La guerra del golfo i y ii

8,617 views

Published on

Este es un trabajo de Investigación, un recopilación web, que muestra una visión crítica y distinta de los acontecimientos entre estas 2 Guerras por el control del Golfo Pérsico y sus recursos energéticos.

Published in: News & Politics
2 Comments
9 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
8,617
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
170
Comments
2
Likes
9
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La guerra del golfo i y ii

  1. 1. REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL Y POLITÉCNICA DE LAS FUERZAS ARMADAS BOLIVARIANAS U. N. E. F. A. NÚCLEO MIRANDA, LOS TEQUES- EDO. MIRANDA.PROFESOR: ELABORADO POR:Douglas Velazco Laurens J. Galarraga Torres C.I. V-11.412.744Ing. TelecomunicacionesSemestre: VII° Sección: 701Turno: Noche Los Teques, 26 de Mayo del 2.011 1
  2. 2. ÍNDICE:Prólogo…………………………………………………………………………….......Pág. 8Introducción…………………………………………………………………………Pág. 11Antecedentes y Causas del Conflicto…………………………………………….....Pág. 12La 1ª. Guerra del Golfo……………………………………………………………..Pág. 19Operación Escudo del Desierto……………………………………………………….Pág. 22Operación Tormenta del Desierto…………………………………………………….Pág. 25El Ejército de Irak…………………………………………………………………….Pág. 31Análisis de la Campaña Aérea………………………………………………………..Pág. 34Consideraciones Resultantes del Conflicto…………………………………………...Pág. 46Crisis Humanitaria…………………………………………………………………....Pág. 49La 2ª. Guerra del Golfo……………………………………………………………..Pág. 52Los Planes Militares…………………………………………………………………..Pág. 60La Doctrina Bush y la Doctrina Militar “Joint Vision 2.010”………………………. Pág. 63Las Auténticas Intenciones de Washington………………………………………..Pág. 65El Trabajo Inacabado…………………………………………………………………Pág. 65El Petróleo Iraquí……………………………………………………………………. Pág. 68Los Apoyos de George W. Bush……………………………………………………...Pág. 69Scott Ritter: El Disidente……………………………………………………………..Pág. 71 2
  3. 3. Guerra Contra el Terrorismo?.......................................................................................Pág. 72Irak en la Mira………………………………………………………………………...Pág. 74Opiniones Contradictorias…………………………………………………………….Pág. 75El Consejo de Seguridad de la ONU………………………………………………….Pág. 76La Gran Conspiración.……………………………………………………………...Pág. 77Un Mecanismo para la Guerra………………………………………………………..Pág. 77Una Amenaza a EE.UU. y La Paz del Mundo………………………………………..Pág. 79Un Grave y Creciente Peligro………………………………………………………...Pág. 81Historias de Miedo…………………………………………………………………....Pág. 82Demonización………………………………………………………………………...Pág. 87Reclamaciones Antes de La Guerra…………………………………………….....Pág. 88Hechos………………………………………………………………………………..Pág. 88Los Tubos de Aluminio No Eran Adecuados para el Desarrollo de ArmasNucleares…………………………………………………………………………….Pág. 102Hechos……………………………………………………………………………….Pág. 103Descartando Otras Opciones de la Política………………………………………….Pág. 114Campaña Contra Las Inspecciones de la ONU…..………………………………….Pág. 115Debilitamiento del Nuevo Régimen de Inspecciones de la ONU…………………...Pág. 116No Hay Negociaciones…………………...………………………………………….Pág. 119No Tenemos Otra Opción………………..………………………………………….Pág. 120 3
  4. 4. Si la ONU no actúa los EE.UU……………………………………………………...Pág. 121La Guerra Es Nuestra Última Opción……………………………………………….Pág. 122Retórica y Vuelta.………………………………………………………………….Pág. 123Lucha “Épica”…………………………...………………………………………….Pág. 123Condicionando Al Mundo……………………..…………………………………….Pág. 124Estás con Nosotros o Contra Nosotros?.....………………………………………….Pág. 125Acción Contra La Inacción……………...…………………………………………..Pág. 125El Bien Contra El Mal……………………………………………………………….Pág. 121Irak, Al Qaeda y el 11-S………………….………………………………………….Pág. 127La Importancia del 08 de Septiembre 2.002 (1)……………………………………..Pág. 132Una Realidad Mítica……………………..………………………………………….Pág. 135Desafíos a la Realidad Mítica de la Administración Bush………………………….Pág. 137No Hay Duda De…………………………………………………………………….Pág. 143Hilar un Acuerdo Cuando Hay Desacuerdo…………………………………………Pág. 144Los Líderes Árabes Se Mostraron Renuentes A Hablar Abiertamente...……………Pág. 145Volver a Caracterizar a La Oposición Árabe como “Preocupación”…..…………..Pág. 145Prestidigitación Verbal de La Mano………………………………………………...Pág. 147La Guerra Contra El Terror………………………………………………………….Pág. 149El Enemigo: Sus Motivos………………...………………………………………….Pág. 151 4
  5. 5. La Guerra vista a través de Cristales Color de Rosa……………………………Pág. 152Garantía N° 1: “La Guerra de Irak no va a costar mucho dinero”………………....Pág. 153Garantía N° 2: “Estamos preparados para cualquier contingencia”…………….....Pág. 154Garantía N° 3: “No se necesita de una gran cantidad de tropas”………………......Pág. 155Garantía N° 4: “Vamos a traer La Paz y La Libertad a Irak”………………............Pág. 155Garantía N° 5: “Vamos a encontrar “Armas de Destrucción Masiva””…………....Pág. 156Garantía N° 6: “Vamos a ser recibidos como “Libertadores””……………….........Pág. 156Garantía N° 7: “Tenemos el mejor plan disponible para “La Victoria””………......Pág. 157Garantía N° 8: “La Guerra de Irak va a transformar al Medio Oriente”………......Pág. 158Garantía N° 9: “Va a ser fácil”……………………………………………………...Pág. 159Garantía N° 10: “No pasará mucho tiempo”…………………………...…………...Pág. 160Abusos y Usos Indebidos de la Inteligencia………………………………………Pág. 160Dossier Británica…………………………………………………………………….Pág. 164La Importancia del 08 de Septiembre 2.002 (2)……………………………………..Pág. 165Las Reclamaciones Contra la Administración Bush…………………………….Pág. 168Los Costos de la Guerra………………….………………………………………….Pág. 168Parte de Guerra: Más de 1.000.000 de Muertes……………………………………..Pág. 169Millones de Iraquíes han sido Desplazados…………………………………………Pág. 170Un número incontable de personas han sido heridas física y mentalmente………....Pág. 171 5
  6. 6. Para el Pueblo Iraquí el Sufrimiento ha sido Inmenso………………………………Pág. 172Los Gastos de la Guerra han superado los 500 mil Millones de US$.........................Pág. 175Irak Hoy……………………………………………………………………………..Pág. 176Las Milicias del Mahdi……………………………………………………………Pág. 177Cohetes lanzados desde Ciudad Sadr………………………………………………..Pág. 179Al Qaeda Criminal……………………….………………………………………….Pág. 182Batalla en Ciudad Sadr…………………...………………………………………….Pág. 183Irak: Los Peores Combates……………….………………………………………….Pág. 188Decenas de Muertos……………………...………………………………………….Pág. 191Se intensifican los Combates Urbanos…...………………………………………….Pág. 193..Y El Petróleo? ..........................................................................................................Pág. 196EE.UU. y su apoyo a Al Maliki………….………………………………………...Pág. 197Fuerzas de EE.UU. refuerzan el combate contra las milicias……………………….Pág. 197Irán acusa a EE.UU. de Provocar la Crisis…………………………………………Pág. 199EE.UU. piensa lo contrario………………………………………………………….Pág. 200Fuerzas Británicas Regresan a Basora…...………………………………………….Pág. 203Al Sadr insta a las milicias a resistir la Ofensiva Militar en su Contra………..…….Pág. 203Motines y Deserciones…………………...………………………………………….Pág. 204Al Sadr pide ayuda a la Liga Árabe………………………...……………………….Pág. 205 6
  7. 7. Una Retirada Logística………………………………………………………………Pág. 206El P.M. Iraquí aceptó complacido………..………………………………………….Pág. 207Irak y El Nuevo Orden Mundial………………………………………………….Pág. 209Conclusión………………………………………………………………………….Pág. 219Bibliografía…………………………………………………………………………Pág. 222 7
  8. 8. PRÓLOGO: El deseo de conquista y el imperialismo han sido parte del frenesí norteamericano através de su historia reciente. En el siglo XX luego de la 2ª. Guerra Mundial, los EE.UU.se han visto envueltos en una serie de incursiones militares a “países tercermundistas”.Con la ayuda de sus “aliados” se ha convertido en lo que hoy llamamos “La Policía delMundo”. Esta policía tiene poder político y económico sobre las naciones; ejerce el chantaje, elhostigamiento, el secuestro y asesinato de ciudadanos; corrompe los valores nacionales,morales y sociales dentro de las naciones a fin de destruir su capacidad de respuesta ante unataque (los medios masivos forman parte de su estrategia). Infiltra organismos deInteligencia y sabotaje, financia el derrocamiento de líderes en países democráticos, a fin deestablecer el control sobre estos países. Estos señores financian a grupos de exterminio,mercenarios, guerrilleros, etc. para usarlos a su conveniencia. Luego de que “no les sirven”hacen campañas publicitarias para justificar una intervención militar sobre estos grupos. Noexisten barreras ni límites para ellos, no hay quien los juzgue o los detenga; ya quepertenecen a la aristocracia del 1er. Mundo y a sus principales instituciones. Los planes para invadir y controlar a las naciones han formado parte de la políticanorteamericana y principalmente británica desde la Edad Media. En el caso de EE.UU.ellos han continuado la doctrina de su “Madre Patria”. Los acontecimientos importantesen la política mundial a partir de los años 50´s obedecen al plan imperialistanorteamericano de tomar control de aquellas naciones por sus recursos energéticos, oestablecer la ganancia de prebendas a través de la guerra. Esto permitió que la política yeconomía norteamericanas tuvieran una rápida recuperación luego de la 2ª. Guerra Mundialy estuviera lejos de lo que se llamó “La Gran Depresión”. Ciertamente políticos de renombre como Henry Kissinger fueron los que principalmenteauparon estas intervenciones militares y sus beneficios. El negocio de la guerra estabalatente y ya EE.UU. había demostrado que era una potencia mundial. Pero lo más 8
  9. 9. interesante, es que esta política expresa que en “aras de evitar la 3ª. Guerra Mundial”sejuega a la Geopolítica y se “evita” el empleo de fuerzas militares a través de los mediosdiplomáticos. Claro está, que si la diplomacia falla, entonces queda justificada laintervención militar. La historia se ha repetido desde las guerras de Corea y Vietnam, hasta el presente; sinhaber ninguna sanción sobre el gobierno norteamericano por estas incursiones militarespara “libertar” a países con conflictos políticos internos. Primero era la “guerra contra loscomunistas” que duró hasta el fin de la “Guerra Fría”. Hoy se habla de la “Guerra contrael Terrorismo”. Cuál es el punto en común? Que los EE.UU. se autodenominan como unimperio, que se rige por los “valores democráticos de justicia y libertad para todos”. Muybonito para ser verdad…la realidad es que EE.UU. Invierte grandes sumas de dinero parafinanciar guerras, grupos subversivos, guerrillas, espionaje, sabotaje y muchas otraspolíticas anti-democráticas como el “Containment” o “Política de Contención”; que buscaentre otras cosas minar la moral de las naciones impidiendo su capacidad de respuesta antecualquier intervención militar. Hoy no hablan mucho de que son demócratas, hoy hablanque son un imperio dominante en el mundo, que no permitirán que ningún país se le igualeo los supere en tecnología militar y que velarán por aquellos países que no sigan lossenderos de la democracia. Pero, quiénes detienen a estos monstruos que asesinan a las naciones? Acaso hay quevivir en Norteamérica, el Vaticano, Suiza o Australia para tener un poco de paz? Los países que componen la ONU están controlados en su mayoría directamente a travésde EE.UU. y sus “aliados”. Este organismo político en la actualidad se ha hecho de la “vistagorda” de todas las atrocidades del gobierno norteamericano a través de su historia; y senos ha “vendido” la imagen de imparcialidad de este y otros organismos. El caso de Iraksólo es comparable con las atrocidades cometidas en Vietnam. Y aún más allá, porquehablamos de dos épocas distintas dentro de la geopolítica. 9
