Economía 4.0

323 views

Published on

Un informe que proporciona datos que facilitan la interpretación de los efectos de la Economía 4.0 sobre la demanda, el empleo y, en definitiva, en la sociedad.

Published in: Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
323
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Economía 4.0

  1. 1. 1 Ulled Knowledge Research Abril 2016 4.0
  2. 2. 2 Índice 1) Introducción 2) Industria 4.0 3) La revolución energética 4) La paradoja del desempleo 5) Términos Clave
  3. 3. 3 “La cuarta revolución industrial es algo totalmente distinto a lo que la humanidad ha vivido hasta ahora” Klaus Schwab, presidente y fundador del Foro Económico Mundial de Davos, Enero 2016 1) Introducción La economía mundial está viviendo una transformación irrevocable debido a una nueva revolución industrial que disipa los límites tecnológicos entre los sectores digital, productor y biológico. El papel de los intermediarios en la economía se reducirá dando paso a un nuevo tipo de producción industrial basado en los llamados 'datos masivos' y su análisis, la automatización absoluta de la producción, las tecnologías de la realidad aumentada, el Internet de cosas, etc. Estos desarrollos implican retos considerables para las empresas, para las personas y por lo tanto también a nivel político: • Incremento de las inversiones en maquinaria y equipos por parte de empresas. • Aumento de las infraestructuras necesarias en la red, por parte del gobierno. • Cambios en el mercado laboral. • Variaciones en el patrón de la demanda. Este informe pretende proporcionar datos que faciliten la interpretación de los efectos acumulativos de estos cuatro factores. Se da por descontado que la Industria 4.0 acelerará los cambios estructurales hacia una mayor demanda de servicios. En ese proceso los movimientos de mano de obra entre sectores y empleo serán significativamente mayores e incidirán en el número de empleados a nivel global 1 . ____________ 1 (Fuente: Industry 4.0 and the consequences for labour market and economy- Scenario calculations in line with the BIBB-IAB qualifications and occupational field projections. IAB-Forschungsbericht Alemania - Diciembre, 2015).
  4. 4. 4 El nuevo mercado de trabajo se acompañará de la generación de mayor valor añadido, y en consecuencia de más bienes económicos y, debido a la mayor demanda de fuerza de trabajo cualificada, a un incremento de salarios en el segmento alto de empleo. No se necesitarán más empleados no cualificados, pero aumentará el interés en especialistas capaces de crear tecnologías punta. Los supuestos subyacentes tienen un efecto positivo en el desarrollo económico. Sin embargo, ante la expectativa de mayores y mejores servicios se espera que sea en detrimento de países productores. Un ejemplo: en palabras de Markus Hummel, ejecutivo del IAB alemán (Institute for Employee Research): “Alemania va a exportar menos y exigir más y nuevos bienes del exterior”. En este informe distinguiremos entre los términos Industria 4.0 y Economía 4.0, esta última con mayor alcance. Mientras que interpretamos "Industria 4.0" como la interconexión interactiva entre la producción analógica y el mundo digital, la "Economía 4.0" define un campo en el que la digitalización, no sólo introduce grandes cambios en la producción industrial, sino en todos los sectores de actividad, y por lo tanto afectará a todos los ámbitos de la vida. 2) Industria 4.0 El concepto de Industria 4.0 se refiere a la introducción de las tecnologías digitales en la industria. Estas permiten que dispositivos y sistemas colaboren entre ellos y con otros, permitiendo modificar los productos, los procesos y los modelos de negocio. El término Industria 4.0 fue acuñado por el gobierno alemán para describir la fábrica inteligente, una visión de la fabricación informatizada con todos los procesos interconectados por Internet de las Cosas (IOT). Su uso se extendió tras la Feria Industrial de Hanover en 2011. Actualmente es uno de los proyectos clave de la estrategia relativa a las tecnologías avanzadas del gobierno alemán, que promueve la revolución digital de las industrias. Se espera que el nuevo concepto de industria 4.0 sea capaz de impulsar cambios fundamentales al mismo nivel de la primera revolución industrial a vapor, la producción en masa de la segunda y la electrónica y la proliferación de la tecnología de la información que ha caracterizado la tercera. Siemens ha sido la primera compañía europea con una división industrial centrada en la Fabrica Digital, y en haber invertido en los 10 últimos años más de 4.000 millones de euros en la adquisición de compañías de software y tecnología, así́ como en contar con más de 17.000 ingenieros especializados en digitalización en todo el mundo, que participan en los desarrollos de hardware y software industrial que soportan la tecnología requerida en la Industria 4.0. Siemens tiene un posicionamiento líder en este escenario industrial gracias al desarrollo de una nueva generación de soluciones que unifican sistemas operativos, automatizan plataformas productivas y permiten optimizar los procesos de fabricación,
  5. 5. 5 incrementar la productividad al tiempo que reduce costes y promueve un uso eficiente de recursos. La denominada cuarta revolución industrial se puede percibir como una continuación o rigurosa aplicación de las ideas y las tecnologías de la tercera revolución industrial. Además de repensar fundamentalmente la funcionalidad de las fábricas, se darán importantes cambios en el entorno de trabajo. Algunos cambios en la economía y en la sociedad, que ya se pueden observar hoy en día, acelerarán la tendencia a la Industria 4.0. Hasta el momento, los sectores orientados a la exportación de maquinaria, automoción y la industria química han sido capaces de mantener su posición a nivel internacional, sobre todo debido a la alta calidad del producto. La globalización permite comparar los servicios y la presión de la competencia aumenta, lo que implica una defensa constante de las ventaja competitiva. Por lo tanto, las innovaciones de producto y proceso son de vital importancia, sobre todo porque las cadenas de valor siguen siendo más detalladas y más complejas. No sólo se deben superar los límites propios, sino también coordinar a proveedores especializados que añaden valor al producto final. Fuente: World Economic Forum, 2016 Aspectos de los procesos de producción industrial ya muy desarrollados hoy, se vuelven más y más relevantes para sectores como empresas comercializadoras, la industria del transporte o la agricultura, debido a la construcción y al continuo crecimiento de la población mundial. Por un lado, cada vez más cantidad de alimentos deberán ser producidos en un espacio más limitado y de manera más eficiente, y por el otro, la construcción masiva plantea nuevos retos para el comercio y el transporte en términos de suministro de productos y servicios de forma más rápida y continuada. Además, la demanda de más productos cada vez más personalizados, se incrementará. Todo ello obliga a la optimización de procesos de producción.
