualificación y el 7,6% trabajabancemos la existencia de un informe reali- en jornadas a tiempo completozado en España, por el Departamento encontrándonos con que el 80% sede Psicología y de la Educación de la encuentra en una situación econó-Universidad de Sevilla y el Colegio Ofi- mica “desahogada”.cial de Psicólogos de Madrid, sobre “Eldesarrollo infantil y adolescente en • Los hijos de las familias estudiadasfamilias homoparentales. Informe preli- son un total de 25, distribuidos enminar”. los siguientes tramos de edades: Analizaremos los pasos y conclusiones – 5 de 3 a 6 años.de este estudio. – 12 de 6 a 12 años. – 8 de 12 a 16 años. La muestra en la que se basa estácompuesta por 28 familias distribuidas Después de este breve resumen sobrede la siguiente manera: la muestra utilizada, nos parece que es demasiado reducida para poder extrapo- • 15 familias de madres lesbianas lar las conclusiones con ella obtenidas al que conviven con sus hijos habidos resto de la población que comparte las de uniones heterosexuales anterio- mismas características, si bien, somos res. conscientes de la dificultad para poder acceder a una muestra más numerosa y • 10 familias de madres lesbianas o por tanto mas representativa. De igual padres gays que tuvieron a sus manera, creemos que hay una prepon- hijos, 5 de ellos por adopción y los derancia de las madres sobre los padres, 5 restantes por inseminación. lo que de algún modo podría influir en el estilo educativo, así como un mayor por- • 3 familias en la que los padres no centaje de familias que viven con hijos tienen la custodia de sus hijos, pero habidos de uniones heterosexuales ante- conviven con ellos diariamente. riores, lo que nos podría indicar, que la influencia del otro progenitor “heterose- • De las 28 familias del estudio 14 de xual” puede estar también definiendo el ellas eran monoparentales y las estilo educativo y el desarrollo psicoevo- otras 14 eran biparentales. lutivo y afectivo del menor. El sexo de los progenitores estudia-dos: 21 familias de madres lesbianas y 7 En el estudio observamos un mayorfamilias de padres gays. porcentaje de familias con un alto nivel90 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  11. 11. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotsocio-cultural, lo que puede indicarnos • Prefieren para sus hijos la indepen-una mayor facilidad para ser aceptados dencia o algo intermedio frente a laen el entorno social en el que se desen- dependencia.vuelven y facilitar, por tanto, el desarrolloy evolución de los menores, pero este • Estilos educativos.- Altas dosis dehecho no es el que se da mayoritaria- afecto y comunicación.mente en la sociedad. • Exigencias y disciplina “inductiva”, Los instrumentos y procedimientos basada en el establecimiento deutilizados en el estudio han estado basa- normas claras y razonadas.dos en: cuestionarios, inventarios yentrevistas de distinta índole. Los resultados obtenidos por el estu- dio son muy exitosos, ya que están en la Los resultados del estudio son los línea educativa actual, que es, inculcarsiguientes: en los niños el tipo de valores que apa- recen reflejados en el estudio; no obs- • Autoestima.- Niveles medios y tante, la realidad social parece indicar altos. que en la práctica todavía falta un largo camino para que esos valores sean una • Salud mental.- carecen de proble- constante en todas las familias. Consi- mas de esta índole. deramos que tales valores y estilos edu- cativos son realmente reflejo de unas • Roles de genero.- 80% androginia- características muy específicas de la Presentan rasgos característicos muestra estudiada, tales como: el alto tanto del rol masculino como del nivel sociocultural, un alto grado de femenino. El 5% se ajustaba al rol motivación e interés para haber accedi- masculino y un 15% al rol femenino. do a colaborar en el estudio que nos ocupa y una muestra muy reducida (28 • Principios y valores educativos.- Familias), `por tanto, resulta muy difícil 79% que crezcan y sean felices. generalizarlos para el resto de familias con hijos que viven con padres gays o • 83% lo mas determinante de la madres lesbianas donde las característi- relación es el cariño. cas socioculturales son tan variadas como en el resto de las familias tradicio- • 52% el respeto mutuo. nales (heterosexuales) • 90% respeto a los demás y tolerancia. El entorno social de la población estu- diada es: • Ideas evolutivo-educativas.- Expecta- tivas educativas bastante ajustadas. • Disponen de una red social relativa- • Sensibilidad a los aspectos psicoló- mente amplia, que incluye una gicos del desarrollo. media de 10,35 personas con las que pueden contar. • Visión poco tradicional de los roles de genero. • La configuran tanto personas hete-Anuario de Psicología Jurídica, 2004 91