  10. 10. La realidad actual es que los países que no compartan “la globalización” serán comoIrak, el blanco de EE.UU. sin haber nadie que se interponga. En Venezuela, nos“salvamos” temporalmente por la cantidad de países diversos, socios comerciales de laNación. Geopolíticamente somos vulnerables a cualquier intervención militar de EE.UU. ysus aliados, pero con la diferencia de que “no estamos solos” y no nos caerá de sorpresaesta intervención, porque ya está en marcha el “Containment” y se han detectado endiversas oportunidades actividades de la CIA y otros organismos de espionaje actuando enVenezuela, lo cual se ha denunciado a través de los medios masivos. El frenesí por obtenerlas riquezas de nuestro país ha llevado a los EE.UU. a establecer sanciones económicassobre las filiales de PDVSA en U.S.A. Lo cierto es que la “Guerra contra el Terrorismo”no ha salido “barata”; en cambio le ha dejado a EE.UU. una gran deuda interna; dondeestuvo a punto de cerrar las oficinas Gubernamentales de ese país en el mes de Marzo2.011; así como también el escarnio y desprecio de las naciones democráticas por suparticipación en la ocupación de Irak, que hasta el sol de hoy no termina. En una entrevista reciente, Tony Blair (ex Primer Ministro Británico), expresópúblicamente su pesar por las muertes en Irak. Pero dijo que no se arrepiente de haberlohecho (Intervenir militarmente a Irak). Ojalá y el gobierno de EE.UU.se arrepienta prontode haber dejado más de 1.000.000 de muertos en una guerra sin sentido al mejor estilo deVietnam. Hoy se interviene militarmente a Libia para derrocar a Muhamar Kaddafi; presidenteconstitucional de ese país; se bombardean los palacios presidenciales y queda una estela demuerte. Civiles inocentes mueren cada día, mientras las fuerzas de la OTAN financian ysostienen suministros para las fuerzas disidentes (guerrilla). Pero vale más el “pacto de losaliados” que dejar que los países resuelvan sus diferencias internamente. 10
  11. 11. INTRODUCCIÓN: La historia reciente del mundo, nos ha presentado una serie de conflictos bélicos cuyanaturaleza ha estado signada por el empleo masivo del poder económico de las“superpotencias” en contra de los países tercermundistas, incapaces de establecer elcontrol sobre la población y siendo vulnerables a ataques en la guerra psicológica. Laguerra moderna plantea la necesidad de contrarrestar la invasión extranjera primeramenteevitando la susceptibilidad psicológica presente en varios países del tercer mundo. En elMedio Oriente, el nacimiento, promoción y financiamiento de las diversas dictaduras yrevoluciones, responde a una agenda particular de países globalizantes del 1er. Mundo, loscuales buscan desesperadamente el control de la región debido a los inmensos volúmenesde petróleo disponible para cubrir las necesidades de los países desarrollados en cuestión. El afán de riquezas y la necesidad de establecer un control imperialista en la zona, encombinación con varios países “aliados” ha generado una serie de conflictos bélicos sobreel llamado “Cáuscaso” cuya víctima principal fue Irak y su Presidente (Dictador) SaddamHusseín. El presente trabajo muestra los, planes, elaboración y alcances de las dos últimas guerrassobre el golfo pérsico; así como los planes a largo plazo de los EE.UU. y sus “aliados”. 11
  12. 12. ANTECEDENTES Y CAUSAS DEL CONFLICTO: Las riquezas naturales y culturales del territorio donde se asienta el estado de Irak hansido la causa de sus mayores glorias, y también de sus mayores desgracias. Durante dos milaños, esta tierra que se encuentra ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates fue la cuna de lacivilización de Mesopotamia y formó parte del imperio de Babilonia y del imperio persa.La invención de la escritura, la rueda o el álgebra se atribuye a los pobladores de estaregión durante estas épocas de esplendor. Los primeros saqueos fueron responsabilidad delos mongoles. Más tarde, el imperio turco dominó el área hasta 1.900, año en que fuederrotado por las tropas inglesas, que colonizaron la región. En 1932 Irak se declaraba independiente y asumía un papel decisivo en la políticainternacional de la región. Fue uno de los primeros miembros de Naciones Unidas yfundador de la Liga de los Países Árabes. La llegada al poder de Saddam Hussein, en 1979,fue el detonante de un conflicto armado con el país vecino de Irán que duró ocho años. Irakera por aquel entonces el aliado de las potencias internacionales contra el integrismo iraní,y recibió el apoyo de Francia, Rusia e incluso de Estados Unidos. Amistades que resultaronmuy peligrosas cuando Irak invadió el pequeño pero codiciado territorio petrolero deKuwait. Empezó la ofensiva "Tormenta del desierto". Una tormenta que todavía castiga a lapoblación civil iraquí. Desde su llegada al poder en 1979 Saddam Hussein se convirtió en uno de los hombresmás ricos del mundo. La población iraquí derivó hacia una situación crítica tanto enel aspecto ideológico como material, carente de lo básico para una vida digna. Laacumulación y uso de armas de destrucción masiva inquietaba la comunidad internacional. La Situación de Irak en el campo económico era; en aquél entonces, de una crisis muyaguda. Los gastos militares causados por la guerra entre Irak e Irán, que duró 8 años,habrían socavado las arcas del tesoro Irakí. Con una población que era la tercera parte de lade Irán, Irak había repelido varias veces sus avances en la enconada guerra de 1980-1988, yfinalmente prevaleció. 12
  13. 13. En ese conflicto Saddam Hussein usó armas químicas contra las tropas iraníes y supoblación kurda. Después de lograr una completa superioridad aérea, ejecutó más de 200misiones diarias de apoyo inmediato a fines de 1982 y principios de 1983, cuando losataques terrestres de los iraníes trataron de ejecutar una penetración de importancia, y luegoatacaron por aire ciudades en Irán. Al terminar la guerra, Saddam tenía un pie de fuerza de1.000.000 de hombres, con 5.500 tanques modernos de fabricación soviética, y más de 500aviones. Aún más, se dice que en 1990 Irak tenía el mayor inventario de armas químicas enel tercer mundo, había desarrollado los medios de producirlos, y había mejorado la fuerzade misiles balísticos modificando los Scuds soviéticos que tenía. Husseín había realizado estudios de economía en EE.UU. graduándose y posteriormenteestableciéndose en su patria Irak. Por supuesto que conocía muy bien la política yburocracia norteamericanas. La guerra de 8 años le dejó al país una deuda de más de 80 billones de dólares a otrosestados árabes y bancos del oriente. Kuwait, su más reciente víctima, le había prestado 15billones de dólares a Hussein. La mayor parte del dinero había sido utilizado para construirla maquinaria militar iraquí, compuesta principalmente por armas compradas a la UniónSoviética. Hussein le había pedido dos cosas a Kuwait: Anular el préstamo de guerra a Irak yayudarlo a elevar el precio mundial del petróleo. El líder iraquí insistía en que Kuwaitestaba elevando el precio de éste en exceso, según lo acordado con la Organización dePaíses Exportadores de Crudo (OPEC), y que este exceso, acompañado de unasobreproducción mundial, habían bajado los precios mundiales y habían supuestamentecausado a Irak una pérdida que superaba los 14 billones de dólares en ingresos nacionalespor petróleo. Además, ante la prevista reunión de la O.P.E.P. (Organización de Países Exportadoresde Petróleo) a celebrar en Ginebra el día 26 de julio las diferencias entre Bagdad y Kuwaitse acentuaron ya que este Emirato había decidido rebajar el precio del barril de petróleo a 13
  14. 14. 14 dólares, mientras que Irak pretendía subirlo de 18 a 25 dólares. Asimismo Irakreclamaba a Kuwait el pago de 2.400 millones de dólares en compensación por el petróleoque, según Bagdad, el Emirato le había sustraído de su territorio en la zona de Rumailadurante la guerra con Irán. A estos problemas de deuda y petrolíferos se unieron las viejas rivalidades fronterizasque radicalizaron las diferencias existentes entre ambos países: Irak volvió a reivindicar lasoberanía sobre las islas de Warbad y Bubiyán situadas en el Golfo Pérsico frente a la costakuwatí y aptas para instalar puertos. Para presionar sobre Kuwait, Irak envió el día 25 dejulio tropas fuertemente armadas a su frontera con el Emirato. De esta forma, al plantear el presidente Sadam Hussein este conjunto de reclamacionesante Kuwait, se creó una situación de fuerte tensión en Oriente Medio en los días finales dejulio de 1990. Rápidamente el presidente egipcio Hosni Mubarak desplegó una tarea demediación y consiguió que el día 31 tras varios aplazamientos, se entablaran negociacionesentre Irak y Kuwait en una reunión celebrada en Yedda (Arabia Saudí) para tratar sobre susdiferencias; pero el día 1 de agosto se suspendieron las conversaciones sin haber llegado aningún acuerdo. Los economistas de Irak le aconsejaron a Saddam que en vista de la crisis, la solucióninmediata sería el reclamar los territorios de Kuwait, cuyo petróleo permitiría no sólo saldarlas deudas, sino una mayor participación en el mercado petrolero mundial. Él conocía los temores de la guerra que enfrentaba el pueblo estadounidense, el cual nopermitiría un nuevo conflicto armado al estilo de Vietnam. De hecho, Saddam daba pordescartado una posible intervención internacional liderada por EE.UU. ya que el fantasmade la experiencia en Vietnam dejó atemorizados al pueblo norteamericano que no salía aúnde las tensiones de la guerra fría y una muy probable 3ª. Guerra Mundial. El 23 de Julio de 1990, Hussein le dijo la embajadora norteamericana en Kuwait, AprilGlaspie, que Irak no quería los precios demasiado altos para el petróleo. A esto, Glaspie 14