  6. 6. 6 En el futuro, las actividades innovadoras constantes deberán estar alineadas con una mayor complejidad y un creciente dinamismo en las cadenas de valor. Habrá, por tanto, que replantear todo el sistema de control de la producción en todos los sectores económicos. Esta reformulación se define con la palabra "Industria 4.0". A principios de 1990, el valor agregado mundial de fabricación alcanzó los 3.451 millones de euros (cifra de 1991). Más del 60% hay que atribuirlos a las seis principales naciones industriales: Estados Unidos, Japón, Alemania, Italia, Reino Unido y Francia. En ese momento, los países emergentes sólo producían el 21% del total. En cuanto a la evolución del empleo industrial en diferentes países, comprobamos que el número de puestos de trabajo de la industria en China y Brasil, se incrementó en un 39% y 23%, respectivamente, mientras que en Alemania esta cifra se redujo en un 8%, en Francia un 20% y en el Reino Unido en un 29%. Todos los países industrializados tradicionales experimentaron un descenso en la generación de empleo debido a tres factores principales. En primer lugar, el mayor nivel de productividad alcanzado por las economías maduras durante los últimos decenios. En segundo lugar, la pérdida de cuota de mercado frente a los competidores emergentes. Y en tercer lugar, la externalización de actividades tales como la logística, la gestión de fábricas, el mantenimiento y los diferentes tipos de servicios profesionales propios de la industria. Esta externalización a menudo terminó en una deslocalización de la actividad. Esta tendencia de externalización parece que ahora llega a su fin, pero son el aumento de la productividad y la competencia internacional los principales responsables de la disminución del empleo industrial. Algunos países industrializados tradicionales se han adaptado a esta nueva situación, otros no. Entre 1990 y 2011, el valor agregado manufacturero registró un crecimiento robusto, hasta alrededor de 6.577 millones de euros. Ese crecimiento está encabezado por los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), seguido por países europeos como Polonia, Rumania y la República Checa. Durante ese período, los países industrializados tradicionales vieron un incremento de la fabricación de un 17%, mientras que en los países industriales emergentes se incrementó en un 179%. Los países emergentes ahora representan el 40% del valor añadido total de fabricación en todo el mundo. Una segunda fractura industrial se ha dado en las economías tradicionales. Algunos países (los menos), han retenido un alto valor añadido industrial a pesar de la disminución significativa de puestos de trabajo: Alemania, Italia y Suiza han mantenido su tasa de industrialización en una cifra cercana al 20% en los últimos 10 años. Otros, sin embargo, sufrieron un descenso en la tasa de industrialización y en el empleo. Este es el caso de Francia, cuyo ritmo de la industrialización ha disminuido del 15% en 2001 al 11% en 2011. España y el Reino Unido siguieron la misma tendencia. Con respecto a la futura estrategia de creación de valor industrial, Europa parece ir a la deriva y sin que se aprecien movimientos estratégicos que puedan revertir esa tendencia.
  7. 7. 7 Se hace evidente por tanto, que mientras que en países europeos con bajos costes de producción, se establecen plantas de producción completamente nuevas, muy automatizadas y con un alto potencial de desarrollo de actividades de alto valor añadido, en países como Francia, Reino Unido, España o Bélgica, nos enfrentamos a un escenario de disminución del empleo industrial. Europa, en su conjunto, debe determinar cuál debe ser el nuevo patrón industrial de los estados miembros. Las necesidad de una nueva industria europea La industria es un elemento central de la cadena de valor. Cuando la fabricación se deslocaliza, suele darse un trasvase de conocimiento y know how, pero también del empleo, sobre todo en sectores de alto valor añadido como el diseño de productos y procesos, o las ventas y el marketing. Para mantener los servicios de alta calidad y un mercado laboral estable en un territorio, es muy importante contar con una industria innovadora y creativa, donde habitualmente se concentran puestos de trabajos cualificados (ingeniería, consultoría, tecnologías de la información, investigación, etc.), e incluso de baja cualificación (turismo, distribución, etc.). La desindustrialización debilita a la clase media europea, dado que se trasladan los puestos de trabajo con un salario medio. Y este cambio estructural provocará un desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado laboral, dando lugar a una sociedad más polarizada. Hay quien afirma que el sector servicios puede llegar a sustituir la fabricación, pero es poco probable dada la estrecha relación entre ambos sectores. Aunque hay quien afirma que los servicios pueden llegar a sustituir el empleo que genera la industria, esto es poco probable ya que los dos sectores están estrechamente entrelazados. La industria crea valor en el sector servicios, como por ejemplo los relacionados con el producto, el mantenimiento, la contabilidad, o los restaurantes, hoteles, etc. que pueden alcanzar un 40% de los empleos. Por lo tanto, la desindustrialización en algunos países europeos es un motivo de preocupación, ya que afecta a algo más que la industria. En realidad afecta a la competitividad europea en su conjunto. Iniciativas industriales 4.0 Empresa Situación de partida Beneficio obtenido Thames Water El mayor proveedor de servicios y tratamiento de aguas residuales en el Reino Unido, emplea sensores MEMS en todas sus instalaciones, lo que le permite analizar en tiempo real todos los datos obtenidos. Anticiparse a los fallos de equipos y suministro y responder más rápidamente a las situaciones críticas, tales como fugas o fenómenos meteorológicos críticos. En 2 años, Thames Water fue capaz de obtener una disminución del TOTEX (CAPEX + OPEX) de entre el 15 y el 20%. ThyssenKrupp La compañía gestiona más de 1,1 millones de ascensores en todo el mundo. En 2013, presentó el resultado de una aplicación basada en Azure IOT de Microsoft, con el fin de obtener y almacenar mediciones y ajustes de sus ascensores (temperatura del motor, alineación de ejes, velocidad, funcionalidad de puertas, etc.) de forma remota. Todos estos parámetros son analizados mediante algoritmos en tiempo real, ayudando a anticipar las operaciones relacionadas con el mantenimiento y reduciendo al mínimo las averías.
