HISTORIA
Al parecer, el hábitat que hoy se denomina "Valle de
Almedíjar", ha estado poblado desde tiempos muy remotos.
Exi...
LOCALIZACIÓN
La población de Almedíjar se halla situada en la falda
meridional de la Sierra Espadán, en la cuenca izquierd...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Tríptico de almedíjar

1,031 views

Published on

Tríptico turístico elaborado para la Mancomunidad del Alto Palancia

Published in: Travel
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Tríptico de almedíjar

  1. 1. HISTORIA Al parecer, el hábitat que hoy se denomina "Valle de Almedíjar", ha estado poblado desde tiempos muy remotos. Existen vestigios de poblados y grutas habitadas en el Neolítico, la Edad del Bronce y de la Época Ibérica. De la Época Romana son muchos más los restos que han quedado, tanto diseminados por el término, como en el casco urbano en su parte más antigua. Pero Almedíjar se formaría como poblado durante el dominio musulmán. De hecho, el nombre de Almedíjar procede del vocablo árabe "Al- Masajir", palabra plural de "Al- Majsar" que significa caserío, traduciéndose pues por "los caseríos o cortijos". Esto se debe a que en su origen la zona estaba formada por una serie de núcleos de población pequeños diseminados por la Sierra, que hallarían en la población actual el punto de reunión para realizar transacciones comerciales y, al estar amurallada, como refugio en caso de necesidad. Tras la Reconquista Cristiana de Jaime l en 1238, Almedíjar y su Castillo son donados a la Orden del Temple, a quienes perteneció hasta la disolución de la Orden en 1312. Durante este periodo se construyó la Iglesia y se organizó la clase social de la época. También los Templarios expidieron la Carta- Puebla a Almedíjar un 18 de febrero de 1262, perteneciendo a la Jurisdicción de Alcalá de Xivert. Tras el dominio Templario, la Baronía de Almedíjar estuvo vinculada a Familias como los Centelles y, posteriormente a los Montcada, de Nules. En 1526, durante la Rebelión de los Moriscos de Espadán, tuvo lugar la cruenta Batalla de Almedíxer, donde perecieron más de 2000 moros y gran número de cristianos, y se destruyó el castillo. GASTRONOMÍA Y FIESTAS Las buenas aguas y el vino almedijano son los complementos ideales para acompañar la típica gastronomía local, en la que destacan la amplia variedad de quesos artesanales elaborados en el propio municipio, los embutidos, la olla de col o acelgas, o la amplia variedad de repostería y dulces tradicionales. Un buen momento para degustarla es durante la Feria de Recuperación de Oficios Artesanos, que anualmente se celebra el segundo fin de semana de pascua para recordar aquellas tareas que daban trabajo a sus habitantes y que han quedado en desuso; o durante sus fiestas patronales celebradas durante la segunda quincena de agosto en honor a la Divina Pastora y a los Santos de la Piedra, o las realizadas en Febrero para festejar a San Blas y Santa María. ECONOMÍA La actividad industrial se circunscribe a la explotación del recurso local de alta calidad por excelencia, el agua, mediante una empresa dedicada a su envasado y comercialización con el nombre de Agua de Almedíjar. La Artesanía se está convirtiendo en otro de los pilares económicos del municipio, pues cuenta con varios talleres dedicados a la elaboración de quesos, la marroquinería, y al corcho, elemento muy abundante en el término municipal, integrado en el Parque Natural de la Sierra Espadán. También el turismo se va haciendo un hueco en este municipio, pues cuenta con varios alojamientos rurales, además de gran cantidad de viviendas de segunda residencia, todas ellas ocupadas en los meses veraniegos. QUÉ VER En la Almedíjar medieval, convivieron las tres culturas que poblaban la Península Ibérica; la Musulmana, la Cristiana y la Judía. Un paseo por sus pintorescas calles muestra al visitante la sabia distribución de la población en barrios específicos, de los que todavía quedan notables huellas por el caserío combinados con los elementos naturales en los que se envuelve. La zona Musulmana comprendía el núcleo central y más antiguo de la población; era el paralelogramo de origen romano, que tenía como acceso principal el Arco conocido como "del Castillo", y un acceso secundario ubicado en la plaza del Rosario, quedando la manzana de casas así constituida como una Aljama, gozando de una organización jurídica, social y religiosa propia, poseyendo mezquita, palacio señorial, calabozos y cementerio. Todo este caserío quedaba bajo la