  15. 15. respondió que “Tenemos muchos americanos a los que les gustaría ver los precios subirsobre los $25 ya que vienen de estados productores de petróleo” (“We have manyamericans who weld like to see the price go above $25 because they come from oil-producing states”). Había establecido que ese país no tenía “ningún acuerdo de defensa conKuwait y no hay compromisos de defensa especial o seguridad hacia Kuwait” (“… nothave any defense traties with Kuwait, and there are no special defense or securitycommitments to Kuwait”). El día siguiente, la embajadora Glaspie, le dijo a Hussein que “la administración delpresidente Bush no tenía opinión alguna en los conflictos entre árabes, como la situacióncon Kuwait” (“we (the Bush administration), have no opinion on the Arab-Arab conflicts,like your herder disagreement with Kuwait”). El presidente de Irak creyó que Vietnamhabía extraído permanente de los norteamericanos la voluntad de pelear una larga guerra enultramar. "Ustedes son una sociedad que no puede aceptar 10.000 muertos en unabatalla," él dijo a la embajadora de los EE.UU.) April Glaspie, antes de atacar a Kuwait. El 26 de Julio de 1990, la OPEC se reunió en Suiza y se acordó disminuir la produccióncon el fin de elevar los precios. El día 29 de dicho mes, Bush se opuso a un intento delcongreso para restringir las ventas de granos norteamericanos a Irak. Nada hacía suponerque Estados Unidos intervendría en la crisis. Dos días más tarde, delegados de Kuwait eIrak se reunieron en Arabia Saudita para definir las fronteras en disputa y otraspeticiones iraquíes. Mientras tanto, Irak había reunido alrededor de 100.000 tropas en sufrontera con Kuwait. El número de militares de Kuwait era de apenas 20.300 hombres,mientras que Irak reunía a más de un millón de hombres armados, entre otras cosas. Laintimidación militar fue seguida por una promesa hecha fuerza en contra de Kuwait. El 1 de Agosto, la delegación iraquí abandonó las negociaciones en Arabia Saudita. Eltransfondo del ataque e invasión Irakí son las históricas reivindicaciones de algunosterritorios, aunque tiene más peso el asegurarse un acceso, de gran importancia estratégica,al golfo Pérsico. El territorio de Kuwait perteneció históricamente a la provincia otomana 15
  16. 16. de Basora en Irak. Protectorado británico de 1899 a 1961, desde su independencia tropasbritánicas y de la Liga Árabe impidieron su anexión por parte de Irak, país que nuncareconoció su independencia ni las fronteras que separaban a ambos estados. Los principales motivos que provocan la invasión son de tipo político y económico: laaspiración de Saddam Hussein a convertir Irak en una gran potencia en la región, así comola mala situación económica tras el fin de una ruinosa guerra contra Irán que generó a Irakuna deuda de 86.000 millones de dólares. Tras la cruenta guerra que enfrentó Irak a Irán, eldictador iraquí, Saddam Hussein, reclamó a las "petro-monarquías" árabes, como "preciopor la sangre árabe derramada" en su lucha contra los iraníes, la condonación de su deudaexterna, el aumento de su cuota de producción petrolífera y facilidades para crear un puertode aguas profundas en territorio kuwaití. Kuwait disponía de más de 120.000 millones de dólares de reservas en el extranjero.Con la posesión de los ricos campos petrolíferos kuwaitíes Irak se convertiría en elcuarto mayor productor de petróleo detrás de la URSS, EE.UU. y Arabia Saudí.Tras el fracaso de las negociaciones y mal informado de la actitud americana (el embajadorestadounidense en Bagdad manifestó que un conflicto entre Irak y Kuwait sería consideradopor Washington como un "problema bilateral"). Las razones que movieron a Saddam Hussein a realizar esta acción invasora puedenclasificarse en dos categorías: 1ª) La razón histórica: a pesar de la proclamación de la independencia de Kuwait en 1961y la consiguiente delimitación de fronteras, como ya se ha visto, y aunque Bagdadreconoció en varias ocasiones que Kuwait era un Estado soberano, miembro de la LigaÁrabe, en diversos momentos había reivindicado la incorporación del territorio kuwatíalegando que formaba parte de la provincia iraquí de Basora bajo la soberanía del ImperioOtomano hasta la Primera Guerra Mundial en 1914-1918, y habiendo sido separadoartificialmente por Gran Bretaña que lo acogió bajo su protección. 16
  17. 17. 2ª) Las razones actuales: las motivaciones que impulsaron a Saddam Hussein a llevar acabo esta acción se pueden clasificar en tres grupos: por un lado, de interés económico antela deuda y el petróleo; por otro, de carácter estratégico, ante la posibilidad de adquirirnuevos y anhelados territorios en ese preciso momento, y por último, por aspiracionespolíticas al pretender detentar el liderazgo del mundo árabe; todo ello sustentado endisponer de una gran capacidad y eficacia militar y un enorme potencial de armamento,conseguido precisamente gracias a la ayuda suministrada en este aspecto por sus entoncesaliados occidentales para hacer frente a la guerra contra Irán. El conflicto derivó en una "guerra santa" contra Occidente y sus aliados oligárquicos enla región. Los argumentos esgrimidos por el presidente iraquí en favor de esta "guerrasanta" tuvieron un doble carácter:  El del Panarabismo para conseguir la pretendida unidad árabe.  El del anti-occidentalismo para lograr la auténtica liberación de la dependencia occidental.  El de la revolución de los pueblos contra las oligarquías árabes aliadas con los occidentales, y liberar así las ciudades santas de La Meca y Medina. La reacción de los países occidentales en el plano internacional ante la invasión iraquí deKuwait fue inmediata y contundente. La iniciativa de esta actitud correspondióprincipalmente a dos centros de poder político con proyección mundial: Naciones Unidas yEstados Unidos, con los que actuó unida la C.E.E., y a los que siguieron algunos paísesárabes e islámicos. Los argumentos esgrimidos por los países occidentales para justificar su toma deposición fueron de dos tipos: 1º) De carácter político, consistente en la vigencia del derecho internacional y en ladefensa de la soberanía e independencia de Kuwait, país reconocido internacionalmente, 17
  18. 18. que había sido injustamente agredido e invadido, y después ocupado y anexionado por elinvasor. 2º) De carácter económico, para mantener el control del petróleo de la región. Los medios y procedimientos a los que recurrió Occidente en esta acción tenían un triplecarácter:  El bloqueo y embargo total para obligar a la rendición y retirada del invasor.  La diplomacia para llegar a una negociación.  La preparación de la guerra, como último recurso. UBICACIÓN GEOGRÁFICA DE IRAK. 18
  19. 19. LA GUERRA DEL GOLFO I: LA PRIMERA GUERRA DEL GOLFOFecha: 2 de agosto 1990 - 3 de marzo 1991Motivo: La liberación del emirato de Kuwait,invadido por Irak.Número de Bajas:- Más de 100.000 soldados iraquíes y más de35.000 civiles (estimaciones).- 293 soldados estadounidenses, 24británicos, 2 franceses y 39 árabes.Fin del conflicto:Se negocia el alto el fuego tras la victoria dela ofensiva aliada sobre el Ejército Irakí. La Guerra del golfo de 1990 – 1991 se desarrolló como consecuencia evidente de lainvasión a Kuwait por parte de Saddam Husseín. En tal sentido y en una violación sinprecedentes del derecho internacional, Saddam intentó asegurarse el botín. Invade y ocupaKuwait el 02 de Agosto de 1.990. Una vez en Kuwait, las fuerzas armadas de Irakactuaron brutalmente contra la población, robaron las reservas de los bancos del país,saquearon museos y enviaron a Irak muchos bienes de consumo. Kuwait no pudo hacernada contra las poderosas fuerzas iraquíes. Rápidamente Bagdad fue adoptando sucesivas medidas con el fin de anexionarse elpaís conquistado: 19
  20. 20.  El mismo día 2 decretó la abolición de la monarquía del emir y formó un gobierno provisional en Kuwait.  El día 8 decidió la anexión total e irreversible del país ocupado; el día 10 Saddam Hussein hizo un llamamiento a la "guerra santa" contra Estados Unidos y en favor de la recuperación de los lugares sagrados del Islam, Medina y La Meca, en poder de Arabia Saudí.  El día 12 propuso una paz global para Oriente Medio que incluía, además, la solución de los conflictos entre Palestina e Israel, con la evacuación por parte de este Estado de los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania, y de Líbano, así como la retirada de las tropas de Estados Unidos de la región.  El día 18 tomó como rehenes a la mayoría de los occidentales residentes en Kuwait e Irak; el día 24 ordenó el cierre de las embajadas en Kuwait cuyo personal debía trasladarse a Bagdad.  Y el día 28 de agosto, en fin, transformó a Kuwait en provincia iraquí, incorporándolo totalmente a Irak. El gobierno de Bagdad continuó adoptando medidas análogas a lo largo de los mesessucesivos: así el 5 de septiembre S. Hussein hizo un nuevo llamamiento a la "guerrasanta" contra Estados Unidos y al derrocamiento de la monarquía "corrupta" de ArabiaSaudí; mientras que el 6 de diciembre decidió la liberación de todos los rehenesextranjeros hasta entonces retenidos en Irak. El 3 de Agosto, Estados Unidos anunció el envío de fuerza naval al Golfo Pérsico,mientras Irak invadía además Arabia Saudita. En ese momento, no había fuerza militar enel área capaz de detener a Hussein. Si éste decidía atacar, Estados Unidos se veríaobligado a responder. Afortunadamente, Irak no atacó. La primera reacción occidental se produjo el día 4 de agosto cuando la C.E.E. decretóel embargo contra Irak. El día 6 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acordóimponer un bloqueo por tierra y por mar sobre Irak. El día 7 Estados Unidos, que ya había 20
  21. 21. condenado la acción iraquí, inició un gran despliegue militar, incrementado a lo largo delos meses siguientes con el desplazamiento de nuevas tropas, enviando numerosas fuerzasmilitares a Arabia Saudí y al Golfo, para hacer cumplir la decisión de Naciones Unidas, alas que en los días sucesivos se fueron uniendo Ejércitos y efectivos diversos de Canadá yAustralia y de los países europeos occidentales, al ser acordado también el bloqueo por laU.E.O.: Gran Bretaña, Francia, Italia, España, Holanda, Bélgica, Alemania, Dinamarca,Noruega y Grecia; así como de algunos países árabe-islámicos: la propia Arabia Saudí ylos Emiratos Arabes Unidos, además de Egipto, Siria, Marruecos, Pakistán y Bangladesh.Aproximadamente unos 605.000 soldados en total. El día 10 una cumbre árabe reunida en El Cairo decidió apoyar a Arabia Saudí ante laamenaza iraquí. El mismo día la O.T.A.N. acordó respaldar el despliegue militarnorteamericano. El día 18 Estados Unidos consiguió imponer un cerco total a Irak. El día25 Naciones Unidas autorizó la utilización de la fuerza para mantener el embargo, altiempo que el Secretario General intentaba establecer negociaciones con el gobierno deBagdad, que no dieron resultado. El 9 de septiembre se reunieron en Helsinki lospresidentes Bush y Gorbachov para tratar sobre la crisis del Golfo y elaboraron uncomunicado conjunto apoyando las decisiones de Naciones Unidas sobre Irak. El 25 de septiembre, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas completó el cercosobre Irak acordando imponer el bloqueo aéreo sobre este país. Entonces, todos los diplomáticos de países extranjeros son obligados a retirarse de Irak.Si los diplomáticos ingleses y norteamericanos no se reportaban, Hussein amenazó conutilizarlos como escudo humano ante posibles ataques enemigos. El hecho queconmueve a la comunidad inglesa, es la aparición en televisión de un niñobritánico, donde Hussein lo hacía referirse a las condiciones en que se encontrabanlos “prisioneros”. Usaron a este niño para probar que estaban tratando bien a losprisioneros. 21
