Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
“ El abuelo” Facundo Cabral-Alberto Cortés No uses el ratón, por favor.
El abuelo, un día, cuando era muy joven
allá en su Galicia  miró el horizonte
y pensó que otra senda  tal vez existía.
Y al viento del Norte que era un viejo amigo
le habló de su prisa,
que, mansas y fuertes,  estaban vacías.  le mostró sus manos
Y el viento le dijo:  "Construye tu vida detrás de los mares,
allende Galicia".
Y el abuelo, un día,  en un viejo barco  se marchó de España.
El abuelo, un día,  como tantos otros,  con tanta esperanza.
La imagen querida  de su vieja aldea
y de sus montañas  se llevó grabada  muy dentro del alma
cuando el viejo barco  lo alejó de España.
Y el abuelo, un día, subió a la carreta  de subir la vida,
empuñó el arado,  abonó la tierra  y el tiempo corría.
Y luchó sereno por plantar el árbol  que tanto quería,
Y el abuelo, un día,  lloró bajo el árbol  que al fin florecía.
Lloró de alegría  cuando vio sus manos
que un poco más viejas  no estaban vacías.
Y el abuelo, entonces,  cuando yo era un niño,  me hablaba de España
Y el abuelo, entonces,  cuando yo era niño, del viento del Norte, de su vieja aldea
y de sus montañas.
Le gustaba tanto recordar las cosas
que llevó grabadas  muy dentro del alma
que a veces callado,  sin decir palabra,  me hablaba de España.
Y el abuelo, un día, cuando era muy viejo  allende Galicia
me tomó la mano  y yo me di cuenta  que ya se moría.
Y entonces me dijo,  con muy pocas fuerzas  y con menos prisa:
"Prométeme, hijo, que a la vieja aldea  irás algún día,
y al viento del Norte dirás que su amigo
a una nueva tierra le entregó la vida".
Y el abuelo, un día, se quedó dormido  sin volver a España.
El abuelo, un día,  como tantos otros,  con tanta esperanza.
Y al tiempo al abuelo lo vi en las aldeas,
lo vi en las montañas  en cada mañana y en cada leyenda,
por todas las sendas  que anduve de España.
Hecho en Cádiz el 05/11/07 Dedicado a todos los nietos de emigrantes.  G.P.
El abuelo, un día, cuando era muy joven  allá en su Galicia  miró el horizonte  y pensó que otra senda  tal vez existía.  ...
Pensemos en los emigrantes de hoy. También muchos españoles lo fueron… No cortes. Usa el ratón
“ El carro del heno” de Jerónimo Bosh, El Bosco, que representa la vida  (“La carreta de subir la vida”  como dice la canc...
Parte central del tríptico No cortes.  Usa el ratón
Que tengas un buen día! Pon magia a tu vida allá donde “el Viento del Norte” te lleve.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Alberto cortes elabuelo