  12. 12. La adopción por homosexualesrosexuales 72,17%, como homosexuales poco, que la muestra está compuesta27,83%. únicamente por ocho menores de 12 a 16 años, sin especificar cuántos de ellos • Un 93% de las familias incluye en corresponden a cada una de las edades su red social otras familias con estudiadas, esto nos hace pensar que los niños o niñas. resultados obtenidos se deben a que la mayoría de ellos se encuentran en las • En general estas personas cuentan edades más bajas. Por lo tanto, también con apoyos y se sienten satisfechos sería difícil generalizar los resultados de con ellos. estabilidad horaria para la población general que se encuentra en estas eda- La vida cotidiana de los chicos/as del des, sea cuál sea el tipo de estructuraestudio: familiar en la que se hallen inmersos. • Caracterizada por la estabilidad. El desarrollo y ajuste psicológico de los chicos/as que viven con madres les- – 100% horario fijo comidas y bianas o padres gays baño y el – 91,3% en el caso de los estu- • Con relación a la competencia aca- diantes de Secundaria. démica no hubo diferencias estadís- ticamente significativas, al igual • Rutinas diarias bastante parecidas a que en su competencia social. Apa- la del resto de los compañeros de recen como niños que aceptan más su edad. la diversidad y la homosexualidad. • Las actividades más frecuentes los • No difieren de sus compañeros en fines de semana, tanto en educa- cuanto a su conocimiento de los ción infantil, primaria y secundaria, roles de genero ni en cuanto a sus no difiere del resto de los niños/as preferencias por juegos o activida- sea cual sea la orientación sexual de des profesionales para el futuro. sus progenitores. • Parecen niños mas flexibles en su Con relación a los datos obtenidos con consideración de lo que es apropia-respecto a la estabilidad de horarios en do para hombres o para mujeres.estudiantes de secundaria, basándonosen nuestra experiencia profesional y • En relación con el ajuste emocionaldesde la realidad, los adolescentes debi- y comportamental, integración ydo a la etapa oposicionista por la que aceptación social, relaciones deatraviesan no son capaces, en general, de amistad dentro y fuera de su clase ymantener un horario tan estable como grado de satisfacción con sus amis-aparece en el estudio, entendemos que tades, no se ha obtenido diferen-estos datos podrían haberse visto influen- cias significativas.ciados a consecuencia de la deseabilidadsocial, esperable en todo trabajo de estas Las conclusiones del estudio son lascaracterísticas. No podemos olvidar tam- siguientes:92 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  13. 13. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasot “La estructura o configuración de una de uniones heterosexuales, alto nivelfamilia no es el aspecto determinante a sociocultural) no tenemos elementosla hora de conformar el desarrollo de los suficientes para no admitir sus resulta-niños/as que viven en ella, son la dinámi- dos, por tanto, debemos aceptarlos enca de relaciones que se dan en su seno. cuanto al desarrollo y ajuste psicológicoO sea, no parece ser tan importante si de los niños/as criados por familiasesta familia es biológica o adoptiva, con homoparentales.uno o dos progenitores, si estos son dedistinto o del mismo sexo, si previamente Áurea López Lamela, 1998 Pág. 10,han pasado por una separación o si es su afirma que “la idoneidad de los adop-primera unión. Lo importante es que en tantes debe basarse en su posibilidadel hogar se aporte buenas dosis de afec- como adultos de reconocer sus emocio-to y comunicación, ser sensible a sus nes y en su capacidad para afrontar pro-necesidades presentes y futuras, se viva blemas.”una vida estable con normas razonablesque todos intentan respetar, al tiempo Su trabajo (como ya hemos mencio-que se mantengan unas relaciones nado anteriormente) está basado enarmónicas y relativamente felices. Por estudios realizados por distintos autorestanto, la orientación sexual de los proge- que tratan sobre la forma en que lanitores, en si misma, no parece ser una adopción de menores por parte de pare-variable relevante a la hora de