Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Conquistar el futuro: La Reputación del Siglo XXI

466 views

Published on

La revista de la Cámara Oficial Española de Comercio en República Dominicana publica un artículo de Eduardo Hernández-Aznar, director de LLORENTE & CUENCA en República Dominicana. En él, pone de manifiesto el protagonismo de los millennials, como auténticos protagonistas de la sociedad del cambio en la que ya nos encontramos.

Published in: Leadership & Management
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Conquistar el futuro: La Reputación del Siglo XXI

  1. 1. EMPRESA _. _4 _, t. ES INNEGABLE QUE VIENEN EMPUJANDO UNAS VARIABLES IMPULSORAS DE CAMBIO QUE AFECTAN, ESPECIALMENTE, A LAS ORGANIZACIONES. LOS DIRECTIVOS DE LAS COMPAÑIAS TIENEN RESERVADO YA UN ESPACIO PARA LA ÉTICA GRACIAS AL ACTIVISMO PRESIONADO POR DIVERSOS COLECTIVOS. Por Llorente &Cuenca el mercado rompiendo paradigmas y viejos valores. La cuenta de resultados económi- co-frnanciera no es ya la única preocupación para las empresa. Ahora ya entran en juego nuevas expli- caciones y resultados como la ética, la gobemanza, el medioambiente, la gestión del talento o la contri- bución social. I os mtllenníalr están entrando con fuerza en LA TRANSPARENCIA Las compañías se mueven hoy en un escenario con mayor transparencia donde no sirve decir lo que eres sin serlo verdaderamente. El fenómeno de la hiper- trunspurenczu exige ser coherente con lo que deci- mos y hacemos con nuestros públicos y stakeholdets. Si, de lo contrario, hoy en día se pretende engañar a las respectivas audiencias, constituiría un grave error para los intereses de negocio de cualquier organiza- ción. los ciudadanos están cada vez más empodera- dos, van armados con un teléfono móvil, con una cuenta en twitter y con cientos o miles de seguidores que, en algún momento, podrían dañar seriamente la reputación de una compañía. Me viene a la men- te el caso de Molly Katchpole, una niñera de 22 años indignada por las altas comisiones de Bank of Arné- rica. Decidió trocear la tarjeta del banco y difundido en las redes, consiguiendo que el todopoderoso Ban/ e w 22 a Octubre-Diciembre 1015 ofAmértcu rectificara eliminando todas las comisio- nes por retirada de dinero. Como Katchpole, hay más ejemplos y los nuevos mlllenrtuzls no esperan. Es el momento, por tanto, de que las empresas comporten estrategias proactivas en lo relativo a la transparencia porque, ser reactivos en estos casos, puede representar una pérdida de reputación insal- vable. El caso de British Petroleum, por ejemplo. La compañía viene haciendo frente a ingentes pérdi- das millonarias motivadas no solo por el accidente que sumió al Golfo de México en una de las mayo- res catástrofes ecológicas de la historia. Lo que pro- porcionó su gran pérdida reputacional al margen de más de 25.000 millones de gastos en compensacio- nes y limpieza fueron declaraciones como las de su líder, Tony Hayward quien minusvaloró la alerta de la catástrofe porque tenia que jugar al golf. Frases como “El Golfo dell/ léxico es un lugar muy grun- de” o “quiero mi tarda de vuelta ”, tras el acoso día y noche de los periodistas, no ayudó, El costo repu- tacional para BP es tan alto que tendrá un carácter generacional. Hoy ya no solo cuentan los rankings de las empre- sas con mayores ingresos, entran en el juego nue- vas configuraciones tales como las más admiradas, las más deseadas, las de mayor valor en el mercado. LOS CONSUMIDORES Entre otros valores destacados en el seno de la repu- 1 J Ïs
  2. 2. EMPRESA al! Octubre-Diciembre 2.015 o 23 ( )
