Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Abuso sexual y maltrato infantil

1,644 views

Published on

Definición de maltrato según CONACMI:
El Maltrato a niños, niñas y adolescentes son todas aquellas acciones u omisiones no accidentales, cometidas contra un niño, niña o adolescente, de parte de su padre, madre, y/o de las personas e instituciones responsables de su cuidado y protección, las cuales provoquen daños físicos y psicológicos que afecten de manera temporal o permanente su desarrollo integral.

Published in: Law
  • Be the first to comment

Abuso sexual y maltrato infantil

  1. 1. Salud infantil Curso virtual Módulo 1 El abuso sexual y el maltrato infantil Qué son el abuso sexual y el maltrato infantiles Frase Introducción Visión
  2. 2. La mayoría de las personas tenemos una idea de qué es el maltrato infantil, sin embargo, resulta difícil precisar el concepto, ya que cada cultura, momento histórico y sociedad ponen el límite permitido de la relación con sus niños y niñas en un lugar diferente. Entre las principales dificultades que podemos encontrar para definir el maltrato están las siguientes: • Las conductas de maltrato son muy heterogéneas. Por ejemplo, el maltrato físico y emocional, la negligencia y el abuso sexual no tienen muchas cosas en común, salvo que hacen daño a los niños y niñas. • La definición de maltrato puede centrarse en cosas distintas: la conducta del maltratador, los efectos en la víctima, el código penal vigente, etcétera. En general, la legislación y los conceptos profesionales se han centrado más en la conducta del que maltrata, porque el enfoque predominante durante décadas ha sido el penal y no necesariamente el enfoque de la protección integral. • Los profesionales de distintas ramas tienen enfoques diferentes, con conceptos, clasificaciones y vocabulario que no siempre coinciden. • La operacionalización o medida que diferencia el maltrato del no maltrato conlleva dificultades objetivas y subjetivas y está sujeta a apreciaciones culturales, profesionales, legales y judiciales que cambian con frecuencia y son diferentes entre culturas y sociedades. Por eso se considera que para definir el maltrato infantil conviene hacerlo desde dos enfoques complementarios: • El modelo de deficiencia. • El modelo de bienestar de la niñez. El Modelo de Deficiencia Es el predominante y focaliza la conducta del maltratador y los daños o carencias sufridos por los niños y niñas. Desde este modelo, se entiende por maltrato toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, mientras que el niño o niña se encuentre bajo la custodia de los padres, de un tutor o de cualquier otra persona o institución que lo tenga a su cargo. Este modelo es útil porque señala el maltratador y el daño producido, facilitando la toma de decisiones legales, sobre si los responsables de los niños y niñas pueden mantener la tutela o no. Ha sido el modelo predominante a nivel mundial y aquel por el que se guían los sistemas de protección jurídicos y los de protección de la niñez. 1
  3. 3. Este modelo, aunque eficiente en algunos casos, también presenta algunos problemas, por ejemplo: • Se ocupa únicamente de casos muy extremos y solo si estos son denunciados ante alguna de las instancias que conforman el sistema de justicia penal. • No toma en cuenta los recursos positivos de la familia maltratadora, los cuales podrían permitir al niño o niña mantenerse dentro de ella, siempre y cuando se les brinde apoyo en la crianza de sus hijos e hijas. • En casos extremos, los niños y niñas víctimas son separados de sus padres, madres, hermanos y de su comunidad con la intención de protegerlos. Son llevados a un hogar de protección y abrigo, donde por unas razones u otras, acababa sufriendo maltrato institucional, generando todo un proceso de revictimización. El modelo centrado en el bienestar Desde este modelo, se define al maltrato como una acción, omisión o trato negligente, no accidental, que priva al niño o niña de sus derechos y su bienestar, amenazando y/o interfiriendo su desarrollo físico, psíquico y/o social. Los autores del maltrato pueden ser personas, instituciones o la misma sociedad. Ventajas de este modelo • Toma como referencia el bienestar de los niños y las niñas y no se limita a situaciones de maltrato. • El modelo reconoce que también puede haber maltrato institucional e incluso social. • Hace intervenciones, no solo orientadas a evitar el maltrato, sino a conseguir el buen trato. Es decir que para apoyar el desarrollo integral de la niñez, no es suficiente no maltratar, sino además es necesario tratar bien a los niños y a las niñas. • Tiene un enfoque preventivo del maltrato infantil. Desventajas de este modelo • La mayor limitación de este enfoque es la dificultad para aplicarlo penalmente, ya que requiere del Estado condiciones que aseguren el bienestar y no solamente de evitar el maltrato. Por esta razón es necesario definir el maltrato, partiendo de reconocer las necesidades de la niñez, para construir un concepto de malos tratos. Esto además implica crear una nueva clasificación de necesidades y una identificación de factores protectores y factores de riesgo en relación con cada una de estas necesidades. 2