determi- jas homosexuales puede afectar el bie-nar el modo en que se construye el desa- nestar de los niños adoptados: La adop-rrollo y ajuste psicológico de hijos/as.” ción en nuestro país es una figura jurídi- ca de protección a la infancia. La entidad Por nuestra parte, consideramos que pública correspondiente es la encargadasi bien, la dinámica de las relaciones que de valorar la IDONEIDAD de las parejasse dan en el seno de una familia es fun- que desean adoptar. Recogiendo sólo losdamental a la hora de favorecer el desa- aspectos que se relacionan con el temarrollo y crecimiento de unos niños, no que nos ocupa, y siguiendo a A. Lópezpodemos olvidar, que la configuración y Lamela,(1998), ha de valorarse que lagrado de conflicto de dicha familia tam- motivación hacia la adopción sea positi-bién son importantes. No obstante, va y adecuada. Hayez y Boiteux, (1988) yparece que los resultados del estudio nos Galli y Volpe, (1991), entre otros autoresindican que, aunque no se de la figura que se ocuparon de la idoneidad de lospaterna y materna conjuntamente en adoptantes, señalan que la necesidad deestos núcleos familiares, el ajuste y desa- esta valoración radica en que en el pro-rrollo psicológico de los hijos/as es el ceso de adoptar entran en juego unadecuado. amplio y complejo conjunto de procesos (deseos, sublimaciones, frustraciones, A falta de otros estudios con pobla- conflictos internos y relacionales) queción española y a pesar de observar algu- escapan a la intencionalidad. Se trata denas deficiencias en la realización de este valorar si los solicitantes pueden ver altrabajo (muestra muy reducida, prepon- niño como a un ser autónomo, y si pue-derancia de madres sobre padres, mayor den contar con la posibilidad de que elporcentaje de familias con hijos habidos niño no va a entrar en sus vidas sólo paraAnuario de Psicología Jurídica, 2004 93
  14. 14. La adopción por homosexualesresponder a sus expectativas (aunque viduo, puede constituir una prueba dedeba formar parte del proyecto de sus fuego de IDONEIDAD. Puesto que estapadres). Habrá que comprobar que man- toma de conciencia supondría un pro-tengan una buena relación con la familia fundo reconocimiento de emociones yde origen, cómo tratan con sus conflic- una considerable capacidad para resol-tos y objetos internos. En definitiva, si ver y afrontar problemas personales y suspueden, como adultos, reconocer sus derivados sociales. Aunque crece laemociones y afrontar problemas. aceptación de la homosexualidad, nues- tra sociedad continúa albergando actitu- Centrándonos en un modesto acerca- des homofóbicas que no favorecen enmiento a algunos de los aspectos de la nada la construcción de una identidadhomosexualidad, pasaremos a precisar homosexual ajustada.una serie de términos. La orientaciónsexual se refiere al tipo de persona hacia La opción podría ser que cada psicólo-la que se siente atracción sexual y emo- go, conforme a su línea de trabajo y pen-cional; probablemente hacia ese tipo de samiento, articule fórmulas para evaluarpersona se dirigirá el deseo sexual, aun- el grado de integración de la identidadque no necesariamente la conducta de las madres y padres que solicitansexual (A. López, 1998). La orientación adoptar, sea cual sea su orientacióndel deseo también implica la vinculación sexual. La propuesta es proseguir poremocional y la auto identificación o auto esta línea de investigación para compro-percepción sobre sí mismo. bar que puede ser utilizada como predic- tivo de una adopción exitosa. El sentimiento de identidad homose-xual tiene implicaciones: CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN – cognitivas (poder integrar compor-tamientos sexuales, sentimientos, fanta- Las opiniones sobre la adopción porsías y auto imagen, en una búsqueda de homosexuales son encontradas, unasidentidad) son a favor y otras en contra. Estas últi- mas se basan en fundamentos teóricos y – emocionales (poder reconocer sen- las que están a favor se basan en investi-timientos como placer y excitación con gaciones, en los que han analizado si hapersonas del mismo sexo) habido o no repercusiones en los hijos de padres homosexuales. – comportamentales (llevar a caboconductas sexuales con personas del Algunas de las conclusiones comunesmismo sexo) a varios estudios que consideramos importante señalar son las siguientes: Recogiendo lo señalado, y en conso-nancia con los autores citados (A. López • Lo que más influye en la crianza deLamela, Hayez y Boiteux, Galli y Volpe) los hijos y en su adecuado desarro-creemos que si este proceso de construc- llo psicológico es la falta de conflic-ción de la identidad homosexual llega a tos familiares más que el sexo deser congruente y egosintónico en el indi- sus padres.94 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  15. 15. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasot • No parece haber relación entre la Nosotras consideramos que los niños orientación sexual del (de los) saben defenderse, y que lo mismo que padre/ padres y la del hijo. lo hacen cuando les llaman “orejotas” o “risitas” lo harán cuando les increpen • No hay diferencia entre madres/ por otro motivo. Lo importante en padres homosexuales y madres/ estos casos es que la familia sepa aco- padres heterosexuales; dando gerles y apoyarles independientemente todos ellos mayor importancia y de la orientación sexual de sus padres. relevancia en sus vidas a la paterni- No pasamos por alto que en un princi- dad más que a su orientación pio será más difícil asumir cualquier sexual. situación nueva pero pensamos que ésta se asumirá adecuadamente con el • No se han visto diferencias en el tiempo. desarrollo psicológico de los niños que son hijos de parejas homose- Además, no podemos obviar que la xuales o heterosexuales. realidad es la que es y que ya hay muchos menores que viven en familias Parece estar claro que lo que más homosexuales y que por el debate teóri-influye en la crianza de los hijos y en su co y por la falta de leyes que regulen laadecuado desarrollo psicológico es la situación legal de gays y lesbianasfalta de conflictos familiares más que el muchos niños están desprotegidos legal-sexo de sus padres. Estadísticamente el mente.porcentaje de homosexuales no es másalto en los hijos de padres del mismo No sólo es la realidad la que se impo-sexo que en los hijos de heterosexuales. ne, también la Ley está cambiando:La única diferencia estriba en que loshijos de los primeros se plantean con • En septiembre de 2003 El Parla-más frecuencia la posibilidad de una mento Europeo aprobó un informerelación homosexual aunque no lleguen sobre la situación de los derechosa ponerla en práctica. fundamentales que pide que todos los países de la UE pongan fin a la Uno de los inconvenientes que hemos discriminación que aún sufren losvisto a la hora de aceptar la adopción por homosexuales, en particular, en elparte de homosexuales es la natural derecho a contraer matrimonio y aresistencia que una gran parte de la adoptar.sociedad tiene al cambio; éste generatemor y presupone en el niño falta de • El pasado mes de febrero de 2004,recursos para asumir su diferente situa- en la Comunidad Foral de Navarra,ción familiar y anticipa que va a quedar un juez emitió una sentencia queestigmatizado por vivir en una familia podría ser determinante para eldiferente. Hace sólo 20 años la separa- futuro de la adopción por homose-ción de los padres era algo vivido de xuales en España. Permitió que unaforma vergonzosa para muchos niños. mujer lesbiana adoptara legalmen-Hoy día forma parte de nuestro entorno te a las hijas biológicas de su pareja,cotidiano. que se había inseminado artificial-Anuario de Psicología Jurídica, 2004 95
  16. 16. La adopción por homosexualesmente. Estas niñas, tanto si hubieran tas/os sin necesidad de tener unasido adoptadas legalmente o no por la pareja.pareja de su madre biológica, hubieranvivido con dos madres. La diferencia está • Cómo tiene interiorizado el mundoen que ahora, si su madre biológica se del sexo contrarío; si hay acepta-separa, sufre una enfermedad o muere, ción, si hay rechazo, etc.no quedarán desprotegidas, pues sumadre adoptiva se haría cargo de ellas • Existencia de referentes masculinosemocional, económica y jurídicamente. y femeninos en su entorno. • El pasado mes de mayo de 2004 La • Descartar un ambiente cerrado de Generalitat presentó un antepro- cualquier tipo. yecto de ley que permitirá adoptar a las parejas homosexuales. Además de valorar otros criterios comunes más exhaustivamente como los • El Gobierno ha presentado al Parla- de: mento un proyecto de ley que per- mitirá el matrimonio y la adopción • Lugar que ocuparía el hijo en esa a parejas de homosexuales. familia. La realidad social y las leyes no son • Desde qué lugar interno se leacordes, lo que dificulta nuestro trabajo, desea.ya que cuando valoramos a una personasoltera no podemos preguntarle su Tal y como está evolucionando