  8. 8. 8 Airbus Introdujo en 2014 en su planta de Puerto Real, el primer “cobot” (autómata) que opera en una línea de montaje para el A380. Una aplicación diseñada para estos cobots permite que los trabajadores se centren en tareas de mayor valor añadido (aquéllas que requieren destreza e inventiva). Un salto en la eficiencia de montaje de aviones con datos muy claros: • 50% de disminución en el costo de producción • 85% de reducción del tiempo de inactividad del trabajador en comparación a cuando trabaja con robots convencionales Apache Se trata de una empresa que opera con yacimientos de petróleo y gas en varios países. Progresivamente ha ido introduciendo sensores para recopilar datos que permitan predecir fallos y reducir al mínimo las pérdidas de producción. Aumento de la eficiencia del 1% en el uso de bombas de extracción (esto generaría una producción adicional de medio millón de barriles / día para toda la industria del petróleo). Volkswagen Volkswagen ha venido desarrollando una aplicación para tabletas y teléfonos inteligentes denominado MARTA (Mobile Augmented RealityTechnical Assistance). Gracias a los datos recogidos por la electrónica de los vehículos, la aplicación permite la identificación instantánea de un problema, a través de una mezcla de imágenes reales e información virtual. Además la aplicación ayuda con la reparación mediante explicaciones técnicas y de cada paso a través de video. Puede llegar a resultar imposible para un técnico de la marca saber donde se encuentra el problema de un vehículo. MARTA simplifica el mantenimiento del mediante el análisis de la información proporcionada por la electrónica de a bordo. General Electric Mediante la colocación de sensores en las turbinas de viento de la plataforma de energía eólica de GE y con datos meteorológicos precisos, la empresa es ahora capaz de optimizar en tiempo real el uso de turbinas, la generación de energía y su mantenimiento a través del análisis de los datos recogidos. Con la iniciativa, GE recibe una compensación mediante un porcentaje de los ingresos adicionales conseguidos por la mayor generación de energía. Además, la energía renovable producida por los parques eólicos de GE ha crecido entre un 5 y un 20%. Rolls-Riyce La empresa ofrece una gama de servicios dedicados al mantenimiento predictivo de sus motores a reacción gracias a un conjunto de herramientas remotas de análisis basados en sensores. Esto aumenta la fiabilidad del motor y limita los tiempos no previstos que el avión debe estar en tierra (es decir, maximiza el tiempo de vuelo y genera predicciones mejores). Con este programa (denominado TotalCare), Rolls-Royce es capaz de compensar a las compañías aéreas por las pérdidas debidas a paradas inesperadas de los aviones. Su éxito ha llevado a la compañía a implantar el programa de mantenimiento TotalCare en el 92% de los motores Trent (última generación). Michelin La empresa ha implantado el programa EFFIFUEL, por el que se compromete a reducir el consumo de combustible para los transportistas. Mediante el análisis de los datos e información de transporte de una carga flotas de camiones, Michelin es capaz de predecir los objetivos de ahorro de combustible (con el uso de neumáticos nuevos y un curso de conducción que llaman ecológica). Si no se cumplen los objetivos, Michelin se compromete a ofrecer un reembolso en proporción a los gastos incurridos. El programa garantiza un ahorro de 1,5 litros de combustible por cada 100 km de distancia recorridos.
  9. 9. 9 Iniciativas en otros países: Algunas iniciativas referidas al fenómeno de transformación digital en la industria, son las siguientes: • Alemania: Está considerado uno de los países precursores de la transformación digital de la industria. Sus inicios se remontan a 2006, año en el que define la High- Tech Strategy, en la que se empiezan a vislumbrar los fundamentos de la Industria 4.0. Con esta estrategia, Alemania persigue mantener su posición de liderazgo, estableciendo un marco que lo garantice. Además, se ha basado en una política de clústeres previa, en la que se ha apoyado para reforzar los avances de Industrie 4.0. El impacto de la digitalización de la industria en la economía alemana en 2020 se estima en un incremento de la productividad equivalente a 90.000 - 150.000 millones de euros (entre un 15% y un 25% en términos de productividad sin incluir los costes en materiales intermedios), un incremento de los ingresos de 30.000 millones de euros anuales (un 1% del PIB alemán adicional por nueva producción), y un crecimiento del empleo del 6%. • Estados Unidos: Detectó la necesidad de evolucionar su industria manufacturera y encaminarla hacia una transformación digital y lanzó su plan Advanced Manufacturing en 2010. Para ello, creó una red de institutos, que parecen inspirarse en los alemanes, llamados IMIs (Institutes for Manufacturing Innovation) y especializados por tecnologías que investigan las nuevas tendencias digitales y su implantación en la industria. Smart Manufacturing Leadership Coalition (SMLC) es otro proyecto orientado también a las modalidades de la fabricación industrial del futuro. • Francia: En el año 2013 el Gobierno francés lanza la iniciativa La Nouvelle France Industrielle. Consiste en 34 planes específicos y la identificación de las tecnologías prioritarias (cloud computing, impresión 3D, nanoelectrónica, realidad aumentada, servicios sin contacto, supercomputadores, robótica y ciberseguridad). La
  10. 10. 10 ejecución de esta política también se basa en una infraestructura previa: los polos de competitividad (Pôles de Competitivité) creados en 2006 con el objetivo de impulsar la innovación tecnológica y la posición competitiva del país). Estos polos, distribuidos en el territorio y especializados en sectores, son una de las herramientas con las que implantar la nueva política industrial. Empresas como Dassault Systèmes, EADS, Astrium… están muy implicadas en el desarrollo de la Industria 4.0. • Unión Europea: En el marco Europa 2020, la Comisión Europea elabora recomendaciones y diseña iniciativas relacionadas con la transformación digital de la industria como, por ejemplo, “Innovation Union”, “A digital agenda for Europe” y “An industrial policy for the globalisation era”. Todas tienen el objetivo último de llevar la manufactura europea a representar un 20% del PIB de Europa. • Otros países: El Reino Unido y los Países Bajos también se encuentran inmersos en la marcha hacia la digitalización de la industria: el Reino Unido con una estrategia en la que cobra especial importancia la contratación pública; los Países Bajos con su Smart Industry, de 2014, que hace mucho hincapié en el desarrollo de conocimiento con laboratorios “field labs”. • En el ámbito extra-europeo, destacan Corea del Sur e Israel, donde la digitalización cobra especial importancia para reforzar sectores ya predominantes: tecnología avanzada en Corea del Sur, representado por los grandes conglomerados (Chaebols), e industria de defensa en Israel. 3) La revolución energética La consecuencia inminente de esta "cuarta revolución industrial" será el crecimiento de las energías alternativas. La década de altos precios del petroleo ya impulsó las nuevas tecnologías energéticas renovables, si bien el desplome del sector petrolero y la caída de sus beneficios (e inversiones) empuja igualmente el desarrollo de la energía alternativa.