  3. 3. FUTURO PRÓXIMA SAÍDA ¿l tación de las compañias, la innovación y la respon- sabilidad social estan en alza para los nuevos consu- midores. Especialmente en la innovación es donde están despuntando los nuevos empresarios del futu- ro. Aquellos que si están entendiendo el rumbo ha- cia el que está girando los nuevos activos empresa- riales. Ante este nuevo paradigma, el talento repre- senta un verdadero motor de car-tibio. Ese conducto por el cual las organizaciones compiten en la gran rueda del mercado internacional, la primera división mundial del comercio. Del mejor talento surgen las grandes ideas y de las grandes ideas la innovación. Compañias como Uber; Bla Bla Car, Atrbnb o Snape/ rat son el ejemplo actual de la apuesta por la innovación a través del talento. Comparten entre ellas conectividad, inmediatez, participación, vira- lización, ahorro, seguridad, adaptación, multiloca— ción. . . valores que exigen los nuevos míllenníals y cada vez copan más mercado. Las compañias del mañana, hoy son una reali- dad. Otras tendencias innovadoras las marcan em- presas como Leap Motion (tecnologia punta, al es- tilo Minority Report), Tlaalmtclabs (nuevos dispo- sitivos para presentaciones en movimiento), Z5and— Me (pruebas genéticas para descubrir tu árbol ge- nealógico) o Maleerbot (imprimir en 3D), son algu- nos ejemplos desde donde un día, gracias a una idea de una persona con talento, se puso en marcha una actitud innovadora que ha derivado en una empresa exitosa de innumerables beneficios. Como apunta José Antonio Llorente, presidente y fundador de la firma Llorente 8: Cuenca, en esta so- ciedad del cambio en la que ya nos encontramos, “El ciudadano se ba convertido en un protago- nista fundamental en el devenir de los aconteci- mientos de nuestros atar”. El talento, se ha conver- 24 o Octubre-Diciembre 2015 tido en la palanca de la verdadera transformación de nuestro tiempo. ESOS MILLENNIALS Pero ¿qué son los mtllenntalsñ ¿cuáles son esas tendencias que demanda la nueva sociedad del cambio? Los míllennzalr representan la nueva fuerza laboral del futuro, son más flexibles, encar- nan un cambio de valores, modifican decisiones y cambian paradigmas. El empoderamiento ciuda- dano, la economía colaborativa en un entorno de nuevos modelos de conversación, donde la innova- ción es igual a reputación y donde la transparen- cia está haciendo caer a grandes imperios del pasa- do como la FIFA, representan algunas de esas ten- dencias. Los empresarios se presentan como nuevos modelos sociales, algunos equiparadosfia las gran- des estrellas deportivas. Hace una década, la opi- nión pública no conocia los nombres de los em- presarios mas importantes, hoy todo el mundo sabe quién fue Steve Jobs o quien es Mark Zuckerberg o los nuevos conceptos de identidad digital, don- de la reputación también se mide en la red; la tec- nología social, como nueva revolución industrial, el Grau/ funding, voluntarios digitales de emergen- cias; la gestión de la experiencia, (es inaudito que un consumidor haga cola en una tienda de Apple para comprar un nuevo producto) o las multilati- nas a la conquista del mundo. Estas son algunas tendencias que se reescriben cada día y ayudan a reabrir nuevos caminos. Para ello, es imprescindible contar con una buena repu- tación y tener en cuenta los nuevos activos que ya consiguieron romper la tradición anquilosada de empresas que se miden por su tamaño financiero. Debemos estar preparados para un futuro don- de las ideas pueden marcar el rumbo. Sin embargo, como decía el ingeniero Nicola Tesla, “en realidad no me preocupa que me roben mis ideas, sino que ellos no las tengan”. Efectivamente, la ausen- cia de ideas seria el verdadero problema y las empre- sas que apuesten por el mejor talento serán las que más innoven y formen parte del ideario del consumi- dor del futuro, que ya es presente. I

×