  22. 22. Irak continuaba llevando a cabo su plan y nadie hacía nada al respecto. La PrimerMinistro de Inglaterra, Margaret Thatcher expresa su descontento por la respuesta lenta yrecatada de los países europeos, ante lo cual, Hussein accede a la liberación de mujeres yniños para que regresen a sus países. Al momento de la invasión a Kuwait, comienzan cinco meses de campañas diplomáticas.El 16 de Octubre de 1990, Hussein le declara al New York times que el 2 de Agosto, día dela invasión, el rey de Arabia Saudita culpaba a Kuwait y no Irak del conflicto y el mismodía, Bush le prometió a Saddam 48 horas para asegurar la retirada iraquí. El 3 de Agosto,además, Hussein voló a Baghdad y recibió los acuerdos de retirarse de Kuwait, siempre ycuando la liga árabe no lo condenara ni pidiera la intervención de países extranjeros. Cuando el líder iraquí regresó a casa, Egipto y los sauditas ya condenaban su acción ylas tropas norteamericanas iban rumbo a Arabia Saudita antes de ser formalmenterequeridas. Hussein dijo haber confirmado estas aseveraciones recientemente por suspropios medios. Se había creado una fuerte unión entre Estados Unidos, Egipto y ArabiaSaudita. De hecho se cree que EE.UU. ya tenía planes dirigidos en contra de Irak mesesantes de la invasión de Husseín a Kuwait. A continuación, se suceden en la ONU numerosas resoluciones: condena de la invasiónel 2 de agosto, embargo económico el 6 de agosto, el bloqueo militar el 25 de agosto y el29 de noviembre la autorización del uso de la fuerza que permitió la creación de unaamplia alianza y una rápida guerra. OPERACIÓN ESCUDO DEL DESIERTO El 8 de agosto comenzó el despliegue de tropas norteamericanas y británicas y el 12, enmedio de importantes divisiones, la Liga Árabe decidió el envío de tropas. Esta operaciónse llamó “Escudo del Desierto” y estaba destinada principalmente a proveerle a la LigaÁrabe de la protección necesaria para los yacimientos petrolíferos de Arabia Saudita anteuna eventual invasión por parte de Irak. 22
  23. 23. Saddam Hussein intentó diversas tácticas para frenar el ataque militar: toma de rehenesentre los extranjeros que vivían en Kuwait, vincular su retirada a la de Israel de losterritorios palestinos ocupados, llamar a la "guerra santa" contra el infiel... Los países árabes, en este contexto, también actuaron: el 18 de octubre se celebró enTúnez una reunión de la Liga Árabe que acordó por unanimidad pedir a Estados Unidosque modificara su política con Israel y defendiera a Palestina. La actitud occidental se endureció en los últimos días de 1990, y así el 29 de noviembreel Consejo de Seguridad de Naciones Unidas lanzó un ultimátum sobre Irak al acordar laautorización de entrar en guerra contra este país si no se retiraba de Kuwait conanterioridad al 15 de enero de 1991, ultimátum que fue rechazado por Irak al día siguiente,anunciando que no cedería ante la presión internacional. A pesar del planteamiento de estapolítica agresiva, de manera inesperada, el 1 de diciembre el presidente Bush propusopúblicamente la celebración de negociaciones directas con Saddam Hussein para buscaruna solución pacífica al conflicto, con intercambio de visitas de los ministros de AsuntosExteriores de los dos países. Baker y Aziz se reunieron en Ginebra el 9 de enero de 1991,aunque sin llegar a un acuerdo. Por su parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el 21 de diciembre lacelebración de una Conferencia de paz sobre Oriente Medio, aunque sin precisar fecha nilugar, resolución que fue ignorada por Israel, cuyo primer ministro I. Shamir visitóWashington unos días antes para defender sus posiciones contra el tratamiento conjunto delos problemas de la región, y continuar así por su lado con la política represiva contra la"Intifada" y los palestinos, política que hizo mantener una nota discordante en los intentosde pacificación global de Oriente Medio. En la primera quincena de enero, nuevos intentos de negociación y de arreglo pacíficodel conflicto fracasaron por causas diversas: como la reunión celebrada en Bagdad el día 13entre Pérez de Cúellar y S. Hussein. 23
  24. 24. De esta forma se fue completando, mientras se buscaba y esperaba una salida alconflicto, la acción internacional sobre Irak: por un lado, se estableció un bloqueo yembargo totales, aunque algunos países de la región mantuvieron una actitud ambigua ymás bien pro-iraquí como Jordania, Yemen e Irán, además de Libia, Mauritania y Sudán. Yasser Arafat también apoyó a Saddam Hussein. La O.L.P. trató de desacreditar a losinvadidos y los palestinos establecidos en Jordania se pusieron prácticamente en pie deguerra, apoyando el atropello del dictador iraquí. Esta posición palestina se basaba en la esperanza de que Irak, en un futuro próximo,podría vencer militarmente a Israel, dado que el gobierno judío no ofrecía signo alguno deresolver el problema de forma negociada. Por tanto, la ocupación de Kuwait reforzabaaquella expectativa, pues entregaría a Hussein el control mundial del mercado petrolífero yunos recursos financieros enormes que permitirían sostener la carrera armamentística deBagdad. Añádase a eso que muchos millares de palestinos trabajaban en Irak y las muy escasassimpatías que despertaba el régimen kuwaití, cicatero siempre con los inmigrantespalestinos. La figura política de Arafat y la validez política de la O.L.P. perdieron créditoante quienes habían condenado la invasión de Kuwait. Se intentaron entablar negociaciones diplomáticas en varias ocasiones, como lasauspiciadas por Naciones Unidas y las propuestas por Estados Unidos; y al mismo tiempose afirmó la presencia y presión militares con las tropas y fuerzas de los países antescitados; principalmente de Estados Unidos; instaladas en Arabia Saudí y en el GolfoPérsico, y que al tiempo que prevenían sobre un posible ataque iraquí contra la propiaArabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, eran una amenaza presente de una posibleofensiva y guerra contra Irak. Los gobiernos de Inglaterra y Estados Unidos se unieron para poner fin a la situación.Uno de los problemas en tratar con Hussein, pese a la firmeza mostrada por el Presidente 24
  25. 25. Bush y la Primer Ministro Thatcher, era su convencimiento de que los americanos nuncaaccederían a realizar un enfrentamiento para defender a un país extranjero si genteamericana pudiese resultar herida. El tema dividió a la nación (EE.UU.) en dos mitades y los argumentos a favor y encontra de una guerra comenzaron a debatirse desde los primeros días de enero de 1991. El12 de dicho mes, el Congreso Norteamericano votó a favor de permitir una intervenciónmilitar por parte del gobierno de Bush. OPERACIÓN TORMENTA DEL DESIERTO El 3 de enero de 1991 la O.T.A.N. envió aviones militares a Turquía. En la críticasituación existente a mediados de enero de 1991, y a pesar de las medidas adoptadas, no seveía una pronta y satisfactoria salida al conflicto, sobre el que se podían considerar unasposibles conclusiones a la crisis que podían ser:  La retirada voluntaria por parte de Irak de Kuwait, conseguida mediante la negociación diplomática, quizá con la compensación de la retirada israelí de Palestina.  La rendición de Irak ante las consecuencias del bloqueo.  Un cambio imprevisible en la situación interior de Irak por la caída de S. Hussein.  La guerra, que si podía estar justificada por los intereses y las necesidades tanto políticas como económicas, podía constituir también, a largo plazo, un grave error histórico. Se desencadenó la operación "Tormenta del Desierto" en la que participaron 800.000hombres, de los cuales, más de 500.000 fueron norteamericanos. Tras brutales y continuosbombardeos, el 24 de febrero las tropas de la coalición avanzaron alcanzando sus objetivosen sólo cuatro días. 25
  26. 26. -Bombardeo nocturno a Bagdad- -Lanzamiento de un misil "Tomahawk"- Vencido el ultimátum de la ONU, el ataque de las fuerzas aliadas comenzó el 17 deenero de 1991 a las 2.44 horas de la madrugada y el primer objetivo fue Bagdad. Seinició un nuevo tipo de ataque aplicando tecnología avanzada. Se contaba con unaunanimidad internacional bastante amplia. Aquí participó una gran coalición compuesta pormás de 30 países que apoyaron el empleo de la fuerza militar en contra de la ocupación enKuwait. La primera fase tenía como objetivo debilitar al máximo las defensas iraquíes,destruir la infraestructura, desmoralizar al Ejército y desbaratar las comunicaciones. La aviación aliada, especialmente la de EEUU, Gran Bretaña y Arabia Saudí, realizó másde 100.000 salidas desde sus bases en los países de la zona y desde los portaaviones quenavegaban por el Golfo. Bombarderos B-52 llegados desde Europa, repostados envuelo, a sus objetivos en Irak. A pesar de que Saddam Hussein, intentaba provocar elinicio de la ofensiva terrestre aliada, el jefe de las fuerzas occidentales Schwarzkopf,repetía que ésta llegaría cuando la capacidad de respuesta de Irak fuera mínima. Irak desplegó una contraofensiva también aérea y el día 18 atacó con misiles a ArabiaSaudí e Israel, lo que se repitió después en varias ocasiones, sin provocar la respuestaisraelí. Tel Aviv y Haifa fueron las dos ciudades israelíes donde cayeron e hicieronexplosión los primeros cohetes Scud de fabricación soviética, cargados con explosivosconvencionales y modificados por ingenieros militares iraquíes para permitirles alcanzardistancias más largas. 26