  4. 4. Los factores protectores sirven para diseñar intervenciones preventivas, mientras que los factores de riesgos son útiles para tomar decisiones por parte de los sistemas de protección de los niños y las niñas. La Asociación Nacional Contra el Maltrato Infantil (Conacmi) toma como referencia el segundo modelo, al cual se le añade un enfoque sustentado en el modelo ecológico o ecosistémico. Este acercamiento da a la problemática una visión integral, ya que no se limita únicamente a abordar la problemática desde el ámbito intrafamiliar, sino reconoce que la misma se da en varios escenarios, en los cuales es necesario hacer una intervención coordinada. “El modelo ecológico, es un método de análisis que integra los diferentes espacios en que los seres humanos se desarrollan concibiéndolos como subsistemas de un todo dinámico interrelacionado, facilitando de esta manera el estudio, investigación y el diseño de estrategias de intervención ante el problema social”. Isabel Velásquez, “La violencia contra la niñez, un obstáculo para la democracia”. Los escenarios que identifica el modelo ecológico son: El Macrosistema Es el sistema de valores, creencias y prácticas sociales generalizadas, en este caso los patrones y métodos de educación estrechamente ligados con la imagen tradicional de los niños y niñas y la experiencia en la resolución de conflictos de la sociedad y en la cultura. El Exosistema Lo conforma el entorno próximo. Incluye las estructuras formales e informales que son un engarce entre la cultura y el individuo. Por ejemplo, la escuela, la comunidad, el mundo laboral, las instancias de aplicación de justicia, las instituciones religiosas, la red vecinal, etcétera. El Microsistema Es la familia, sus patrones de crianza, ajustes, aspiraciones y la niña y el niño con sus necesidades y características particulares. La familia idealmente debería de ser un lugar de protección, realización, seguridad afectiva… el lugar idóneo para aprender a vivir. Definición de maltrato según Conacmi El Maltrato a niños, niñas y adolescentes son todas aquellas acciones u omisiones no accidentales, cometidas contra un niño, niña o adolescente, de parte de su padre, madre, y/o de las personas e instituciones responsables de su cuidado y protección, las cuales provoquen daños físicos y psicológicos que afecten de manera temporal o permanente su desarrollo integral. 3
  5. 5. El maltrato a niños, niñas y adolescentes es una problemática antigua, compleja y multicausal, en la que se involucra no solo a la víctima y victimario o victimaria, sino también a la familia y la comunidad. Clasificación del maltrato infantil Existen diferentes clasificaciones relacionadas al maltrato a niños, niñas y adolescentes que reflejan lo complejo de este fenómeno social, sin embargo, a continuación se presenta la clasificación que expresa aquellos casos que se presentan con mayor frecuencia en nuestra realidad: • Maltrato físico • Maltrato emocional • Maltrato por negligencia, descuido o abandono • Abuso sexual Esta clasificación se hace con fines de que podamos identificar el maltrato y que lo podamos enfrentar de la mejor manera, ya que sabemos que en la realidad muchos casos se presentarán a través de una combinación de estas formas en los mismos niños, niñas o adolescentes. Maltrato físico Ocurre cuando una persona que está en una relación de poder frente a un niño, niña o adolescente, le causa daño no accidental provocándole lesiones externas, internas o ambas. El castigo físico, crónico no severo, también constituye una forma de maltrato, el cual no depende del impacto o grado de intensidad de los golpes, sino de la frecuencia con la que se aplica. El maltrato físico en la modalidad de castigo corporal es muy frecuente, pues el golpe ha sido considerado históricamente como una necesidad para corregir y educar a los hijos, hijas, alumnos o alumnas dentro de la familia y la escuela. Maltrato emocional Son acciones u omisiones intencionales que dañan la autoestima y el desarrollo potencial de un niño, niña o adolescente. Es decir, es algo que se haga o se deje de hacer. El maltrato emocional se da cuando las personas adultas que están a cargo del cuidado y/o la crianza de los niños, niñas o adolescentes los insultan, cuando no reconocen los esfuerzos y las cosas que los niños o las niñas hacen bien o tratan de hacer bien. Cuando los ponen de manera permanente en ridículo frente a los demás. Cuando los rechazan y no les ponen atención ni les brindan cariño. Cuando los amenazan constantemente y por cualquier cosa. También se da cuando los manipulan a cambio de que hagan lo que los adultos quieren. Cuando se les explota laboral o económicamente. 4