laorientación sexual ya que esto es anti- sociedad y las leyes parece que la adop-constitucional, por lo que nos arriesga- ción por parejas homosexuales llegarámos a que esa persona nos oculte que más tarde o más temprano y deberíamostiene una pareja del mismo sexo y como estar preparados para cuando esto suce-consecuencia no podamos hacer la da. Consideramos que sería necesarioexploración de las dos personas que con- establecer unos criterios de valoraciónvivirán con el menor. En este sentido, comunes para las Instituciones y para lossería más beneficioso para el niño que equipos de valoración de los solicitantespudiéramos realizar la valoración a los de adopción que unificaran y facilitarandos miembros de la pareja y decidir en nuestro trabajo ya que ello repercutiríafunción del estado psicológico de en beneficio del menor.ambos, descartando así que nos enga-ñen presentándonos la adopción como Si más adelante la adopción porindividual. homosexuales se legaliza y podemos Hasta ahora, cuando ha venido una hablar de ella con los solicitantes, deberí-persona soltera a adoptar, lo que hemos amos analizar su madurez en lo que sevalorado, además de todos los criterios refiere a la identificación sexual, es decir,exigidos por la CAM a otras parejas, han ver cómo la tienen introyectada (asumi-sido: da) desde tres puntos de vista: • Su capacidad de sentirse comple- 1. Cognoscitivo: cómo es la coheren-96 Anuario de Psicología Jurídica, 2004
  17. 17. Eva Buil, Estrella García-Rubio, Montse Lapastora, Marian Rabasotcia con uno mismo para integrar com- tres niveles en su identificación sexual,portamientos, sentimientos, fantasías y será más probable que pueda enfrentar-autoimagen. se de forma madura al ejercicio de la paternidad. 2. Emocional: reconocimiento desentimientos como placer y excitación Mientras los criterios no se establez-con personas del mismo sexo. can y si llega el momento de valorar a padres del mismo sexo, creemos que no 3. Comportamental: Llevar a cabo podemos decidir en función de ideasconductas sexuales con personas del preconcebidas o prejuicios sociales sinomismo sexo. en función de las personas individuales que tenemos delante. Del mismo modo Creemos que si, a pesar de las dificul- que entre las parejas heterosexuales lastades sociales y culturales, una persona hay idóneas y no idóneas, entre lashomosexual es capaz de asumir estos homosexuales pasará lo mismo. REFERENCIASÁngel de Lucas, Ángeles de Miguel, Alicia “Ley 1/2001, de 6 de abril, por la que se regulanMontserrat, Mª Teresa Muñoz, Marta de las uniones de hecho.” C.A.Valencia. B.O.E.Prado, José Rallo y Mercedes Valcarce. Comen-tario al estudio “El desarrollo infantil y adoles- “Ley 11/2001, de 19 de Diciembre de Uniones decente en familias homoparentales.” Informe Hecho de la C.A.M. B.O.C.A.M.”.preliminar. “Ley 2/2003, de 7 de Mayo, reguladora de lasBarry, A. 1987. The rise of a Gay and Lesbian parejas de hecho”. B.O.P.V. Viernes 23/5/2003.Movement. Boston. Twayne Publishers, G. K. Hall& Co. López Lamela, A. Orientación sexual y materni- dad/paternidad: la adopción en parejas de homo-González, Mª del Mar, investigadora responsable sexuales. Revista Terapia Sexual y de Pareja, 1998,de “El desarrollo infantil y adolescente en familias (1) 4-28.homoparentales.”Informe preliminar. Departa-mento de Psicología y Educación de Sevilla y Cole- Llopis Sala, V. Homosexualidad y adopción: lagio Oficial de Psicólogos de Madrid. perspectiva del psicólogo, Papeles del Psicólogo: Revista del Colegio Oficial de Psicólogos, 1995,Granados Pérez, F. En búsqueda de la normali- (61) 89-91.dad, Papeles del Psicólogo: Revista del ColegioOficial de Psicólogos, 1995, (61) 92-93. Miguel, A. de y Valcarce, M. Homosexualidad yAnuario de Psicología Jurídica, 2004 97
  18. 18. La adopción por homosexualesadopción : Importancia de la adquisición de una Schaffer, H. R. (1990). Decisiones sobre la infan-identidad sólida, Papeles del Psicólogo: Revista del cia. Preguntas y respuestas que ofrece la investi-Colegio Oficial de Psicólogos, 1995, (62) 93-94. gación psicológica. Madrid: Ed. Visor.Peris, J., García, F. y Alfonso, S. Parentalidad y Tasker, F., Golombok, S. “Do parents influenceadopción en homosexuales: Un ocultamiento his- the sexual orientation of their children? Findingstórico, Papeles del Psicólogo: Revista del Colegio from a longitudinal study of lesbian families”Oficial de Psicólogos, 1995, (61) 94-95. (1996).98 Anuario de Psicología Jurídica, 2004

×