  27. 27. -Lanzadera móvil de misiles "Scud" -Familia Israelí con máscaras anti-gas. El pánico se adueñó de la población israelí, entre la cual las autoridades habíandistribuido con anterioridad y masivamente máscaras contra gases tóxicos, ante el temor aun ataque iraquí con armas químicas. En los territorios palestinos ocupados por Israel, enCisjordania y Gaza, donde el reparto de máscaras se ciñó a una pequeña franja de lapoblación, las autoridades israelíes decretaron el estado de emergencia, que estaría vigentedurante casi toda la contienda. La jornada del 19 de enero, nuevos misiles iraquíes cayeronsobre territorio israelí y dieron muerte a tres personas; dieciséis personas más resultaronheridas. El temor desatado en Israel al descubrir que su territorio era vulnerable a los cohetesiraquíes, cuya carga explosiva convencional podía ser en cualquier momento cambiada porotra de contenido nuclear o químico, hizo emerger hasta la superficie, desde lasprofundidades en las que se hallaba, la alianza entre los Estados Unidos e Israel. Talalianza, de carácter estratégico y largo alcance, registraba a la sazón un debilitamientodrástico a consecuencia de los sucesos acaecidos en la explanada sagrada de la mezquita deAl-Aksa, en Jerusalén, semanas antes. Con motivo de esos sucesos y por primera vez en lahistoria reciente, los Estados Unidos se negaron a vetar una resolución de la O.N.U. quepreveía la investigación sobre el terreno de los sucesos acaecidos en la explanada del 27
  28. 28. templo, en la cual la policía israelí disparó a mansalva contra personas indefensas y causó24 muertos y decenas de heridos. La integración de gobiernos árabes, como el de Egipto y el de Siria, en los rangos de lacoalición aliada dirigida por los Estados Unidos, operación diplomática realizada con granhabilidad por James Baker a partir de la invasión de Kuwait, había quedado en gravesituación tras los sucesos de la explanada de la mezquita de Al-Aksa. Ello sucedía pocoantes de desencadenarse la guerra. Pero tras los bombardeos iraquíes de Israel con misilesde largo alcance, una eventual respuesta israelí contra Irak y su irrupción en la guerrahubiera debilitado el flanco árabe de la coalición, por mostrarse éste opuesto a talparticipación israelí. Por ello, Washington pidió calma a la clase político-militar de Israelpara que no respondiera a los ataques de Irak. Los bombardeos iraquíes de cohetes Scud, ampliados luego contra el territorio orientalde Arabia Saudí, depararon a Israel la instalación en su territorio de cohetes anti-misilesPatriot, cuyo uso constituyó una de las novedades armamentísticas de la guerra. Dotados deun sofisticado sistema de tele-dirección por rayos láser, los Patriot fueron capaces deneutralizar en vuelo los cohetes Scud en períodos muy reducidos de tiempo. -Lanzadera de cohetes anti-misiles "Patriot"- 28
  29. 29. Desde el punto de vista bélico, los misiles lanzados por Irak contra Israel, cumplieronuna función inicialmente más psicológica y de amedrentamiento que de destrucción ypresentaban una dificultad en cuanto a la detección de las lanzaderas desde las cuales eranarrojados: se trataba de lanzaderas móviles, generalmente autocamiones de seis ruedas quese encontraban en movimiento constante y que eran extraordinariamente difíciles delocalizar por la aviación o la artillería aliada. El día 25 se informó que una gran marea negra de petróleo procedente de Kuwait,derramada de forma intencionada por los iraquíes, se estaba extendiendo sobre el GolfoPérsico dañando de forma casi irrecuperable el medio natural. Al mismo tiempo, los intentos de alcanzar la paz no cesaron: el 21 de febrero Gorbachovexpuso un plan de paz que, en principio, fue aceptado por Irak, pero rechazado por EstadosUnidos, que a su vez dirigió un ultimátum de rendición a Irak que no tuvo eco. En la campaña aérea, los aliados arrojaron 88.500 toneladas de bombas; de éstas sólo6.250 correspondían a las llamadas "bombas inteligentes". Al final se consiguió un escasoíndice de precisión del 25 por ciento. La segunda y breve fase de la guerra se inició el 23 de febrero, duró cinco días, yconsistió en una contundente ofensiva terrestre aliada. Ese día Estados Unidos, lanzó unfuerte ataque por tierra invadiendo Kuwait y el sur de Irak, que el 27 son ocupados,derrotando y expulsando al Ejército iraquí, que se retiró aniquilado ante el hostigamientooccidental. 29
  30. 30. Ya en plena retirada, el ejército iraquí y su columna de tanques y artillería fue destruidopor el continuo ataque aéreo conjunto entre el bombarderos F-14 y misiles disparadosdesde helicópteros “Apache”. Fue en la “autopista de la muerte” en Basora. Las imágenes transmitidas a través de CNN, de los blindados destruídos y los muertoscalcinados incluyendo civiles, representó la conmoción y abominación internacional poresta masacre innecesaria que será recordado como “la carnicería de Basora”. Aún así nohubo sanciones ni para los EE.UU. ni para sus aliados por estas masacres. Entre las fuerzas aliadas formadas por 745 mil soldados resultaron muertos encombate 179 y en accidentes 77. Los heridos fueron 320. Los EE.UU. no se decidieron a acabar con el régimen de Saddam Hussein ypermanecieron inmóviles ante la represión de las rebeliones internas que surgieron en Irakcontra su dictadura (kurdos en el norte y chiítas en el sur). El 22 de enero Saddam ordenó que se prendiera fuego a los pozos petrolíferos y a lasinstalaciones de extracción de petróleo de Kuwait. 30
  31. 31. Cada día arden unas 220.000 toneladas de crudo. También desvían 500 millones delitros de petróleo hacia el golfo Pérsico. La vida marina de la zona sufre daños irreparables.El emirato está al borde de una catástrofe ecológica. Se llega a temer una catástrofeclimática mundial. EL EJÉRCITO DE IRAK El ejército Irakí, calificado como cuarto Ejército del mundo fue sometido a unbombardeo continuado, con gran variedad de medios, incluso de Napalm. Desde elprincipio de los ataques había quedado patente que Irak no podía hacer frente a lamaquinaria de guerra aliada, que gozaba de una superioridad logística, numérica ytecnológica. La aviación iraquí, dotada de Mig y Sujoi soviéticos y Mirage franceses,apenas realizó operaciones defensivas. No llegó a derribar ni un solo avión enemigo. Másde cien aparatos renunciaron a combatir y se refugiaron en aeropuertos iraníes. Cuando George Bush ordenó el comienzo de la ofensiva definitiva los soldadosiraquíes, exhaustos por los bombardeos y la falta de alimentos, no ofrecieron resistencia.Seis meses de permanencia en las trincheras había sido una prueba demasiado dura. Lasdefensas iraquíes fueron sorteadas sin dificultad por las occidentales que avanzaron porvarios frentes. El ejército iraquí perdió 50.000 hombres y gran parte de sus carros decombate y piezas de artillería. Los misiles antimisiles Patriot resultaron ser de granefectividad utilizados contra los Scud iraquíes. Por último, el 9 de enero de 1991 se reunió en Bagdad la Conferencia Popular Islámicacon asistencia de representantes de 43 países para "diseñar un plan de acción frente a laagresión norteamericana-israelí contra las naciones musulmanas y árabes". El 3 de abril de 1991 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó la resolucióndel cese del fuego contra Irak, al que impuso unas duras condiciones de rendición,resolución que fue aceptada por Irak el día 6. Y el día 11 Naciones Unidas hizo efectiva el 31
  32. 32. final de la guerra entre los aliados e Irak. En todas sus resoluciones sobre la crisis delGolfo, el Consejo de Seguridad designó a Irak como el Estado agresor, al que castigó ycondenó. En su política interna el gobierno de Bagdad acordó conceder la autonomía deKurdistán, mientras se organizaron e instalaron campos de refugiados kurdos en el norte deIrak bajo la protección de las tropas aliadas occidentales y de Naciones Unidas, que semantuvieron hasta junio. El 5 de mayo se reunió en Kuwait el Consejo de Cooperación delGolfo que pidió el mantenimiento de las sanciones contra Irak. Si bien Irak no fue ocupado en ese momento, quedó sometido a inspecciones por parte dela comunidad internacional (UNS-COM), según la resolución 687 de abril de 1991,destinadas tanto a desmantelar su arsenal de armas de destrucción masiva, en especiasquímicas y biológicas como a “determinar su potencial para el desarrollo de armasnucleares y prevenir su uso. Actualmente, se piensa que al negarse a la inspección de la ONU, el juego de Saddam esganar tiempo, a fín de de “desarrollar su temido arsenal y reestructurar sus FuerzasArmadas, con el fin de demostrar que Irak aún no ha sido vencido, pues la guerra aún no haterminado”. La falta de una solución definitiva al problema que planteaba el Irak de Saddam Husseinno menoscaba la importancia histórica de la Guerra del Golfo. Estados Unidos liderótotalmente la coalición como única superpotencia salida de la guerra fría, países comoAlemania y Japón no enviaron tropas pero costearon de forma importante la operación, lacomunidad internacional y el Consejo de Seguridad de la ONU tuvieron una granunanimidad a la hora de enfrentar la crisis. El presidente Bush hablaba del nacimiento de"un nuevo orden mundial". El Secretario de Defensa Dick Cheney, entre 1990 y 1991 jugó un papel clave en elconflicto bélico. Dirigió todos los acuerdos y alianzas previas a la Guerra del Golfo;consiguió que el rey Fahd de Arabia Saudí permitiera la instalación de bases militaresestadounidenses en Daharan, y en 1992 firmó un acuerdo de seguridad entre EE.UU. y 32
  33. 33. el emirato de Qatar, donde se instaló el comando central de las tropas de EE.UU.estacionadas en la región del Golfo Pérsico. En julio de 1991 recibió la MedallaPresidencial de Libertad otorgada por Bush por su liderazgo durante la guerra. Fue elvicepresidente más poderoso de la historia, con gran poder de influencia sobre Bush, dequien era consejero de primer orden en asuntos de política energética, política exterior ySeguridad Nacional. 33
  34. 34. ANÁLISIS DE LA CAMPAÑA AÉREA: En una sesión informativa, en el Pentágono el 15 de marzo de 1991, el Jefe de EstadoMayor de la Fuerza Aérea, Gral. Merrill A. Mc. Peak, resumió el papel de sus fuerzas en larecientemente concluida guerra del Golfo Pérsico, así: "Esta es la primera vez en la historiaque fuerzas de tierra han sido derrotadas por fuerzas aéreas." El Gral. Mc. Peak puederealmente sentirse muy satisfecho de la actuación de la Fuerza Aérea en la guerra. Enmenos de 40 días un devastador despliegue de fuerza aérea vapuleó el aparato militar deSaddam Hussein, abriendo el paso a "cien horas de ataque relámpago" para sacar lasfuerzas iraquís de Kuwait. El Presidente George Bush declaró que la totalidad del triunfo había deshecho el estigmade la derrota en las selvas del Sudeste de Asia 16 años atrás. Después de anunciar el cese dehostilidades él declaró: " Dios mío! Hemos despachado definitivamente el síndrome deVietnam." Bush había insistido enfáticamente que una guerra en el Golfo Pérsico no seríaotro Vietnam, y el espectro de ese desastre guió a los líderes militares de los EstadosUnidos, especialmente los oficiales de la Fuerza Aérea, cuando se estaban preparando parael combate en el Cercano Oriente. El telón de fondo del Sudeste de Asia influyó considerablemente tanto en elplaneamiento como en la dirección de la campaña aérea contra Irak. Las circunstanciasespeciales de la Guerra del Golfo Pérsico fueron de igual importancia en hacer del poderaéreo un instrumento decisivo y la bien definida naturaleza de nuestros objetivos declaradosmejoraba la posibilidad de que el poder aéreo fuera un instrumento decisivo en una guerracontra Irak. En su anuncio de las hostilidades el 16 de enero de 1991, el Presidente Bush afirmó denuevo que los iraquís debían, inmediata e incondicionalmente, retirarse de Kuwait,permitiendo el retorno del gobierno del emir; debían aceptar en pleno las resoluciones delas Naciones Unidas; y debían poner en libertad todos los prisioneros de guerra, losnacionales de otros países, y transferir los restos de quienes habían muerto en manos de los 34
