Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Cuerpos dóciles

  • Be the first to comment

Cuerpos dóciles

  1. 1. Universidad del Bío Bío Por: Lorena Jeldres B. “Es dócil un cuerpo que puede ser sometido, que puede ser utilizado, que puede ser transformado y utilizado” (Michel Foucault).Resumen: Esta cita mencionada anteriormente por Michel Foucault, nos introduce auna situación muy común que se da en la mayoría de los establecimientoseducacionales, mayoritariamente sudamericanos, en donde no se cuestionanlas prácticas que se realizan al interior de la escuela, pero que a futuro nosmanejan como unos chistosos títeres.Palabras Claves: Profesores, alumnos, productividad. ¿Los Cuerpos Dóciles método cruel para crear entes productivos? En la escuela los alumnos que constituyen el sistema escolar, son vistoscomo simples cuerpos a los que hay que dominar, una simple materiamanuable y moldeable, una roca para ser forjada al antojo de entes con unmayor poder sobre los otros. Desde que nuestros nosotros mismos, hermanos, primos, etc. Cualquierniño que es introducido al sistema escolar para ser formado como persona,pensamos que es el lugar óptimo para que los conocimientos y enseñanzas seinculquen de la mejor manera posible en ellos. Pero sin embargo, todo lo lindo, lo maravilloso, todo lo bueno quecreemos de la escuela, no es tan así, es por esto, que en este ensayo se darána conocer cosas que cualquier persona podría apreciar, pero por el nivel dealienación que tiene nuestra sociedad, se les impide ver la realidad de lascosas.
  2. 2. Michel Foucault habla de este tema en su libro Vigilar y Castigar dondeuno piensa que esas prácticas solo se daban en sociedades tradicionales, perolo malo es que se siguen dando en la sociedad actual. A través de estedocumento mencionaré las distintas situaciones que suceden en losestablecimientos Chilenos. Cada vez que ingresa un niño al sistema escolar público, el Gobiernosubsidia con dinero al establecimiento por incorporarlo y educarlo. Es por estasituación que es normal ver en las aulas de clases un promedio de 40 a 45alumnos, donde lo más apropiado sería entre 20 a 25 alumnos para realizar debuena forma la clase.Pero como siempre el interés económico de las personas e instituciones es elque predomina, es solo un “detallito” que no afecta en nada. ¿Verdaderamenteno afecta en nada? Como nadie hace nada respecto sobre el tema, esta situación continuarápor mucho tiempo más, hasta que alguien no haga algo concreto por cambiar lasituación. Volviendo al tema de los cuerpos dóciles, como una simple definición sepuede decir; se considera un cuerpo dócil a todo ser humano que es sometido,manipulado, moldeado y esculpido con un propósito, un fin en especial, unaintención, para lograr que ese cuerpo se vuelva hábil y sea un gran enteproductivo para la sociedad. Desde niños el cuerpo y el alma es sometida en los distintosestablecimientos, los “docentes” adiestran como deben pensar, establecen loque está bien y lo que está mal, instaurando lo que es objetivo para ellos, perono lo puede ser para los niños. Desde que somos pequeños, se nos enseñan cosas que en ningúnmomento nosotros decidimos aprender, las materias vienen establecidas desdeantes que avanzamos en los distintos cursos, no tenemos la posibilidad deelegir si quiero o no aprender matemáticas, biología, lenguaje, etc. ¿Quiénestablece que debemos aprender eso? ¿Por qué tenemos que aprender eso?¿Tenemos la más mínima posibilidad de hacer algo contra esto?