  6. 6. Cuando se les compara con otros niños o niñas. Cuando se espera siempre más de lo que a su edad los niños o niñas pueden hacer. Asimismo cuando no se les tiene confianza y no se les cree. Cuando se les pone apodos, se tienen preferencias de unos sobre otros y no se les trata igual. Y también cuando no se cree en ellos y ellas. El maltrato emocional Es la forma de maltrato más difícil de identificar a simple vista. Sin embargo es el que deja una huella más profunda en la personalidad de quien lo sufre, lo cual repercute negativamente en el desarrollo de sus capacidades, generando actitudes de agresividad, rebeldía, desobediencia, o por otro lado de dependencia, pasividad y/o conformismo. Maltrato por negligencia, descuido o abandono Esta forma de maltrato se da cuando la persona o las personas que tienen a su cargo el cuidado, educación o crianza del niño, niña y adolescente no satisfacen sus necesidades básicas, teniendo posibilidad de hacerlo. Es decir que para definir que existe maltrato por negligencia, las personas deben poseer los recursos para satisfacer las necesidades básicas. No hay que confundir con negligencia aquellas situaciones en donde los padres o las madres, aun queriendo dar lo necesario, no tienen las posibilidades de satisfacer las necesidades básicas, para que un niño o una niña se desarrollen integralmente. Cuando hablamos de necesidades básicas no hay que olvidar que todos los seres humanos necesitamos recibir amor, atención y afecto y que muchas veces las personas adultas responsables del cuidado de los niños y niñas no lo ven como algo importante y básico para el desarrollo integral, por lo que centran o limitan sus responsabilidades en proporcionar cosas materiales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque todos los seres humanos necesitamos lo material, también es importante el lado afectivo, para poder desarrollarnos de manera integral. Otras formas menos comunes de maltrato son: • Síndrome de Münchhausen: se da cuando los adultos encargados del cuidado del niño o niña, crean una enfermedad ficticia, con síntomas físicos en las niñas y niños. • Maltrato prenatal o fetal: Se da cuando de manera intencional o por descuido se afecta a los bebés antes de su nacimiento. • Síndrome del zarandeo: se da cuando se ocasionan movimientos bruscos que afectan directamente la cabeza, ocasionando daños en el cerebro. 5
  7. 7. • Síndrome de alienación parental: es un desorden psicopatológico en el cual un niño o niña, de forma permanente, denigra e insulta sin justificación alguna a uno de sus progenitores, por coacción por parte de la madre, padre o encargado. • Bullying:eltérminovienedelinglésyseutilizaparadescribirdiversostiposdecomportamiento, que bien podíamos identificar como formas de violencia, que surgen en una relación de poder entre niños,niñasy/oadolescentesencontradeotrosniños,niñasyadolescentes.Estoscomportamientos, pueden incluir golpes, burlas, amenazas, bromas pesadas, formas de extorsión e intimidaciones, las cuales pueden llegar a ser muy dañinas para quienes las sufren, generalmente en silencio y en soledad. Lo más importante no es la acción en sí misma, sino los efectos que produce entre sus víctimas. No debemos subestimar el miedo que un niño, niña o adolescente intimidado puede llegar a sentir. Abuso sexual El abuso sexual infantil es una de las peores formas de violar los Derechos Humanos de la niñez y la adolescencia. Es una expresión de violencia que se fundamenta en una relación de poder, es decir en una relación desigual entre una persona y la otra (la víctima y el victimario). La misma tiene un origen histórico socio cultural, que busca someter la voluntad del niño, niña y adolescente por medio del ejercicio del poder físico o emocional que se expresa en cualquier contacto sexual directo e indirecto hacía un niño, niña o adolescente por parte de un adulto o joven mayor, con el objeto de tener una satisfacción de contenido sexual. Generalmente el abuso sexual infantil no es un acto violento en contra del niño o de la niña, sino que el abusador, quien generalmente es una persona conocida o muy cercana a la familia y quien goza de confianza del niño o niña y de su círculo familiar, aprovecha esa situación para buscar gratificarse sexualmente a través de diferentes acciones. Manifestaciones del abuso sexual • Tocar a un niño en sus genitales (con o sin ropa). • La penetración en sus genitales, con un objeto. • La penetración en sus genitales, ya sea con el dedo o el pene. • El forzar al niño, niña o adolescente a tener una actividad sexual con un adulto u otro niño o niña ya sea anal, oral, o vaginal. • Acto sexual sin penetración. • El exhibirse desnudo ante un niño, niña o adolescente. • El espiar a un niño, niña o adolescente desnudo. 6
  8. 8. • Mostrarle a los niños, niñas o adolescentes material pornográfico, ya sea escrito, fotográfico o audiovisual. • La explotación sexual comercial infantil, la cual incluye prostitución infantil, turismo sexual infantil, pornografía infantil, tráfico e incesto. • El estupro, que se tipifica como un ofrecimiento o engaño, de parte del adulto, para obtener alguna gratificación sexual, la cual le cause daño a la víctima. • Violación. Características del abuso sexual • El uso de la fuerza o amenaza. • La diferencia de edades entre la víctima y el victimario. • El soborno o chantaje emocional, para conseguir la participación de la víctima en la actividad sexual. • La manipulación afectiva para que participe y no revele la situación de abuso que está experimentando. • La diferencia de tamaño, de poder, de estatus o de liderazgo en el grupo de niños y niñas de la misma edad. Bibliografía Félix López Sánchez; Necesidades infantiles: La respuesta de la familia, la escuela y la comunidad; Universidad de Salamanca. Reina Isabel Velásquez Sandoval; La violencia contra la niñez, un obstáculo para la democracia; Centro Nicaragüense de Promoción de la Juventud y la Infancia, DOS GENERACIONES; Managua Noviembre de 1996. El maltrato y abuso sexual infantil. Definición y diagnóstico. Guía número 1; CONACMI; 2003. 7

×