  35. 35. iraquís. Bush también declaró que las bombas de los EE.UU. no eran dirigidas a lapoblación civil, a quienes él urgía a que derrocaran a Saddam Hussein, aunque él despuésreconoció que Saddam en sí no era un objetivo específico. Con muy pocas excepciones, el Presidente Bush y el Secretario de Defensa Dick Cheneydejaron a los militares la selección de objetivos. Bush tenía que considerar la naturalezafrágil del apoyo del pueblo norteamericano, especialmente dada la capacidad deinformación inmediata de las agencias de información en la televisión. El trauma deVietnam sugería a él y a sus consejeros que el pueblo de los EE. UU. no toleraría unconflicto largo, sangriento, o algo menos que decisivo. Tan pronto como comenzó la guerra, surgió un motivo adicional para la rápidaaplicación de dosis masivas del poder militar de los EE.UU. -el ataque de Saddam Husseina Israel con los misiles Scud. Para evitar la extensión del conflicto que amenazaba laestructura de la coalición, Bush tenía que persuadir los israelitas de que él podría eliminarla amenaza iraquí protegiendo así al estado judío. Una intensa ofensiva aérea leproporcionó los medios para hacerlo. Por otra parte, una intensa campaña aérea dedicadasubstancialmente a los Scud reducía el número de aeroplanos disponibles para atacarimportantes objetivos estratégicos en Irak, prolongando el tiempo necesario paradestruirlos. A través del planeamiento de la campaña “Tormenta del Desierto”, los líderes militaresy civiles de los EE.UU. estaban pendientes de los fantasmas de Vietnam acechandoalrededor. "En mi vida todo lo mido con Vietnam," decía el Gral. H. Norman Schwarzkopf,quien dos veces estuvo asignado al Sudeste de Asia. El Presidente Bush en su mensaje del16 de enero de 1991, dijo: "Yo le he dicho antes al pueblo de los EE.UU. que este no va aser otro Vietnam y lo repito aquí esta noche. Nuestras tropas tendrán el mejor apoyo posibleen el mundo entero, y no se les va a pedir que peleen con una mano amarrada a la espalda." Al Tte. Gral. Charles A. Horner, de la Fuerza Aérea, al mando del componente aéreo deTormenta del Desierto, se le dió autoridad completa para dirigir virtualmente todos los 35
  36. 36. elementos aéreos -de la Fuerza Aérea, del Ejercito, de la Armada, de los Infantes deMarina, y de los aliados -como él lo considerara mejor. Tanto Horner como su Jefe deplaneamiento aéreo, Gral. de Brig. Buster C. Glosson, habían combatido en el Sudeste deAsia, y su experiencia afectó sus juicios sobre Tormenta del Desierto. "Chuck [Charles A.Horner] y yo recordamos nuestros vuelos en Vietnam con menos de la dotación completade municiones," decía Glosson. "Estén seguro de que no vamos a dejar que esto pase otravez." Tratando de evitar los errores cometidos en Vietnam, el mando aéreo se encauzó adestruir la capacidad y la determinación de Irak a pelear. El mando de las Fuerzas Aéreashabía creído que atacando los centros vitales de la economía podían destruir la capacidaddel enemigo de hacer guerra, lo cual, en su lugar, daría por resultado el deterioro de lacohesión social y de la voluntad de resistir. En el caso de Irak, la Fuerza Aérea rompió la tradición y preparó una ofensiva dirigidadesde el principio tanto a la capacidad de hacer guerra como a la moral del enemigo. Lasrazones para este enfoque se basaban en dos consideraciones fundamentales influenciadaspor la experiencia en Vietnam: la percepción del "centro de gravedad" del enemigo y lacompetencia tecnológica del poder aéreo de los EE.UU. En su obra maestra del siglo diecinueve, On War, el teorizante militar prusiano, Carlvon Clausewitz, definió el "centro de gravedad" como "el eje alrededor del cual se muevetodo el poder, del cual todo depende... el punto contra el cual deben dirigirse todas nuestrasenergías." El coronel de la Fuerza Aérea, John Warden, en su libro, The Air Campaign:Planning far Combat, enfoca este concepto argumentando que la idea del centro degravedad debe ser la guía en la selección de objetivos para operaciones ofensivas. Wardenes un piloto de combate que voló en 211 misiones en Vietnam como oficial de control aéreode avanzada, y es parte del personal militar en el Pentágono; sus opiniones influyeronconsiderablemente en el concepto de operaciones aéreas en “Tormenta del Desierto”. 36
  37. 37. El Coronel Warden mantiene que el centro de gravedad de un enemigo consiste en cincocírculos estratégicos concéntricos. El círculo central, la esencia de la fuerza guerrera delenemigo, es su liderazgo. Alrededor de este núcleo hay un segundo círculo que contiene susinstalaciones de producción de elementos tales como petróleo y electricidad. En seguidaviene un tercer círculo con la infraestructura que consiste principalmente de los medios detransporte y comunicación. El cuarto círculo contiene la población civil. Aunque él toma nota de que la fuerza aéreano debe usarse para atacar directamente la población civil, el Coronel Warden tambiénconsidera que, "Es importante que la población [en la nación enemiga] se dé cuenta de quese está peleando una guerra, y que ponga algo de presión en el liderazgo para terminar laguerra." Alrededor del círculo de la población está el quinto círculo en el que se despliegan lasfuerzas militares. Warden sostiene que las fuerzas desplegadas no deben ser el foco inicialde una campaña aérea, porque estas fuerzas sólo sirven para proteger el núcleo constitutivode la fuerza armada, los círculos interiores que contienen los objetivos vitales. Los planeadores de la Fuerza Aérea notaron la similitud entre la situación de Irakdespués de la invasión de Kuwait y la de Vietnam del Norte después de la ofensiva del Tet. Ambos tenían ejércitos haciendo guerra convencional con grandes cantidades de equiposoviético que requería considerable apoyo logístico. El bloqueo limitaba las cantidades deimportaciones disponibles en ambos países. Pero ellos notaban también que Irak era másvulnerable que Vietnam del Norte a los asaltos aéreos al primero, segundo, tercero y cuartode los círculos propuestos por Warden. Mientras Vietnam era regido por un politburo deseis miembros en 1972, Saddam Hussein era una fuerza monolítica cuya aprobación erarequerida en la toma de decisiones tanto tácticas como estratégicas. El grueso de lapoblación de Vietnam del Norte eran cosechadores de arroz en el delta del Río Rojo,mientras que el 70 por ciento de la población de Irak vive en ciudades. Además, Irak era unpaís relativamente industrializado, con numerosas refinerías de petróleo y los beneficios 37
  38. 38. inherentes a una superabundancia de petróleo, tales como transportes y comunicacionesmodernos. Los vietnamitas del Norte, sin embargo, tenían una ventaja fundamental de lacual no gozaba Irak -una población homogénea. La fragmentación en grupos étnicos yreligiosos de la población iraquí hace que Saddam Hussein sea más dependiente de losmedios de comunicación para ejercer control, y los vínculos con el ejército y la policíasecreta eran el medio principal para ejercer esa autoridad. Los medios de transporte y comunicaciones de Irak también eran más vulnerables. Elambiente desolado del desierto de Irak contrasta radicalmente con las selvas del Sudeste deAsia. Los caminos vitales y las conexiones ferroviarias que conectan las tropas iraquís enKuwait no pueden ocultarse, ni los vehículos que viajan por ellas pueden esconderse. La combinación de estos factores -una población urbana acostumbrada a muchas de lascomodidades de la industrialización del siglo veinte y dividida en cuanto al apoyo delgobierno, un dictador que depende de sus vínculos con el ejército y la policía paramantenerse en el poder, un ejército que peleaba una guerra convencional, y un aislamientocasi completo de la comunidad internacional-hacían de Irak un objetivo ideal para unacampaña aérea estratégica que atacara simultáneamente la capacidad de hacer guerra y lavoluntad de resistir. Una faceta esencial de la habilidad del General Horner para atacar la capacidad y lavoluntad de Irak con efecto devastador era otro de los legados de Vietnam-el extenso usode municiones guiadas con precisión. Después de la guerra de Vietnam, la exactitud de las municiones guiadas de precisiónmejoró considerablemente. Los sistemas modernos para asestar, de láser, electro-ópticos, yde radiación infrarroja, utilizados contra Irak, hicieron posible que los pilotos d la FuerzaAérea pusieran sus bombas, inclusive en la noche, dentro de uno o dos pies [30 a 61 cmts.]del objetivo. La combinación de las municiones guiadas de precisión con otra maravilla tecnológica 38
  39. 39. - el avión stealth de combate F-117A - hicieron una realidad del sueño de una capacidadinvulnerable de bombardeo de precisión. "Tormenta del Desierto fué una confirmación delviejo concepto del bombardeo de precisión" decía el antiguo Jefe de Estado Major de laFuerza Aérea, Gral. Michael Dugan. "Por fin la tecnología se emparejó con la doctrina."Los F-117 A destruyeron cerca del 95 por ciento de todos los objetivos principales deBagdad, y en una ocasión un avión de combate guió una bomba al pozo de ventilación en eltecho de las oficinas de la defensa aérea. La habilidad para lograr tan admirable precisión desde lugares que no se ven, contraobjetivos militares en áreas densamente pobladas, permiten al mando de las Fuerzas Aéreasde los EE.UU. atacar directamente el asentimiento de la población de una manera antesconsiderada imposible. El General Horner declaró que él tenía planeados ataques a medianoche contra objetivos en Bagdad para recordar a los iraquís que se estaba peleando unaguerra y que Saddam no era capaz de contenerla, y al mismo tiempo destruir la red demando y control de las fuerzas armadas iraquís. Debido al hecho de que Irak por sí era vulnerable al poder aéreo, la combinación deaviones stealth y municiones guiadas tenía un efecto devastador en la prosecución de laguerra por Irak. Un oficial iraquí de alto rango declaró la campaña horrorosa, y dijo que laprecisión era la causa principal de su efecto. Muchos de sus colegas estaban de acuerdo consu convicción. Para asegurarse de que el poder aéreo tuviera un efecto máximo en los iraquís, loslíderes militares de los EE.UU., incluso el General Schwartzkopf y el presidente del EstadoMayor Conjunto, el General Colin L. Powell del Ejército, decidieron hacer una campañaaérea masiva y sin tregua. Los planeadores de la Fuerza Aérea inicialmente adoptaron elnombre de "Trueno Instantáneo" -con la idea de eliminar todo vestigio de un enfoquegradual al bombardeo como el que dio al traste con la guerra aérea de Lyndon Johnsoncontra Vietnam del Norte. El General Horner también tuvo en mente la idea de no dar a los 39