370 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Alberto cortes elabuelo

  1. 1. “ El abuelo” Facundo Cabral-Alberto Cortés No uses el ratón, por favor.
  2. 2. El abuelo, un día, cuando era muy joven
  3. 3. allá en su Galicia miró el horizonte
  4. 4. y pensó que otra senda tal vez existía.
  5. 5. Y al viento del Norte que era un viejo amigo
  6. 6. le habló de su prisa,
  7. 7. que, mansas y fuertes, estaban vacías. le mostró sus manos
  8. 8. Y el viento le dijo: "Construye tu vida detrás de los mares,
  9. 9. allende Galicia".
  10. 10. Y el abuelo, un día, en un viejo barco se marchó de España.
  11. 11. El abuelo, un día, como tantos otros, con tanta esperanza.
  12. 12. La imagen querida de su vieja aldea
  13. 13. y de sus montañas se llevó grabada muy dentro del alma
  14. 14. cuando el viejo barco lo alejó de España.
  15. 15. Y el abuelo, un día, subió a la carreta de subir la vida,
  16. 16. empuñó el arado, abonó la tierra y el tiempo corría.
  17. 17. Y luchó sereno por plantar el árbol que tanto quería,
  18. 18. Y el abuelo, un día, lloró bajo el árbol que al fin florecía.
  19. 19. Lloró de alegría cuando vio sus manos
  20. 20. que un poco más viejas no estaban vacías.
  21. 21. Y el abuelo, entonces, cuando yo era un niño, me hablaba de España
  22. 22. Y el abuelo, entonces, cuando yo era niño, del viento del Norte, de su vieja aldea
  23. 23. y de sus montañas.
  24. 24. Le gustaba tanto recordar las cosas
  25. 25. que llevó grabadas muy dentro del alma
  26. 26. que a veces callado, sin decir palabra, me hablaba de España.
  27. 27. Y el abuelo, un día, cuando era muy viejo allende Galicia
  28. 28. me tomó la mano y yo me di cuenta que ya se moría.
  29. 29. Y entonces me dijo, con muy pocas fuerzas y con menos prisa:
  30. 30. "Prométeme, hijo, que a la vieja aldea irás algún día,
  31. 31. y al viento del Norte dirás que su amigo
  32. 32. a una nueva tierra le entregó la vida".
  33. 33. Y el abuelo, un día, se quedó dormido sin volver a España.
  34. 34. El abuelo, un día, como tantos otros, con tanta esperanza.
  35. 35. Y al tiempo al abuelo lo vi en las aldeas,
  36. 36. lo vi en las montañas en cada mañana y en cada leyenda,
  37. 37. por todas las sendas que anduve de España.
  38. 38. Hecho en Cádiz el 05/11/07 Dedicado a todos los nietos de emigrantes. G.P.
  39. 39. El abuelo, un día, cuando era muy joven allá en su Galicia miró el horizonte y pensó que otra senda tal vez existía. Y al viento del Norte que era un viejo amigo le habló de su prisa, le mostró sus manos que, mansas y fuertes, estaban vacías. Y el viento le dijo: "Construye tu vida detrás de los mares, allende Galicia". Y el abuelo, un día, en un viejo barco se marchó de España. El abuelo, un día, como tantos otros, con tanta esperanza. La imagen querida de su vieja aldea y de sus montañas se llevó grabada muy dentro del alma cuando el viejo barco lo alejó de España. Y el abuelo, un día, subió a la carreta de subir la vida, empuñó el arado, abonó la tierra y el tiempo corría. Y luchó sereno por plantar el árbol que tanto quería, Y el abuelo, un día, lloró bajo el árbol que al fin florecía. Lloró de alegría cuando vio sus manos que un poco más viejas no estaban vacías. Y el abuelo, entonces, cuando yo era niño, me hablaba de España, del viento del Norte, de la vieja aldea y de sus montañas. Le gustaba tanto recordar las cosas que llevó grabadas muy dentro del alma que a veces callado, sin decir palabra, me hablaba de España. Y el abuelo, un día, cuando era muy viejo allende Galicia me tomó la mano y yo me di cuenta que ya se moría. Y entonces me dijo, con muy pocas fuerzas y con menos prisa: "Prométeme, hijo, que a la vieja aldea irás algún día, y al viento del Norte dirás que su amigo a una nueva tierra le entregó la vida". Y el abuelo, un día, se quedó dormido sin volver a España. El abuelo, un día, como tantos otros, con tanta esperanza. Y al tiempo al abuelo lo vi en las aldeas, lo vi en las montañas en cada mañana y en cada leyenda, por todas las sendas que anduve de España. No cortes. Usa el ratón
  40. 40. Pensemos en los emigrantes de hoy. También muchos españoles lo fueron… No cortes. Usa el ratón
  41. 41. “ El carro del heno” de Jerónimo Bosh, El Bosco, que representa la vida (“La carreta de subir la vida” como dice la canción). Tríptico No cortes. Usa el ratón
  42. 42. Parte central del tríptico No cortes. Usa el ratón
  43. 43. Que tengas un buen día! Pon magia a tu vida allá donde “el Viento del Norte” te lleve.

×