  11. 11. 11 La actual crisis de crudo conduce a cambios estructurales de las economías, incluso de gigantes petroleros como Arabia Saudita, que ya examina planes de privatización de parte de su monopolio Saudi Aramco. Pero la Industria 4.0 también debe responder a las problemáticas actuales no solo en cuanto al ahorro de energía, sino también en cuanto a la gestión de recursos naturales y humanos. La innovación a su alrededor va a propiciar el cambio tecnológico principalmente a través de las nuevas formas de generación y gestión de la demanda. La asociación de las nuevas tecnologías ecointeligentes de generación y de eficiencia energética conduce a un modelo de industria 4.0 con nuevas especializaciones productivas en los sectores energético y de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC). La industria 4.0 va a exigir nuevos modelos de negocio en los que la energía esté orientada a la demanda, y que los servicios que se proporcionan al consumidor permitan su participación en tiempo real. Algo ratificado en los Objetivos 20/20/20 de la Unión Europea, que contemplan una energía segura, sostenible y competitiva, con un modelo energético que desacopla el crecimiento económico del uso de los recursos, priorizando el ahorro, la eficiencia energética y el uso de fuentes de energía limpia. En esta línea destacan 2 proyectos: • El almacenamiento eléctrico, para una mayor integración de las fuentes renovables de manera descentralizada. • La promoción de soluciones para el modelo Smart City, que permita ahorrar energía masivamente, aprovechando lo mejor de las renovables, la eficiencia energética, las redes inteligentes (Smart Grid) y nuevos modelos de negocio. A nivel industrial, estos proyectos van a requerir regulación específica alineada con lo ya dispuesto a nivel de eficiencia energética, control de la contaminación y desarrollo de las renovables. También será necesario un sistema de innovación adaptado para cada territorio que cuente con: • Centros de formación y de investigación • Incentivos económicos. • Financiación adecuada y flexible. La UE cuenta con recursos presupuestarios hasta 2020 con la prioridad de destinar el 22% a la financiación de proyectos de adaptación al cambio climático y a alcanzar el objetivo de reducción del 20% de consumo de energía primaria Tanto a nivel mundial como europeo, es mucho lo que queda por hacer en sectores ineficientes energéticamente como son el de la edificación y el transporte, en los que se concentra un elevado potencial de ahorro de energía
  12. 12. 12 4) La paradoja del desempleo “Los trabajos que necesitan mayor nivel de formación y creatividad son los que tendrán más márgenes para estar garantizados en un futuro, mientras que los empleos más repetitivos serán condenados a desaparecer” Xavier Busquets, Catedrático de Comercio Digital de ESADE La paradoja de la nueva industria reside en el hecho de que, paralelamente al crecimiento de la producción, aumentará también el desempleo, debido a que los nuevos sistemas de producción no requerirán de la intervención de seres humanos. No se necesitarán más empleados no cualificados, y aumentará el interés y la necesidad en especialistas capaces de crear nuevas tecnologías punta. Algunos datos son claros: el porcentaje de trabajadores en los sectores agrícola y manufacturero está disminuyendo de manera constante, al tiempo que se incrementa el empleo en el sector servicios. Hay oportunidades evidentes para crear más y nuevos puestos de trabajo, si bien la Unión Europea reconoce que puede darse una escasez de trabajadores especializados capaces de relacionarse y gestionar las tecnologías que se incorporarán a las fábricas del futuro. Se considera clave analizar algunos factores resultantes de las mejoras derivadas de la industria 4.0: • Saber hasta que punto la Industria 4.0 acelerará el cambio estructural en el empleo. • Cómo afectará al entorno ocupacional y a la cualificación profesional. • Que efectos tendrá el movimiento de transición a la Industria 4.0 en el desarrollo económico y en el número de ocupados. Situación actual y retos En general se considera que la Industria 4.0, afectará sobre todo a aquellas profesiones consistentes en tareas repetitivas. Algunos ejemplos de empleos dentro de este rango serían operadores telefónicos, cajeros de supermercados, trabajos administrativos o todo aquello que tenga relación con el transporte y la logística.