  40. 40. iraquís tiempo para respirar; "La parte aérea de la campaña continuará hasta que terminetoda la campaña," declaró el General Powell en la primera semana de la guerra. Además, los líderes militares de los EE.UU. estaban decididos a no desestimar el aparatomilitar de Saddam Hussein. Schwartzkopf y sus oficiales tomaron la guerra del GolfoPérsico con mucho cuidado con la capacidad de combate de Irak. Con una población queera la tercera parte de la de Irán, Irak había repelido varias veces sus avances en laenconada guerra de 1980-1988, y finalmente prevaleció. En ese conflicto Saddam Hussein usó armas químicas contra las tropas iraníes y supoblación curda. Después de lograr una completa superioridad aérea, ejecutó más de 200misiones diarias de apoyo inmediato a fines de 1982 y principios de 1983, cuando losataques terrestres de los iraníes trataron de ejecutar una penetración de importancia, y luegoatacaron por aire ciudades en Irán. Al terminar la guerra, Saddam tenía un pie de fuerza deun millón de hombres, con 5.500 tanques y más de 500 aeroplanos. Aún más, se dice queen 1990 Irak tenía el mayor inventario de armas químicas en el tercer mundo, habíadesarrollado los medios de producirlos, y había mejorado la fuerza de misiles balísticosmodificando los Scuds soviéticos que tenía. Para destrozar la capacidad de Saddam para hacer guerra, Horner atacó los componentesvitales de Irak en forma metódica. Memorias del Sudeste de Asia producían las "tuercas ytornillos" de la campaña “Tormenta del Desierto” - la orden de misiones aéreas (AirTasking Order - ATO). Horner designaba los objetivos para toda la coalición de fuerzas, asícomo también para los misiles Tomahawk de la Armada, en una sola orden de misionesaéreas que frecuentemente alcanzaba 700 páginas en un día y listaba todas las misionesproyectadas para un período de 24 horas. El Tte. Gral. Jimmie V. Adams, que era entoncesjefe de estado delegado para planes y operaciones de la Fuerza Aérea, decía: "Tenemosnueve armas cantando de la misma hoja de música -así no lo hicimos en Vietnam. Hay sóloun ATO para todo el que vuele en Arabia Saudita." 40
  41. 41. La campaña aérea en sí fue una labor de muchas fases. La primera fase, que se calculabaque duraría de siete a diez días, comprendía ataques a las instalaciones de mando y controlde lrak; campos aéreos; lugares con misiles Scud; plantas de producción nuclear, química,y biológica; y otros industrias para la guerra. Muchas de esas plantas estaban localizadas enciudades de Irak, lo cual garantizaba que la población no podía ignorar la campaña aérea, altiempo que las municiones guiadas de precisión reducían al mínimo las bajas de civiles. La fase 2 consistía en destruir las defensas aéreas del enemigo para permitir a las fuerzasaéreas aliadas vuelos sin estorbos en Kuwait. La fase 3 estaba dirigida a las líneas desuministro, tropas iraquís en Kuwait, y la Guardia Republicana. Proyectadas originalmentepara proceder en incrementos sucesivos en un total de aproximadamente 30 días, las tresfases se desarrollaron simultáneamente debido a la abundancia de aeroplanos disponiblesde la coalición. La fase 4, la última fase, estaba dirigida a dar apoyo a las fuerzas aliadascuando comenzaran la ofensiva terrestre. Pero entonces, sin embargo, el poder aéreo habíadestrozado substancialmente la capacidad y la voluntad de lrak para resistir. Las instalaciones de mando y control de Saddam estaban en ruinas, y él no podíareaprovisionar sus maltrechos ejércitos, cuyas unidades en Kuwait y alrededor de lafrontera habían sufrido pérdidas de 50 por ciento. El ejército iraquí estaba como unacáscara de huevo que se agrietaba al más ligero golpe de las fuerzas de tierra aliadas en suavance. David Hackworth, un soldado de infantería en Vietnam que en Kuwait, estabacomo periodista, concluyó: "El poder aéreo hizo una tarea impresionante y virtualmente fueel que ganó esta guerra." . El Gral. de Div. Robert M. Alexander, Director de Planes de la Fuerza Aérea, Sub-jefe deEstado Mayor del Aire para Planes y Operaciones, declaró: "No había procedimientosformales para aprobar el planeamiento y la ejecución de un ataque convencional... En vistade estas circunstancias, bajo los auspicios del Estado Mayor Conjunto, la Fuerza Aérea creoun grupo conjunto de trabajo ad hoc, dándole las ideas generales necesarias para elplaneamiento." 41
  42. 42. El Coronel Warden dirigió esta diversa asamblea, compuesta de 30 a 40 oficiales de laFuerza Aérea, el Ejército, la Armada, y los Infantes de Marina. Partiendo de la base demuchas de las ideas de su libro, él desarrolló el concepto de operaciones con énfasis en elataque convencional estratégico como base fundamental de la campaña aérea. LosGenerales Horner y Glosson tomaron el plan conceptual de Warden, lo modificaron paraadaptarlo a sus propios puntos de vista, y acordaron las normas específicas para la ofensivade la Operación “Tormenta del Desierto”. Sin embargo, muchos observadores de la operación han pasado por alto el énfasis en laprimera fase de la campaña aérea -y que la fase 1 fue la clave de la destrucción de lacapacidad de Irak para hacer guerra. Ellos enfocan, más bien, en las fases 3 y 4 del asaltoaéreo (que se produjeron simultáneamente con la fase1), manteniendo que “Tormenta delDesierto” vindicaba la doctrina de la Batalla Aeroterrestre. La doctrina resultó seradaptable para guiar una ofensiva aérea dirigida a las fuerzas iraquís en Kuwait y en lafrontera de Kuwait. La Batalla Aeroterrestre, sin embargo, no considera la aplicación estratégica del poderaéreo contra la capacidad de hacer guerra y la voluntad de resistir de una nación enemiga.Para esta proyección conceptual la Fuerza Aérea tenía que valerse de circunstanciasfortuitas -y afortunadamente resultó que cuando Irak invadió a Kuwait, en el Estado MayorAéreo estaba un coronel con una clara idea del problema. Pese al éxito espectacular de lacampaña aérea en “Tormenta del Desierto”, la Guerra del Golfo no ofrece un patrón quegarantice éxito en la aplicación del poder aéreo en el futuro. No es probable que se vuelva a presentar la combinación de un enemigo del tercermundo, fragmentado, semi-industrializado, peleando una guerra convencional con equiposoviético en el ambiente de un desierto, y dirigido por un paria internacional quepersonalmente tomaba las decisiones militares, confiando en una red de mando y controlpara que se ejecutaran. Ni es probable que los Estados Unidos pronto vayan a confrontar unlíder tan inepto como Saddam. Él otorgó a la coalición aliada cinco meses y medio para 42
  43. 43. refinar planes y poner en orden sus fuerzas, permitiendo que sus fuerzas recibieran extensoentrenamiento en combate en el desierto. Durante este tiempo (ya lo largo de la guerra), sus oficiales de mando sufrieron la faltade información secreta y graves fallas de Inteligencia, mientras que los GeneralesSchwartzkopf y Horner recibían enormes cantidades de información a través de satélitesespías, aviones de reconocimiento, y vehículos no tripulados piloteados por control remoto. Saddam tampoco tomó iniciativa en acción militar de importancia alguna que hubierapodido afectar el curso de la guerra. Absteniéndose de avanzar a Arabia Saudita después dehaber invadido Kuwait, lo cual hubiera impedido a la coalición el uso áreas claves deestacionamiento, él no amenazó seriamente las bases aliadas cuando comenzó la guerra. "Simiraran de Dahrán las grandes cantidades de equipo que estábamos trayendo allí... Si ellos[los iraquís] hubieran lanzado un ataque químico persistente que nos hubiera denegado elpuerto de Darnmán, eso hubiera sido un problema de importancia." decía el GeneralSchwartzkopf. Él decía, además, que un ataque aéreo de los iraquís a la Base Aérea deRiyád hubiera causado tremendo daño. Saddam, sin embargo, prefirió poner en tierra sufuerza aérea bajo cubiertas endurecidas. Cuando esas cubiertas probaron ser vulnerables porlas bombas de los EE.UU., gran parte de la fuerza aérea huyó para refugiarse en Irán. En último análisis, la vulnerabilidad de Irak a la ofensiva aérea del General Horner pudohaberse derivado tanto de la idea de Saddam de aplicar las lecciones aprendidas de Vietnamcomo del esfuerzo de los líderes civiles y militares de los EE.UU. de desendemoniarse delos espíritos del Sudeste de Asia. El presidente de Irak creyó que Vietnam había extraídopermanente de los norteamericanos la voluntad de pelear una larga guerra en ultramar."Ustedes son una sociedad que no puede aceptar 10.000 muertos en una batalla," él dijo a laembajadora de los EE.UU.) April Glaspie, antes de atacar a Kuwait. El probablementepensó que los cinco meses de espera harían que el público de los EE.UU. reconsiderar losméritos del combate, y que las grandes bajas que él esperaba causar cuando se iniciaran las 43
  44. 44. hostilidades tendrían el mismo efecto en la voluntad de pelear del pueblo norteamericanoque la sangrienta ofensiva Tet en 1968. Aparentemente para aguijonear al General Schwartzkopf a lanzar un prematuro ataquepor tierra, Saddam lanzó misiles Scuds a Israel y a Arabia Saudita, lanzó asaltos a ArabiaSaudita (Kafji, por ejemplo), y arrojó petróleo kuwaití al Golfo Pérsico. Estas aventuras notuvieron mayor efecto en la guerra debido al poder aéreo de los aliados, una capacidad queSaddam descartó desde el comienzo de la crisis. "Los Estados Unidos se confían en laFuerza Aérea," él dijo el 30 de agosto de 1990, "y la Fuerza Aérea nunca ha sido factordecisivo en la batalla en la historia de la guerra." “Tormenta del Desierto” demostró locontrario. Saddam Hussein no era Ho Chi Minh, y el próximo enemigo difícilmente va a serSaddam Hussein. La relajación de tensiones entre los superpotencias hace probable unenemigo en el futuro próximo más bien que a largo plazo. El mundo bipolar de la guerrafría tendía a restringir los conflictos regionales debido a que la Unión Soviética y losEstados Unidos podían utilizar su ascendencia para mantener en línea estados dentro de suesfera de influencia. Sin embargo, ahora prevalece la incertidumbre en el escenariomundial. El Secretario de la Fuerza Aérea, Donald B, Rice, puntualizaba esta inestabilidad en elprólogo de su libro blanco "Global Alcance -Global Poder," publicado poco más de un mesantes de que Saddam invadiera Kuwait. Él decía: "Desarrollos internacionalesextraordinarios en los últimos años, han creado el potencial para un ambienteconsiderablemente diferente para la seguridad, cuando nos estamos aproximando alcomienzo del siglo veintiuno. Estos cambios requieren ideas frescas acerca del papel de lasfuerzas militares." La magnífica combinación de tecnología, planeamiento ingenioso, habilidad delliderazgo, y un personal bien entrenado y con coraje, en “Tormenta del Desierto”, es unbuen indicio de la habilidad de la Fuerza Aérea para responder en futuras contingencias. 44