  3. 3. Se nos instauran hábitos escolares como: sentarnos bien, pasar lista a laentrada de clases, tener distribuidas las mesas y sillas en hileras, etc. ¿Escorrecto todo esto? ¿Tiene alguna finalidad? Claro que sí. Apoyándome en lo que dice Michel Foucault, todo concuerda, en miexperiencia personal puedo decir que era bien inquieto en la enseñanza básica.Recuerdo que nos sentaban en hileras, así el profesor transitaba más libre porel aula, con esto conseguía mantenernos vigilados en todo momento. Sicometíamos alguna falta se nos sancionaba inmediatamente, ya sea,expulsándonos de la sala, sentándonos en un rincón del aula, con esto tambiénconseguía que el alumno pase a ser un objeto o modelo de burla para que losotros niños no hicieran lo mismo.Se puede pensar que cuando un niño sale del aula deja de ser vigilado, perono, afuera del aula esa labor la cumplen los famosos “inspectores” quesancionaban de manera más dura que el profesor, este nos llevaba donde elRector. Ese personaje castigaba duro, nos llamaba a nuestros padres, nossuspendían y a lo que nunca llegué pero es el castigo máximo, la expulsión delestablecimiento, todo esto causaba un temor muy grande en mí y en miscompañeros, por lo que uno se somete y acataba lo que estaba “bien” y seguíasus reglas para que así nos siguieran moldeando durante todo el transcurso denuestra vida escolar y estudiantil. Logra así el establecimiento, poner enmarcha el aparato ideológico del estado.“La mayor parte de la gente confunde la educación con instrucción.”(SeveroCatalina 1832-1871)“El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos,y no para ser gobernados por los demás”. (Herbert Spencer 1820-1903).“Educación es lo que queda después de olvidar lo que se ha aprendido en laescuela” (Albert Einstein) Como lo señalan distintos personajes de la historia, el significado de lapalabra educación se malinterpreta o se utiliza de mala forma, se ocupa paraatraer al sistema escolar a todos los niños para dominarlos, pero que suspadres los envían con la intención de convertirlos en mejores personas. Puedo decir que todo lo que sucede en los establecimientos escolares,no tiene nada que ver con el sentido de la verdadera educación. Hay que hacer
  4. 4. algo al respecto, no puede seguir esta situación en los establecimientosescolares, el fin de estos lugares es otro, no como piensan algunos imbécilescon un poco de poder, de que es el mejor lugar para esculpir niños a susemejanza para crear tempranamente entes productivos, dominados desde laniñez, para luego manejarnos de por vida para un apestoso sistema capitalista. Muy por el contrario, los establecimientos escolares deben ser un lugarsagrado, apacible, donde el conocimiento y las enseñanzas sean entregadosde la mejor manera a cada niño, buscando en él su desarrollo personal y socialen su máxima plenitud. Los profesores no debiesen seguir con el jueguito delas lacras que manejan con su poder casi todo a su antojo. Ellos tienen que serfiel a su vocación y cumplir con su misión y obligación. EDUCAR Y FORMAR. Entre otras cosas, también hay que cambiar como se realizan las clasesactualmente, el sentido vertical que se produce donde el Profesor pasa a ser uncomo un ser supremo y los alumnos los seguidores que llevan cada día aclases su “saco” para guardar toda la información que reciben y reciben.Hagamos de la educación un proceso atractivo para todos, que sea unintercambio mutuo de conocimientos donde ambos sean agentes activos, unaeducación horizontal. Ese es el verdadero sentido de la educación, buscar en cada niño lomejor de él, que sean libres en su accionar, formar ciudadanos críticos,personas con la capacidad de expresarse, de distinguir hechos, adaptables adistintas situaciones, comunicarse entre ellos, formar hombres felices, libres ycompletos. En fin, desarrollar todo lo que nuestra naturaleza nos permite y no lo queotros al dominarlos nos permiten.“La educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios”. (GabrielaMistral) Bibliografía.
  5. 5. •Foucault, Michel .Vigilar y Castigar, Buenos Aires: Siglo XXI. •Godoy, Pedro. El Libro Negro de Nuestra Educación, Chile: Tiempo Nuevo. •Mclaren, Peter. Pedagogía crítica y cultura depredadora, Barcelona Paidós. •Durkheim, Emile. La educación como fenómeno social, Madrid. Editorial Narcea. Linkografía.•http://books.google.cl/books?id=kokR_Fd1DsQC&pg=PA23&dq=bibliografia+cambiar+la+educacion+para+cambiar+el+mundo+claudio+naranjo&hl=es&ei=6ydGTPGFIYT48AayyNWfBQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCgQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false

×