  13. 13. 13 Según apunta el informe sobre el Futuro del Trabajo de Adecco presentado a principios de este año, las profesiones más cotizadas en el futuro, serán los programadores informáticos, empleados de marketing y comunicación, puestos relacionados con el diseño visual y la creatividad digital y los de estrategia y gestión de negocio. El reto es acercar las nuevas tecnologías al mundo industrial, afrontando la necesaria transformación de las empresas, lo que exigirá esfuerzos en varias direcciones. Los habilitadores digitales son relativamente recientes, y el capital humano con conocimientos y experiencia en su desarrollo, uso y aplicación a la industria, es todavía escaso. Y de poco servirá́ que las empresas conozcan y sean conscientes de los beneficios de la tecnología, si no logran encontrar el talento necesario. La formación será por tanto un factor crucial y lo será en dos ámbitos. Por una parte, aquellas personas que ya forman parte de la fuerza de trabajo deberán adaptar sus conocimientos y competencias a las nuevas tecnologías digitales productivas. Por otra parte, el ámbito académico deberá prepararse para formar a nuevas generaciones garantizando que se cubra la demanda de capital humano cualificado y la de nuevos perfiles que se generarán como consecuencia de esta nueva revolución industrial. Puestos de trabajo más demandados para 2016 en España Áreas de trabajo más demandas en el futuro Desarrollador Web Sistemas de transporte rápido (analizadores del flujo de tráfico, operadores de centros de mando, transformadores…) Contable y Auditor Relacionados con la captación de agua (Arquitectos de Sistemas, Transicionistas de aprovisionamiento, Purificación, Asesores de impacto…) Enfermera Clima (Integración de datos, Inflexionistas…) Administrador de redes e informático Consumo colaborativo (Auditores, Analistas de oportunidades…) Ingeniero industrial Industria de los sensores (diseñadores, organizadores de flujos de datos, tasadores de puntos de fallo, optimizadores de transmisión Ingeniero de Sistemas IOT (localizadores, auditores de estilo de vida, consultores de eficiencia, Arquitectos de realidad aumentada…) Fuente: Foro Económico Mundial & Business Insider (2016) Fuente: DaVinci Institute (2016) El Foro Económico Mundial mantiene que el 65% de los niños que ahora estudian primaria trabajarán en profesiones que todavía no existen. La automatización de procesos, acelerada por la robótica y otros adelantos tecnológicos, harán que se pierdan siete millones de empleos hasta 2020, si bien surgirán dos millones de nuevos puestos de trabajo cuya naturaleza hoy desconocemos. Thomas Frey, director ejecutivo del DaVinci Institute relaciona las habilidades que serán precisas y que coparán el mercado laboral de las próximas décadas. Por En España, el 65% de los expertos en RR.HH. cree que la automatización destruirá empleos en la misma medida que los creará. FUENTE: El Futuro del Empleo, ADECCO, febrero de 2016
  14. 14. 14 supuesto, nadie garantiza que vayan a existir como tales, pero se trata de un mapa para entender por dónde puede ir el futuro de los perfiles profesionales más demandados. 1. Transformadores: Toda nueva era necesita expedicionarios que abran camino. 2. Expansionista: En un entorno cambiante y en crecimiento, se necesitará el talento de adaptarse rápidamente al mismo. 3. Maximizadores: La habilidad de sacar todo el partido a procesos, situaciones y oportunidades. 4. Optimizadores: Aquellos capaces de encontrar las variables que producen los mejores resultados. 5. Inflexionistas: En dicho entorno cambiante, habrá que ser capaz de identificar los puntos de inflexión antes que los demás. 6. Desmanteladores: No sólo se trata de abrir nuevos caminos, sino de cerrar los antiguos, es decir, ser capaz de hacer decrecer las viejas industrias sin causar estragos en la sociedad. 7. Creadores de circuitos cerrados de feedback. 8. Contraatacantes: Aquellos capaces de hacer frente a las críticas recibidas por los detractores de las nuevas tecnologías. 9. Corredores de la última milla. Frey explica que la tecnología, por lo general, alcanza un punto en el que las ganancias decrecen cuando se intenta alcanzar al usuario final. El trabajo de estos consistirá en solucionar dichos problemas. 10. Contextualistas: Los capaces de entender el entorno en el que cada nueva tecnología operará. 11. Éticos: Las nuevas tecnologías generarán nuevas y cada vez más complejas preguntas, y alguien deberá responderlas. 12. Filósofos: Aquellas compañías que consigan imponer su filosofía y su visión del mundo al resto del mercado serán las que triunfen. 13. Teóricos: Primero viene la teoría, y más tarde, el producto. 14. Legacistas: Alguien debe preocuparse por las generaciones que nos sucederán. Hacia un mercado laboral 4.0 Durante la celebración del Foro Económico Mundial (FEM) de Davos, estadistas, empresarios, economistas y divulgadores han debatido este pasado mes de enero, cuáles son los retos que comportará el cambio de era que ya estamos experimentando. El impacto de la hiperconectividad de las personas, de la gran capacidad de almacenaje y procesamiento de datos y de disciplinas como las neurociencias, la robótica o la nanotecnología cambiarán el mundo, igual que sucedió en el siglo XVIII con la máquina de vapor, en el XIX con la electricidad y en el XX con la digitalización. Las conclusiones del FEM son claras: las competencias que se exigirá a los trabajadores en 2020 cambiarán significativamente con las que se demandaban en 2015. Las habilidades cognitivas reinarán en más de la mitad de los puestos de trabajo. Asimismo, la capacidad para resolver problemas complejos cotizará muy alto, como también lo harán las habilidades de relación con los demás. El dominio de contenidos (las materias) perderá importancia frente a las habilidades de proceso. Sobre el mercado laboral español en el sector industrial, un estudio realizado por Randstad indica que tres millones de empleados serán relevados de sus tareas. Este análisis, titulado Industria: situación actual y retos de cualificación, prevé que en España se van a crear 3.500.000 empleos en el sector industrial hasta el 2025, aunque
  15. 15. 15 deja claro que la mayoría serán simples sustituciones de quienes abandonan por edad u otras circunstancias el mercado laboral. El otro medio millón de empleos que, según Randstad, se pueden añadir a los actuales, de los que se prevé que haya sucesión natural, provienen de la previsible incorporación de las nuevas tecnologías al proceso industrial y la demanda de nuevos profesionales que generará el propio sector y que quedarán asimilados en el mismo epígrafe de industria que contemplan los métodos tradicionales de cálculo de ocupación por actividades. Según el informe de la multinacional de recursos humanos, para mantener esta constancia de empleo será determinante que se considere también el grado de formación de los futuros contratados. En este aspecto, Randstad es coincidente con la advertencia que se está haciendo desde todo tipo de foros de prospección económica a medio plazo sobre el alto riesgo de reducción de empleo que introduce la llamada cuarta revolución industrial. Uno de los más recientes es el que recoge el informe mensual del área de estudios de CaixaBank que dirige Jordi Gual. La advertencia de Randstad sobre la capacidad de los fabricantes españoles para seguir creando puestos de trabajo, o más bien manteniendo los actuales el próximo decenio, es la singular distribución del empleo en el sector en función del nivel de formación. Hoy en día, un 42% de los ocupados tienen titulación superior, y otro 32% han completado los estudios primarios y secundarios. Estaría bien si se comparara, en el segmento más bajo, con otros sectores como los vinculados al turismo, pero es preocupante si se compara con lo que sucede en los otros países más industrializados de Europa, en los que las proporciones son significativamente distintas. Tiene, en parte, una explicación de sobra conocida: la industria española, pese a ser competitiva