  45. 45. Por más de medio siglo, los líderes de la Fuerza Aérea han mantenido que el poder aéreopuede ser un elemento decisivo en la guerra, y “Tormenta del Desierto” finalmente havindicado esta pretensión. Más importante todavía, el poder aéreo ha demostrado de nuevoque es -por encima de todo -un instrumento flexible de la política nacional, que utilizadocon imaginación e ingenio (como en “Tormenta del Desierto”), puede ser una fuerzadecisiva. 45
  46. 46. CONSIDERACIONES RESULTANTES DEL CONFLICTO La ocupación de Iraq ha hecho olvidar el largo período de sanciones económicas quesufrió el país desde agosto de 1990 hasta su derogación el 22 de Mayo de 2003,inmediatamente después de culminada la invasión. Impuestas por el Consejo de Seguridad(CS) de Naciones Unidas (ONU) tras la ocupación iraquí de Kuwait, el régimen desanciones no se levantó tras la liberación del emirato. Las sanciones fueron renovadas por el CS al término de la denominada Guerra delGolfo de enero-febrero de 1991 por medio de la resolución 687. Iraq debía cumplir trescondiciones impuestas en el alto al fuego:  Su desarme estratégico.  El reconocimiento de la soberanía de Kuwait.  Y el pago de todos los daños y perjuicios causados a particulares, empresas y Estados por la crisis ocasionada con su invasión de Kuwait el verano anterior. Según el entonces Secretario General de la ONU, Boutros Boustros-Ghali, Irak quedósometido a partir de entonces “[…] al más intrusivo [sistema] desarrollado nunca enel campo del control internacional de armas” . Sólo a finales de 1996 pudo Irak, demanera limitada y bajo control del organismo internacional, reanudar sus exportaciones depetróleo, tras la entrada en vigor del programa humanitario coloquialmente denominado“Petróleo por Alimentos”. Con ello se pretendía aliviar el grave coste humano queestaban provocando las sanciones en Irak. El impacto humanitario de las sancioneseconómicas sobre la población de Irak fue terrible. Como datos sintéticos de aquel largo período, cabe recordar que los indicadoreseconómicos y sociales del país retrocedieron a la época previa al inicio de lacomercialización del petróleo, en la década de 1950, y que la esperanza de vida de losiraquíes se redujo de los 66 a los 57 años en sólo una década, un hecho inédito enpoblaciones humanas modernas, consecuencia, esencialmente, de la multiplicación por dos 46
  47. 47. de la tasa de mortalidad infantil y por cinco de la materna. De la noche a la mañana elempobrecimiento de la sociedad iraquí fue absoluto, con sus dominantes capas medias defuncionarios y profesionales, calificados y secularizados, hombres y mujeres destinados apromover el cambio democrático en el país, hundiéndose en la miseria. En 1990 un denarioiraquí correspondía a más de tres dólares; durante los peores años de sanciones, laprimera mitad de los años 90, un dólar equivalía a 1.800 denarios. El costo de la cesta alimenticia se había multiplicado por 500, mientras que lossueldos de los funcionarios se devaluaron en un 80%. Solamente el eficaz sistema deaprovisionamiento alimentario puesto en marcha por el gobierno iraquí en el verano de1990 —elogiado por la ONU— impidió que la hambruna fuera generalizada, aunque elpaís registró el mayor retroceso mundial en malnutrición infantil. Este escenario de crisis humanitaria no fue únicamente el resultado de unas sancioneseconómicas que impedían a Irak no sólo exportar petróleo, sino igualmente desde losexcelentes dátiles que producían sus palmerales a los electrodomésticos ymedicamentos básicos que fabricaba una economía ciertamente diversificada. Fueasimismo el resultado de la devastación ocasionada en los 42 días de bombardeos a losque se sometió el país de extremo a extremo durante la Operación Tormenta delDesierto de 1.991, una intervención cuyo objetivo formal era liberar Kuwait de laocupación iraquí y restituir en sus poltronas principescas a los miembros de la familiaas-Sabah. Con esta Operación, la coalición multinacional causó premeditadamente unadestrucción de la infraestructura civil iraquí cifrada en 22.000 millones de dólares, según uninforme de la ONU. Las sanciones fueron un arma de destrucción masiva silenciosa, “otraforma de guerra”. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero especialmente EEUU y ReinoUnido, han violado radicalmente aquellas mínimas condiciones de comportamientocivilizado en su programa de sanciones dirigido contra la torturada población de Irak, lo 47
  48. 48. que incluye el programa de Petróleo por Alimentos, que él intentó, de forma valiente,dirigir de forma humana, luchando contra los crueles e incesantes obstáculos. Según las Agencias especializadas de la ONU, la prolongación durante 13 años delas sanciones económicas costaron al pueblo de Iraq un millón y medio de muertos, de ellos600.000 menores de cinco años. Lo aquí narrado es, sencillamente, la letra pequeña deese gran genocidio que fue cometido premeditadamente por algunos gobiernos y toleradopor el resto de la denominada “Comunidad Internacional”. Durante aquellos largosaños, estos hechos fueron considerados, en la mayoría de los casos, unaexageración o propaganda del régimen de Sadam Husein, o, cuando se llegaba a aceptar suverosimilitud, hechos cuya responsabilidad correspondía en exclusiva a los dirigentesiraquíes:“Los datos que no encajaban con la estrategia de Estados Unidos y de Reino Unido dedebilitar Iraq bajo las sanciones eran ignorados, cuestionados o rechazados comoinformación inadecuada de la ONU o propaganda iraquí”, señalará von Sponeck ensu libro: Autopsia de Irak. Luego enfatiza: “Las sanciones contra Irak supusieron unaviolación consciente del Derecho Internacional. Las sanciones: otra forma de guerra”. Como Asistente del Secretario General de la ONU, Hans C. von Sponeck llegó aBagdad el 8 de noviembre de 1998 para hacerse cargo de la dirección de la Oficina delCoordinador de las Operaciones Humanitarias en Iraq de las Naciones Unidas (UNOHCI),la estructura establecida por el organismo internacional para la gestión delprograma Petróleo por Alimentos. A la llegada de von Sponeck a Irak este programallevaba prácticamente dos años funcionando y las sanciones económicas impuestas por elCS más de ocho. Perfilado en la resolución 986 de 14 de abril del CS, el programa Petróleo por Alimentoshabía sido finalmente aceptado por el gobierno de Irak a comienzos de 1996, trasnegociaciones personales entre el vice primer ministro iraquí Tareq Aziz y el SecretarioGeneral de Naciones Unidas Boutros Boustros-Ghali. Irak tuvo que aceptar a regañadientesy con enmiendas menores el eufemísticamente llamado “programa humanitario” tras 48
  49. 49. años de haberse resistido a formulaciones anteriores redactadas por EEUU y Reino Unidoa su propia conveniencia. Hans C. von Sponec k, uno de los altos cargos más relevantes de Naciones Unidas quedimitió antes que poner en práctica políticas inhumanas dirigidas por el gobiernoBush contra la población de Irak, ha tomado medidas para acabar con uno de los mayoresactos de agresión: el sitio medieval de Irak. CRISIS HUMANITARIA Por aquel entonces, la crisis humanitaria que sufría Iraq era aterradora. Mientras queFrancia, China y Rusia se hacían eco de la consideración más que razonable del gobiernode Iraq de haber satisfecho ampliamente las exigencias incluidas en la mencionadaresolución 687 de 1991, los gobiernos estadounidense y británico se oponíanradicalmente a cualquier discusión sobre el tema. Iraq tuvo así que aceptar finalmente laaplicación de un programa que, formalmente destinado a aliviar la crisis humanitariaque aquejaba a la población, era en realidad un subterfugio de EEUU y Reino Unido paraeludir el fin de la causa de tal sufrimiento: la prolongación de las sanciones. El programa en esencia permitía al gobierno iraquí exportar de nuevo petróleo, perobajo estrictas medidas de control internacional, violando gravemente la soberanía de Iraq.De hecho, la fórmula negociada para la aplicación del programa Petróleo por Alimentos porel gobierno iraquí y la Secretaría General de ONU conservaba los elementos que Iraq sehabía negado a aceptar desde hacía años, esencialmente: la escisión territorial delKurdistán iraquí en la aplicación del programa —con notorias ventajas respecto al restodel país—, la gestión foránea de los recursos, y la sustracción del 30% de los ingresos dela venta de petróleo para el pago de las indemnizaciones por la Guerra del Golfo por partedel CS, un procedimiento inédito en la historia del organismo y extremadamentepolémico desde el punto de vista jurídico. 49
  50. 50. Iraq tenía que pagar con el dinero obtenido por la venta de su petróleo no sólo lascantidades establecidas para la deuda de guerra (17.000 de los 64.000 millones de dólaresque Iraq obtuvo entre diciembre de 1996 y marzo de 2003), sino todo el dispositivo delorganismo internacional desplegado sobre el terreno, incluidos los sueldos de losfuncionarios y empleados de la ONU. Al dinero retraído por distintos conceptos se uníanlas cantidades empleadas en la adquisición de productos cuyos contratos eranbloqueados por el Comité de Sanciones de la ONU o que llegaban con notablesretrasos al país. Al final, como señala von Sponeck, el programa Petróleo por Alimentosapenas aportaba 60 céntimos por persona y día, es decir, poco más de 200 dólares anuales,cuando la renta per cápita en Iraq en 1.989 era superior a los 3.000 dólares. Con el paso del tiempo se puso de manifiesto cada vez más nítidamente que la esenciaoculta de la estrategia de EEUU y Reino Unido tenía por objetivo, más que acabar conel régimen de Sadam Husein, la destrucción de la sociedad iraquí, el desmantelamientode Irak como Estado y como país. Sólo así se entiende tanto el meticuloso mecanismo dedestrucción que supusieron las sanciones como las medidas tomadas inmediatamentedespués de culminada la invasión, en concreto la inhibición ante el saqueo y ladestrucción, la disolución por decreto de las instituciones y su sustitución por otrasnuevas basadas en criterios sectarios. 50

×