Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

MODELOS CAUSALES EN EPIDEMIOLOGÍA. Epidemiología. LolaFFB

39,732 views

Published on

Apuntes de clase ampliados. Facultad Medicina. Universidad de Sevilla. Curso 2010-2011.

Published in: Health & Medicine
  • If u need a hand in making your writing assignments - visit ⇒ www.HelpWriting.net ⇐ for more detailed information.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Comprueba la fuente ⇒ www.EddyHelp.com ⇐. Este sitio me ha ayudado a escribir artículos científicos en inglés y español.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

MODELOS CAUSALES EN EPIDEMIOLOGÍA. Epidemiología. LolaFFB

  1. 1. Lola Fernández de la Fuente Bursón Epidemiología Página 1 TEMA 11. MODELOS CAUSALES EN EPIDEMIOLOGÍA CAUSALIDAD EN EPIDEMIOLOGÍA: PARADIGMAS A la hora de analizar los problemas de salud y su solución podemos decir que, a lo largo de la historia, han existido dos paradigmas, uno más práctico y uno más teórico: 1. Paradigma Social (no biologicista). Se trata de teorías causales que explican la distribución de las enfermedades en la población mediante el análisis de los determinantes sociales, económicos, culturales…que causan las desigualdades en los niveles de salud de las poblaciones. Entiende que la salud no sólo depende de las características biológicas de los seres humanos sino también de la situación en la que éstos viven. 2. Paradigma Biologicista o Biomédico. Son teorías sobre la producción de las enfermedades, que explican los mecanismos fisiopatológicos que siguen los problemas de salud. A partir de los 80 el paradigma biomédico pierde fuerza y se recupera el paradigma social, ya que siempre se van a tener en cuenta las características sociales. MODELOS CAUSALES DEL PARADIGMA BIOMÉDICO 1. Teoría Unicausal. Se dio a finales del siglo XIX. A partir del momento en que se consigue aislar el agente infeccioso de la tuberculosis, surgen dos teorías: a. Teoría Mentalista. b. Teoría Socialista. La teoría mentalista o “teoría del germen” afirmaba que cada enfermedad poseía un germen o agente infeccioso causal específico. Era una relación causa-efecto de la enfermedad. Nacen otras teorías como la “teoría del contagio de Koch”, muy simple y de poca trascendencia (olvidada desde los años 30), además dejaba serios vacíos: ¿Por qué no todas las personas expuestas se llegan a infectar? ¿Por qué no todas las personas infectadas llegan a desarrollar la enfermedad? Debido a estas y otras causas se desecha la teoría mentalista y la del contagio de Koch y se introduce el término “ambiente”. Así surge la teoría socialista: entre el agente y el huésped hay un ambiente en el que ambos conviven, y que determina la aparición de la enfermedad.
  2. 2. Lola Fernández de la Fuente Bursón Epidemiología Página 2 2. Teorías Multicausales. Surgen en los años 60 y presentan dos características esenciales: Sugieren asociaciones múltiples entre distintos factores y la aparición de la enfermedad. Se trata de un determinismo más débil, ya que existen múltiples causas que provoquen la enfermedad. En esta época las teorías científicas y modelos causales en general estaban abandonando el determinismo tan fuerte que suponía el modelo unicausal. Introducen el concepto de factor de riesgo, permitiendo el establecimiento de una lógica de probabilidades (la teoría unicausal tenía una lógica más bien inductiva). Los factores de riesgo se corresponden a las causas múltiples. Se pueden investigar, y su estudio permite conocer la probabilidad de que se desarrolle la enfermedad. En la actualidad, cuando hablamos de la hipertensión o tabaco utilizamos la palabra factor de riesgo, en cambio cuando hablamos de agentes infecciosos no hablamos de factor de riesgo. Entonces, ¿existe alguna diferencia entre ambos desde el punto de vista causal? La respuesta es “no”: ambos son factores de riesgo. No solemos denominar como factor de riesgo a los gérmenes, ya que las enfermedades infecciosas se clasifican de forma etiológica unicausal [gérmen determinado (causa)  enfermedad infecciosa concreta (efecto)]. Un ejemplo es el modelo de Rothman (1976). MODELO DE ROTHMAN Este modelo introduce un planteamiento esquemático de la enfermedad que incluye tres tipos de causa: Causa componente: son los componentes de riesgo que cuando se unen de una manera determinada producen la enfermedad. La diferencia con las causas suficientes radica en el número: las causas componentes no precisan un número mínimo (puedes estar enfermo con todas las causas que componen la enfermedad o simplemente con la combinación mínima que conforma la “causa suficiente”). La epidemiología investiga el modo en que se unen esos componentes para establecer los diferentes niveles de prevención. Causa suficiente: siempre que está la causa está el efecto. Es el conjunto mínimo de causas componentes que dan lugar a la aparición de la enfermedad. El hecho de que exista esa combinación de causas determina la aparición de la misma. Según este modelo, el número mínimo de causas componentes para formar una causa suficiente son 5; pero esto no es necesariamente así: pueden ser necesarias 10, 20 ó 40 causas (o incluso una única causa por sí misma) para dar lugar al inicio de la enfermedad. Por esto, hay gente que presenta varios factores de riesgo sin desarrollar la enfermedad (no han alcanzado el número o combinación apropiada para que ocurra). Causa necesaria: siempre que está el efecto está la causa. Si ha tenido lugar la enfermedad, es porque ha existido una causa específica, concreta, necesaria, para
  3. 3. Lola Fernández de la Fuente Bursón Epidemiología Página 3 que se dé dicho efecto. Sin esa causa, no se habría podido desarrollar la enfermedad aunque haya 20 causas componentes más. En el caso de las enfermedades infecciosas es absolutamente imprescindible la aparición del agente infeccioso. Es una causa necesaria, pero no suficiente. Hay enfermedades que tienen causas necesarias y otras que no. Así surgen un nuevo concepto: el de la proporción atribuida o atribuible de la enfermedad a las causas. La proporción atribuible a cada causa dentro de la enfermedad equivale a la parte de la enfermedad que genera dicha causa. Esta proporción depende del modo en que se distribuyen los factores de riesgo en la población. Si conocemos la parte de la enfermedad que corresponde a cada causa suficiente, podremos saber qué aspecto de la enfermedad vamos a subsanar al suprimir dicha causa. El estudio de las proporciones atribuibles permite dar, por tanto, una adecuada respuesta sanitaria, mediante la elaboración de estrategias de prevención que contengan las causas. PEDIR APUNTES URGENTEMENTE!! BELEN O QUIEN SEA! Una analogía sería la exposición de un seminario: cada componente del grupo sería una causa, la exposición del seminario se correspondería a la enfermedad, y la proporción atribuible a cada persona componente del grupo (a cada causa) sería la parte del trabajo de la que se encarga cada uno de ellos (la presentación, el desarrollo, las conclusiones…).

×