  16. 16. 16 y exportadora, está asentada en sectores maduros de producción (automoción, química…) mientras que la del resto de la Europa comparable con la española hace años que tiene incorporada la innovación como actividad asociada, cuyo empleo es muy superior al medio millón que prevé Randstad para España. La explicación de esta anomalía hay que buscarla en la franja central de la comparación, los estudios de grado medio, que comunmente se llama formación profesional. Mientras en España se registra una brecha entre universitarios y los que se quedan en la ESO. Entre las titulaciones presentes en la industria (entre ambas, suman más del 75%) la media europea está muy distanciada, precisamente por la zona central: los titulados para ejercer un oficio industrial en la UE son el 48,4%, y en España, el 23,5%. Esta diferencia solo tiende a ampliarse los próximos años, según Randstad. De ahí viene la advertencia de la brecha insalvable del grado de conocimientos y el riesgo derivado de la destrucción de puestos de trabajo (Fuente: Josep Maria Ureta, El Periódico de Cataluña – marzo de 2016) En Europa ya existen algunas iniciativas para superar la brecha existente en el conocimiento que se estima necesario: 1. Promover la incorporación de contenidos relacionados con la Industria 4.0 y sus habilitadores digitales en la formación laboral (a profesionales, en planta, desempleados...), con el fin de garantizar que se satisfagan las necesidades de las empresas industriales de competencias relativas a la Industria 4.0. 2. Promover la inclusión de contenidos y cursos específicos de Industria 4.0 en la formación curricular académica (enseñanza obligatoria, universitaria, formación profesional y de postgrado). Como parte de esta iniciativa se reforzarán los
  17. 17. 17 requisitos formativos necesarios para alcanzar las competencias demandadas por la Industria 4.0. Personas, lideres y equipos multidisciplinares Entre tanta tecnología y automatización parece complicado ubicar a las personas en las plantas industriales del futuro. Sin embargo, la Industria 4.0 tiene un foco humano crucial. Siguen y seguirán siendo las personas quienes gestionen los procesos y las que aporten valor. Cierto es que muchas tareas serán automatizadas por robots colaborativos, nuevas máquinas y/o tecnologías, pero no cabe duda de que el éxito, los valores y la propia optimización serán sustentadas en lideres y en equipos de personas. Del mismo modo, la visión del liderazgo de los empresas deberá adaptarse y será fundamental contar con lideres de empresa que transmitan a sus equipos el valor y la mejora que supone subirse al tren de la Industria 4.0, al mismo tiempo que les hagan ver el papel activo que deben desempeñar. Igualmente, la creación de equipos interdisciplinares será́ un factor que condicione el éxito de la adopción de la Fabrica Inteligente: no se trata de un proyecto a pilotar por el área informática ni por ingeniería, l+D o producción; se requerirán equipos transversales que, desde sus respectivas áreas, aporten las capacidades necesarias para alcanzar procesos más optimizados. Alemania, ¿En peligro? Según una encuesta realizada por el Foro de Davos, Alemania, el país europeo industrial por excelencia, se vería afectada por este cambio más que otros países europeos. Se cree que la economía alemana podría sacar provecho sobre todo con la técnica de sensores e ingeniería industrial y también con la evaluación y análisis de datos. Pero en este sector, Estados Unidos lleva la voz cantante. Según se advierte, Alemania deberá tener cuidado de no acabar siendo la prolongación industrial de una base de datos dominada por Estados Unidos, porque entonces Alemania podría perder más puestos de trabajo que los pronosticados por Davos. Boston Consulting Group realizó encuestas en Alemania, y mediante un modelo predictivo estimó el impacto en el empleo de la nueva oleada de innovaciones. Los resultados revelan que la Industria 4.0 aumentará el empleo en las industrias, pero deberá mejorar la formación de obreros y empleados, pues se trata de un cambio que exige una mayor intensidad de capital y una mano de obra más cualificada. Las mayores necesidades de capital van a tener consecuencias indirectas para los países donde se deslocalizaron industrias que antes eran intensivas en mano de obra, desde China a India, Vietnam, Bangladesh, Indonesia y Filipinas. En Alemania, Austria y Suiza se observa ya la repatriación de las fábricas que se deslocalizaron en la Cuenca del Pacífico y ahora regresan a sus países de origen o bien encuentran mejores condiciones en los países de Europa del Este. La importancia que ha dado a esta cuestión el propio gobierno alemán ha motivado una investigación desarrollada por el Instituto de Investigación de Empleo (Institut für Arbeitsmarkt- und Berufsforschung - IAB), un centro encargado de desarrollar investigaciones en el mercado laboral, con el fin de asesorar a los actores políticos del
  18. 18. 18 país. Esa investigación revela que las empresas de nueva creación que utilizan los potenciales de la digitalización son capaces de fabricar productos de forma más flexible e individualizada. Estas empresas fomentan que al margen de que sus especialistas tengan competencias especiales para su trabajo, estas vayan acompañadas de experiencia en el trato con los medios digitales y redes, así como habilidades específicas en comunicación y de trabajo en equipo. Se ha constatado que en Alemania los requisitos impuestos a los empleados aumentan, sobre todo en la fase de desarrollo de nuevos procesos y productos, lo que solo puede promover un cambio a corto plazo en la formación académica y universitaria de grado. Alemania espera promover un aumento de la eficiencia atribuible a la mano de obra, un incremento de la productividad, reducción de costes operativos internos gracias a la digitalización de la cadena de valor y una reducción de inventario hasta prácticamente su eliminación… Al mismo tiempo el aumento de la eficiencia energética y la supresión de componentes mecánicos revertirá en un mayor ahorro, que se unirá a un mayor volumen de ventas en un mercado más amplio y con clientes más satisfechos. Estas expectativas incluirán también gastos extraordinarios, principalmente en el capítulo de inversiones en tecnología, seguridad, divulgación o estandarización de sistemas productivos. En el capítulo de inversiones Alemania estima una cantidad de 325.000 millones de EUR hasta el año 2025. Los sectores ocupacionales que señalan valores negativos, pueden atribuirse normalmente a la industria manufacturera. En particular, las profesiones relacionadas con los productos químicos y plásticos, se ven muy afectados, dado que se trata de puestos de trabajo con un porcentaje de rutina muy alto. La transición a la Industria 4.0 está asociado con ajustes para las personas que permanecen trabajando en la actualidad. Habrá nuevos flujos de trabajo y nuevas tareas y otras desaparecerán. Puede decirse que la Industria 4.0 varía sustancialmente la oferta de trabajo a través de una demanda de personal en el segmento superior, en particular para las profesiones MINT (Matemáticas, Informática, Ciencias e Ingeniería). Sin embargo, el desempleo de las personas sin formación profesional aumentará aún más. Una implementación de Industria 4.0 también puede implicar una disminución de las importaciones. Predicciones públicas para el futuro de la automatización en la fuerza laboral de EE.UU Una mayoría de estadounidenses predice que dentro de 50 años, los robots y los ordenadores van a hacer gran parte del trabajo realizado actualmente por los seres humanos, pero pocos de ellos esperan que sus propios trabajos o profesiones vayan a experimentar impactos sustanciales. Un estudio realizado hace dos años por investigadores de la Universidad de Oxford mostraba que hasta un 47% de todos los puestos de trabajo en los Estados Unidos están en riesgo de "informatización". En otra investigación desarrollada hace unos meses por Pew Research Center, que agrupa a expertos en tecnología, una gran mayoría de los encuestados predijeron que los avances en la robótica y las aplicaciones informáticas implicarán un desplazamiento neto de puestos de trabajo durante las próximas décadas.