atenta mirada del Castillo de Almedíxer, encaramado sobre un montículo de roca inaccesible en la cima de la Rodana, a 684 m. de altitud, que es donde se hallan acumulados los restos de la construcción existente, reducidos a escasos muros de origen árabe y romano. Su principal valor es su posición estratégica, centrado en el corazón de la Sierra Espadán. Desde él, se divisa gran parte de la comarca del Alto Palancia, y de las sierras Espadán y Calderona. Su destrucción llegó en el año 1529, pues fue el último reducto de los moriscos durante la Rebelión de la Sierra Espadán. PARAJES NATURALES El término municipal está salpicado por numerosas fuentes y parajes, en los que el Alcornocal, árbol más característico de la Sierra Espadán, siempre está presente. El primer paraje que se encontrará al llegar a Almedíjar, es el de la Fuente del Cañar o de la Divina Pastora, por existir sobre sus cinco caños un retablo cerámico dedicado a la esta advocación. Estas aguas son embotelladas por una moderna planta próxima al manantial, que posteriormente las comercializa con el nombre de Aguas de Almedíjar por una buena parte de la Península. En torno a la fuente, se ha construido una acogedora zonar recreativa, con zona de fuego, lavadero, mesas… La zona Cristiana estaba establecida en torno al montículo sobre el que se alza la Iglesia Parroquial, rodeándola con sus casas y formando una manzana, en la que existía una comunicación interior mediante el "huerto del cura". La imagen actual de la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de los Ángeles, data del s. XVIII, y de ella hay que resaltar las capillas de los patronos Santos Abdón y Senén, y de la Divina Pastora. Otro lugar para visitar es la Fuente de Almanzor, que abastece a la población, y sobre la que existe una preciosa leyenda que tiene como protagonistas a una cristiana cautiva de Almanzor, sobrenombre que tomó el cabecilla de la Revuelta Morisca ocurrida en el año 1526, de a cuya decisiva batalla tuvo lugar en Almedíjar. En el camino que conduce a esta fuente, se encontrarán también gran cantidad de acueductos de origen incierto que siembran el paisaje, el antiguo molino con su balsa anexa, o la monumental “Castañera”, árbol monumental y centenario, que también cuenta con su peculiar leyenda, muy próximo al Merendero de los Pinos. La que fue zona Judía es la que actualmente más cambios ha sufrido, aunque la manzana que ocupó esta cultura se deduce por su configuración. El elemento más representativo de este sector es la Casa de Arcadio, en la que destacan detalles como la torre redondeada del callejón trasero; el contrafuerte exterior, o la portezuela a la zona de servicios, independiente de la principal No obstante, los senderos señalizados que recorren el término permiten realizar varias excursiones para contemplar la belleza de su paisaje montañoso y de gran variedad cromática.
  2. 2. LOCALIZACIÓN La población de Almedíjar se halla situada en la falda meridional de la Sierra Espadán, en la cuenca izquierda del río Palancia. Posee un termino de 20´9 Km2 de terreno escabroso y áspero, en el que predomina el rodeno, y con vértices geodésicos de primer orden, que bordean o superan los 1000 metros de altitud, destacando los altos de la Dehesa, Peña Blanca, Cullera, Rodana, Ibola y Panaroy. Los cerca de 300 habitantes que residen en este municipio ubicado a 411 m. de altitud, ya están habituados a su sano clima, y a las noches frescas producidas por la configuración orográfica del terreno. También son conscientes de la riqueza en aguas del municipio, de las cuales no sólo las aprovechan para riego o el uso doméstico, sino que además la exportan, llevando el nombre de Almedíjar a gran parte de España; Esta agua procede de fuentes de muy buena calidad, como son las de Almanzor, Villanova y del Cañar. La principal vía de acceso es la carretera CV-200 que parte de Segorbe, capital comarcal, de la que dista unos 8 kilómetros, y a la que se puede llegar a través de la Autovía A-23. También existe otro acceso desde Soneja a través de la CV-218, más adecuado para el tráfico de autobuses y vehículos pesados. TEXTOS: JOSE ÁNGEL PLANILLO PORTOLÉS AYUNTAMIENTO DE ALMEDÍJAR Pz. Ayuntamiento, 1 12413 Almedíjar (Castellón) 964 13 70 18 964 13 70 18 Toda la información Turística del Alto Palancia en: www.altopalancia.es CENTRO DINAMIZACIÓN TURÍSTICA C/ Carlos Marco Beltrán, 8 12490 Azuébar (Castellón) 964 65 00 11 964 65 01 55 adl@altopalancia.es Edición realizada por: P.G.S TURISMO 2007 / 2008

×