  19. 19. 19 Más o menos dos tercios de los estadounidenses esperan que dentro de los próximos 50 años los robots y los ordenadores realizarán gran parte del trabajo que actualmente realizan los seres humanos. Un 15% de los estadounidenses esperan que este nivel de automatización pasará definitivamente, mientras que el 50% cree que sucederá probablemente. Por otro lado, una cuarta parte de los estadounidenses espera que probablemente no sucederá, y el 7% cree que definitivamente, no va a ocurrir. En general, los estadounidenses de diferentes estratos sociales tienen expectativas muy similares con respecto al futuro de la automatización. Sin embargo, los menores de 50 años, así como los que tienen ingresos y nivel educativo relativamente alto, son un poco más escépticos que la media sobre la posibilidad de una automatización generalizada de la fuerza de trabajo. Alrededor del 35% de los jóvenes de 18 a 49 años de edad piensa que es poco probable que los robots y ordenadores hagan mucho del trabajo realizado por los seres humanos, en comparación con el 27% de los mayores de 50 años. El 37% de los que tienen un título universitario cree que este resultado es poco probable (en comparación con el 28% de los que no han asistido a la universidad), al igual que el 38% de los estadounidenses con un ingreso anual de $ 75,000 o más (en comparación con el 27% de aquellos con un ingreso anual de menos de $ 30.000 por año). Los estadounidenses que trabajan en los sectores gubernamental, sin afan de lucro o en educación, son un poco más escépticos sobre el futuro de la automatización de la fuerza de trabajo que los estadounidenses que trabajan para una gran corporación o PYME. Sólo un 7% de los estadounidenses que trabajan en sectores sin afan de lucro, gobierno o educación, esperan que los robots y ordenadores definitivamente absorberán el empleo humano humano en los próximos 50 años, mientras que el 13% de los que trabajan para una corporación grande o Pyme, están seguros de que esto ocurrirá.
  20. 20. 20 5) Términos clave: CPS Cyber Physical Systems - Configuran la nueva revolución en el ámbito de las TIC y en concreto de los sistemas empotrados ('Embedded Systems'). Son el resultado de dotar a los objetos físicos de capacidades de computación y de comunicación para convertirlos en objetos inteligentes que pueden cooperar entre ellos formando ecosistemas distribuidos y autónomos. Por tanto, CPS aporta una visión que va más allá de los objetos individuales ofreciendo servicios a través de Internet, y aborda sistemas completos que se componen dinámicamente a partir de otros sistemas y que son capaces de sentir y controlar el mundo físico, entendiéndolo y aprendiendo de las interacciones que se producen, de forma que evolucionan hacia la creación de entornos inteligentes. En cierto sentido determina la vinculación entre los seres humanos, máquinas, productos, objetos y sistemas TIC. IOT Internet of things. Se trata de un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet. También se emplea para designar al punto en el tiempo en el que se conectarían a internet más “cosas u objetos” que personas. Un ejemplo: Si los objetos de la vida cotidiana tuvieran incorporadas etiquetas de radio, podrían ser identificados y gestionados por otros equipos, de la misma manera que si lo fuesen por seres humanos. El concepto de internet de las cosas lo propuso Kevin Ashton en el Auto-ID Center del MIT en 1999, donde se realizaban investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencia en red (RFID) y tecnologías de sensores. Big Data Se denomina así el análisis, administración y gestión inteligente de una gran cantidad de datos, a través de modelos de descomposición, predicción y optimización, para una mejor y más eficiente toma de decisiones. Inteligencia Artificial (en la industria) Posibilidad de que los componentes de las plantas de fabricación organicen entre sí su trabajo, sin intervención humana, para hacerse cargo de las tareas que reciben de las unidades de control de nivel superior, aumentando además la eficiencia energética. Robots Colaboradores Los robots no solo se comunicarán entre sí dentro de la fábrica. También lo podrán hacer con las personas, de manera que aumentarán las capacidades de estas, en el mismo espacio de trabajo. 3D Print Este desarrollo tecnológico es un valor en alza. Todavía en la actualidad, fundamentalmente se recurre a él para la ejecución de prototipos, ya que es más caro y lento que la inyección, y, además, es incompatible con muchos materiales, pero comienza a ser una realidad en muchos sectores. Habilitadores digitales Son el conjunto de tecnologías que hacen posible una nueva industria que explota el potencial del Internet de las Cosas (IOT). Estas permiten la hibridación entre el mundo físico y el digital. Es decir, vincular el mundo físico al virtual para hacer de la industria una industria inteligente. Estos habilitadores se pueden clasificar en tres grupos. En el primero, los habilitadores de la hibridación del mundo físico y digital permiten convertir elementos físicos en información digital para su posterior tratamiento. El segundo grupo de habilitadores es el de las tecnologías que permiten trasladar la información, de manera segura, desde los habilitadores de hibridación del mundo físico y digital hasta el siguiente grupo. Estos son indispensables para que todos los demás puedan funcionar. Finalmente, el tercer grupo, de aplicaciones de gestión, conforma la capa de “inteligencia”, procesando la información obtenida de los dos primeros grupos y permitiendo dar uso a esta información. Algunos de estos habilitadores ya existen, otros se irán desarrollando y otros aparecerán en el futuro.
  21. 21. 21 Industria Conectada 4.0 Iniciativa para la transformación digital de la industria española. Desarrollada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en colaboración con empresas españolas multisectoriales. Ecosistema de Valor Ámbito en el que la empresa desarrolla su actividad y que engloba a la propia empresa, a sus proveedores y a sus clientes, entre quienes se suceden las comunicaciones multidireccionales. El ecosistema requiere que los actores que en él participan colaboren estrechamente entre ellos y que compartan la información relevante. Entorno Colaborativo Espacio, ya sea físico o virtual, en el que entidades (como universidades, centros tecnológicos, institutos de investigación, etc.) y empresas del mismo o de diversos sectores interactúan y colaboran entre ellas con el fin de desarrollar soluciones e innovaciones disruptivas en el menor tiempo posible. Transformación Digital Movimiento de las industrias hacia un estado de digitalización en el que tanto sus productos, procesos como modelos de negocio evolucionarán mejorando el desempeño de las organizaciones. Valor Agregado Bruto (VAB) Magnitud económica que mide el valor creado o añadido en el proceso de producción. Es la diferencia entre el valor final del producto y las compras de productos intermedios, sin incluir la depreciación del capital fijo durante el periodo. Cloud Computing Computación en la nube es la prestación de recursos hardware y software, en forma de servicios predefinidos o parametrizables, a través de la red, en tiempo real y con posibilidades de conectividad simultánea de usuarios. Los servicios proporcionados van desde el almacenamiento, la computación de datos, la accesibilidad y la construcción de aplicaciones desde el lado hardware, hasta servicios de aplicaciones finales. Según el nivel de utilidad del servicio cloud, existen infraestructuras, plataformas o software como servicio (IaaS, PaaS, SaaS). Sistemas Inteligentes “low-end” Dispositivos avanzados basados en un sensor al que se le pueden añadir más elementos hardware (microprocesadores, elementos de comunicación, etc.) y software (aplicaciones, inteligencia artificial, etc.). Están específicamente diseñados para resolver un problema concreto de forma eficiente y total o parcialmente autónoma. Los sistemas embebidos pueden ser utilizados en la maquinaria industrial para optimizar el proceso, ofreciendo una mayor eficiencia, flexibilidad, trazabilidad y optimización de las cadenas logísticas. Sistemas Embebidos (sensores) Sensores que permiten optimizar el proceso industrial, mejorar productos y crear nuevos modelos de negocio. La mejora del proceso mediante sensores embebidos aumenta la eficiencia en la producción y mejora la calidad. Además, aporta fiabilidad y precisión y la optimización de la logística de toda la cadena de valor. La incorporación de estos sensores también da lugar a productos con propiedades mejoradas. SCADA Acrónimo de Supervisory Control And Data Acquisition (Supervisión, Control y Adquisición de Datos) es un software para ordenadores que permite controlar y supervisar procesos industriales a distancia. Facilita retroalimentación en tiempo real con los dispositivos de campo (sensores y actuadores), y controla el proceso automáticamente. Provee de toda la información que se genera en el proceso productivo (supervisión, control calidad, control de producción, almacenamiento de datos, etc.) y permite su gestión e intervención. Estación Maestra El término se refiere a los servidores y al software responsable para comunicarse con otros equipos (RTUs, PLCs, etc) en los que se encuentra el software HMI de las estaciones de trabajo. En un sistema SCADA pequeño, la estación maestra puede estar en un solo ordenador, A gran escala, en los sistemas SCADA la estación maestra puede incluir muchos servidores, aplicaciones de software distribuido, y sitios de recuperación de desastres. HMI Human-Machine Interface es una ‘interfaz hombre-máquina’, un panel de control diseñado para conseguir una comunicación interactiva entre operador y proceso/máquina, con la función de transmitir ordenes, visualizar gráficamente los resultados y obtener una situación del proceso/máquina en tiempo real.
  22. 22. 22 Radiomódem Un radiomódem o módem de radio transfiere datos de forma inalámbrica a una distancia que puede llegar a decenas de kilómetros, salvando obstáculos geográficos. La comunicación que se establece se suele denominar de datos de radio frecuencia (Radio Frequency Data Communication o RFDC). Los módems de radio son una forma moderna de crear redes de radio privadas (PRN) que se utilizan en aplicaciones industriales críticas, cuando se requiere la comunicación de datos en tiempo real. También los radiomódems permiten al usuario ser independiente de los operadores de las redes de satélite o de telecomunicaciones. M2M Machine to machine es un concepto genérico que se refiere al intercambio de información o comunicación en formato de datos entre dos máquinas remotas. Sensores MEMS Los Sistemas Microelectromecánicos (Microelectromechanical Systems, MEMS) se refieren a la tecnología electromecánica, micrométrica y sus productos, que a escalas relativamente más pequeñas (escala nanométrica) se fusionan en sistemas nanoelectromecánicos (Nanoelectromechanical Systems, NEMS) y Nanotecnología. MEMS también se denominan 'Micro Máquinas' (en Japón) o 'Tecnología de Micro Sistemas' - MST (en Europa). Los MEMS son independientes y distintos de la visión de la nanotecnología molecular o Electrónica Molecular. Existen diferentes tamaños de empresas con importantes programas MEMS. Las empresas más grandes se especializan en la fabricación de componentes de bajo coste aen forma de paquetes de soluciones para los mercados finales como el automotriz, biomedicina, y electrónica. El éxito de las pequeñas empresas es ofrecer valor en soluciones innovadoras y absorber el costo de fabricación con altos márgenes de ventas. Tanto las grandes como las pequeñas empresas realizan trabajos de I + D para explorar la tecnología MEMS. Cobot Un 'cobot' es una nueva familia de autómatas que se definen por su completa interacción con los seres humanos dentro de las cadenas productivas. Se rompen no sólo las barreras físicas en el entorno laboral, también las económicas. Esta generación robótica está, por primera vez, impactando de lleno en la productividad de las pequeñas y medianas empresas.

×